Está en la página 1de 26

II CONGRESO MUNDIAL DE DERECHO INFORMATICO

SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN: CONTRIBUCIÓN DE LA


INFORMÁTICA JURÍDICA

AUTORA: Yarina Amoroso Fernández


Profesora de “Jurismática”.
Facultad de Derecho de la Universidad de la Habana.

Madrid, Septiembre del 2002

1
INTRODUCCIÓN.

Como se conoce, la teleinformática ha llegado a constituirse


en infraestructura del quehacer moderno, dado que bases de
datos y redes telemáticas captan, procesan inmediatamente y
trasmiten a gran velocidad cantidades ilimitadas de
información. Como parte de este proceso, se han producido
un conjunto de aplicaciones de las tecnologías de información
y las comunicaciones en el ámbito del Derecho lo que se
conoce como Informática Jurídica.

Atendiendo a los objetivos de este Congreso quiero invitar a


la reflexión sobre el presente estado de la Informática
Jurídica, por eso tomo como punto de referencia a la
Sociedad de la Información y más específicamente el Espacio
Informático, con ello pretendo hacer una síntesis de lo
ocurrido y delinear los futuros derroteros de ésta disciplina
que constituye un escenario más para repensar el Derecho,
aunque concentraré la atención en un ámbito particular de
realización de la Informática Jurídica de hoy y que está
referida al e-goverment y por ende a aspectos relativos a la
modernización de la Administración Pública; con respecto a
estos temas me detendré en delinear los hitos fundamentales
del Programa de Gobierno en línea que estamos
desarrollando en Cuba.

No obstante, para cumplir objetivos metodológicos, me he


planteado hacer un balance de posiciones doctrinales de la
Informática Jurídica, retomando los postulados de los
principales precursores de ésta disciplina; las líneas
temáticas fundamentales bajo las cuáles se han desarrollado
las aplicaciones y hacer referencia a las áreas del
conocimiento que han tenido incidencia en el mismo así como
las nuevas integraciones que se están suscitando.

2
A mi juicio a pesar del tiempo transcurrido desde la primera
aplicación de la cibernética al Derecho (1949) y el primer
desarrollo doctrinal de tales incidencias hasta la fecha 1,
todavía quedan algunas interrogantes que podemos seguir
formulándonos:

? ¿Por qué una nueva disciplina Informática Jurídica, si en


otras esferas la aplicación de la automatización de la
información no ha llevado a un enfoque conceptual en este
sentido?. ¿Qué papel les corresponde a los que se dedican
a éste tema?

? ¿Los problemas técnicos planteados por la Informática


Jurídica se han resuelto o disueltos ante el desarrollo
acelerado de las tecnologías de la información y la
comunicación?. ¿Cuáles son los nuevos problemas aún
por resolver?. ¿Qué nuevos retos tenemos que enfrentar?

? ¿La Informática Jurídica es un espacio cuya elaboración


teórica e instrumental está reservada sólo a expertos en
tecnologías de información y las comunicaciones?. ¿El
papel del jurista es el de sólo aportar datos al desarrollo de
aplicaciones?

? ¿Se trata de desarrollos particulares o utilización de


estándares?

? ¿Cómo lograr un balance entre el aspecto informático y el


jurídico?

? ¿Cómo continuar desarrollando la Informática Jurídica y

1
Lee, Loevinger: “Jurimétrica, el próximo paso”. Citado por Vittorio Frosini en “Cibernética, Diritto e
Societá”, Roma, 1968.

3
cuál es su rol ante el desarrollo vertiginoso de la Sociedad
de la Información?

Sin pretender agotar el tema me permito socializar con


ustedes algunas reflexiones.

1. ¿Por qué una nueva disciplina Informática Jurídica, si


en otras esferas la aplicación de la automatización de la
información no ha llevado a un enfoque conceptual en
este sentido?.

Reconozco que alrededor del tema existen opiniones


divididas, los que consideramos que Informática Jurídica es
una disciplina que constituye un conjunto de metodologías
para el tratamiento tecnológico de la información jurídica en
función de coadyuvar a cumplir los principios fundamentales
del Derecho. Y los que niegan la existencia de la misma como
disciplina o invocan que tales afirmaciones pertenecen a un
tiempo pasado.

También entre los que reconocemos su existencia las


posiciones no son homogéneas 2, coincidimos con Julia
Barragán en que existen dos enfoques 3:

1. Dominantemente computacional: Los partidarios de


ésta tendencia sostienen que la confluencia Informática y
Derecho se da bajo una relación de dominio por parte de la
informática en el sentido que impone las pautas y
estándares tecnológicos mientras que reducen la esfera
jurídica al ámbito de área de aplicación.

