Está en la página 1de 12

EL ESPÍRITU DE MOLOC

Moloc, significa: Aquel que reina


Moloc: Este término, de procedencia fenicia, designaba el sacrificio de niños recién
nacidos (o de un cordero en sustitución del niño).
Al ser transferido al hebreo, el término fue asociado con la palabra hebrea melec, que
significa rey. Así pasó a designar un ídolo o divinidad en cuyo honor se ofrecían sacrificios
de niños.
Más tarde, y con el fin de reprobar una práctica severamente condenada por la Ley, el
término fenicio fue vocalizado como la palabra boset , que significa verguenza
Jehová dio una orden: Lev 18:21 Y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc; no
contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová.
Lev 20:1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:
Lev 20:2 Dirás asimismo a los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, o de
los extranjeros que moran en Israel, que ofreciere alguno de sus hijos a Moloc, de seguro
morirá; el pueblo de la tierra lo apedreará.
El espíritu de Moloc, pretende abortar los planes de Dios, al inicio de una congregación,
Se interpone en el crecimiento espiritual de las personas.
Asesina los sueños de una pareja en sus inicios, (Recién casados).
Aborta los planes de los hijos de Dios.
Aborta los planes de negocios, empresas, que van a ser prósperos, y sembrarán en el
reino.

COMBATIENDO EL ESPÍRITU
DE MOLOC
Publicado en 31/01/2019
Cámara de la Asamblea de Nueva York
El 22 de enero del 2019 el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo firmó una ley que
expande y protege el acceso de las mujeres al aborto, aun si algún día la Suprema Corte
anulara el aborto en la nación, y sin importar qué cambios se den en Washington.

La ley firmada por el gobernador Cuomo no solo preserva el acceso al aborto, sino que
también remueve el aborto del código criminal del estado. Esto protegería a los médicos o
profesionales médicos que practican abortos en un proceso penal. La ley ahora también
permite que los profesionales médicos que no son doctores realicen abortos en Nueva York.
La ley también aborda los abortos tardíos. Según la Ley de salud reproductiva de Nueva
York, los abortos pueden realizarse después de 24 semanas si el feto no es viable o cuando
es necesario para proteger la vida de la
madre. https://www.cnn.com/2019/01/23/health/new-york-abortion-measures-
trnd/index.html
PROPUESTA EXTREMA EN VIRGINIA

Como si esto fuera poco, una semana después de que se firmara esa ley inicua en Nueva
York, una legisladora demócrata en la Cámara de Delegados de Virginia propuso un
proyecto de ley el martes que permitiría los abortos hasta el final del tercer trimestre del
embarazo.

El videoclip de esa sesión de la Cámara de Delegados se ha vuelto viral debido a la


naturaleza impactante de dicha propuesta.

Cuando al gobernador de Virginia, Ralph Northam (D.) se le preguntó si apoyaba esa


propuesta de ley, y que explicara lo que la legisladora quiso decir, dio la respuesta más
extraña y cobarde que un político podría dar.

“Si una madre está en labor de parto, puedo decirle exactamente lo que sucedería. El bebé
sería dado a luz. El bebé se mantendría cómodo. El bebé sería resucitado si eso es lo que
desearan la madre y la familia, y luego vendría una discusión entre los médicos y la madre
“, dijo Northam, aludiendo al médico y a la madre discutiendo si el bebé nacido debe vivir o
morir.

En pocas palabras, este señor dijo que esa propuesta de ley permite que se realice un aborto
después del nacimiento del bebé.

Aunque lo que ocurrió en Virginia sea solo una propuesta y no una ley todavía, el hecho de
que se llegue a pensar cosas semejantes es una muestra más de que estamos viviendo en los
tiempos del fin.

EL ESPÍRITU DE MOLOC ANDA SUELTO


Moloc
Sin embargo, esta iniquidad y asalto en contra de los niños no es nada nuevo. Desde los
tiempos antiguos, en muchas culturas se han practicado los sacrificios humanos, y la
ofrenda de recién nacidos para los dioses.

