Está en la página 1de 39

Grupo IV

Proyecto de investigación

Equipo 2

Grupo IV
Universidad Autónoma del Estado de México

Preparatoria Regional de Tejupilco A.C

Asignatura: Expresión Oral y Escrita

Maestra: Lic. Let. Lat. Sara Maya Domínguez

Alumnos:
Ana Alejandra Vega Olvera
Andrea Perales Barrueta
Edgar Hernández Vargas
Julissa Giles Aguirre
Kevin Alexander Carbajal Cruz

Actividad: Proyecto de Investigación

1er Semestre Grupo IV

1
Contenido
Introducción ................................................................................................................................. 4
Planteamiento del problema ........................................................................................................ 5
Objetivos de la investigación ....................................................................................................... 6
Justificación del estudio ............................................................................................................... 7
Capítulo I el alcoholismo............................................................................................................ 8
Concepto del alcohol ................................................................................................................. 8
El alcohol en la adolescencia............................................................................................................ 9
Causas del consumo de alcohol en la adolescencia ............................................................................ 11
Efectos sobre la salud................................................................................................................... 13
Sistema nervioso central..................................................................................................... 14
Sistema gastrointestinal. .................................................................................................... 14
Sistema Cardiovascular. .................................................................................................... 14
En la sangre. ....................................................................................................................... 15
Aparato reproductor. ......................................................................................................... 15
Enfermedad alcohólica........................................................................................................... 15
Efectos del alcohol en el embarazo y en el feto ...................................................................... 15
El alcohol y la cultura ............................................................................................................ 16
Capitulo II tipos de bebedores ................................................................................................... 17
Abstinente total ...................................................................................................................... 17
Bebedor excepcional ............................................................................................................... 17
Bebedor social ........................................................................................................................ 17
Bebedor moderado ................................................................................................................. 18
Bebedor abusivo sin dependencia .......................................................................................... 18
Bebedor dependiente alcohólico sin complicaciones ............................................................. 18
Dependiente alcohólico complicado ....................................................................................... 18
Dependiente alcohólico complicado en fase final .................................................................. 18
Capitulo III factores de riesgo del alcoholismo ......................................................................... 19
Factores genéticos .................................................................................................................. 19
Factores sociales ..................................................................................................................... 19
Factores educativos y familiares ............................................................................................ 20
Factores psicosociales y salud mental .................................................................................... 20
Capitulo IV daños o complicaciones .......................................................................................... 21

2
Trastornos cardiovasculares .................................................................................................. 21
Trastornos digestivos ............................................................................................................. 21
Trastornos hematológicos ...................................................................................................... 21
Trastornos osteomusculares .................................................................................................. 22
Trastornos metabólicos .......................................................................................................... 22
Trastornos endocrinos ........................................................................................................... 22
Infecciones .............................................................................................................................. 22
Cáncer .................................................................................................................................... 22
Trastornos neurológicos ......................................................................................................... 22
Capítulo V consecuencias del alcoholismo ................................................................................ 23
Muerte .................................................................................................................................... 23
Accidentes de trafico .............................................................................................................. 24
Capítulo VI centros de ayuda .................................................................................................... 26
Alcohólicos anónimos ............................................................................................................. 26
Alcohólicos anónimos en Tejupilco .................................................................................... 27
Centros de integración familiar ............................................................................................. 27
Método........................................................................................................................................ 29
Resultados .................................................................................................................................. 30
Descripción del cartel ................................................................................................................. 31
Conclusión .................................................................................................................................. 33
Sugerencias................................................................................................................................. 34
Referencias ................................................................................................................................. 35
Anexos ........................................................................................................................................ 36
Historia natural del alcoholismo ............................................................................................ 36
Cartel .......................................................................................................................................... 37

3
Introducción

Los problemas del abuso del alcohol, es decir, del alcoholismo, y del empleo combinado

del alcohol y otras drogas entre los jóvenes, están aumentando en proporción es alarmantes

en todo el mundo, por eso es indispensable conocer los efectos que tiene esta enfermedad

en nosotros y en la sociedad. El alcoholismo entre adolescentes y jóvenes es un problema

que cada vez parece mas grave y extenso, sin embargo, la información que se proporciona

sobre la bebida y los efectos sobre las personas jóvenes suelen ser muy contradictorios.

Lo que se sabe del habito de beber y el alcoholismo entre adolescentes es,

desafortunadamente, muy poco y, en las mayorías de los casos está dirigido a los

profesionales en este campo. En nuestro país el alcohol se emplea, en un momento u otro,

por la mayoría de las personas, como recurso de elección, en cualquier acto social

imaginable, a pesar de ser una droga potencialmente peligrosa. En realidad, forma parte de

casi toda parte de fiestas y reuniones, incluidos los funerales.

El alcoholismo como producto de generación en generación: muchos de los hijos de

padres alcohólicos, aun aquellos que provienen de las familias mas perturbadas, no siempre

desarrollan problemas con las bebidas alcohólicas.

4
Planteamiento del problema

El problema que nuestro equipo retomo con respecto al tema “el alcoholismo” fue el

consumo en la población adolescente y la adicción al alcohol. La adolescencia es un

momento de la vida en que se comienza a aprender sobre el mundo que los rodea y a

encontrar un lugar en él. Este aprendizaje implica intentar nuevas experiencias, algunas de

las cuales pueden resultar arriesgadas o incluso peligrosas. Los adolescentes a esta edad

anhelan la excitación en una forma que la mayoría de los adultos encuentran difícil de

comprender, sobre todo en las actividades riesgosas. Actualmente nuestra sociedad se ve en

un estado de crisis en los diferentes ámbitos del desarrollo económico, social, cultural y de

valores. El alcoholismo, es claramente una consecuencia de la falta de educación e

información disponible al público. Las primeras experiencias con la bebida, generalmente

tiene lugar en compañía de otros. Aquellos que lo hacen solos poseen un mayor riesgo. Las

advertencias de los adultos al respecto suelen ser ignoradas, aunque si estas proceden de

algún adolescente mayor que ellos si suelen ser atendidas. Ahora hay un inicio denominado

precoz, el cual se transforma en un consumo abusivo, este puede proceder por razones

problemáticas o negativas como el fracaso escolar, la insatisfacción en los estudios o en el

trabajo y el aburrimiento en el tiempo libre. A estas hay que añadirlas en el caso del alcohol

otras, como son las malas relaciones familiares y la dependencia al grupo de amigos. Si ya

desde tan pequeño se acostumbra a beber, gracias a la gran aceptación cultural que tiene,

puede que comiencen con problemas que mas adelante persistirán y les afectara en su vida

personal y social, necesitaran mucha ayuda para salir de la adicción, por lo cual lo mas

importante es la prevención.

