Está en la página 1de 31

República bolivariana de Venezuela

Ministerio del poder popular para la educación superior


Ministerio del poder popular para la salud
Universidad de ciencias para la salud “Hugo Chavez frías”.
San pablo- Yaracuy

Proyecto Nacional

Bachiller:
Suarez Rosa
CI: 30272916.
Materia:
Proyecto Nacional
Docente:
Dra. Sorangel Betancourt

San Pablo,
Introducción
En este año se comenzó con el introductorio de los estudiantes de pre-
medico de la Universidad de Ciencias para la “Salud Hugo Chavez Frías” en
el cual esta fue una de las materia que nos impartieron, es una materia
donde lo primordial es la historia de nuestro país tanto su avance político
como social, partiendo desde nuestras raíces hasta la actualidad puesto
que es necesario conocer nuestro pasado para poder aprender de el y no
cometer los mismo errores en el futuro, se logró enfatizar a nuestra
constitución desde como nuestro país llego a ser libre e independiente de
España, las diferentes constituciones que fueron cambiando en el
transcurrir de los años, los avances en el ámbito social que llevaron a
nuestro país a ser lo que es actualmente, puesto que todo no fue obra de
una persona sino de muchas que colaboraron para que todo sucediera y
que si actualmente tal vez no sea el mejo momento del país en un futuro
con los conocimientos adquiridos podemos llegar a ser mejores que los
que estuvieron antes que nosotros.
Además La Unidad Curricular de Proyecto Nacional y Nueva
Ciudadanía está orientada al conocimiento y discusión de temas
fundamentales para la comprensión de la realidad contemporánea de
nuestro país en el contexto mundial y con perspectiva histórica. Se hace
especial énfasis en el cultivo de capacidades para la búsqueda, selección
crítica, procesamiento y uso de la información, la lectura comprensiva, así
como la comunicación oral y escrita. La actividad en esta unidad curricular
se centra en la producción de un texto y su comunicación pública, partiendo
del principio de que la comunicación real es la que crea condiciones y obliga
a revisar los aspectos formales de la comunicación para garantizar la
comprensión de los interlocutores.
Índice
1. Evolución histórica socio- política, cultural jurídica y
económica de la realidad Venezolana desde el siglo XV
hasta el siglo XXI.

1.1 Los pueblos indígenas de Venezuela:


En un período geológico denominado Pleistoceno, vinieron, posiblemente
del norte, grupos de personas que llegaron a la costa noroeste de nuestro
actual territorio. Eran grupos nómadas que se movilizaban por los
territorios que hoy corresponden a los estados Zulia, Falcón y Lara,
coexistiendo con grandes mamíferos como gliptodontes, megaterios y
mastodontes que aquella gente cazaba para proveerse de proteína
animal. También recolectaban vegetales comestibles. Para esa actividad,
vital para ellos, fabricaban instrumentos de piedra tallada para cazar,
despellejar y descuartizar el animal.
Fue un poblamiento temprano porque ocurrió en tiempos lejanos. En
aquel tiempo el clima del lugar donde llegaron era muy húmedo, por eso
tenía una densa vegetación que era el alimento de la mega fauna; pero
posteriormente, debido a cambios climáticos, hubo escasa vegetación.

Entre los años 1000 a.d.n.e. y mediados del siglo XV de nuestra era,
llegaron al actual territorio de Venezuela varias oleadas de comunidades
aborígenes:
Poblamiento de grupos caribes
Poblamiento de grupos arawak
Poblamiento de grupos timotocuicas

Ante la avanzada de las aguas del mar, los indígenas nómadas que
caminaban por áreas costeras, se especializaron en recolectar caracoles y
mariscos para comerse su nutritiva carne. Hacia el año 2000 a.d.n.e. la
recolección de conchas se había generalizado en costas del mar Caribe y
de los océanos Atlántico y Pacífico; porque aunque también pescaban, era
poca la cantidad que podían sacar con un instrumento de madera que
tenía la punta aguda o tenía amarrada una piedra afilada. Además, en sus
andanzas recolectaban frutas y plantas comestibles.

1.1.1 CULT URAS DE NUESTRO PASADO INDÍGENA


1.1.1.1 Gente de la yuca:
Los arawak, también llamados arahuacos o aruacos, constituían una
numerosa población organizada en comunidades. Ocuparon tierras bajas
de la cuenca hidrográfica del Orinoco y tierras ligeramente inclinadas al
pie de la montaña (espacios cercanos a los que ocuparon los caribes).
Vivían en chozas; cuando habitaban a orillas de lagunas o ríos, las
construían sobre estacas (palafitos). Si tienes en cuenta esta información,
¿qué pueblos de origen arawak viven actualmente en Venezuela? Ubícalos
en un mapa de nuestro país.

Con tallos fabricaban esteras, con fibras vegetales tejían sus chinchorros y
guayucos. Algunas comunidades comían lo obtenido mediante la pesca y
la caza; pero otras producían los alimentos en su conuco.

Algunos indigenistas afirman que los arawak aprendieron de los caribes el


cultivo en conuco. Otros afirman que los caribes aprendieron a cultivar
yucas con los arawak. Esto permite deducir que hubo relaciones entre las
dos etnias y que ambas cultivaban yuca. Para sembrar, utilizaban la coa;
para cazar, el arco y la flecha; para pescar, el arpón.

Las comunidades arawak practicaban entre ellas el trueque de productos,


pero también lo hacían con pueblos caribes. Dicen que la gente arawak
era ansa”(apacible) y la gente caribe era violenta y guerrera. Sin embargo,
no es del todo cierto, ya que las frecuentes guerras entre ellos tuvieron un
motivo.

Según algunos especialistas, las luchas que hubo tuvieron una causa: las
comunidades arawak tenían numerosas personas y había muchas mujeres
hermosas; en cambio, en las comunidades caribes eran escasas las
mujeres. Por eso, a veces los caribes invadían aldeas arawak para raptar
mujeres, que luego convertían en pareja de sus jóvenes varones. Los
arawak eran politeístas, pero tenían ritos especiales para dos dioses: el Sol
y la Luna.

1.1.1.2 Gente del maíz en nuestros Andes

Las últimas oleadas pobladoras que llegaron a nuestro actual territorio,


fueron comunidades sedentarias de timotos y cuicas que se asentaron en
la región andina: los timotos en el actual estado Mérida y los cuicas en
Trujillo. El antropólogo Miguel Acosta Saignes y muchos estudiosos del
tema, los vinculan con la cultura chibcha (de la actual Colombia) en lo
lingüístico, las técnicas de cultivo, en el arte y otros elementos culturales.
La principal característica de la cultura timotocuica es su avanzada técnica
para el cultivo, excelentemente adecuada a las condiciones del clima y del
relieve que caracteriza a los Andes; cultivaban en andenes construidos en
las laderas montañosas, para lo cual construían escalones sostenidos con
un murito de piedras, de modo que sobre cada escalón quedaba el
espacio horizontal para proteger el suelo de la erosión y fertilizaban con
abono orgánico antes de sembrar.

Para garantizar agua para el riego construían quinpúes: estanques que


llenaban de agua para nutrir largos canales para el regadío. Esa estructura
agrícola la completaban con la construcción de mitoyes, que servían para
almacenar productos cosechados. Sus principales productos eran el maíz y
la papa. También cultivaban yuca dulce, distintos tipos de frijoles, ají dulce
y picante, y otras plantas típicas de la región.

