Está en la página 1de 12

EFECTO CORONA

y Radio Interferencia en
Líneas de Transmisión
ANALISIS DE SISTEMA DE POTENCIA
ING. CÁLIX

Diana Isabel Muñoz | 20152000520 | 28/09/19


El EFECTO CORONA
consiste en la ionización del aire que rodea a los conductores de Alta Tensión. Este fenómeno
tiene lugar cuando el gradiente eléctrico supera la rigidez dieléctrica del aire y se manifiesta
en forma de pequeñas chispas o descargas a escasos centímetros de los cables.
Las líneas eléctricas se diseñan para que el efecto corona sea mínimo, puesto que también
suponen una pérdida en su capacidad de transporte de energía; en su aparición e intensidad
influyen los siguientes condicionantes:

• Tensión de la línea: cuanto mayor sea la tensión de funcionamiento de la línea, mayor será
el gradiente eléctrico en la superficie de los cables y, por tanto, mayor el efecto corona. En
realidad, sólo se produce en líneas de tensión superior a 80 kV.
• La humedad relativa del aire: una mayor humedad, especialmente en caso de lluvia o
niebla, incrementa de forma importante el efecto corona.
• El estado de la superficie del conductor: las rugosidades, irregularidades, defectos,
impurezas adheridas, etc., incrementan el efecto corona.
• Número de sub-conductores: el efecto corona será menor cuanto más sub-conductores
tenga cada fase de la línea.
Como consecuencia del efecto corona se produce una emisión de energía acústica y
energía electromagnética en el rango de las radiofrecuencias, de forma que los conductores
pueden generar ruido e interferencias en la radio y la televisión; otra consecuencia es la
producción de ozono y óxidos de nitrógeno.
El efecto corona es un fenómeno ampliamente conocido y no representa ningún peligro para
la salud. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud declaraba en una Nota
Descriptiva publicada en noviembre de 1998 que “Ninguno de estos efectos (debidos al efecto
corona) es suficientemente importante para afectar a la salud.”

El ruido provocado por el efecto corona consiste en un zumbido de baja frecuencia (sobre los
100 Hz) provocado, a su vez, por el movimiento de los iones y un chisporroteo producido por
las descargas eléctricas.
(Entre 0,4 y 16 kHz). Son ruidos de pequeña intensidad que en muchos casos apenas son
perceptibles; únicamente cuando el efecto corona sea elevado se percibirán en la proximidad
inmediata de las líneas de muy Alta Tensión, disminuyendo rápidamente al aumentar la
distancia a la línea.

Cuando la humedad relativa es elevada, por ejemplo, cuando llueve, el efecto


corona aumenta mucho, dando lugar a un incremento importante del ruido audible. Sin
embargo, este ruido generalmente queda opacado por el producido por las gotas de lluvia
golpeando en el suelo, tejados, ropa, etc., que provoca un nivel acústico superior.

En condiciones de niebla también aumenta el efecto corona y el ruido audible, pero la


existencia de ésta frena la propagación del ruido, es decir, se oye más al lado de la línea,
pero se deja de percibir a mayor distancia.

En la valoración del impacto debido al ruido por efecto corona habrá que tener en cuenta que
el nivel de ruido ambiente para un área rural varía entre los 20 y 35 dB (A), que puede llegar
a ser muy superior en el caso de uso de maquinarias agrícolas o presencia de carreteras.

PÁGINA 1
A modo de ejemplo, el nivel alcanzado por el efecto corona es similar al producido por un
“rumor” y éste puede variar entre 10 y 20 dB, una lluvia moderada provoca un ruido de
alrededor de 50 dB(A), e incluso una conversación en un local cerrado se sitúa en torno a 60
dB(A).

Valores límite recomendados por la O.M.S. (Organización Mundial de la Salud) expresados


como nivel de presión acústica equivalente (Leq) con ponderación A para distintos ambientes:

Valores límite de exposición al ruido recomendados por la O.M.S. (en dB)

A partir de todos estos datos se puede deducir que el ruido originado por el funcionamiento
de la línea eléctrica es similar al valor medio del ruido que existe en medios rurales o
residenciales

PÁGINA 2
Métodos para el Cálculo de Radio Interferencia

Las descargas, debido a la presencia de corona, se propagan a lo largo de la línea de acuerdo


con las leyes de la teoría electromagnética de Maxwell. El campo eléctrico provocado por la
componente espectral de corriente se denomina campo perturbador.

