Está en la página 1de 5

En la comunicación humana bien sea oral o escrita utilizamos frases u oraciones, conformadas

por distintas clases de palabras las cuales utilizamos en nuestro lenguaje diario, pero que no siempre
reconocemos. Siempre vamos a utilizar en las distintas categorías gramaticales los verbos,
sustantivos, adverbios, que ayudan a complementar la comunicación, por ello es importante
reconocer cuáles son estas categorías y qué función cumplen dentro de nuestras distintas formas de
relacionarse.

Ya sean los sustantivos, también conocidos como nombres, que son palabras variables que
se refieren a objetos, vegetales, seres vivos (personas y animales), lugares, manifestación de
sentimientos, de estados, comportamientos, propiedades, acciones, conceptos y acontecimientos a
las que se les otorga una entidad, por el simple hecho de darles un nombre. Es decir, que designa a
seres u objetos ya sean reales o imaginarios, que pueden tener variaciones de género
(masculino/femenino) o de número (singular/plural), y además se identifican con las preguntas: ¿De
qué cosa o cosas estamos hablando? o bien ¿De quién o quiénes estamos hablando?. Aparte que
los sustantivos están divididos en varios tipos, ya sean los propios que se escriben al inicio con
mayúscula, y que identifican a un ser entre los demás sin tener que definir sus rasgos o propiedades
constitutivas, por lo que no expresan qué son las personas o las cosas (como hacen los nombres
comunes: mujer, montaña, país), sino cómo se llaman individualmente esas entidades (Paula,
Everest, Colombia). Por lo que gozan de capacidad de referencia y los distingue de los demás de su
especie, como “We are in October” o “Venezuela is a mega-diverse country”; igualmente se
encuentran entre sus tipos los sustantivos comunes o apelativos que no pueden empezar con
mayúscula a menos que estén al comienzo de una oración, y se aplican a todos los individuos de
una clase, es decir, incluyen en un conjunto a todas las entidades de la misma especie,
ejemplificado en las frases “I want to buy a motorcycle” o “My dog barks”; también se encuentran
los sustantivos contables o discontinuos que son los que designan objetos que pueden ser
enumerados o contados, y pueden aparecer en plural. Aparte que se les puede asignar alguna cifra
y se les puede anteponer los artículos indeterminados a y an, como “I have two dogs” o “I ate a
pizza”; al contrario de los contables están los incontables o continuos que designan cosas que
carecen de límites claros y no pueden contarse, pero sí medirse o pesarse, aparte son conjugados
en plural cuando están acompañados por una unidad de medida, por ejemplo “I’m going to buy
cornmeal” o “I want to drink”; de igual forma está el sustantivo abstracto que designan cuanto no
es material, es decir, acciones, procesos y cualidades que atribuimos a los seres pensándolos como
entidades independientes de ellos (belleza, maniqueísmo, reproducción, suciedad), también podría
decirse como las palabras que resultan de una conceptualización y se las construye en una entidad
como cualidades, estados, comportamientos y propiedades, tales como “My brother’s is rude” o
“I’m very happy”; asimismo opuesto al abstracto está el sustantivo concreto que designan seres
reales o que se pueden representar como tales y sólo son aprehensibles por los sentidos, por
ejemplo “You need to wash your clothes” o “I want to buying chocolates”; también se encuentran
los sustantivos individuales que son los que denotan personas, animales o cosas que concebimos
como entidades únicas y que además se puede cambiar a plural, como “I cut a pine” o “My foot fell
asleep”; de la misma manera están los sustantivos colectivos designan en singular conjuntos
homogéneos de personas, animales o cosas, como en familia, rebaño, mobiliario, tales como
“People look at me” o como “that plantation is fruitful”. Teniendo en cuenta entres las funciones
del sustantivo es de ser el núcleo del sujeto, aparte de funcionar como complemento circunstancial
que a su vez cumple una función sintáctica en la oración (sujeto, complemento directo,
complemento indirecto, suplemento, atributo, complemento circunstancial, término de
preposición y aposición).
A su vez, los adjetivos son una clase de palabras que modifica al sustantivo o se predica de
él aportándole muy variados significados. En un gran número de casos, el adjetivo denota
propiedades o cualidades, aparte que por lo expresado por estos puede ser graduable y medible,
por lo tanto, pueden ser acompañados con adverbios que indican el grado o la extensión de la
propiedad expresada por el adjetivo. Teniendo que mencionar que los objetivos están constituidos
en varios tipos como los calificadores, que indican cualidades o características del sustantivo al que
modifican, pudiendo ser éstas concretas o abstractas como “Sweet fruit” o “The tree is leafy”; los
adjetivos racionales en inglés se colocan delante del nombre, relacionan la entidad nombrada por el
sustantivo con un ámbito o actividad, por ejemplo “Cultural policy” o “The medical diccionary”; de
igual manera están los adjetivos comparativos que se usan cuando queremos comparar dos cosas,
objetos, situaciones o personas. Podemos decir que algo es más grande o menos importante que
otra cosa, baste, como muestra “My TV is larger than yours” o “Jesse is faster than Lucía”; de
manera semejante están los adjetivos superlativos, que expresan una cualidad en el mayor grado o
intensidad posible. A diferencia del adjetivo comparativo, el superlativo sirve para demostrar que
algo (persona, animal, cosa, etc.) tiene un nivel superior en alguna cualidad frente a otros
ejemplares de la misma especie o naturaleza, para ilustrar mejor “Jeff Bezos is the richest man in
the world” o “I am the youngest in the family”; luego están los adjetivos posesivos que se usan,
como su nombre lo indica, para hablar de posesión o pertenencia. Siempre acompañan a un
sustantivo, lo que los diferencia de los pronombres posesivos. Éstos no se deben confundir, sirva de
ejemplo “My bed is big” o “My friends are funny”; prosiguiendo están los adjetivos numerales, que
indican un número determinado, señalando que éstos este tipo de adjetivo está clasificado en
adjetivos cardinales (que significan número, “two examples”), en adjetivo ordinales (que señala
orden, “firs note”), adjetivos múltiplos (que expresan idea de multiplicación, “triple Alliance”) y
adjetivos partitivos (que indican una idea de división “fifth part)”); igualmente están los indefinidos,
que identifican de manera imprecisa o expresan cantidad, por ejemplo “I don´t
have enough money” o “I have some new clothes.”; también están los adjetivos demostrativos, que
sirven para determinar la posición de las personas o cosas, como por ejemplo “This book is new” o
“I like this one”. Cuya función principal es la de modificar a un sustantivo.

