Está en la página 1de 59

Número 4

Edición digital
Desafíos
Enfermería & Educación / Diciembre 2015
Organo de difusion Cientifica de la
Asociacion de Escuelas Universitarias
de Enfermeria de la
Republica Argentina
ISSN 1668-754X

1 - Revista desafios
Presidente Comisión Revisora De Cuentas
s Universita
ela ri Mg. Ana María Heredia Mg. Dolores Latugaye
cu
Universidad Nacional de Quilmes Universidad Austral

as
s
ociacion de E

de
Enfermeria
Vicepresidente I Mg. Jorge Sabbadini
Lic. Rossana Lia Moyano Universidad Abierta Interamericana
Universidad Nacional de Tucumán
As

Lic. Marina Passinato


Re
pu i na Vicepresidente II Universidad Nacional de Entre Ríos
blica Argent
Lic. Mirta Piovano
Universidad Nacional de Córdoba
Directores Editoriales
Secretaria Mg. Ana María Heredia
Lic. Nieve Chávez Universidad Nacional de Quilmes, Argentina.
Universidad Nacional de Salta
Esp. María Margarita Rabhansl
Pro- Secretaria Universidad Austral, Argentina.
Lic. Rosa Esther Dinardo
Universidad Nacional de Santiago del Estero Mg. Judit Figueira
Universidad Adventista del Plata, Argentina.
Tesorero
Lic. Ramón Álvarez Lic. Ramón Álvarez
Universidad Nacional de Lanús Universidad Nacional de Lanús, Argentina.

Pro-Tesorera
Mg. Susana Prysiazny Comité Editorial
Universidad Nacional de Misiones Mg. Daniela Escudero
Universidad Adventista del Plata
Vocal I
Esp. María Margarita Rabhansl Mg. Cecilia Rossi
Universidad Austral Universidad Nacional de Rosario

Vocal II Mg. Judit Figueira


Lic. Laura Elena Lucas Universidad Adventista del Plata
Universidad Nacional del Sur

2 - Revista desafios
Dr. Daniel Gutiérrez Esp. María Margarita Rabhansl
Universidad Adventista del Plata Universidad Austral

Dra. Silvina Malvarez Lic. Susana García


Universidad Nacional de Córdoba Universidad Católica de Cuyo

Dr. Pablo Sraccia Lic. Gabriela Felippa


Universidad Nacional de Mar del Plata Universidad ISALUD

Mg. Ana Lía Mesquida Lic. María Inés Martínez


Universidad Nacional de Santiago del Estero Universidad Nacional de Catamarca

Mg. Ana María Heredia Lic. Gloria Bonelli


Universidad Nacional de Quilmes Universidad Nacional de Córdoba

Dra. María Cristina Cometto Lic. Jorge Rivero


Universidad Nacional de Córdoba Universidad Nacional de Entre Ríos

Mg. Gloria Montenegro Mg. Susana Prysiazniy


Universidad Nacional de Misiones Universidad Nacional de Misiones

Dra. Hilda Velázquez Mg. Hector Stroppa


Universidad Nacional de Misiones Universidad Nacional de Río Cuarto

Mg. Alejandra Chervo


Comité de Referato Universidad Nacional de Rosario
Mg. Ana María Heredia
Universidad Nacional de Quilmes Mg. Ana Lía Mesquida
Universidad Nacional de Santiago del Estero
Lic. Ramón Alvarez
Universidad Nacional de Lanús Lic. Rossana Lia Moyano
Universidad Nacional de Tucumán
Mg. Judit Figueira
Universidad Adventista del Plata

3 - Revista desafios
Lic. Fernando Gómez Lic. Laura Lucas
Universidad Nacional del Nordeste Universidad Nacional del Sur

Lic. Amalia Moi Lic. Viviana Aguilar


Universidad Nacional de Salta Universidad Nacional del Centro

Lic. Irene Simeoni Lic. Mónica Martinelli


Universidad de Buenos Aires Instituto de Enseñanza Superior del Ejército

Lic. Marta Valero Lic. José Molina


Universidad Nacional de Cuyo Instituto Universitario CEMIC

Lic. Laura Celaya Mg. Miriam Galván


Universidad Nacional de Mar del Plata Universidad Nacional de Avellaneda

Lic. Pedro Venegas Lic. Marcelo Insaurralde


Universidad Nacional San Juan Bosco Universidad Nacional Arturo Jauretche

Lic. Muriel Ojeda Mg. Jorge Sabbadini


Universidad Nacional de la Patagonia Austral Universidad Abierta Interamericana

Lic. Marta Aliaga Lic. Margarita Maldonado


Universidad Nacional de la Patagonia Austral Universidad Nacional de San Juan

Lic. Silvia Duarte Lic. David Pagano


Universidad Nacional de San Luis Universidad Nacional de La Plata

Lic. José Escobar Lic. Martha Torre


Universidad Favaloro Universidad Nacional de Villa María

Lic. Victoria Rosso Mg. Néstor Ravier


Instituto Universitario Hosp. Italiano Bs. As. Instituto Universitario Italiano de Rosario

Lic. Sergio Santa María Lic. Lucía Vera


Universidad Autónoma de Entre Ríos Universidad Nacional del Litoral

4 - Revista desafios
las Universita
e ri
cu

as
s
ociacion de E

de
Enfermeria
As

Re
pu i na
blica Argent

5 - Revista desafios
Sumario
9 La formación de enfermeros en la Universidad Isalud
Felippa, María Gabriela - Sabelli, María José Gabriela -
Reboredo de Zambonini, Silvia

16 El sendero de la salud: un espacio para aprender


jugando
Aguilar, Viviana Beatriz. - Bernardelli, Bettina - Botasi,
Sandra.

22 La licenciatura en enfermería en la Universidad


Nacional de Mar del Plata: sus desafíos curriculares
Celaya, Laura Adriana - Leyva Ramos, Miguel - Vuotto,
María Marcela - Marti Velazquez, Gabriela Fernanda -
Oyarburo, Liliana - Turchi, Rocio

33 La simulación clínica como estrategia educativa


Latugaye, Dolores

40 La construcción de la identidad y la imagen


profesional de enfermería
Mesquida, Ana Lia - Zóttola, Lía Mónica

45 Intervención sobre el hábito tabáquico con


estudiantes de la carrera de licenciatura en
enfermería de la Universidad Favaloro
Di Loretto, Miriam Liliana

48 Estrategias de enseñanza con grupos reducidos


Franco, Blásida Esperanza - Di Loretto, Miriam Liliana -
Camio, Adriana Victoria

53 Proceso de atención de enfermería (pae). Una


experiencia universitaria.
Serdarevich, Ursula

6 - Revista desafios
Desafíos
Enfermería & Educación / 2015

7 - Revista desafios
Editorial

En estos últimos años estamos tratando de darle conti- Nos encontramos haciendo todos los esfuerzos para pro- Comprendemos que la temática es variada y da cuenta de
nuidad a la Revista Desafíos. Nos encontramos en un pro- mover la aceptación de la comunidad científica y la visi- lo que se encuentra produciendo la enfermería argentina
ceso lento de construcción de manera de abordar en cada bilidad de la revista. Esto se logrará cuando alcancemos y también cuales son los enfoques, técnicas, instrumen-
número cuestiones importantes para el desarrollo de la los requisitos necesarios para la indexación en bases de tos para la formación y el cuidado enfermero. Esperamos
enfermería argentina datos nacionales e internacionales. seguir creciendo en el campo específico del conocimiento
Somos conscientes de que la publicación de una revista disciplinar. Por lo tanto, tenemos la expectativa, dándole
científica requiere cumplir con criterios que son necesa- Con la presente edición de Desafíos Enfermería se pre- tiempo al tiempo, de seguir contribuyendo al fortaleci-
rios para el mantenimiento de la calidad esperada por los sentan 8 artículos titulados: La formación de enfermeros miento de la enfermería.
editores, los autores, los lectores, y por las bases de datos en la Universidad de ISALUD; El sendero de la salud: un
nacionales e internacionales. espacio para seguir jugando; la Licenciatura en Enfer- Mg Ana María Heredia
Cumplir con los requisitos básicos es un reto que enfren- mería en la Universidad Nacional de Mar del Plata: sus Presidente AEUERA
tan los responsables de la edición de cada ejemplar a desafíos curriculares; la simulación clínica como estrate-
ser publicado, entre ellos: dar cumplimiento a los plazos gia educativa; la construcción de la identidad e imagen
para la publicación de dos ejemplares por año; facilitar la profesional de enfermería; Intervención sobre el hábito
agilidad y el cumplimiento de los plazos del proceso de tabáquico con estudiantes de la carrera de licenciatura
evaluación por parte de los examinadores; mantener una en enfermería de la Universidad Favaloro; Estrategia de
adecuada comunicación con los autores y garantizar la enseñanza con grupos reducidos y Proceso de Atención
calidad del contenido, entre otros. de Enfermería (PAE): una experiencia universitaria.
La calidad de este proceso, es evaluada indirectamente
por los consumidores del conocimiento divulgado en los
artículos publicados.

