Está en la página 1de 9

La falsedad de los documentos:

A. Verdad a partir del objeto documental (inherente a su creación: la condición de su formador


y el modo en que le imprima a su formación. Por lo tanto, tu verdad está a partir del acto
humano de su creación.

Queda dada en una relación de igualdad entre el autor y la declaración… en el documento


verdadero, el creador será el mismo autor que aparezca en el documento. Así, cualquier
modificación posterior será una acción de falsificación si llegara a variar la condición de formación
original; dándole la cualidad negativa de falso con respecto a su nacimiento.

¿Diferencia entre falso y falsedad? En lo falso se mira al documento como creación de un autor; son
las características objetivas del mismo documento… por lo mismo es una prueba indirecta… y
entonces se dice que es falso tanto por la mutación del contenido original o bien el autor inicial; o
hasta por ambas.

Ejemplo: Las meninas. Si alguien lo alterara, suprimiendo algo de la pintura para colocar otro
personaje, lo convertiría en un cuadro falso… ó si se creara una copia del cuadro aún cuando se
menciona que es del mismo autor, también estamos ante una pintura falsa; no importa que tan
bello sea el cuadro copiado o lo nuevo puesto en el cuadro, así mismo como si el pintor no hubiese
dibujado a la niña p.ej.

Por lo mismo, la declaración consiste en escribir y el documento en lo escrito. Así, lo primero es un


acto, el segundo sí es un objeto. Por que si iría más allá de los aspectos objetivos de la prueba del
acto de documentación se tendría que ir a la verdad más allá del documento.

B. La verdad sinceridad

Esta parte de confrontar la declaración o la representación del documento con el contenido del
fuero interno del creador… esto sería el elemento subjetivo pero esto es lo que sería contrastar la
verdad detrás del documento, no sería posible conocer realmente la intima convicción en el
momento de creación del documento.

Esta es importante para los documentos simulados pues se determinan con la insinceridad, por
más que so no determine per se su falsedad…. Pues son auténticos objetivamente.

C. La verdad por la igualdad con lo representado (Verdad veracidad)

Es otro concepto de lo falso en que la contradicción entre verdad y falsedad se establece con la
verdad del mundo exterior y como el documento debe reflejar exactamente eso. Es la falsedad
ideológica y significa el documento es como la realidad misma y por lo tanto, es un medio de
conocimiento de ella.

P. ej de las margaritas, si pintó a la niña de manera distinta a como era realmente, el cuadro sería
falso pues está mostrando el mundo como no es.
La verdad exigida por la ley para el tráfico jurídico documental.

Primero es que la tesis acogida será la de la verdad por el momento de creación. Todo en aras a
proteger la sociedad puesto que se introduciría un documento falso al tráfico jurídico y que puede
orientar a tutelas. Así, se protege es a una sociedad organizada que se basa en la prueba documental
como medio de prueba….

El engaño no está en el objeto documental sino en el juicio de comprensión e inferencia razonable


que a partir del mismo, efectúa una persona en particular; que consisten en la credibilidad partículas
de la valoración del mismo. Con este ya hay un perjuicio a un bien jurídico individual distinto que s
fundamenta en otras conductas como la estada o el fraude procesal. Por lo mismo es que ese
protege es a la FE Pública; se protege un bien jurídico colectivo que es el mismo tráfico social 8pus
la verdad no elimina la falsedad del documento)

Todo pues una vez puesto en el tráfico jurídico, ese documento ya es autónomo que permite fundar
acciones autorizadas en forma general a cualquier miembro de la colectividad.

Hay tres funciones:

1. La perpetuidad
2. La garantía (indica el autor cierto)
3. Sirve de medio de prueba, sobre el cual actúan los miembros organizados.

Con la verdad objetiva, hay una seguridad en virtud del principio de confianza de la apariencia del
documento.

