Está en la página 1de 6

¿Qué es la pintura mural?

Según la Real Academia Española, la primera definición para la palabra pintura es: “arte
de pintar”; seguido de “tabla, lámina o lienzo en que está pintado algo”; “obra pintada”;
“color preparado para pintar” y “descripción o representación viva y animada de personas
o cosas por medio de la palabra”. En ningún momento se hace referencia a la parte mural.
Sin embargo, la definición que dan para la palabra mural es: “perteneciente o relativo al
muro”; seguida de la definición: “dicho de una cosa: que extendida, ocupa buena parte de
pared o muro. Mapa mural”; y en tercera instancia “pintura o decoración mural”
En general la gente lo entiende como una imagen que usa como soporte un muro o pared.
Pero su recorrido histórico y su Didáctica, así como su divulgación, han dado a entender
conceptos erróneos, como por ejemplo que dicho soporte está hecho únicamente o de
piedra, o de ladrillo. Aún hoy en día mucha gente entiende la pintura mural como la
ejecutada con la técnica al fresco.
¿para qué sirve la pintura mural?
Los motivos utilizados en la pintura mural han sido muy variados y numerosos, desde los
clásicos elementos geométricos hasta los que imitaban labores de sillares o ladrillo,
pasando por aquellas ornamentaciones de tipo vegetal, heráldicas, de arquitecturas
fingidas, paisajes, o escenas mitológicas, históricas, religiosas o simbólicas, etc. Todo un
amplio repertorio iconográfico que satisfacían las necesidades más exigentes de los
mecenas y los dueños de las edificaciones.
Características