Otra actividad importante fue el trueque, como dijimos en páginas


anteriores. Entre los productos agrícolas que comercializaban está la papa;
esto permitió que su cultivo se iniciara entre otros indígenas. Pero los más
importantes productos para el intercambio fueron los tejidos: mantas y
ropa tejida con algodón, esteras tejidas con fique y con junco.

1.2 INVASIÓN Y CONQUISTA -COLONI ZACIÓN DE UN


CONTINENTE QUE TENÍA DUEÑOS

1.2.1 Primer viaje del Almirante

La expedición de Cristóbal Colón llegó en la mañanita del 12 de octubre de


1492 a la isla de Guahananí, sus sorprendidos habitantes les dieron agua y
comida porque tenían sed y hambre. Creyó Colón que había llegado a una
isla asiática y consideró “indios” a sus habitantes, cuando en realidad
estaba en una isla caribeña perteneciente al archipiélago hoy llamado
Bahamas. Tomó posesión de la isla “San Salvador” (como él la llamó), en
nombre de los reyes de España. Ese 12 de octubre comenzó el proceso de
invasión, conquista y colonización de un continente cuya existencia era
desconocida por los europeos.
Los nativos le indicaron con señas que había otra isla más grande. Se llevó
a varios para que sirvieran de guías y se enrumbaron hacia el sur.
Desembarcaron en Cuba, isla que Colón llamó Juana y tomó posesión de
ella. Al cabo de un tiempo continuó el viaje. El 6 de diciembre llegó a otra
isla llamada Haití por los taínos que la habitaban; también tomó posesión
de ella y la denominó La Española (en su diario escribió que le puso ese
nombre al ver sembradíos tan hermosos como los de un lugar de España
que él conocía).
Colón ordenó la construcción del Fortín. Dejó allí 39 españoles encargados
de dirigir el trabajo de los taínos para concluir el Fortín de La Natividad
que, entre otras cosas, debía tener un pozo para depositar el oro que
obtuvieran. En enero de 1493 emprendió el viaje de regreso a
España. El Almirante llevó a los Reyes Católicos muestras de oro, de
plantas y animales desconocidos en Europa y unos siete “indios”. La
noticia de la llegada de Colón provocó un alboroto de alegría y fue
recibido por la reina Isabel en su palacio.

1.2.2 Segundo viaje del Almirante


Por tan espectacular resultado, la monarquía autorizó al Almirante para
realizar un segundo viaje, que salió en septiembre de 1493 y regresó en
abril de 1495. Esta vez no fueron tres sino 17 naves con 1700 personas; la
expedición pasó por Islas Vírgenes, Guadalupe, Borinquen (hoy Puerto
Rico) y Jamaica. No se detuvo, tenía prisa por llegar a Haití donde tuvo una
desagradable sorpresa: el fortín destruido y los 39 españoles muertos.
Lo que encontró fue el resultado del primer acto de resistencia indígena,
un acto de violencia en respuesta a la recibida de sus invasores: maltratos
físicos mientras trabajaban en la construcción, robo por la fuerza del oro y,
peor aún, raptaban a sus mujeres. Esto provocó que los taínos (del pueblo
arawak) con ayuda de una comunidad vecina (del pueblo caribe), se
unieran y, encabezados por Canoabó, rescataran a sus mujeres, sacaran
del pozo el oro que les habían robado, incendiaran el fuerte y mataran a
los españoles.

Esta vez, Colón fundó una ciudad: La Isabela (hoy Santo Domingo, capital
de la República Dominicana). Se construyeron 200 casas de madera,
fuertes para protegerla y una iglesia donde en enero de 1494 se ofició la
primera misa en el “Nuevo Mundo” (como empezaron a llamar a nuestro
continente), quedó poblada con gente que vino en ese viaje. Pronto tuvo
importancia política.
1.2.2.1 Resistencia indígena
La resistencia indígena no cesó en islas del Caribe, como tampoco cesó la
violencia de sus invasores. El cacique Canoabó fue el gran líder de la
resistencia en La Española hasta su captura y muerte; su mujer, Anacaona,
continuó la lucha hasta que fue quemada junto con otros indígenas.
En Cuba, lideró alzamientos Hatuey. La violencia de los invasores fue
noticia hablada por gente katugua (caribe-tupí-guaraní) que llegó en
piragua a islas y costas del Caribe. Gracias a esa información, los pueblos
originarios eran precavidos cuando llegaba alguna nave extraña.

1.2.3 Consecuencias:
La espada y la cruz marcharon juntas en la conquista y en el despojo
colonial.

Desde la ocupación y exploración de las islas del Caribe y costas de


Venezuela, España inició acciones para implantar la dominación en todo el
espacio que según el Tratado de Tordesillas le correspondió. Muchos
historiadores consideran que la conquista-colonización fue un proyecto
con propósitos que coincidían con los recientes cambios ocurridos en
Europa, donde se había iniciado el capitalismo mercantil (mercantilismo) y
había estados nacionales gobernados por reyes absolutistas, como es el
caso de los Reyes Católicos de España. Tratamos de explicarte esos
propósitos a continuación.

Un propósito económico: interesaba a España apropiarse del oro, de la


plata y de las perlas (según el mercantilismo, la riqueza de un Estado se
medía según la cantidad de metales preciosos que poseía). También le
interesaba establecer el monopolio comercial, para garantizar que sólo
España pudiera comerciar la riqueza que obtuviera en sus colonias.

Un propósito político: al Estado español recién unificado, le interesaba


extender el poder político más allá de sus fronteras para fortalecer el débil
poderío de su imperio y, para lograrlo, se planteó los dos propósitos
siguientes:

Un propósito militar: contar con conquistadores-colonizadores armados


con espadas y otras armas metálicas, así como con el arcabuz (antigua
arma de fuego modernizada con tecnologías renacentistas). Y un
propósito religioso: le interesaba a los Reyes Católicos mantener y
extender su religión. De allí que las expediciones de conquista y
fundadoras de ciudades, estuvieran acompañadas de un sacerdote y que
luego enviaran a América misiones religiosas para evangelizar a los
indígenas.

En aquellos días de invasión a nuestras tierras, la flecha de nuestros


ancestros se empequeñeció ante la espada y el casco del conquistador.
Estalló entonces un rabioso arcoíris sobre quienes sabían que la libertad
vivida desde hacía miles de años estaba agonizando y presentían que la
tierra suya sería arrebatada por manos ajenas, arrebato que se hacía en
nombre de un dios que nunca antes habían conocido. Amenazados de
guerra, despojo, esclavitud y muerte, las manos de nuestros antepasados
ya no pudieron cosechar el maíz, la yuca, el cacao ni la papa en suelo
colectivo. Las amenazas del Requerimiento se cumplieron: la conquista de
América fue violenta.

Los conquistadores usaron la violencia contra una población indígena


diezmada progresivamente por una lucha desigual, que generó su
exterminio físico y facilitó la imposición a los sobrevivientes de los
sistemas de organización política, social y económica del español. La
resistencia indígena se manifestó en enfrentamientos por defender sus
tierras y su vida, pero ante la superioridad del armamento de los
españoles, las poblaciones indígenas que luchaban sin protección para
cuerpo y cabeza, fueron en su mayoría sometidas o exterminadas.