5
Objetivos de la investigación

 Determinar los factores de riesgo y causas que influyen en el consumo de

alcohol.

 Definir la incidencia del consumo de alcohol en la población.

 Señalar los factores de riesgo del alcoholismo y las consecuencias que este

produce.

 Dar a conocer los centros de ayuda existentes.

 Promover la cultura de prevención.

6
Justificación del estudio

Los antecedentes sobre la aceptación culturan que tiene y sobre la falta de

concientización como un problema real, han motivado esta investigación. Con cuyos

resultados reflejan la situación del consumo del alcohol en adolescentes, así como también

el perfil del alcohólico, ya que se esta transformando en un tema preocupante de salud

pública.

El alcoholismo está considerado como un tipo de droga dependencia. Se puede decir que

esta enfermedad puede tener componentes físicos y psicológicos, o ambos conjuntamente,

aunque la mayoría de las personas que consumen alcohol de forma excesiva terminan por

crear una adicción. Alguna de las respuestas a esto sería la predisposición genética entre

individuos, de este modo hay personas mas vulnerables a ello. El alcoholismo es una

enfermedad porque ocasiona trastornos en el funcionamiento normal del organismo, en sus

relaciones familiares y sociales.

La educación a los adolescentes sobre esta enfermedad que puede ocasionar la

destrucción de su vida es necesaria, porque de esta manera se brinda una orientación acerca

de las formas de prevenir y detectar tempranamente esta enfermedad, ya que el consume de

alcohol deteriora el estilo de vida de los adolescentes y de la sociedad.

7
Capítulo I el alcoholismo

Concepto del alcohol


El alcohol es la droga más consumida y aceptada en nuestra sociedad y una de las que

más problemas sociales y sanitarios genera (dependencia, enfermedades digestivas,

enfermedades cardiovasculares, lesiones derivadas de accidentes de tráfico, absentismo

laboral, etc.).

En función del proceso de elaboración, las bebidas alcohólicas se pueden clasificar en

dos grupos:

Bebidas fermentadas: se obtienen a partir de la fermentación de los azúcares que

contienen algunas frutas (uva, manzana ...) o cereales (como la avena). El vino, la sidra, el

cava o la cerveza son bebidas fermentadas. La graduación de este tipo de bebidas va de los

5 a los 15 grados (es decir, contienen entre un 5% y un 15% de alcohol puro).

Bebidas destiladas: se obtienen sometiendo las bebidas fermentadas a un proceso de

destilación. Son ejemplos el whisky, la ginebra, el ron ... Su graduación es bastante más

elevada que la de las bebidas fermentadas y oscila entre los 17 y los 45 grados (dicho de

otra manera: contienen entre un 17 % y un 45% de alcohol puro).

Después de consumir bebidas alcohólicas, el alcohol ingerido se absorbe rápidamente a

través de las paredes del estómago y del intestino delgado, y es transportado por la sangre a

los demás órganos y afecta así el cerebro. Factores como la edad, el peso, el género, la

cantidad y la frecuencia del consumo, o algunas de sus características (beber en ayunas o

después de comer), pueden modificar la intensidad y la duración de los efectos.

8
Exposición al alcohol en la adolescencia y daños cerebrales Los responsables de la

circulación en carretera han alertado de las tres causas de los accidentes: distracciones,

exceso de velocidad y consumo de sustancias tóxicas (alcohol y drogas).

ASSCAT, como representante de la voz del paciente hepático, quiere llamar la atención

sobre los riesgos del consumo de alcohol en las edades jóvenes no sólo sobre el hígado sino

por el daño cerebral que produce.

El alcohol en la adolescencia
El alcohol es la droga psicoactiva más utilizada entre los jóvenes y su consumo excesivo

representa un grave problema para la salud con efectos que pueden ser irreversibles a largo

plazo.

El cerebro se desarrolla en los humanos de un modo progresivo, y es precisamente en la

etapa adolescente cuando ocurren cambios más trascendentales.

El consumo de alcohol puede producirse de forma crónica mantenida o bien ocurrir su

consumo excesivo de una manera episódica. Estos patrones de consumo de alcohol entre

los jóvenes son bien reconocidos, aunque es más frecuente la ingesta excesiva en forma

incidental. Con el consumo episódico se elevan bruscamente los niveles de alcohol en

sangre, hasta límites que se consideran tóxicos. El cerebro adolescente es muy susceptible a

los efectos perjudiciales del alcohol, ya que en este período de la vida se dan unos cambios

en la maduración y el desarrollo cerebral, como son: una mayor mielinización, más

conectividad funcional y más plasticidad del hipocampo.

9
Se han realizado estudios donde se observa cómo se lleva a cabo la ingesta de grandes

cantidades de alcohol, es más frecuente los sábados y viernes por la noche, generalmente

porque los jóvenes salen y no tienen responsabilidades laborales o de estudio al día

siguiente y es habitual que beban en privado antes de salir (“beber antes de beber”). Suelen

acelerar el ritmo de la bebida (es decir, aumentan el número de bebidas consumidas por

hora); lo cual no es accidental, sino que es lo que buscan: tener emociones, divertirse y

sentir los efectos del alcohol. La ingesta masiva ocurre predominantemente fuera del hogar,

principalmente en bares, pubs, discotecas o en eventos especiales y festivales; y a menudo

acaba con lesiones intencionales o no intencionales, así como con otras consecuencias

agudas, que son los principales factores de riesgo de mortalidad y morbilidad en este grupo

de edad. Las estrategias de prevención para ser eficaces deberían reducir las oportunidades

de consumir alcohol en exceso, así como estrategias para reducir sus consecuencias

perjudiciales.