8 - Revista desafios
LA FORMACIÓN DE ENFERMEROS Resumen
EN LA UNIVERSIDAD ISALUD Desde la Universidad Isalud se ha planteado un enfoque
de formación de enfermeros en el que colaboran determi-
nados aportes desde las investigaciones sobre la enseñan-
za en la universidad y los estudios sobre la formación de
Autores: profesionales a saber: la lectura y la escritura académica,
Felippa, María Gabriela la formación para la práctica reflexiva y las estrategias de
Lic. en Enfermería enseñanza y la evaluación de los aprendizajes centrados
Directora del área de enfermería de la
en el estudiante; a esto se suma el enfoque de actuación
Universidad Isalud. Argentina.
profesional de centramiento en el cuidado.
Sabelli, María José Gabriela
Lic. en Ciencias de la Educación En este trabajo se presentarán las ideas centrales de cada
Pedagoga de la Secretaría Académica de la uno de los aportes o afluentes del enfoque la formación
Universidad Isalud. Argentina. de enfermeros de la Universidad Isalud.
Reboredo de Zambonini, Silvia Palabras claves:
Lic. en Psicología formación - enfoque – reflexión –enfermería –lectura y
Secretaría académica de la escritura
Universidad Isalud. Argentina.

Contacto:
gfelippa@isalud.edu.ar

9 - Revista desafios
El punto de partida 1. Prácticas reflexivas En este contexto, las prácticas se realizan en un entra-
mado que implica articulación y construcción de lazos
Se plantean aportes fundantes al enfoque de formación en enfermería: institucionales y organizativos que facilitan la concreción
de enfermeros de la Universidad Isalud, de manera de dispositivos formativos de la propuesta de trabajo. Así, la formación práctica im-
otorgarle a esta formación una identidad singular. El en- plica el desarrollo de actividades que fomenten procesos
foque se funda sobre los siguientes aportes o afluentes: para la reflexión de inclusión, fortaleciendo otras continuidades de perte-
la lectura y la escritura académica, la formación para la nencia de los sujetos, grupos y comunidades insertos en
práctica reflexiva y las estrategias de enseñanza y la eva- Los dispositivos y estrategias para la formación práctica un contexto social.
luación de los aprendizajes basados en el estudiante y el tienen como propósito reflexionar acerca de las prácticas
enfoque de de actuación profesional de centramiento en a través del análisis, la revisión y el intercambio visibili- A través de los dispositivos previstos en el proceso de
el cuidado. Estos aportesse basan en las investigaciones zando tanto las acciones como los presupuestos o creen- formación, se espera que los alumnos gradualmente in-
sobre la enseñanza en la universidad y los estudios sobre cias implícitas que las acompañan. La intención es que tegren la teoría y la práctica, sin delimitarlas en com-
la formación de profesionales (Camilloni, 2014) durante este trayecto los estudiantes adquieran compe- partimientos estancos, favoreciendo la formación de un
tencias que están presentes en el ámbito laboral. Es de saber profesional. Esta cuestión es crucial para garantizar
Tal como expresan Fentermacher y Soltis (1999),un enfo- destacar que los dispositivos generan oportunidades fa- y poner en funcionamiento los criterios de organización
que es una concepción de la enseñanza (y de la forma- vorables para instalar la reflexión como práctica sistemá- de los contenidos: gradualidad, articulación, integración,
ción). Son ideas sobre lo que es y lo que debería ser en- tica en forma individual y colectiva, que se plasma en do- flexibilidad y diversidad.
señar, lo que implica formar a otro. Construir un enfoque cumentos de trabajo, registros y guías como así también
de la formación en enfermería siguiendo a los autores formatos de enseñanza que permiten integrar, articular e De lo planteado hasta aquí se desprenden dos cuestiones
mencionados, implica sostener una particular perspectiva incluir distintos tipos de conocimientos. básicas: los dispositivos incorporan instancias de reflexión
sobre lo que es educar. y los contenidos se trabajan, se articulan e integran a tra-
La cuestión primordial es generar condiciones a través de vés de los dispositivos.
A continuación desarrollaremos los aportes o afluentes una serie de actividades que se consideren adecuadas y
del enfoque de la formación de enfermeros en nuestra permitan instaurar progresivamente la reflexión en y so-
universidad. bre la acción (Schön: 1992). La aplicación y el uso de los 1. Tipos de dispositivos:
dispositivos en el proceso de formación será clave para
explicitar y promover la reflexión individual y conjunta narrativos y de interacción
de los/las alumnos/as hasta constituirse en práctica pro-
fesional cotidiana. A través de los dispositivos previstos Se sostiene desde la formación una serie de dispositivos
en el proceso de formación, se espera que los estudiantes para la formación que, como se mencionó anteriormente,
gradualmente integren la teoría y la práctica, sin deli- tienen la intención de generar espacios para la reflexión
mitarlas en compartimientos estancos, favoreciendo la por parte de los enfermeros. Es posible distinguir entre
formación de un saber profesional. dispositivos basados en la narración y aquellos

10 - Revista desafios
centrados en la interacción. Los primeros hacen foco en Estamos haciendo énfasis en la formación de enfermeros del plano de la experiencia al de su conceptualización. Si
el relato de las experiencias, como testimonio, registran- en tanto profesionales pensantes, definiéndolos como los bien se enfatiza el papel de la exploración y producción
do lo significativo, lo relevante, los inconvenientes y lo profesionales que reflexionan sobre su propia acción y, a por parte del alumno, este tipo de estrategias supone el
que es necesario mejorar. Los segundos, en cambio, se partir de ese proceso, establecen nuevas propuestas de trabajo con material sistemáticamente preparado y puede
centran en lo que sucede en el intercambio entre pares o mejora sobre su práctica. Dicha reflexión, según Perre- involucrar formas de estructuración diversas del contexto
entre el docente y los estudiantes. noud (2004), sólo será interiorizada en la medida en que de aprendizaje (de los tiempos de trabajo, de la organi-
se constituya en un habitus incorporado a la identidad zación social de la tarea, de las normas de la actividad,
Tipos de dispositivos.
Cuadro basado en aportes de Anijovich y otras
profesional de enfermero. De allí que el trabajo sobre la etc.).Estrategias como el estudio de casos, la enseñanza
(2009). práctica reflexiva no se aborda incluyendo un espacio cu- basada en problemas, la enseñanza basada en proyectos
rricular más destinado a su abordaje sino que es necesario (atravesadas todas por el diálogo y el trabajo cooperativo)
que se despliegue transversalmente a lo largo de toda la se tornan fundamentales para el desarrollo de competen-
formación. cias profesionales.

Resulta fundamental que el diseño de la evaluación de los


2. Estrategias de aprendizajes sea coherente y pertinente con las propues-

enseñanza centradas en tas de enseñanza, los propósitos y contenidos planteados.