2. Equilibrio entre las esferas: Los que niegan la existencia


de áreas de dominio, argumentado de que se trata una
2
Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía, Volumen dedicado a "Derecho y Justicia", 1996.
3
Barragán, Julia: “Informática Jurídica”, BOE, Madrid, 1996.

4
relación en dos sentidos en el que la informát ica a partir de
los retos que le impone el Derecho logra un refinamiento y
validación en aplicaciones particulares para el área
jurídica y el Derecho deja de ser un destinatario pasivo de
tecnologías.

Por otra parte, reconociendo el aspecto instrumental de la


Informática en tanto ciencia aplicativa considero que la
existencia de una nueva disciplina se fundamenta en los
rasgos que tiene el Derecho como ciencia humana por lo que
se convierte en una esfera especial de aplicación de las
tecnologías de la información y las comunicaciones.

Para sostener esta línea de argumentación podemos


relacionar lo siguiente:

? El Derecho regula la vida en sociedad, por tanto su objeto y


sujeto son cambiantes en grado superlativo.
? Necesita retroalimentarse con gran velocidad.
? Precisa y genera gran cantidad de información. En
sociedad global este se dimensiona en grado superlativo e
intensifica.
? La información que procesa como abarca todas las esferas
de la sociedad es muy diversa y al mismo tiempo unificada
en tanto estatus jurídicos nacionales e internacionales.
? La información es estratificada y jerarquizada.
? De su eficacia depende la eficacia de la sociedad, de sus
propias instituciones.

El núcleo central de la Informática Jurídica es el construido a


partir del trabajo teórico desarrollado en el campo de la
Filosofía y la Teoría del Derecho, lo cuál permite inducir
transformaciones técnicas propiamente computacionales de
profunda significación conceptual y operativa.

5
Este enfoque permite superar la idea de que la Informática
Jurídica es sólo una de las aplicaciones menores de la
poderosa herramienta a un área deficientemente formalizada.

De manera que es posible asegurar que el desarrollo de la


Informática Jurídica está determinado por el enriquecimiento
simultáneo de los algoritmos, la estructura de los datos y la
forma de razonamiento jurídico. Por eso, la expansión de la
Informática Jurídica ha dado lugar a muchas clasificaciones
posibles algunas ya mencionadas.

Se identifica como típica a la Informática Documental y meta-


documental. También se ha pretendido identificar por área de
aplicación en función de la actividad jurídica: parlamentaria,
judicial, notarial o de bufetes de abogados, entre otras, y que
no ha faltado los que han incentivado a la creación de una
serie prolija y articulada de categorías partiendo de las
fuentes de Derecho.

Me afilio a la clasificación en la que son ordenadas por las


actividades informático-jurídicas que se realiza y las
finalidades a las cuales están destinadas.

Por tanto, distingo: Informática Documental, de Gestión y de


Ayuda a la Decisión.

En cuanto al concepto de Informática Jurídica, puramente


metodológico, comparto el del Dr. Antonio Pérez Luño, quién
estima que es la aplicación de los sistemas informáticos a las
distintas esferas del Derecho, pero añado que debe alcanzar
el estudio, análisis y aprovechamiento de los recursos que
ofrece la informática al quehacer jurídico.

6
Este es un punto de partida para articular hoy la Informática
Jurídica que necesitamos, aquella, a mi juicio, que rebase el
aspecto instrumental de las nuevas tecnologías de la
información y la comunicación al servicio del Derecho.

Pienso en la metodología y las técnicas de procesamiento de


dato en función del arte y en la ciencia del Derecho, por lo
tanto invito al retorno de los postulados visto desde la
perspectiva de la Filosofía del Derecho, que comprende el
análisis lingüístico y de la validez del lenguaje. También
considero que tiene que tener un punto de contacto con lo
que se identifica como Derecho Lingüístico.

La informática jurídica de hoy a partir de lo anterior debe jugar


un papel más activa en los procesos de integración del
Derecho, en cuanto al arte en su dimensión de hacer Derecho
está vinculado a lo que se ha identificado también como
Legimática.

Desde esta perspectiva estamos acercándonos a los


postulados de conocimiento de la ley y por ende al núcleo del
principio de Seguridad Jurídica.

Pienso que es necesario estudiar también la repercusión del


principio de Seguridad Jurídica ante el impacto de las redes
de alcance global y su futuro próximo la superautopista de la
información, porque indiscutiblemente es en esta una nueva
dimensión donde la informática jurídica integran a mi modo de
ver todas las modalidades que hemos señalado.

2. ¿Los problemas técnicos planteados por la Informática


Jurídica se han resuelto o disueltos ante el desarrollo
acelerado de las tecnologías de la información y la
comunicación?

7
Sobre el particular considero que algunos de los problemas
identificados tales como: los de almacenamiento, velocidad
de búsqueda, interacción de fuentes diversas, conectividad,
compatibilidad y portabilidad de sistemas, se han disuelto con
el avance acelerado de las tecnologías, yo diría que aún no
hemos explotado en gran escala las posibilidades
tecnológicas que están disponible hoy en día.