En el cerebro adolescente se producen importantes cambios en su desarrollo a nivel

neuroquímico y en la composición del tejido cerebral. Gracias a los avances en

neuroimagen el curso de estos procesos de maduración se está analizando con mayor

especificidad e indican reducciones de volumen de la materia gris y el fallo en el desarrollo

progresivo de la sustancia blanca en determinadas regiones cerebrales que se sabe que rigen

la cognición y el comportamiento complejo.

Además, se ha de tener en cuenta que al afectarse el desarrollo de nuevos circuitos

fronto-subcorticales, la maduración de la región prefrontal y de los sistemas límbicos,

notables durante la adolescencia puede hacer que los jóvenes sean más vulnerables a

determinados comportamientos de riesgo, como sería el ser más permisivo con el uso de

10
sustancias tóxicas. De hecho, una borrachera por consumo de alcohol y el uso concomitante

de marihuana es común en la adolescencia, y se asocia con efectos neurales indeseables y

que pueden ser irreversibles. El desarrollo del cerebro adolescente, tiene unas

características únicas, en especial aspectos que predisponen a las personas a buscar

recompensas y a tomar decisiones arriesgadas en esta fase de la vida.

Los hallazgos científicos en este campo subrayan la importancia de los resultados de las

investigaciones, y la necesidad de informar de los efectos del alcohol en el cerebro

adolescente, así como de diseñar intervenciones para informar y prevenir.

Causas del consumo de alcohol en la adolescencia

Durante la pubertad y adolescencia, los jóvenes experimentan una serie de cambios

físicos y psicológicos que hacen de esta etapa un periodo de inestabilidad donde los

adolescentes tratan de autodefinirse y buscar su rol en la sociedad. Esta situación los

convierte en uno de los sectores más vulnerables ante el consumo de alcohol, ya que esta

sustancia está muy relacionada con el ocio recreativo y la socialización. Entender qué

representa el alcohol para los jóvenes puede ayudar a comprender mejor las causas que

hacen que los adolescentes consuman bebidas alcohólicas, lo que servirá para reforzar e

incrementar la eficacia de las medidas de prevención y actuación.

Conocer la instrumentalización del alcohol por parte de los adolescentes, es decir, qué

creen que les puede aportar su ingesta, es muy importante para entender el elevado

consumo que existe de esta sustancia entre los jóvenes. El 41 por ciento de los entrevistados

declaró que el principal motivo por el que consumían alcohol era porque pensaban que la

sustancia los hacía estar más simpáticos y alegres; el 14 por ciento afirmaba que bebía

11
porque de esta manera vencían su timidez; mientras que aquellos que afirmaban beber

porque, en su opinión, “se liga más” representan un 14 por ciento. Aunque una parte de los

encuestados dio más motivos por los que admitía consumir alcohol, la mayoría lo hace para

desinhibir sus propios mecanismos de control interno, perder la vergüenza y el miedo al

ridículo y olvidar sus prejuicios.

El entorno más inmediato, es decir, la familia, juega un papel determinante a la hora de

evitar que los jóvenes se inicien en el consumo de bebidas alcohólicas. Según el estudio, “la

normalización del consumo está inducida por el núcleo familiar y se transmite a los

miembros de menos edad como práctica asociada a la vida adulta”. La actitud de los padres

frente a la ingesta de alcohol y el consumo que se hace de estas bebidas en los hogares

tienen influencia sobre los hábitos de los adolescentes.

El 44 por ciento de los adolescentes que reconocía consumir bebidas alcohólicas aseguró

que sus padres eran conscientes de ello; el 28 por ciento “supone” que sus padres lo saben,

mientras que el 23 por ciento aseguró que su entorno más inmediato no sabía que ellos

tomaban bebidas alcohólicas. Por otro lado, los adolescentes afirmaron que sus padres les

permitían beber alcohol en circunstancias como fiestas familiares (61 por ciento), los fines

de semana (32 por ciento) y fiestas de amigos y compañeros (37 por ciento).

En cuanto a la normalización del alcohol en los hogares, el 90 por ciento de las personas

entrevistadas declaró que en sus hogares se consumían bebidas alcohólicas; el 40 por ciento

aseguró que el consumo de alcohol en sus casas era algo habitual, el 50 por ciento afirmó

que en su entorno ingerir bebidas alcohólicas se hacía ocasionalmente, mientras que el 10

por ciento restante declaró que en sus hogares no se consumía alcohol.

12
Otro de los factores importantes que acarrea la ingesta de alcohol entre los jóvenes es el

fenómeno del “botellón”. Según el estudio, el 21 por ciento de los entrevistados aseveró

que se iniciaba en el consumo de bebidas alcohólicas a través de esta práctica, mientras que

un 37 por ciento del total de los consumidores lo había practicado en alguna ocasión. La

incidencia y éxito del botellón entre los adolescentes radica en la necesidad de socialización

e identificación con iguales. Según reza el estudio, “el botellón permite establecer un ritual

de vinculación, implicación y comunicación a través de códigos de lenguajes, tanto

verbales como preverbiales”.

Efectos sobre la salud

El alcohol provoca efectos a corto plazo, efectos del alcohol agudos, que se manifiestan

como intoxicación etílica que puede llevar en casos extremas al coma y la muerte.

La intoxicación alcohólica aguda o “borrachera” provoca efectos agudos sobre el

sistema nervioso central. Se manifiesta de forma inicial o leve como euforia, excitación,

desinhibición y conductas impulsivas. Si se continúa bebiendo los efectos del alcohol pasan

a la fase de intoxicación, con alteración del equilibrio, coordinación y pérdida de calor.

Fases más avanzadas alteran el nivel de conciencia con confusión, sueño, aletargamiento,

vómitos y por último fase anestésica y de estupor.

La ingesta aguda de alcohol también puede provocar problemas gástricos como gastritis

aguda o alteraciones del ritmo cardiaco (arritmias), especialmente si se mezcla con otras

sustancias (drogas).

13
A más largo plazo y con una ingesta crónica de alcohol aparecen daños que cada vez son

más irreversibles en el organismo.

Sistema nervioso central.


El alcohol es especialmente tóxico sobre las neuronas, produce una lesión y pérdida

neural permanente. También sobre los nervios periféricos. Se relaciona con el desarrollo de

demencia (pérdida de memoria y deterioro cognitivo), enfermedades como el síndrome de

Wernicke –Korsakoff y alteraciones del sueño y del carácter. Además de los trastornos

asociados al grado de dependencia alcohólica (síndrome de abstinencia, encefalopatía

alcohólica, etc.).