- El cotejo de pruebas: Esto es una credibilidad de los medios de prueba y no hace parte del
documento; corresponde es a un juicio valorativo pues lo que se busca es la verdad probada,
haciendo una valoración individual de la prueba y luego colectiva con todo el material
judicial.
- Tacha de falsedad: También está en la autenticidad; pus si no es auténtico se declarará falso
para efectos del proceso. Pero esto tampoco es del objeto documental como tal
- El documento medio de prueba: El documento no s sino un medio de prueba, es una prueba
indirecta que obliga a una reflexión subjetiva si es verdad lo que está en el documento… Lo
único exigible en el tráfico como verdad será la condición externa de su autenticidad.
- Imputación de un delito de fraude: Recordar que uno es el bien jurídico de la seguridad del
tráfico que es para la sociedad organizada y otro es el bien jurídico concreto afectado; por
eso es posible el concurso pues la falsedad atiende únicamente a la confección objetiva del
documento.

El bien jurídico… La seguridad del tráfico jurídico documental

Fe público que se presenta como la credibilidad general de los miembros de la sociedad en


determinado símbolos o elementos de uso colectivo…. Entonces se busca es evitar el engaño a la
misma sociedad. Pero si habláramos de credibilidad, estamos en un fuero interno de cada una de
las personas, y la idea es que sea un bien jurídico colectivo que busca la protección para que no le
toque a cada persona hacer el examen subjetivo.
Por lo mismo, el bien jurídico está en la situación social de seguridad general del tráfico jurídico….
Ósea es que las pruebas que integran la vida social sean genuinas.

Aun cuando se siga llamada fe pública, esta ya no debería ser la forma de considerarla. Se entiende
entonces como la funcionalidad del documento en el tráfico, en las diversas misiones que tiene que
cumplir pues está la autenticidad (señalamiento del autor) y la perpetuación (Declaración
documental con la que se vuelve independiente del autor)

Así, la falsedad documental está en quienes fabrican objetos documentales no permitidos -falsos-
sin atender a la valoración legal de la situación social protegida. Por lo mismo el bien jurídico es una
situación o estado colectivo que la ley quiere preservar dada la utilidad social de los documentos en
el tráfico jurídico social. Por lo mismo, o trata del engaño para inducir a un error, pues la falsedad
se configura desde antes que alguien resulte engañado y con independencia de que ello ocurra….
Es un análisis objetivo.

Necesario diferenciar dos momentos: 1. El contacto entre autor y tercero que, a través del
documento, se podrá engañar si el tercero otorga credibilidad; 2. El documento con la colectividad
de la vida social.

Si ha inveracidad, falta de sinceridad o el propósito distinto del autor para plantear un engaño, este
no puede ser imputado a titulo de falsedad documental, pus actua legitimado sobre la bas de lo
auténtico del documento privado… así, no representa ningún riesgo al tráfico jurídico y por lo mismo
al colectivo.

Es la persona del autor, a partir de su voluntad de creación, la que determina respecto del tráfico
jurídico la aparición o no del documento. Si el documento creado no está destinado a su colocación
n el tráfico, no puede considerarse desde la perspectiva de ese tráfico para afectarlo con un
desvalor… no hay falsedad en documento si lo deja en un cajón.

Falsedad en documentos públicos:

Es importante anotar que debe haber una calidad de servidor público (aquel que cumple
funciones públicas estatales) para poder hacer éste. Son servidores quienes cumple actividades
de administración pública, al sr asignadas por el ordenamiento constitucional… conllevando a la
idea que son estos quienes puede producir documentos públicos… tanto servidores públicos de
forma permanente o transitoria como los árbitros.

