Está en la página 1de 107

UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS

FACULTAD DE MEDICINA, ENFERMERÍA,

NUTRICIÓN Y TECNOLOGÍA MÉDICA.

COMPETENCIAS COGNITIVAS Y TÉCNICAS DE ENFERMERÍA EN LA


INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LA SONDA OROGASTRICA EN RECIÉN
NACIDOS EN LA CLÍNICA CEMES EN MAYO – JULIO 2019

AUTOR: LIC. YOLANDA CAIGUARA BIQUIÑA

TUTORA: LIC. SOLEDAD CALLE VELASCO

PROPUESTA DE INTERVENCIÓN PARA OPTAR POR EL TÍTULO DE

ESPECIALISTA EN ENFERMERÍA NEONATAL

LA PAZ - BOLIVIA

2019
2
COMPETENCIAS DE ENFERMERÍA EN LA INSTALACION Y MANTENIMIENTO
DE LA SONDA OROGASTRICA EN RECIÉN NACIDOS EN LA CLÍNICA CEMES
EN MAYO – JULIO 2019

3
4
DEDICATORIA

La vida se encuentra plagada de retos, y uno de ellos es la universidad. Tras verme


dentro de ella, me he dado cuenta que más allá de ser un reto, es una base no solo
para mi entendimiento del campo en el que me he visto inmerso, sino para lo que
concierne a la vida y mi futuro.

Este proyecto se los dedico a mis padres por sus esfuerzos para que finalmente
pudiera concluir la Especialidad, a Dios y a mi hermanito Rodolfo que desde el cielo
me mandaron todas las fuerzas que necesitaba.

5
AGRADECIMIENTO

Agradezco a la Universidad Mayor de San Andrés, por haberme abierto las puertas
de este prestigioso templo del saber, cuna de buenos profesionales.

Al rector por entregar a la sociedad buenos profesionales capaces para el campo de


Enfermería Neonatal, de todas las unidades de Neonatología de nuestro amado país.

A todos mis docentes que cursaron todo el camino en la especialidad que me


ayudaron y me guiaron en los años de estudio para ser una profesional de
competencia.

6
ÍNDICE DE CONTENIDOS
DEDICATORIA II
AGRADECIMIENTO III
INDICE DE CONTENIDOS IV
ACRONIMOS VIII
RESUMEN X
I. Error! Bookmark not defined.
II. Error! Bookmark not defined.
III. Error! Bookmark not defined.
IV. Error! Bookmark not defined.
4.1. Error! Bookmark not defined.
4.2. Error! Bookmark not defined.
V. Error! Bookmark not defined.
5.1. Error! Bookmark not defined.
5.2. Error! Bookmark not defined.
VI. Error! Bookmark not defined.
6.1. Error! Bookmark not defined.
6.2. Error! Bookmark not defined.
6.3. Error! Bookmark not defined.
6.4. Error! Bookmark not defined.
6.5. Error! Bookmark not defined.
6.6. Error! Bookmark not defined.
6.7. Error! Bookmark not defined.
6.8. Error! Bookmark not defined.
6.9. Error! Bookmark not defined.
6.10. Error! Bookmark not defined.
6.11. Error! Bookmark not defined.
6.12. Error! Bookmark not defined.
6.13. Error! Bookmark not defined.
6.14. Error! Bookmark not defined.

7
6.15. Error! Bookmark not defined.
6.16. Error! Bookmark not defined.
6.17. Error! Bookmark not defined.
6.18. Error! Bookmark not defined.
6.19. Error! Bookmark not defined.
6.20. Error! Bookmark not defined.
6.21. Error! Bookmark not defined.
6.22. Error! Bookmark not defined.
6.23. 45
6.24. 45
6.25. Error! Bookmark not defined.
6.26. Error! Bookmark not defined.
VII. 49
1. 49
2. 49
3. 50
4. 50
5. 50
5.1. Error! Bookmark not defined.
5.2. Error! Bookmark not defined.
6. 51
7. 55
8. Error! Bookmark not defined.
VIII. 56
IX. 57
X. 64
XI. 66
XII. 67

ÍNDICE DE TABLAS
8
Gráfico y Tabla N° 1 Nivel de estudios alcanzados en el área de Neonatología. 41

Gráfico y Tabla N° 2 Experiencia Laboral en el Área de Neonatología. 42

Gráfico y Tabla N° 3 Turno Laboral Error! Bookmark not defined.

Gráfico y Tabla N° 4 Competencias Cognitivas 43

Gráfico y Tabla N° 5 Competencia Actitudinal 44

Gráfico y Tabla N° 6 Capacitación del personal durante la estadía laboral. 45

Gráfico y Tabla N° 7 Protocolo de Instalación y mantenimiento de SOG en RN en la


unidad de Neonatología CEMES 46

9
ACRONIMOS

BLH Banco de leche humana

BPN Recién nacido prematuro de bajo peso al nacer (< 2500 g)

CLM Centro de lactancia materna

COPAP Contacto piel a piel

CPAP Presión continúa en la vía aérea

DBP Displasia broncopulmonar

DHA Acido docosahexaenoico

EBPN Recién nacido prematuro de extremo

Bajo peso al nacer (< 1000 g)

ESPGHAN European Society Pediatric Gastroenterology

Hepatology and Nutrition

FDA Food and Drug Administration

FP Formula de prematuro

LH Leche humana

LHP Leche humana pasteurizada

LM Lactancia Materna

MBPN Recién nacido prematuro de muy bajo peso al nacer (<1500 g)

NEC Enterocolitis necrotizante

NEM Nutrición enteral mínima

10
NPT Nutrición parenteral total

OMS Organización Mundial de la Salud

RCEU Restricción del crecimiento extrauterino

RCIU Restricción del crecimiento intrauterino

ROP Retinopatía del prematuro

SNG Sonda nasogástrica

SOG Sonda orogastrica

TCM Triglicéridos de cadena media

TMI Tasa de mortalidad infantil

TSH Tirotropina

UCIN Unidad de Cuidado Intensivo Neonatal

11
RESUMEN

El trabajo realizado el 2019 sobre las competencias de enfermería en la instalación y


mantenimiento de la sonda orogastrica en recién nacidos en la clínica CEMES aun
siendo, un procedimiento de rutina con una envoltura relativamente sencillo, se
producen errores al realizarlo. Por lo cual se identifica cuáles son las deficiencias al
realizar el manejo de la sonda orogastrica, errores que se producen desde la
preparación de material, procedimiento de instalación hasta el manejo para la
alimentación; tanto como la elección de la leche, la obtención de residuo y como se
debe realizar para no alterar la alimentación adecuada.

Objetivo de ente trabajo es que al identificar las competencias de enfermería en la


instalación y mantenimiento de la sonda orogastrica en la Clínica CEMES; al
identificar errores en el procedimiento también se corrija los mismos, ya que el
personal de enfermería es de gran importancia para la pronta recuperación del
neonato, por ello debe estar preparada para realizar con destreza este procedimiento
evitando realizar , así mismo retroalimentar y actualizar las técnicas de la instalación
y mantenimiento de la sonda orogastrica al personal de enfermería de la Clínica
CEMES. El material y el método serán, un estudio cuantitativo, cualitativo,
descriptivo transversal en el personal de enfermería de la unidad de Neonatología en
la clínica CEMES, se usará una lista de evaluación y una lista de observación para
calificar este trabajo.

Conclusión se logró identificar cuáles son las competencias de enfermería en la


instalación y mantenimiento de la sonda orogastrica, el profesional de enfermería
debe proporcionar una atención oportuna, personalizada, humanizada, continua,
eficiente y basada en conocimientos científicos, características que en conjunto con
la profesión misma lo convierten en el responsable de la protección del paciente
frente a las complicaciones que conlleva la instalación y el mantenimiento de la
sonda orogastrica.
Palabras clave: sonda orogastrica, competencias de enfermería.

12
ABSTRAC

The work done in 2019 on nursing competencies in the installation and maintenance
of the orogastric tube in newborns at the CEMES clinic, even though it is a routine
procedure with a relatively simple envelope, errors occur when performing it.
Therefore, the deficiencies are identified when handling the orogastric probe, errors
that occur from the preparation of material, installation procedure to handling for
feeding; as much as the choice of milk, the obtaining of waste and how it should be
done so as not to alter the adequate feeding.

The objective of this work is to identify the nursing competencies in the installation
and maintenance of the orogastric tube in the CEMES Clinic; When identifying errors
in the procedure, they are also corrected, since the nursing staff is of great
importance for the early recovery of the newborn, so it must be prepared to perform
this procedure with skill while avoiding performing, also providing feedback and
updating the techniques. of the installation and maintenance of the orogastric tube to
the nursing staff of the CEMES Clinic. The material and method will be, a quantitative,
descriptive cross-sectional study in the nursing staff of the Neonatology unit at the
CEMES clinic, an evaluation list and an observation list will be used to rate this work.

Conclusion it was possible to identify what are the nursing competencies in the
installation and maintenance of the orogastric tube, the nursing professional must
provide a timely, personalized, humanized, continuous, efficient and based on
scientific knowledge, characteristics that together with the profession It makes him
responsible for the protection of the patient against the complications involved in the
installation and maintenance of the orogastric tube.

Keywords: orogastric tube, nursing competencies.

13
I. INTRODUCCIÓN

La sobrevida de recién nacidos con alguna afección de nacimiento, recién nacidos


con bajo peso al nacer (MBPN) se ha incrementado considerablemente dado los
grandes avances terapéuticos y tecnológicos en la medicina perinatal 2.

Con ello surge un gran desafío para el equipo de salud en relación con estos
sobrevivientes, no solo en el soporte ventilatorio y hemodinámico que por lo general
es requerido, sino que, además, en brindar a este grupo de recién nacidos (RN) una
nutrición óptima para sus altos requerimientos que satisfaga las necesidades de su
acelerado metabolismo3.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) la lactancia natural es el alimento


ideal para el crecimiento y desarrollo de los lactantes y la asume como una
recomendación de salud pública mundial promoviendo que durante los seis primeros
meses de vida los lactantes deben ser alimentados exclusivamente con leche
materna (LM) para lograr una salud, crecimiento y desarrollo óptimos. 3

El avance en la implementación de la regionalización de la atención perinatal hace


imprescindible sumar esfuerzos para unificar criterios necesarios para la adecuada
nutrición y alimentación de los recién nacidos4.

La varianza de la morbimortalidad de los recién nacidos entre países es mucho


mayor que la varianza en la prevalencia de nacimientos. Esta discrepancia es debida
principalmente a diferencias en el proceso de atención y en los cuidados neonatales,
de los cuales la nutrición es un factor fundamental.

En Argentina, 9 de cada 100 nacimientos son partos prematuros, pero éstos


contribuyen al 74% de la mortalidad neonatal y 64% de la mortalidad infantil, ya que
sólo sobreviven del 60% al 85% al año3.

Es por ello que para contribuir al descenso de la mortalidad neonatal e infantil es


fundamental fortalecer todas las acciones en este grupo de niños.

14
A pesar de los avances en el cuidado prenatal y las acciones de prevención, el bajo
peso de nacimiento (BPN) y la restricción del crecimiento intrauterino (RCIU)
continúan siendo problemas de gran importancia en países en desarrollo.5

Las dificultades en el aspecto nutricional no se inician solamente con el nacimiento


de un prematuro, de un prematuro de bajo peso (BPN), de un prematuro de muy bajo
peso (MBPN) o de un prematuro de extremo bajo peso (EBPN), sino previamente
con la situación nutricional de la madre y/o otras patologías que afectan el
intercambio de nutrientes materno fetales (hipertensión, tabaquismo, alteraciones
placentarias, etc.)13.

Por último y no menos importante, este documento sostiene y apoya a la lactancia


materna como una política sanitaria de importancia para la reducción de la
morbimortalidad infantil y neonatal. Cuando se trata de niños nacidos con riesgo,
como es el caso de los prematuros o de aquéllos que por diferentes patologías
requieren internación en Servicios de Neonatología o Pediatría, la alimentación con
leche humana adquiere una relevancia especial. En este sentido la acreditación de
los hospitales como Hospitales Amigos de la Madre y el Niño, el establecimiento de
Centros de Lactancia Materna (CLM) y Bancos de Leche Humana (BLH), son
estrategias de intervención fundamentales dado que el personal estará capacitado,
entrenado y comprometido, posibilitando al recién nacido el inicio oportuno y el
sostenimiento de la lactancia.9

15
II. JUSTIFICACIÓN

La Instalación y mantenimiento de la sonda orogastrica es una técnica de soporte


nutricional terapéutica por la cual se introducen los nutrientes directamente al aparato
digestivo, mediante una vía de administración, cuando éste es anatómica y
funcionalmente útil, pero existe alguna dificultad para la normal ingestión de
alimentos por boca. Con el objetivo de garantizar un estado nutricional adecuado en
los recién nacidos hospitalizados. Sabemos que la Nutrición Enteral es una
terapéutica que posee grandes beneficios en la recuperación del paciente, pero su
éxito depende no solo de la correcta administración de nutrientes que cada paciente
en particular, sino también del adecuado procedimiento durante su administración
con el fin de evitar complicaciones6.

El profesional de enfermería debe proporcionar una atención oportuna,


personalizada, humanizada, continua, eficiente y basada en conocimientos
científicos, características que en conjunto con la profesión misma lo convierten en el
responsable de la protección del paciente frente a las complicaciones de la
instalación y mantenimiento de la sonda orogastrica. Es por eso para la atención de
Enfermería, se hace necesario que el profesional, cuente con una formación
académica, experiencia y capacitación continua que le proporcione conocimientos
avanzados para el desarrollo de sus funciones.

Se requiere de un manejo adecuado del personal Profesional de Enfermería, quienes


deben tener suficiente conocimiento habilidad y destreza sobre todo actitud positiva,
sin embargo en el servicio de neonatología de la Clínica CEMES no se cuenta con
protocolos o guías de manejo sobre Nutrición Enteral, lo cual probablemente pueden
ser una de las causas de la presencia de complicaciones ya que los procesos y
criterios son distintos asociadas también a la formación y desempeño profesional. De
esta manera es necesaria la elaboración o creación de políticas, estándares
operacionales, protocolos y guías de manejo, de tal manera que mediante la
descripción detallada de actividades que deben cumplirse a cabalidad y que
previamente se encuentran fundamentadas, analizadas y validadas que orienten el
cuidado, asegurando una mejor atención, unificando lenguaje, criterios y procesos.

16
III. ANTECEDENTES

En el año 2014/2015 en México en el Departamento de Neonatología del


Instituto Nacional de Pediatría, México se realiza un trabajo de grado
titulado Alimentación enteral en el recién nacido pretérmino y de término
con bajo peso que expone una encuesta en forma abierta anónima a médicos de
diferentes UCIN del área metropolitana y estados circunvecinos.

Se realizaron 116 encuestas a 86 médicos adscritos y a 30 residentes de


Neonatología en 17 hospitales con UCIN Nivel II o Nivel III.