Se plantea una evaluación de los aprendizajesque atienda
el estudiante y una eva- a la selección de instrumentos adecuados para la evalua-

luación de los aprendi- ción de las diversas competencias que se proponen sean
aprendidas.Se propone una noción de evaluación forma-
zajes acorde a ellas. tiva e integradora. En este sentido, desde el rol docente,
se brinda información acerca del estado de aprendizaje de
Las estrategias de enseñanza que focalizan en un papel cada estudiante, a través del feedback, buscando ayudar
central del estudiante enfatizan el papel del descubri- a en la mejoradel proceso de aprendizaje.
miento en el aprendizaje, propio de la búsqueda del sen-
tido y propósitos del contenido académico. Se espera que
los alumnos puedan derivar conceptos, generalizaciones y
algoritmos por su propia cuenta a partir de la interacción
con una situación real o simulada (un caso, un conjunto
de situaciones o fenómenos, un problema, etc.). Es me-
nester, por eso, que tengan suficientes y variadas oportu-
nidades de observación y análisis de los materiales o casos
presentados, acompañadas de las formas de ayuda pe-
dagógica que resulten adecuadas para promover el paso

11 - Revista desafios
3. Actuación profesional darse, cuidar al otro y cuidar con el otro. El cuidado fue Así como estas autoras, otros tantos destacados de la dis-

centrada en el cuidado definido por diferentes teóricas de la disciplina, susten-


tando junto a los conceptos de persona, entorno y salud
ciplina han estudiado el concepto del cuidar, profundi-
zando su sentido. Con el aporte de todos ellos sostenemos
del otro los paradigmas de la ciencia de la Enfermería. que cuidado es un concepto multidimensional en cons-
tante construcción lo que hace que no solo centremos en
Necesariamente pensar en la formación del profesional Siendo muchas las concepciones acerca del cuidado en en- él nuestro desarrollo profesional sino que continuemos
enfermero implica dar cuenta del significado del acto fermería, destacaremos sólo a tres de ellas, Watson (1996), reflexionando sobre el mismo.
de cuidar, es así que entendemos básicamente el Cuidar por un lado, refiere que “el cuidado es para la enferme-
como un acto de vida, que representa una infinita varie- ría su razón moral, no es un procedimiento o una acción, El futuro profesional de enfermería ha de realizar diversos
dad de actividades dirigidas a mantener, conservar la vida el cuidar es un proceso interconectado, intersubjetivo de roles en su quehacer, siendo la base de estas tareas el pre-
y permitir que esta continúe y se reproduzca. Es sin duda sensaciones compartidas entre la enfermera y el pacien- ocuparse por el otro y a través del arte de cuidar, ayudar a
un acto de reciprocidad que se tiende a dar a cualquier te” agrega que “cuidar es parte fundamental del ser”. A su la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad,
persona que temporal o definitivamente requiere de ayu- vez Marie Françoise Colliere (1993), destacada enfermera el alivio del sufrimiento y la rehabilitación. Para poder
da para asumir sus necesidades vitales. y maestra de enfermeros, miembro durante muchos años brindar este acto de cuidado, es necesaria una relación de
del comité de expertos de la Organización Mundial de la mutua ayuda y colaboración, siendo esta instancia la úni-
A lo largo de la historia se ha ido construyendo un con- Salud plantea que en el cuidar es importante aprender a ca donde es posible compartir la esencia del ser humano.
senso sobre el concepto del cuidado de la salud de las tener en cuenta a los dos sujetos de los cuidados, tanto
personas como eje u objeto de estudio central de la dis- al que cuida como al que es cuidado, esto hace que los Sostenemos la formación del profesional de enfermería
ciplina enfermería. futuros profesionales requieran reflexionar sobre las emo- con un enfoque centrado en el cuidado, entendiéndolo
ciones y las actitudes que acompañan a los cuidados. El de manera holística, humanista, basado en la evidencia
Si entendemos que cuidar es un fenómeno social y cul- cuidar al otro pierde su sentido si no hay un interés real científica e intercultural. Desde el enfoque del cuidado
tural, la enfermería como ciencia social y humana nece- en la persona,sujeto de cuidado, o si el contexto donde se en la formación profesional deberemos no solo proveer
sita conocimientos, preparación, y sobre todo experiencia otorgan los cuidados es adverso o altamente tecnificado, al estudiante de herramientas científicas y técnicas sino
de campo para llevar adelante los cuidados.Esto conlleva pues el contacto humano si no se visualiza como central poner el énfasis en enseñar las actitudes para cuidar, ge-
pensar que para cuidar y ser responsables de la gestión en este acto, se ve limitado.Finalmente Leininger (1994), a nerando a su vez las condiciones necesarias para que este
del cuidado los estudiantes de Enfermería deben apren- través de sus estudios transculturales, realiza intentos para logre internalizar la relevancia de la reflexión en el acto
der y reflexionar filosófica y ontológicamente sobre la clarificar y conceptualizar la noción de cuidado: el cuidado del cuidar.
naturaleza y el concepto del cuidado. es para enfermería el dominio central del cuerpo de co-
nocimientos y de las prácticas. Afirma que el constructo
Será necesario acercarles a los alumnos la idea de un con- cuidado se ha manifestado durante millones de años como
cepto integral sobre la acción de cuidar. El cuidado debe fundamental en el crecimiento y la supervivencia de los
considerarse como foco y expresión esencial de su prác- seres humanos. El cuidado permitió a la humanidad vivir y
tica, ya que representa el saber central de la enfermería y sobrevivir bajo las más adversas condiciones ambientales,
adquieredistintas connotaciones como el sentido de cui- sociales, políticas y económicas.

12 - Revista desafios
4. La lectura y la escritu- La lectura de lectura y escritura orientadas por los docentes, cada

ra académica a lo largo La lectura comprensiva es indispensable para la apropia- uno en la materia y en el área de especialidad a la que
pertenezca. Las tareas de inclusión y participación en el
de la formación ción de los conocimientos. En tanto práctica social de alto mundo profesional requieren que los estudiantes se apro-
grado de complejidad, se considera que los estudiantes no pien de estas herramientas para hacer uso de ellas en va-
Al ingresar a los estudios superiores, los estudiantes se pueden realizar solos la lectura de textos académicos sino rios sentidos.
ven enfrentados a nuevas culturas escritas correspon- que deben ser acompañados y guiados en la promoción
dientes a los distintos campos de estudio, el carácter im- de lecturas reflexivas y críticas. Asimismo, se destaca la importancia que tiene la lectu-
plícito de las prácticas lectoras universitarias y la natura- ra, como actividad irreemplazable en la construcción de
leza tácita del conocimiento contenido en los textos que Los docentes experimentados saben que no se puede dar conocimientos y para la reflexión y producción de ideas
se les provee para leer plantean obstáculos al desempeño por hecho que al indicar a los alumnos que lean los textos, propias en los estudiantes.
de muchos estudiantes. todos harán lo mismo y al mismo tiempo. Si bien desde
el punto de vista didáctico, los textos están al servicio de El desafío que se les presenta a los alumnos es poder ar-
Consideramos indispensable que la propuesta curricular la comprensión de cuestiones centrales de las disciplinas, ticular los ejes conceptuales del espacio curricular en el
se responsabilice de enseñar los modos de lectura y es- este proceso no es mágico ni automático. Por lo general, que se están formando con las prácticas de lectura y es-
critura en la universidad y los modos específicos de las los textos que usamos son escritos por expertos en el área critura de manera que, al mismo tiempo que los alumnos
disciplinas sobre cómo encarar los textos. No sólo se trata disciplinar, en lenguaje estrictamente académico y no es estudian para aprender la disciplina, comprenden la lógi-
de formar en la comprensión del lenguaje de las discipli- frecuente encontrar textos (salvo manuales) adaptados a ca que subyace a sus postulados y aprenden a expresarse
nas, sino también de formar en la escritura sobre ellas, lectores que recién se inician en los conceptos de la ma- en los términos profesionales que se espera de ellos.
favoreciendo la producción de argumentaciones, justi- teria. Por lo tanto, resulta necesario que expliquemos el
ficaciones, desarrollando estrategias de comprensión y fundamento de su inclusión en el programa, articulándo- En ese sentido, la propuesta curricular de enfermeros se
comunicación lo con el resto de los textos de la unidad. hace responsable, desde la formación, de la enseñanza de
la lectura y de la escritura en enfermería en el ámbito
que promuevan su autonomía. Este es un aspecto funda- En ocasiones, las formaciones universitarias incluyen ta- universitario. En cada espacio curricular, en cada materia,
mental del ser “estudiante enfermero en la universidad”. lleres de escritura y lectura (cursos de técnicas de estu- cada docente guiará como experto en el área a los recién
dio, en general) por fuera de la materia. Se cree que, del llegados a la disciplina, orientándolos y poniendo claras
entrenamiento en un taller de lectura comprensiva, es señales en los puntos centrales, las pistas, las intenciones,
posible hacer una transferencia al contexto específico de los discursos, etcétera.
la materia. Esta creencia está basada en el error de creer
que escribir y leer son capacidades generales que pueden Esto significa que no se dejará en “manos de los estudian-
aplicarse a cualquier contexto. tes” que aprendan solos cómo es la lectura y la escritura
en la universidad, como sucede en ocasiones. Particular-
Destacamos la importancia que presenta para la forma- mente, el colectivo ingresante a la universidad requiere
ción profesional llevar adelante en las aulas propuestas ser fortalecido al respecto, no hacerse cargo desde la for-