1.2.4 Nombres por el color de la piel y por el lugar de origen


Blancos peninsulares: llamaron a los españoles, porque España está en la
península Ibérica (igual que Portugal). Tenían todos los derechos políticos
(sólo ellos podían ser virrey, capitán general y ejercer otros altos cargos) y
tenían privilegios sociales.
Blancos criollos: llamaron a las y los descendientes de españoles, nacidos
en América. Tenían limitados sus derechos políticos a ejercer cargos en el
cabildo y desde el siglo XVIII en el Real Consulado. Pero tenían iguales
derechos económicos e iguales privilegios que los y las peninsulares.
Blancos de orilla o isleños: llamaron a quienes habían nacido en las islas
Canarias u otras pertenecientes a España. Estos no tenían derecho ni
siquiera de ejercer cargos en el cabildo, ni privilegios sociales, sólo uno: no
ser discriminados abiertamente en público. Trabajaban en oficios
manuales, vendían telas y otros productos; trabajaban como empleados
en tiendas; algunos tenían pequeñas parcelas o pequeños comercios y
vivían del producto de las ventas.
Indios: los clasificaban en encomendados; tributarios eran los que estaban
obligados a pagar un tributo, vivían en pueblos sólo para indígenas bajo la
autoridad de un corregidor o en misiones bajo la autoridad de un “cura
doctrinero”; indios rebeldes o “alzados” llamaban a los que hasta fines de
la colonia se resistieron a ser dominados y se fueron a vivir en lugares
distantes, sin permitir la entrada de desconocidos que pudieran atacarlos
o tratar de someterlos.
Negros: africanos y afrodescendientes, esclavizados y libertos. Sólo tenían
deberes, carecían hasta del derecho a su libertad. Las mezclas de indios,
negros y blancos recibían distintos nombres:
• Mestizos: llamaron a hijos e hijas de blanco-indio, eran los menos
discriminados.
• Mulatos: resultan de la mezcla blanco-negro.
• Zambos: resultan de la mezcla indio-negro.
• Pardos: resultaban de mezclas que tenían sangre africana directamente
(por ser descendiente de padre o madre negro(a) o indirectamente por ser
el resultado de mezclas en las que algún antepasado era zambo o mulato.

1.2.4 Grupos sociales


Aristocracia: formada por blancos peninsulares que ejercían altos cargos
en el gobierno colonial (y sus familiares), eran productores y
comerciantes; criollos (y sus familiares), propietarios de latifundios y un
grupo que era dueño de negocios comerciales y algunos dueños de barcos
que desde el siglo XVII obtuvieron permiso para transportar cacao al
Virreinato de Nueva España.

El grupo de blancos de orilla y sus familias, aunque tenía algunos


beneficios legales, eran discriminados. Lucharon por igualarse a los
criollos; aunque la corona estableció una ley de “gracias al sacar”, el
procedimiento judicial para demostrar su “limpieza de sangre” era
complicado y muy costoso.

Grupo de miscegenados o pardos que con excepción algunos que, por ser
descendientes de un blanco peninsular o criollo, tenían bajo aporte de
sangre negra, generalmente no eran despreciados y menos discriminados;
todos los otros sí lo eran y además tenían bajos ingresos: eran barberos,
sastres, carpinteros, herreros y ejercían otros oficios artesanales en
ciudades y pueblos. Llegaron a ser la mayoría de la población.
Grupo de indígenas y esclavizados africanos y afrodescendientes. Los
indígenas encomendados o no, tenían alguna protección derivada de las
Leyes de Indias, pero las y los esclavizados no tenían derecho ni siquiera a
su libertad personal. Eran pobres, explotados, despreciados y excluidos de
muchos derechos humanos.

Así, poco a poco, de esas diferencias en la sociedad de Nuestra América,


surgieron las clases sociales

1.3 La Independencia

La independencia de Venezuela se inicia en Caracas, el 19 de abril de 1810,


cuando un grupo de criollos caraqueños aprovechó la excusa de que en
España estaba mandando un francés, para convocar una reunión del
cabildo y proclamar un gobierno propio hasta que Fernando VII volviera al
trono de España. El Capitán General, Vicente Emparan, no estuvo de
acuerdo con esto, y cuando desde la ventana del ayuntamiento le
preguntó al pueblo que se había reunido en la plaza mayor (hoy plaza
Bolívar) si quería que el siguiera mandando, el presbítero José Cortés de
Madariaga, le hizo signos a la multitud para que contestaran que "NO". Y
eso fue lo que ocurrió. Emparan dijo que entonces, el tampoco quería
mando, renunció y se fue a España con sus colaboradores. Se había
iniciado la independencia de Venezuela.

El 5 de julio de 1811, los miembros de la Sociedad Patriótica, convencieron


a todos los congregantes menos uno, de declarar la independencia de
Venezuela, olvidándose de una vez de la defensa de los derechos de
Fernando VII. Esto marcó la fundación del Estado Venezolano.

El jueves Santo de 1812, un fuerte terremoto sacudió al país, matando a


más de 10.000 personas y causando una gran destrucción en Caracas y
otras ciudades. Allí es cuando Bolívar pronunció su famosa frase: "Aunque
la naturaleza se oponga, lucharemos contra ella y haremos que nos
obedezca". Sin embargo los realistas, y muchos religiosos que los
apoyaban, aprovechándose de la ignorancia de la gente, decían que
aquello era el castigo de Dios.

Miranda, quien había recibido el título de Generalísimo y poderes


absolutos para defender la nueva patria, fue derrotado y no le quedó más
remedio que rendirse en San Mateo el 25 de julio de 1812, firmando un
armisticio, el cual no fue cumplido por Monteverde quien lo mandó a
encarcelar cuando se preparaba para ir al exterior. Igualmente, mandó a
matar a miles de personas, incluyendo mujeres y niños, entre los patriotas
(los que apoyaban la independencia). Miranda murió encarcelado en la
cárcel de La Carraca, en España, el 24 de julio de 1816. También había
muerto en forma prematura la Primera República.

SIMÓN BOLÍVAR había sido encargado de defender Puerto Cabello, pero


fracasó y debió huir a Cartagena, donde escribió el Manifiesto de
Cartagena, empezando a perfilarse como un gran estadista y también
como estratega. Con este manifiesto logró el apoyo del Congreso de
Nueva Granada y consiguió los recursos materiales y humanos para iniciar
lo que se llamó la Campaña admirable, que se inició con la toma de San
Antonio del Táchira, el 1 de marzo de 1813 y culminó con la entrada
triunfal en Caracas, el 7 de agosto de 1813.

Con la entrada de Bolívar a Caracas, queda instituida una nueva república


que controlaba todas las provincias menos Guayana y Maracaibo. Sin
embargo, a la semana de haber llegado tuvo que volver a salir para luchar
contra Monteverde, quien se había refugiado en Puerto Cabello. En
septiembre, los realistas reciben refuerzos de España. Sin embargo, los
éxitos militares de los patriotas continuaron durante 1813, forzando a
Monteverde a salir del país.
Un elemento que fue determinante en la caída de esta joven república fue
la aparición de un caudillo español realista, José Tomás Boves, quien con
su liderazgo y la promesa de darles las riquezas de los blancos, comandó
un poderoso ejército de llaneros pardos.

Después de varias victorias de Boves fue acercándose a Caracas. Lo que


siguió fue el pánico. La crueldad de Boves era legendaria y la población de
Caracas, unida a la que ya había huido de otras partes del país, emigró
hacia Oriente. Cuentan que en esta huida murieron más personas que en
el terremoto mismo.

Lo que siguió fue una serie de batallas en dónde no había un claro


ganador, hasta 1817 en donde los independistas logran conquistar
Guayana y Margarita. No es sino el 24 de junio de 1821 que se desarrolla
la batalla de Carabobo, en donde el ejército comandado por Simón
Bolívar, derrotó a Miguel de La Torre, consolidando la independencia de
Venezuela. A partir de ese momento, solo quedaron unas posiciones
aisladas, que fueron derrotadas por Bermúdez en Cumaná (octubre 1821),
por el almirante Padilla en la batalla naval de Maracaibo (24 julio de 1823)
y por José Antonio Páez, con la captura del fuerte de Puerto Cabello, el 8
de noviembre de 1823. Venezuela era un país completamente
independiente.