Las formas, métodos y prácticas de introducir, aumentar, modificar o suspender la


alimentación neonatal tuvieron mucha variación en el recién nacido pretérmino y
de término con peso bajo. Sin embargo, existió una mayor uniformidad en los
criterios al tratarse de neonatos de extremadamente peso bajo o en casos de
neonatos con problemas graves como asfixia al nacer, requerir de apoyo
ventilatorio, con apnea importante, hipotensión arterial o con datos clínicos
abdominales anormales. Las formas, métodos y prácticas de introducir, aumentar,
modificar o suspender la alimentación neonatal tuvieron mucha variación donde
las conclusiones fueron que se requiere unificar los criterios de alimentación en
las instituciones sobre todo en los aspectos que en la actualidad se han definido
como los mejores.11

El año 2017 en la Facultad Mexicana de Medicina de la Universidad La Salle;


Neonatología; Hospital Ángeles se realizó el trabajo de La técnica de
alimentación y su influencia en el incremento de peso en el neonato
enfermo María Fernanda Pineda-Frutos, Alberto Orozco-Gutiérrez, Horacio
Márquez-González que nos expone

La ganancia ponderal en el neonato es un marcador pronóstico para morbilidad,


mortalidad y reingresos hospitalarios. La técnica de alimentación representa

Un reto para el manejo de estos pacientes, tiene como objetivo determinar la


asociación entre el tipo de alimentación, volumen, aporte calórico, tipo de leche y

17
comorbilidades en el incremento de peso en neonatos hospitalizados. De julio de
2015 a julio de 2016 en la Unidad de Cuidados Intermedios Neonatales del
Hospital Ángeles Pedregal se realizó un estudio de cohortes en neonatos sin
enfermedad en crecimiento y desarrollo registrándose edad gestacional, peso al
nacimiento, tipo de alimentación, tipo de leche, volumen y calorías administradas
por día. La variable de desenlace fue el incremento de peso de 15 g/día al día 10.
Las variables confusoras: días de oxígeno e incubadora. Los resultados fueron un
total de 50 pacientes, 52% del sexo femenino. La variable más asociada al
incremento de peso fue la alimentación mixta con sonda orogastrica y
alimentador. En conclusiones la técnica de alimentación mixta con sonda
orogastrica y alimentador es la variable más independiente al incremento de
peso.12

En el año 2017 se publicó en la revista Latino-Americana Enfermaren, su


artículo, Procedimientos de medición y verificación de posicionamiento de
la sonda gástrica en recién nacidos: revisión integradora, Flavia de Souza
Barbosa Días, Suelen Cristina Días Emidio, María Helena Baena de Moraes
Lopes, Antonieta Keiko Kakuda Shimo.17

El objetivo del artículo fue investigar, en la literatura, evidencias sobre


procedimientos de medición de la sonda gástrica en recién nacidos y de
verificación de su posicionamiento, procedimientos alternativos al examen

Radiológico. Se usó un método de revisión integradora de la literatura en las


bases Biblioteca Cochrane, LILACS, CINAHL, EMBASE, MEDLINE y Scopus,
utilizando los descriptores “intubación gastrointestinal” y “recién nacido” en
artículos originales, con resultados de diecisiete publicaciones fueron incluidas y
Categorizadas en “método de medición” o “técnica de verificación del
posicionamiento”. Como métodos de medición, fueron encontrados los de medida
de dos distancias morfológicas y los de aplicación de dos fórmulas (una basada
en el peso y otra en la altura). Para las técnicas de verificación del
posicionamiento, se encontró: trazado electromagnético, actividad eléctrica del
Diafragma, detección de CO2, solución de índigo carmín, auscultación del
18
epigastrio, aspiración de secreción gástrica, inspección del color, evaluación de
pH, enzimas y bilirrubina. Conclusión: el método de medición que utiliza las
medidas de la nariz al lóbulo de la oreja al punto medio entre apéndice xifoideo y
cicatriz umbilical, presenta las mejores evidencias. Las ecuaciones basadas

en peso y altura necesitan ser comprobadas experimentalmente. El retorno de


secreción en la aspiración de la sonda, evaluación del color y del pH de la
secreción son indicadores confiables en la identificación del posicionamiento de la
sonda gástrica, y son las técnicas actualmente indicadas.17

En el año 2015, la revista Intra-Med público un artículo sobre el Cambio de


sondas nasogástricas en el recién nacido prematuro, realizado por Lic.
Melanie Mears Fuente.18

El pasaje de la sonda tiene potenciales complicaciones que pueden afectar la


morbi/ mortalidad de nuestro vulnerable grupo de clientes.

Sabiendo que los prematuros son incapaces de succionar efectivamente antes


de las 32 , y que tenemos bebes nacidos y sobrevivientes de 23 semanas de
edad gestacional, es fácil saber por qué la colocación y utilización de sondas es
una rutina dentro de la unidad y también una necesidad, ya que permite hacer la
transición de alimentación parenteral a la alimentación a pecho o biberón..
También los otros objetivos de colocación de sondas nasogástrica u orogastrica
es facilitar la alimentación en forma frecuente y cantidades pequeñas, drenaje de
aire para evitar la distensión abdominal, permitiendo al frágil recién nacido, la
máxima cantidad de tiempo de sueño para su recuperación, crecimiento y
desarrollo.

También se menciona en este artículo que todavía es muy limitada la


investigación respecto del cambio de sondas gástricas y su potencial efecto, lo
cual hace que las prácticas en las UCIN se basen en uso y costumbre más que
en la evidencia científica.

19
Por otro lado si están bien descriptos los efectos adversos de la colocación de
sondas gástricas, como puede ser un reflejo vagal con efecto en la FC y la
oxigenación así como que la inserción repetida puede provocar además trauma
esofágico y laríngeo. También respecto del estrés y dolor es cuestionable la
practica ya que todos sabemos cómo se benefician los prematuros con la
manipulación mínima y como enfermería debe velar por los bebes para evitar los
procedimientos negativos e innecesarios. 18

En el año 2014, España, se publicó en la revista de Enfermeras en su


artículo Alimentación enteral en neonatos Prof. Lic. Rose Mari Soria.3

La alimentación por vía enteral es la forma habitual de incorporar alimentos en los


seres humanos e involucra el sistema digestivo en su totalidad conjuntamente con
el aporte de otros sistemas tales como endocrino y nervioso. Desde el punto de
vista nutricional, la alimentación enteral permite la obtención de energía para
llevar a cabo todos los procesos vitales. Es el punto de partida de la
transformación de un alimento en sustancias aprovechables para el organismo.
En las etapas iniciales de la vida, la alimentación por vía enteral conlleva una
serie de procesos que involucran al recién nacido y al cuidador primario que
provee el alimento: la madre. En situaciones especiales, los neonatos internados
en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) no están en condiciones
clínicas de alimentarse por succión y surge la necesidad de modificar los
procesos naturales, incorporando otras alternativas de nutrición e involucrar a
otros actores: los enfermeros. De la compleja interacción entre los múltiples
aspectos que implican nutrir un neonato prematuro o enfermo, este capítulo
pretende abordar específicamente los cuidados al recién nacidos con
alimentación por vía enteral.

En octubre de 2014 la Asociación Española de pediatría publica un caso


clínico, Perforación esofágica con neumomediastino en un recién nacido de
extremado bajo peso redactado por, A. Rodríguez Serna, L. Román
Echevarría, A. Valls i Soler.19

20
El caso de un recién nacido pretérmino de muy bajo peso que a las 14 h de vida
desarrolló un neumomediastino sin neumotórax. Al nacer, fue intubado y recibió
una dosis de surfactante exógeno. Un esofagograma confirmó la presencia de
una perforación de esófago, cuyo tratamiento fue conservador, presentando una
evolución favorable. Un neumomediastino, si bien generalmente se origina por
una perforación de la vía aérea (intubación traumática) o por roturas alveolares,
hay que recordar que puede originarse también por una perforación esofágica
causada por el paso de una sonda orogastrica

La perforación esofágica puede producirse por sondas rígidas de polivinilo,


utilizadas para aspiración o alimentación enteral, o más raramente durante la
intubación, por lesiones debidas a la pala del laringoscopio, por el uso de un
estilete o guía rígida o por el mismo tubo endotraqueal. El lugar más frecuente de
la perforación iatrogénica es el tercio superior del esófago. El diagnóstico de
confirmación se realiza por medio de un esofagograma.19

En diciembre de 2017 en la revista Acta Paulista Enfermaren De São Paulo,


redactado por las profesionales en enfermería Rafaela Reiche André,
Carolina Queiroz de Souza Mendes y Ariane Ferreira Machado Avela, realizan
un estudio prospectivo nos habla de la Colocación de catéter enteral en recién
nacidos según técnica de medición modificada, para evaluar la efectividad de la
medición de la sonda enteral mediante la técnica modificada, apéndice nariz-
oreja-xifoides, con descuento de los orificios distales de la sonda, para la
colocación en la cámara gástrica de los neonatos. Sin embargo Todas las sondas
enterales utilizadas en el estudio fueron polivinilo. Para la medición de las sondas
analizadas en las radiografías, se utilizó la técnica NOAX modificada, en la que
comienza la medición, después de descontar los orificios de la sonda, en la punta
de la nariz hasta el lóbulo de la oreja y desde la oreja hasta el apéndice xifoides.

La determinación de la posición de la sonda se realizó mediante análisis


radiográfico por dos enfermeras capacitadas. La formación de las enfermeras fue
realizada por especialistas en radiología antes del inicio del estudio e incluyó el

21
análisis conjunto, la discusión y la confirmación de los hallazgos de las
radiografías de abdomen neonatal seriadas.

La técnica de medición medida presenta un riesgo de colocación inadecuada del


catéter enteral utilizado en neonatos, y su aplicación debe ser desalentada en la
práctica clínica.14

En el año 2015 la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia Subsecretaría


de Salud Comunitaria Ministerio de Salud de la Nación República Argentina,
publico la Guia de Nutrición del Prematuro17

El descenso de la mortalidad infantil en los últimos 10 a 20 años, se ha realizado


a expensas del componente posneonatal. De tal manera que, actualmente el
componente neonatal es el de mayor magnitud. De este, el principal contribuyente
es la atención perinatal, particularmente del niño prematuro. El avance en la
implementación de la regionalización de la atención perinatal hace imprescindible
aunar esfuerzos para unificar criterios necesarios para la adecuada nutrición y
alimentación de los niños prematuros. La varianza de la morbimortalidad de los
prematuros entre países es mucho mayor que la varianza en la prevalencia de
nacimientos prematuros. Esta discrepancia es debida principalmente a diferencias
en el proceso de atención y en los cuidados neonatales, de los cuales la nutrición
es un factor fundamental.

Las dificultades en el aspecto nutricional no se inician solamente con el


nacimiento de un prematuro, de un prematuro de bajo peso (BPN), de un
prematuro de muy bajo peso (MBPN) o de un prematuro de extremo bajo peso
(EBPN), sino previamente con la situación nutricional de la madre y/o otras
patologías que afectan el intercambio de nutrientes materno fetales (hipertensión,
tabaquismo, alteraciones placentarias, etc.). Por último y no menos importante,
este documento sostiene y apoya a la lactancia materna como una política
sanitaria de importancia para la reducción de la morbi-mortalidad infantil y
neonatal. Cuando se trata de niños nacidos con riesgo, como es el caso de los
prematuros o de aquéllos que por diferentes patologías requieren internación en

22
Servicios de Neonatología o Pediatría, la alimentación con leche humana
adquiere una relevancia especia17

En mayo del año 2012 la revista mexica de Pediatría, redactado por Juan
José Gasque Góngora, Martha Alicia Gómez García nos habla que En la
etapa neonatal es importante proporcionar a los niños una alimentación que
permita su crecimiento y desarrollo normal. Los recién nacidos pretérmino con
muy bajo peso al nacer requieren una alimentación para corregir su deficiencia
nutricional, ya que tienen pocas reservas nutrimentales. La meta en los neonatos
es que logren el máximo crecimiento intrauterino, lo cual es difícil de alcanzar,
pues la mayoría de los niños recién nacidos pretérmino menores de 34 semanas
crecen en su etapa postnatal más lentamente que en el útero, por lo que con
frecuencia se ven afectados por desnutrición extrauterina, durante su estancia
hospitalaria, ya sea por la presencia de alguna patología evolutiva al nacer o por
estrés postnatal, lo que aumenta las necesidades energéticas y proteínicas, por el
deficiente aporte calórico-proteico durante las primeras semanas de vida. Es por
esta razón que en la última década se ha venido empleando la nutrición
parenteral y enteral temprana e intensiva, con la finalidad de lograr un óptimo
crecimiento y desarrollo en los bebés prematuros.8

En octubre de 2017 se publica un artículo en Madrid con el título de


Alimentación enteral del recién nacido pretérmino G. Bustos Lozano nos
redacta que la alimentación enteral de los recién nacidos pretérmino tiene
repercusiones muy importantes, más allá del aporte de sustratos energéticos,
proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de ellas son: la influencia en la relación
madre - hijo, el establecimiento de la flora bacteriana intestinal, la prevención de
la enterocolitis necrosante, la prevención de infecciones, el establecimiento de
hábitos y ritmos biológicos, la maduración del sistema nervioso central, la
selección celular y la programación de sistemas, la prevención de enfermedades
crónicas en el futuro y, por qué no, el bienestar y el confort asociado al placer que
produce la ingesta10

23
IV. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La colocación de Sonda orogastrica es una técnica terapéutica y una técnica para un


soporte nutricional que desde hace muchos años y a nivel mundial ha estado en
discusión ya que se ha propuesto mejorar las técnicas a favor del paciente neonatal,
esta técnica es invasiva ya que por la Sonda orogastrica se introducen los nutrientes
directamente al aparato digestivo, cuando éste es anatómica y funcionalmente útil,
pero existe alguna dificultad para la normal ingestión de alimentos por boca, con el
objetivo de garantizar un estado nutricional adecuado en los recién nacidos que
requiere de un manejo adecuado del personal Profesional de Enfermería, quienes
deben tener suficiente conocimiento habilidad y destreza sobre todo actitud positiva,
sin embargo si bien se realiza este procedimiento es a criterio personal sin basarse
en documentos estandarizados que guíen este manejo asociando esta falta,
probablemente con: mayor frecuencia de complicaciones (Mecánicas,
gastrointestinales, sépticas, psicosociales), morbi-mortalidad en recién nacidos más
elevada, hospitalización prolongada y mayores costos.

En relación a la problemática principal surgen problemas secundarios que afectarán


negativamente en la calidad de atención del recién nacido que requiere una SOG
surgiendo a la vez situaciones iatrogénicas relacionadas con el procedimiento

● Falta de cursos de actualización al personal de Enfermería.


● Carencia de conocimientos en la aplicación de Métodos y Técnicas, durante la
colocación de la sonda orogastrica, administración de nutrición enteral en el
recién nacido.
● Carencia de equipos e instrumentos adecuados para la administración de
nutrición Enteral en el prematuro.
● Falta de registro en la hoja de enfermería de las incidencias que se presentan
durante el procedimiento como: Regurgitación, vómitos, etc.
Por estas razones expuestas, se ve de gran importancia la correcta colocación y
mantenimiento de la sonda orogastrica, ya que el mayor reto en enfermería esta
brindar una atención de calidad con calidez a nuestros pacientes más vulnerables
que son los neonatos, se debe tener en cuenta que la Unidad de Cuidados

24
Neonatales de la Clínica CEMES es una institución de referencia a nivel de la
ciudad de La Paz, siendo otro referente que impulsa a un correcto adiestramiento
del personal.