En los tiempos bíblicos muchos adoraban al dios “Moloc, también deletreado Molec, una
deidad cananea asociada en las fuentes bíblicas con la práctica del sacrificio de niños. El
nombre se deriva de la combinación de las consonantes del melec hebreo (“rey”) con las
vocales de boshet (“vergüenza”), este último a menudo se utiliza en el Antiguo Testamento
como una variante del dios popular Baal (“Señor”).

En la Biblia hebrea, Moloc se presenta como una deidad extranjera a la que a veces se le
concedió ilegítimamente un lugar en el culto de Israel como resultado de las políticas
sincréticas de ciertos reyes apóstatas. Las leyes dadas a Dios por Moisés prohíben
expresamente a los judíos hacer lo que se hizo en Egipto o en Canaán. “Y no des hijo tuyo
para ofrecerlo por fuego a Moloc; no contamines así el nombre de tu Dios. Yo Jehová.
(Levítico 18:21).

Sin embargo, se reporta que reyes como Acaz (2 Reyes 16:3) y Manasés (2 Reyes 21: 6),
habiendo sido influenciados por los asirios, adoraban a Moloc en el sitio de Tofet, fuera de
los muros de Jerusalén.

Este sitio floreció bajo el hijo de Manasés, el rey Amón, pero fue destruido durante el
reinado de Josías, el reformador. “ Asimismo profanó a Tofet, que está en el valle del hijo
de Hinom, para que ninguno pasase su hijo o su hija por fuego a Moloc.” (2 Reyes
23:10).” https://www.britannica.com/topic/Moloch-ancient-god
La Biblia nos enseña que el ídolo nada es, pero que lo que los gentiles sacrifican, a los
demonios lo sacrifican (1 Corintios 10:19-20). Esto quiere decir que aunque hoy en día no
veamos una estatua de Moloc recibiendo en sus manos ardientes a niños indefensos, el
espíritu maligno que se escondía detrás de esa estatua está operando en el mundo hoy.
Moloc y los demás demonios que inspiraron a los paganos de diferentes culturas a cometer
infanticidio en masa en el pasado, son los que están inspirando a hombres y mujeres faltos
de toda moral y temor de Dios a apoyar la ejecución de vidas inocentes.

Hoy en día no tenemos altares con hornos de fuego que consuman las víctimas del
sacrificio. En este tiempo los altares de Moloc son un sin número de clínicas de aborto
donde miles y miles de inocentes perecen sin poder defenderse de sus agresores.

SEAMOS LAMPARAS EN LO ALTO


Como hijos de Dios, lavados con la sangre de Cristo, ¿qué podemos hacer para combatir
esta maldad en nuestra sociedad? No podemos acudir a la política, aunque sí debemos estar
involucrados en el proceso político de la nación. Tampoco podemos depender o confiar en
legislaciones, aunque sí debemos demandar leyes justas, porque el problema del pecado es
espiritual.

La razón por la que el enemigo ha ganado ventaja contra la iglesia es porque nuestra luz
está escondida entre los gobernantes y el pueblo que gobiernan.

Jesús dijo: “15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el
candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de
los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en
los cielos.” Mateo 5:15-16

Debemos como iglesia levantar en alto nuestra lámpara y alumbrar al mundo con la palabra
de Dios. Necesitamos líderes que se levanten con autoridad y reprendan a los gobernantes
con espíritu apacible. Debemos ser la sal de la tierra anunciando el evangelio de nuestro
Señor Jesucristo llenos del poder Dios.

Cuando Esteban fue llevado ante el sanedrín en Jerusalén para ser juzgado por predicar el
evangelio, él aprovechó su defensa para instruir a los escribas y fariseos acerca de los
pecados de Israel y hablarles acerca de Cristo.

En un momento clave de su discurso, él les citó la reprensión de Dios contra Israel por
medio del profeta Amós.

“Antes bien llevasteis el tabernáculo de Moloc,


Y la estrella de vuestro dios Renfán,
Figuras que os hicisteis para adorarlas.
Os transportaré, pues, más allá de Babilonia.”
Hechos 7:43

Esta porción de la palabra de Dios nos enseña que para combatir el espíritu de Moloc en el
tiempo de la gracia, es necesario anunciar el mensaje de salvación.