1.4 El Caudillismo

En el año 1830 sucedieron varios eventos que marcaron el final del


período de la independencia: La muerte de Sucre y Bolívar, la separación
de Venezuela de la Gran Colombia, la nueva constitución de 1830...
En 1831 José Antonio Páez, héroe de la independencia, asumió la
presidencia. Este sería su primer mandato y también el principio de una
serie de cambios en el poder, de un caudillo a otro. Es el período que se
conoce como el caudillismo.

Entre 1859 y 1863, se desató en Venezuela una especie de guerra civil,


denominada la guerra federal. Por un lado se encontraban los
conservadores y por el otro los federalistas o liberales. Los conservadores
pertenecían a la oligarquía (también se les denominaba los mantuanos) y
no deseaban ni creían en la igualdad, ya que preferían mantener sus
privilegios. Los federales, por su parte, estaban lideradas por Ezequiel
Zamora, Antonio Guzmán Blanco y Juan Crisóstomo Falcón. Buscaban la
elección popular y la caída de la oligarquía. Al vencer en 1863, mediante el
"decreto de garantías" consagraron varios derechos que hoy en día se dan
por sentados y se consideran naturales, como el derecho a la vida, a la
propiedad y la inviolabilidad del hogar.

Desde 1870 y hasta 1887 gobernó en Venezuela el general Antonio


Guzmán Blanco. Lo hizo en tres períodos que se denominaron: Septenio (7
años 1870-1877), el Quinquenio (2 años 1879-1884) y la Aclamación o
Bieno (1886-1887). Durante las presidencias de Guzmán Blanco se
transformaron las ciudades y en particular Caracas: Se construyó entre
otros, el Capitolio, La Plaza Bolívar y el Teatro Municipal. Se crea el
panteón nacional donde se guardan los restos de los héroes nacionales.
También se mejoró la infraestructura de comunicaciones (carreteras
Caracas-Valencia, Puertos de La Guaira y Puerto Cabello, vías férreas para
ferrocarriles...).
Lo que siguió fue un período de inestabilidad, hasta que el Tachirense
Cipriano Castro llegó al poder, saliendo de Colombia al mando de 60
hombres y llegando a Caracas, el 22 de octubre de 1899, luego de librar
varios combates, en lo que se conoció como la "Revolución Restauradora".
Primero fue nombrado presidente provisional, hasta que se modificara la
constitución en 1904 y luego fue nombrado presidente para el período
1904-1911. El vicepresidente era Juan Vicente Gómez, también
Tachirense, uno de los generales que formaba parte de los 60 hombres
que habían acompañado a Cipriano Castro.

Gómez en varias oportunidades también se encargó de la presidencia,


cuando Castro se ausentaba del país. Pero, en una de esas oportunidades,
cuando Cipriano Castro se encontraba en París, Juan Vicente Gómez tomó
el poder, prohibiéndole la entrada al país a su antiguo jefe. Eso fue el 19
de diciembre de 1908. Había consumado el golpe de estado que lo
mantendría en el poder 27 años, hasta su muerte en diciembre de 1935.

La oposición a Gómez fue brutalmente reprimida. Sin embargo, en la


Universidad Central, los estudiantes encabezados por Jóvito Villalba y
Rómulo Betancourt en febrero de 1928 sostuvieron discursos, huelgas y
disturbios pero fueron aplastados por los militares. Esto es lo que se ha
conocido como la GENERACIÓN DEL 28.

Es durante el período de Gómez que se inició la industria Petrolera


Venezolana. Muchos trabajadores del campo emigraron hacia las zonas
petroleras, en donde conseguían trabajo más fácilmente. Algunos de los
aspectos positivos que tuvo este período fue precisamente el
favorecimiento de las inversiones extranjeras (en particular en el sector
petrolero que permitió a Venezuela el desarrollo petrolero que tiene hoy
en día), y el pago de la deuda externa que agobiaba al país (aunque a un
costo muy grande).

1.5 Profundización de la crisis en el ámbito político, social,


económico y de salud en Venezuela. (Siglo XX).
1.5.1 La revuelta de Mérida de 1987: El viernes 13 de marzo de 1987, la
ciudad de Mérida fue sacudida por un fuerte acontecimiento, en las
inmediaciones de la avenida 4 "Bolívar" ocurrió un hecho muy particular
puesto que se apagaría la vida de un joven merideño estudiante de la
facultad de ingeniería de la Universidad de Los Andes, quien se
encontraba en su caravana de grado;3 Luis Carvallo Cantor era el nombre
de este joven quien caería sin vida a causa de un malentendido y gesto de
intolerancia por parte de un abogado dueño de la casa en donde Carvallo
Cantor estuviera orinando minutos previos de su deceso.45
A raíz de este hecho un grupo de estudiantes de la ULA se unieron en
razón de protesta repudiando tan vil hecho, lo cual terminó en una
revuelta social conocida por muchos como El marzo merideño.5
Es a partir de esta fecha que un grupo de líderes juveniles entre ellos
Freddy Yépez, Esteban Padovani, Carlos Méndez, Caracciolo León, Rómulo
Canelón, entre otros, aglutinarían fuerzas como una organización social
enfocada en defender los derechos de los estudiantes y los derechos del
pueblo, formando lo que ellos denominaron Una maquinaria de fuerza
universitaria bajo el nombre de Movimiento 13 de marzo.

1.5.1.1 Ideales
• Autonomía Universitaria.
• Defensa de los Derechos Humanos.
• Libertad de Expresión.
• Reivindicaciones Estudiantiles.
• Reivindicaciones Sindicales.
• Igualdad de clases y géneros.

1.5.2 “El Caracazo” (27 de febrero de 1989).

El caracazo se le conoce a los hechos ocurridos el 27 y 28 de febrero de


1989 bajo el gobierno de Carlos Andrés Pérez cuando un grupo de
medidas económicas implementadas causaron una serie de protestas y
disturbios en Caracas. Saqueos, incendios y muertes ocurrían cuando
fuerzas de seguridad de la Policía Metropolitana (PM) y Fuerzas Armadas
del Ejército y de la Guardia Nacional (GN) salieron a las calles a
«controlar» la situación.
A finales de los ochenta, Venezuela se veía en una apretada situación
económica originándose en el elevado endeudamiento externo contraído
entre 1975 y 1978, la deuda externa aumentó de 6 mil millones de dólares
a 31 mil millones y el precio petrolero bajó debido a los precios
internacionales del petróleo a partir de 1983. El elevado endeudamiento
externo y la caída de los precios del petróleo colapsaron las finanzas del
Estado.
Esto causó una devaluación de la moneda en 1983. A partir de entonces
las políticas económicas de los gobiernos de Luís Herrera Campíns y Jaime
Lusinchi no fueron capaces de frenar las espirales inflacionarias,
generando desconfianza en las inversiones y pérdida de credibilidad en la
moneda nacional. Se implementaron políticas que trataran de controlar la
situación como controles de cambio y control de precios pero esto llevó a
corrupción y mercados negros.
Esto llevó al gobierno de Carlos Andrés Pérez a implementar un conjunto
de medidas económicas que se creía que podrían cambiar la economía
venezolana al momento. Este “Paquete Económico” fue promovido por el
Fondo Monetario Internacional (FMI).
1.5.2.1 Algunas de las medidas fueron:
• Implementar un programa con el fin de obtener aproximadamente 4500
millones de dólares en los 3 años siguientes.
• Liberación de las tasas de interés activas y pasivas en todo el sistema
financiero hasta un tope temporal fijado en alrededor del 30%.
• Eliminación de la tasa de cambio preferencial.
• Liberación de los precios de todos los productos a excepción de 18
renglones de la cesta básica.
• Incremento gradual de las tarifas de servicios públicos
• Aumento en el precio de la gasolina.
• Aumento inicial de las tarifas del transporte público en un 30%.
• Congelación de cargos en la administración pública.