Por otra parte la Unidad de Neonatología de la Clínica CEMES debe contar con
personal profesional que tenga al menos afinidad al servicio, debido a que esta
unidad involucra actividades multidisciplinaria y multiprofesional, al romper esta
regla se producen iatrogenias, especialmente personal que tienen conocimientos
ambiguos acerca del manejo de sonda orogastrica para en recién nacidos.

IV.1. DELIMITACIÓN DEL PROBLEMA.

El presente trabajo se realizara en la Unidad de Neonatología de la Clínica


CEMES, ubicado en la ciudad de La Paz, se tiene una capacidad de 3 camas en
Cuidados Intensivos, 5 camas en Cuidados Intermedios, 10 camas en Cuidados
mínimos, las diferentes áreas se hallan divididas en 4 diferentes ambientes. Se
cuenta con un total de 15 licenciadas en enfermería, las cuales se hallan en
diferentes turnos.

Se pretende realizar el presente trabajo sobre “competencias de enfermería en la


instalación y mantenimiento de la sonda orogastrica en recién nacidos en la
clínica CEMES en mayo – julio 2019”, el estudio se realizará al personal
profesional de enfermería, ya que son quienes están en contacto directo y
continuo con el neonato, con el único propósito de unificar criterios, a través de un
protocolo actualizado y estandarizado para así beneficiar la atención del recién
nacido prematuro.

IV.2. PREGUNTA DE INVESTIGACION.

¿Cuáles serán las competencias de enfermería en la instalación y mantenimiento


de la sonda orogastrica en recién nacidos en la clínica CEMES en mayo – julio
2019?

25
V. OBJETIVOS

V.1. OBJETIVO GENERAL

Determinar las competencias de enfermería en la instalación y mantenimiento de


la sonda orogastrica en recién nacidos en la clínica CEMES en mayo – julio 2019

V.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS

1. Identificar las características Sociodemográficas del personal en estudio.

2. Identificar las competencias cognitivas en la instalación y mantenimiento de la


sonda orogastrica del personal profesional de enfermería.

3. Identificar cuáles son las competencias actitudinales en la instalación y


mantenimiento de la sonda orogastrica en el recién nacido.

4. Fortalecer criterios mediante un curso de actualización en la instalación de


sonda orogastrica al recién nacido.

5. Proponer un protocolo de la instalación y mantenimiento de la sonda


orogastrica en recién nacidos en la unidad de Neonatología de la clínica
CEMES.

26
VI. MARCO CONCEPTUAL.

VI.1. FUNDAMENTO FILOSÓFICO PATRICIA BENNER

Patricia Benner reconocida Enfermera, teórica de enfermería ha estudiado la


práctica clínica profesional en un intento por descubrir y describir el conocimiento
que conlleva el ejercicio de la enfermería, es decir el que se acumula con el
tiempo en una disciplina práctica y de describir las diferencias que existen entre
conocimiento teórico y práctico.

Una de las primeras distinciones teóricas establecidas por Benner afirmaba que el
desarrollo del conocimiento es una disciplina práctica “consiste en ampliar el
conocimiento práctico (el saber cómo o Know-how) mediante investigaciones
científicas basadas en la teoría y mediante la recopilación de éste Know-how
desarrollado a través de la experiencia clínica en la práctica de ésta disciplina”.21

En su opinión las enfermeras no han documentado suficientemente su


aprendizaje clínico y ésta falta de documentación de nuestras prácticas y
observaciones clínicas priva a la teoría de la enfermería del carácter genuino y la
riqueza del conocimiento que se asocia al ejercicio clínico experto. Esta
descripción del saber hacer Know-how de la enfermería es la contribución
aportada por Benner.21

Los científicos han distinguido desde siempre las relaciones causales interactivas
del tipo “saber qué” y “saber cómo”. Citando a los filósofos de la ciencia Kuhn y
Polanyi. Benner resalta la diferencia entre el saber cómo un conocimiento práctico
que puede evitar las formulaciones sistemáticas, y el saber qué, o explicaciones
teóricas de los fenómenos.

El saber qué, es el mecanismo que se aplica para alcanzar un conocimiento por


medio de la determinación de las relaciones causales entre los hechos. En
cambio, el saber cómo, consiste en la adquisición de técnicas que pueden
escapar al saber qué, por lo que se puede desarrollar con anterioridad a la

27
explicación teórica. Benner afirma que este conocimiento práctico puede servir
para ampliar la teoría o desarrollarse antes de las fórmulas científicas. 21

Las situaciones clínicas son siempre más variadas y complicadas que los
planteamientos teóricos, por lo que la práctica clínica es un área de indagación y
desarrollo del conocimiento. La práctica clínica personifica la noción de
superación; mediante su estudio pueden desarrollarse nuevos conocimientos. La
enfermería debe establecer la base cognitiva necesaria para su desempeño (el
saber hacer) y mediante la investigación científica y la observación, empezar a
registrar y desarrollar este saber práctico de la experiencia clínica.21

En un mundo ideal la teoría y la práctica deberían abrir un diálogo que alertara la


creación de nuevas posibilidades. La teoría se deduce de la práctica, y ésta se
modifica o amplía a partir de los desarrollos teóricos.

Benner adaptó a la práctica clínica de enfermería el modelo de adquisición y


desarrollo de habilidades de Dreyfus y Dreyfus 1980-1986, propuesto por Stuart y
Hubert Dreyfus, profesores de la Universidad de California en Berkeley. 22

El modelo de situación describe cinco niveles de adquisición de destreza y


desarrollo de técnicas y habilidades en la práctica de la enfermería en la obra
From Novice to Expert: Excelence and Power in Clinical Nursing Practice (1984).
Benner utilizó descripciones sistemáticas de cinco etapas: novato, principiante
avanzado, competente, eficaz y experto.

VI.2. NOVATO

En esta fase el profesional no dispone de una experiencia acumulada sobre la


situación en que se desenvuelve, resulta difícil discernir entre los aspectos
relevantes y no relevantes de una situación. En general este nivel se aplica a los
estudiantes de enfermería, pero Benner ha sugerido que las enfermeras de un
nivel de experiencia muy elevado en determinados campos podrían clasificarse
no obstante como novatos en otras áreas o situaciones no familiares. 21

28
VI.3. PRINCIPIANTE AVANZADO

Esta fase se alcanza cuando la persona demuestra una experiencia y rendimiento


ligeramente aceptables y es capaz de enfrentarse a situaciones reales para
advertir, tal vez orientada por un consejero designado, los componentes
significativos que se repiten dentro de la situación. Tiene experiencia suficiente
para detectar los distintos aspectos de la situación.

Las enfermeras encuadradas en este nivel se guían por normas orientadas al


cumplimiento de las tareas y tienen dificultades para captar la situación actual del
paciente con una perspectiva amplia. Empieza a reconocer los elementos de
forma intuitiva cuando están presentes.21

Se sienten muy responsables del manejo de la atención a los pacientes aun


cuando siguen dependiendo en buena medida de la ayuda de personas más
experimentadas. Benner sitúa en este nivel a la mayoría del personal que acaba
de completar sus estudios de enfermería.

VI.4. COMPETENTE

Mediante el aprendizaje basado en situaciones prácticas reales y siguiendo las


acciones de otras personas, el principiante avanzado puede pasar a ser
considerado un profesional competente. Esta fase se caracteriza por la puesta en
práctica de una planificación deliberada y consciente en gran medida, que
determina los aspectos de las situaciones actuales y futuras consideradas
importantes y las que pueden ignorarse.

Se trata de un nivel de mayor eficacia en el que no obstante el centro de interés


es el manejo del tiempo y la organización de las tareas por parte de la enfermera,
más que en lo relativo a las necesidades del paciente.21

Una enfermera competente es posible que muestre un exceso de responsabilidad


con respecto a su paciente, con frecuencia mayor de lo que se le exige, en
realidad con una visión omnipresente y crítica de sí misma, aplica nuevas normas

29
y procedimientos de razonamiento dentro del plan al tiempo que utiliza las reglas
de acción ya aprendidas adaptándose a los hechos relevantes de la situación. 22

VI.5. EFICAZ (AVENTADO)

El profesional percibe la situación como un todo (imagen total de la misma), y no


solo sus aspectos elementales, guía sus acciones por las máximas aplicables a
dicha situación. Este nivel constituye un salto cualitativo respecto al de
competencia, en esta fase el profesional es capaz de reconocer los aspectos más
sobresalientes y capta la situación de forma intuitiva en función de sus
conocimientos incorporados.21

Las enfermeras en este nivel demuestran nuevas capacidades para apreciar la


importancia de una situación, incluidas las de reconocimiento y puesta en práctica
de respuestas técnicas a la misma, conforme evoluciona. Ya no se conforman
con aplicar metas pre-establecidas para organizarse y revelan una mayor
confianza en sus conocimientos y capacidad. Esta fase puede considerarse una
transición a la fase de experto se produce una implicación mucho mayor con el
paciente y su familia.21

VI.6. EXPERTO

Esta fase se alcanza cuando el profesional experto deja ya de basarse en


principios analíticos (normas, directrices máximas) para ligar su conocimiento de
la situación con una acción apropiada. Benner describió que la enfermera experta
desarrolla una capacidad especial de comprender intuitivamente cada situación y
puede identificar el campo del problema sin perder el tiempo en múltiples
diagnósticos o soluciones alternativas.21

Algunos aspectos claves del ejercicio experto de la enfermería son:

1. Rápida comprensión clínica y práctica basada en recursos.

2. Saber hacer general.

30
3. Capacidad para apreciar la totalidad del problema.

4. Prevé lo inesperado.

La enfermera experta tiene capacidad para reconocer patrones de respuestas a


partir de su sólida formación experimental. Su máxima meta es satisfacer los
problemas y necesidades actuales del paciente, incluso aunque ello requiera
planificar y negociar un cambio en el plan de asistencia. En esta fase se tiene una
visión del YO casi transparente.21

Finalmente el modelo de Benner postula que en el progreso a través de estos


niveles de adquisición de habilidades, se producen cambios en cuatro aspectos
del rendimiento, a saber:

1. El paso de una confianza basada en principios abstractos y reglas del pasado


al uso de la experiencia concreta.

2. La sustitución del razonamiento analítico basada en reglas por la intuición.

3. La alteración en la percepción de la situación, desde una compilación de


porciones de realidad de relevancia comparable a un todo cada vez más
complejo en el que sobresale la importancia de algunas de sus partes.

4. El paso desde la condición de observador minucioso, que permanece fuera de


la acción a una posición de mayor implicación, plenamente integrada en la
situación de que se trate.21

De un análisis de episodios reales de asistencia al paciente surgieron treinta y un


competencias. A partir de esta obra se desarrollaron siete áreas de la práctica de
la enfermería que poseen una serie de competencias con similares objetivos,
funciones y significados. Se identificaron como:

1. El papel de ayudar

2. La función de enseñanza-entrenamiento.

31
3. La función diagnóstica y de monitorización del paciente,

4. La conducción eficaz de situaciones rápidamente cambiantes.

5. La administración y monitorización de intervenciones y regímenes terapéuticos.

6. La monitorización y el aseguramiento de la calidad de las prácticas de cuidados


sanitarios y

7. Las competencias organizativas del papel profesional.

La obra de Benner describe la práctica de la enfermera en el contexto de lo que la


enfermería es y hace realmente.21

VI.7. DEFINICIÓN DE COMPETENCIA

Las competencias parecen constituir, en la actualidad, una conceptualización y un


modo de operar en la gestión de recursos humanos que permite una mejor
articulación entre gestión, trabajo y educación. En una visión y organización
sistémica, las competencias han sido incluso capaces de expresarse como un
sistema nacional de certificación de competencias legalmente establecido en
varios países del mundo, incluidos proyectos en América Latina. Más que una
moda, se trata de "un vínculo entre el trabajo, la educación formal y la
capacitación", la implantación de nuevos valores y normas de comportamiento.

La competencia tiene que ver con una combinación integrada de conocimientos,


habilidades y actitudes conducentes a un desempeño adecuado y oportuno en
diversos contextos. La flexibilidad y capacidad de adaptación resultan claves para
el nuevo tipo de logro que busca el trabajo y la educación como desarrollo
general, para que las personas hagan algo con lo que saben.23

El término competencia, entonces, puede ser definido de manera general, como


un "saber hacer, sobre algo, con determinadas actitudes", es decir, como una
medida de lo que una persona puede hacer bien como resultado de la integración
de sus conocimientos, habilidades, actitudes y cualidades personales.23

32
El término alude, en primer lugar, al carácter eminentemente práctico de toda
competencia. Para saber si alguien es competente es indispensable observarlo
actuando; es decir, no se es competente cuando sólo se sabe cómo se debe
hacer, sino cuando se hace efectivamente y de una manera adecuada.

En segundo lugar, la definición hace referencia al algo sobre el que se sabe


hacer, que es el contenido de la competencia. En último lugar, para poder afirmar
de alguien que es competente no basta saber qué hace ese algo, sino que
importa mucho, la manera o la actitud con la que actúa. Nuevamente se hace
referencia a los aprendizajes que hacen a alguien competente: sabe quién es,
sabe hacer, emprender y hacerlo con otros y, finalmente, cómo hizo para
saberlo.23

a) Competencias básicas.

Son aquellas en las que la persona construye las bases de su aprendizaje


(interpretar y comunicar información, razonar creativamente y solucionar
problemas, entre otras).

Las competencias básicas están referidas fundamentalmente a la capacidad


de "aprender a aprender" que afirma la erradicación definitiva de la concepción
de que es posible aprender de una vez y para siempre y de que en el aula se
puede reproducir todo el conocimiento. Requiere de instrumentaciones
básicas como la idoneidad para la expresión oral y escrita y del manejo de las
matemáticas aplicadas y pone en movimiento diversos rasgos cognitivos,
como la capacidad de situar y comprender de manera crítica, las imágenes y
los datos que le llegan de fuentes múltiples; la aptitud para observar, la
voluntad de experimentación y la capacidad de tener criterio y tomar
decisiones.

Entre las competencias básicas que suelen incluirse en los currículos se


encuentran la comunicación verbal y escrita, la lectura y la escritura, las

33
nociones de aritmética, el trabajo en equipo, la resolución de problemas y la
enseñanza de lenguas extranjeras.

b) Competencias personales.

Son aquellas que permiten realizar con éxito las diferentes funciones en la
vida (actuar responsablemente, mostrar deseo de superación y aceptar el
cambio, entre otras).

