Está en la página 1de 10

UNIVERSIDAD TÉCNICA ESTATAL DE QUEVEDO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INGENIERÍA


CARRERA DE INGENIERÍA EN ELECTRICIDAD

Tema:

CONSUMIDORES FINALES EN LAS REDES DE DISTRIBUCIÓN

Docente:
ING. NASIMBA MEDINA VICTOR FERNANDO

Alumno:
WASHINGTON CAPUZ

Materia:
LÍNEAS DE TRANSMISIÓN

Paralelo:
A

Quevedo - Ecuador
TIPOS DE CONDUCTORES

Aluminio

Es altamente empleado en sistemas de transmisión eléctrica aéreos ya que, a pesar de tener una
conductividad 35 % menor al compararse con el cobre recocido, su peso es tres veces más ligero
que este último.[1]

Las tomas de alta tensión suelen estar recubiertas por una superficie externa de cloruro de
polivinilo (PVC), la cual evita el sobrecalentamiento del conductor y aísla el paso de la corriente
eléctrica del exterior.[1]

Cobre

Es el metal más empleado como conductor eléctrico en aplicaciones industriales y residenciales,


dado el balance que presenta entre su conductividad y el precio.

El cobre puede ser empleado en conductores de bajo y mediano calibre, de uno o varios hilos,
dependiendo de la capacidad amperimétrica del conductor.[1]
Características eléctricas

Las principales características eléctricas de los conductores eléctricos son las siguientes:[1]

Conductividad buena

Los conductores eléctricos deben tener una conductividad eléctrica buena para cumplir con su
función de transporte de energía eléctrica.[1]

La Comisión Electrotécnica Internacional determinó a mediados de 1913 que la conductividad


eléctrica del cobre en estado puro podía servir de referencia para medir y comparar la
conductividad de otros materiales conductores.[1]

Así, se estableció el Estándar Internacional del Cobre Recocido (International Annealed Copper
Standard, IACS por sus siglas en inglés).[1]

La referencia adoptada fue la conductividad de un hilo de cobre recocido de un metro de longitud,


y un gramo de masa a 20 °C, cuyo valor es igual a 5,80 x 107 S.m-1. Este valor se conoce como
conductividad eléctrica 100 % IACS, y es el punto de referencia para medir la conductividad de
los materiales conductores.[1]

Un material conductor es considerado como tal si posee más de 40 % IACS. Los materiales que
tengan una conductividad superior a 100 % IACS son considerados materiales de alta
conductividad.[1]

Estructura atómica permite el paso de la corriente

La estructura atómica posibilita el paso de la corriente eléctrica, ya que los átomos poseen pocos
electrones en su capa de valencia y, a su vez, estos electrones están desprendidos del núcleo del
átomo.[1]

La configuración descrita implica que no se requiere de una gran cantidad de energía para que los
electrones se trasladen de un átomo al otro, facilitando el movimiento de electrones a través del
conductor.[1]

Núcleos unidos

La estructura molecular de los conductores está conformada por una red de núcleos muy unida, la
cual se mantiene prácticamente inmóvil debido a su cohesión.[1]

Esto hace propicio el movimiento de los electrones que se encuentran alejados dentro de la
molécula, ya que estos se movilizan libremente y reaccionan ante la cercanía de un campo
eléctrico. [1]

Dicha reacción induce el movimiento de los electrones en una dirección específica, con lo cual se
da pie a la circulación de corriente eléctrica pasando por el material conductor.[1]
Equilibrio electrostático

Al estar sometidos a una carga particular, los materiales conductores alcanzan eventualmente un
estado de equilibrio electrostático en el que no se produce el movimiento de cargas en el interior
del material.[1]

Las cargas positivas se aglomeran en un extremo del material y las cargas negativas se acumulan
en el extremo opuesto. El desplazamiento de las cargas hacia la superficie del conductor genera la
presencia de campos eléctricos iguales y opuestos en el interior del conductor. Así, el campo
eléctrico interno total dentro del material es nulo.[1]

Características físicas

Maleables

Los conductores eléctricos deben ser maleables; es decir, deben ser capaces de deformarse sin
romperse.[1]

Los materiales conductores suelen emplearse en aplicaciones domésticas o industriales, en las


cuales deben ser sometidos a curvaturas y dobleces; por esto, la maleabilidad es una característica
sumamente importante.[1]

Resistentes

Estos materiales deben ser resistentes al desgaste, para soportar las condiciones de estrés mecánico
a las que suelen estar sometidos, aunadas a las temperaturas elevadas debido a la circulación de la
corriente.[1]

Capa aislante

Al ser empleados en una aplicación residencial, industrial o como parte del sistema interconectado
de suministro eléctrico, los conductores deben estar siempre recubiertos por una capa aislante
adecuada.[1]