Estas medidas generaron un violento cambio para las personas,


especialmente aquellas de menores ingresos. Esto llevó a que hubiera un
gran rechazo del paquete ya que empeoraba la creciente tasa de pobreza,
originando protestas violentas y disturbios en lo que se conoció como el
Caracazo. Las protestas también se presentaron en otras ciudades y se
tornaron violentas cuando los cuerpos de seguridad no pudieron contener
la situación.
Durante el Caracazo la ciudad se encontraba en caos, saqueos, incendios y
muertes se presentaron en la ciudad especialmente en los barrios. Esto
causó a que las medidas fueran descartadas por la gran inestabilidad
política que había generado.

1.5.3 Rebeliones militares del 4 de febrero y 27 de noviembre


de 1992

El martes 4 de febrero de 1992, un grupo de militares ejecutó un intento


de golpe de Estado en Venezuela contra el entonces presidente
constitucional Carlos Andrés Pérez. El intento golpista no logró sus
objetivos y los rebeldes se rindieron. Entre los oficiales rebeldes que
comandaron esta maniobra se encontraban, principalmente, cuatro
tenientes coroneles del ejército: Hugo Chávez Frías, Francisco Arias
Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Miguel Ortiz Contreras y Jesús
Urdaneta.

El 27 de noviembre de 1992 se lleva a cabo un intento infructuoso de


golpe de Estado en Venezuela contra el gobierno del entonces presidente
Carlos Andrés Pérez, apenas nueve meses después de un primer intento
en febrero del mismo año. En esta ocasión en el intento de golpe
participaron civiles y militares. Los nombres más destacados de este
intento fueron Hernán Grüber Odremán, Luis Enrique Cabrera Aguirre,
Luis Reyes Reyes, Francisco Visconti Osorio; y los partidos políticos
Bandera Roja y Tercer Camino.
El movimiento de las tropas rebeldes se inició a las 11pm del día anterior,
jueves 26 de noviembre, con el objetivo principal de capturar al
presidente constitucional Carlos Andrés Pérez, y de establecer una junta
cívico-militar como gobierno de transición.1 También estaba planeado
liberar a Hugo Chávez, encarcelado luego de su fallido golpe de estado de
febrero.
La sede de la televisora pública Venezolana de Televisión, así como las
antenas repetidoras de RCTV y Venevisión fueron tomadas por el teniente
Jesse Chacón, quien tenía órdenes de transmitir un video grabado por los
cabecillas golpistas en el cual se explicaba el por qué de la rebelión y
llamaban a las Fuerzas Armadas a unírseles.1 No obstante, en su lugar fue
transmitido un vídeo grabado previamente por Chávez, quien no había
participado en la planificación del golpe, para sorpresa de los cabecillas.13
Por su parte, el presidente Carlos Andrés Pérez se comunicó con la nación
a través de la señal de Televen, la única televisora nacional en su poder,
donde anunció que este intento de golpe era un "coletazo" del de febrero
de 1992, y que el gobierno tenía la situación controlada.2 A las 3:30 de la
tarde, los rebeldes se rindieron, luego de un enfrentamiento con las
fuerzas constitucionales que dejaron un saldo de nueve muertos, todos
personal de la televisora VTV, a manos de los insurgentes quienes eran
comandados para ese momento por el teniente, como Jesse Chacon.4
En la mañana aviones OV-10 Bronco piloteados por oficiales golpistas
despegaron de la Base Aérea Libertador en Maracay, y atacaron diversos
objetivos en todo el país, donde destaca el bombardeo al Palacio de
Miraflores, El Helicoide y la Base Aérea Generalísimo Francisco de
Miranda, en Caracas, pero uno de los OV-10 Bronco fue derribado por
fuerzas leales al gobierno (DISIP), desde uno de sus rampas de esa
Institución, por funcionarios de ese organismos, con un arma automática
fusil de largo alcance calibre 50mm, quienes repelían el ataque,
arremetido eminentemente y de manera agresiva por los rebeldes
quienes tenían la ventajas en armas, sobre las fuerzas leales a la
institucionalidad Democráticas para el entonces momento; esta aeronave
para ese instante venía siendo perseguida por una aeronave F-16, que
para el momento de los disparos abrió vuelo a un lado alejándose de la
misma, evitando ser confundido como uno de los insurgentes y a la vez ser
impactado por las balas.
A las cuatro de la tarde varios revolucionarios se rindieron, aunque
muchos escaparon a Perú, donde fueron recibidos en calidad de
perseguidos políticos por el presidente Alberto Fujimori; en abril de ese
mismo año, el gobierno venezolano había roto relaciones diplomáticas con
Perú por el autogolpe que Fujimori había dado.5
En la noche, aunque la situación se encontraba controlada en el plano
militar, se reportaron enfrentamientos entre la policía y el pueblo en
rebelión en las parroquias caraqueñas de Caricuao y 23 de Enero.4 En el
retén de Catia ocurrió un motín y varios presos lograron escapar,
muriendo varias decenas en enfrentamientos con la Guardia Nacional de
Venezuela.

1.5.3 el derrumbe de la cuarta República


La República de Venezuela fue la denominación oficial que recibió
Venezuela desde 1953, tras la aprobación de una nueva Constitución por
la Asamblea Nacional Constituyente de 1952, durante la dictadura del
General Marcos Pérez Jiménez, hasta la aprobación de la Constitución de
la República Bolivariana de Venezuela, redactada por la Asamblea
Nacional Constituyente de 1999.

Este período pertenece a la denominada "Cuarta República" que inició en


1830, tras la separación de Venezuela de la Gran Colombia. Popularmente,
aunque de forma errada, se define el inicio de la Cuarta República en
1958.345. Este período está caracterizado por la dictadura del General
Marcos Pérez Jiménez, avance tecnológico y urbanista, el derrocamiento
de la dictadura, las reformas democráticas que dan paso a la alternancia
política establecida en el Pacto de Punto fijo, la nacionalización del
petróleo en 1976 y por ello, el nacimiento de Petróleos de Venezuela, S.A.
(PDVSA). En el ámbito internacional, Venezuela se convierte en miembro
fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
Durante los años 80 de este período se caracterizó por el florecimiento del
arte, la cultura y desarrollo artístico de la nación en los distintos medios,
siendo el más amplio la televisión (TV). Medios de comunicación pioneros
como RCTV hacen famoso al país suramericano con telenovelas de éxito
internacional, como Topacio, Cristal y Kassandra.

Caldera llega al poder por segunda vez en 1994, teniendo que manejar la
fuerte crisis bancaria que se presentó ese año. El derrumbe e intervención
de una decena de bancos culminó con la fuga de capitales, provocando la
quiebra de empresas. Para frenar la crisis, inició una política de
privatizaciones, pero la grave situación económica continuaría con la
decadencia de los partidos políticos que habían estado activos desde
mediados del siglo XX.