Las competencias personales constituyen un conjunto de difícil definición,


pues están en función de las capacidades y potencialidades de expresión de
un grupo de características que se manifiestan en dependencia del ambiente
en que se desarrolle la actividad, tales como: Seguridad en sí mismo,
capacidad para dominar los sentimientos y las tensiones emocionales,
curiosidad, argumentación crítica y capacidad analítica.

c) Competencias profesionales.
Son las que garantizan cumplir con las tareas y responsabilidades de su
ejercicio profesional. Se reconoce que las cualidades de las personas para
desempeñarse productivamente en una situación de trabajo, no sólo
dependen de las situaciones de aprendizaje escolar formal, sino también del
aprendizaje derivado de la experiencia en situaciones concretas de trabajo. Es
de señalar que la integración de todas las competencias expuestas representa
los factores críticos de éxito profesional.24

VI.8. DEFINICIÓN DE COMPETENCIA EN INVESTIGACIÓN

Por investigación se utilizará la definición de Ducharme que señala: “La


investigación en enfermería explora, describe, explica y predice fenómenos que
son de interés para la disciplina. Permite validar y refinar los conocimientos

34
existentes y generar nuevos que son directa o indirectamente útiles para la
práctica de la enfermería”25

Entonces investigación en enfermería sería aquella que explicita la investigación


realizada por enfermeras/os y para ser utilizada en la práctica de enfermería,
aunque también incluiría, a la investigación realizada por enfermeras/os en
grupos multidisciplinarios donde se desea encontrar la solución o respuesta a un
problema específico desde el punto de vista de cada disciplina y excluyendo
aquellas investigaciones en las cuales la enfermera/o participa como colaborador
en estudios que buscan resolver problemas de otras disciplinas y en las cuales
generalmente su aporte es anónimo o poco reconocido cuando son socializados
los resultados en el ámbito científico.

Considerando que las competencias en general surgieron en el mundo


laboral/empresarial para evaluar el cumplimiento de los trabajadores asociadas a
un mejor desempeño, y a una mayor calidad y productividad laboral, se utilizará la
definición de competencia laboral utilizada en la Ley Chilena Nº 20.267 que crea
el Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales y perfecciona el
estatuto de Capacitación y Empleo, como aquellas “aptitudes, conocimientos y
destrezas necesarias para cumplir exitosamente las actividades que componen
una función laboral, según estándares definidos por el sector productivo” 16
Trasladándolo al terreno práctico de la enfermería, competencia sería la aptitud,
conocimiento y destreza necesarios para cumplir exitosamente las actividades
que componen la función de enfermería, traducido en una mayor claridad, calidad
e integralidad del cuidado de enfermería.

Con todo, competencia en investigación en enfermería sería la capacidad de la


enfermera/o asistencial de demostrar aptitudes, conocimientos y destrezas
necesarias para generar, validar y clarificar los conocimientos que permitan
encontrar y dar solución a los problemas de la práctica de enfermería, mejorar la
calidad del cuidado y al mismo tiempo la calidad de vida de las personas
involucradas.

35
Según Pereda y Marriner, nos dice que para que una persona pueda desarrollar
los comportamientos incluidos en la competencia, es preciso que ésta tenga los
siguientes elementos.22

a) Saber: conjunto de conocimientos que permiten a la enfermera/o realizar una


cierta tarea e investigación.
b) Saber hacer: aplicar los conocimientos en la solución de problemas y contar y
aplicar sus habilidades y destrezas para dar solución a los problemas y dudas
derivadas de la práctica de enfermería, y una excelente enfermera con
conocimientos en investigación
c) Saber estar: ajustar los comportamientos a las normas y reglas de la
organización y del grupo de trabajo. Son las actitudes e intereses, deben
ajustarse a las normas éticas, intereses de la institución de salud y mantener
una actitud científica
d) Querer hacer: contar con la motivación personal para llevar a cabo los
comportamientos incluidos en determinada competencia, la enfermera/o debe
realizar investigación, siendo el principal impulsor de la investigación.
e) Poder hacer: se refiere a las características de la organización que permitan a
la persona llevar a cabo la competencia solicitada. La enfermera debe estar
motivada e interesada en realizar investigación debe contar en su institución
con los recursos y medios (económicos, computacionales, tiempo, etc.) que
sean necesarios para llevar a cabo la investigación.26

Incorporar la práctica de enfermería basada en evidencia (PEBE) es disponer de


la mejor evidencia científica, dar respuesta a preguntas surgidas durante el
cuidado, guiar la toma de decisiones, garantizar la calidad y seguridad de la
atención neonatal. En la praxis, el profesional de enfermería toma de decisiones,
asesora, orienta y emite recomendaciones continuamente sin contar con las
herramientas adecuadas para hacerlo con absoluta certeza, por la rapidez en la
que se transforma el conocimiento.27

36
VI.9. DEFINICIÓN DE CUIDADO

En la tarea transcultural del cuidado, Leininger considera el cuidado como uno de


los conceptos más poderosos y el fenómeno particular de la enfermería. Cuidado
se define como el acto de asistencia, de apoyo o facilitación hacia o para otro
individuo o grupo con necesidades evidentes o anticipadas, para mejorar su
condición humana o su modo de vida. La acción de cuidar se refiere al conjunto de
acciones, procesos y decisiones directas o indirectas, sustentadoras y expertas
relacionadas con la asistencia a las personas de tal manera que reflejen un
comportamiento de apoyo compasivo, protector de auxilio educativo y otros según
las necesidades, problemas, valores y metas del individuo o grupo al que asiste.

Para Colliere, cuidar es un acto de vida, es decir sus procedimientos y técnicas


están dirigidos a lo que la conserva, como es asegurar la oxigenación, hidratación,
alimentación, higiene y movilización constante del individuo en situación de
dependencia, pero no solo eso , cuidar también es el acompañamiento
pluridimensional , tanto en intención como en extensión de la persona enferma. 27

El término pluridimensional, según Daza de Caballero, se refiere a la importancia


de que el cuidado, para su estudio, se aborde desde diferentes dimensiones a
saber: la dimensión de la participación, la interacción y el afecto.27

VI.10. ÉTICA DEL CUIDADO

La ética del cuidado se caracteriza por conceder un especial relieve al


compromiso con el bien de las personas con las que se tiene una relación
estrecha, como es el caso de la relación enfermera – paciente. En esta relación,
el proceso de cuidar presupone una dimensión ética y estética. Cuidar de una
persona enferma, de un anciano, de un moribundo o de un neonato es una acción
humana que lleva inscrita en su seno una alta dosis de bondad y belleza.
Constituye una acción buena porque es responsable, porque tiene como centro
de atención el bien ajeno, su desarrollo y plenitud integral. Es bella, porque es
una acción armónica y equilibrada. Es decir, el cuidar de un modo virtuoso.27

37
No obstante, la acción de cuidar plantea graves y profundos desafíos de carácter
ético, en el que resulta absolutamente necesario reflexionar en torno a las
categorías de libertad, intimidad, justicia y bien, por ello se consideró pertinente
incluir las características del buen cuidar desde el punto de vista ético para que el
cuidado pueda considerarse no solo éticamente correcto, sino para aspirar a la
excelencia moral en el ejercicio de la profesión.28

Las características del buen cuidar son:

● No hacer daño y proteger del daño: Es el primer principio de un buen


cuidado. Cuando se cuida de alguien se pretende hacerle un bien y, por lo
tanto, evitar un daño o una complicación.
● Hacer el mayor bien posible: Se busca el bien de quien es cuidado y se
procura su beneficio. Asimismo, se exige un verdadero interés por el bien del
paciente y una predisposición a hacer lo posible para lograrlo.
● Respetar la autonomía: Se refiere no sólo a respetar las decisiones de la
persona, sino también, su intimidad y singularidad, por el simple hecho de ser
persona.28

VI.11. MÉTODO ENFERMERO EN EL NEONATO

El periodo neonatal se caracteriza por alta vulnerabilidad debido a las


adaptaciones y cambios que enfrenta el neonato al pasar de la vida intrauterina a
la vida extrauterina; es decir, la separación de la placenta le conduce a realizar sus
funciones vitales de manera independiente, donde participan sus aparatos y
sistemas en conjunto para modificar la circulación sanguínea, establecer la
respiración, el funcionamiento gastrointestinal, renal, hepático e inmunitario, de tal
manera que se adapta exitosamente a la vida extrauterina.27

Es por ello que el cuidado que necesita el neonato debe ser no solo un cuidado
especializado, sino también basado en un método sistematizado y organizado de
trabajo y que de hecho caracteriza al quehacer del profesional de enfermería
neonatal en cada uno de los servicios de asistencia donde se desarrolla, como
son: la Unidad Tocoquirúrgica, el cunero, Terapia Intermedia y Terapia Intensiva.
38
VI.12. CLASIFICACIÓN DEL RECIÉN NACIDO

La importancia que tiene el nacimiento, la atención del recién nacido con


problemas que requieran de reanimación cardiopulmonar y cerebral, es
particularmente importante determinar estimar su edad de gestación por alguno de
los procedimientos disponibles valorando su maduración neurológica (tono
muscular, presencia de reflejos primitivos y su movilidad articular). Aunado en esta
valoración clínica, es también importante conocer sus características físicas y
somatométricas como su peso al nacimiento, su longitud, y su perímetro cefálico, a
fin de conocer algunos de los indicadores de riesgo en estos RN. Conociendo esta
serie de características es posible prever el pronóstico de los recién nacidos, ya
que con ello es posible estimar la morbimortalidad neonatal.32

El recién nacido es producto de la concepción desde el nacimiento hasta los 28


días de edad, de acuerdo a la edad gestacional, el recién nacido se clasifica en:

● Recién Nacido pre-término: Producto de la concepción de 28 semanas a


menos de 37 semanas de gestación.
● Recién Nacido Inmaduro: Producto de la concepción de 21 semanas a 27
semanas de gestación o de 500 gramos a menos de 1.000 gramos.
● Recién Nacido Prematuro: Producto de la concepción de 28 semanas a 37
semanas de gestación, que equivale a un producto de 1.000 gramos a menos
de 2500 gramos.
● Recién Nacido a Término: Producto de la concepción de 37 semanas a 41
semanas de gestación, equivalente a un producto de 2.500 gramos o más.
● Recién Nacido Pos-término: Producto de la concepción de 42 semanas o
más de gestación.
● Recién Nacido con Bajo Peso: Producto de la concepción con peso corporal
al nacimiento menor de 2,500 gramos independiente de su edad de
gestación.33

39
VI.13. SISTEMA DIGESTIVO DEL RECIÉN NACIDO

El desarrollo del tracto digestivo del neonato comienza en la cuarta semana de


gestación y se constituye embriológicamente a partir del endodermo.

Durante la vida intrauterina va modificando su estructura y adquiriendo


funcionalidad, de manera que cuando el feto alcanza la gestación a término, está
en condiciones de cumplir con todas las etapas de procesamiento del alimento y
absorción de nutrientes. La maduración anatómica y funcional del intestino es
óptima a las 33-34 semanas de edad gestacional (EG) para la adecuada
absorción y utilización de nutrientes con alimentación enteral. Previamente la
actividad enzimática necesaria para este proceso es insuficiente y no hay
adecuada secreción hormonal en el intestino.

El conocimiento de la evolución del sistema digestivo en el neonato y cuando


suceden los hitos fundamentales de crecimiento y desarrollo, permite planificar el
cuidado nutricional en los neonatos de pre término de acuerdo a la EG.
Características anatómicas y funcionales del tracto digestivo en el neonato pre
término:

➢ Reflejo tusígeno ausente o débil


➢ Esfínter gastroesofágico incompetente
➢ Aumento del tiempo de vaciado gástrico
➢ Disminución de la motilidad intestinal
➢ Válvula íleocecal incompetente
➢ Reflejo recto esfinteriano disminuido
➢ Coordinación succión deglución deficiente
➢ Mala absorción de grasas por disminución de sales biliares y lipasa
pancreática
➢ Mala absorción de lactosa por disminución de lactasa
➢ Digestión incompleta de las proteínas por niveles enzimáticos bajos
➢ Pérdida de calorías y proteínas en las deposiciones. 1

40
VI.14. MÉTODOS DE ADMINISTRACIÓN DE LA ALIMENTACIÓN ENTERAL

Existen varios métodos para administrar la alimentación enteral al niño, luego de


que sea superada la etapa de NEM.

a) Nutrición enteral por bolos o intermitente o gavage.- Administración


de volúmenes fraccionados cada 2 o 3 horas por una jeringa a través
de la sonda por caída sin ejercer presión, manteniendo la jeringa
elevada.
b) Nutrición enteral continua o gastroclisis continua Administración de
volúmenes por sonda orogastrica o nasogástrica con bomba de
infusión, en períodos de 4 a 5 horas con una 1 hora de descanso.
Puede ser útil en niños con mala tolerancia al gavage, que presentan
residuos postalimentación. Las jeringas y tubuladuras se deben
reemplazar con cada ciclo de alimentación y no más allá de las 4
horas. El sistema de administración continua (sonda y prolongador)
deben ser del menor calibre y longitud posible. Dado que la grasa de la
leche humana se acumula en las capas superiores y se adhiere a los
plásticos, se aconseja colocar la bomba de infusión en posición
inclinada (25-40°) para permitir que el pico de la jeringa quede hacia
arriba. 53 La revisión Cochrane no encontró diferencias significativas
entre la administración intermitente o continua en relación a la
incidencia de NEC, tiempo para alcanzar la alimentación enteral
completa ni en los parámetros de crecimiento para recién nacido
inferior a 1500 gr. 17

VI.15. DEFINICIÓN DE ALIMENTACIÓN POR SONDA OROGASTRICA.

La alimentación por sonda orogastrica es un método de alimentación enteral que


consiste en la introducción de una sonda de polivinilo u otro material de
determinado calibre a través de la boca hasta el estómago, para una adecuada
alimentación al neonato. 9

41
VI.16. BENEFICIOS

● Mayor desarrollo de la mucosa gastrointestinal


● Favorece la maduración de la actividad motora intestinal
● Aumenta la secreción de hormonas gastrointestinales
● Favorece la vasodilatación esplácnica
● Disminuye el tiempo de progresión a la alimentación enteral total
● Minimiza la posibilidad de intolerancia digestiva.
● Favorece la ganancia de peso
● Posibilita progresar a la succión más tempranamente.
● Disminuye la aparición de colestasis manteniendo niveles fisiológicos de
bilirrubina y fosfatasa alcalina.
● Menos tiempo de estadía hospitalaria.
● Baja los costos de salud
En relación a lo puntualizado anteriormente acerca de las características y las
funciones de la Alimentación por sonda orogastrica, cabe señalar que la leche
humana es la primera elección, dado la extensa evidencia científica en favor de los
múltiples beneficios que otorga al neonato, tales como:

Menor incidencia de infecciones respiratorias, gastrointestinales y del oído medio,


menor índice de obesidad e hipertensión en la infancia, menor índice de aparición
de alergias y atopías, garantiza un crecimiento y desarrollo saludables, favorece un
óptimo desarrollo emocional, psicomotor, social e intelectual9

VI.17. CONTRAINDICACIONES

a) Cuando los prematuros han nacido con hipoxia intestinal o con disminución
del flujo sanguíneo intestinal.
● Con asfixia perinatal, hipoxia e hipotensión: en caso de asfixia o shock, la
alimentación debe diferirse por 24 a 48 horas.
● En aquellos que están expuestos directa o indirectamente con
indometacina 12 horas antes.