Como dijo un evangelista del pasado, la predicación del evangelio va a traer como resultado
una de dos reacciones de los oyentes, “o se arrepienten de sus pecados, o se enojan por el
mensaje.” En el caso de Esteban, los que oyeron sus palabras se enfurecieron en sus
corazones, y resistieron el toque del Espíritu Santo.

Aunque muchos se molesten por nuestra predicación y testimonio, debemos ser valientes y
levantar la voz en contra de la injusticia y la maldad.

Después de la aprobación del aborto en Chile, una ley inicua, no


debemos cejar en el empeño para que sea derogada.
Una nueva tendencia de abrogar estas leyes alrededor del mundo nos
anima a continuar en esta lucha.
Moloch era el dios de los antiguos cananeos o fenicios. Lo
consideraban el símbolo del fuego purificante, el que, a su vez,
simbolizaba al espíritu.
Creían que, como resultado de una catástrofe ocurrida en el comienzo
del tiempo, ese espíritu se había transformado a sí mismo en
obscuridad al convertirse en materia.
Según las creencias fenicias -de acuerdo con la herejía gnóstica- el
hombre era la encarnación de tal tragedia ontogénica y para redimirse
de ese pecado era necesario ofrecer sacrificios a Moloch inmolando
bebés, por ser considerados los más impregnados de materia.
Lanzar recién nacidos al fuego constituía el más agradable sacrificio
que podía ofrecerse a esa implacable divinidad, representada por una
gigantesca estatua de bronce que encerraba un horno en su
cavernoso cuerpo.
Las madres arrojaban a sus propios hijitos vivos en el incandescente
vientre de Moloch, el que esperándolos de brazos abiertos, devoraba
por el fuego a sus pobres y pequeñas víctimas.
Y para atenuar la repulsa causada entre los que asistían a tales
escenas, los inicuos sacerdotes de Moloch tomaban el cuidado de
hacer tocar trompetas y redoblar tambores para sofocar la infernal
melodía de los gritos de los inocentes. (1)
Así, sin pena ni piedad, en aquellos tiempos los fenicios inmolaban
millares de criaturas… ¿Sólo en aquellos tiempos? ¿Sólo los fenicios?
***
El aborto, en efecto, era una costumbre generalizada en el mundo
pagano. Fue precisamente, una de las grandes y magníficas victorias
obtenidas por Nuestro Señor Jesucristo en la Cruz al redimir al género
humano, la virtual desaparición de esa monstruosidad en las naciones
cristianas, bajo el benéfico influjo de la Iglesia.
Fueron necesarios muchos siglos de decadencia para que los
hombres osaran volver a “endiosar” la práctica criminal del aborto al
despenalizarlo o autorizarlo por los más diversos motivos.
Por primera vez, recién en 1920, el aborto fue legalizado en la Unión
Soviética por el socialismo marxista, bajo la dictadura de Lenin. En la
década del 40 y del 50 le siguieron Japón, Canadá, Suecia y varios
países de Europa oriental dominados por los comunistas.
Y en los años 60 y 70, en plena “revolución sexual”, tanto en los
EE.UU. como en la mayoría de los países de Europa occidental,
fueron abiertas las puertas al aborto legal o al menos a su
despenalización.
De este modo, en los umbrales del siglo XXI, cuando tanto se
proclaman los “derechos humanos”, el lugar de los sacerdotes fenicios
lo ocupan médicos sin escrúpulos.
Pero tragedia aún mayor –para cuya descripción el lenguaje humano
tiene dificultad de encontrar las palabras exactas- el vientre de Moloch
ha sido reemplazado por el propio seno materno…
Quién hubiera dicho que, en nuestros aciagos días, el lugar de mayor
riesgo para la vida de un niño es ¡el vientre de su madre!, el lugar por
naturaleza más resguardado, más acogedor.
¿Puede haber una mayor y más monstruosa inversión de valores?
“The womb has become a tomb”…(el seno materno se transformó en
una tumba).
***
¿A qué divinidad se inmolan hoy las millones de víctimas
inocentes?
Varían de acuerdo a un politeísmo macabro.
Cuando se trata de rendir culto al ‘placer sexual’, sin respetar las
finalidades y consecuencias establecidas por la propia naturaleza, ese
dios se llama Eros y la religión toma el nombre de Erotismo.
Cuando se trata de evitar ‘estorbos’, en una frenética búsqueda de