 La pintura mural suele tener un carácter decorativo de la arquitectura, aunque


también cumple finalidades didácticas.
 A diferencia de la gigantografía, el mural debe contener un relato. Por ello, se dice
que es como una película quieta.
 Monumentalidad, la cual no solo esta dada por el tamaño de la pared sino por
cuestiones compositivas de la imagen
 Poli angularidad, que permite romper el espacio plano del muro.
 Las obras son realizadas para un muro determinado
 Existe la presencia constante de la figura humana(por estar emplazado en un
mundo humano y tratarse de una disciplina de carácter humanista)
Diferencia
Grafiti
Son dibujos que representan escenas satíricas o indecentes pintadas en muros o paredes
generalmente en barrios marginales o poblaciones y también en avenidas a lo largo de
rutas que las personas utilizan diariamente.
Los mensajes de los grafitis son crudos, con colores brillantes y llamativos y utilizan un
lenguaje popular con símbolos llenos de significados para que sean entendidos por las
personas a las que se van dirigidos
Murales
Son una forma de expresión y comunicación con el propósito de impactar y se relacionan
con temas cuyo contenido es claro y profundamente sociocultural, donde se perpetúan
personajes, situaciones o hechos históricos que se identifican con las tradiciones de los
pueblos y estos se realizan en muros o paredes de instituciones privadas o públicas, es
decir dentro de un recinto, además tiene un carácter más decorativo además de cumplir
una función didáctica, ya que generalmente es un relato de situaciones históricas que
pueden ser entendidas por todas clases sociales.
¿Qué es un mural escolar?
Es un medio de comunicación que regularmente se elabora por los propios alumnos con
la guía del maestro y emplea una temática variada generalmente enfocada en un aspecto
particular, es un medio visual que sirve de gran ayuda en los procesos de comunicación.
Se trata de un cuadro en donde se desea destacar de una forma atractiva eh interesante,
información portante para alumnos, educadores, son una estrategia de enseñanza que
permite desarrollar competencia en los en los estudiantes en diferentes áreas del saber.
Objetivo del mural escolar
Ser medio visual que sirve de gran ayuda en los procesos de comunicación. Se trata de
un cuadro en donde se desea destacar de una forma atractiva eh interesante, información
importante para alumnos, educadores.
Pasos para crear un mural.
1. Escoge un lugar adecuado para tu mural. Los artistas suelen pintar murales sobre
grandes superficies visibles. La superficie más sencilla para trabajar es una pared
plana sin demasiadas obstrucciones.
2. Instala andamios o una escalera si no logras alcanzar toda la pared. En la mayoría
de los proyectos de murales, vas a necesitar algún tipo de impulso para alcanzar
las áreas altas. Puedes utilizar una escalera de mano para acceder a las áreas
que de otra manera no lograrías alcanzar. Si necesitas subir más alto, puedes
instalar andamios o alquilar un hidro elevadores.
3. Limpia la pared con agua y detergente para eliminar las impurezas. Debes revisar
la pared para detectar indicios de daños, manchas difíciles y otros problemas que
debes tratar antes de comenzar. Cualquier escombro sobre la pared se hará
evidente después de aplicar la pintura. Mezcla aproximadamente 3 cucharadas de
un detergente líquido para ropa o un lavavajillas en un cubo de agua. Luego, frota
la pared con un trapo. Debes dejar que la pared se seque antes de comenzar a
pintar.
4. Protege las superficies adyacentes con cinta de enmascarar y una lona si es
necesario. Puedes utilizar cinta de enmascarar azul para formar un borde
alrededor de la superficie de tu mural. Coloca una lona debajo de la pared para
recoger la pintura que gotea.
5.
6. Pinta la pared previamente con un color sólido si necesitas nivelarla. Esta capa
base de pintura creará un fondo para tu mural. Puedes aplicar varios colores si
tienes un diseño para el mural en mente. Si no es así, prueba con un color claro
como el blanco sobre el que sea sencillo pintar más adelante.
7. Dibuja el diseño de tu mural sobre un pedazo de papel antes de pintarlo. Crea una
maqueta básica para planificar tu diseño. Utiliza un lápiz, un bolígrafo y cualquier
otra herramienta con la que te sientas cómodo dibujando. Algunos temas comunes
para murales incluyen paisajes, personajes de ficción, deportes y ciudades. No es
necesario que colorees la imagen o el factor en el tamaño del mural aún.
8. Mide el espacio de la pared disponible para tu mural. Súbete a la escalera o el
andamio para alcanzar la parte superior del mural. Utiliza una cinta métrica para
medir desde el techo hasta el borde inferior de la pared. También, debes medir
toda la longitud de la pared para averiguar el espacio con el que cuentas para
trabajar.
9. Crea una cuadrícula sobre el diseño que dibujaste sobre el papel. Utiliza un lápiz y
una regla para dibujar una serie de líneas horizontales y verticales que se crucen.
Mide la plantilla de papel según sea necesario para calcular su tamaño y separa
las líneas de la cuadrícula de manera uniforme. Como regla general, puedes
separar las líneas de la cuadrícula a 2 cm (1 pulgada), ya que las cuadrículas de
este tamaño funcionan para casi cualquier mural.
10.
11. Dibuja una cuadrícula sobre la pared del mural con una tiza. Debes realizar
algunos cálculos para transferir la cuadrícula correctamente del papel a la pared.
Multiplica las dimensiones del dibujo de referencia para ampliarlas al tamaño de la