Esta capa externa, también conocida como chaqueta aislante, es necesaria para evitar que la
corriente eléctrica que circula a través del conductor esté en contacto con las personas u objetos
que se encuentran alrededor.[1]

CONDUCTORES USADOS PARA LÍNEAS DE TRANSMISIÓN

Conductores homogéneos de aluminio

El aluminio es, después del cobre, el metal industrial de mayor conductividad eléctrica. Esta se
reduce muy rápidamente con la presencia de impurezas en el metal. Lo mismo ocurre para el
cobre, por lo tanto, para la fabricación de conductores se utilizan metales con un título no inferior
al 99.7 %, condición esta que también asegura resistencia y protección de la corrosión.[2]

Conductores homogéneos de aleación de aluminio

Se han puesto a punto aleaciones especiales para conductores eléctricos. Contienen pequeñas
cantidades de silicio y magnesio (0.5 0.6 % aproximadamente) y gracias a una combinación de
tratamientos térmicos y mecánicos adquieren una carga de ruptura que duplica la del aluminio
(haciéndolos comparables al aluminio con alma de acero), perdiendo solamente un 15 % de
conductividad (respecto del metal puro).[2]

Conductores mixtos de aluminio acero

Estos cables se componen de un alma de acero galvanizado recubierto de una o varias capas de
alambres de aluminio puro. El alma de acero asigna solamente resistencia mecánica del cable, y
no es tenida en cuenta en el cálculo eléctrico del conductor.[2]

También se realizan conductores mixtos de aleación de aluminio acero, lógicamente tienen


características mecánicas superiores, y se utilizan para vanos muy grandes o para zonas de
montaña con importantes sobrecargas de hielo.[2]

Conductor homogéneo de aluminio puro (AAC)

El aluminio es, después del cobre, el metal industrial de mayor conductividad eléctrica. Esta se
reduce muy rápidamente con la presencia de impurezas en el metal, por lo tanto, para la fabricación
de conductores se utilizan metales con un título no inferior al 99.7%, condición esta que también
asegura resistencia y protección de la corrosión. Los conductores de aluminio 1350 de se clasifican
de la siguiente forma:

 Clase AA: Conductores normalmente usados en líneas de transmisión aéreas.


 Clase A: Conductores a ser recubiertos por materiales resistentes al clima y conductores
desnudos con alta flexibilidad.
 Clase B: Conductores a ser aislados con diversos materiales y conductores que requieren
mayor flexibilidad.
 Clase C: Conductores que requieren la más alta flexibilidad.[3]

Conductores homogéneos de aluminio


Conductor homogéneo de aleación de aluminio (AAAC)

Se han puesto a punto aleaciones especiales para conductores eléctricos. Contienen pequeñas
cantidades de silicio y magnesio (0.5 0.6 % aproximadamente) y gracias a una combinación de
tratamientos térmicos y mecánicos adquieren una carga de ruptura que duplica la del aluminio
(haciéndolos comparables al aluminio con alma de acero), perdiendo solamente un 15 % de
conductividad (respecto del metal puro).[4]

Utilizado normalmente para distribución eléctrica primaria y secundaria. Posee una alta relación
resistencia/peso. La aleación de aluminio del cable AAAC ofrece mayor resistencia a la
corrosión que el cable ACSR. Una de las aleaciones de aluminios más conocida es el
ARVIDAL.[4]

Conductor mixtos aluminio con alma de acero (ACSR)

Estos cables se componen de un alma de acero galvanizado recubierto de una o varias capas de
alambres de aluminio puro. El alma de acero asigna solamente resistencia mecánica del cable, y
no es tenida en cuenta en el cálculo eléctrico del conductor.[4]
Sección transversal de un conductor con refuerzo con 7 hilos de acero y 24 de aluminio

Se muestra la sección transversal de un cable de aluminio con refuerzo de acero (ACSR). El


conductor que se muestra tiene 7 hilos de acero que forman el núcleo central alrededor del cual
hay dos capas de hilos de aluminio. Hay 24 hilos de aluminio en las capas externas. El conductor
trenzado se especifica como 24 A1/7 St, o simplemente 24/7. [4]

Se obtienen diferentes esfuerzos de tensión, capacidades de corrientes y tamaños de conductores


al usar diferentes combinaciones de acero y aluminio. Otros tipos de ASCR son:

ACSR/AW – Conductor de Aluminio con Refuerzo de Acero Aluminizado: El conductor


ACSR/AW ofrece las mismas características de fortaleza del ACSR, pero la corriente máxima que
puede soportar el cable y su resistencia a la corrosión son mayores debido al aluminizado del
núcleo de acero. Provee mayor protección en lugares donde las condiciones corrosivas del
ambiente son severas.[5]

ACSR/TW – Conductor de Aluminio con Refuerzo de Acero: Las estructuras a utilizar deben
ser evaluadas cuidadosamente debido al gran peso de este conductor.[5]