Sistema gastrointestinal.
En el aparato digestivo puede afectar a cualquier tracto del mismo, tanto su consumo

agudo como crónico, favoreciendo la aparición de enfermedades esofágicas (esofagitis,

enfermedad por reflujo), gástricas (gastritis, sangrado gástrico), hepáticas (cirrosis hepática)

y del páncreas (pancreatitis aguda y crónica). El consumo alto se ha relacionado con cáncer

de estómago, de laringe, de esófago y de páncreas.

Además, su consumo continuado provoca problemas de malnutrición, ya que aporta una

gran cantidad de calorías con muy poco valor nutritivo (“calorías vacías”), impide la

absorción de algunos minerales y vitaminas y elimina el apetito.

Sistema Cardiovascular.
El consumo de alcohol provoca un aumento de la actividad cardíaca. Puede aumentar la

presión arterial provocando hipertensión arterial. También produce daño cardíaco cuya

manifestación más típica es la miocardiopatía dilatada, una lesión del músculo cardiaco que

se debilita y provoca cuadros de insuficiencia cardiaca muy graves.

14
En la sangre.
Impide la producción de glóbulos blancos y rojos, provocando un tipo de anemia

denominada megaloblástica y un fallo en el sistema inmunológico por la disminución de

glóbulos blancos, siendo los alcohólicos más susceptibles a las infecciones.

Aparato reproductor.
También disminuye el deseo sexual y puede causar infertilidad y disfunción eréctil.

Enfermedad alcohólica
La intoxicación alcohólica aguda o “borrachera” provoca efectos agudos sobre el

sistema nervioso central. Se manifiesta de forma inicial o leve como euforia, excitación,

desinhibición y conductas impulsivas.

Si se continúa bebiendo se pasa a la fase de intoxicación, con alteración del equilibrio,

coordinación y pérdida de calor.

Fases más avanzadas alteran el nivel de conciencia con confusión, sueño,

aletargamiento, vómitos y por último fase anestésica y de estupor.

Efectos del alcohol en el embarazo y en el feto


El consumo de alcohol durante el embarazo puede provocar en el feto el llamado

síndrome alcohólico fetal, es el término utilizado para agrupar un gran número de

anomalías que un bebé puede presentar cuando ha sido expuesto al alcohol durante el

embarazo. Éstas incluyen malformaciones morfológicas (especialmente defectos cráneo-

faciales), retraso en el crecimiento y alteraciones cognitivas, conductuales, de socialización

y de aprendizaje.

15
El alcohol y la cultura
La utilización de las bebidas alcohólicas viene de muy antiguo. Las civilizaciones

chinas, egipcias y la cultura mesopotámica ya usaban el vino, aunque con un carácter ritual.

Las bebidas alcohólicas han estado presentes en todas las culturas y civilizaciones del

mundo. La escalada de consumo en la mayoría de países ha sido notable. En los últimos

treinta años el consumo mundial per cápita ha aumentado del 30 al 500 por 1000, según los

países. El consumo abusivo del alcohol representa hoy uno de los principales problemas de

salud pública no solo en España sino en toda Europa. En 1977 la OMS propuso que se

dejara de hablar de alcoholismo para hacerlo de “problemas relacionados con el alcohol”.

El consumo de alcohol es un hábito, forma parte de los llamados estilos de vida, y está

culturalmente aceptado en la mayoría de los países occidentales. Por tanto, no es solo un

comportamiento individual, sino que se encuentra fuertemente influenciado por normas

sociales y por el contexto socioeconómico y cultural en el que vivimos. Cambios en estos

contextos se acompañan de cambios en el uso/abuso de alcohol. Uno de esos cambios está

siendo la incorporación generalizada de los adolescentes y jóvenes al consumo de alcohol.

El consumo juvenil del alcohol presenta hoy unas características propias que han generado

una “cultura del consumo de alcohol” diferenciada del consumo tradicional.

Progresivamente se va consolidando un patrón juvenil de consumo de alcohol,

caracterizado por ser en el fin de semana y por su papel fundamental como articulador del

ocio y de las relaciones sociales de los adolescentes y jóvenes. El problema, por tanto, no es

que beban, sino que sus formas de beber están más lejos del modelo tradicional y tienen

que ver con sus estilos de vida y su manera de divertirse, con su manera de estar y de

proyectarse en el mundo.

16
Capitulo II tipos de bebedores

En estas enfermedades existe una falta de crítica o indiferencia ante las consecuencias de

su consumo inadecuado; actitud explicada por la enfermedad de base o por la inexistencia

de valores éticos como sería el caso del alcoholismo secundario en un antisocial, al que no

le importan las consecuencias sociales de su conducta.

La clasificación del paciente alcohólico: bebedor excepcional, bebedor social, bebedor

abusivo sin dependencia, bebedor dependiente alcohólico sin complicaciones, dependiente

alcohólico complicado y dependiente alcohólico complicado en fase final.

La línea que separa la normalidad de la enfermedad se encuentra entre el bebedor social

y el bebedor abusivo sin dependencia, y después la cuantía y frecuencia de la ingestión, las

deficiencias nutricionales acompañantes, que lo lleva a una desnutrición energético proteica

(DEP) grave, por desequilibrio y disminución de la ingestión de nutrimentos, las que

conformarán las restantes posibilidades evolutivas.

Abstinente total
Persona que refiere que nunca ha bebido alcohol.

Bebedor excepcional
El bebedor excepcional: bebe ocasionalmente en cantidad limitada (1 ó 2 tragos) y en

situaciones muy especiales (menos de 5 veces al año).

Bebedor social
Sujeto que bebe sin transgredir las normas sociales (no satisface los criterios tóxico y

determinista, pues el alcohol no le produce efectos biológicos y psicosociales nocivos y

mantiene su libertad ante este.

17
Bebedor moderado
Consume alcohol hasta 3 veces a la semana en cantidades menores que ¼ de botella de

ron, 1 botella de vino o 5 medias botellas de cerveza de baja graduación. Hasta menos de

12 estados de embriaguez ligera al año.

Bebedor abusivo sin dependencia


Bebedor abusivo sin dependencia: sobrepasa la cantidad anterior, ingiere más de 20 %

de las calorías de la dieta en alcohol (bebedor problema).