13 - Revista desafios
mación implicaría dejar a los alumnos con poco sostén mismo tiempo que el sujeto hace inteligibles (a sí mismo Un punto de partida esla revisión sobre cómo han sido
para la permanencia en sus estudios en la universidad. y a sus compañeros) sus procesos de comprensión. formados los formadores para poder llevar adelante este
No hacerse cargo de la enseñanza de la lectura y la escri- enfoque de formación. Es imprescindible la formación de
tura de distintas disciplinas, y dejar de considerar que es Asimismo, denominamos escritura profesional al formato los formadores, a través de dispositivos que también co-
un problema que debe ser abordado desde la enseñanza que adopta la escritura (que siempre es reflexiva) tanto laboren en sus prácticas como docentes.
atenta contra la permanencia de los estudiantes. Esto im- en las disciplinas científicas como en el campo de tra-
plica desarticular discursos instalados como: “Los alum- bajo y ejercicio profesional de cada una de ellas. Si bien Encontramos algunas limitantes para el desarrollo del
nos no saben leer”, “Los alumnos escriben mal”. es un tipo de escritura muy acotada a las convenciones enfoque:
estipuladas y formales, su desarrollo no está por fuera de
las condiciones cognitivas necesarias para todo proceso
La escritura escritural. En este caso, la escritura reflexiva adoptará la Nuestro enfoque está centrado tanto en el “otro”
forma de escritura profesional, según la demanda. Pero de la atención, como en el estudiante que se está
Planteamos la escritura desde dos puntos de vista. Por en todos los casos, no hay escritura sin reflexión (en todo formando. Lo anterior no resulta de fácil resolu-
un lado, presentamos la escritura que promueve pensa- caso eso sería mera copia), cualquiera sea el formato de ción en tanto hay una larga historia que atenta
mientos y nuevas ideas acerca de algún aspecto de la presentación que se indique. Según Carlino (2004), los contra esto. Tanto el estudiante como el sujeto de
realidad, aquella que es llamada escritura reflexiva. Por problemas que los estudiantes presentan a la hora de es- la atención (es decir el objeto de la formación)his-
el otro, vemos cómo esa escritura reflexiva (más priva- cribir textos académicos no son atribuibles a una incapa- tóricamente han quedado relegados por el docen-
da) se transforma en comunicación y expresión de ideas e cidad para la escritura en general, te y profesional respectivamente. Solo a modo de
información, es decir, se convierte en escritura profesio- sino a que se requiere de ellos una práctica que comienza mención diremos que no se encuentran del todo
nal. Se busca estimular ambas formas de escritura en los en el momento de su ingreso a la vida universitaria, en consolidadas las estrategias de enseñanza centra-
estudiantes: tan indispensables para aprender y estudiar razón de que se les presentan textos y materiales que no das en el estudiante, dado que han estado privile-
como para el desempeño profesional cotidiano, por ser han visto con anterioridad. giadas las estrategias “directas” donde el profesor
una herramienta indispensable de construcción del pen- presenta contenidos sistemáticamente.
samiento y que permite interactuar con las ideas de otros Vinculado a lo anterior advertimos, que además, se
colegas. Desafíos requiere consolidar el centramiento en el cuidado
y descentrase de la aplicación de “procedimien-
La escritura reflexiva posibilita pensar sobre los conte- El enfoque de nuestra formación requiere por un lado, tos” sobre los organismos.
nidos de las materias y su organización, pero también es de un fuerte compromiso institucional, de una formación Sostenemos que la reflexión es central para nues-
una herramienta para conceptualizar acciones realizadas, sistemática de quienes son los formadores y de un se- tra concepción de práctica profesional, sin embar-
situaciones observadas, procesos mentales a lo largo del guimiento intenso del desarrollo curricular.Respecto del go, esto no es sencillo considerando las tradiciones
tiempo, etcétera. En definitiva, está al servicio de la bús- compromiso institucional, es necesario que todos los acto- desde las que se ha formado a los enfermeros.
queda de sentido acerca de un recorte de la realidad so- res de la formación estén comprometidos con la propuesta.
bre la que se quiere pensar. La escritura reflexiva permite
estimular el conocimiento de los objetos del mundo, al

14 - Revista desafios
Históricamente se ha puesto énfasis en el entre- Bibliografía
namiento de habilidades, por ello la posibilidad
• Anijovich, R.; Cappelletti, G.; Mora, S. y Sabelli, M.J. Transitar la • Watson J. “Teoría del cuidado transpersonal”.Walter PT, Neu-
de formar un profesional reflexivo se “tensa” con formación pedagógica. Dispositivos y estrategias. Buenos Aires: man B editors,blueprint for use of nursing models: education,re-
la idea de formar un profesional “entrenado”. Las Paidós; 2009. search,practice&administration (NY/USA):NLN Press;1996.
prácticas de reflexión son prácticas necesarias • Arfuch, L. .El espacio biográfico. Dilemas de la subjetividad
contemporánea. Buenos Aires: FCE; 2002.
de abordar en profundidad y no siempre es fácil • Camilloni, A. “Las Didácticas de las profesiones y la Didáctica
reflexionar profundamente. Se requiere de una General. Las complejas relaciones de lo específico y lo general”.
articulación entre distintos dispositivos para que En: María Civarolo, M. Lizarriturri, M. G. (Comp.) Didáctica gen-
eral y didácticas específicas: la complejidad de sus relaciones en
la reflexión sobre la práctica profesional se con- el nivel superior. 1a ed. Villa María: Universidad Nacional de Villa
solide en habitus. Se requiere, por otro lado, una María. E-Book.2014.
reflexión sistemática y no episódica. • Carlino, P. Escribir a través del curriculum: tres modelos para
hacerlo en la universidad, Lectura y vida. Revista latinoamericana
En el ámbito universitario es muy reciente la in-
de lectura. Marzo 2004;Año 25 Nº 1:16-27.
clusión del abordaje de la lectura y escritura en la • Chaiklin S. y Lave J.Estudiar las prácticas: perspectivas sobre
universidad como objetos de enseñanza. Sin em- actividad y contexto. España:Amorrortu; 2001.
bargo, existe una concepción arraigada que lectu- • Colliere, MF Utilización de la antropología para abordar las situ-
aciones de cuidados. Revista Enfermería ROL 1993, Jul-Ago;XVI
ra y la escritura se aprenden pero no se enseñan, (179/180):71-80.
no comprendiendo que las prácticas lectoras uni- • De Miguel, J.M. Auto/biografías. Madrid: Centro de Investiga-
versitarias y la naturaleza tácita del conocimien- ciones sociológicas; 1996.
• Fenstermacher, G. y Soltis, J. Enfoques de la enseñanza. Bue-
to contenido en los textos, así como los distintos nos Aires: Amorrortu; 1999.
tipos de escritura son “enseñables”.Esta creencia • Leininger M. Enfermería Transcultural: conceptos, teoría y prác-
está basada en el error de creer que escribir y leer ticas. 2nd ed. Columbus (OH/USA) McGraw-hill and Greden;
1994.
son capacidades generales que pueden aplicarse a
• McEwan, H. y Egan, E. Las narrativas en la enseñanza, el
cualquier contexto. aprendizaje y la investigación. Buenos Aires: Amorrortu; 1998.
• Olson, D.El mundo sobre el papel. El impacto de la escritura
y la lectura en la estructura del conocimiento. España: Gedisa
Editorial; 1998.
Aún con las limitantes señaladas, consideramos que vale • Perrenoud, P. Construir competencias desde la escuela. Cara-
la pena trabajar arduamente para consolidar un enfoque cas: Dolmen Ediciones; 2000.
como el que venimos desarrollando. • Perrenoud, P. Desarrollar la práctica reflexiva en el oficio de en-
señar. Barcelona: Grao; 2004.
• Scardamalia, M. y Bereiter, C. (). Dos modelos explicativos de
los procesos de composición escrita, Infancia y Aprendizaje, 58,
43-64; 1992.
• Schön, D. La formación de profesionales reflexivos. Hacia un
nuevo diseño de la enseñanza y el aprendizaje en las profe-
siones. Barcelona: Paidós; 1992.
• Schön, D.El Profesional reflexivo. Buenos Aires: Paidós; 1998.