Coincido con otros especialistas que afirman que entre los


problemas que están presente en el desarrollo de la
Informática Jurídica y por ende la fragilidad de sus resultados
se encuentran 4:

1. Dificultades para aplicar la precisa secuencia de los


algoritmos computacionales al lenguaje jurídico, el cual es
definido como cargado de contradicciones, ambigüedades,
vaguedades, sin dejar de mencionar la textura abierta.

2. La estructura de la normas.

3. La disonancia.

4. La incertidumbre en cuanto a la conservación de los


documentos, específicamente a aquellos que constituyen
fuentes de derechos.

En tal sentido ha quedado demostrado que algunos


problemas no son exclusivamente tecnológicos, sino que
más bien estamos ante retos que debemos continuar
enfrentando con auxilio de las tecnologías de la información y
la comunicación, en armonía con la articulación de
metodologías aplicables al Derecho.

4
Pérez Luño, Antonio E: “Ensayos de Informática Jurídica”. México. 1996, Pág.
41.

8
Una conclusión a la que arribamos es la necesidad de
servirse de éstas metodologías y aplicaciones para la
enseñanza del Derecho y la elaboración de los estatutos
jurídicos con el objetivo de aprender a asimilar y generar el
orden legal, además, como un sistema de información5.

3. Sociedad de la Información e Informática Jurídica:


reflexiones acerca de una interacción mutua.

Coincido con otros estudiosos6 en que el término Sociedad de


la Información no es un modismo, sino que representa un
profundo cambio en la organización de la sociedad y de la
economía que descansa, por una parte, en una
infraestructura tecnológica y otra por nuevas formas de
producción; lo que algunos han llegado a identificar como
paradigma técnico-económico. Es también importante
reconocer que este fenómeno global no se puede estudiar
ajeno de su dimensión política-económica que ya comienza a
clasificar a los países en inforricos e infopobres. Tampoco se
puede desconocer su impacto social, en virtud de su elevado
potencial de promover la integración, al reducir la distancia
entre personas y aumentar su nivel de información.

Entonces, es importante plantearse: ¿Cómo evitar, que las


nuevas tecnologías aumenten más la disparidad social entre
las personas, las naciones y los bloques de países?.

Sin duda alguna la respuesta tiene que ser integr al y no es


objetivo de este trabajo, pero si podemos y debemos ver la
inserción del Derecho entre los caminos a recorrer para lograr
una respuesta satisfactoria a la interrogante formulada.

5
Amoroso Fernández, Yarina: “Derecho e Información Jurídica”. Unión Nacional de Juristas de
Cuba, La Habana, Diciembre del 2000.
6
Libro Verde de la Sociedad de la Información en el Brasil, Septiembre del 2000, Pág. 5.

9
Tomo como punto de partida uno de los elementos primarios
para identificar a la llamada sociedad de la información: la
convergencia de contenidos y tecnologías de la información y
las comunicaciones dada la existencia de una infraestructura
tecnológica que permite producir y acceder grandes
volúmenes de información e instrumentar servicios por vía
electrónica.

Si tomamos como punto de referencia a la información


jurídica la convergencia tecnológica a que aludimos se nos
presenta como la posibilidad de poder representar, procesar,
transmitir cualquier tipo de dato en forma digital. Se abre así
un extenso abanico de posibles aplicaciones a desarrollar en
las instituciones jurídicas que permite superar el acceso a la
información legal producto de la edición electrónica de los
boletines oficiales y la diversificación de los servicios de
información legal entre otras múltiples posibilidades 7.

En al ámbito de los procesos jurídicos está presente la


posibilidad de interconexión entre los bancos de datos, la
agilización de la expedición de servicios registrales de
manera remota, así como la posibilidad de mejorar las
relaciones de comunicación y participación ciudadana, así
como, entre las instituciones, generando las posibilidades de
gobierno en línea y la creación de una Red ciudadana.

Otra posibilidad que se abre ante el Derecho es desarrollar


como nunca antes los procesos de Derecho Comparado y de
Integración Normativa al permitirse el acceso a la legislación
ubicada en la red. Esta posibilita también un acercamiento a
los ordenamientos normativos para la enseñanza del Derecho
y la aplicación de la ley.

7
En el caso de Cuba desde el 1 de Febrero del 2002 estamos publicando todos los actos
normativos que se promulgan en el sitio WWW.gacetaoficial.cu, todo lo cual constituye una
experiencia en materia de Publicidad Normativa.

10
Tampoco podemos dejar de identificar la existencia de una
Industria de la Información Jurídica Digital, y con ello la
necesidad de ordenarla jurídicamente así como crear mejores
posibilidades de acceso a la información que ya está en el
ciberespacio, sirviéndonos para ello de las herramientas
disponibles para la generación de modelos de conocimiento8
.