Bebedor dependiente alcohólico sin complicaciones


se establece la dependencia física cuya manifestación clínica está dada por la aparición

en períodos de abstinencia de temblores severos, nerviosidad, insomnio, cefalea y

sudoración. Pueden aparecer diarreas, subsaltos musculares o cuadros de delirium

subagudo.

Dependiente alcohólico complicado


Además de lo anterior presenta complicaciones psíquicas como el delirium tremens, la

alucinosis alcohólica y la psicosis de Korsakov, o aparecen complicaciones somáticas como

polineuropatía, esteatosis hepática, cirrosis hepática, cardiomiopatías y gastritis.

Dependiente alcohólico complicado en fase final


Es notable el deterioro físico y psíquico, y su comportamiento social. Se reduce la

tolerancia al tóxico y la aparición ocasional de cuadros convulsivos. Los pacientes

presentan severos cuadros de desnutrición, puede aparecer cáncer del subsistema digestivo,

entre otras.

18
Capitulo III factores de riesgo del alcoholismo

Factores genéticos
Los estudios de familia, en gemelos y de adopción indican que los hijos de padres

alcohólicos tienen un marcado riesgo para el trastorno. En la actualidad, el avance de las

técnicas moleculares ha aportado un nuevo enfoque al estudio de la asociación entre

genética y alcoholismo. La heredabilidad de este trastorno se ha demostrado en estudios

epidemiológicos de pares de hermanos y en familias con problemas de dependencia al

alcohol.

El análisis genético debido a que el alcoholismo es un carácter con un patrón de herencia

complejo, donde el fenotipo es el resultado de la expresión de múltiples genes con diferente

contribución y la influencia del medio ambiente.

Factores sociales
Amigos cercanos, familia, vecinos entre otros a veces te obligan o los vez y quieres

consumir la bebida alcohólica que en ese momento la están consumiendo. La edad de inicio

(el menor edad tiene mayor riesgo, el género masculino y el provenir de hogares con

necesidades básicas insatisfechas. Entre los factores protectores identifica: inactividad, no

haber tenido posibilidad de probar drogas ilícitas, no sentir deseos de probar drogas ilícitas,

y no haber consumido: tabaco, tranquilizantes, cocaína y pasta base - alguna vez en la vida.

Pueden incluir la pérdida del puesto de trabajo, dificultades financieras, conflictos

conyugales y divorcios, además de condenas por crímenes, tales como: conducción bajo la

influencia del alcohol, desórdenes públicos o maltratos, marginación y falta de respeto a las

19
personas que consideran este hábito tóxico como un mal que el afectado se inflige a sí

mismo y pudiera evitar fácilmente

Factores educativos y familiares


Los padres que durante la infancia se implican en las actividades de sus hijos, que les

comunican expectativas de comportamiento claras y que recompensan las conductas

ajustadas contribuyen a disminuir la probabilidad de consumo alcohólico al llegar a la

adolescencia. No se tratará de que los padres anulen su consumo de bebidas alcohólicas,

sino de ofrecer un modelado de consumo controlado y razonablemente prudente -si es que

fueran consumidores-. Esto es especialmente importante, ya que los adolescentes que beben

de manera abusiva no han alcanzado un aprendizaje de la ingesta moderada de esta

sustancia, puesto que su consumo ocurre, fundamentalmente, con el grupo de iguales y no

con la familia.

Factores psicosociales y salud mental


Influencia del medio social, favorable para el consumo y la adquisición de bebidas

alcohólicas, y la evasión a los problemas que le afectaban. Además, dificultades

económicas, ideas depresivas asociadas a muchas pérdidas, por lo que se afianzaba la idea

de continuar el consumo y, con ello, permanecer en su condición de enfermo.

Van desde las de tipo físico, pasando por las sociales, hasta llegar a las de tipo

emocional, que afectan su vida y la de sus familias.

En el terreno de las consecuencias en la salud, estos efectos son graves, debido a las

diferencias fisiológicas, metabólicas y estructurales, que influyen en la rápida tolerancia y

dependencia al etanol que daña y afecta con mayor severidad órganos vitales de la mujer.

20
Capitulo IV daños o complicaciones

Los problemas de salud son las principales consecuencias del consumo de alcohol,

relacionado como la causa de 60 tipos de enfermedades tanto agudas como crónicas.

Mismas que se pueden agrupar en tres categorías (Condiciones de salud íntegramente

atribuibles al consumo de alcohol, condiciones crónicas que tienen el alcohol como factor

contribuyente y condiciones agudas en las cuales el alcohol es factor contribuyente),

reflejadas por la naturaleza de su condición y su relación etiológica del consumo de alcohol

(Guerra & García [Centro de Información sobre Salud y Alcohol CISA]; Alcohol, España),

por tipo de trastorno se pueden clasificar de la siguiente manera:

Trastornos cardiovasculares
Como la hipertensión arterial, miocardiopatía dilatada, alteraciones del ritmo cardíaco,

cardiopatía isquémica y accidentes cerebrovasculares.

Trastornos digestivos
Orofaringe (queilitis, boqueras, glositis, gingivitis, caries, hipertrofia de la glándula

parótida, cáncer de labio, lengua o de cavidad orofaríngea), esófago (reflujo

gastroesofágico, esofagitis pépticas, hemorragias digestivas altas o bajas), estómago

(gastritis alcohólica aguda o crónica, úlcera de estómago y cáncer de estómago), páncreas

(pancreatitis aguda, colelitiasis), hígado (hepatopatía, hígado graso, hepatitis alcohólica,

cirrosis alcohólica, hepatomegalia, hepatocarcinoma), intestino delgado (mala absorción

intestinal, diarrea, desnutrición).

Trastornos hematológicos
Alteraciones de los eritrocitos (macrocitosis, anemia megaloblástica), alteraciones de los

leucocitos y alteraciones de las plaquetas.

21
Trastornos osteomusculares
Osteoporosis, alteraciones articulares, miopatías y rabdomiólisis.

Trastornos metabólicos
Alteraciones de las proteínas, lípidos y vitaminas, cetoacidosis alcohólica, hipoglucemia

alcohólica.