Hugo Chávez se irguió como favorito a las elecciones presidenciales de


1998, resultando electo. Fue apoyado por la alianza partidista «Polo
Patriótico», que buscaba un gobierno inspirado en la renovación y
modernización del estado. Promovió luego una nueva constitución, la cual
se aprobó por referéndum en diciembre de 1999, trayendo consigo la
renovación del Poder Público por una Asamblea Nacional Constituyente
conformada en un 95% por oficialistas, sembrando desde entonces
escepticismo en la sociedad venezolana sobre la independencia de
poderes del Estado. Mediante dicho referéndum el nombre oficial del país
pasa de llamarse República de Venezuela al actual «República Bolivariana
de Venezuela», en un claro homenaje al libertador americano.

1.5.3.1 Elecciones presidenciales en Venezuela desde 1998

 Rafael Caldera (1994-1999)


 Hugo Chávez (1999)
 Hugo Chávez (2002)
 Hugo Chávez (2008)
 Nicolás Maduro (2013)
 Nicolás Maduro (2018)

2 La Refundación de la República: La República


Bolivariana de Venezuela, Nueva Constitución Nacional y la
Estructura Jurídica y Política del Estado Venezolano.
2.1 Constitución Nacional:
La Constitución Nacional es la ley suprema. Establece los derechos y
garantías fundamentales de los habitantes de la Nación y la forma de
organizar los poderes del Estado.

2.2 Constituciones de Venezuela en los diferentes momentos


históricos:
Se explica a grosso modo la evolución que ha presentado este
instrumento jurídico en el país, incluyendo lapsos democráticos y otros de
dictadura.

La Carta Magna de 1811 fue la primera Constitución de Venezuela y de


América Latina, promulgada y redactada por Cristóbal Mendoza y Juan
Germán Roscio y sancionada por el Congreso Constituyente de 1811 en la
ciudad de Caracas el día 4 de diciembre.

Establecía un gobierno federal, pero fue derogada el 21 de julio de 1812


por la capitulación de Francisco de Miranda en San Mateo.

El Libertador Simón Bolívar propuso ante el Congreso de Angostura la


Constitución de Venezuela de 1819, para organizar políticamente la
República luego de la reconquista por el Ejército Patriota.

La Constitución de 1821 resultó del Congreso de Cúcuta del 30 de agosto.


Su objetivo fue crear la República de Colombia mediante la unificación de
Nueva Granada (Colombia y Panamá) y Venezuela. Permitió reformas de
contrato para la libertad social, económica y política de los países.

La Carta Magna de 1830 surgió como consecuencia de la separación del


Departamento Venezuela de la Gran Colombia para constituir el Estado de
Venezuela. Para gozar de derechos ciudadanos se necesitaba “ser
venezolano, casado o mayor de 21 años, saber leer y escribir, dueño de
una propiedad raíz cuya renta anual sea de 50 pesos o tener una
profesión, oficio o industria útil que produzca cien pesos anuales sin
dependencia de otro en clase de sirviente doméstico o gozar de un sueldo
anual de 150 pesos”.

El 16 de abril de 1857 fue sancionada por el Congreso de la República, con


el propósito de aumentar el período presidencial a seis años y que el
Presidente pudiera ser reelegido. Planteaba la centralización del Estado.
La Convención Nacional de Valencia, el 24 de diciembre de 1858, sancionó
una nueva que otorgó más autonomía a las provincias, la elección del
Presidente, vicepresidente y otros funcionarios por votación universal,
directa y secreta, con períodos presidenciales de cuatro años. Tuvo muy
poco tiempo de vigencia, porque estalló la Guerra Federal el 20 de febrero
de 1859.

El 28 de marzo de 1864 fue aprobada por la Asamblea Constituyente de la


Federación la nueva Carta Magna que consagraba el sistema federal
vigente hasta nuestros días, en el que los Estados serían independientes y
se unirían para formar la nación con el nombre de Estados Unidos de
Venezuela.

En 1874, pero el 24 de mayo, se sancionó otra Constitución por parte del


Congreso dominado por Guzmán Blanco. Obligó a los electores a firmar el
voto, redujo a dos años el período constitucional, además prohibía la
reelección presidencial.

En 1881 nace otro papel jurídico que redujo los 20 estados de la


Federación a nueve y creó el Gran Consejo Federal, encargado de elegir al
Presidente. Se declaró como himno nacional el canto Gloria al Bravo
Pueblo, y se reconoció a la Corte de Casación como Supremo Tribunal de
los Estados.

Diez años más tarde es sancionada otra Constitución por el Congreso del
presidente Raimundo Andueza Palacio. Sus reformas contenían
modificaciones del Consejo Federal y la duración de dos años del período
constitucional.

El 12 de junio de 1893, la Asamblea Nacional Constituyente lanza otra


Carta Magna, promulgada por el Presidente Joaquín Crespo, donde se
lleva el período presidencial a cuatro años. Planteó elecciones directas y
secretas para elegir al Presidente, eliminó el Consejo Federal y creó un
Consejo de Gobierno, compuesto de nueve vocales (uno por cada estado)
nombrados por el Congreso cada cuatro años. El presidente de dicho
cuerpo actuaba como vicepresidente de la República.

En 1901, Cipriano Castro dio vida a la máxima Ley con la que eliminó el
Consejo de Gobierno, elevó a seis años el período presidencial, eliminó el
sufragio universal y directo, puso en manos de los concejos municipales la
elección del Presidente de la República y se dividió el territorio en 20
estados.

La de 1909, bajo el mando de Juan Vicente Gómez, marcó el inicio de la


dictadura con la que se altera el régimen electoral, sustituyendo la
elección directa por una elección indirecta hecha por el Congreso y
retornó al período de cuatro años.

El 13 de junio de 1914, el presidente provisional Victorino Márquez


Bustillos promulgó otra Constitución donde el período presidencial
aumentó a siete años, con posibilidad de reelección.

El 19 de junio de 1922 quedó sancionada una nueva por el Congreso de


Unión, derogando así el Estatuto Constitucional Provisorio de 1914. Este
documento recogía y amparaba las necesidades dinásticas de Gómez.

El 24 de junio de 1925, Juan Vicente Gómez promulgó otra Carta Magna


en la que se consagraba la centralización de la Administración Pública. Por
el hito que marcó en la evolución de los principios institucionales del país,
puede ser considerada como una de las constituciones más importantes
que ha tenido Venezuela en el siglo XX.

La Constitución de 1928 prohibía la propaganda comunista y se


declaraban traidores a la Patria a los que proclamaran, propagaran o
publicaran algo al respecto. Las faltas temporales del Presidente serían
cubiertas por el ministro que él designase.

Desde la Constitución de 1931 el Presidente de la República pasará a ser al


mismo tiempo Comandante en jefe del Ejército, y mientras no tome
posesión el Presidente electo seguirá el comando militar en manos del
Comandante en jefe. Esta es la última reforma que se realizó en la
dictadura de Gómez debido a su muerte en 1935.

Eleazar López Contreras generó un nuevo documento legal que estableció


la Presidencia durante cinco años. Fue reformada parcialmente en 1945. El
5 de julio de 1947, la Constituyente aprobó nueva Constitución durante la
presidencia de Rómulo Betancourt en la Junta de Gobierno creada en
1945. Tuvo una vigencia de un año y cuatro meses y fue derogada el 24 de
noviembre de 1948.
La llamada Constitución Federal fue aprobada el 11 de abril de 1953,
durante la presidencia del general Marcos Pérez Jiménez hasta su
derrocamiento.

