Está en la página 1de 8

Historia de Burundi

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Mapa de Burundi

Burundi es uno de los pocos países de África que, junto con la vecina Ruanda con la que está muy
relacionado, es la continuación directa de un antiguo estado africano. Antigua colonia alemana y
belga, en 1962 consiguió la independencia y se restauró la antigua monarquía tutsi, bajo la figura
del rey Mwambutsa IV. Se proclamó la república en 1966. Burundi ha sido desde los años 60
escenario de varios golpes de estado y masacres producidas por la rivalidad entre las dos etnias
principales del país, los hutus y los tutsis, especialmente entre 1993 y 1999, en que la violencia
étnica entre facciones Hutu y Tutsi en Burundi produjo centenares de miles de refugiados y unos
250.000 muertos. A pesar de que algunos refugiados han vuelto desde países vecinos, los
enfrentamientos inter-étnicos han obligado a otros a huir. Las tropas de Burundi, para asegurar
sus fronteras, han intervenido en el conflicto de la República Democrática del Congo.

Índice

1 Reino de Burundi

2 Gobierno colonial

3 Independencia

4 Tentativa de golpe de estado

5 Véase también

6 Referencias

6.1 Bibliografía

6.2 Enlaces externos

Reino de Burundi

Artículo principal: Reino de Burundi

Los orígenes de Burundi se conocen sólo a través de una mezcla de fuentes históricas orales y de
arqueología. Existen dos leyendas principales que narran la fundación de Burundi. La más popular
cuenta la historia de un ruandés llamado Cambarantama, al que atribuye la fundación de la
nación. La otra versión, más habitual en el Burundi precolonial, decía que Cambarantama provenía
del estado meridional de Buha. La noción del origen ruandés del reino fue promovida por los
colonizadores europeos, porque se adaptaba a su ideal de una clase dirigente que provenía del
noreste hamítico. La teoría ha continuado hasta convertirse en un dogma semioficial en el
moderno estado de Burundi. Los historiadores dudan del origen hamítico de los Tutsi, aunque aún
se cree que sus ancestros migraron desde el norte a lo que es hoy Burundi en el siglo XV.

La primera prueba de la existencia del estado de Burundi es del siglo XVI, cuando éste emerge al
pie de las colinas orientales. Durante los siguientes siglos se expande, anexionándose pequeños
vecinos y llegando a competir con Ruanda. Alcanzó su mayor extensión durante el reinado de
Ntare Rugama, que rigió la nación entre 1796 y 1850 aproximadamente y vio como el reino
doblaba su tamaño.

El Reino de Burundi se caracterizaba por la autoridad política jerárquica y el intercambio


económico tributario. El rey, conocido como el (U)mwami encabezaba una aristocracia
((a)baganwa) que poseía la mayor parte de las tierras y exigía un tributo o tasa de los campesinos
y ganaderos locales. A mediados del siglo XVIII, esta realeza Tutsi consolidó su autoridad sobre la
tierra, producción y distribución con el desarrollo del ubugabire— una relación clientelar similar a
las características de la Europa del feudalismo, en la que el pueblo recibía protección real a cambio
de tributos.

Aunque los exploradores europeos y los misioneros hicieron breves incursiones en la zona tan
pronto como en 1856, no fue hasta 1899 que Burundi se convirtió en parte del África Oriental
Alemana. A diferencia de la monarquía ruandesa, que decidió aceptar los avances alemanes, el rey
de Burundi Mwezi Gisabo se opuso a toda influencia europea, rechazando llevar atuendo europeo
y resistiéndose al avance de los misioneros y administradores. Los alemanes utilizaron la fuerza
armada con éxito, aunque no pudieron acabar con el poder del rey. Finalmente, apoyaron al yerno
del rey, Maconco, en una revuelta contra Gisabo. Gisabo tuvo que aceptar la tutela de los
alemanes y los alemanes le ayudaron a acabar con la revuelta de Maconco. Los pequeños reinos
que se encontraban a lo largo de la orilla occidental del lago Victoria fueron anexionados a
Burundi.