Trastornos endocrinos
Hipogonadismo hipogonadotrópico, con atrofia testicular e infertilidad, feminización

por aumento de estrógenos plasmáticos, amenorrea, riesgo de aborto espontáneo,

esterilidad, síndrome pseudo Cushing con atrofia muscular.

Infecciones
Neumonías, tuberculosis, hepatitis virales por virus B y C, meningitis, infecciones

cutáneas y peritonitis, infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Cáncer
Oro faríngeo, esofágico, del tracto respiratorio superior, de recto y cáncer de mama.

Trastornos neurológicos
Degeneración cerebelosa, demencia alcohólica, síndrome de WernickeKorsakoff,

pelagra, beriberi, ambliopía alcohol-tabaco, enfermedad de Marchiafava-Bignami,

mielinólisis pontina central, demencia alcohólica, atrofia cerebral, epilepsia, factor de

riesgo de enfermedad cerebrovascular, polineuropatía y miopatía.

22
Capítulo V consecuencias del alcoholismo

El alcohol afecta al cerebro y a la mayoría de los órganos y sistemas y se relaciona con

numerosos problemas sanitarios, incluyendo enfermedades mentales, neurológicas,

digestivas, cardiovasculares, endocrinas y metabólicas, perinatales, cáncer, infecciones y

lesiones intencionadas y no intencionadas. El consumo de bebidas alcohólicas está

extendido en muchos países del mundo, afectando a personas de un amplio rango de razas,

culturas, y perfiles sociodemográficos. Se asocia con muchos aspectos de la vida social y

cultural, formando parte de los rituales de celebración festiva y de socialización. A menudo

se concibe como una actividad placentera, con efectos a corto plazo que son valorados

positivamente, como alegría, euforia, relajación, desinhibición y mejora del humor.

Además, en épocas recientes los resultados de algunos estudios han permitido que se

extienda la idea de que el consumo regular de cantidades moderadas disminuye el riesgo de

muerte y enfermedad coronaria.

Muerte

El efecto del consumo de alcohol en los Años de Vida Ajustados por Discapacidad

(AVAD) es muy pronunciada por dos razones: la primera es porque las muertes atribuibles

al consumo de alcohol se producen relativamente en etapas tempranas de la vida lo que

resulta en muchos años perdidos por muerte prematura, y la segunda debido a que los

trastornos por consumo de alcohol son a menudo incapacitantes. En muchos países de

ingresos medios, el consumo de alcohol es el principal factor de riesgo para la carga de la

enfermedad. En la Figura 1 se muestran los porcentajes mundiales de AVAD atribuidos a

los factores de riesgo más importantes por grupo de ingreso (ONU, 2011).

23
Además de los numerosos efectos crónicos y agudos, el consumo de alcohol se asocia

con consecuencias psicosociales generalizadas como la violencia, el abandono, el maltrato

y el ausentismo en el lugar de trabajo, entre otros. Teniendo en cuenta el significado de las

consecuencias del consumo de alcohol en comparación con otros riesgos para la salud, se

puede apreciar que al consumo nocivo del alcohol no se le da la debida atención en las

políticas públicas, esto podría explicarse a la baja percepción de riesgo por parte de los

individuos y a la aceptación por parte de la sociedad como una práctica cotidiana (ONU,

2011).

De acuerdo a la OMS, el consumo de alcohol ocupa el tercer lugar mundial entre los

factores de riesgo de enfermedades y de discapacidad; es el primer lugar en América y el

Pacífico Occidental y el segundo en Europa. En el mundo 320, 000 jóvenes entre 15 y 29

años mueren por causas relacionadas con el alcohol, lo que representa un 9% de la

mortalidad de este grupo etario. En México, el uso de alcohol es la cuarta causa de muerte

de la población en el país (8.4%). Los trastornos asociados a este consumo son usualmente

subestimados por la población, principalmente por los jóvenes, se piensa que se necesita de

un consumo crónico e intenso para producir daños orgánicos, sin embargo, la evidencia

indica la existencia de daño orgánico asociado al consumo intermitente.

Accidentes de trafico

México ocupa el séptimo lugar en el mundo en la lista de países que presentan mayor

cantidad de muertos por accidentes de tránsito y la segunda posición en América Latina,

según la tasa de fallecidos por cada 100,000 habitantes. Anualmente, México registra más

de 24,000 muertes generadas por lesiones en el tránsito, lo que la ubica como la primera

24
causa de muerte en la población de 5 a 34 años de edad. En 2010, los accidentes de

carretera causaron 1.24 millones de muertos en el mundo. El número de muertos en

carretera sigue siendo muy elevado, se trata de la octava causa de muerte en el mundo y de

la primera en el periodo de edad que comprende entre los 15 y los 29 años. El 59 por ciento

de las personas que mueren en accidentes de tráfico tienen una edad entre 15 y 44 años, de

los cuales de cada cuatro personas que mueren, tres son hombres. Según la Organización

Mundial de la Salud (OMS), las tendencias actuales muestran que en 2030 los accidentes de

carretera se convertirán en la quinta causa de muerte en el mundo si no se lleva a cabo

ninguna acción.

25
Capítulo VI centros de ayuda

Alcohólicos anónimos
¿Cómo funciona el programa de alcohólicos anónimos?

El ejemplo y la amistad de los alcohólicos en recuperación ayudan al recién llegado en

su esfuerzo por dejar de beber. Comparten sus experiencias y le transmiten cosas tan

sencillas como que, si no se toma la primera copa, no se puede uno emborrachar, o a no

proponerse metas a largo plazo y sustituirlas por otras de plazos más cortos, como por

ejemplo 24 horas. Cualquier alcohólico puede pasar 24 horas sin tomar esa primera copa.