El 23 de enero de 1961, el Congreso aprobó otra carta en la presidencia de


Rómulo Betancourt, hasta que fue derogada por la aprobación de la
avanzada Constitución de 1999 mediante referéndum.

A pesar de que la Carta Magna de 1999 establece que el de Venezuela es


un Estado social de derecho y de justicia, democrático y federal, luego de
transcurrido un tiempo de su aprobación, el Ejecutivo Nacional detectó
varios aspectos que debían ser revisados y modificados, vía consulta
popular, para garantizar el tránsito hacia el socialismo.

Por ello, en 2007 se propuso la modificación de 34 artículos por la vía de


una una reforma constitucional. Dichos cambios fueron rechazados por el
pueblo venezolano durante el referéndum realizado ese año. Al año
siguiente se propuso la enmienda de cinco artículos (160, 162, 174, 192 y
230), aprobada en consulta popular. Uno de los principios más relevantes
de dicha corrección es la posibilidad de reelección a los cargos de elección
popular de manera continua e indefinida.

2.2.1 La Constitución: carta jurídica de un país

La Constitución, en Venezuela, es la norma fundamental establecida para


regir jurídicamente al país, fijando los límites y definiendo las relaciones
entre los poderes de la federación: Poder Legislativo, Ejecutivo, Judicial,
Ciudadano y Electoral entre los tres niveles diferenciados del gobierno (el
nacional, estadal y municipal).

Esta Carta Magna establece el inicio de la Quinta República de Venezuela,


se cambia de nombre del país de República de Venezuela a República
Bolivariana de Venezuela; la división política se establece en estados,
Distrito Capital, dependencias federales y territorios federales, se cambia
de gobierno representativo a participativo; consagra el aumento de los
derechos políticos, económicos, sociales, familiares, educativos, del
trabajo y de la salud, aumenta los poderes públicos nacionales de tres a
cinco: Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral, pero se
conserva el orden jurídico del Poder Público en nacional, estadal y
municipal, se da la pre eliminación del Senado de la República y el cargo
de Senador vitalicio, y se establece un Poder Legislativo unicameral;
reaparece el cargo de vicepresidente, aumenta el período presidencial de
cinco a seis años, con una sola reelección inmediata; aparecen los
referendos revocatorios para todos los cargos de elección popular a mitad
de su periodo constitucional; aparecen cargos públicos como el de
defensor del Pueblo; la nacionalidad venezolana no se pierde al optar o
adquirir otra nacionalidad; se crea la Policía Nacional; establece que la
totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela S.A. pertenecen al
Estado venezolano; aumenta los derechos fundamentales de los indígenas
venezolanos tanto en cultura, territorio e idiomas.

2.2.1.1 PREÁMBULO
El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores e invocando
la protección de Dios, el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón
Bolívar y el heroísmo y sacrificio de nuestros antepasados aborígenes y de
los precursores y forjadores de una patria libre y soberana; con el fin
supremo de refundar la República para establecer una sociedad
democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un
Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de
la libertad, la independencia, la paz, la solidaridad, el bien común, la
integridad territorial, la convivencia y el imperio de la ley para esta y las
futuras generaciones; asegure el derecho a la vida, al trabajo, a la cultura,
a la educación, a la justicia social y a la igualdad sin discriminación ni
subordinación alguna; promueva la cooperación pacífica entre las
naciones e impulse y consolide la integración latinoamericana de acuerdo
con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos, la
garantía universal e indivisible de los derechos humanos, la
democratización de la sociedad internacional, el desarme nuclear, el
equilibrio ecológico y los bienes jurídicos ambientales como patrimonio
común e irrenunciable de la humanidad; en ejercicio de su poder
originario representado por la Asamblea Nacional Constituyente mediante
el voto libre y en referendo democrático, decreta la siguiente

2.2.1.2 PRINCIPIOS FUNDAMENTALES


Artículo 1. Venezuela se declara República Bolivariana, irrevocablemente
libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de
libertad, igualdad, justicia y paz internacional, en la doctrina de Simón
Bolívar, el Libertador.
Son derechos irrenunciables de la Nación la independencia, la libertad, la
soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación
nacional.
Artículo 2. Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de
Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su
ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la
igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en
general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo
político.
Artículo 3. El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo
de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la
voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la
paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía
del cumplimiento de los principios, derechos y deberes consagrados en
esta Constitución. La educación y el trabajo son los procesos
fundamentales para alcanzar dichos fines.
Artículo 4. La República Bolivariana de Venezuela es un Estado Federal
descentralizado en los términos consagrados por esta Constitución, y se
rige por los principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad,
concurrencia y corresponsabilidad.
Artículo 5. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la
ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e
indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el
Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a
ella están sometidos.
Artículo 6. El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las
entidades políticas que componen es y será siempre democrático,
participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista
y de mandatos revocables.
Artículo 7. La Constitución es la norma suprema y el fundamento del
ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el
Poder Público están sujetos a esta Constitución.
Artículo 8. La bandera nacional con los colores amarillo, azul y rojo; el
himno nacional Gloria al bravo pueblo y el escudo de armas de la
República son los símbolos de la patria.
La ley regulará sus características, significados y usos.
Artículo 9. El idioma oficial es el castellano. Los idiomas indígenas también
son de uso oficial para los pueblos indígenas y deben ser respetados en
todo el territorio de la República, por constituir patrimonio cultural de la
Nación y de la humanidad.
2.3 El Proceso Constituyente:
2.3.1 Asamblea Nacional Constituyente
La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela de 1999 fue una
Asamblea Constituyente creada para redactar una nueva Constitución
para Venezuela, por lo cual también asumió el poder supremo de la
república por encima de todos los poderes existentes. La Asamblea fue
aprobada por un referéndum en abril de 1999. Se realizaron elecciones
para la Asamblea en julio de 1999.
Tres asientos eran reservados para los delegados indígenas de 131
miembros de la asamblea constitucional, uno y dos delegados indígenas
adicionales ganaron los asientos no reservados en las elecciones de la
asamblea.
La constitución se ratificó después por el referéndum del 15 diciembre de
1999, y las nuevas elecciones presidenciales y parlamentarias se
celebraron bajo la nueva constitución en julio de 2000.

2.3.2 Reforma de la Constitución


Para reformar la Constitución es necesario:
• Una ley del Congreso dictada por una mayoría especial que declara
que es necesario reformar la Constitución y qué partes se van a modificar.
• Una Convención Constituyente convocada para hacer la reforma.
Los integrantes de la Convención Constituyente son elegidos por el
pueblo.

3. Democracia participativa y protagónica. Los Proyectos


Nacionales. La Ley del Plan de la Patria. El Liderazgo
Comunitario. Los Consejos Comunales e Instancias de
participación comunitaria de ciudadanos y ciudadanas.

3.1 Democracia participativa


Democracia participativa o semidirecta es una expresión amplia, que se
suele referir a formas de democracia en las que los ciudadanos tienen una
mayor participación en la toma de decisiones políticas que la que les
otorga tradicionalmente la democracia representativa.

Puede definirse con mayor precisión como un modelo político que facilita
a los ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que
puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas. En la
actualidad se manifiesta usualmente por medio de referendos o
plebiscitos que los representantes elaboran para consultar de iniciativas
de consulta que los ciudadanos presentan a los representantes. En una
etapa más avanzada, el proyecto fundamental de la democracia
participativa es la creación de un mecanismo de deliberaciones mediante
el cual el pueblo, con su propia participación, esté habilitado para
manifestarse por igual con puntos de vista tanto mayoritarios como
minoritarios ... Sin negar que todo sistema democrático eventualmente ha
de descansar en decisiones mayoritarias, los mecanismos o instituciones
de participación tienen el propósito de hacer hincapié en el pleno respeto
a las minorías, sus opiniones y su amplia manifestación a través de un
mecanismo participativo e institucionalizado.

