Está en la página 1de 2

RESUMEN: LAS DONACIONES EN LA HERENCIA

Para comprender las donaciones en la herencia es necesario desarrollar las dos


acepciones que serán de relevancia para el desarrollo del tema: la contrato de donación
y la herencia.

En primer lugar, entendemos el contrato de donación como el negocio jurídico que


posibilita la transmisión a título gratuito de un bien a favor de quien lo acepta. El donante
pone a disposición un bien suyo a favor del donatario sin que éste ejecute una
contraprestación a cambio. Este acto de liberalidad se puede dar tanto en vida, lo que
resultaría en un contrato de donación “inter vivos”, como en la muerte, situación en la
cual nos encontraríamos ante la figura de la donación “mortis causa”.

Por otro lado, la herencia es la composición de todo el patrimonio dejado por el


causante, comprendiendo también los activos y pasivos de los cuales era titular el
causante hasta el momento de su fallecimiento.

Cuando hablamos de donaciones en la herencia, nos referimos a las donaciones que


haya realizado el causante en vida a sus herederos forzosos. A partir de estas
donaciones, se origina un derecho y, asimismo, una obligación que tienen los herederos
forzosos que concurren a la herencia del causante, de aportar o reincorporar a la masa
hereditaria lo que hubieran recibido por donación u otra liberalidad, con el objeto de
igualar sus porciones hereditarias al momento de la partición. A esta figura se la conoce
como Colación.

La Colación, figura que existe desde el derecho romano, ha sido fundamentada, en


primer lugar, en una voluntad presunta del causante. En otras palabras, se presume que
el causante que dispone en vida de bienes a favor de un heredero forzoso lo hace como
un anticipo de la herencia. Y, en segundo lugar, persigue una igualdad proporcional
entre legitimarios respecto de la porción de legítima.

En la legislación peruana, esta figura ha sido regulada desde nuestra primera


codificación en materia civil en 1852. Actualmente, se encuentra en nuestro Código Civil
en la Sección Cuarta del Libro IV, del Derecho de Sucesiones.

A) Elementos de la Colación:

1.- Pluralidad de herederos forzosos.- Se necesitan que coexistan más de un


heredero, puesto que si solo hubiera uno, no sería necesaria la colación, ya que no
habría desigualdad en la cual pueda igualarse proporcionalmente.

2.- Transferencia de propiedad a heredero forzoso.- Corresponde a que, mediante


un acto de liberalidad inter vivos, el causante transfirió parte de su propiedad a uno de
sus herederos forzosos. Estos bienes tendrán que ser devueltos, tras la muerte del
causante, a la masa hereditaria.

3.- Bien colacionable.- Se requiere que el bien sea colacionable, puesto que hay bienes
que pueden ser sujetos de dispensa de colacionar. Esto en el caso que mediante
declaración expresa del causante, mediante testamento o instrumento público, se puede
establecer que ciertos bienes que anticipa no sean colacionables, y pueda otorgarse
dentro de la cuota de libre disposición.

B) Formas de colación y valorización de los bienes:

El artículo 833 establece que la elección de la forma en la que se realizará la colación


queda a cargo del heredero beneficiado con la liberalidad o donación. En primer lugar,
este proceso se podría realizar mediante la colación en especie, es decir, devolver el
bien a la masa sucesoria.

Por otro lado, la colación en la partición puede realizarse valorizando los bienes objeto
de actos de liberalidad, en otras palabras, se hace una operación aritmética en la cual
el beneficiario del acto de liberalidad imputa un valor que aumenta el valor contable de
la masa hereditaria. Este procedimiento puede realizarse bien por una reintegración
patrimonial en sentido estricto, mediante la cual el colacionante añadirá a la masa
hereditaria el valor del bien del cual es beneficiario con lo que todos los herederos
recibirán su alícuota correspondiente, o bien por imputación, forma en la cual a la cuota
hereditaria que le corresponde al heredero se le descuenta el valor que tenga el bien y
sólo le es entregada la diferencia resultante. Se debe tener en cuenta que el valor del
bien es el que tenga en el momento de la apertura de la sucesión o, dicho en otras
palabras, al momento de la muerte del causante.

C) Bienes colacionables y no colacionables:

Bienes colacionables.-
a) Todos los bienes que sin dispensa de colación ha recibido el heredero forzoso por concepto
distinto de la herencia, tanto por donación, como por cualquier otra liberalidad por parte del
causante.
b) La parte inoficiosa de las donaciones concedidas a los herederos legitimarios con dispensa
de colación, como a terceros.
c) Los intereses legales y los frutos que se produzcan con el dinero y demás bienes
colacionables a partir de la muerte del causante y que aumentarán desde ese momento la
masa hereditaria.
d) El perdón de una deuda o el pago de un crédito extinguido o la donación por medio de
tercera persona, hecho que se realizó para favorecer a un heredero forzoso.
e) Todos aquellos bienes que por razón de su monto u otras circunstancias exceden a lo
establecido como bienes colacionables.

Bienes no colacionables.-
a) Los recibidos por el heredero al que se le ha dispensado de colación.
b) Las mejoras introducidas en el bien materia de colación, las cuales deberán ser deducidas
en favor del heredero colacionante.
c) Los bienes que por causas no imputables al heredero colacionante, hubieran perecido
antes de la apertura de la sucesión.
d) Los gastos efectuados por el causante en favor del heredero, con el objeto de
proporcionarle alimentos, alguna profesión u oficio, siempre que éstos se encuentren en
relación con la condición de quien los hace y la costumbre.
e) El importe del seguro de vida contratado en favor del heredero o las primas pagadas al
asegurador, si están de acuerdo a la condición de quien los hace y la costumbre.
f) Las utilidades obtenidas por el heredero como consecuencia de los contratos celebrados
con el causante, siempre que éstos al tiempo de su celebración no afecten el derecho de los
demás herederos.

En conclusión, las donaciones en la herencia son aquellas donaciones dadas en vida


por el causante a un heredero forzoso. Estas están sujetas a una figura conocida como
colación, la cual define la retribución o aporte que deberá dar el heredero forzoso,
beneficiado por la donación o liberalidad que se le fue otorgada en vida por el causante,
a la masa hereditaria para ser repartida proporcionalmente.