Encuentran más conveniente concentrar su energía en evitar esa copa en el día de hoy,

porque si hoy no la beben, hoy no se van a emborrachar. De mañana ya nos ocuparemos

cuando llegue, e intentaremos hacer lo mismo. No tiene demasiado sentido obsesionarse

por el pasado, eso ya pasó. Al no ingerir alcohol, los alcohólicos se recuperan físicamente

de su enfermedad. Pero, el alcoholismo es una enfermedad que no sólo afecta al cuerpo, si

un alcohólico en recuperación quiere alcanzar una sobriedad duradera necesita también una

mente sana y unas emociones equilibradas. El programa de Recuperación de A.A. ayuda al

alcohólico a poner en orden sus pensamientos confusos y a deshacerse de la carga de

negatividad de sus sentimientos. Los miembros asisten a reuniones de A.A. con

regularidad, para estar en contacto con otros miembros y para aprender cómo aplicar mejor

el Programa de recuperación en sus vidas. Rara vez se ha visto fracasar a una persona que

haya seguido cuidadosamente el Programa de Recuperación de Alcohólicos Anónimos. Los

que no se recuperan son aquellas personas que no pueden o no quieren entregarse

totalmente a este sencillo Programa. Las experiencias de los miembros de A.A., explican de

26
modo general, cómo eran, lo que les ocurrió y cómo son ahora, tras haber dado ciertos

pasos en la aplicación del Programa de Recuperación.

Alcohólicos anónimos en Tejupilco


1. Contacto telefónico: 7242675391

Dirección: 16 de septiembre SN, Tejupilco de Hidalgo, florida CP: 51400. Tejupilco,

México

2. Contacto telefónico: (724)2670184

Dirección: Calle Iganacio Allende S/N , Centro

CP: 51400. Tejupilco, México

Centros de integración familiar


¿Qué hacen en los centros de integración familiar?

A través de cursos, pláticas y talleres, este departamento ofrece orientación a los padres

y madres de familia para mejorar la convivencia diaria entre sus integrantes. Proporciona

además la información para solucionar problemas familiares, conocimientos para guiar a

los hijos durante las diferentes etapas de la vida, para mejorar la relación de pareja, para

reconocer la importancia de la afectividad y prevenir la violencia familiar, enfrentar los

procesos de duelo, así como proporcionar consejos y guías referentes a la maternidad y

paternidad responsables.

Por otra parte este Departamento promueve y aplica un programa Federal conocido

como “Buen Trato y Familias” cuyo objetivo es otorgar herramientas a los padres de

familias, a los y las adolescentes y a los niños y niñas para que desarrollen habilidades de

27
buen trato en su casa, en la escuela y la comunidad, y vivan relaciones favorables, exista la

posibilidad de crecimiento y entendimiento mutuo, como una forma de garantizar que cada

persona pueda tener su proyecto de vida.

28
Método

La población de este estudio estuvo integrada por tres millones, setecientos setenta mil,

setenta y un (censo 2019) habitantes que presentaron o no el consumo de alcohol,

pertenecientes al municipio de Tejupilco, Estado de México.

El método que realizamos para la investigación fue por medio de entrevistas, las cuales

eran realizadas a personas de nuestro entorno, como amigos, familia y personal escolar. La

descripción de estas fue realizada en una bitácora. Las respuestas que se nos presentaron en

las entrevistas a adolescentes fueron que, si se reconoce el alcohol como una enfermedad o

adicción, algunos de ellos aceptaron que ya han iniciado su consumo de alcohol, mientras

que otros manifestaron no haberlo consumido nunca, en cuanto a la aceptación que existe

de este en su entorno, algunos dijeron que solo se consume en eventos familiares, fiestas o

reuniones.

La recolección de datos la realizamos mediante la investigación de las tazas de consumo

en el municipio de Tejupilco, dichos datos fueron brindados en la Jurisdicción.

29
Resultados

Los resultados obtenidos mediante la recolección de datos, brindados por la jurisdicción

general de Tejupilco, con una población de tres millones, setecientos setenta mil, setenta y

un habitantes fueron los siguientes: el setenta y ocho por ciento de la población no consume

alcohol, es decir tres millones setecientos cincuenta y ocho mil quinientos cincuenta y dos

habitantes. El catorce porciento equivale a nueve mil cuatrocientos veinticinco hombres, los

cuales consumen alcohol. el cuatro porciento de mujeres consumen alcohol, es decir dos

mil noventa y cuatro mujeres.

Alcoholismo en Tejupilco

18% Hombres
4% Mujeres

78% Personas que no


consumen alcohol

30
Descripción del cartel

1. Tema, el tema abordado durante este semestre, para el equipo dos del grupo

cuatro, fuel el alcoholismo, el cual sirvió para llevar a cabo la realización del

proyecto multidisciplinario, con el objetivo de la difusión posterior de este.

2. Imágenes, las imágenes que se escogieron fueron las cuales generaran un

impacto sobre la dependencia que el alcohol ocasiona, en algunas podemos apreciar

su consumo e incluso en “encadenamiento” o la adicción que el alcohol provoca.

Pero también podemos apreciar su rechazo.

3. Eslogan, “vivir no es beber” utilizamos este eslogan, ya que consideramos

que tiene un impacto fuerte, por que una persona que ya es alcohólica “vive para

beber y bebe para vivir”

4. Nota de causas del alcoholismo en adolescentes, colocamos las causas ya

que es donde principalmente se puede prevenir el alcoholismo, si se identifica de

manera temprana algún de los detonantes que se mencionan.

5. Esquema piramidal de las fases del alcoholismo, lo colocamos ya que una

persona puede ser alcohólica y ni si quiera saber en que fase se encuentra, todo esto

para la identificación de la etapa y la inmediata intervención para su recuperación.

6. Esquema de los tipos de bebedores, los colocamos de acuerdo a se impacto

que tienen y le asignamos colores de acuerdo al grado de adicción que presentan.

7. Esquema de problemas relacionados con el alcohol, lo colocamos de acuerdo

a la mayor incidencia que tiene, además de asignarle colores por su principal

impacto.

31
8. Grafica de alcoholismo en Tejupilco, la agregamos para representar el

porcentaje de mujeres y hombres que consumen alcohol y personas que no

consumen alcohol.

9. Esquema de los tratamientos para el alcoholismo, en los tratamientos nos

encontramos con dos rubros, el tratamiento por medio de medicamentos y el

terapéutico, este esquema lo colocamos con la finalidad de saber como tratar a una

persona adicta al alcohol.

10. Comentario de cómo ayudar emocionalmente a salir de la adicción, lo

colocamos con un carácter de ayuda propia, es decir de que tu mismo te ayudes a

hacer un cambio y reconocer verdaderamente tu enfermedad.

11. Comentario de los centros de ayuda, saber donde acudir es importante en la

recuperación de una persona enferma, añadimos este pequeño comentario con el

propósito de pedir ayuda en los centros disponibles en nuestra localidad.