Gobierno colonial

Artículo principal: Ruanda-Urundi

Aunque la presencia extranjera fue mínima y el poder de decisión de los reyes era tan amplio
como con anterioridad, el contacto con los europeos trajo enfermedades devastadoras que
afectaron tanto a los seres humanos como a los animales. Estas enfermedades afectaron a toda la
región, pero Burundi se vio afectada especialmente. Una hambruna golpeó al país en 1905, y hubo
otras que asolaron toda la región de los Grandes Lagos en 1914, 1923 y 1944. Entre 1905 y 1914
murió la mitad de la población de las llanuras occidentales.
En 1916, tropas belgas conquistaron la zona durante la Primera Guerra Mundial. En 1923, la
Sociedad de Naciones otorgó una mandato a Bélgica sobre el territorio de Ruanda-Urundi, que
comprendía los actuales Ruanda y Burundi, separando de ellos los reinos occidentales, que
quedaban incluidos en Tanganyika, administrada por los británicos. Bélgica administró el territorio
indirectamente, constituyendo una jerarquía dominada por los Tutsi.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Ruanda-Urundi se convirtió en un territorio bajo fideicomiso de


Naciones Unidas. Después de 1948, Bélgica permitió la aparición de partidos políticos
competidores. Entre ellos destacaron la Unión para el Progreso Nacional (UPRONA), un partido
multiétnico dirigido por el príncipe Tutsi Louis Rwagasore y el Partido Cristiano Democrático (PDC),
apoyado por Bélgica. En 1961, Rwagasore fue asesinado tras la victoria del UPRONA en elecciones
legislativas.

Independencia

La bandera del Reino de Burundi (1962-1966).

Plaza de la Independencia y monumento en Bujumbura.

La independencia completa se obtuvo el 1 de julio de 1962. En un contexto de democracia


débilmente institucionalizada, el rey tutsi Mwambutsa IV estableció una monarquía constitucional
que comprendía a hutus y tutsis por igual. El 15 de enero de 1965 fue asesinado por un tutsi el
Primer Ministro, Pierre Ngendamdumwe, poco después de salir de la maternidad donde su esposa
acababa de dar a luz. Al ser un hutu, su muerte desencadenó una serie de revueltas hutus que
desestabilizaron el país y tuvieron como respuesta la represión gubernamental. En parte fueron
una reacción a los acontecimientos producidos en Ruanda, donde un régimen nacionalista hutu
mataba a los tustis. En Burundi, los tutsis se aplicaron para no correr el mismo destino, de modo
que gran parte del ejército y las fuerzas policiales estuvieron bajo su control. Durante la Guerra
Fría Ruanda se alineó con los Estados Unidos, mientras que Burundi lo hizo con China.

En 1966, el Rey Mwambutsa fue depuesto por su hijo, el Príncipe Ntare V, que a su vez fue
depuesto por su Primer Ministro, el Capitán Michel Micombero en ese mismo año. La monarquía
fue abolida y se proclamó la república. Emergió un régimen militar de facto y los disturbios
continuaron a lo largo del fin de los años sesenta y los primeros setenta.

El 27 de abril de 1972, una rebelión liderada por algunos hutus miembros de la gendarmería
estalló en las ciudades de Rumonge y Nyanza-Lac, en la orilla del lago, declarando el
establecimiento de la República Martyazo. Testigos presenciales informaron innumerables
atrocidades, y los insurgentes armados hutus procedieron a matar a todos los tutsis a la vista, así
como a los hutus que se negaron a unirse a la rebelión. Se estima que durante este brote inicial de
hutu, fueron asesinadas entre 800 y 1200 personas.1

En respuesta a la violencia, el presidente Michel Micombero (tutsi) proclamó la ley marcial. Sus
fuerzas armadas mataron a los hutus en masa.2 Las fases iniciales del genocidio fueron claramente
orquestadas, con listas de objetivos que incluían a los hutu educados (la élite) y los militares
entrenados. Una vez que esto se había completado, el ejército controlado por los tutsis se movió
contra las poblaciones civiles más grandes.