Por otro lado están los adverbios que es una palabra invariable que expresa la
circunstancia en que algo se realiza: sitúa en tiempo y lugar y señala el modo, la cantidad, la
conformidad o no conformidad y la duda, que se encuentra seccionado en los adverbios
ennumerados. Conviene subrayar que existen varios tipos de adverbios, como los adverbios de
modo, que expresan cómo se realiza una acción y que normalmente terminan en –ly (-mente)
como las palabras en inglés “Well”, “slowly”, “carefully”, “easily”, “loudly” y entre otras, dando
como ejemplo “they talked quietly”; igualmente se encuentran los de tiempo, que indican cuándo
tiene lugar una acción como “again”, “before”, “at first”, “soon”, “late” y entre otros, un ejemplo
de una de estas palabras en una oración sería “she is still in bed”; los adverbios de lugar son donde
se realiza la acción como “around”, “far”, “near”, “here”, “above” y entre otros, en una oración
sería “He played well there”; también están los abverbios de frecuencia, que indican con qué
periodicidad se realiza alguna acción “always”, “frecuently”, “never”, “sometimes” y entre otros,
para ejemplificarlo “He always has his headphones”; en contraste a los de frecuencia están los de
gradualidad o intensidad, que indican la intensidad con la que se realiza alguna acción
“completely”, “extremely”, “enough” y entre otros, en una oración sería “the box is not big
enough”; también están los de cantidad, que indican la cuantía de algo como “Little”, “much”,
“very”, entre otros, ejemplificando una de estas palabras sería “The boy is very fat”; igualmente se
encuentran los interrogativos que se utilizan para hacer alguna pregunta, “when?”, “where?”,
“why?”, “how?” y entre otros, “Where will you buy it?”; e igualmente existen los adverbios de
opinión, que expresan una opinión y se colocan al principio de la oración, como “Apparently, one
of my colleagues has been fired”. Cuya función de los adverbios de lugar, tiempo, modo y cantidad
es la de complemento del verbo.
Consideremos ahora las conjunciones, que son las encargadas de enlazar proposiciones,
oraciones o palabras. Pero, ¿qué las hace tan esenciales? Sin lugar a dudas, las conjunciones
constituyen una parte fundamental del lenguaje, pues nos permiten hilar una serie de ideas con
lógica y fluidez, dándole al discurso mayor riqueza lingüística, que se encuentra dividido en las
conjunciones coordinadas, que ponen en relación dos elementos, añadiendo un especial valor
disyuntivo, como el “Both… and…” (Indica que la acción del verbo afecta a los elementos primeros
y los segundos, “Both my mother and my father are doctors”), también el “Not only … Bur also”
(une dos oraciones con valor sorprendente; añade énfasis, “Not only does it look good, but it also
tastes delicious.”; también se encuentran las conjunciones correlativas que unen elementos que
desempeñan una misma función: sujeto con sujeto / sintagma verbal con sintagma verbal /
oración con oración, como “and” (Añade un elemento a una secuencia, “My sister is married and
(she) lives in Perú”), “but” (marca contraste con respecto al primer elemento, “I bought a
newspaper, but I didn’t read it”), Or (une alternativas de las cuales sólo una es viable. Ejemplo: Do
you want to go out or are you tired?”), so (Da a conocer el efecto de la primera oración, “: It was
very hot, so I opened the window”), Yet (Introduce un matiz contrario al significado de la oración.
Emma isn’t here yet), still (Indica que las cosas siguen como antes “I had a lot to eat, but I’m still
hungry”); igualmente se encuentran las conjunciones subordinadas, que es un grupo amplio,
muchas de ellas son adverbios o preposiciones, por ejemplo están los de tiempo (before / after /
when / whenever / while / until / suddenly …then ... recently / afterwards / soon afterwards … En
una oración sería “Come whenever you like”), los de lugar (where(ever) que en una oración sería
“We can meet wherever you want”), de causalidad (because / since, que sería “She’s wearing a
coat because it is cold.”), de concesión (although, though, even if que tomando una de esas para
una oración sería “: Although he studies hard, he will fail the exam”, de condición (if / in case
como “If you come early, there will be tickets”), y los de oposición (while / although / though por
ejemplo “Erika likes apples while Martina likes grapes”). Y la conjunción tiene la función de unir
dos o más palabras o dos o más oraciones.