15 - Revista desafios
EL SENDERO DE LA SALUD: Resumen
UN ESPACIO PARA El sendero de la salud se propone como una propuesta
pedagógica recreativa de integración social entre el sis-

APRENDER JUGANDO tema educativo, el Gobierno Municipal de Olavarría y la


Escuela Superior de Ciencias de la salud de la UNCPBA.

A través de la misma, los alumnos de la carrera de licen-


Autores: ciatura en enfermería se integraron el sistema educativo
Aguilar, Viviana Beatriz. formal, para interactuar en la construcción de conduc-
Lic. en Enfermería – Lic. Prof. en Antropolo- tas generadoras de salud. A través de diversas actividades
gía Social Coordinadora Carrera Licencia- lúdicas diseñadas para animar cada una de las postas
tura en enfermería – ESCS-UNCPBA - del Sendero de la Salud se concretaron acciones de edu-
Olavarría – Prov. De Buenos Aires. Argentina cación y promoción de la salud a través de cuentos y
juegos didácticos diseñados para niños de nivel inicial y
Bernardelli, Bettina primario.
Lic. en Enfermería
Carrera Licenciatura en enfermería – ESCS- Los alumnos abordaron cada una de las postas elegidas
UNCPBA - Olavarría Prov. De Buenos Aires. (donación de órganos, sexualidad responsable, alimenta-
Argentina ción saludable, drogas legales e drogas ilegales) desarro-
llando actividades de promoción de la salud a través de
Botasi, Sandra. diferentes actividades lúdicas (cuentos y juegos) adapta-
Medica Veterinaria dos a la edad de los niños.
Docente Educación Media
Olavarría Prov. De Buenos Aires. Argentina

Contacto: Palabras claves:


Vivianaaguilar4@hotmail.com Enfermería, integración comunitaria, promoción, salud.

16 - Revista desafios
El sendero de la salud: un espacio para aprender jugando

En la búsqueda de Teniendo en cuenta que, la promoción de la Salud, surge los conocimientos, actitudes y prácticas de los individuos,
entonces, como “el proceso de capacitar a las personas y que tiene como finalidad el desarrollo de estilos de
nuevos espacios para que aumenten el control sobre su salud y la mejo- vida saludable, es que se propone como una herramienta
ren”, como una estrategia, una respuesta social organi- para dicha experiencia de integración como práctica de la
“No hay palabra verdadera que no sea unión inquebran- zada, multisectorial y multidisciplinaria, para mejorar la promoción de la salud (3).
table entre acción y reflexión.” salud y el bienestar de la sociedad. (2)
Paulo freire La educación para la salud encuentra su desarrollo en espa-
Por esto, es que la comunidad debe jugar un rol activo cios como la educación no formal y la educación formal, lo
Esta experiencia, expone un modelo de articulación entre de autogestión, participación, responsabilidad e iniciativa que implica la utilización de métodos y técnicas novedosas
diferentes niveles educativos, desde una perspectiva que en la solución de sus problemas de salud y participar para que promuevan al máximo el desarrollo de las potenciali-
asume la complejidad y la incertidumbre de la sociedad el alcance de los objetivos planteados, lo que permitirá dades de las personas y les proporcionen herramientas para
actual, y compromete a los actores sociales a interactuar favorecer el desarrollo de la comunidad y con ello, el ejercer derechos y su papel protagónico en la construcción
con otros en espacios no explorados hasta el momento.1 desarrollo social. de una sociedad saludable. Como herramienta, aporta mé-
todos e instrumentos novedosos y efectivos, especialmente
La experiencia de articulación entre la Universidad e ins- La participación social y comunitaria, desde la Declara- en procesos donde se requiere no sólo personas informadas
tituciones gubernamentales y no gubernamentales con ción de Alma Ata, se ha concebido como uno de los pi- sino con importantes avances en cambios de actitudes y
el sistema de educativo, tiene entre sus objetivos arti- lares fundamentales de la Atención Primaria de la Salud prácticas. Es decir, donde no solamente dispongan de in-
cular las prácticas educativas en espacios innovadores y (APS), orientada al logro de la equidad y el empodera- formación sino que vivan realmente un proceso de ense-
construir, desde la realidad cotidiana, un espacio genera- miento de las comunidades. ñanza-aprendizaje.
dor de conductas saludables para niños y jóvenes, insertos
en el sistema educativo formal de educación. Con relación a esto la Organización Mundial de la Salud La promoción de la salud requiere de la toma de decisio-
plantea que “la insistencia en que la gente debe hacerse nes de Estado que comprometen a todos los sectores so-
Teniendo en cuenta que la universidad tiene entre sus responsable de su propia salud es un aspecto importante ciales. Dentro de este contexto, exige ciudadanos activos
funciones la de interactuar de manera dinámica y conti- del desarrollo individual y colectivo. Con alta frecuencia se que dejen de ser receptores pasivos, implica el cuidado
núa con la sociedad civil, es que se propone, esta expe- considera que un sistema eficaz de atención primaria, es
riencia de integración con los alumnos de enfermería y un servicio más eficiente, humano y útil; facilita un pro- La promoción de la salud requiere de la toma de decisio-
niños que se encuentran en el nivel inicial y en nivel pri- ducto, la salud, que en realidad la gente debería alcanzar nes de Estado que comprometen a todos los sectores so-
mario. La propuesta apunta a interactuar con el sistema por sí misma. En lo posible la salud nunca debe “darse” o ciales. Dentro de este contexto, exige ciudadanos activos
educativo a través de generar la creación de espacios, “facilitarse” a la población. Por el contrario, se debe ayudar que dejen de ser receptores pasivos, implica el cuidado de
en donde se realicen, integrando a diferentes actores so- a la gente a participar consciente y activamente en el logro la salud, noción que tiene una connotación mucho más
ciales, actividades dirigidas a la prevención y promoción y la promoción de su propia salud”. amplia e integral que la de “atención”. Implica relaciones
de la salud. horizontales, simétricas y participativas; no se aísla en un
Teniendo en cuenta, que la educación para la salud, es un programa o en un servicio específico, sino que es inter-
proceso permanente y reflexivo de cambios favorables en sectorial. (4) De este modo, se exige que las instituciones

