Está en la página 1de 3

El tejido óseo es un tejido especializado del tejido conjuntivo, constituyente principal de los

huesos en los vertebrados. Está compuesto por células y componentes


extracelulares calcificados que forman la matriz ósea. Se caracteriza por su rigidez y su gran
resistencia a la tracción, compresión y a las lesiones.

Este tejido se renueva y se reabsorbe continuamente, gracias a la actividad de sus células


específicas. Estas son los osteoblastos, responsables de la formación de tejido óseo nuevo;
los osteocitos, que son los osteoblastos maduros y desarrollan una actividad menor; y
los osteoclastos, que se encargan de reabsorber o eliminar la materia ósea.

Nervioso

El tejido nervioso comprende billones de neuronas y una incalculable cantidad de


interconexiones, que forma el complejo sistema de comunicación neuronal. Las neuronas
tienen receptores, elaborados en sus terminales, especializados para percibir diferentes tipos
de estímulos ya sean mecánicos, químicos, térmicos, etc, y traducirlos en impulsos nerviosos
que lo conducirán a los centros nerviosos. Estos impulsos se propagan sucesivamente a otras
neuronas para procesamiento y transmisión a los centros más altos y percibir sensaciones o
iniciar reacciones motoras.
Para llevar a cabo todas estas funciones, el sistema nervioso está organizado desde el punto
de vista anatómico, en el sistema nervioso central (SNC) y el sistema nervioso
periférico (SNP). El SNP se encuentra localizado fuera del SNC e incluye los 12 pares
de nervios craneales (que nacen en el encéfalo), 31 pares de nervios raquídeos (que surgen
de la médula espinal) y sus ganglios relacionados.
De manera complementaria, el componente motor se subdivide en:

 Sistema somático: los impulsos se originan en el SNC se transmiten directamente a través


de una neurona a músculo esquelético.

 Sistema autónomo: los impulsos que provienen de SNC se transmiten primero en un


ganglio autónomo a través de una neurona; una segunda neurona que se origina en el
ganglio autónomo lleva el impulso a músculos liso y músculos cardiacos o glándulas.
En adición a las neuronas, el tejido nervioso contiene muchas otras células que se denominan
en conjunto células gliales, que ni reciben ni transmiten impulso, su misión es apoyar a la
célula principal: la neurona.

Adiposas
Las células adiposas, adipocitos o lipocitos son las células que forman el tejido adiposo.
Son células redondeadas, de 10 a 200 micras, con un contenido lipídico que representa el
95% de la masa celular y que forma el elemento constitutivo del tejido graso. Su característica
fundamental es que almacenan una gran cantidad de grasas(triglicéridos), que, en el caso de
los adipocitos el tejido adiposo blanco (el más abundante en el organismo humano adulto) se
agrupan formando una gran gota que ocupa la mayoría de la célula, desplazando al resto
de orgánulos a la periferia de la célula.

Tejido Cartilaginoso

El tejido cartilaginoso o simplemente cartílago, es un tipo de tejidoconectivo altamente


especializado, formados por células condrógenas (condrocitos y condroblastos), fibras
colágenas, elásticas y matriz extracelular. El tejido cartilaginoso es parte
del páncreas embrionario. Se le llama cartílago a las piezas formadas por tejido
cartilaginoso. Es un tejido que no posee vasos sanguíneos, nervios ni vasos linfáticos.

tejido secretor

El tejido secretor es el tejido que "tapiza" el cáliz y por el cual se emanan las secreciones
volátiles, básicamente aceites esenciales, producidas por el osmóforo,1 y que dan el perfume
de una flor. Está formado por células vivas especializadas en producir secreciones que se
originan del metabolismo celular y que pueden ser eliminadas al exterior o retenidas en
cavidades de canales. Este tejido, de una o varias capas de profundidad, comprende:

 Células secretoras: células oloríferas, p. ej. el laurel.

 Cavidades o bolsas de secreción, cavidades lisígenas del -clavo de olor-, cáscara de la


naranja.

 Canales secretores o esquizogenas (pino, casuarina): canales resiníferosde coníferas.

 Tubos laticíferos: amapola, caucho, cardenal, etc.