Documento público: Otorgado por el funcionario público en ejercicio a su cargo o con su


intervención…ósea tanto si lo hace el servidor público en sus funciones o lo avala por una
función dada en su cargo. Necesitan entonces dos condiciones:

1. Por un servidor público


2. En el ejercicio de sus funciones públicas propias de su cargo.

Los documentos expedidos por los empleados de empresas industriales y de economía mixta no
cumplen funciones públicas del Estado, sino industriales, comerciales y servicios de un sector
especial con vinculación de aportes al capital del Estado. Ellos solo hacen documentos privados.
Todo puesto que su régimen jurídico es conforme a las reglas de derecho privado como lo afirman
sus diferentes decretos; así, NO pueden hacer documentos públicos aún si la ley en ocasiones los
llama servidores públicos (Que no per se significa función pública)

Tanto que lo falso dependerá no de una aspecto objetivo, sino de un juicio personal sobre el
documento, y por tanto el desvalor de acción como el del resultado de lo falso documental caerá en
el ámbito del azar.

En tanto que en la falsedad ideológica no hay manipulación física del documento por un autor
externo, como se dijo atrás, sino que el autor legítimo del documento afecta su conformación de
relación extrínseca (elemento material fuera del documento) mediante la fijación en el soporte de
una mentira, o la omisión de alguna verdad, como supuestos que deberían estar en la
representación o declaración documentada.

Como es evidente, todo ello parte del supuesto axiológico del deber de veracidad del autor legítimo
del objeto documental, que debe imponerse en algún sector del ordenamiento jurídico. Está claro
que un deber de veracidad impuesto a la persona retorna a la exigencia de un derecho a la verdad
de parte de la vida social

Piénsese en un estado financiero en que el registro contable coloca el inmueble por su valor de
catastro, dado que en libros así aparece. Si en el juicio posterior sobre el punto alguien determinara
que el valor verdadero es el comercial actual, o el de adquisición, o el de su valor comercial más los
índices de valorización, o definitivamente un nuevo valor depreciado por la crisis de la economía
todavía no asentado en la contabilidad, concluiría que existe falsedad documental por inveracidad
del contenido.

Y si se analiza el momento ex ante del formador del documento se tendría con evidencia que tal fue
su convicción personal (juicio valorativo) sobre la verdad que debe ser consignada en el documento,
dado que es aquello registrado como verdad comercial y económica en los libros contables oficiales,
y por tanto debería concluirse en esa perspectiva que el documento es verdadero y no falso.

En tanto que en la falsedad ideológica no hay manipulación física del documento por un autor
externo, como se dijo atrás, sino que el autor legítimo del documento afecta su conformación de
relación extrínseca (elemento material fuera del documento) mediante la fijación en el soporte de
una mentira, o la omisión de alguna verdad, como supuestos que deberían estar en la
representación o declaración documentada.

Tales en forma amplia la estafa del artículo 246 del C. P., el fraude procesal del artículo 453 del C.
P., el fraude al sufragante del artículo 388 del C. P., y la fraudulenta internación en asilo del artículo
186 del C. P., sirven como ejemplos. Es por esa razón que resulta compatible la falsedad de
documentos, puramente objetiva, sin el engaño subsiguiente respecto de un particular, con la estafa
que se basa en su configuración en un fenómeno posterior al documento: el engaño que genera en
una persona que racionaliza sobre la prueba documental.
En resumen, se tiene que la expresión típica “que pueda servir de prueba” limita el objeto material
de los tipos de falsedad a esos específicos documentos con aptitud probatoria, que lo son todos,
tanto públicos como privados en cuanto reúnan objetivamente en sí las tres funciones indicadas
atrás (perpetuación, garantía, medio de prueba) y aparezcan en el tráfico –no en el dominio personal
del autor–. Esa es su condición, de estar en el tráfico, que es el momento de la falsedad documental
–no antes ni después–, y por tanto no es necesario esperar a que se produzca el engaño particular
(eficacia probatoria), o que el documento adquiera una determinada condición formal que
simplemente reafirme lo que ya es el documento en su materialidad.

a. Falsedad ideológica en documento público:

498 Consiste en la falta de correlación entre el contenido representativo o declarativo del


documento, con lo que debió representarse. En este caso la falsedad se predica del juicio de
comparación y no únicamente del objeto documental.