Las autoridades gubernamentales controladas por los tutsis originalmente estimaron que
aproximadamente 15,000 habían sido asesinados, mientras que los opositores Hutu afirmaron que
el número era mucho más cercano a los 300,000. Hoy, las estimaciones se ubican entre estas dos
cifras, entre 80,000 y 210,000 muertos.34

Se estima que varios cientos de miles de hutu han huido del genocidio a Zaire, Ruanda y
Tanzania.4

Contraataques por los hutus después del genocidio '72. Durante los días 29 y 30 de abril, los
rebeldes armados de Burundi (Hutu) se aliaron con los exiliados (Zelí) de Zaire y atacaron el sur de
Burundi, Gitega y Buyumbura. Estaban tratando de hacer una república dominada por los hutu y
deshacerse de los tutsis. El gobierno hutu declara que hubo alrededor de 50,000 muertes, la
mayoría de ellas tutsis. Sin embargo, la mayoría de los observadores del evento creen que la cifra
de 50,000 es muy exagerada. Los observadores también concluyeron evidencia de que hubo un
intento de elementos hutu para derrocar al gobierno de Micombero. Hubo alrededor de 4-5 mil
hutus involucrados en este ataque. No tuvieron un recuento, pero estimaron que se mataron
3,000 Tutsis en la primera semana. No hay evidencia de que los mulelistas estuvieran involucrados
con la violencia, pero se usaron señales, atuendos y cantos de mulelistas. Esto fue parte de un
patrón histórico de grupo mayoritario resentido por la dominación de una minoría.5

Burundi fue declarada zona de desastre el 1 de mayo. Después de utilizar $ 25,000 del fondo de
contingencia de ayuda de la Cuenta de Ayuda Mundial en Desastres, Burundi solicitó a los Estados
Unidos otros $ 75,000, los cuales fueron inmediatamente otorgados. La mayor parte del dinero se
usó para comprar bienes localmente o de países cercanos; Los artículos incluían mantas, dos
ambulancias, comida, ropa y transporte.6

En 1976, el Coronel Jean-Baptiste Bagaza tomó el poder en un golpe sin derramamiento de sangre.
Aunque Bagaza dirigió un régimen militar dominado por los Tutsi, promovió la reforma agraria, la
reforma electoral y la reconciliación nacional.78 En 1981 se promulgó una nueva Constitución. En
1984, Bagaza fue elegido Jefe de Estado, como único candidato. Tras su elección, el respeto por los
Derechos Humanos se deterioró, ya que suprimió algunas actividades religiosas e hizo detener a
miembros de la oposición política.

En 1987, el Comandante Pierre Buyoya derrocó al Coronael Bagaza. Disolvió los partidos de
oposición, suspendió la Constitución de 1981 e instituyó el Comité Militar para la Salvación
Nacional (CMSN). Durante 1988 la tensión entre la minoría tutsi, en el poder, y la mayoría hutu
aumentó, lo que resultó en la confrontación violenta entre el Ejército, la oposición hutu y los tutsis
de la línea dura. Durante este periodo se calcula que murieron unas 150.000 personas, con cientos
de miles de refugiados huyendo a los países vecinos. Buyoya formó una comisión para investigar
las causas de los disturbios de 1988 y redactar una carta para la reforma democrática.

En octubre de 1990, los exiliados ruandeses, en su mayoría tutsi, que habían servido durante años
en las Fuerzas Armadas de Uganda, invadieron Ruanda. Los siguientes tres años consistieron en
una guerra entre el gobierno hutu y las fuerzas invasoras conocidas como el Frente Patriótico de
Ruanda. En 1993, emisarios de las Naciones Unidas y la Organización de la Unidad Africana (OUA)
hicieron un acuerdo de paz. El cese al fuego estuvo vigente desde entonces hasta el 6 de abril. El 6
de abril de 1994, los presidentes de Burundi y Ruanda regresaron a la capital ruandesa de Kigali
con otros líderes regionales de las conversaciones de paz en Tanzania. El presidente de Ruanda
estuvo bajo una fuerte presión internacional para implementar el acuerdo de paz de 1993.

En junio de 1993, en Burundi, el Partido Hutu, Front pour la Démocratie au Burundi, FRODEBU, y
su candidato presidencial, Melchior Ndadaye, ganaron la elección y formaron el primer gobierno
hutu en el país. Las tensiones comenzaron a aumentar casi de inmediato. Pequeñas bandas de
"pandillas" hutu y tutsi lucharon constantemente tanto dentro como alrededor de la capital de
entonces, Buyumbura, a menudo formando grupos más grandes armados con machetes y
atacándose unos a otros.