42
● Los que padecen policitemia o se les hizo salinoféresis 8 a 12 horas
antes.
● Aquéllos con exsanguíneo-transfusión (la alimentación debe diferirse 12
horas).
b) Inestabilidad hemodinámica evidenciada por signos clínicos de sepsis,
hipotensión y mala perfusión. Está recibiendo dopamina > 5 μg/kg/min u otra
droga vasopresora; PCA hemodinámicamente significativo. En estos casos,
la alimentación debe diferirse 24 h después de lograr estabilidad
hemodinámica.
c) En casos con acidosis metabólica grave.
d) En aquéllos con inestabilidad cardiorrespiratoria con hipoxia aguda, con
desaturación frecuente menor de 88%, con FR mayor de 80 por minuto, con
bradicardia o apnea recurrente que amerita reanimación.
e) Los que han sido extubados por el riesgo de aspiración, ocho horas antes.
f) Los que tenían signos de disfunción gastrointestinal con vómitos con bilis o
sangre abundante, o bien, con la presencia macroscópica de sangre en
heces.
g) Con examen abdominal alterado, sea con decoloración, dibujo de asas,
distensión abdominal persistente o en aumento, con íleo o ausencia de
evacuaciones por obstrucción intestinal o por ECN.

VI.18. INDICACIONES PARA LA SUSPENSIÓN DE LA ALIMENTACIÓN


ENTERAL

a) Residuo mayor al 50 % de la ración en dos tomas sucesivas.

b) Dolor abdominal.

c) Enterorragia.

d) Distensión abdominal (cuando no es por aire relacionado con el soporte


respiratorio).11

43
VI.19. RESIDUOS

En general, los residuos gástricos están relacionados con la motilidad inmadura del
tubo digestivo y van disminuyendo con la edad, por este motivo no deberían
interferir con la alimentación. Actualmente, se cuestiona la utilidad de su medición
rutinaria. Es importante discernir cuando el residuo gástrico es indicativo de ECN o
sólo es un signo de la inmadurez gastrointestinal. No está probado que el ayuno
disminuya el riesgo de ECN cuando hay residuos o distensión abdominal sin otros
signos clínicos o radiológicos. Tampoco puede aseverarse que el valor absoluto (
mayor a 4 ml/kg) ni el porcentaje de la toma (mayor a 50%) sean indicadores
confiables de ECN. En ese caso, es relevante la semiología abdominal para decidir
la suspensión o la continuidad de la alimentación enteral. Asimismo, no hay
evidencia que el color o la naturaleza (moco, sangre) del residuo gástrico sean
indicadores de NEC. Ante la presencia de residuo de aspecto bilioso, es importante
constatar la ubicación de la sonda orogastrica, a través de una radiografía o una tira
reactiva para evaluar acidez o alcalinidad del residuo, si es alcalino puede ser que
la sonda se haya desplazado al duodeno. Tener en cuenta que la secreción ácida
en los prematuros puede no ser tan definida, por lo que siempre es necesario
considerar la clínica del niño. Los residuos están relacionados en general con la
motilidad inmadura del tubo digestivo por este motivo no deberían interferir con la
alimentación.11

VI.20. INSTALACIÓN DE SONDA OROGASTRICA


VI.21. DEFINICIÓN.

Es la introducción de una sonda a través de la boca, oro-faringe, esófago hasta el


estómago, para la alimentación y nutrición del recién nacido con afecciones de
inmadurez y/o ausencia de reflejos de succión deglución.2

VI.22. MATERIAL.

⇨ Bandeja pequeña
⇨ Sonda Orogastrica K33- K35 o N°6,8.
⇨ Jeringa de 3 ml o 5 ml.

44
⇨ Recipiente pequeño vacio
⇨ Tela adhesiva Micropore y blanca .
⇨ Apósito o gasa.
⇨ Guantes esteriles
⇨ Estetoscopio.
⇨ Tijera.2

VI.23. CONSIDERACIONES PARA ELECCIÓN DE LA SONDA OROGASTRICA


Para poder elegir la sonda correcta es importante conocer que tipos de sondas y
materiales hay disponibles y las recomendaciones de uso. Las sondas
disponibles en este momento son de polivinilo, silastic y poliuretano. Las más
utilizadas son las de polivinilo. Estas sondas se endurecen rápidamente dentro
del estómago, con el riesgo de lesionar la mucosa gástrica. Por eso se
recomienda su recambio frecuente: no deberían permanecer más de 48 horas.

El poliuretano es el material más recomendado. Sin embargo, las sondas son


difíciles de conseguir en nuestro país. El silastic tiene como ventaja el hecho de
que no se endurece dentro del estómago y, como desventaja, que se colapsa
fácilmente al aspirar y dificulta la medición del residuo gástrico. Se recomienda el
uso de estas sondas en prematuros con intolerancia, ya que son menos irritantes
y no es necesario cambiarlas frecuentemente: pueden permanecer hasta 30 días.

VI.24. PROCEDIMIENTO.

⇨ Lavarse las manos.


⇨ Alistar el equipo en una bandeja.
⇨ Lavarse las manos para iniciar el procedimiento.
⇨ Ponerse los elementos de protección personal.
⇨ Ubicarse en el lado derecho si es diestro, o en el lado izquierdo si es zurdo:
hacerlo facilita la manipulación de la sonda.
⇨ Verificar la posición del neonato: debe estar en decúbito dorsal o lateral,
preferiblemente con la base de la colchoneta levantada a 30º, o puede
estar totalmente recta.

45
⇨ Recibir la sonda; verificar el calibre.
⇨ Determinar la longitud de la sonda. Tomar la medida de la comisura de la
boca al lóbulo de la oreja, y de ahí a la apófisis xifoidea (punta distal del
esternón); adicionar 2 cm y hacer una marca con marcador indeleble.
Enrollar la sonda en la mano.
⇨ Lubricar con agua destilada la punta de la sonda.
⇨ Colocar suavemente la mano libre en la cara del neonato, para permitir la
apertura de la boca.
⇨ Introducir suavemente la sonda hacia la pared posterior de la faringe, hasta
la marca. Sostener la sonda con una mano. En caso de que el neonato
presente signos de asfixia (cianosis, apnea, tos o sangrado), retirarla
inmediatamente. Esperar a que se compense, e intentarlo nuevamente.
⇨ Si se encuentra algún tipo de obstrucción que impida el paso, marcarla,
fijarla e informar inmediatamente al especialista de turno.
⇨ Verificar que la sonda quede ubicada correctamente.
⇨ Observar si en la sonda hay evidencia de contenido gástrico, o aspirar el
contenido gástrico, valorando el color.
⇨ Solicitar al colaborador que insufle 2 cm3 de aire por la sonda, previa
colocación del fonendoscopio en el epigastrio; se debe escuchar un ruido
sibilante o un burbujeo. En caso de requerir control radiológico, se
verificara ubicación.
⇨ Fijar con cinta adhesiva la sonda, en forma de H, T, sobre el labio superior,
o de forma lateral, sobre la mejilla, previa colocación de una cinta
transparente, para proteger la piel. La fijación debe contener la fecha y el
número de sonda.
⇨ Utilizar la sonda para el fin que se dispuso:
✓ Lavado gástrico.
✓ Drenaje: poner bolsa recolectora y marcarla.
✓ Iniciar la alimentación por gavaje o en infusión.
✓ Administrar el medicamento.

46
⇨ Hacer el registro de enfermería indicando la fecha y la hora del procedimiento;
describir si se presentó alguna complicación. Cuidados de enfermería
⇨ Verificar permanentemente la fijación de la sonda para evitar su
desplazamiento; observar la marca.
⇨ Cambiar la sonda cada 48 horas, o según la necesidad.
⇨ Verificar la posición de la sonda cuando administre medicamentos. Lavar la
sonda con solución salina 0,5 cm3 después del procedimiento y dejar la sonda
cerrada por espacio de 20 minutos.
⇨ Colocar siempre bolsa recolectora para drenaje, en la parte distal de la sonda.
⇨ Colocar siempre bolsa recolectora para drenaje, en la parte distal de la sonda.
⇨ Valorar al recién nacido en búsqueda de complicaciones como:
✓ Obstrucción de la sonda.
✓ Perforación gástrica.
✓ Broncoaspiración.
✓ Neumonía aspirativa.
✓ Laceración de la piel.
✓ Intolerancia a la vía oral: distención abdominal, vómito.
✓ Erosión esofágica.
✓ Esofagitis por reflujo.2

VI.25. CUIDADOS DE ENFERMERÍA

⇨ Valoración clínica y monitorización: color, frecuencia cardiaca, saturación, ya


que pueden presentar hipoxia y bradicardia.
⇨ Durante la introducción de la sonda puede ocurrir que el paciente presente
tos, cianosis o cambio de coloración, casos en que habrá que retirarla
inmediatamente.
⇨ No colocar en recién nacidos recién alimentados, ya que puede provocar
vómito.
⇨ Si la sonda queda en el esófago, corre riesgo de aspiración; por lo tanto se
deberá verificar su correcta ubicación.

47
⇨ En el caso de las sondas nasogástricas se puede ofrecer el chupete al recién
nacido para favorecer el pasaje al estimular la deglución.
⇨ En los bebés prematuros, los ruidos toráxicos se transmiten al abdomen. Por
ello, la técnica de auscultación no siempre es segura. Se recomienda la
combinación de ambos métodos de verificación, además de utilizar, en el caso
de aquerevisando técnicas Colocación de sonda orogastrica
⇨ Asegurar la fijación de la sonda en la medida previamente marcada.
⇨ Rotular con fecha y turno en que se colocó la sonda.
⇨ El recambio se realizará según el material de la sonda.
⇨ Cuando deba retirarse la sonda, se la extraerá siempre cerrada para evitar el
reflujo de su contenido en la faringe.
⇨ Evitar realizar presión al aspirar si ofrece resistencia, ya que podemos dañar
la mucosa gástrica.1

VI.26. COMPLICACIONES DEL PROCEDIMIENTO

a. Pueden presentar apnea o bradicardia.


b. Hipoxia.
c. Obstrucción de la nariz.
d. Perforación gástrica por el material.
e. Posición incorrecta: que quede en tráquea o esófago.
f. Obstrucción de la sonda2

48
VII. DISEÑO METODOLOGICO
1. TIPO DE ESTUDIO

Se realizó un estudio observacional, descriptivo, y transversal en el personal


de enfermería de la unidad de Neonatología en la clínica CEMES.

● Observacional porque el investigador se limitara a la medición de las


variables que se tienen en cuenta en el estudio.
● Descriptivo porque se empleó un instrumento de recolección de datos
el cual tuvo como fin medir diferentes variables referentes al tema de
investigación en un determinado momento.
● Corte transversal porque la recolección de datos se realizó, en un
determinado tiempo, correspondiente a tres meses calendario de mayo
a julio del 2019.

2. ÁREA DE ESTUDIO.

Se tomara en cuenta a toda la unidad de neonatología de la clínica


CEMES que incluye Unidad de terapia Intensiva, Unidad de terapia

49
Intermedia y Unidad de Cuidados mínimos, donde desempeña sus roles el
personal profesional de enfermería.

3. UNIVERSO

Este trabajo involucra a todo el personal de enfermería de la Unidad de


Neonatología conformado por 15 profesionales de enfermería de la Clínica
CEMES.

4. MUESTRA.

Se tomara un muestreo no probabilístico el 100% del universo por ser una


población pequeña, con el total de 15 profesionales de enfermería, por
conveniencia.

5. CRITERIOS DE INCLUSIÓN Y EXCLUSIÓN


5.1. CRITERIOS DE INCLUSIÓN.

✓ Personal profesional de enfermería de planta del servicio de


neonatología de la clínica CEMES.
✓ Personal profesional de enfermería a contrato del servicio de
neonatología de la clínica CEMES

5.2. CRITERIOS DE EXCLUSIÓN.

➢ Todo personal que sea de reemplazo.


➢ Todo personal que se encuentre de vacaciones.
➢ Personal que se encuentre con licencias o permisos.
➢ Personal que no pertenezca a la unidad de Neonatología de la
Clínica CEMES.
➢ Personal de apoyo de la unidad de Neonatología de la Clínica
CEMES

50
6. OPERACIONALIZACIÓN DE VARIABLES

NOMBRE DE TIPO DE ESCALA


LA VARIABLE CONCEPTO VARIABLE INDICADOR INDICADOR

Formación
Se refiere al grado Profesionales Frecuencia
profesional
más alto que ha con Licenciatura
alcanzada del
Porcentaje.
alcanzado la Cualitativa
profesional en
Profesionales
persona posterior a nominal
enfermería
con Diplomado
la licenciatura en
en el área de
este caso estudios
Neonatología Profesionales
realizados en el
de la clínica con
área de
CEMES Especialidad
Neonatología.
mayo- julio
2019 Profesionales
con Maestría.
.

51
Experiencia Se refiere al tiempo Menos de 1 año Frecuencia
Laboral de las y descripción
1 año Porcentaje
profesionales personal y laboral Cuantitativa
en enfermería como profesional de discreta
2 años
en el área de enfermería en las
Neonatología distintas funciones y 3 a 5 años
de la clínica tareas que requiere
CEMES la unidad de Mayor a 5 años.

mayo-julio Neonatología
2019

Competencias Se refieren a lo Excelente Frecuencia


Cognitivas de relacionado con el Cuantitativa Porcentaje.
Bueno
la profesional procesamiento de la discreta
en enfermería información, esto es
Regular
en la la atención,
instalación y percepción, Deficiente
mantenimient memoria, resolución
o de la sonda de problemas, Malo

orogastrica en comprensión, en la
el recién instalación y
nacido del mantenimiento de la
área de sonda orogastrica.
neonatología
de la clínica
CEMES
mayo-julio
2019

Competencia Se relacionan Excelente


técnica de la directamente con el
Bueno
profesional en “saber-ser” o Cualitativa
enfermería en “saber-actuar” ante ordinal Frecuencia
Regular
la instalación la instalación y Porcentaje.
y mantenimiento de la Deficiente
mantenimient sonda orogastrica

52
o de sonda en el recién nacido. Malo
orogastrica en
el recién
nacido en la
unidad de
neonatología
de la clínica
CEMES
mayo- julio
2019

53
54
7. TÉCNICAS Y PROCEDIMIENTOS

7.1 Fuente y recolección de datos

La fuente de recolección de datos fue la encuesta, misma que fue elaborada


con preguntas de carácter cerrado y abiertas, además se aplicó a la salida de
cada turno de trabajo.

Por otro lado, se usó la observación, que fue unos listados de indicadores que
fueron observados según se realiza la instalación y mantenimiento de la SOG
en recién nacidos durante el turno respectivo de la investigada.

Ambos instrumentos fueron validados con anterioridad a su aplicación, puesto


que los expertos los revisaron y dieron su visto de conformidad. Posterior a la
validación es que se aplicó los instrumentos. Por otro lado, se aplicó un
consentimiento informado antes de su aplicación.