De igual manera se encuentran los artículos, que es una palabra que no tiene significado
propio y que precede al sustantivo, anticipando su género y número. También indica si lo que se
nombra ya es conocido o no: no es lo mismo decir: “Un perro me mordió” que “El perro me
mordió”. Cuyos artículos están divididos en varios tipos, como los definidos o determinados “The”
que se usan antes de un sustantivo definido singular o plural, señala con precisión, “He took the
suit to the dry cleaners (which one is known)”; al contrario de los indefinidos estos artículos a y an
se utilizan delante de sustantivos singulares, contables e inespecíficos. El artículo indefinido a se
utiliza con sustantivos que empiezan con un sonido de consonante y el an se utiliza con
sustantivos que empiezan con un sonido de vocal, por ejemplo “a student” o “an optopus”. Su
función principal es ser identificadora.
Entre los tipos de palabras gramaticales también existen los pronombres, caracterizados
por su capacidad para actuar como sustituto de otras palabras y como deíctico (elemento
señalador o indicador). Cuyos significados varían (dependen de la situación de enunciación). Que
se encuentra clasificado en pronombres personales, que designan a las personas que intervienen en
el acto de la enunciación, que son “i”, “you”, “he”, “we”, “you”, “they”, “you”, para ejemplificarlo
sería “She is a nice girl” o “I saw them in the park”; pronombres posesivos que denotan posesión o
pertenencia en relación con las personas gramaticales. Que están divididos en los de un poseedor
(mío, tuyo, suyo) y varios poseedores (nuestro, vuestro, suyos). Son my, mine (el mío, lo mío, los
míos, la mía, las mías), your, yours (el tuyo, la tuya, los tuyos, las tuyas, los suyo, la suya, etc), his (el
suyo de él, lo suyo, los suyos, las suyas). Por ejemplo “Is this pencil yours?” o “The medal will be
his”; de igual forma están los pronombres reflexivos que muestran que la acción afecta a la persona
que realiza la acción. Los pronombres reflexivos terminan en "-self" (singular) o "-selves"
(plural). Son myself, yourself, yourselves, himself, herself, itself, ourselves, themselves, yourselves,
por ejemplo “Believe in yourself” o “We must help ourselves”; los relativos vinculan diferentes
partes de una oración. Cuando se refiere a una persona son who , whom , whose , whoever ,
whomever , y cuando te refieres a un lugar, cosa o idea es which , that , what, whatever, whichever,
por el ejemplo con una oración con pronombre relativo refiriéndose a una persona es
“To whom were you speaking?” y lugar, cosa o idea sería “In which house do you live?”; también
están los indefinidos que no se refieren a ninguna persona o cosa específica. Son
everyone, everything, no one, nobody, nothing, none, other, others, several, como por
ejemplo “Several teachers have applied for the job”; de manera semejante están los
demostrativos, que señalan cosas y pueden demostrar cercanía con “this” y “these”,
distancia media con “that” y lejanía con “those”, por ejemplo “Do you like these?” o “That was
a special day”; y por ultimo están los pronombres interrogativos, que se usan para
hacer alguna pregunta, por lo que ayudan a los angloparlantes a obtener información,
son what, which, who, whom, whose, ejemplificados en “Which dog is yours?” o
“What time is it?”