Las tensiones finalmente llegaron al punto de ebullición el 21 de octubre de 1993 cuando el


presidente Ndadaye fue asesinado y el país descendió a un período de conflicto civil. Algunas
estructuras de FRODEBU9 respondieron violentamente al asesinato de Ndadaye, matando a
"posiblemente hasta 25,000 Tutsi".10 Tratando de restablecer el orden, elementos del ejército de
Burundi y civiles tutsi lanzaron ataques contra Hutus, incluidos civiles inocentes y rebeldes, lo que
provocó "al menos tantas" muertes como las causadas por la rebelión inicial.10

En 2002, la Comisión Internacional de Investigación de las Naciones Unidas para Burundi calificó el
asesinato en masa de Tutsis en 1993 como un genocidio.11
Fue asesinado por facciones de las Fuerzas Armadas, dominadas por los Tutsis, en octubre de
aquel año. El país se enfrentó en la Guerra Civil de Burundi, que acabó con la vida de decenas de
miles de seres humanos y acabó con cientos de miles de desplazados hasta el momento en el que
el gobierno del FRODEBU recuperó el control y eligió a Cyprien Ntaryamira como presidente en
enero de 1994. Sin embargo, la situación no dejaba de deteriorarse.

En abril de 1994, el Presidente Ntaryamira y el Presidente de Ruanda Juvénal Habyarimana


murieron al ser derribado por un misil el avión en el que regresaban de Arusha (Tanzania). Este
hecho marcó el comienzo del genocidio de Ruanda, mientras que en Burundi, la muerte de
Ntaryamira exacerbó la violencia y los disturbios, aunque no hubo una masacre generalizada.
Sylvestre Ntibantunganya comenzó una presidencia que debía durar 4 años el 8 de abril, pero la
situación empeoró. La llegada de cientos de miles de refugiados ruandeses y las actividades de
grupos armados hutus y tutsis desestabilizaron el régimen.

El 25 de julio de 1996, el gobierno fue derrocado en un golpe de estado dirigido por Buyoya. La
guerra civil continuó, a pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional para iniciar un
proceso de paz. El proceso finalmente se ha desarrollado desde 2001, cuando se creó un gobierno
en el que el poder era compartido. En 2003, Domitien Ndayizeye, el Vicepresidente hutu, se
convirtió en Presidente, como decía el acuerdo de reparto de poder.

A lo largo de toda la Segunda Guerra del Congo, Burundi se vio involucrado en mayor o menor
medida. Primero como aliado de Ruanda y Uganda contra las fuerzas de Laurent Kabila, y después
como uno de los interventores en este grave conflicto internacional.

Las elecciones celebradas a mediados de 2005 fueron ganadas por el antiguo grupo rebelde hutu
Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia-Fuerzas para la Defensa de la Democracia
(CNDD-FDD).

El 13 de mayo de 2015 se produce un intento de golpe de estado liderado por el Mayor General
Godefroid Niyombare, el cual fue arrestado el 15 de mayo.12

Tentativa de golpe de estado

Pierre Nkurunziza es el presidente de Burundi después de ser elegido por primera vez en 2005 y
reelegido en 2010. El 25 de abril de 2015 el presidente anunció que se volvería a presentar a las
elecciones presidenciales burundesas de 2015 para mantener el poder durante un tercer mandato
consecutivo. El 5 de mayo su candidatura fue aprobada por la Corte Constitucional del país. Esta
decisión resultó controvertida.13 A continuación, su vicepresidente dimitió alegando que había
sufrido "presiones enormes y amenazas de muerte".14

El 13 de mayo de 2015 el general Godefroid Niyombare, antiguo jefe mayor del ejército
burundés15 anunció en una radio privada un golpe de estado contra el presidente Nkurunziza
mientras este estaba viajando a Dar es-Salaam, Tanzania.16 Nkurunziza, pero, desmintió el golpe
de estado y anunció su regreso al país. El general golpista ordenó el cierre de las fronteras y del
aeropuerto de Buyumbura.