17 - Revista desafios
y personas tengan como objetivo lograr el más alto nivel de los temas vinculados con hábitos saludables y el me- Desde esta perspectiva es que se comenzó a trabajar con
de salud posible para la población y los grupos más vul- dio ambiente, sino el desarrollo de un pensamiento sus- escuelas de diferentes niveles de educación: Especial, Ini-
nerables y que definan acciones y recursos para lograrlo. tentable en los alumnos, docentes y otros actores sociales cial, Primario, Secundario, Terciario y Universitario, de
El sendero de la salud se propone como una propuesta de la comunidad. gestión pública y privada, como así también con la co-
pedagógica, innovadora y recreativa, en donde el niño El programa se piensa y se constituye, entonces, como munidad en general.
a través de un recorrido educativo, va atravesando di- un complemento de la educación formal, porque aporta
ferentes postas con las que tomara contacto con un a ella desde una lógica de funcionamiento diferente a la La integración y la promoción de aprendizajes significa-
hábito de vida sano, que potencialmente se puede tra- escolarizada, conectada con el medio ambiente de mane- tivos, caracterizados por el compromiso, la participación
bajar para prevenir enfermedades y concientizar para ra directa, desestructurando a los estudiantes y docentes y la responsabilidad en relación al ambiente, la conser-
construir hábitos saludables. del espacio áulico. vación de la flora y la fauna autóctona y la promoción
de hábitos saludables, teniendo un nuevo escenario como
El programa de actividades que impulsa el Departamen- una herramienta pedagógica.
El sendero de la salud to Educativo se construye sobre la base de los diseños
curriculares de los niveles educativos formales, teniendo El Parque es un espacio propicio para la creación de nue-
El sendero de la salud surge durante un recorrido por en cuenta la utilización de estrategias que consoliden la vos espacios educativos, no solo porque los niños, jóvenes
el Parque Zoológico La Máxima con un grupo de alum- apropiación de los conocimientos dados, pero favorecien- y familias interactúan con la naturaleza y sus seres vivos,
nos de la carrera de licenciatura en enfermería durante la do también un aprendizaje más autónomo e innovador sino porque invita al juego y la camaradería brindando un
realización de un registro etnográfico para la asignatura para los estudiantes. espacio de libertad.
Antropología social Uno de los objetivos de dicho parque es el de consti- De esta manera, comenzaron las charlas e ideas de cómo
La propuesta consiste en recorrer un sendero, durante su tuirse como “aula verde”, transformado los planteos esta- hacerlo, de que materiales serian los más apropiados para
trayecto, presente una serie de imágenes (posteriormente blecidos curricularmente en una experiencia integral de la realización de la cartelería, cuál sería su recorrido y
fueron tallas de árboles muertos), que aporten informa- conexión con el medio ambiente y el entorno natural. como, cada una de las postas aportaría la información,
ción y permitan, a través de visitas guiadas, interactuar El diseño curricular indica, por ejemplo, que se enseña para la cual se había diseñado.
con hábitos sanos. ciencias para ayudar a comprender el mundo que nos El encuentro con dos árboles añejos, sin vida, sugirió la
Dicha propuesta permite el acompañamiento a tra- rodea, y para dotar a los estudiantes de estrategias de realización de un portal para el comienzo del sendero y
vés de visitas guiadas, en donde, utilizando estrategias pensamiento y acción que les permita operar sobre la a partir de la idea del tallado de los árboles, se comenzó
ludicas, como juegos y diferentes actividades didácticas, realidad para conocerla y transformarla. Esto requiere, de con su realización.
enfrenten a los niños y jóvenes a hábito a trabajar. habilidades y capacidades que sólo pueden desarrollarse
Más allá de los objetivos generales que impulsan la en contacto con el medio y a través de la participación Dichas tallas fueron realizadas por un artesano local de la
existencia de este parque, de dependencia municipal, activa y comprometida en todos los actores sociales que ciudad, quien los fines de semana, invitaba al tallado de
las tareas que se realizan se articulan en torno a su se comprometan en la propuesta de integración desde la las diferentes piezas, a niños y adultos, que recorrieran el
Departamento Educativo, el cual se posiciona como un planificación hasta la evaluación. parque. De esta manera, se logro, involucrar a un número
complemento de la educación formal, de modo que se mayor de actores sociales, quienes día a día iban partici-
favorezca no sólo una mejor comprensión conceptual pando de la propuesta del sendero.

18 - Revista desafios
participativo para el cuidado de la salud y la adquisición de Aprender jugando:
valores relacionados con la vida sana. La integración con la Universidad
Es importante destacar que, el espacio utilizado para la realiza-
ción de este sendero, reúne una serie de ventajas, tales como
son sus espacios verdes, el contacto directo con la naturaleza y El sendero de la salud se propone como una propuesta
los animales sueltos, característica que el parque posee. pedagógica de interacción social entre la comunidad y
la universidad, es ahí, en donde los niños, toman con-
Se realizaron dos tallas en madera para el Portal de inicio tacto con diferentes hábitos de vida, para construir con-
en donde se plasmó la idea eje del proyecto educativo que ductas generadoras de salud.
es la formación en valores, las mismas resaltan la impor-
tancia de los grupos, la diversidad cultural, la formación o Pensando a la articulación como un proceso dinámico y
conocimiento y el camino hacia las metas, hacia nuestro continúo, que exige por parte de las partes involucradas,
cielo, como el límite para los objetivos que nos proponemos. el compromiso de crear un espacio de trabajo conjunto
e interactivo, es que se propone la participación con los
El recorrido consta de dos tallas en el Portal de inicio, y siete estudiantes de enfermería, para llevar a cabo la expe-
postas en donde se pueden apreciar tallas que hacen refe- riencia de integración: universidad – sistema educativo, a
rencia a la prevención de tabaquismo, Lactancia Materna, través de la animación de dicho sendero.
Alimentación Sana, Higiene Bucal, Sexualidad Responsable,
Donación de Órganos y Prevención de las adicciones. A través del diseño de diversas actividades relacionadas con
Portal del Sendero de la Salud juegos y cuentos, construidas por los alumnos del Tercer
año Carrera de Lic. en Enfermería del Módulo de Integra-
Es así, que el Sendero de la Salud se constituyó, en un ción II, quienes fueron los responsables de animar el sende-
espacio educativo recreativo, que puede ser recorrido por ro para, más tarde, interactuar con los alumnos de diferentes
los niños acompañados por sus padres y o docentes con establecimientos educativos del nivel inicial y primaria.
el objetivo de promocionar hábitos saludables, como ali-
mentación, higiene bucal, prevención de tabaquismo, al- Es importante destacar que este modulo integra conteni-
coholismo y drogas, promoción de la actividad física y la dos del primer y segundo año de la carrea de Lic. en en-
lactancia, como así también la importancia de la donación fermería teniendo un abordaje comunitario que permitió
de órganos. poder realizar dicha experiencia.

Este sendero, se inauguró el 7 de abril del año 2010, en con- La propuesta tuvo entre sus objetivos:
memoración al Día Mundial de la Salud, teniendo en cuenta • Interactuar con la comunidad y brindar conocimientos
el lema de la OMS que sugería abrir las ciudades para pro- a los niños que influyan en sus hábitos de vida, generando
mocionar la salud. Este espacio se constituyó en un ámbito conductas saludables.