8. PROCESAMIENTO DE DATOS
➢ Consolidar los datos en un registro de recolección de datos.
➢ Revisión y corrección de datos
➢ Elaboración de la base de datos
➢ Tabulación y gráficos de los datos
➢ Explicación de resultados

9. PLAN DE TABULACIÓN Y ANÁLISIS

➢ Para la tabulación de la información recolectada se recurrió a escalas de


calificación valorativas.

55
➢ Posterior se recurrió a la Escala de Likert para clasificar, simplificar, de modo
que se valorice de manera continua y forme una escala con intervalos
delimitados.
➢ Asimismo, se usó Excel de Microsoft para realizar los gráficos. (ANEXO 3)

VIII. CONSIDERACIONES ÉTICAS

En las consideraciones éticas se consideró:

● Autonomía: Se aplicó el consentimiento informado a las participantes.


(Personal de enfermería profesional).
● Beneficencia: En este aspecto se cuidó que el estudio no afectará al
bienestar de los participantes y además favorece implícitamente a los recién
nacidos que necesitaran una SOG ya que el personal estará capacitado para
realizar este procedimiento.
● Maleficencia: el presente estudio pretende precautelar la calidad de vida de
los recién nacidos evitando complicaciones en referencia a la instalación y
mantenimiento de la SOG.
● Confidencialidad: los resultados obtenidos se mantendrán en completa
confidencialidad sin perjudicar al personal que participo en la recogida de
datos.
● Justicia: Se incluyó a todos, sin discriminación de grado de formación
(licenciadas de enfermería).
Para dar inicio del trabajo se solicitó los permisos que requiere el trabajo realizado se
presentó para su aprobación del trabajo propiamente dicho una Carta a Dirección
Médica de la Clínica CEMES (ANEXO 2), una carta a Jefatura de Enfermería de la
Clínica CEMES (ANEXO 2), posterior se presentó las cartas de validación de los
instrumentos a aplicar, a tres profesionales expertas en el área de otras instituciones
(ANEXO 4), para proceder con la recolección de datos del trabajo y consentimiento
informado ( ANEXO 5 ) para la aceptación de los instrumentos a las colegas que se
les aplicara dichos instrumentos.

56
IX. RESULTADOS
Gráfico y tabla Nº 1
Formación profesional alcanzada del profesional en enfermería en el área de
Neonatología de la clínica CEMES mayo- julio 2019

Variable Escala Frecuencia Porcentaje


Formación Licenciatura 12 80%
profesional Diplomado 2 13%
alcanzada de Especialidad 1 7%
Profesionales con Maestría 0 0%
estudios de Post
grado en el área
de neonatología Total 15 100%

57
16 15
14
12
12
10
8
6
4 2
80% 1 100%
2 13% 7% 0 0%
0
LICENCIATURA DIPLOMADO ESPECIALIDAD MAESTRIA TOTAL
FORMACIÓN PROFESIONAL EN EL ÁREA DE NEONATOLOGÍA

Frecuencia Porcentaje

Datos recolectados de la encuesta al profesional de enfermería Neonatología


Clínica CEMES 2019 Y.C.B

INTERPRETACIÓN: Según los resultados obtenidos, 80% alcanzo solo el grado de


licenciatura, un 13% alcanzo el grado de diplomado, un 7 % alcanzo el grado de
especialidad y 0 que representa 0% alcanzo la maestría.

58
Gráfico y tabla Nº 2
Experiencia Laboral de las profesionales en enfermería en el Área de
Neonatología de la clínica CEMES mayo-julio 2019

Variable Escala Frecuencia Porcentaje


Experiencia Menor a 1 año 4 27%
Laboral de las 1año 5 33%
profesionales en 2 años 3 20%
enfermería en el 3 a 5 años 2 13%
área de Mayor a 5 años 1 7%
Neonatología de la
clínica CEMES
mayo-julio 2019. Total 15 100%

16 15
14

12

10

6 5
4
4 3
2
2 1 100%
27% 33% 20% 13% 7%
0
MENOR A 1 1AÑO 2 AÑOS 3 A 5 AÑOS MAYOR A 5 TOTAL
AÑO AÑOS
EXPERIENCIA LABORAL EN EL ÁREA DE NEONATOLOGÍA
Frecuencia Porcentaje

Datos recolectados de la encuesta al profesional de enfermería Neonatología


Clínica CEMES 2019 Y.C.B

59
INTERPRETACION: Según los resultados obtenidos el 27% poblacion en estudio
tienen menos de un año de experiencia laboral en el area de neonatología, un 33%
de la poblacion tiene 1 año de experiencia laboral, un 20% de la poblacion tienen 2
años de experiencia laboral, un 13% tienen de 3 a 5 años de experiencia laboral y un
7% tiene mayor de 5 años de experiencia laboral.

60
Gráfico y tabla Nº 3

Competencias Cognitivas de la profesional en enfermería en la instalación y


mantenimiento de la sonda orogastrica en el recién nacido del área de
neonatología de la clínica CEMES mayo-julio 2019

Variable
Escala Frecuencia Porcentaje
Competencias Cognitivas de la Excelente 1 7%
profesional en enfermería en la Bueno 3 20%
instalación y mantenimiento de la Regular 7 47%
sonda orogastrica en el recién nacido Deficiente 4 27%
del área de neonatología de la clínica Malo 0 0%
CEMES mayo-julio 2019 Total 15 100%

16 15
14
12
10
8 7
6 4
3
4
1 47% 100%
2 7% 20% 27% 0 0%
0
EXCELENTE BUENO REGULAR DEFICIENTE MALO TOTAL
COMPETENCIAS COGNITIVAS DE LA PROFESIONAL EN ENFERMERÍA EN LA INSTALACIÓN Y
MANTENIMIENTO DE LA SONDA OROGASTRICA EN EL RECIÉN NACIDO DEL ÁREA DE
NEONATOLOGÍA DE LA CLÍNICA CEMES MAYO-JULIO 2019

Datos recolectados de la encuesta al profesional de enfermería Neonatología


Clínica CEMES 2019 Y.C.B

INTERPRETACIÓN: Según los resultados obtenidos en cuanto a


conocimientos cognitivos vemos que un 7% califica como excelente, 20 %

61
califican como bueno, un 47% que califican como regular, 27% califican como
malo.

62
Gráfico y tabla Nº 4
Competencia técnica de la profesional en enfermería en la instalación y
mantenimiento de sonda orogastrica en el recién nacido en la unidad de
neonatología de la clínica CEMES mayo- julio 2019.

Variable Escala Frecuencia Porcentaje


Competencia técnica de la Excelente 0 0%
profesional en enfermería en la Bueno 2 13%
instalación y mantenimiento de Regular 9 60%
sonda orogastrica en el recién
Deficiente 3 20%
nacido en la unidad de
neonatología de la clínica Malo 1 7%
CEMES mayo- julio 2019. Total 15 100%

16 15
14
12
10 9

8
6
4 3
2
60% 1 100%
2 0 0% 13% 20% 7%
0
Excelente Bueno Regular Deficiente Malo Total
Competencia técnica de la profesional en enfermería en la instalación y mantenimiento
de sonda orogastrica en el recién nacido en la unidad de neonatología de la clínica
CEMES mayo- julio 2019.
Frecuencia Porcentaje

Datos recolectados de la lista de observación al profesional de enfermería Neonatología


Clínica CEMES 2019 Y.C.B

63
INTERPRETACIÓN: Según los resultados obtenidos respecto a las competencias
actitudinales, se observa que 0% califican como excelentes, 13% califican como
bueno, un 60% califican como regular y 27% califican como malo.

X. CONCLUSIONES

Finalizado el trabajo de investigación se llega a las siguientes conclusiones:

1. Para el primer objetivo se logró identificar los aspectos sociodemográficos que


influyen en el estudio por tanto se verifica que de este grupo en estudio el 80%
solo alcanzó el grado de licenciatura, 13% alcanzo el grado de diplomado, 7 %
alcanzo el grado de especialidad y 0% alcanzo la maestría, el 27% poblacion en
estudio tienen menos de un año de experiencia laboral en el area de neonatología,
33% de la poblacion tiene 1 año de experiencia laboral, 20% de la poblacion
tienen 2 años de experiencia laboral, 13% tienen de 3 a 5 años de experiencia
laboral y 7% tiene mayor de 5 años de experiencia laboral.
2. Respondiendo al segundo objetivo específico se concluye que las competencias
cognitivas del personal de enfermería sobre la instalación de la sonda orogastrica,
son adecuadas debido a que un 7% califica como excelente, 20% califican como
bueno, 47% que califican como regular, Sin embargo, se pudo conocer que un
27% califica como malo, sobre el mantenimiento de la sonda orogastrica, un 7%
califica como excelente, 20% califican como bueno, 47% que califican como
regular, Sin embargo, se pudo conocer que un 27% califica como malo.
3. Respondiendo al tercer objetivo, la competencias técnicas se pudo constatar que
la minoría califica como excelente o bueno permitiendo dar desarrollo al trabajo
realizado ya que 60% califican como regular y 27% califican como malo.
4. De esta forma se pudo alcanzar el objetivo general de la investigación, porque se
pudo Determinar las competencias cognitivas y técnicas de enfermería en la
instalación y mantenimiento de la sonda orogastrica en recién nacidos en la
clínica CEMES. Concluyéndose que si bien el personal tiene conocimiento no es

64
suficiente, se conoció algunas debilidades. Por esa razón es que se desarrolló una
capacitación en la que se propuso la implementación de un protocolo para el
servicio de neonatología de la Clínica CEMES.

65
XI. RECOMENDACIÓN

Las recomendaciones para el presente estudio son las siguientes:

➢ A la Jefa de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales se


sugiere aplicar el protocolo de intervención ¨Instalación y mantenimiento de la
sonda orogastrica en el recién nacido¨ que se diseñó con el fin de fortalecer el
procedimiento que debe realizar el personal de enfermería al atender al
paciente recién nacido.
➢ Es de suma importancia que la profesional de enfermería desarrolle en forma
práctica y teórica de forma permanente el manejo y mantenimiento de la
sonda orogastrica en recién nacidos, y de esta manera coadyuvar en brindar
una calidad de atención al recién nacido.
➢ Para la acreditación de una unidad y la atención de calidad institucional es
necesario contar con normas y protocolos terapéuticas que optimizaran el
trabajo e intervención de enfermería en la Unidad de Neonatología.

➢ Se sugiere a un próximo investigador continuar con estudios similares en la


Unidad de Neonatología para mejorar la unidad a partir de hallazgos en las
competencias cognitivas y técnicas del personal profesional de enfermería.

➢ Para actualización continua se sugiere realizar cursos periódicos de


actualización sobre el tema expuesto al profesional en enfermería del área de
Neonatología de la clínica CEMES.

➢ Proponer un protocolo de la instalación y mantenimiento de la sonda


orogastrica en recién nacidos en la unidad de Neonatología de la clínica
CEMES

66
XII. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS.

1. Lic. María E. Mendoza F., Lic. Felicidad Ríos C. Manual de procedimientos


de enfermería por competencias para el cuidado del recién nacido y niños
enfermos: La Paz-Bolivia: tercera edición: 2015
2. Gabriel Plaza G.: Manual para padres con niños Prematuros: Ibañes & Plaza
Asociados S.L.: Madrid 2017: Recuperado a partir de www.se-
neonatal.es/Portals/0/LibroPrematuros.pdfProf. Lic. Rose M. Sori A.:
Alimentación enteral en neonatos: recuperado a partir de
www.parabebes.com/revista/los-cambios-que-se-producen-en-el-sistema-
digestivo-del-recien-nacido
3. Enrique Udaeta M., Georgina Toussaint M. Alimentación enteral en el recién
nacido pretérmino y de término con bajo peso: estado actual en México,
Hospital Infantil de México Federico Gómez, 2014
4. María de Gracia Espinosa Fernández, Nutrición Enteral en el Recién Nacido
Prematuro, Málaga 2016recuperado a partir de http://orcid.org/0000-0003-
0583-3565
5. Lic. Alejandra Capone H.: Evaluación de la función alimentaria en recién
nacidos de riesgo: Mendoza- Septiembre – 2016: Recuperado a partir de -
http://bibliotecadigital.uda.edu.ar/objetos_digitales/532/tesis-107-
evaluacion.pdf
6. María Fernanda Pineda F., Alberto Orozco G, et al.: La técnica de
alimentación y su influencia en el incremento de peso en el neonato
enfermo: Facultad Mexicana de Medicina de la Universidad La Salle;
Neonatología; Hospital Ángeles Pedregal 2017: recuperado a partir de,
http://www.medigraphic.com/actamedica
7. Juan J. Gasque G., Martha A. Gómez G.: Nutrición enteral en un recién
nacido prematuro: artículo de revisión de la Revista mexicana Pediátrica:
2012: recuperado a partir de www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-
2012/sp123h

67
8. Dra. Luzmery I. Brito Q.,Dra Luz Castillo S.,Maritza Morales, et al:
Alimentación enteral del recién nacido prematuro menor a 32 semanas de
edad gestacional: 2017: recuperado a partir de
www.cenetec.salud.gob.mx/...AlimentacionRN/IMSS-418-10-GER
9. G. Bustos Lozano: Alimentación enteral del recién nacido pretérmino:
octubre 2017: recuperado a partir de:
https // www.aeped.es/sites/default/files/documentos/7_1.pdf
10. Javier Berrocal Hernández. Nutrición enteral en el recién nacido prematuro.
Universidad de Valladolid Facultad de Enfermería. 2017/2015. Recuperado a
partir de:
https://uvadoc.uva.es/bitstream/10324/11778/1/TFG-H203
11. María Victoria López C, Yaneth Martínez P., et al, Manual de Procedimientos
de Enfermería en las Unidades Neonatales. Bogotá, D. C. noviembre de
2016. Recuperado a partir de
www.saludcapital.gov.co/Documents/Manual_UCIN.pdf.
12. Lic. María Fernanda Egan. Colocación de sonda orogastrica o nasogástrica.
Revista Enfermería Neonatal, Barcelona 2014. Recuperada a partir de :
http://www.fundasamin.org.ar/archivos/Colocacion%20de%20sonda%20or
ogastrica%20o%20nasogastrica.pdf
13. Centro de desarrollo profesional S.O.S Enfermero Alimentación por Gavaje.
(Definición, Cuidados de enfermería, Procedimiento) 2016 Buenos Aires-
Argentina recuperado a partir de. http://gsdl.bvs.sld.cu/
14. Romualdo Hernándes J, José M Avendaño D, et al: Sangrado de tubo
digestivo en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Revista
Mexicana de Pediatría 2014. Recuperado a partir de:
http://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2006/sp061b.pdf
15. Rafaela Reiche A. ,Carolina Q de Souza M., et al., Colocación de catéter
enteral en recién nacidos según técnica de medición modificada. Revista
Acta Paulista Enfermagem vol.30 no.6 São Paulo noviembre- diciembre
2017. Recuperado a partir de:

68
http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0103-
21002017000600590&lang=es.
16. Flávia de Souza Barbosa D., Suellen Cristina D. , et al. , Procedimientos de
medición y verificación de posicionamiento de la sonda gástrica en recién
nacidos revista Latino-Americana Enfermaren- abril 2017. Recuperado a
partir de: http://www.scielo.br/pdf/rlae/v25/es_0104-1169-rlae-25-e2908.pdf.
17. Dirección Nacional de Maternidad e Infancia Subsecretaría de Salud
Comunitaria Ministerio de Salud de la Nación República Argentina, Guía de
Nutrición del Prematuro, edición 2015, recuperado a partir de:
http://www.msal.gob.ar/images/stories/bes/graficos/0000000709cnt-2015-
10_nutricion-del-ninio-prematuro.pdf.
18. Patricia Mena, Marcela Milad, et al : Nutrición intrahospitalaria del
prematuro, Rama de Neonatología de la Sociedad Chilena, mayo 2016,
Recuperado a partir: https://scielo.conicyt.cl/pdf/rcp/v87n4/art13.pdf.
19. Anna Rodríguez S, Román L Echevarría, et al : Perforación Esofágica con
Neumomediastino en un recién nacido de extremado bajo peso, Unidad
Neonatal. Servicio de Pediatría. Hospital de Cruces España, octubre 2014,
Recuperado a partir de: https://www.analesdepediatria.org/es-pdf-13110618.
20. Lic. Daniela San Martín, Lic. Sandra Valenzuela, et al: Articulo: Dolor del
recién nacido expuesto a procedimientos de enfermería en la unidad de
neonatología de un hospital clínico chileno, Chile 2017, Recuperado a partir
de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1695-
61412017000400001.
21. Mendoza, M. Competencias de enfermería en la preparación y
administración de antibióticos servicio de neonatología Hospital del Niño Dr.
Ovidio Aliaga Uría, Gestión 2011. La Paz-Bolivia. 2011.
22. Marriner, T. Raile, A. Modelos y teorías en enfermería. Editorial Harcourt
Brace 4ª edición. Madrid España. 1999.
23. Alles, M. Gestión por competencias. Edición Gránica. Buenos Aires,
Argentina. 2005.

