Está en la página 1de 4

EL ABORTO

A favor:
Actualmente en el Perú es posible
practicarse legalmente un aborto
con fines terapéuticos, es decir,
cuando la interrupción del
embarazo es la única forma de
salvar la vida de la gestante o
evitar en su salud “un mal grave o
permanente”.

El aborto terapéutico se
encuentra reglamentado a través
de la Resolución Ministerial No.
486-2014-MINSA, por medio de la
cual se aprobó, en junio de 2017,
la "Guía Técnica Nacional para la estandarización del procedimiento de la Atención Integral de la
gestante en la Interrupción Voluntaria por Indicación Terapéutica del Embarazo menor de 22
semanas con consentimiento informado en el marco de lo dispuesto en el artículo 119° del Código
Penal”. Está guía considera los siguientes motivos para poder practicar el aborto terapéutico:

 Embarazo ectópico tubárico, ovárico, cervical.

 Mola hidatiforme parcial con hemorragia de riesgo materno.

 Hiperemesis gravídica refractaria al tratamiento con deterioro grave hepático y/o renal.

 Neoplasia maligna que requiera tratamiento quirúrgico, radioterapia y/o quimioterapia.

 Insuficiencia cardíaca congestiva clase funcional 111-IV por cardiopatía congénita o


adquirida (valvulares y no valvulares) con hipertensión arterial y cardiopatía isquémica
refractaria a tratamiento.

 Hipertensión arterial crónica severa y evidencia de daño de órgano blanco.

 Lesión neurológica severa que empeora con el embarazo.

 Lupus Eritematoso Sistémico con daño renal severo refractario a tratamiento.

 Diabetes Mellitus avanzada con daño de órgano blanco.

 Insuficiencia respiratoria severa demostrada por la existencia de una presión parcial de


oxígeno < 50 mm de Hg y saturación de oxígeno en sangre < 85%.y con patología grave; y

 Cualquier otra patología materna que ponga en riesgo la vida de la gestante o genere en su
salud un mal grave y permanente, debidamente fundamentada por la Junta Médica.
Decreto Legislativo 635, Código Penal

Establece que el aborto terapéutico no es penalizado si es practicado por un médico con el


consentimiento de la mujer embarazada o de su representante legal, cuando es el único medio
para salvar la vida de la gestante o para evitar dañar su salud, artículo 119 del Código Penal.

Aborto Legal = Aborto Terapéutico


EN CONTRA
Para muchas personas, el aborto es un problema moral relacionado con el comienzo de la
persona humana, los derechos del feto y los derechos de la mujer sobre su propio cuerpo.El
debate se ha convertido en un problema político y legal en algunos países con activistas
antiaborto que buscan promulgar, mantener y expandir las leyes antiaborto, mientras que los
activistas del derecho al aborto buscan revocar o relajar esas leyes al tiempo que amplían el
acceso al aborto. Las leyes de aborto varían considerablemente entre las jurisdicciones, desde
la prohibición total del procedimiento hasta el financiamiento público del aborto. La disponibilidad
de aborto seguro también varía en todo el mundo.
Alrededor de 56 millones de abortos se realizan cada año en el mundo, con aproximadamente
45% hechos de forma insegura. En muchos lugares hay varios debates sobre los problemas
morales, éticos y legales del aborto.

Aborto inducido
La definición del aborto inducido como mera terminación del embarazo resulta inadecuada ya
que incluiría el nacimiento de un prematuro e incluso de un bebé maduro antes de completarse
la gestación normal. La diferencia entre un aborto y un nacimiento prematuro es la viabilidad
que la OMS fijó en 22 semanas completas o 500 gramos de peso del feto. Por debajo de ese
límite la interrupción del embarazo se considera un aborto, por encima un nacimiento
prematuro.
Aborto con medicamentos
En el caso del aborto con medicamentos o farmacológico consiste en la interrupción del
desarrollo del embrión y en su eliminación por el canal del parto, todo ello inducido por lo que
suele ser una combinación de fármacos. Solo es factible en las primeras semanas del
embarazo.14
Aborto quirúrgico
Se denomina aborto quirúrgico al conjunto de técnicas quirúrgicas que tienen el fin de provocar
el aborto, es decir, terminar voluntariamente el proceso gestacional. En cuanto al aborto
quirúrgico se debe practicar por personal médico calificado y autorizado, en clínicas u hospitales
autorizados. Se debe, como en el caso del aborto con medicamentos, realizar un estudio
diagnóstico inicial, con asesoramiento suficiente. Los procedimientos del primer trimestre
generalmente pueden realizarse con anestesia local, mientras que los métodos del segundo
trimestre pueden requerir sedación profunda o anestesia general.15