19 - Revista desafios
• Fomentar la integración de diferentes actores sociales Esta experiencia no tendría real trascendencia en la acción Resultados y conclusiones
fortaleciendo valores de solidaridad, respeto, igualdad, concreta, si no se tiene en cuenta, el lugar del destinata-
compromiso y tolerancia. rio: los estudiantes en particular y (a través de ellos y con La experiencia de integración entre diferentes actores socia-
• Crear nuevos espacios académicos para realizar activi- ellos) la comunidad en general. les e instituciones nos enfrenta a una serie de desafíos que
dades relacionadas con la promoción de la salud. Ante cada propuesta de actividad incluida en las activi- deberemos transitar para alcanzar nuevos objetivos que im-
• Diseñar material didáctico-educativo que se encuen- dades, se consideran las ideas o conceptos que los niños pone la sociedad actual.
tre disponible para cualquier niño y su familia que tran- traen consigo respecto al que sea el tema planteado.
site el sendero. Las universidades deben abrir las puertas al mundo actual e
La construcción de los materiales didácticos se pensó desde interactuar de manera continua y dinámica.
Los alumnos abordaron cada una de las postas elegidas un paradigma constructivista, en donde se problematiza- No pueden quedar ajenas de los cambios sociales, políticos,
(donación de órganos, sexualidad/higiene, alimentación ran situaciones concretas y se tuvieran en cuenta, posibles económicos e históricos del hoy, el saber académico debe
saludable, drogas legales, drogas ilegales) desarrollando líneas de acción al respecto tratando en conjunto de llegar traspasar las puertas de los claustros para involucrarse con la
actividades de promoción de la salud a través de diferen- a conclusiones generadoras de cambio. Se busco, la mo- sociedad, que lo exige, no solo para dar respuestas a múltiples
tes actividades lúdicas (cuentos y juegos) adaptados a la dificación de la acción o la actitud de quienes participan, problemáticas sino porque su rol social, debe “hacerse
edad de los niños. apuntando a que los participantes sean multiplicadores de tangible” desde la práctica.
lo aprendido.
Una vez que se expusieron los trabajos realizados por los Diferentes propuestas de integración educativa vienen desa-
alumnos, en el ámbito de la universidad, se realizaron si- Todos los espacios que se habilitan mediante las activida- rrollándose, en silencio, en diferentes espacios académicos,
mulaciones en el parque, con el propósito de incentivar y des se piensan como de intercambio, y en este sentido toda el desafío no solo está en mostrarlas, sino en continuar con
fortalecer la confianza de los alumnos, quienes posterior- propuesta es considerada. los trabajos que se inician, como experiencia innovadora de
mente, realizarían la experiencia con los niños de diferen- Se trata, asimismo, de “descontracturar” la lógica educativa integración, a lo largo del tiempo.
tes establecimientos educativos. formal, como así también de habilitar voces.
Los alumnos de la Carrera de Licenciatura en enfermería lo-
graron enfrentar el desafío propuesto. La tarea no fue fácil,
Se trabajo con cada una de las postas a través de distintas los obstáculos fueron abordados, de manera conjunta, con
actividades recreativas, teniendo en cuenta, su posterior las instituciones con las que se trabajo, el trabajo en equipo
seguimiento en las instituciones, a través de visitas a los permitió que la experiencia resultara gratificante y enrique-
centros educativos. cedora y no se diluyera en el tiempo.

La posibilidad de integrar a la universidad, el Gobierno Mu- Las alumnos del modulo del Taller de Integración II expre-
nicipal y los diferentes niveles del sistema educativo, per- saron satisfacción y novedad en la realización de la tarea ya
mitieron que las acciones se continuaran hasta hoy en el que se creó un nuevo espacio educativo para el abordaje de
tiempo, siendo aplicadas por los diferentes actores sociales problemáticas sociales y la posibilidad de realizar un trabajo
que participaron o no en la propuesta. comunitario mas allá de los establecimientos de salud.
Actividad con el Nivel Inicial en la Posta de Prevención de las Adicciones
20 - Revista desafios
La producción de material educativo – lúdico se donó al Referencias Bibliografía
parque, de manera que se pudiera utilizar, cuando se re-
corriera el sendero, a cargo del equipo educativo de la ins- (1). Medina Moya, José Luis y otros “La complejidad del • Alligood, M. R., Chong-Choi, E. Evolución del desarrollo de
titución. cuidado y el cuidado de la complejidad: un tránsito peda- las teorías de enfermería. In A. Marriner-Tomey. Modelos y
teorías en enfermería. (3 ed). Madrid. Mosby/Doyma.1994
gógico de los reduccionismos fragmentantes a las lógicas
• Davidson PM, Meleis A, Daly J, Douglas M. Globalisation
no lineales de la complejidad.” Texto y Contexto de en- as we enter the 21st century: Reflections and directions for
fermería, abril-junio año/vol 15, numero 002, Universidad nursing education, science, research and clinical practice.
Nacional de Santa Catarina, Florianopolis, SC – Brasil, Contemporary Nurse 2003; 15(3):162.
2006 pp 312-319. • Martínez Benítez Matilde et al. Sociología de una profesión
(2). CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE LA PROMO- el caso de Enfermería. Segunda edición, edit. CEE, México,
1993: 326.
CIÓN DE LA SALUD.. Carta de Ottawa para la Promoción
• Reibnitz, Kenya Schmidtdo, Do Prado Marta Lenise: Salud
de la Salud. OMS, Salud y Bienestar Social de Canadá, y globalización: retos futuros para el cuidado de enfermería,
Asociación Canadiense de Salud Pública. 1986 Conferencia realizada en la Semana Cultural de la Facultad de
(3). Terris, Milton. (1991) ¿Qué es la Promoción de la Sa- Enfermería/UANL, Monterrey, México 2003.
lud? Traducción libre del Dr. Guillermo Llanos, del edi- • Organización Mundial de la Salud. El contexto del Ejercicio de
la Enfermería. En el Ejercicio de la Enfermería. Ginebra: OMS,
torial "What is Health Promotion?" J.Pub. Health Pol.,
1996, P.13
1986:147-151. Organización Panamericana de la Salud,
Organización Mundial de la Salud. Washington, D.C.
(4). Abric Jean Claude. Prácticas sociales y representa-
ciones. Ediciones Coyoacán, Editorial Filosofía y Cultura
Contemporánea, México.2001

21 - Revista desafios
La licenciatura en enfermería en Resumen
la Universidad Nacional de Mar Este trabajo da cuenta del currículo como espacio de
construcción de significados, donde se pugna hegemonía

del Plata: sus desafíos curriculares a través de capitales de tipo cultural, social, económico y
simbólico. Espacio, donde además, el poder hegemónico y
la contrahegemonía, disputan la formación del estudian-
Autores: te que se expresa en el perfil e incumbencias del futuro
Celaya, Laura Adriana Marti Velazquez, Gabriela Fernanda profesional. A pesar de estar establecidos ambos –perfil e
Lic. en Enfermería y Especialista en Docen- Lic. en Enfermería. Jefe de trabajos prácti- incumbencias- en un determinado plan de estudios, so-
cia Universitaria. Profesora titular de Inves- cos de Metodología del aprendizaje y del
mos conscientes de, por una parte, la magistratura pode-
tigación en Enfermería. Facultad de Cien- trabajo grupal y Educación para la salud.
cias de la Salud y Trabajo Social. Directora Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo rosa que poseen y ejercen los docentes, además del nivel
del Grupo de Investigación “Universidad, Social. . Integrante del grupo de investiga- superador –en el que se trasciende el plan de estudios- de
representaciones sociales y disciplinas”. ción “Universidad, representaciones socia- la intervención pedagógica en las instancias áulicas y ex-
Universidad Nacional de Mar del Plata. les y disciplinas”. tra-áulicas. Lugares desde donde docentes, graduados y
Universidad Nacional de Mar del Plata. estudiantes con pensamiento crítico, establecen estrate-
Leyva Ramos, Miguel
Lic. en Historia. Universidad de La Haba- Oyarburo, Liliana
gias y prácticas contrahegemónicas.
na. Especialista en Docencia Universitaria. Lic. en Enfermería. Ayudante graduado de Basados en una investigación de diseño cualitativo, de
Magíster en Letras Hispánicas. Doctorando Enfermería Básica. Facultad de Ciencias de tradición hermenéutica, hemos abordado el tema a partir
en Educación (UNICEN). Profesor adjunto la Salud y Trabajo Social. Integrante del de confrontar los marcos teóricos y la empírea. Esta últi-
de Sociología. Facultad de Humanidades y grupo de investigación “Universidad, repre- ma obtenida a través de entrevistas focalizadas y estudio
Ciencias de la Salud y Trabajo Social. Inte- sentaciones sociales y disciplinas”.
grante del grupo de investigación “Universi-
de contenido documental. En el análisis de la misma ob-
Universidad Nacional de Mar del Plata.
dad, representaciones sociales y disciplinas”. servamos el distanciamiento entre el Plan de Estudios y el
Universidad Nacional de Mar del Plata. Turchi, Rocio Currículo, plasmado entre lo supuesto y lo oculto como
Estudiante avanzada de la Carrera de Licen- expresión emergente para procurar desarrollar los fun-
Vuotto, María Marcela ciatura en Enfermería. F.C.S y S.S. Integrante damentos de la disciplina en un contexto institucional de
Lic. en Tecnología educativa. Profesora ad- del grupo de investigación “Universidad, re- pujas de poderes, vertical, semipermeable y de comporta-
junta de Metodología del aprendizaje y del presentaciones sociales y disciplinas”.
trabajo grupal y Educación para la salud. Universidad Nacional de Mar del Plata.
miento paranoigénico.
Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo
Social. Integrante del grupo de investiga- Palabras claves:
Contacto: Institución universitaria – Currículo – Pensamiento crítico
ción “Universidad, representaciones socia-
lcelaya@mdep.edu.ar
les y disciplinas”. Enfermería.
Universidad Nacional de Mar del Plata.