El 14 de mayo los golpistas intentaron tomar el control de la Radio-Televisión Nacional de Burundi


que continuaba bajo el control de las fuerzas leales al gobierno. Además, también hubo combates
para controlar otros medios de comunicación como la Radio Pública Africana. En el anochecer del
mismo día, Pierre Nkurunziza anunció que había vuelto a Burundi.17

Véase también

Gobernantes de Burundi

Guerra Civil de Burundi

Historia de Ruanda

Historia de África

Referencias

Lemarchand, (2008). Section "B - Decision-Makers, Organizers and Actors" cites (Chrétien Jean-
Pierre and Dupaquier, Jean-Francois, 2007, Burundi 1972: Au bord des génocides, Paris:
L’Harmattan. p. 106)

Lemarchand, René (1996). Burundi: Ethnic Conflict and Genocide, Cambridge University Press,
ISBN 0-521-56623-1 Lemarchand, René (27 June 2008). Case Study: The Burundi Killings of 1972,
Online Encyclopedia of Mass Violence supported by Sciences Po. CERI/CNRS

http://necrometrics.com/20c1m.htm#Rwanda

International Commission of Inquiry for Burundi (2002). Paragraph 85. "The Micombero regime
responded with genocidal repression that is estimated to have caused over a hundred thousand
victims and forced several hundred thousand Hutus into exile"

Melady, Thomas (1974). Burundi: The tragic years. New York: Orbis Books. pp. 11–12. ISBN 0-
88344-045-8.

Melady, Thomas (1974). Burundi: The Tragic Years. New York: Orbis Books. p. 13. ISBN 0-88344-
045-8.
https://books.google.com/books?id=T8W6RfqiYf0C&pg=PA89&lpg=PA89&source=web&ots=9TYn
c8BD1i&sig=8qJGeH5ZkDlpOB-Hlf-
UD2zXlKs&hl=en&sa=X&oi=book_result&resnum=1&ct=result#v=onepage&q&f=false

Lemarchand, (2008). Section "B - Decision-Makers, Organizers and Actors"

International Commission of Inquiry for Burundi (2002). Paragraph 486.

https://books.google.com/books?id=5Ef8Hrx8Cd0C&pg=PA346&lpg=PT347#v=onepage&q&f=fals
e

International Commission of Inquiry for Burundi (2002). Paragraph 496.

[1]

ref-publicación|apellido = Carmel|nombre = Laurence|artículo = Burundi: le risque de Contagion


régional existe|publicación = Le Monde Afrique|url =
http://www.lemonde.fr/afrique/article/2015/05/06/burundi-le-risque-de-contagion-regionale-
existe_4628508_3212.html

Archivado el 20 de mayo de 2015 en la Wayback Machine. = |páginas =

ref-publicación|apellido = Lepide|nombre = Pierre|artículo = Violences politiques: des milliers de


Burundais se précipitent ave Ruanda|publicación = Le Monde Afrique|url =
http://www.lemonde.fr/afrique/article/2015/05/06/violences-politiques-des-milliers-de-
burundais-se-precipitent-au-rwanda_4628525_3212.html#a3FsArIWHy40rT6G.99%7Cdata =
|páginas =

ref-publicación|apellido = Mbog|nombre = Raoul|artículo = Burundi: quien este le général


putschiste Niyombare?|publicación = Le Monde Afrique|url =
http://www.lemonde.fr/afrique/article/2015/05/13/burundi-qui-est-le-general-putchiste-
nyombare_4633134_3212.html

Archivado el 20 de mayo de 2015 en la Wayback Machine. = 13 de mayo de 2015|páginas =

ref-publicación|apellido = |nombre = |artículo = Burundi: reprise des combates entre militaires


loyalistes te putschistes|publicación = Le Monde Afrique|url =
http://www.lemonde.fr/afrique/article/2015/05/13/burundi-affrontements-dans-le-centre-de-la-
capitale-entre-la-police-et-des-opposants_4632827_3212.html

Archivado el 20 de mayo de 2015 en la Wayback Machine. = 13 de mayo de 2015|páginas =

ref-publicación|apellido = |nombre = |artículo = Ave Burundi, les putschistes reconnaissent la


échec de leur coup de Etat En savoir plus sur
http://www.lemonde.fr/afrique/article/2015/05/14/burundi-combats-violents-et-localises-a-
bujumbura_4633374_3212.html= Le monde Afrique|url =

Archivado el 20 de mayo de 2015 en la Wayback Machine. = 14 de mayo de 2015|páginas =