La confrontación entre el documento y la materia objeto de prueba… por lo mismo parece más que
el documento no es falso sino incongruente a la relación de los dos objetos comparados en el
proceso. Por lo mismo, al no hablar de la falsedad objetiva del documento (Dado que él es el
verdadero autor y por lo mismo es auténtico)

P.ej un estado financiero en el que el registro contable coloca un inmueble por su valor de catastro
dado que en los libros así aparece… Si alguien determina que el valora actual es el comercial, se
concluiría que existe falsedad documental por inveracidad del contenido. No es en esencia falsedad
de los documentos sino una conclusión interna de reflexión de orden personal por hacer una
comparación entre dos objetos… por lo mismo, no debería integrar el concepto de falso objeto ni
deberían estar en falsedad documento.

Lo anterior por que vamos a estar en un estado subjetivo de credibilidad pues depende del análisis
del observados pues dependerá de la convicción o certeza del sujeto para valorar la prueba. Por lo
mismo, resulta compatible la falsedad de documentos, puramente objetivo, sin el engaño de un
particular; como p. ej la estafa.

Es importante anotar que la conducta se comete al hacer extensión del documento, es decir, desde
el momento de fijación en el medio que lo soporta, por parte del autor. Por lo mismo, el autor
legítimo del documento afecta su conformación de relación, mediante la fijación en el soporte de
una mentira (Deber de veracidad del autor) o la omisión de alguna verdad, como supuestos que
deberían estar en la declaración documentada.

Por lo mismo, la falsedad ideológica emana del legítimo autor documental, y su falsedad se pregona
de la veracidad extrínseca de relación con un elemento extraño al documento. De la misma forma,
cualquier modificación del texto, aun efectuada por el mismo autor, implicará por si una falsificación
material de objeto documental.

El objeto material de la acción es el documento, es el objeto que se independiza de su autor y cobra


plena autonomía dentro del tráfico documental en su relación con otros.
Es importante anotar que el documento anónimo, como no tiene aptitud probatoria por que n ose
refiere a ningún sujeto, no puede ser objetos de falsedad… Pues es necesario que el objeto “pueda
servir de prueba” haciendo sentido a que excluye a los documentos que no tienen sentido y a los
que tienen un autor anónimo. Para el autor, esto es que pueda entrar a tráfico jurídico.

Aún cuando no tengan una nota especial de autenticidad, lo importante es que para la gente del
común, este documento pueda entrar en el tráfico jurídico al señalar a su autor como quien hizo
realmente el documento p.ej los documentos privados presentados e incorporados al expediente
judicial que “se refutan auténticos y no necesidad autenticación alguna”.

Falsedad material en documento público:

Lo que envuelve es quebrantar los deberes especiales del servidor público. Recordando que aquí
no entran los llamados servidores públicos como los de empresas industriales o mixtas.

Lo que dice la norma es cuando el servidor público falsifique documento público. Así, al falsificar
puede entrar el adulterar, contrahacer… es una actuación sobre el objeto documental mediante la
creación total o modificación (adición o supresión) de un documento preexistente que le da la
misma cualidad de falso.

1. Que la modificación sea respecto del texto documental


2. La modificación material recaiga sobre el autor que aparece en el texto documental.

Recordar siempre las tres funciones de a. Perpetuidad (Declarado), b. Medio de prueba (Que se hiz
tal declaración, c. Garantía del autor (Proviene de quien aparece como creador). Si el nombre del
autor no se reconoce o no es obvio por el documento, carecerá de autor en cuanto al objeto…aquí
puede que llegue a ser el autor documental pero no el autor que se deriva del documento en su
autonomía.

Por lo mismo, no cumple una de las funciones, la garantía del tráfico jurídico respecto del autor
cierto y conocido del documento.

Falsedad en documento privado

Lo primero es entender que el privado es el que no reúne los requisitos para ser público… de forma
afirmativa es el creado por una persona en cumplimiento del ro de las actividades particulares.