Sin embargo, hay que decir que todo eso es posible hoy en
día además de por la infraestructura tecnológica por la
incidencia que ha tenido y tendrá que continuar teniendo la
Informática Jurídica en la Sociedad de la Información, en
primer lugar por haber contribuido con el aporte de los
bancos de datos hoy accesibles en línea, con la
instrumentación de los procesos jurídicos en forma
automatizada los cuáles hoy se pueden continuar
extendiendo como negocios jurídicos en línea, todo lo cual
trae aparejado además la identificación de los nuevos retos.

Esto nos lleva a plantearnos otra interrogante: ¿Cuáles son


algunas de las nuevas fronteras?.

Como disciplina en evolución la Informática Jurídica exige de


los que nos dedicamos a ella el permanente análisis crítico de
la evolución del binomio Informática-Derecho buscando la
integración cada vez más sólida entre las disciplinas que lo
integran y las crecientes relaciones interdisciplinarias con
otras áreas como la documentalística y la lingüística aplicada.

Continuar desarrollando las aplicaciones de la informática al


Derecho como una forma de profundizar en las propias

8
Canas, Alberto y otros: “Herramientas para construir y compartir modelos de conocimiento”.
Simposio Latinoamericano y del Caribe: Las tecnologías de información en la sociedad. Uso e
impacto presente y futuro. . Pág. 27.

11
valoraciones filosóficas sobre la Ciencia del Derecho, porque
no se trata de aplicarla mecánicamente para lograr solo
cambios cuantitativos (velocidad, registros de datos) sino
sobre todo un cambio de concepción para lograr resultados
cualitativos.

Uno de las principales líneas de acción y convergencia de


cara a la Sociedad de la Información están dadas en la
modernización de las Administraciones Públicas, dentro de
ello se inserta parte de las instituciones que prestan servicios
jurídicos específicamente los Registrales. Como se conocen
todas estas iniciativas están dirigidas a:

1. dar a todos los ciudadanos la posibilidad de entrar en


la era digital y disponer de una conexión on – line;

2. facilitar las inversiones industriales en el sector,


prestando especial atención a la formación del personal
específico:

3.garantizar un recorrido que genere Inclusión en lugar


de exclusión.

Todo ello significa que es necesario activar estrategias


generales, a partir de identificación de las líneas guía para
modernizar la administración publica.

Ante todo esas líneas pueden concretarse en:

1 .acciones tendentes a valorizar el patrimonio informativo


digital en cuanto soporte de procesos de decisión y gestión;

2. trazado de arquitecturas de sistemas basadas en una red


dinámica de sujetos públicos, centrales y, locales orientada a
superar la idea de una administración centralista y estática;

12
3. afirmación del principio de informaciones y recursos
compartidos por todos los sujetos que contribuyen a definir
los procedimientos administrativos.

Este último punto trae aparejado el afianzarse de la cultura de


una cooperación aplicativa que permita a los ciudadanos
tener una única interfaz en la administración pública. Esto
puede realizarse únicamente ante un panorama normativos
tecnológico y organizativo armónico, que ofrezca a las
comunidades estatales la posibilidad de aprovechar
plenamente las ocasiones dadas por el desarrollo de la (ICT
informacion and Cornunication Technoloqy).
.
Un proyecto de esta naturaleza representa un desafió de
valor estratégico, al que los gobiernos deben apostar su
futuro económico social y cultural.

Ante todo, se trata de utilizar de manera capilar las nuevas


tecnologías en las oficinas públicas, a partir de una conexión
común a una red que proporcione informaciones y permita el
intercambio de datos entre los operadores, los funcionarios y
los gerentes de los servicios públicos y entre estos y los
ciudadanos así como con otras instituciones.

4. Cuba. E-government y Derecho.

En Cuba en el último decenio, y bajo los principios


aprobados por el Documento Gubernamental “Lineamientos
rectores para la Informatización de la Sociedad Cubana”, se
ha delineado la voluntad política que reconoce en la
tecnología informática y telemática el instrumento estratégico
para modernizar nuestra administración pública por ello
trabajamos con miras a dar vida a un sistema integrado de

13
administración pública a través de una difusión acelerada del
uso consciente de las aplicaciones telemáticas.

Tales empeños también tienen en cuenta los estudios acerca


de las iniciativas en curso en ámbito internacional que tienden
a trazar un modelo de administración pública que descansa
sustancialmente en un sistema basado en un conjunto de
relaciones institucionales en red, que ponen de manifiesto
cuáles son las acciones que se necesitan realizar para activar
el proceso de renovación de la administración pública,
llevándola hacia un modelo más eficiente y de mayor
participación.

a) La ocasión de comunicar a través de la red


certificaciones electrónicas.