69
24. Potter, P. Fundamentos de enfermería. 5ta. Edición. Editorial Mosby. Madrid.
Barcelona. 2004.
25. Pereda, S.; Berrocal, F. La gestión de recursos humanos por competencias.
en: gestión de recursos humanos por competencias. 2da. edición. Madrid:
Editorial Universitaria Ramón Areces. 2006.
26. Ducharme, F. La recherche en sciences infirmiers, des défs à relever. Can J
nurs res. 1997.
27. Plascencio, J.; Barboso, R. Herrera, G. Cuidados alcanzados en el Neonato:
estructura de la atención cuidados neonatales tomo I. México. 2013.
28. Arce, A. Altamirano, L. Beron, S. Ortiz, et al, B. Prácticas de enfermería
Neonatología 1° edición. Buenos Aires Argentina Ediciones Medicas 2015.
29. Hospital Municipal Boliviano Holandés. Antecedentes del Hospital Municipal
Boliviano Holandés. El Alto Bolivia. 2017.
30. Sola, A. Cuidados Neonatales: Descubriendo la vida de un recién nacido
enfermo tomo II 1° edición. Buenos Aires Argentina. EDIMED. 2011.
31. Plascencio, J. Barboso, R. Herrera, M. Cuidados avanzados en el Neonato:
Cuidado del recién nacido críticamente enfermo tomo 3 1° edición. México.
2013.
32. Sola, A.; Cgow, L.; Rogido, M. retinopatía de la prematuridad y
oxigenoterapia: una relación cambiante. Universidad de Atlanta. Estado
Unidos. 2004. Recuperado a partir de:
http://www.sciencedirect.com/sdfe/pdf/download/eid/1-s2.0-
S1695403305700096/first-page-pdf. Recuperado el: 30-08-17.
33. Bancalari, A.; González, R.; Vásquez, C.; Pradenas, I. Retinopatía del
prematuro: incidencia y factores asociados. Revista Chilena de Pediatría.
Santiago Chile. 2000. Recuperado a partir de:
http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0370-

70
ANEXO 1
CRONOGRAMA
DE GANTT

71
CRONOGRAMA DE ACTIVIDADES

Meses Mayo. Junio. Julio.


ACTIVIDADES
Semanas 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

Recolección bibliográfica

Planificación

Objetivos del proyecto

Inicio del Informe

Elaboración metodológica del proyecto

1ra Revisión de informe

Definición de variables

Elaboración de Instrumento

Prueba piloto

Elaboración del Instrumento Final

Aplicación del Instrumento

2da revisión de avance del informe

Confección de plan Informativo

Introducción de Datos

Análisis de Resultados

Elaboración del Informe final

72
ANEXO 2
AUTORIZACIÓN
INSTITUCIONAL

73
74
75
76
ANEXO 3
INSTRUMENTO
DE
RECOLECCIÓN
DE DATOS

77
ENCUESTA
UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES FACULTAD DE MEDICINA, ENFERMERIA, NUTRICION
Y TECNOLOGIA MÉDICA
Distinguida colega: El presente cuestionario tiene como objetivo recabar información acerca de las
competencias específicas de enfermería en la instalación y mantenimiento de la SOG en recién
nacidos. Sus respuestas serán confidenciales razón por la cual se agradece su colaboración en la
presente encuesta.
Título: “Competencias de Enfermería en la instalación y mantenimiento de la SOG en recién nacidos
clínica CEMES”
Objetivo: Determinar las competencias de enfermería en la instalación y mantenimiento de la SOG en
recién nacidos clínica CEMES Mayo - Julio 2019
I. DATOS GENERALES
1. Experiencia laboral UCIN:
Menos de un año 3 a 5 años
1 año Más de 5 años
2 años

2. Estudios realizados en
Neonatología: Licenciatura Diplomado
Especialidad Maestría

3. Turno de trabajo:
Mañana Noche
Tarde Dia por medio 24 horas

II. COMPETENCIAS DE ENFERMERIA EN LA INSTALACION Y MANTENIMIENTO DE SOG


EN RECIÉN NACIDOS.
4. ¿Qué es para usted la instalación de la SOG?
A) Es la instalación de una sonda de polivino a través de la boca para la administración de
medicamentos.
B) Es la introducción de una sonda a través de la boca, oro-faringe, esófago hasta el estómago,
para la alimentación y nutrición del recién nacido con afecciones de inmadurez y/o ausencia
de reflejos de succión deglución.
5. ¿Qué medidas de bioseguridad aplica antes de la instalación de la SOG?
A) Lavado de manos y colocación de alcohol en gel C) Solo alcohol en gel
B) Solo lavado de manos D) Ninguno
6. ¿Conoce los elementos de protección del personal EPP?
Si ( X ) No ( )
7. ¿Cuál es el EPP indispensable para la instalación de SOG?
A) Barbijo C) Bata
B) Guante estéril D) Guantes descartables
8. ¿Cómo se mide correctamente el largo de la SOG antes de la introducción de la misma al
neonato?
A) Se toma desde el vértice de la nariz al borde de inferior del lóbulo de la oreja al apéndice
xifoidea.
B) Lóbulo de la oreja al apéndice xifoides al estomago
C) Toma la medida correcta de acuerdo al peso y tamaño del neonato
9. ¿Cada cuánto se debe realizar cambio de SOG en el prematuro?
A) 24 hrs B) 72 C)48 y PRN D) no se debe realzar
10. Como se puede verificar la ubicación correcta de la SOG :
A. Monitorizaron, obtención de residuo gástrico por la SOG, ausencia de
burbujas de aire en el agua a la colocación de SOG y auscultación.

78
B. Placa obligatoria de RX y monitorización.

C. Auscultación, monitorización y placa de Rx

11. Según su conocimiento ¿qué características debe tener el contenido gástrico para suspender la
alimentación?
A) Gástrico claro o lácteo
B) Borraceo hemático bilioso fecaloide cuando se retira más del 50% de la toma indicada
C) Cuando el abdomen se distiende pero no hay residuo

12. ¿Recibió capacitación en la instalación y manejo de la SOG en el recién nacido durante la


estadía de trabajo en la Clínica CEMES?

Sí No

13. ¿Estaría de acuerdo con realizar cursos de actualización en el tema de instalación y


mantenimiento de SOG en el recién nacido?

Sí No

14. ¿En su servicio recurre a un protocolo o guía para la instalación y mantenimiento de SOG
en el recién nacido?

Si No Usa Internet
.

Gracias por su colaboración.

La Paz………de………….2019

79
OBSERVACIÓN:
Lista de observación dirigido al personal profesional de enfermería de la clínica
CEMES, en los meses de mayo - julio gestión 2019
INSTRUCCIÓN: Esta lista de observación deberá ser llenada por la encuestadora
durante el procedimiento de instalación y mantenimiento de la SOG que realizara el
personal de neonatología de la Clínica CEMES
1 CUENTA CON EL MATERIAL ADECUADO ANTES DE LA CUMPLE NO
INSTALACION CUMPLE

2 LAVADO DE MANOS ANTES Y DESPUES DEL PROCEDIMIENTO CUMPLE NO


CUMPLE

3 UTILIZA EPP CUMPLE NO


CUMPLE

4 MONITORIZA LA PACIENTE CUMPLE NO


CUMPLE

5 COLOCA AL RECIEN NACIDO EN POSICION ADECUADA CUMPLE NO


CUMPLE

6 VERIFICA LA UBICACIÓN CORRECTA DE LA SOG CUMPLE NO


CUMPLE

7 DESHECHA EL RESIDUO GASTRICO OBTENIDO CUMPLE NO


CUMPLE

8 IDENTIFICA CORRECTAMENTE EL RESIDUO GASTRICO CUMPLE NO


CUMPLE

9 FIJA Y COLOCA LOS DATOS DE INSTALACION CUMPLE NO


CORRECTAMENTE A LA SOG CUMPLE

10 CORRECTA TECNICA DE ALIMENTACION POR GAVAJE O CUMPLE NO


INFUSION CONTINUA CUMPLE

80
Modo de calificación de los instrumentos

Modo de calificación de la encuesta.

Modo de calificación de competencias


Cognitivas ( preguntas de la 4 a 11)

8 de 8 ítems correctos Excelente.

6 a 7 ítems correctos Bueno

5 ítems correctos Regular

3 a 4 ítems correctos Deficiente

2 o menos ítems Malo


correctos

Los demás ítems no se


medirán bajo ninguna
escala valorativa

Escala de Likert

Escala de 5 frecuencias

Excelente Bueno Regular Deficiente Malo

8 de 8 6 a 7/ 8 5/ 8 3 a 4/ 8 2 a 0/ 8

81
NOTA:

Al ser una calificación valorativa para la tabulación en


Excel se califico tomó a cada individuo según a los
aciertos de ítem de 8/8 preguntas cerradas divididas en 5
escalas con intervalos delimitados en Frecuencia para
luego ser representadas en porcentajes.

Modo de calificación de la lista de observación.

Modo de calificación de las competencias técnicas.

Excelente Cumple 10 de 10 ítems

Bueno Cumple 8 a 9 ítems

Regular Cumple 6 a 7 ítems

Deficiente Cumple 4 a 5 Ítems

Malo Cumple 3 o menos ítems

82
Escala de Likert

Escala de 5 frecuencias

Excelente Bueno Regular Deficiente Malo

10 de 10 8 a 9/ 10 6 a 7/10 4 a 5/ 10 3 a 0/ 10

NOTA: esta lista de observación será


calificada por la encuestadora de manera que
si ¨CUMPLE¨ será contado como 1 punto; en
caso de ¨NO CUMPLE¨ tendrá valor de 0 pts.

NOTA:

Al ser una calificación valorativa para la tabulación en


Excel se califico tomó a cada individuo según a los
aciertos de ítem de 10/10 preguntas cerradas divididas
en 5 escalas con intervalos delimitados en Frecuencia
para luego ser representadas en porcentajes.

ANEXO 4
VALIDACIÓN DE
EXPERTOS
83
84
85
86
ANEXO 5
CONSENTIMIENTO
INFORMADO

87
88
ANEXO 6
PROTOCOLO
DE
INTERVENCIÓN

89
UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS

FACULTAD DE MEDICINA, ENFERMERÍA.

NUTRICIÓN Y TECNOLOGÍA MEDICA

PROTOCOLO INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LA SONDA

OROGÁSTRICA

AUTOR: LIC. YOLANDA CAIGUARA BIQUIÑA

TUTORA: SOLEDAD CALLE VELASCO

LA PAZ – BOLIVIA

2019

90
PROTOCOLO DE INTERVENCION

1. ÍNDICE
Protocolo nº 1 3
HIGIENE DE MANOS 3
Definición. 3
Principios Científicos 3
Material-Equipo 3
Ejecutante. 3
Procedimiento 3
Recomendacion 4
INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LA SONDA OROGASTRICA 5
1) Definición 5
2) Principios cientificos. 5
3) Recurso humano 5
4) Recurso material 5
5) Procedimiento 6
Cuidados de enfermería en la instalacion de la sonda orogastrica 8
6) Recomendaciones 8
PROTOCOLO DE ALIMENTACIÓN POR SONDA OROGASTRICA 9
Definición. 9
Principios científicos 9
Recursos humanos 9
Recursos materiales.. 9
Procedimiento. 10
Cuidados de enfermería durante la alimentación intermitente por sonda 11
Cuidados de enfermería en la alimentación por infusión 11
Recomendaciones. 12
Bibliografía 12

91
PROTOCOLO Nº 1

HIGIENE DE MANOS

DEFINICIÓN.
El lavado de manos es la frotación vigorosa de las manos previamente enjabonadas,
seguida de un aclarado con agua abundante, con el fin de eliminar la suciedad,
materia orgánica, flora transitoria y residente, y así evitar la transmisión de estos
microorganismos de persona a persona.

PRINCIPIOS CIENTÍFICOS

1. Los antisépticos son compuestos orgánicos e inorgánicos utilizados para


eliminar o inhibir la presencia y proliferación de microorganismos en tejidos
vivos.
2. La clorhexidina reduce rápidamente la flora de la piel y las bacterias
transitorias y además presenta una actividad residual de hasta 6 horas, lo cual
previene la rápida reaparición de microorganismos e intensifica la antisepsia.
3. La tensión superficial del agua contra la piel arrastra la suciedad
4. El secado debe realizarse con toalla de papel que es absorbente y no con tela
porque conserva la humedad y favorece la propagación de infecciones,
además que no se puede garantizar la disponibilidad de una toalla limpia y
seca para cada profesional

MATERIAL-EQUIPO
● Grifo de agua de codo o pedal
● Jabón líquido antiséptico (clorhexidina al 2%)
● Toalla de papel absorbente desechable
● Alcohol Gel

EJECUTANTE.
● Profesional en enfermería.