Para determinar la falsedad, antes también es necesario entender que existen diferentes especies
de documentos privados pues cada sector tiene actividad especial p. ej una cuentacorrentista
bancaria que produce cheques o el auditor de una sociedad que crea los informes de balance
general o el mismo rector de la universidad que saca ciertos actos.

Por lo mismo, el cheque falso es porque x elaboró en un formato de la chequera de A, usurpando


su posición como único creador autorizado para su chequera.
De nuevo, este tiene la acción de “falsedad” mejor dicho modificar el objeto documental privado
preexistente a fin de quitarle a la condición de su autenticidad de origen o crear todo el material.
Pero en el documento privado hay algo nuevo, “si lo usa”.

Por lo mismo, cuando se pone un cheque falso como advertencia de que no se reciben cheques
falsos, ahí no hay peligro en el tráfico puesto que no constituye uso el empleo por fuera de la normal
utilización. Tampoco funciona cuando uno entrega un documento sin voluntad de hacerlo funcionar
como decirle a alguien que lo guarde.

Por lo tanto, existe un momento donde el objeto documental está en la esfera del poder del falsario
en donde el documenta está en vía de llegar al tráfico general más aún no es usado o empleado en
él puesto que todavía no está en el estado general de la prueba. Por esto, mientras esté en el circulo
de custodia del falsificados o de sus cómplices, aún no puede pregonarse el uso típico; por lo que la
conducta quedaría en el grado de tentativa.

Por lo mismo, solo se consuma cuando se usa en el tráfico; pues el uso es que salga del control
personal del autor de la falsificación…. Y llegamos a lo mismo, esta ya es a la condición objetiva
suficiente con independencia del engaño o la certeza de la persona particular por el examen raciona
que esta le de al documento; entonces la conducta está en el momento anterior a una lesión efectiva
del bien jurídico.

En el caso de privados será necesario tanto la falsificación como el uso, siempre debe mantenerse
esta unidad de sentido del tipo y por lo mismo, cuando el documento falsificado se usa por quien
no obedee a la misma voluntad de ejecución de la agresión al tráfico, no se integra esta unidad
típica. P.ej A falsifica una letra de cambia para presentarla al cobro en el banco, y por error pierde
el documento falso, que finalmente B halla y presenta y cobra al banco. En este caso A tiene una
tentativa dado que no utiliza el documento; y con B es al revés pues tiene el uso más no la
falsificación.

Otro caso diferents será cuando el autor de falsificación envía un mensajero C, que no conoce la
falsedad del documento, para que lo presente al banco.

Es tanto así la unidad que pueden xistir coautores que realizan la misma conducta, pues ellos pueden
acordar realizar por separado cada uno de los dos actos integrantes del tipo…. En este caso igual se
mantiene la unidad.

Ahora, en cuanto a la falsedad ideológica dentro de un documnto privado hay dos posturas. Así, si
bien no se exige un deber de ser veraz a los particulares, debe imputarse falsedad documental
cuando el documento no veraz produzca un enñao en otro particular y por lo mismo un perjuicio a
un bien jurídico. En cambio, si aún siendo el documento falso y no engaña al particular, no podrá
imputar falsedad documental

Por esto, debe existir el deber de veracidad expreso para el particular, en unos casos y en otro “ el
deber de veracidad surge de la naturaleza del documento y su trascendencia”. Así, para la falsdad
ideológica deben existir dos condiciones:
1. Que exista en la ley un deber de veracidad del particular
2. Cuando no exista dicho deber específico, surja de la misma naturaleza del documento pues
puede comprometer intereses de terceros.

Así, puede funcionar tanto de la forma material al falsificar como la ideológica que es consignar
y callar.

la supresión se refiere a una actuación sobre la materia que soporta los caracteres (por eso se
llama falsedad impropia), no sobre estos mismos. El borrado de un documento no es supresión
sino falsificación por eliminación física del texto de una cláusula, pero no la conducta que aquí
se examina.