La difusión de Internet ha favorecido la aparición de nuevos


modelos de relación entre individuos y las instituciones
jurídicas que prestan servicios registrales. Bajo lo que se ha
dado en llamar “Programa Nacional de Expedición de
Certificaciones Electrónicas”, el Ministerio de Justicia de Cuba
viene trabajando en la instrumentación de servicios de
certificación a distancia, la primera experiencia que está en
curso está vinculada al Registro de Antecedentes penales,
existiendo en el país 22 puntos de solicitud de este servicio,
próximamente se sumarán todas las oficinas de Correos de
Cuba que prestan servicios informáticos a la ciudadanía de
consulta a la intranet y a los que se sumarán estos servicios
de expedición de certificaciones, en los que están previsto la
incorporación paulatina de los demás registros tales como el
Civil, el de Actos de Ultima Voluntad así como la Caja de
Resarcimientos.

14
b) La Red Nacional de la Administración Pública con
especial referencia a la gestión jurídica.

Nuestro modelo contempla una gran Red Nacional que


conecte entre sí todas las oficinas de la gestión jurídica,
cubriendo las exigencias de intercambio de datos de todos los
implicados.

Dicha red deberá ser extremadamente funcional para permitir,


en primer lugar a la administración pública y luego a los
ciudadanos y las empresas, el acceso a informaciones y
servicios. Desde esta óptica, es importante introducir el
documento de identidad electrónico que contempla el acceso
a las informaciones tras la identificación, que puede ser
manejada en diferentes niveles, garantizando eficacia.
seguridad y privacidad.

La construcción de una red nacional constituye uno de los


factores de mayor innovación en el camino de la
reorganización de nuestros servicios jurídicos.

Favorecen el desarrollo de este modelo la decidida voluntad


de las instituciones públicas y una tendencia a colaborar y
compartir recursos informativos por parte de los diferentes
entidades responsables, también es importante resaltar que
existe voluntad para impulsar un proceso de formación de los
funcionarios que contemple el crecimiento en los mismos de
la cultura de la red, difundiendo la convicción de que la red
nacional es un soporte formidable para el trabajo en los
organismos públicos y que la misma permitirá abreviar los
tiempos, no solamente de los ciudadanos que piden servicios
sino también de los funcionarios que los deben otorgar. A
ello se suma la definición precisa de los requisitos
tecnológicos para realizar la red física, hecho que se traducirá
en un notable incremento del número de lugares de trabajo

15
informatizadles.

Otro factor indispensable para poner en marcha el escenario


antedicho es la reorganización de las oficinas y por tanto de
los servicios, dejando atrás las insuficiencias y el atraso del
aparato burocrático respetando el principio de que nada es
más perjudicial que una red que muestre la ineficiencia y las
distorsiones de las oficinas públicas.

Así trabajamos bajo el principio de la reorganización del


aparato público y la simplificación de los trámites para otorgar
los servicios. Esto comporta un enorme trabajo que
contempla la revisión de todos los trámites que desembocan
por ejemplo, en la expedición de un certificado o el
otorgamiento de un servicio; se trata de identificar los pasos
que se efectúan solo por costumbre y no por necesidad
efectiva; resumiendo, la definición total de las etapas que
llevan a la conclusión de un tramite burocrático, tratando de
Identificar los defectos y de eliminarlos buscando siempre una
mayor eficiencia y una mayor satisfacción del usuario,
además de ahorrar recursos desde el punto de vista de
tiempo y costes de producción.

También hemos considerado que es condición necesaria para


que este nuevo enfoque tecnológico organizativo y funcional
resulte un verdadero éxito; el papel que deben desempeñar
los organismos locales en cuanto sujetos que brindan
información y en cuanto actores en los procesos de
cooperación en los que intervienen varias secciones
administrativas pero; por sobre todo, en cuanto proveedores
de servicios finales a los ciudadanos. Por ello hemos
identificado como objetivo estratégico de importancia nacional
el desarrollo de redes telemáticas en el territorio a las cuales
se conecta el sistema de la administración pública local y
central.

16
Para ello se parte del supuesto que un aparato burocrático
más ágil y manejado de manera electrónica en su mayor
parte, utilizando las tecnologías más modernas beneficie al
país en cuanto sistema y lo hace competitivo mediante una
red de servicios, reglas y organismos encuadrados dentro de
una estrategia única, coordinada por las autoridades
centrales y locales De este modo se puede consolidar la
relación de confianza entre el ciudadano o la empresa y la
administración publica, bajo la bandera de la innovación la
modernidad y la eficiencia.

Se trata, pues, de manejar coordinadamente informaciones y


servicios y de intercambiarlos en la red, siguiendo un enfoque
que garantice rapidez en los trámites y seguridad y poniendo
siempre al ciudadano al centro de la atención.