3.2 Democracia representativa


El gobierno representativo es aquel en que el titular del poder político no
lo ejerce por sí mismo sino por medio de representantes, quienes a su
turno formulan las normas jurídicas, las hacen cumplir, deciden los
problemas públicos y desempeñan las más importantes funciones de la
soberanía. Cuando el pueblo, como titular del poder político, designa
representantes suyos para la integración de los órganos que ejercen los
diversos atributos del mando, existe la democracia representativa.

En este sistema el poder legislativo, encargado de hacer o cambiar las


leyes, es ejercido por una o varias asambleas o cámaras de
representantes, los cuales reciben distintos nombres dependiendo de la
tradición de cada país y de la cámara en que desarrollen su trabajo, ya sea
el de parlamentarios, diputados, senadores o congresistas. Los
representantes normalmente están organizados en partidos políticos, y
son elegidos por la ciudadanía de forma directa mediante listas abiertas o
bien mediante listas cerradas preparadas por las direcciones de cada
partido, en lo que se conoce como elecciones legislativas.

3.3 PROYECTO NACIONAL SIMÓN BOLÍVAR


Este documento define el Proyecto Nacional Simón Bolívar en su Primer
Plan Socialista -PPS-del Desarrollo Económico y Social de la Nación para el
período 2007 – 2013.

A partir del 2 de febrero de 1999 se inició un proceso de cambios en


Venezuela, orientado hacia la construcción del Proyecto Nacional Simón
Bolívar, el cual continúa en esta nueva fase de gobierno para profundizar
los logros alcanzados por las Líneas Generales del Plan de Desarrollo
Económico y Social de la Nación 2001 – 2007.
En este próximo período 2007 – 2013, se orienta Venezuela hacia la
construcción del Socialismo del Siglo XXI, a través de las siguientes
directrices:
I. Nueva Ética Socialista.
Propone la refundación de la Nación Venezolana, la cual hunde sus raíces
en la fusión de los valores y principios más avanzados de las corrientes
humanistas del socialismo y de la herencia histórica del pensamiento de
Simón Bolívar.
II. La Suprema Felicidad Social.
A partir de la construcción de una estructura social incluyente, un nuevo
modelo social, productivo, humanista y endógeno, se persigue que todos
vivamos en similares condiciones, rumbo a lo que decía El Libertador: “La
Suprema Felicidad Social”.
III. Democracia Protagónica Revolucionaria.
Para esta nueva fase de la Revolución Bolivariana se consolidará la
organización social, tal de transformar su debilidad individual en fuerza
colectiva, reforzando la independencia, la libertad y el poder originario del
individuo.
IV. Modelo Productivo Socialista.
Con el fin de lograr trabajo con significado, se buscará la eliminación de su
división social, de su estructura jerárquica y de la disyuntiva entre la
satisfacción de las necesidades humanas y la producción de riqueza
subordinada a la reproducción del capital.
V. Nueva Geopolítica Nacional.
La modificación de la estructura socio-territorial de Venezuela persigue la
articulación interna del modelo productivo, a través de un desarrollo
territorial desconcentrado, definido por ejes integradores, regiones
programa, un sistema de ciudades interconectadas y un ambiente
sustentable.
VI. Venezuela: Potencia Energética Mundial.
El acervo energético del país posibilita una estrategia que combina el uso
soberano del recurso con la integración regional y mundial. El petróleo
continuará siendo decisivo para la captación de recursos del exterior, la
generación de inversiones productivas internas, la satisfacción de las
propias necesidades de energía y la consolidación del Modelo Productivo
Socialista.
VII. Nueva Geopolítica Internacional.
La construcción de un mundo multipolar implica la creación de nuevos
polos de poder que representen el quiebre de la hegemonía unipolar, en
la búsqueda de la justicia social, la solidaridad y las garantías de paz, bajo
la profundización del diálogo fraterno entre los pueblos, su
autodeterminación y el respeto de las libertades de pensamiento.

3.4 Proyecto Comunitario

El proyecto comunitario es un instrumento en el cuál se plantea la


solución a un problema o la satisfacción de una necesidad sentida por la
colectividad; es decir, es un plan de acción detallado que resuelve un
problema, una necesidad colectiva, situacional, corresponsables y
cogestionaria de la comunidad.

3.5 Ley de Servicio Comunitario del Estudiante de Educación


Superior

3.5.1 Objeto
Artículo 1. °
La presente Ley tiene como objeto normar la prestación del servicio
comunitario del estudiante de educación superior, que a nivel de pre
grado aspire al ejercicio de cualquier profesión.

3.5.2 Principios
Artículo 2. °
Esta Ley se regirá por los principios constitucionales de solidaridad,
responsabilidad social, igualdad, cooperación, corresponsabilidad,
participación ciudadana, asistencia humanitaria y alteridad.

3.5.3 Ámbito de aplicación


Artículo 3. °
La prestación del servicio comunitario, tendrá su ámbito de aplicación en
el área geográfica del territorio nacional que determine la Institución de
Educación Superior correspondiente.

3.5.4 Capítulo II Del Servicio Comunitario


3.5.4.1 Definición
Artículo 4. °
A los efectos de esta Ley, se entiende por Servicio Comunitario, la
actividad que deben desarrollar en las comunidades los estudiantes de
educación superior que cursen estudios de formación profesional,
aplicando los conocimientos científicos, técnicos, culturales, deportivos y
humanísticos adquiridos durante su formación académica, en beneficio de
la comunidad, para cooperar con su participación al cumplimiento de los
fines del bienestar social, de acuerdo con lo establecido en la Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela y en esta Ley.

3.5.4.2 Comunidad
Artículo 5. °
A los efectos de esta Ley, la comunidad es el ámbito social de alcance
nacional, estatal o municipal, donde se proyecta la actuación de las
instituciones de educación superior para la prestación del servicio
comunitario.

3.5.4.3 Requisito para la obtención del título


Artículo 6. °
El servicio comunitario es un requisito para la obtención del título de
educación superior, no creará derechos u obligaciones de carácter laboral
y debe prestarse sin remuneración alguna.

3.5.4.4 Fines del servicio comunitario


Artículo 7. °
El servicio comunitario tiene como fines:
 Fomentar en el estudiante, la solidaridad y el compromiso con la
comunidad como norma ética y ciudadana.
 Hacer un acto de reciprocidad con la sociedad.
 Enriquecer la actividad de educación superior, a través del
aprendizaje servicio, con la aplicación de los conocimientos
adquiridos durante la formación académica, artística, cultural y
deportiva.
 Integrar las instituciones de educación superior con la comunidad,
para contribuir al desarrollo de la sociedad venezolana.
 Formar, a través del aprendizaje servicio, el capital social en el país.

3.5.4.5 Duración del servicio comunitario


Artículo 8 °
El servicio comunitario tendrá una duración mínima de ciento veinte horas
académicas, las cuales se deben cumplir en un lapso no menor de tres
meses. Las instituciones de educación superior adaptarán la duración del
servicio comunitario a su régimen académico.
3.5.4.6 Condiciones
Artículo 9. °
No se permitirá realizar actividades de proselitismo, político partidistas,
durante la prestación del servicio comunitario.

Conclusión