Está en la página 1de 1

Este es el acto más emocionante de mi vida política”, declaró el entonces presidente Fernando Belaunde

Terry, al firmar la Ley 23226 que devolvía los medios de comunicación confiscados durante la dictadura
militar. Con esta Ley los propietarios de El Comercio, La Prensa, Correo, Expreso, Extra, Ojo, Última
Hora y Panamericana Televisión recuperaron la plenitud de sus derechos sobre las empresas
periodísticas y sus acciones de las que fueron despojadas el 27 de julio de 1974.

La autógrafa de la Ley 23226 fue firmada por Belaunde en el Salón Dorado de Palacio de Gobierno una
hora después de que la Cámara de Diputados aprobara por 92 votos a favor y dos en contra el proyecto
aprobado por el Senado para la devolución legal y definitiva de dichos medios de comunicación.

1821: Nace Fedor Dostoyevski, novelista ruso.


1828: Se funda la Universidad San Agustín de Arequipa.
1923: Se inaugura el Museo de Arte Italiano.
1928: Nace Carlos Fuentes, escritor mexicano.
1960: Nace Stanley Tucci, actor y productor estadounidense.
1962: Nace Demi Moore, actriz estadounidense.
1974: Nace Leonardo Di Caprio, actor estadounidense.
1985: Fallece el cómico cubano Leopoldo Fernández, más conocido como “Tres patines”.
1994: Se realiza el primer trasplante de médula ósea del Perú.
2004: Fallece el líder palestino Yasser Arafat.
2010: Fallece Dino De Laurentiis, productor de cine italiano
Amigos, los invitamos a seguirnos en nuestro fan page: Huellas Digitales y en nuestra cuenta de
Twitter @Huellas_ECpe
A propósito de la presencia hoy del presidente peruano Martín Vizcarra en la Asamblea General de las
Naciones Unidas, recordamos estos tres casos emblemáticos de presidentes peruanos de los años 80 y
90 que, en momentos claves de la historia del Perú, hicieron escuchar también sus voces en el más alto
escenario político y diplomático del mundo.

Belaunde y su espíritu crítico en las Naciones Unidas

El 28 de setiembre de 1984, el entonces presidente Fernando Belaunde Terry se presentó ante la


Asamblea General de las Naciones Unidas y su secretario general, el peruano Javier Pérez de Cuéllar,
con un discurso emotivo y crítico en que denunció ante la comunidad internacional la agresión del
“colonialismo financiero” y el “terrorismo”.

En 25 minutos de discurso, el presidente Belaunde sintetizó la posición del Perú ante estos flagelos
económicos y sociopolíticos, por los cuales los países en vías de desarrollo afrontaban graves problemas
como el desempleo, las protestas sociales y la penetración ideológica.

El presidente peruano explicó su lema “austeridad sin recesión”, con lo que recusó la aplicación de
“recetas” económicas del FMI, sin antes complementarlas con políticas de incentivo al empleo y de
crédito para el desarrollo. Por otro lado, el terrorismo fue otro punto clave en su intervención. Era por
esos años un tema dramático para el país. Belaunde lo enfrentó vinculándolo con un movimiento
internacional financiado por el narcotráfico, que amenazaba la vida de los peruanos. La ONU reconoció
el valor y coraje de las palabras del presidente Belaunde.