conveniencias personales, ese ídolo se llama Ego y la religión tiene el
nombre de Egoísmo.
Sobre todo esto, se yergue el Leviatán, es decir, los Estados hipócritas
y las organizaciones internacionales, que son cómplices de una
injusticia clamorosa: el exterminio del más indefenso de los seres, el
no nacido. Y ahogan en la sangre de las víctimas inocentes al más
elemental de los derechos fundamentales del hombre, el derecho a la
vida, practicando la más odiosa de las discriminaciones contra el ser
humano en la fase pre-natal de su existencia.
Y ahogan en la sangre de las víctimas inocentes al más elemental de
los derechos fundamentales del hombre, el derecho a la vida,
practicando la más odiosa de las discriminaciones contra el ser
humano en la fase pre-natal de su existencia.
En realidad, el Moloch moderno es mucho más implacable que el dios
cananita: los sacrificios humanos de la antigüedad son insignificantes
si se comparan con los 50 millones de niños que todos los años son
sacrificados en el vientre de sus madres.
La paradoja no podría ser más flagrante:
El hijo debería esperar, precisamente de la madre, amor sin límites,
pero ella lo inmola, no ya en un altar en llamas, sino en una fría mesa
de operaciones.
El médico, cuya misión es garantizar la vida, se transforma en el
instrumento de su muerte.
El Estado, que debería castigar a los criminales que levantan la mano
contra su vida, niega al nonato el derecho a vivir.
Este trágico símbolo de la decadencia moral de la sociedad denuncia
también su profunda deshumanización e irracionalidad.
Su deshumanización, por considerar a la vida del hombre como algo
trivial, etéreo, una vana brisa sin una finalidad específica ni destino
trascendente. Su irracionalidad, por conducir a la matanza de una vida
inocente.
El aborto contradice profundamente la naturaleza humana. Es un
desorden fundamental que nos aleja del principio moral más básico, el
que nos manda respetar la vida de nuestros semejantes.
Bien y mal, justicia e injusticia no son meras convenciones o
caprichos. A ellos debemos adecuar nuestra conducta personal para
el cumplimiento de nuestros deberes.
Ahora bien, el derecho y la justicia sólo encontrarán una sólida y
efectiva justificación si afirmados en sus últimos y más absolutos
fundamentos, es decir, si se comprende que los inalienables derechos
del hombre le vienen de su condición de haber sido creado a imagen y
semejanza de Dios, y, que, como criatura, tiene el deber de dar a los
demás lo que les es debido.(2)
***
En esa perspectiva, anhelamos que la lectura del libro «55 Pregunas
y respuestas contra el aborto», que le ofrecemos
gratuitamente, contribuya a que todos cumplamos con el deber
sagrado de proclamar, sin tapujos y con toda valentía, la verdad, toda
la verdad.
Acomodarse, ceder al miedo, a la pereza o entrar en componendas a
costa de omisiones y concesiones inaceptables para la conciencia
católica, constituye una defección.
Debemos estar dispuestos, por el contrario, a no paliar las verdades
fuertes ni disimular la buena doctrina, disponiéndonos a afrontar
gustosos las consecuencias de ello.
Si así lográsemos evitar que se elimine la vida de un niño dentro del
seno de su madre, asesinado por un “especialista” sin conciencia
antes de nacer, nos consideraríamos ricamente pagados sin que nos
importase nada el odio que provoque el haber expuesto con palabras
claras las leyes de Dios y las enseñanzas de la Iglesia.
Situación jurídica del aborto alrededor del mundo.
Legal bajo cualquier circunstancia dentro de plazos establecidos.
Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental, violación, inviabilidad fetal y
factores socioeconómicos.
Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental, violación e inviabilidad fetal.
Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental y violación.
Legal en casos de riesgo para la vida de la madre y/o de salud física o mental.
Legal en casos de riesgo para la vida de la madre.
Ilegal sin excepciones
. No hay información. Nota: En la mayoría de los países y supuestos citados, la intervención ha de
efectuarse antes de plazos establecidos.