32
Conclusión

El trastorno de la adicción al alcohol, conocido comúnmente como

alcoholismo, es una enfermedad, que, para mucha pasa desapercibida, incluso su

percepción del daño que esta provoca es pobre o nula.

El alcohol se asocia a fiestas, a diversión, o incluso a normalidad. Los niños

crecen en un ambiente donde ven como las personas que los rodean como por

ejemplo sus padres o familia, beben y lo hacen por cuestiones de diversión,

convivencia, y lo realizan como algo normal.

El alcohol se encubre en un marco de normalidad que ha sido propiciado por la

cultura. Por lo cual la disponibilidad de bebidas alcohólicas tiene una incidencia

especial en el inicio del consumo, la presencia física de la sustancia predice la

cantidad de consumo en la sociedad: cuando mayor sea la cantidad presente en el

medio social, mayor será la proporción de consumidores experimentales,

habituales y dependientes.

33
Sugerencias

 No limitar el señalamiento de responsabilidades a un sector social, el de los


menores (incluso a los y las jóvenes), y sus familias. Debemos adoptar una mirada que
amplié el foco en la comprensión de un problema (el del consumo de alcohol en
menores).
 Implicarnos activamente y participativamente en programas y actuaciones
que aborden la prevención del consumo de alcohol, tanto específicamente como
inespecíficamente.
 Conocer las consecuencias del alcoholismo y reconocer que el alcohol es una
sustancia altamente adictiva, la cual puede incluso destruir la vida.

34
Referencias

Bibliografía
Ahumada-Cortez, J. G.-M.-M. (2017). EL CONSUMO DE ALCOHOL COMO PROBLEMA DE SALUD
PÚBLICA. Ra Ximhai [en linea], 13-24.

Anonimos, A. (12 de Septiembre de 2019). A.A. Obtenido de http://www.alcoholicos-


anonimos.org/v_portal/apartados/apartado.asp?te=189

Aprovat, C. (14 de Sepiembre de 2019). Aprovat. Obtenido de http://www.aprovat.org/todo-


sobre-el-alcoholismo-efectos-consecuencias/

Bolet, A., & Miriam. (2003). el alcoholismo, consecuencias y prevencion . Rev Cub Invest Biomed,
http://scielo.sld.cu/pdf/ibi/v22n1/ibi04103.pdf.

Fernández, L., & Vanesa. (11 de Septiembre de 2019). Web consultas. Obtenido de Revista de
Salud y Bienestar : https://www.webconsultas.com/alcoholismo/alcoholismo-3049

Guitierres, M., & Juan. (10 de Septiembre de 2019). spapex.es. Obtenido de


https://www.spapex.es/adolescencia02/pdf/taller3.pdf

Intra med. (15 de Septiembre de 2019). Obtenido de


https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=87908&pagina=1

Medline Plus. (15 de Octubre de 2019). Medline Plus . Obtenido de Información de Salud Para
Usted: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000528.htm

Organización Mundial de ls Salud . (9 de Septiembre de 2019). OMS. Obtenido de


https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/alcohol

Prospero, G., & Oscar. (2014). Alcoholismo. Ciencia ,


https://www.revistaciencia.amc.edu.mx/images/revista/65_1/PDF/Alcoholismo.pdf.

35
Anexos

Historia natural del alcoholismo

El periodo prepatogénico se caracteriza por el equilibrio de la triada ecológica. Su


agente causal es químico, es decir el alcohol, que es considerado como una droga que
afecta al organismo. Al huésped se le asocia con factores genéticos que apoyan el concepto
de una predisposición hacia el desarrollo del alcoholismo, teóricamente no es hereditario,
pero si puede transmitirse de padres a hijos. En el ambiente se nombran factores como;
físico y geográfico, ya que casi en todos los países ha aumentado el consumo de alcohol.
Ambiente socio-económico, el cual se presenta en casi todos los niveles de este. Ambiente
cultural, las actitudes hacia la bebida y la cultura que se le ha inculcado. El periodo
patogénico se divide en dos etapas y es caracterizado por el desequilibrio de la triada
ecológica. En la etapa subclínica se produce la puerta de salida, que en este caso sería
cuando una persona consume alcohol, este entra por la boca, pasa después por la faringe y
el esófago, para después al intestino delgado, donde será absorbido para que se transporte a
través del torrente sanguíneo, una vez en este, pasará al hígado, donde será procesado o
metabolizado, el resto del alcohol se distribuye por todo el torrente hasta llegar al cerebro.
El 90% del alcohol que entra en nuestro organismo es eliminado por medio de la piel, orina
y la exhalación pulmonar. En la etapa subclínica se presentan cambios y efectos como; la
metabolización del alcohol la cual es principalmente realizada por el hígado, mediante la
acción de enzimas alcohol deshidrogenasa. En el consumo de alcohol bajo es capaz de
estimular las glándulas gástricas, las cuales producen acido, el consumo de alcohol en
exceso ocasiona un aumento de secreción de moco, y congestión de la mucosa del
estómago, por lo cual la producción de ácido baja y ocasiona un grado de gastritis aguda.
En la etapa clínica, se comienzan a expresar los signos, tales como: cambios de conducta,
confusión mental, tambaleo al caminar, visión doble, vómitos, incontinencia urinaria,
inconciencia etc. Sus complicaciones pueden ser mentales (cambios conductuales,
agresividad, perdida de la capacidad del juicio, delirios) físicas (trastornos de la sangre tales
como anemia, desnutrición, cirrosis, canceres, hígado graso, gastritis) sociales (fallas en el
ámbito laboral, familiar, marginación, problemas económicos). Algunas de sus secuelas
pueden derivar en la perdida de la salud mental o lesiones biológicas tales como anemia,
cirrosis, cáncer en el hígado, desintegración familiar, deterioro económico, perdida laboral
etc. producidas por el consumo de alcohol en cantidades excesivas. Durante el estado
crónico el alcohólico bebe para vivir y vive para beber, por lo cual se ha desarrollado una
dependencia a la sustancia. Existen muchas causas que pueden llevar a la muerte a un
individuo alcohólico, de las cuales destacan: cáncer de hígado, cirrosis hepática, accidentes
de tránsito etc.

36
Cartel

37
Tabla de revisión

38