Tomando en cuenta la atenuación relativamente baja de esta propagación (< 4 dB/Km), la


parte dominante de este campo se debe a la superposición de los efectos de todas las
descargas repartidas sobre varias decenas de kilómetros a ambos lados del punto de medida,
y no sólo al efecto directo de descargas frente al punto de medida.

Debido a la naturaleza del fenómeno físico corona, que es el que provoca fundamentalmente
ruido en el rango de las frecuencias de radio, y al grado de imprecisión que lleva implícito la
estimación de algunos de los parámetros, (como por ejemplo el estado de la superficie del
conductor), la predicción “exacta” de la interferencia a frecuencias de radio es completamente
ilusoria.

Basándose en diversas investigaciones empíricas, se puede demostrar que el nivel de ruido


de radio generado por un conductor o haz de conductores de una línea de transmisión de alta
o extra alta tensión, a un voltaje dado y bajo la condición particular de lluvia intensa
(precipitación superior a 1 mm/hr), es estable y reproducible. Además, este nivel se
caracteriza por ser independiente del estado superficial del conductor previo a la lluvia intensa
y por ser el máximo nivel de perturbación generado por la línea. Al ser posible reproducir la
perturbación se ha posibilitado el desarrollo de diversos métodos los cuales se pueden
clasificar en comparativos (o empíricos) y analíticos (o semi-empíricos).

Se acostumbra estudiar el nivel de interferencia en función de los siguientes parámetros,


supuestamente independientes:

− Medida de frecuencia (espectro de frecuencia).


− Distancia de la línea (perfil transversal).
− Condiciones atmosféricas y otras variables estadísticas.
El espectro de frecuencia representa la variación del nivel de radio interferencia en un punto
dado en la vecindad de la línea, en función de la frecuencia. La forma de la corriente de alta
frecuencia es relativamente independiente del número de impulsos elementales, como
también del diámetro de los conductores. Puede suponerse entonces que la forma del
espectro de frecuencia del campo perturbador será la misma para diferentes distancias de la
línea y en diferentes condiciones de tiempo, trasladándose solamente en magnitud.
Los espectros medidos son generalmente irregulares, debido tanto a las continuas
fluctuaciones del nivel de RI en el curso de una medida, como por otras razones. Sin embargo,
la tendencia en una gran cantidad de medidas, cumple la afirmación anterior. La
experiencia muestra que la generalidad de los espectros puede ser agrupados en dos
familias: una correspondiente a configuraciones horizontales y la otra a doble circuito y
configuraciones triangulares o verticales. El espectro tipo, según la configuración queda
definido por las siguientes relaciones:

PÁGINA 3
- configuración horizontal:
RI = RI0 - (23 log10 f + 12 log102 f + 5,8)  dB
- configuración vertical, triangular o doble circuito
RI = RI0 - (18 Iog10 f + 12 log102 f + 4,3) [ dB]

El perfil transversal corresponde a la variación del nivel de interferencia en función de la


distancia al centro de una línea de transmisión, en una trayectoria perpendicular a la línea,
por el centro del vano; se determina a una altura de 2 m sobre el nivel del suelo, a una
frecuencia de 0,5 MHz (CISPR) ó 1 MHz (ANSI) y distancias laterales que no excedan los
200 metros. El perfil presenta un rápido decremento, de modo que para distancias superiores
el efecto de interferencia llega a ser despreciable. También los perfiles medidos son a
menudo irregulares, debido a las continuas fluctuaciones del ruido durante una serie de
medidas, como por irregularidades en el trazado o en el terreno de la línea.

La ley de atenuación del campo perturbador puede ser expresada simplemente en función
de la distancia directa D entre la antena de medida y el conductor más próximo, por la fórmula:

E = (D0/D)k E0
o bien en decibeles:
IR = IR0 + 20 k log10 (D0/D)

El coeficiente k está entre 1,4 y 1,9 según la configuración de la línea y puede ser
influenciado por la resistividad del suelo.

Los perfiles tipo se trazan tomando como referencia una distancia lateral de 15 metros,
horizontalmente con respecto al conductor más próximo y en escala decimal en distancia, o
refiriéndose a una distancia directa al conductor igual a 20 m y en escala logarítmica en
distancia. La primera representación es más útil para predecir el ancho de la franja sujeta a
interferencia, mientras que la segunda muestra la ley física de decrecimiento del campo
perturbador.