PROCEDIMIENTO
● Retire anillos, brazaletes y reloj

92
● Abra el grifo y regule la temperatura del agua
1. Mójese las manos
2. Aplique suficiente jabón para cubrir todas las superficies de las manos
3. Frótese las palmas de las manos entre si
4. Frótese la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano
izquierda entrelazando los dedos y viceversa
5. Frótese las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados
6. Frótese el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano
opuesta, manteniendo unidos los dedos.
7. Rodeando el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha,
fróteselo con un movimiento de rotación y viceversa
8. Frótese la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la
mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa
9. Enjuáguese las manos
10. Séqueselas con una toalla de un solo uso
11. Utilice la toalla para cerrar el grifo (en caso de ser grifo de mano)

RECOMENDACION

1. Las condiciones que son propias de la circulación dentro de un ámbito


asistencial y que por ende facilitan la higiene efectiva de las manos: uñas
cortas, limpias y sin esmalte; manos y antebrazos sin accesorios; ropa de
mangas cortas.
2. Neonatología es una de las áreas críticas donde la higiene de manos adquiere
mayor relevancia, dada la característica de los gérmenes que constituyen la
flora habitual y la susceptibilidad propia delos recién nacidos a las infecciones
y a la morbimortalidad.
3. Cumpla y hágase cumplir la norma establecida para la higiene de manos en
todos los servicios hospitalarios

93
PROTOCOLO N°2

INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE LA SONDA OROGASTRICA


1) DEFINICIÓN

Es la introducción de una sonda a través de la boca, oro-faringe, esófago


hasta el estómago, para la alimentación y nutrición del recién nacido con
afecciones de inmadurez y/o ausencia de reflejos de succión deglución.

2) PRINCIPIOS CIENTIFICOS.

❖ La succión y deglución son reflejos arcaicos que se establecen antes


del nacimiento a término, y se desarrollan por completo después del
nacimiento.
❖ La ausencia o debilidad de los reflejos de succión o deglución, la
capacidad gástrica pequeña, motilidad disminuida, y la incapacidad
para absorber en forma adecuada grasas y otros nutrientes, se deben a
un sistema enzimático inmaduro.
❖ Los recién nacidos son respiradores nasales.
❖ La succión ocurre antes que la deglución, esta inhibe la respiración, en
el momento de la deglución las vías nasales están abiertas y la epiglotis
cerrada.

3) RECURSO HUMANO

➢ Profesional de enfermería de planta de la unidad de neonatología.


➢ Licenciadas en enfermería de apoyo de la unidad de
neonatología

4) RECURSO MATERIAL

❖ Bandeja pequeña
❖ Sonda Orogastrica K33- K35 o N°6,8.
❖ Jeringa de 3 ml o 5 ml.
❖ Recipiente pequeño vacío
❖ Tela adhesiva Micropore y blanca .

94
❖ Apósito o gasa.
❖ Guantes estériles
❖ Estetoscopio.
❖ Tijera.

5) PROCEDIMIENTO

⇨ Lavarse las manos.


⇨ Alistar el equipo en una bandeja.
⇨ Lavarse las manos para iniciar el procedimiento.
⇨ Ponerse los elementos de protección personal.
⇨ Ubicarse en el lado derecho si es diestro, o en el lado izquierdo si es zurdo:
hacerlo facilita la manipulación de la sonda.
⇨ Verificar la posición del neonato: debe estar en decúbito dorsal o lateral,
preferiblemente con la base de la colchoneta levantada a 30º, o puede
estar totalmente recta.
⇨ Recibir la sonda; verificar el calibre.
⇨ Determinar la longitud de la sonda. Tomar la medida de la comisura de la
boca al lóbulo de la oreja, y de ahí a la apófisis xifoidea (punta distal del
esternón); adicionar 2 cm y hacer una marca con marcador indeleble.
Enrollar la sonda en la mano.
⇨ Lubricar con agua destilada la punta de la sonda.
⇨ Colocar suavemente la mano libre en la cara del neonato, para permitir la
apertura de la boca.
⇨ Introducir suavemente la sonda hacia la pared posterior de la faringe, hasta
la marca. Sostener la sonda con una mano. En caso de que el neonato
presente signos de asfixia (cianosis, apnea, tos o sangrado), retirarla
inmediatamente. Esperar a que se compense, e intentarlo nuevamente.
⇨ Si se encuentra algún tipo de obstrucción que impida el paso, marcarla,
fijarla e informar inmediatamente al especialista de turno.
⇨ Verificar que la sonda quede ubicada correctamente.

95
⇨ Observar si en la sonda hay evidencia de contenido gástrico, o aspirar el
contenido gástrico, valorando el color.
⇨ Solicitar al colaborador que insufle 2 cm3 de aire por la sonda, previa
colocación del fonendoscopio en el epigastrio; se debe escuchar un ruido
sibilante o un burbujeo. En caso de requerir control radiológico, se
verificara ubicación.
⇨ Fijar con cinta adhesiva la sonda, en forma de H, T, sobre el labio superior,
o de forma lateral, sobre la mejilla, previa colocación de una cinta
transparente, para proteger la piel. La fijación debe contener la fecha y el
número de sonda.
⇨ Utilizar la sonda para el fin que se dispuso:
✓ Lavado gástrico.
✓ Drenaje: poner bolsa recolectora y marcarla.
✓ Iniciar la alimentación por gavaje o en infusión.
✓ Administrar el medicamento.
⇨ Hacer el registro de enfermería indicando la fecha y la hora del procedimiento;
describir si se presentó alguna complicación. Cuidados de enfermería
⇨ Verificar permanentemente la fijación de la sonda para evitar su
desplazamiento; observar la marca.
⇨ Cambiar la sonda cada 48 horas, o según la necesidad.
⇨ Verificar la posición de la sonda cuando administre medicamentos. Lavar la
sonda con solución salina 0,5 cm3 después del procedimiento y dejar la sonda
cerrada por espacio de 20 minutos.
⇨ Colocar siempre bolsa recolectora para drenaje, en la parte distal de la sonda.
⇨ Colocar siempre bolsa recolectora para drenaje, en la parte distal de la sonda.
⇨ Valorar al recién nacido en búsqueda de complicaciones como:
✓ Obstrucción de la sonda.
✓ Perforación gástrica.
✓ Broncoaspiración.
✓ Neumonía aspirativa.
✓ Laceración de la piel.

96
✓ Intolerancia a la vía oral: distención abdominal, vómito.
✓ Erosión esofágica.
✓ Esofagitis por reflujo.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN LA INSTALACION DE LA SONDA


OROGASTRICA

❖ Lavarse las manos antes del procedimiento.


❖ Ponerse los elementos de protección personal.
❖ Verificar la posición de la sonda.
❖ Cuantificar el contenido gástrico solo si hacerlo está ordenado. Aspirar
suavemente con una jeringa.
❖ No desechar lo que se obtuvo, y completar el volumen ordenado.
❖ Poner al neonato en decúbito lateral derecho, para favorecer la evacuación
gástrica.
❖ Hacer el registro del procedimiento.

6) RECOMENDACIONES

➢ A la Jefa de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales se


sugiere aplicar el protocolo de intervención que se diseñó con el fin de
fortalecer el procedimiento que debe realizar el personal de enfermería al
atender al paciente recién nacido.
➢ Es de suma importancia que la profesional de enfermería desarrolle en forma
práctica y teórica de forma permanente el manejo y mantenimiento de la
sonda orogastrica en recién nacidos, y de esta manera coadyuvar en brindar
una calidad de atención al recién nacido.
➢ Para la acreditación de una unidad y la atención de calidad institucional es
necesario contar con normas y protocolos terapéuticas que optimizaran el
trabajo e intervención de enfermería en la Unidad de Neonatología.
➢ Se sugiere continuar con estudios similares en la Unidad de Neonatología
para mejorar la unidad a partir de hallazgos.

97
PROTOCOLO N°3

PROTOCOLO DE ALIMENTACIÓN POR SONDA OROGASTRICA

DEFINICIÓN.

Es la administración de nutrientes al recién nacido que no puede succionar,


deglutir y satisfacer los requerimientos metabólicos por vía digestiva para
conseguir un estado nutricional adecuado a través de la sonda orogastrica,
como leche materna, leche maternizada u otra formula láctea.

PRINCIPIOS CIENTÍFICOS

❖ LA AUSENCIA O DEBILIDAD DE REFLEJOS de succión o deglución


la, la capacidad gástrica pequeña, la motilidad disminuida y la
incapacidad para absorber en forma adecuada las grasas y los
nutrientes, se deben a un sistema enzimático inmaduro.
❖ La succión y deglución son reflejos arcaicos que se establecen del
nacimiento a término y se desarrollan por completo después del
nacimiento.
❖ La succión ocurre antes que la deglución esta inhibe la respiración en el
momento de la deglución las vías nasales están abiertas y la epiglotis
cerrada.
❖ La administración de micronutrientes debe satisfacer los requerimientos
individuales para su crecimiento, así como la reposición y las perdidas
por lesiones tisulares
❖ Los recién nacidos son respiradores nasales.

RECURSOS HUMANOS

➢ PROFESIONAL EN ENFERMERIA

98
RECURSOS MATERIALES..

⇨ Bandeja pequeña
⇨ Sonda orogastrica Nª 6, 8 o K-33 K-35
⇨ Jeringa desechable 3,5,10 y 20 ml (opcional)
⇨ Cubeta vacía
⇨ Vasito con leche ( calentar a baño maría)
⇨ Vasito con agua estéril ( calentar a baño maría)
⇨ Toalla pequeña
⇨ Alcohol gel.

PROCEDIMIENTO.

a) Lavarse las manos con agua y jabón.


b) Colóquese la bata
c) Aplique alcohol gel en las manos
d) Prepare la alimentación y lleve hasta la unidad del niño
e) Coloque la toallita sobre el tórax del bebe
f) Conecte la jeringa de 20 ml (opcional) a la sonda orogastrica sin
embolo.
g) Vacié la cantidad exacta de leche a la jeringa y deje caer la leche
a gravedad lentamente, si la leche no desciende
espontáneamente, levante lo más alto posible la jeringa,
finalmente realice una leve presión con el embolo hasta que
observe el descenso de la leche y luego retire el embolo.
h) Terminada la administración de leche con el volumen indicado
retire la jeringa y tape la sonda.
i) Lave el trayecto de la sonda con 0.5 o 10ml de agua destilada o
estéril y tape la sonda orogastrica.
j) Coloque al recién nacido de cubito lateral o prono
k) Registre la hoja de enfermería fecha, hora cantidad, presencia y
características de residuo gástrico y tolerancia digestiva.
l) Deje el equipo limpio y listo para el otro uso.

99
m) Lávese la mano con agua y jabon antiséptico después del
procedimiento.

Cuidados de enfermería durante la alimentación intermitente por sonda

❖ Lavarse las manos antes del procedimiento.


❖ Ponerse los elementos de protección personal.
❖ Verificar en órdenes médicas, el volumen prescrito de la vía oral, el tipo de
alimentación y el horario.
❖ Verificar la posición de la sonda.
❖ Cuantificar el contenido gástrico solo si hacerlo está ordenado. Aspirar
suavemente con una jeringa.
❖ No desechar lo que se obtuvo, y completar el volumen ordenado.
❖ Si el residuo es > 50 %, y si es verde o sanguinolento, suspender la
administración e informar de inmediato al especialista.
❖ Administrar con jeringa y a gravedad el volumen ordenado; nunca usar
presión. Cambiar la jeringa en cada toma y marcar la jeringa con fecha y
hora de apertura.
❖ Tapar la sonda; si se requiere dejar la jeringa, verificar que esta quede
cerrada.
❖ Poner al neonato en decúbito lateral derecho, para favorecer la evacuación
gástrica.
❖ Hacer el registro del procedimiento.

Cuidados de enfermería en la alimentación por infusión

➢ Lavarse las manos antes del procedimiento.


➢ Ponerse los elementos de protección personal.
➢ Verificar en órdenes médicas, el volumen prescrito de la vía oral, el tipo
de alimentación y el horario.
➢ Verificar la posición de la sonda.

100
➢ Colocar la cantidad de leche ordenada; máximo, para cuatro horas.
Tener en cuenta la estabilidad de la leche al medio ambiente de la
unidad.
➢ Cambiar cada doce horas el set del perfusor. Lavar la jeringa cada seis
horas. Marcar con la fecha y el nombre del neonato.

RECOMENDACIONES.

➢ A la Jefa de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos


Neonatales se sugiere aplicar el protocolo de intervención que se
diseñó con el fin de fortalecer el procedimiento que debe realizar el
personal de enfermería al atender al paciente recién nacido.
➢ Es de suma importancia que la profesional de enfermería desarrolle en
forma práctica y teórica de forma permanente la alimentación por sonda
orogastrica en recién nacidos, y de esta manera coadyuvar en brindar
una calidad de atención al recién nacido.
➢ Registrar el tipo de leche administrado por sonda gástrica, el tiempo de
infusión (continuo o con intervalos de descanso), la tolerancia a la
alimentación y los eventos asociados.

7) BIBLIOGRAFÍA

1. Lic. María E. Mendoza F., Lic. Felicidad Ríos C. Manual de procedimientos de


enfermería por competencias para el cuidado del recién nacido y niños
enfermos: La Paz-Bolivia: tercera edición: 2016
2. Gabriel Plaza G.: Manual para padres con niños Prematuros: Ibañes & Plaza
Asociados S.L: Madrid 2017 :Recuperado a partir de www.se-
neonatal.es/Portals/0/LibroPrematuros.pdf

101
3. Prof. Lic. Rose M. Sori A.: Alimentación enteral en neonatos: recuperado a
partir de www.parabebes.com/revista/los-cambios-que-se-producen-en-el-
sistema-digestivo-del-recien-nacido
4. Enrique Udaeta M., Georgina Toussaint M. Alimentación enteral en el recién
nacido pretérmino y de término con bajo peso: estado actual en México,
Hospital Infantil de México Federico Gómez, 2014
5. María de Gracia Espinosa Fernández, Nutrición Enteral en el Recién Nacido
Prematuro, Málaga 2016recuperado a partir de http://orcid.org/0000-0003-
0583-3565
6. Lic. Alejandra Capone H.: Evaluación de la función alimentaria en recién
nacidos de riesgo: Mendoza- Septiembre – 2016: Recuperado a partir de -
http://bibliotecadigital.uda.edu.ar/objetos_digitales/532/tesis-107-
evaluacion.pdf
7. María F. Pineda F., Alberto Orozco G, et al.: La técnica de alimentación y su
influencia en el incremento de peso en el neonato enfermo: Facultad Mexicana
de Medicina de la Universidad La Salle; Neonatología; Hospital Ángeles
Pedregal 2017: recuperado a partir de,
http://www.medigraphic.com/actamedica
8. Juan J. Gasque G., Martha A. Gómez G.: Nutrición enteral en un recién nacido
prematuro: artículo de revisión de la Revista mexicana Pediátrica: 2012:
recuperado a partir de www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2012/sp123h
9. Dra. Luzmery I. Brito Q.,Dra Luz Castillo S.,et al: Alimentación enteral del
recién nacido prematuro menor a 32 semanas de edad gestacional: 2017:
recuperado a partir de www.cenetec.salud.gob.mx/...AlimentacionRN/IMSS-
418-10-GER

102
ANEXO 7
FOTOGRAFÍAS

103
DIAS DE CAPACITACION EN EL AUDITORIO DE LA CLINICA CEMES

104
105
UNIDAD DE NEONATOLOGIA DE LA CLÍNICA CEMES

106
107