Por eso también existe la al destruir, ocultar o suprimir el documento. Per es importante que
este saque al documento de la aptitud probatoria, Por eso, en el ejemplo de quien rasga apenas
uno de los extremos de un cheque oficial, de manera que no impida que él mantenga su aptitud
probatoria, no se ha cometido la falsedad por destrucción parcial del documento..

Ó para ocultar: la resolución que reconoce en una entidad oficial intereses de mora a un
contratista se esconde bajo otros documentos de la oficina pública, impidiendo que el
documento funcione en el tráfico para demostrar ese aspecto de la relación contractual.

Ó para suprimir: la conversión de una escritura pública, o de un balance financiero, por el


procedimiento de ponerlos en agua en una masa blanda para elaborar piezas o figuras del juego
de ajedrez, o convertir un pergamino en una suela de zapatos. En ambos casos la materia
permanece sin destruirse, pero ciertamente que la representación o declaración ya no pueden
ser leídas

La falsedad por el simple uso, o desuso.

Esto es el simple uso de documentos no auténticos, sin que el autor haya falsificado el
documento. El que sin haber concurrido a la falsificación hiciere uso de documento público que
pueda servir de prueba, incurrirá en prisión de dos a ocho años”.

En cambio, la conducta de quien sin falsificar lleva al tráfico, que parece de menor gravedad,
configura conducta típica por sí sola con una pena. Es evidente que si, aparte de colocar el
documento falso, se produce un engaño a un particular que lesiona otro bien jurídico diverso
(patrimonio, v. gr.) cabe plenamente el concurso, lo que avala la posición que se sostiene.

Finalmente, visto que el delito de falsedad no es de engaño, sino que se refiere a una situación
general objetiva del tráfico social que se basa en documentos, aunque es indispensable el uso
o colocación del objeto falso en el tráfico para que tenga sentido de lesión al mismo, ello no
abarca el engaño, o el efecto de persuasión

Falsedad personal:
no cabe sino concluir que esta figura típica no pertenece a esta sección de la ley, por que no es
una falsedad documental sino de orden personal… sobre el engaño en cuanto a la persona o sus
cualidades personales, como predicados del ser humano en sociedad

Y si se arguye que la suplantación o la mentira de calidades personales se hizo con la exhibición


de un documento falso que las refuerza o avala (público o privado, no importa ya), pues será
obvio que tal suplantación o mentira por sí mismas no afectan la fe pública, pero sí el falso
documento, caso en el cual procederá la imputación en sede propia de falsedad

A se presenta como X para efectos de alojarse en un hotel sin que nadie sepa donde está, pues
quiere dedicarse a escribir una tesis: no puede imputarse la conducta típica en modo alguno.

O, A, para lograr que le entreguen los dólares que se han girado a un estudiante, se hace pasar
por B, caso en el cual habrá una estafa, pero no falsedad personal

A, para lograr estafar en un almacén de comercio, se hace pasar por B y presenta la cédula de
identidad de B genuina (que la ha encontrado accidentalmente), lo que lleva otra vez a la estafa,
pues no hay falsedad del documento, y su presentación es apenas una reiteración de la
suplantación ya dicha.

A, con el propósito de estafar en un almacén comercial, se hace pasar por B, pero en tal caso sí
presenta una cédula falsa de B para identificarse: en este caso sí existe una agresión a la
seguridad del tráfico jurídico documental, por la presentación de la cédula falsa, y obviamente
cabrá en concurso con estafa, si esta se consuma.

Falsedad para obtener prueba de hecho verdadero:

el que cometa falsedad en documento (público o privado), según las reglas antes definidas, será
penalizado en menor grado, dado que se realizó la falsedad documental (agrediendo el tráfico)
para conseguir medio de prueba de un hecho considerado verdadero. Pero adviértase que la
conducta es típica de falsedad documental, no obstante que el documento falso se refiera a la
verdad.