La distribución de los niveles de IR depende del tipo de clima: un clima muy húmedo,
lluvioso o con abundante neblina o nieve, aumentará el porcentaje de niveles elevados,
mientras que un clima seco lo reducirá; dentro de lo definido como mal tiempo, es
particularmente interesante la condición "1luvia fuerte" (precipitación superior a 1 mm/hr)
pues bajo esta condición la interferencia sigue una distribución gaussiana, con desviación
estándard entre 2 a 3 dB y los valores dependen sólo de las características eléctricas y
geométricas de la línea: luego bajo esta condición el fenómeno es estable y reproducible y
corresponde al nivel de interferencia característico de la línea.

Los valores medios de la distribución para buen tiempo y lluvia fuerte están separados
aproximadamente 20 dB. En clima seco, sin rocío natural, el nivel de RI nocturno es 5 a 8

PÁGINA 4
dB inferior al nivel a medio día. La temperatura ambiente y el efecto del sol juegan un
importante rol en tiempo seco, determinando valores máximos de RI entre 14 y 16 hrs.

Estas fluctuaciones del nivel de IR debido a variaciones de las condiciones climáticas


se traducen en una traslación vertical de todo el espectro de frecuencia o del perfil
transversal, prácticamente sin deformación en el primer caso y con modificaciones menores
en el segundo.

El estudio sistemático de fluctuaciones del nivel de RI de una línea dada necesita registros
permanentes del campo eléctrico perturbador de dicha línea, durante un año al menos, a una
distancia y a una frecuencia de medida fijas. Los resultados de estas medidas se presentan
de acuerdo a métodos de análisis estadísticos, es decir en la forma de histogramas o
distribuciones de frecuencias acumuladas (porcentaje de tiempo durante el cual la RI será
menor que un valor dado).

Las causas de las fluctuaciones en la medida del nivel de RI son numerosas; se pueden citar,
entre otras:

- fidelidad de respuesta del aparato de medida y naturaleza aleatoria propia del


fenómeno.
- variaciones en la tensión de alimentación de la línea.
- irregularidad de condiciones meteorológicas a lo largo de algunas decenas de kilómetros
de línea, que contribuyen al nivel local.
- variación de condiciones meteorológicas en el punto de medida.
- cambios en el estado de superficie de los conductores, sensibles no sólo a condiciones
meteorológicas, sino igualmente a depósitos de polvo, insectos y otras partículas.

La medida del nivel de interferencia exhibirá entonces una dispersión mínima inevitable,
caracterizada por una desviación típica variando entre 0,5 a 2,5 dB según 1a precisión de los
aparatos de medida utilizados.

Métodos Comparativos Simplificados

Los métodos comparativos se basan en resultados de medidas del nivel de ruido realizadas
en una línea de referencia existente, de la que se conocen todas las características bajo las
cuales se efectuaron las medidas. Luego, se aplican una serie de términos correctivos
basados en la diferencia entre los parámetros que inciden en el nivel de perturbación de la
nueva línea en estudio y los de la línea de referencia.

La ecuación básica para estos métodos viene dada por la siguiente expresión:

RI = RI0 + RIEM + RId + RIn + RID + RIf + RILL

donde:
RI : nivel de radio interferencia, en dB.

PÁGINA 5
RI0 : nivel de interferencia a frecuencias de radio de la línea de referencia, de
características geométricas conocidas, y en condiciones atmosféricas y estado de
superficie del conductor definidos.
Los otros términos corresponden a factores de corrección para gradiente superficial (RI EM),
diámetro del conductor (RId), número de subconductores por haz (RIn), distancia conductor
antena (RID), frecuencia (RIf) y condiciones climáticas (RILL).
De los métodos comparativos se ha elegido, debido al respaldo que significa la organización
que lo propone, el método simplificado de CIGRE, que se verá a continuación.

Método Simplificado de CIGRE

Basado en datos extraídos a lo largo de los años en diferentes configuraciones de líneas de


extra alta tensión, CIGRE y la IEEE desarrollan una fórmula empírica relacionando las líneas
más importantes y las condiciones atmosféricas.

RIi(dB) = 3.5gm + 12R - 33Log10 (Di /20) - 30


con:
R : radio equivalente del conductor i a igual tensión, en cm.
gm : gradiente superficial máximo del conductor i, en KV/cm.
Di : distancia desde el conductor i al punto de medida de RI, en m.