Aborto inseguro
El aborto inseguro es la práctica del aborto inducido es la interrupción del embarazo por
personas que carecen de las habilidades necesarias, o en un ambiente que carece de
estándares médicos mínimos, o ambos1617. Por ejemplo, un aborto inseguro puede referirse a
un procedimiento extremadamente peligroso para la vida que es autoinducido en condiciones
antihigiénicas, o puede referirse a un aborto mucho más seguro realizado por un médico que
no brinda la atención adecuada después del aborto.1819
Mortalidad materna
El aborto inseguro se considera uno de los más graves problemas de salud pública en todo el
mundo con especial incidencia en países no desarrollados o donde la cobertura sanitaria y
educativa son deficientes. Sin embargo dentro del debate hay posturas opuestas sobre su
incidencia puesto que quienes están a favor consideran que el aborto clandestino supone una
alta tasa de mortalidad materna y su consecuente legalización significaría la caída de esa tasa
mientras que quienes están en contra consideran que el aborto inseguro supone una ínfima
parte de la muertes de mujeres gestantes. Ambas posturas suelen vincular las distintas cifras
con la mortalidad materna para concluir que la legalización o la penalización de prácticas
abortivas tendería a reducir la tasa de mortalidad. En general, los grupos pro-aborto suelen
argumentar que la penalización de las prácticas abortivas supone la clandestinización de estas
y un aumento en la mortalidad materna, en tanto los grupos autodenominados "pro-vida" suelen
decir que la legalización del aborto lo único que provoca es el aumento de prácticas abortivas.
Habría habido en el año 2008 unos 21,6 millones a nivel mundial de abortos inseguros, según
un estudio publicado por la Organización Mundial de la Salud en 2011.
Algunas fuentes indican que se trataría de un problema de primera magnitud en países
de América Latina y el Caribe y según sus cifras, en América Latina anualmente mueren unas
5000 mujeres por prácticas inseguras y clandestinas de aborto y unas 800 000 deben ser
ingresadas por problemas derivados de dichas prácticas. Además de estos costos en vidas y
sanitarios, provocan altos costes sociales en términos de orfandad, de destrucción del núcleo
familiar (cuando es una mujer que ya tiene varios hijos).20 También es un problema de gran
magnitud en Filipinas donde se calcula que en 2011 más de medio millón de mujeres abortaron
de manera clandestina, muchas de ellas con graves complicaciones y de las que,
según Naciones Unidas, cada día fallecieron 11 mujeres al dar a luz.21 Nereo Odchimar,
expresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas, cuestionó esas estadísticas
ya que resultaría imposible saber su exactitud cuando el aborto es ilegal en Filipinas.21
En la Argentina, país donde el aborto está permitido solo en ocasiones específicas, Marianne
Mollmann, representante de Human Rights Watch, invitada a la audiencia del 30 de noviembre
de 2010 de las Comisiones de Legislación Penal, Familia y Salud de la Cámara de Diputados,
centró su exposición en el informe elaborado por HRW sobre el aborto en Argentina, que
presupone que el denominado aborto ilegal tiene una decisiva incidencia en las muertes
maternas, afirmando que "en el 2008 más del 20% de las muestras registradas por emergencias
obstetricias fueron por causa de abortos (…), la ilegalidad del aborto es la principal causa de
muerte de las mujeres en el país".22 Un estudio encargado por el Ministerio de Salud en 2005 y
conducido por las demógrafas Edith Pantelides y Silvia Mario concluyeron, usando dos métodos
de estimación diferentes, que se producen anualmente entre 370.000 y 520.000 abortos
inducidos legales y no legales.23 En el año 2016 un informe de la Dirección de Estadísticas e
Información en Salud, dependiente del Ministerio de Salud, arrojó la cifra de 43 muertes de
mujeres en ese año debido a todos los tipos de aborto, siendo la principal causa de mortalidad
materna en el país según funcionarios, distintos medios y la Sociedad Argentina de Medicina.24
2526