Así este proyecto se basa en premisas tecnologías y de


contenido.

1. en primer lugar, es necesario realizar redes telemáticas


veloces y seguras donde intercambiar las informaciones y
activar servicios para los usuarios.

2. luego, deben crearse las condiciones para que los


ciudadanos o las empresas puedan ponerse en contacto
con la administración pública en su totalidad, con las
mimas modalidades operativas, independientemente de la
administración con la que dialogan o del lugar geográfico
desde el que se entra en contacto. En un contexto de
seguridad garantizada de las transacciones.

El modelo de arquitectura que así se forma busca


compartir datos entre diferentes ámbitos de la
administración estatal ministerios regiones, ciudades,

17
organismos públicos, etc.) a través de procesos de
integración e intercambio de datos, basados en la
interacción telemática entre administraciones. Si los
diferentes sectores de la administración se comunican los
datos necesarios para otorgar servicios y perfeccionar
trámites, se lograra una mayor velocidad y eficiencia de los
servicios y el ciudadano ya no necesitará conocer la
organización y competencias de las oficinas públicas en el
momento en que activa la interacción con la administración
pública. Podrá solicitar servicios exclusivamente según sus
propias exigencias, independientemente de todo vínculo
de competencia administrativa territorial o de residencia.

Cada vez más, el papel de la administración pública será el


de una ventanilla para acceder a los servicios públicos, es
decir, una front-office. La administración, tanto central como
local, por ejemplo los registros civiles, tendrá en cambio un
papel de back office cuya tarea será la de hacer accesibles
por vía telemática los datos y servicios de que dispone a las
secciones que los soliciten para brindar servicios.

Las secciones administrativas de front -office deberán obtener


por vía telemática, cualquiera sea el lugar en que residan, las
informaciones que ya no se pedirán al ciudadano, pues las
restantes secciones públicas las ponen a disposición con sus
correspondientes variantes.

Los instrumentos normativos para realizar un plan de esta


naturaleza deben adecuarse a las oportunidades ofrecidas
por la red; será necesario, pues, otorgar validez al
documento transmitido por vía telemática, hecho que implica
definir leyes que ante todo reconozcan validez a la firma
digital.

18
Como ha quedado demostrado, la creación de la red nacional
es de importancia prioritaria. En síntesis, el objetivo es poner
en función una red extranet multiprovider de la
administración pública a través de la cual activar canales de
comunicación seguros entre todos los sectores.
independientemente del proveedor de servicios de conexión
que utilicen.

Se trata de dar vida a una especie de “federación” de las


redes que ya existen y en las áreas no cubiertas, de realizar
servicios de conexión cualificados por parte de cada sector
administrativo que por su parte deberá realizar
autónomamente sistemas informáticos en condiciones de
exponer datos y servicios en la red nacional.

Las oficinas de back-office deberán permitir el acceso sin


costes a sus informaciones a todas las oficinas de front-office
y éstas a su vez tendrán a su cargo identificar al ciudadano y
acceder a las informaciones de las secciones de back-office
para efectuar la integración de los servicios.

Entre las acciones que se estiman necesarias en este


proceso de reorganización recordamos la integración de los
registros civiles, mediante la cual se podrá eliminar
efectivamente toda forma de certificación, accediendo a los
servicios desde cualquier ventanilla de cualquier ministerio u
organismo público, independientemente del lugar de
residencia, tanto física como virtualmente a través de un
portal. La integración de los registros civiles es la base para la
realización del portal destinado a los servicios para los
ciudadanos y del portal de acceso a los certificados.

Se pueden prever otros portales destinados a usuarios


específicos. por ejemplo un portal para servicios destinados

19
al empleo, o uno de servicios para las escuelas o las
actividades económicas.

Un plan de reorganización general de los servicios públicos


debe contemplar la adopción de sistemas de protocolo
informático ante los organismos para protocolar tanto
documentos en papel como digitales y manejar
electrónicamente la circulación de los mismos, para
garantizar formas más eficaces de acceso a los documentos
administrativos.

Asociado a lo anterior consideramos a las redes locales como


protagonistas de la innovación. Por eso, es también nuestro
interés desarrollar redes publicas locales (para los servicios
de las ciudades o las provincias) podría ser el punto de
partida en el canino de la innovación organizativa del sistema
de la administración publica en los diferentes territorios. En
efecto puede resultar más fácil partir de la realidad local para
afianzar esa nueva mentalidad gerencial necesaria para
hacer frente a la organización de sistemas de cooperación
institucional, una cierta recuperación de eficiencia del sistema
publico en su totalidad puesta en marcha de una nueva
dimensión en las relaciones con el usuario.

Es un objetivo general desarrollar redes telemáticas


territoriales siguiendo el modelo de la red de sujetos y luego
de integración y de servicios. Así a través del desarrollo de la
red y el crecimiento de la interconexión entre entidades que
trabajan en el mismo territorio regional, la cooperación supera
el aspecto tecnológico sino que alcanza también los modelos
organizativos.