Esta fórmula está sujeta a las siguientes restricciones y condiciones de cálculo:


1) La frecuencia de medición es de 0.5 MHz.
2) La razón entre la separación de los subconductores y el Radio equivalente a igual
capacidad debe estar entre 12 y 20.
3) La dispersión es de  6 dB. Para cálculo en mal tiempo sumar al resultado 17 dB.
4) Para hacer correcciones al cálculo realizado se debe sumar al resultado, en dB,
alguno de los siguientes términos:
Para corrección de frecuencia se utiliza la siguiente fórmula para calcular RIf, factor
de corrección, en dB, debido a diferencias en la frecuencia de medida f, en MHz.

 1 + 0 .52 
RI f = 20 Log10  2 
 1 + f 

- Para corrección de distancia se utiliza la siguiente fórmula para calcular RID, factor de
corrección, en dB, debido a diferencias con la distancia comprendida entre la antena
y el conductor central de la línea del cálculo inicial con el estudiado:

RID = 20 k Log10  0 D Siendo k  1.65


D
 

PÁGINA 6
- Para corrección por altitud se utiliza la siguiente fórmula para calcular RIh , factor de
corrección, en dB, debido a diferencias con la altura de la línea estudiada con la
utilizada en el cálculo inicial.

h
RIh = 300

En el caso de varias fuentes en fase (por ejemplo, líneas de doble circuito), la


composición de campos de la misma fase se realiza transformando la magnitud del campo
perturbador debido a cada fuente de dB a V/m.
RIi

E i =10 2 0

En que Ei se encuentra en V/m y RIi en dB.

Luego, superponiendo los campos debido a distintas fuentes en fase.


1
 2
 2
E =  Ei 
 i 

El resultado se transforma nuevamente a dB

RI = 20 Log10 E

Criterio C.I.S.P.R. para Suma de niveles de RI de Líneas de tres fases [8] [4]

Habiendo calculado el nivel de Radio Interferencia, a 0.5 MHz, de cada fase en un punto dado,
la regla evalúa el nivel RI total de una línea de un circuito como se describe a continuación:

1) Luego de ordenar de mayor a menor los niveles de RI de cada fase, se verifica si la


diferencia del superior con respecto al más cercano es mayor o igual a 3 dB. De ser así
se considera este el nivel de éste como el representativo de la línea.

2) En caso de que no se cumpla el punto anterior se promedian los dos niveles mayores y
se le suman 1.5 dB a este resultado, siendo el valor resultante el nivel RI representativo
de la línea.

PÁGINA 7
RI1 + RI2
RI = .  dB
+ 15
2

siendo RI1 y RI2 los 2 niveles de radio interferencia mayores entre las tres fases

En caso de que la línea posea 2 o más circuitos, se deberá realizar una composición de
campos como las descrita en las ecuaciones anteriores y luego utilizar el criterio C.I.S.P.R.

Métodos Analíticos

Los métodos analíticos pretenden reconstruir los mecanismos de formación del campo
perturbador, tomando en cuenta todos los parámetros constructivos de la línea y las
características específicas del terreno. Además, se basan en resultados de medidas
experimentales de las corrientes perturbadoras de alta frecuencia.

Estos métodos utilizan el concepto de “función excitación” característica de un conductor o


haz dado. Este parámetro define mejor la generación de interferencia que la corriente
inyectada, que no es más que una cantidad derivada que depende del sistema de
capacitancias de la línea.

1
 I  = 4   C  
0
con :

I : matriz de corrientes inyectadas, en  A/ m1/2.


C : matriz de capacitancias de línea.
 : matriz de funciones de excitación, en  A/ m1/2, características de cada conductor, y
de cada fase de una línea.

La función  se obtiene de mediciones de corrientes inducidas en jaulas de prueba


monofásicas de dimensiones reducidas para diferentes conductores y en condiciones
definidas, y además, conociendo la matriz de capacitancias de la jaula. De esta forma, se
genera una carta universal de curvas con la cual se puede obtener la función de excitación,
en dB, de cualquier haz. Estas cartas toman como referencia 1 A/m1/2. La función de
excitación que caracteriza la línea de transmisión, es definida como la máxima función de
excitación  producida por alguna de sus fases. La función  para cada fase corresponde al
máximo valor producido por alguno de los subconductores pertenecientes al haz.

PÁGINA 8
Métodos para el Cálculo de Interferencia a Frecuencias Audibles

El ruido acústico provocado por descargas corona en conductores aéreos, cobra


notable importancia con el empleo de sistemas de transmisión de extra alta tensión (E.A.T.).
A tensiones inferiores a 500 KV el ruido acústico es irrelevante; ahora, sobre este nivel, en
especial en ultra alta tensión U.A.T, el nivel de ruido acústico impone limitaciones en cuanto
al número de subconductores y dimensiones de éstos.