La legislación del aborto en el mundo


Tanto el aborto voluntario como el inducido, está sujeto a un
ordenamiento jurídico que se encuentra vigente en cada país y se
divide en 6 categorías en cuanto a sus restricciones:

Está el aborto legal sin restricciones. En los países que se realiza este
aborto, solo tienen limitaciones en cuanto a la edad gestacional de la
embarazada. Es una de las prácticas más comunes entre la mayoría,
y donde los abortos se efectúan antes de las 12 semanas de
embarazo.
Las regiones donde se realiza esta práctica son en: Europa: Alemania,
Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Italia, Irlanda, Noruega,
Países Bajos, Portugal, República Checa, Suecia, Suiza, Albania,
Azerbaiyán, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia,
Eslovaquia, Estonia, Georgia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania,
República de Macedonia, Moldavia, Montenegro, Rumania, Rusia,
Serbia, Turquía y Ucrania.

En América en: Uruguay, Estados Unidos, Cuba, Canadá, Barbados,


Belice, Guyana y Puerto Rico. En Asia en: Baréin, Camboya, China,
Kazajistán, Kirguistán, Nepal, Singapur, Turkmenistán y Uzbekistán.
En Oceanía en: Australia.

Está el aborto permitido solo para salvar la vida de la mujer. Es que en


algunos países, el aborto inducido, solo se lo permite cuando la vida
de la mujer se ve en peligro y en algunos casos, cuando ocurre una
violación.

Los países que permiten esta práctica es en América: Brasil, Chile,


Guatemala, Dominica, México, Panamá, Paraguay, Venezuela,
Argentina, Bahamas, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Granada, Perú,
Jamaica, Colombia, Antigua y Barbuda.

La mayoría de los países que se encuentran en África, Asia y


Oceanía, también tienen esta legislación a excepción de Egipto,
Kenia, Malawi, Honduras, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos,
Irak, Kuwait, Maldivas, Mongolia, Siria, Nauru y las Islas Salomón,
donde aún se encuentra restringido, siendo legal, pero sujeto a
algunas restricciones.

El aborto solo para proteger la salud mental y física de la mujer. Las


leyes que rigen en los países que permiten estas variaciones para
preservar la salud física y mental de la mujer, forma parte de
implementar un cambio que puede regular cada caso.

Los países que se manejan con esta legislación son: Paraguay,


Argentina, Bahamas, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Granada, Perú,
Colombia, Barbados, México, Panamá, India, Jordania, Pakistán,
Singapur, Tailandia, Vietnam, Samoa, Nueva Zelanda, Burkina Faso,
Burundi, Camerún, Comoras, Etiopía, Ghana, Guinea, Liberia,
Marruecos, Nigeria, Ruanda, Sierra Leona, Tanzania, Uganda,
Zimbabue y Zambia.
Abortos por razones socioeconómicas. Es una práctica que la
apropiaron solo los países de Belice, Chipre, Taiwán, India, Zambia,
Portugal, Cabo Verde, Japón, Finlandia, Islandia, y el Reino Unido,
solo permitiendo la interrupción del embarazo, por razones
socioeconómicas.

El aborto ilegal sin excepciones. Es cuando el aborto no está permitido


bajo ningún concepto. En este decreto no existe ninguna excepción
para realizarlo, ni siquiera aún si llegara a peligrar la vida de la madre,
si existieran malformaciones fetales o casos de violación. Los países
bajo esta legislación son: República Dominicana, El Salvador, Haití,
Honduras, Nicaragua, Andorra, San Marino, Surinam y Malta.

países que sucede son: Honduras, Nicaragua, República Dominicana


y en parte de Latinoamérica. También en Vietnam, Filipinas, Angola,
Madagascar, Congo y Senegal, entre otros más.

También podría gustarte