Por eso los proyectos deben orientarse hacia la realización de


una amplia red telemática y de servicios. conectada a su vez
con la red nacional que abarque los organismos locales y las

20
articulaciones regionales y provinciales de la administración
publica del Estado.

Los objetivos previstos caen en el ámbito de la transparencia


de la actividad pública, mediante la realización de servicios
eficientes y adecuados que hagan accesibles las
informaciones sobre los trámites (tiempos, responsabilidad
estado tiempos que se encuentran etc.) y los documentos
administrativos (deliberaciones decretos, leyes etc.) Otro
aspecto a tener especialmente en cuenta en la política de las
redes regionales es la promoción del desarrollo del territorio,
creando portales que expongan los principales recursos que
caractericen el territorio.

Según los modelos más avanzados de red regional, la


adhesión de los diferentes sujetos públicos se consigue
ofreciendo servicios en red, comenzando por los
tecnológicos. Por tanto, en primer lugar se coloca las
potencialización y cualificación de las infraestructuras para el
transporte de informaciones; en segundo lugar, la orientación
y la calidad de los servicios básicos de comunicación,
apoyando y desarrollando infraestructura de servicios de
calidad que garanticen la comunicación y la cooperación
entre los diferentes sujetos en la red: para terminar la difusión
del acceso a la red, dedicando especial atención a los sujetos
asociados, tales como los distritos industriales y los de la
pequeña y mediana empresa distribuida en el territorio (para
utilizar todas las oportunidades que aceleren el enlace de la
economía regional con la sociedad de la información) así
como a las zonas y sujetos más débiles para garantizar un
alto nivel de calidad del sistema así como para captar todas
las ocasiones presentes en el territorio.

21
La evolución a la que asistimos lleva a prever para los
próximos años que la sociedad de la información recibirá un
notable impulso, precisamente a través del instrumento de las
redes regionales que podrán erigirse en referente tecnológico
esencial para las redes cívicas, las ventanillas poli
funcionales y las oficinas de relación con el público.

En estos años se han desarrollado en diferentes países


muchas iniciativas que desembocaron en la creación de urna
gran cantidad de sitios Web públicos usados como fuente de
informaciones y lugar virtual de integración de la
administración pública, tanto por parte de quienes trabajan
en las ventanillas de las oficinas de relación con el público
(ORP) como de los ciudadanos y las empresas que los
consultan directamente.

En este terreno tendrá lugar, en términos concretos, el


desafío de la innovación la nueva frontera del cambio: la ORP
virtual. Se trata de crear en la red un lugar “no físico” en el
que sea posible obtener todas las informaciones y servicios
puestos a disposición por la totalidad de la administración
pública local y estatal de un determinado territorio. De este
modo, la red se convierte en fuente unitaria e indispensable
en que los operadores de ventanilla tienen las informaciones
para el público; además, la red es el interlocutor para quienes
interactúan con ella de manera autónoma. Una fuente única y
un único acceso para tener informaciones y servicios.

Desde el momento mismo en que activa sus servicios en la


red, el organismo se asume la responsabilidad de brindar un
conjunto completo e integrado de informaciones y servicios: al
esforzarse en superar la fragmentación entre oficinas,

22
favorece el intercambio y la cooperación entre diferentes
sectores de la administración revalorizando papeles y
competencias. En otras palabras, se encamina de hecho por
el sendero de la transparencia, la eficiencia y la simplificación,
distintivas del pasaje cultural entre una administración abierta
y disponible, siempre lista a apoyar al ciudadano, y el viejo
modelo de administración cerrada y concentrada en su propia
supervivencia.

Hay premisas de las que no es posible prescindir si se quiere


llevar a cabo este proceso y que son: a) creación de una red
informática interna al organismo, con la correspondiente
interconexión de todos los lugares de trabajo y la posibilidad
de acceder a todos los servicios disponibles en los diferentes
sistemas (centrales departamentales de cada oficina,
externos); b) adaptación del software aplicativo al entorno de
red con especial atención a los diferentes niveles de
seguridad necesarios a la integración de datos procedentes
de diferentes archivos, al empleo de estándares difundidos
(arquitecturas, accesos, interfases amigables) y a la adopción
de sistemas abiertos; c) reorganización interna a partir de la
difusión de instrumentos informáticos de la preparación de
encuentros formativos para el persona y, sobre todo de la
integración de los sistemas informativos para llegar a una
especie de autonomía coordinada, hasta la revisión de
algunos procedimientos y el empleo de datos ya en poder de
la administración (certificados que acompañan trámites); d)
visibilidad de los procedimientos y de los actos, consecuencia
de la instauración de una corriente eficaz de información
entre oficinas y hacia el público. de la costumbre de
intercambiar documentos en la red de conocimiento del
estado y los tiempos del trámite; el acceso directo a archivos
y documentos para duplicados, poder remontarse
directamente a la fuente de la información, poder actualizar
rápidamente las informaciones y eliminar intermediarios f)

23
adquisición de fuentes informativas externas mediante el
acceso a archivos y documentos en poder de otras
administraciones y la consulta de bancos de datos jurídicos y
estadísticos.