El ruido acústico depende del gradiente eléctrico superficial del conductor y del estado
de su superficie. Aparece principalmente bajo condiciones de lluvia o neblina intensa, o en
buen tiempo, bajo el efecto de cierto tipo de contaminantes. Las gotas de agua en los
conductores son la principal fuente de ruido acústico.

La atenuación lateral del ruido audible desde líneas de transmisión es alrededor de 3


dB por cada duplicación de distancia, aunque a distancias grandes esta atenuación es mayor.

Componentes del ruido acústico

El ruido audible producido por líneas de transmisión posee dos componentes


características: tonos puros y ruido aleatorio.

Los tonos puros ocurren a frecuencias múltiplos de la frecuencia industrial, siendo el


más importante el segundo múltiplo (100 Hz en el caso nacional), llamado también zumbido.
El zumbido se produce por el movimiento de la carga espacial circundante al conductor, el
cual causa inversión de la presión de aire dos veces durante cada medio ciclo, por el
movimiento de iones positivos y negativos desde y hacia la superficie del conductor. Los
pulsos de polaridad negativa crean intensa ionización y contribuyen en mayor medida a que
las descargas positivas al zumbido, con el nivel de ruido aleatorio mucho más bajo.

El ruido aleatorio es causado por una secuencia aleatoria de pulsos, producto de


descargas corona en el aire, en la superficie del conductor. La generación de estallidos es
fundamentalmente producto de descargas de polaridad positiva. Estas descargas ocurren en
paquetes en cada ciclo de polaridad positiva y, por lo tanto, la componente de 50 Hz y
armónicas superiores se pueden hacer presentes en el espectro.

Ambos componentes del ruido acústico, aunque sobrepuestos, son fenómenos


diferentes, tanto en su generación como en su efecto. El estudio de líneas de E.A.T., mostró
que, bajo condiciones climáticas diferentes, el ruido aleatorio y el zumbido adquieren distinta
importancia sobre el ruido acústico, es así que, en condiciones de hielo, se genera un muy
alto zumbido mientras que el ruido aleatorio es relativamente bajo.

Las ondas de presión propagadas por la descarga, se producen en diferentes

PÁGINA 9
localizaciones a lo largo del conductor y en tiempos diferentes, por lo cual la energía acústica,
que llega a cualquier punto, se distribuye aleatoriamente sobre todo el ciclo.

Predeterminación del Nivel de Ruido Acústico

El resultado de las investigaciones efectuadas en jaulas de prueba, es una serie de


leyes empíricas para determinar el nivel de ruido acústico generado “por una fase”, bajo
condiciones de lluvia fuerte, separando los términos de corrección por gradiente superficial
máximo (g), por diámetro del conductor (d) y por distancia desde el conductor a la antena (D).
Se trata de métodos similares a los métodos comparativos expuestos para el caso de
determinación de radio interferencia, por lo tanto, se llega a relaciones tales como:

( RA )  dB = ( RA )0 + ( RA )g + ( RA )d + ( RA )D + ( RA )n dB(A)

En líneas de transmisión trifásicas, el procedimiento para calcular el nivel de ruido


acústico desde una línea de transmisión se efectúa en los siguientes pasos:

1) Se evalúa la intensidad acústica, o densidad de potencia acústica debida a cada fase, a


la distancia correspondiente.

2) Para tomar en cuenta la atenuación del sonido en el aire, el resultado se multiplica por e-
D
con   0.0075 m-1 y D la distancia entre el micrófono y el conductor, en metros. Si el
resultado está expresado en dB, equivale a afectar éste por - 0.0326 D dB. Por lo tanto:

(RA i)final = (RA i) - 0.0326  Di

donde:
RA i : ruido acústico de la fase “i” en dB.
Di : distancia de la fase “i” al micrófono en metros.

3) Suponiendo que las potencias acústicas debidas a cada fase se suman algebraicamente
en cualquier punto del espacio, entonces:

W =  Wi

En el espacio libre, la intensidad de potencia acústica W y la presión acústica p están

PÁGINA 10
relacionadas por la impedancia de onda del aire z:

W = p2 / z con z  420 [MKS]

Luego, la potencia resultante efectiva, en N / m2, puede obtenerse también por:

p = ( pi 2)1/2

4) Se determina el nivel de ruido acústico de dB(A) bajo lluvia fuerte expresando el nivel de
presión del sonido en dB:


 p 

dB ( A )= 20 Log10  −5 

 2 x 10  

PÁGINA 11