ACSR/AE – Conductor de Aluminio con Refuerzo de Acero: Como su nombre lo indica, el


ACSR/AE (Air Expanded) ACSR es un conductor cuyo diámetro ha sido incrementado o
«expandido» por espacios de aire entre las capas exteriores de aluminio y el núcleo de acero.[5]
Conductor ASCR/AE

Conductores De Aluminio Con Alma De Aleación (ACAR)

EL ACAR tiene un núcleo central de aluminio de alta resistencia rodeado por capas de
conductores eléctricos de aluminio. [4]

Independientemente de las características eléctricas y mecánicas que conducen a la elección de


un tipo de conductor u otro, no se deben perder nunca de vista los principios básicos de uso de
conductores de aluminio:[4]

1) Los conductores de aluminio se utilizan siempre en forma de conductores trenzados, debido a


que poseen mejor resistencia a las vibraciones que los conductores de un único alambre.

2) Expuestos a la intemperie se recubren rápidamente de una capa protectora de óxido insoluble


y que protege al conductor contra la acción de los agentes exteriores. Pese a esto deberá prestarse
atención cuando hay ciertos materiales en suspensión en la atmósfera, zonas de caleras,
cementeras, etc. exigen seleccionar una aleación adecuada. [4]

3) Ciertos suelos naturales atacan al aluminio en distintas formas, por lo que no es aconsejable
utilizarlo para la puesta a tierra de las torres, al menos cuando se ignoran las reacciones que el
suelo puede producir.[4]

4) El aire marino tiene una acción de ataque muy lenta sobre el aluminio, de todos modos,
numerosas líneas construidas en la vecindad del mar han demostrado óptimo comportamiento, en
estos casos se deben aumentar las precauciones en lo que respecta al acierto en la elección de la
aleación y su buen estado superficial, en general el ataque será más lento cuantos menos defectos
superficiales existan. Los defectos superficiales son punto de partida de ataques locales que pueden
producir daños importantes, si no se presentan entalladuras o rebabas (que pueden ser causadas
por roces durante el montaje) los hilos serán menos sensibles al ataque exterior.[4]

5) El aluminio es electronegativo en relación a la mayoría de los metales que se utilizan en las


construcciones de líneas, y por esto se debe tener especial cuidado en las uniones.[4]

6) La temperatura de fusión del aluminio es 660 grados C (mientras el cobre funde a 1083
grados C) por lo tanto los conductores de aluminio son más sensibles a los arcos eléctricos.[4]
Propiedades Aluminio 99,5% Cobre
Densidad a 20ªC 2,7 8,90
temperatura de fusión o de fusión 658 1.083
incipiente ºC
Coeficiente de dilatación lineal entre 20 23.10-6 16,4.10-6
y 100ºC
Calor específico cal/g ºC a 20ºC 0,28 0,09
Conductibilidad térmica 0,52 0,92
cal.cm/cm2.seg.ºC a20ºC
Resistividad eléctrica Ohm.cm2/m a 0,0285 0,017
20ºC
Módulo de elasticidad kg/mm2 6.900 11.200

Características del cobre y el aluminio

Aluminio Cobre
A IGUAL Relación de las secciones 1.64 1
CONDUCTIBIDAD Relación de los diámetros 1.28 1
ELECTRICA
Relación de los pesos 0.50 1
Relación de las cargas a la rotura 0.78 1
A IGUAL Relación de las secciones 1.405 1
CALENTAMIENTO Relación de los pesos 0.424 1
A IGUAL SECCION Relación de las conductividades 0.61 1
Relación de los pesos 0.30 1

Relación de características entre cobre y aluminio

Bibliografía

[1] “Conductores Eléctricos: Tipos y Características Principales - Lifeder.”


[Online]. Available: https://www.lifeder.com/conductores-electricos/.
[Accessed: 19-Nov-2019].
[2] “CAPITULO 1 - CONDUCTORES PARA LINEAS AEREAS.” [Online].
Available: https://catedra.ing.unlp.edu.ar/electrotecnia/sispot/Libros
2007/libros/le/le-01/le-01.htm. [Accessed: 19-Nov-2019].
[3] “Introducción a las líneas de transmisión de energía eléctrica | Sector
Electricidad | Profesionales en Ingeniería Eléctrica.” [Online]. Available:
http://www.sectorelectricidad.com/12443/introduccion-a-las-lineas-de-
transmision-de-energia-electrica/. [Accessed: 19-Nov-2019].
[4] “Conductores electricos para lineas de transmision.” [Online]. Available:
https://es.slideshare.net/yaem1720/conductores-electricos-para-lineas-de-
transmision. [Accessed: 19-Nov-2019].
[5] “Conductores de aluminio AAC AAAC ACSR | Eland Cables.” [Online].
Available: https://www.elandcables.com/es/cables/aluminium-conductors-
aac-aaac-acsr. [Accessed: 19-Nov-2019].