El objetivo de proyectos de este tipo es impulsar el uso


consciente y amplio, por parte de las oficinas públicas, de las
oportunidades que ofrecen las redes telemáticas y las
tecnologías de la información; también lo es poner en marcha
el intercambio de datos informativos, de procedimientos,
experiencias y metodologías entre sujetos públicos, para
evitar duplicados tanto de archivos como de documentos y
certificados, haciendo accesible al mismo tiempo un mayor
conocimiento de los fenómenos sociales y productivos del
territorio, que podrán utilizarse también para estadísticas o
programación.

La integración de informaciones entre varios organismos


constituye el horizonte ideal donde trabajar para dar vida a un
verdadero cambio. Ante todo, tal corno hemos visto se trata
de integrar las informaciones entre las oficinas de un mismo
organismo y de organismos diferentes y luego, de activar los
servicios. Este cambio debe necesariamente pasar por las
ORP en cuanto ventanillas poli funcionales de varias oficinas,
y por ello en condiciones de recibir pedidos y entregar
certificados y documentos relacionados con diferentes
organismos.

Para la afirmación de este modelo es condición necesaria que


cada uno de los sujetos que a él adhieran tenga la voluntad
de desarrollar de manera coordinada los procedimientos
administrativos y de brindar los servicios conjuntamente.

Las informaciones deben ser organizadas según criterios


homogéneos para permitir la creación de bancos de datos

24
únicos, es necesaria la cooperación para estandarizar,
clasificar y actualizar los datos de cada uno. E] sistema
resultante debería permitir el acceso único a los servicios de
un territorio, interesando a un amplio numero de oficinas
administrativas y organismos.

La red de las ORP, que la administración estatal, regional y


local debería comenzar a construir, se cruzara con la red
nacional, constituyendo una gran oportunidad de renovación
del sistema público.

c) Integralidad de acciones y convergencia de disciplinas


en la modernización de administración pública. El
escenario posible.

Al parecer, la política de e-government ya ha entrado de


lleno en las estrategias de gobierno de los estados y las
regiones y las nuevas tecnologías están consideradas como
una extraordinaria ocasión para invertir las relaciones de
fuerza entre administración publica y ciudadanos,
reequilibrándolas en favor de estos últimos.

Cuando esté completa y activa nuestra red nacional de la


administración pública el ciudadano podrá tener acceso a
servicios e Informaciones sin tener que localizar
obligadamente el organismo que los brinda. Pero, para ello es
necesario continuar perfeccionando los instrumentos
tecnológicos, para que este escenario pueda hacerse realidad
desde el documento de identidad electrónico hasta la firma
digital, pasando por instrumentos como el protocolo
informativo, la gestión informatizada de la circulación de
documentos o el archivo óptico que ya podrían formar parte
del instrumental en dotación a las oficinas públicas

Resumiendo, estamos en presencia de un cuadro muy

25
prometedor, tanto por la multiplicación de las actividades
emprendidas por las diferentes administraciones, como por la
tangible disponibilidad a confrontarse en el terreno de la
innovación por parte del aparato burocrático.

Es cierto que no podemos afirmar todavía que el instrumento


para relanzar las arcas atrasadas sea la tecnología de la
información. Sin embargo, va en aumento la aprobación de
las políticas de e-government, que pueden desarrollarse por
lo menos en tres sectores; aumento de la eficiencia interna de
la administración, crecimiento de una conciencia colectiva de
los derechos y deberes de los ciudadanos y los estados, y
apoyo a la formación.

En efecto, no cabe duda de que la capacidad de desarrollo de


un territorio está íntimamente relacionada con la calidad de su
capital humano, que puede evolucionar también mediante las
oportunidades que loa red ofrece.

Estamos viviendo una gran ocasión de crecimiento colectivo


para los hombres y mujeres de este milenio, más creo que al
mismo tiempo no podemos dejar de preocuparnos por los
desequilibrios que se verifican. Es necesario tener siempre
claro los limites del desarrollo y el monto de las inversiones
que deban ser garantizadas (tanto dentro de los estados
como en campo internacional), para que las tecnologías de la
comunicación puedan estar efectivamente al servicio de las
colectividades nacionales, salvaguardando los principios de
equilibrio de equilibrio, justicia y coparticipación, en una
perspectiva de evolución internacional que ofrezca las
mismas oportunidades a todos.

26