El tejido muscula

El tejido muscular está formado por células contráctiles llamadas miocitos. El miocito es una
célula especializada que utiliza ATP (energía química) para generar movimiento gracias a la
interacción de las proteínas contráctiles (actina y miosina). El tejido muscular corresponde
aproximadamente el 40-45 % de la masa de los seres humanos y está especializado en la
contracción, lo que permite que se muevan los seres vivos pertenecientes al reino animal.
Las células musculares están altamente especializadas y reciben el nombre de fibra muscular.
El citoplasma se designa como sarcoplasma y la membrana celular como sarcolema. El
citoplasma esta lleno de miofibrillas formadas por filamentos de actina y miosina alternados
que al deslizarse entre sí le dan a la célula capacidad contráctil. Como las células musculares
son mucho más largas que anchas, a menudo se llaman fibras musculares, pero no por esto
deben confundirse con la sustancia intercelular forme, es decir, las fibras colágenas,
reticulares y elásticas, pues estas últimas no están vivas.
Basándose en factores estructurales y funcionales existen tres tipos de tejido muscular:
esquelético, cardíaco y liso. El músculo esquelético está bajo el control de la mente (músculo
voluntario), mientras que el músculo cardiaco y liso son involuntarios pues se contraen de
manera automática sin intervención de la voluntad. En el aspecto estructural, puede mostrar
bandas transversales regulares a lo largo de las fibras (músculo estriado) o no (músculo no
estriado). El músculo esquelético y el cardíaco son estriados, mientras que el músculo liso es
no estriado.

 Músculo esquelético: Está compuesto por células con varios núcleos (multinucleadas)
largas (hasta 30 cm) y cilíndricas que se contraen para facilitar el movimiento del cuerpo y
de sus partes. Sus células presentan gran cantidad de mitocondrias. Las proteínas
contráctiles se disponen de forma regular en bandas oscuras (principalmente miosina pero
también actina) o claras (actina).2
 Músculo cardíaco: Está compuesto por células musculares cardíacas o miocardiocitos.
Forman parte de la pared del corazón. Son células alargadas y ramificadas, con un núcleo
central. El sarcoplasma que rodea al núcleo presenta numerosas mitocondrias, gránulos
de glucógeno y pigmentos de lipofucsina. La mayor parte del citoplasma está ocupado por
miofibrillas de disposición longitudinal con el mismo patrón estriado del músculo
esquelético. Las células de este tejido poseen núcleos únicos y centrales y también
forman uniones terminales altamente especializadas denominadas discos intercalares,
que facilitan la conducción del impulso nervioso.
 Músculo liso: Se encuentra en las paredes de las vísceras huecas y en la mayor parte de
los vasos sanguíneos. Sus células son fusiformes y no presentan estriaciones ni un
sistema de túbulos. Son células mononucleadas con el núcleo en la posición central. La
contracción del músculo liso tiene muchas funciones en el organismo y no está controlada
de forma consciente, sino automática a través del sistema nervioso
simpático, parasimpático y sustancias químicas circulantes

Epieliales
Las células epiteliales son un tipo de células que recubren las superficies del cuerpo. Están en
la piel, los vasos sanguíneos, el tracto urinario y los órganos. La prueba de células epiteliales
en la orina examina una muestra de orina con un microscopio para ver si el número de este
tipo de células está dentro de los límites normales. Es normal que haya una cantidad pequeña
de células epiteliales en la orina. Una cantidad excesiva puede ser signo de una infección, una
enfermedad de riñón u otro problema médico grave

Células sanguenias
Una célula sanguínea o glóbulo, también llamado célula
hematopoyética, hemocito o hematocito, es una célula producida a través de
la hematopoyesis y se encuentra principalmente en la sangre. Los principales tipos de células
sanguíneas incluyen;

 Glóbulos rojos (eritrocitos)


 Glóbulos blancos (leucocitos)
 Plaquetas (trombocitos)
Juntos, estos tres tipos de células sanguíneas suman un total del 45% del tejido sanguíneo
por volumen, con el 55% restante del volumen compuesto por plasma, el componente líquido
de la sangre