Está en la página 1de 2

[En verde se colocan cambios o modificaciones leves al texto, con la finalidad de optimizar su lectura.

Las sugerencias quedan a consideración del autor.]

Hoy, fuimos al jardín botánico de la UNAM, un lugar que he visitado desde niño. El Commented [GR1]: Eliminar coma.
jardín botánico es un paraíso, mezcla de extraordinaria belleza de la vegetación de
México y rocas volcánicas. Las rocas volcánicas del Jardín Botánico son producto Commented [GR2]: Omitir parte tachada para mayor
de la erupción del volcán Xitle, hace unos cientos de años. Esta hermosa colección fluidez. Texto sugerido:

tiene una gran cantidad de cactáceas, leguminosas, orquídeas; hay un pequeño “El jardín botánico es un paraíso, mezcla de la extraordinaria
lago artificial y muchos árboles. Tener contacto con esta diversidad natural siempre belleza de la vegetación mexicana y las rocas volcánicas,
producto de la erupción del volcán Xitle, hace unos cientos
me ha maravillado y me ha motivado a hacer preguntas. de años”.

Veo esa misma inquietud en mis hijos, de 5 y 9 años. Me preguntan acerca de las Commented [GR3]: Modificación por redacción.
plantas, se maravillan de que existan árboles tan grandes, plantas tan llenas de
espinas; de que la vida vegetal sea tan diversa y tenga formas como las de un Commented [GR4]: Omitir para mejor fluidez.
maguey o un enorme pino. Después pienso que, si nosotros, humanos, no
permanecemos en contacto con la naturaleza y no la entendemos, pronto
perderemos la posibilidad de sobrevivir. Sin vegetación no podemos vivir, sin
entender su importancia estaríamos condenados al colapso como especie.
Creo que los humanos, desde siempre, tenemos la inquietud de saber, nos hacemos
preguntas. No sólo es cuestión de sobrevivencia, es la curiosidad natural que nos
ha permitido entender cosas. Y es gracias a esa inquietud por entender es que la
humanidad ha transformado su propia forma de vivir. Tomemos como ejemplo las
ciudades, estos sitios tan cotidianos, son producto de la acumulación de
conocimientos que miles, si no es que millones de hombres, han acumulado a lo
largo de la historia. Este conocimiento acumulado es, gracias a la escritura, a la
aparición de libros, de bibliotecas, a la organización y entendimiento de la
información, al diseño de experimentos y los métodos para comprobar cosas, lo que
hoy llamamos ciencia.
La ciencia entonces nos rodea, cada cosa que tenemos en nuestro entorno es
resultado de la ciencia. Incluso para conservar y entender esto que llamamos
naturaleza necesariamente se pasa por la ciencia. La ciencia es parte de nuestro
origen y testimonio de nuestro camino por el mundo: está en nuestro pasado (a Commented [GR5]: Texto sugerido para enfatizar la
pesar de épocas de retroceso, como en el oscurantismo) y en nuestro presente. Aún alusión de pasado  presente.

más: sin ciencia no hay futuro. Sin los conocimientos y la tecnología que hoy nos
rodea sería muy difícil (si no imposible) enfrentar los problemas del planeta, desde
el cambio climático a la desigualdad de las naciones.
En épocas recientes y hasta nuestros días, muchas administraciones de los países,
gobernantes y tomadores de decisiones hacen a un lado la ciencia. Ya sea por
creencias mal fundamentadas o por conveniencia, menosprecian el conocimiento
científico, creen que tener científicos en el país no es importante. Esto puede ser
muy peligroso para todos. Sin avances científicos que nos protejan ante nuevas
enfermedades, sin formas más eficientes para movernos y comunicarnos, sin
entender cómo funcionan los ecosistemas del mundo, nuestro futuro como
civilización está comprometido.
Es por esto que, desde hace un año, millones de personas dedicadas a la ciencia y
público en general se han organizado para salir a la calle y decir: SIN CIENCIA NO
HAY FUTURO. México no es la excepción. El año pasado nos manifestamos en
más de la mitad de los estados de la República Mexicana, no sólo saliendo a
ocupar la calle: fue una expresión de fiesta y de alegría, porque la ciencia nos
pertenece a todos, porque entender al mundo es divertido y fascinante.
Este año saldremos el 14 de abril a las 16:00, del Ángel de la Independencia
(Victoria Alada) al Zócalo de la Ciudad. En muchos estados de la república se
reproducirán estas manifestaciones, busca tu marcha local y manifiéstate. Por un
futuro posible para todos, porque la ciencia nos permite a todos entender y
transformar para el bien común al mundo, marcha con nosotros.