Por ultimo se encuentran las preposiciones como parte de las clases de palabras
gramaticales, que desde el punto de vista semántico, la preposición expresa relaciones entre las
palabras con distintos significados. También podría decirse que señala la relación entre dos
palabras o elementos a los que sirve de nexo. Esta relación puede ser de lugar, tiempo u otra
circunstancia. Hay preposiciones que se repiten en distintas categorías. Las preposiciones no son
en sí mismas de tiempo o de lugar, las clasificamos bajo una función común para poder estudiarlas
de manera ordenada. Así, in es una preposición de tiempo si forma parte de una frase que habla
sobre los minutos que faltan para que empiece el partido o de lugar si nos indica dónde está el
perro. Dividido en varios tipos como los de tiempo, que ubican un hecho determinado en un
periodo de tiempo con palabras en inglés que serían “in”, “on”, “after”, “since”, “from…to / till /
until”, “through”, “up to”, “for”, “during”, “between”, “before”, “by”, “at”, alguna de estas en un
ejemplo serían “He left quietly during the night” o “Stay here till he comes back”; de igual forma
está las preposiciones de lugar a las cuales se les asignan contenidos de lugar, cuyas palabras
gramaticales en inglés serían “in”, “on”, “at”, “under”, “over”, “between”, “next to”, “near”,
“beyond”, y entre muchas pero muchas más, como ejemplo servirían las oraciones “Don´t
argue over it!” o “He is working in Makro”. Las preposiciones tienen la función de establecer
relaciones entre las palabras, pero también funcionar como un complemento de algunas palabras.
Por último y no menos importante está el verbo que es la oración que se conjuga, y por su
significado, indican acción, proceso o estado. Que se encuentra dividido en el modo, que informa
de la actitud que tiene el hablante cuando habla, como indicativo (El hablante ve la acción como
algo real, “Tomorrow will rain”), subjuntiva (Ve la acción como algo posible, deseable, dudoso o
una orden negativa “I hope it rains”) o imperativa (ve la acción como una orden afirmativa “Sit
down soon”; luego están los verbos por su conjugación según sus determinantes siendo 1ª
conjugación los verbos terminados en –ar, “sing”, 2ª conjugación los verbos terminados en –er
“eat” y 3ª conjugación los verbos terminados en –ir “Split”; de igual forma están los verbos de
número estándo en plural (cuando la acción es realizada por varias personas " we run”) y singular
(que la realiza una sola persona “he runs”); también el verbo depende de qué forma verbal
hablemos, es decir, si está en 1ª persona (la acción la realiza el hablante solo o con otros “I have to
buy”), 2ª persona (la acción la realiza el oyente solo o con otras personas distintas del hablante
“they were buying” o 3ª persona (es realizada por una o varias personas distintas del hablante y el
oyente “We've bought”); de igual forma está el tiempo de los verbos que sitúan la acción en un
tiempo determinado como el presente (que la acción coincide con el momento en el que se está
hablando “in this moment”), pasado (la acción es anterior al momento en el que se está hablando
“this morning”) o futuro (se sitúa en un tiempo que aún no ha llegado “later”); los tiempos
verbales, que pueden ser simple (constar de una palabra “would cry”) o compuesto (dos palabras
“would have cried”); luego se encuentran los verbos de voz, que puede ser pasiva (el sujeto recibe
la acción “The letter is written by Juan”) o activa (El sujeto realiza la acción “Juan writes a letter”);
y por último está por sus formas no personales, que son las formas verbales que no se pueden
conjugar y que no tienen sujeto, como el infinitivo –ar, -er, -ir, que en algún ejemplo sería “sing” o
“to have sung”), gerundio –ando, -iendo, que en ejemplo sería “singing” o “having sung” y
participio –ado, -ido ejemplificado en “sung”. Cuya función es importante en la oración dicha,
porque expresa alguna acción, presión o estado, y hasta dice en qué tiempo se encuentra alguna
palabra u oración.

Tener conocimiento sobre las clases de palabras o categorías gramaticales nos permite clasificar y
conocer la identidad de las palabras, así comprender un párrafo y complejo cuando se lee. Siendo
importante tener en cuenta la sintaxis, en la dimensión de la palabra de manera que siempre
cumplirá una definida función dentro de una oración, dependiendo de la clase a la que
corresponda.

En la actualidad se suelen reconocer entre las clases sintácticas de palabras el artículo (que no
tiene género y número ), el sustantivo (que designan personas, animales y objetos, ya sean
imaginarios o no), el adjetivo (que califica, modifica o determina al sustantivo), el pronombre (que
sustituye al nombre o sustantivo), el adverbio (modifican, complementan al verbo), la preposición
(relaciona elementos de una oraci{on), la conjunción (hilan oraciones, proposiciones y palabras) y
verbo (modifica la acción, presión o estado del sustantivo).