pared. La cuadrícula de la plantilla y la cuadrícula de la pared deben estar en
proporciones iguales, teniendo un número igual de líneas separadas por una
distancia proporcional.
12. Utiliza un lápiz para delinear las principales características de tu mural sobre la
pared. Debes escoger un lápiz de carpintería de calidad. Luego, dibuja detalles
como árboles, nubes y personajes sobre la pared. Continúa el sistema de
cuadrículas para transferir tu diseño a la pared. Observa tu dibujo para averiguar
en qué celda se encuentra el detalle. Luego, transfiérelo a la celda
correspondiente sobre la pared.
13. Dibuja detalles finos en tu boceto con un lápiz de dibujo artístico. Debes conseguir
un lápiz relativamente oscuro para que los contornos sean visibles sobre la pared.
Escoge un lápiz con base en su contenido de plomo. A menudo, un lápiz 2B se
considera una opción excelente para crear líneas oscuras que no se corran con
facilidad. Continúa rellenando la cuadrícula del mural de acuerdo con la plantilla
que dibujaste. Debes utilizar el lápiz de dibujo artístico para rasgos faciales, ramas
de árboles individuales y otros detalles pequeños que resalten el diseño general
de tu mural.
14. Escoge pintura acrílica resistente al mal tiempo. Prueba con un producto 100 %
acrílico con un alto índice de resistencia a la luz. De esta manera, tu mural no se
desvanecerá ni cambiará de color con el paso del tiempo. La pintura básica para
paredes exteriores con acabado de cáscara de huevo es una excelente opción
para la mayoría de los proyectos.
15. Escoge pinturas al látex como una forma económica de cubrir el espacio interior
de la pared. Las pinturas al látex ofrecen una limpieza más sencilla, son más
económicas y despiden menos olor. La mayoría de las pinturas al látex domésticas
son resistentes al agua y no se desprenden fácilmente con el paso del tiempo.
También tienden a mezclarse bien con pinturas acrílicas para darle tonos únicos a
la pared. Debes escoger una pintura con un acabado de cáscara de huevo para
evitar el brillo.
16. Mezcla los colores de pintura según sea necesario mientras pintas. Aunque
necesitas mucha pintura para crear un mural, debes evitar excederte al momento
de mezclar. Para evitar que la pintura se desperdicie, debes concentrarte en un
solo color a la vez. Debes mezclar suficiente pintura para el área que necesitas
cubrir. De esta manera, crearás un color uniforme que no se secará antes de que
logres terminar de aplicarlo sobre el mural.
17. Utiliza un rodillo de pintura o un pulverizador para pintar sobre las áreas más
grandes de tu diseño. Debes trabajar desde la “parte posterior” de tu imagen hacia
el frente. Coloca primero los colores base de tu diseño, teniendo cuidado de
mantener los bordes de transición limpios de un color al siguiente. Trata de
mezclar todo el color que necesites y aplicarlo de una sola vez para evitar que la
pintura se seque antes de que termines.
18. Espera por lo menos 30 minutos antes de agregar una nueva capa de pintura. Es
probable que tengas que pasar cada capa de pintura 2 o 3 veces más para que
luzca perfecta. Las pinturas acrílicas y al látex de calidad para pintar casas se
secan en aproximadamente una hora. El tiempo de secado varía según la pintura
que tengas, así que debes consultar las recomendaciones del fabricante si es
posible.
19. Pinta los detalles restantes con pinceles de diferentes tamaños. Debes conseguir
unos cuantos pinceles diferentes para abordar todos los detalles que requiere tu
diseño. Cualquier pincel que utilices para pintar sobre papel o lienzo funcionará.
Los pinceles sintéticos suelen ser una buena opción si necesitas algo que dure un
tiempo. Debes guardar el pincel más grande para colorear espacios abiertos y el
más pequeño para los detalles más complicados.
20. Agrega contornos, sombras y otros detalles con pintura negra. Debes escoger un
pincel adecuado, el más pequeño. Por lo general, estos detalles son finos, por lo
que son difíciles de agregar a gran escala sin errores. Si te equivocas, debes
limpiar la pintura cuidadosamente con agua y detergente o volver a aplicarla una
vez que se seque.
21. Limpia tu trabajo pintando sobre los errores. Debes retroceder unos pasos para
contemplar tu trabajo. Lo más probable es que detectes algunos puntos donde los
colores no se mezclaron bien, la pintura se corrió o surgió algún otro problema. La
mayoría de los errores son bastante sencillos de arreglar. Deja que el mural se
seque. Luego, repasa las áreas dañadas con otra capa de pintura.
22. Espera aproximadamente una semana para que la pintura se seque por completo.
La pintura se sentirá seca al tacto dentro de 24 horas o menos, pero eso no
significa que ya esté lista para el barniz. La pintura aún puede encontrarse
húmeda debajo de la capa superior. Como regla general, debes esperar al menos
una semana. A algunos artistas les gusta esperar hasta 6 semanas para sellar la
pintura correctamente.
23. Sella el mural con un barniz claro para protegerlo. Debes escoger un barniz claro
para pintura, a base de agua y que no se vuelva amarillo. Los barnices mate o
satinados funcionan mejor, ya que los barnices brillantes lucen demasiado
lustrosos sobre los murales. Mezcla el barniz con agua para convertirlo en pintura.
Luego, utiliza una brocha ancha para cubrir todo el mural. Puedes agregar una
segunda capa después de que el barniz se seque dentro de 24 horas para
terminar el mural.
Pinturas murales

Estudiante: Luis Daniel Hernandez De Angel

Licenciado: Fredy Orlando Carrero Maldonado.

I.E ALFONZO LOPEZ PUMAREJO


Artística
11°3
Valledupar cesar
2019