Está en la página 1de 3

Reseña descriptiva de la lectura ‘’Tribulación y felicidad del pensamiento’’

Por:

La lectura ‘’Tribulación y felicidad del pensamiento’’ corresponde a la primera


sección del ensayo ‘’Elogio de la Dificultad y Otros Ensayos’’ de Estanislao Zuleta
Velásquez (1935-1990), uno de los pensadores filósofos colombianos más influyentes del
siglo XX.

Desde el inicio de los tiempos, los seres humanos nos hemos visto cautivados por la
idea de perfección, siendo ésta, la inspiración o la fuerza imparable de algunos de los actos
más bellos e importantes hasta de los más terribles del desarrollo histórico de la humanidad.
Según el diccionario, la Real Academia Española (RAE) define la perfección como la acción
de perfeccionar algo que tiene el mayor grado de posible bondad o excelencia en su línea;
completa ausencia de error o defecto, es decir, todo aquello es totalmente libre de taras. Pero,
¿Cómo sabemos qué es perfecto y qué no lo es? ¿Cómo la idea de perfección influye en la
mentalidad de los seres humanos? Bien, buscando dar respuesta a lo anterior, Zuleta (1980)
plantea una serie de consideraciones relacionadas con la realidad actual en el contexto social:
la concepción de una ‘’vida feliz’’ sin existencia de riegos, adversidades o necesidades,
acudiendo al facilismo, olvidando lo que el mundo real ofrece, estableciendo así un
pensamiento facilista y erróneo a el que actualmente nos encontramos como sociedad.

La imaginación, es un instrumento que nos permite la idealización y la enfatización


del cumplimiento de metas y sueños, pero, según lo plantea el autor en el desarrollo del texto,
la pobreza y la impotencia de la imaginación nunca se manifiestan de una manera tan clara
como cuando se trata de imaginar la felicidad y es ahí cuando los seres humanos caemos en
la esclavitud de unos ideales tácitos y llenos de ilusiones banales, que conllevan al
fortalecimiento de un pensamiento facilista, que, en cierto momento, puede llegar a ser
contraproducente, ya que el anhelo de la consecución de metas y sueños está simplemente
acompañado de un camino de mediocridad, el cual fue idealizado por nuestras mentes; un
camino fácil, sin complicaciones, con comodidades que en la realidad no existen, pero que
en lo que perciben nuestras mentes, sí.
Para saber qué es perfecto y que no, es importante añadir que existen diversas
variables y factores, pero, lo cierto es que cada quién tiene marcada una definición de
perfección y ésta, teniendo en cuenta el planteamiento inicial, puede afectar nuestra
existencia en muchos niveles, siguiendo parámetros y lineamientos establecidos por sí
mismos, que, en ocasiones, pueden tener una idea muy lejana de perfección en la realidad.
La búsqueda emprendida por el ser humano por la definición de perfección y el estudio de la
vida social y personal, nos permiten identificar qué tan cercanos o lejanos nos encontramos
a las ideas de idealización y del terror, y en efecto, muchos podemos enfrentarnos a una
visión que desde mi punto de vista es un poco más acertada, relacionada con que los seres
humanos no somos más obvios en nuestra condición de imperfección.

Zuleta (1980) plantea que la pobreza y la impotencia de la imaginación nunca se


manifiestan de una manera tan clara como cuando se trata de imaginar la felicidad. Entonces
comenzamos a inventar paraísos, islas afortunadas, países de Cucaña. Una vida sin riesgos,
sin lucha, sin búsqueda de superación y sin muerte; y por lo tanto también sin carencias y sin
deseo. En ese orden de ideas, resulta importante que, en los proyectos y tomas de decisiones
cotidianos, se dejen a un lado los ideales tontos generalizados, y dejemos de asombrarnos por
las promesas que pueden surgir de forma apresurada.

Para concluir, siguiendo la invitación realizada por el autor en su obra, como seres
humanos debemos ponernos en la tarea de aprender de nuestros errores para no volver a
cometerlos, saliendo un poco de la zona de confort y dejando a un lado las ideas de
conformismo, fortaleciendo nuestro actuar con acciones de justicia, respeto y tolerancia. Para
mí no hay nada que resulte más gratificante que recibir con sacrificio y esfuerzo lo que tanto
se desea y se ama. El camino nunca va a ser fácil, sin embargo, cada vez que nos enfrentemos
a la toma de decisiones, debemos ser conscientes de que salir de nuestra zona de confort
siempre va a representar una oportunidad de aprendizaje, lo cual debe llevarnos a pensar no
solo de forma individual, sino colectiva, entendiendo que mi actuar puede afectar a otros, que
si obro bien puedo motivar a alguien más a hacerlo y que, si somos muchos los buenos,
podemos construir un país en paz. Debemos darnos cuenta de que el mundo nos brinda
diferentes capacidades y posibilidades de cambiar nuestra forma de pensar y de actuar, razón
por la cual debemos dar el primer paso: aprovecharlas.
Referencias:

Zuleta, E. (1980). Elogio de la Dificultad y Otros Ensayos. Ariel. Obtenido de


https://www.planetadelibros.com.co/libros_contenido_extra/31/30482_1_Elogio_zuleta.pdf

También podría gustarte