22 - Revista desafios
Introducción
Es intención de este trabajo, poner en cuestión el currí- La naturaleza del presente trabajo nos constriñó además
culo de formación de la Licenciatura en Enfermería per- a realizar un relevamiento del estado del arte acerca del
teneciente a la Universidad Nacional de Mar del Plata, contexto referencial del mismo, a partir del cual se con-
enmarcado en un proceso reflexivo y dialógico entre la sensuaron los principales conceptos teóricos. Respecto de
trilogía compuesta por la Universidad (como institución), la universidad y los sujetos sociales que le constituyen,
el Estado (como aparato ideológico) y los sujetos prota- utilizamos los conceptos siguientes: campo/habitus-ca-
gonistas (a partir de la mirada de habitus y campo de Pie- pital (Bourdieu), capacidad imaginante- instituido/insti-
rre Bourdieu, entre otros). A tal efecto, se procuró cono- tuyente (Castoriadis), instituciones paronoigénicas (Jac- La institución universitaria:
cer cómo el currículo de formación de la referida carrera ques), guion mítico (Fernández), hegemonía-intelectuales un diálogo crítico
contribuye a la construcción de un pensamiento crítico orgánicos (Gramsci), reproducción social y aparatos ideo-
de la profesión enfermera. lógicos del Estado (Althusser). “La subjetividad cambia en el proceso de cambio de la
objetividad. Yo me transformo al transformar. Yo soy he-
cho por la historia al hacerla.”
Para procurar conocer el fenómeno nos planteamos com- Para el abordaje del campo disciplinar: fuentes de co-
Paulo Freire
prender la universidad en su doble función “instituido/ nocimiento (Carper), tipos de conocimientos (Meleis),
instituyente”, facilitadora de “capacidad imaginante” y paradigmas de la Enfermería (Kerouac-Fawcett-Neu-
de “pensamiento crítico”; el alcance de esta propuesta es man-Newman). Mientras que para el campo curricular Como hemos planteado en la introducción, iniciaremos
analizar el contenido curricular de la carrera en cuestión, nos remitimos a: currículo y disciplina curricular (Bolívar), este trabajo, abordando críticamente a la institución uni-
así como dialogar críticamente desde las narrativas de el currículo como proceso educativo/experiencias escola- versitaria, por ser el territorio de significación donde se
sus docentes y sus estudiantes, quedando pendiente para res (Dewey), currículo-institución (Bobbit), construcción desarrolla nuestro objeto de estudio. Para este particu-
otra instancia la de sus graduados. curricular (Charter), principios curriculares (Taylor), currí- lar, se debatieron distintos aspectos referidos al ámbito
culo construido (Eglestone-Apple), racionalización curri- universitario, sus estructuras institucionales, sus regula-
Sostenido en la hermenéutica como tradición de la in- cular tecnológica-medios-fines (Taylor-Taba), currículo ciones y, primordialmente, sus prácticas institucionales.
vestigación cualitativa, se estableció una interrelación como práctica social (De Alba) e historiografía curricular Discusiones que nos proporcionaron los elementos teó-
crítica entre el “deber ser”, el “ser”, y el “ser deseado”. (Díaz Barriga-Camillioni-De Alba, entre otros). ricos-metodológicos necesarios para indagar las insti-
Para ello se recurrió, como elementos de análisis y confron- tuciones de educación superior y explorarlas desde una
tación: al plan de estudios, a las normativas pertinentes, Para iniciar la interpretación y construcción de los da- perspectiva psicosociológica.
a las entrevistas con los sujetos protagonistas (docentes y tos, debemos aclarar que vamos a dialogar con la empírea
estudiantes), dejando para una posterior fase a las repre- extraída de entrevistas focalizadas a docentes (los que El referido abordaje coadyuvaría a definir conceptual-
sentaciones sociales sobre enfermería y los aportes de re- designaremos con una D y a estudiantes (los que desig- mente a la institución, entendida la misma como un ele-
presentantes relevantes de la disciplina, así como al ejerci- naremos con una E, entrecomillando o parafraseando a mento de regulación social, a través del cual se socializan
cio contrahermenéutico de confrontación de las narrativas medida que se incorporen en el trayecto argumentativo. tanto lo permitido como lo prohibido, prolongando un
individuales con las emanadas de los grupos focales. estado de situación determinado e integrado por:

23 - Revista desafios
• Conjuntos culturales 1 la organización negativa se caracteriza por rechazar la ticas se ha desviado de los propósitos fundamentales que
• Sistema simbólico 2 creatividad, aumentar la entropía, para evitar tensiones la constituyeron. Al respecto D5 comenta:
• Sistema imaginario 3 reprime, inhibe el pensamiento creativo y se caracteriza
por el renunciamiento y la acriticidad de quienes la cons- “La profesionalización es uno de los objetivos de la insti-
Ahora bien, este proyecto de existencia institucional y su tituyen. La afirmación anterior es reconocida, de forma tución, sino, ha perdido uno de sus sentidos si no lo logra.
naturaleza constitutiva reproduce dos tipos de organi- consciente o no, por los docentes cuando refieren: …creo que se están diluyendo ciertos aspectos de la forma-
zación muy diferenciadas: la organización positiva y la ción profesional de hecho hay propuestas y proyectos que
organización negativa. Entendiendo a la primera como “El currículo se produce en el contexto de una organiza- bajan el nivel de exigencia curricular, que bajan la cantidad
aquellas que favorecen la cohesión, la homogeneización, ción y es atravesado por las instituciones. En este caso de tiempo dedicado a las prácticas pre-profesionales. A ba-
la tendencia a la fusión, la comunidad de ideas en conso- sería la Facultad, por lo tanto la dinámica que ahí se jar los niveles de exigencias, a cuestionar mucho las pautas
nancia con el “mito fundador” donde cada sujeto que le genere va a influir en él.” D6 de evaluación, desde posiciones que a veces ni saben de
conforma ocupa un lugar en sí misma y, por ende, están qué se trata, que objeten, últimamente, y esto es muy… Y
incluidos y seguros en ella. Mientras que, por su parte “Es un espacio cultural y político, por lo cual, el bienestar que los apruebe igual, que le dé más cosas y posibilidades
o malestar que surge de la organización (que vive) influ- que al resto de evaluaciones escritas, este…que no se les
1. Aquellos conjuntos que aportan y ofrecen valores, normas de ye en los actores sociales. exija el mismo porcentaje de requisitos y exigencias como
pensamiento y acción que modelan la conducta y se cristalizan Influyen en el currículo el clima organizacional y la ideo- al resto de los estudiantes. A mí me parece que es generar
en una cultura constituyendo roles, entendidos éstos como las logía de sus actores pudiendo acordar en determinado privilegios”.
pautas de conductas que la sociedad impone y espera de una estilo curricular o no. Si el sujeto se siente perteneciente
individuo (actor social) en una situación determinada (Parsons). El
a la institución, el clima organizacional es bueno y el Cada una de estas organizaciones, desde perspectivas y
rol tiene la función de separar lo que somos (identidad) de lo que
representamos (rol). Según Peter Berger, todo rol tiene una disci-
sujeto, entonces, estará satisfecho.” D2 conductas diferentes, genera crisis (dialéctica) y por de-
plina interior, determinada forma y modela tanto la acción como el rivación cambios, que amenazan tanto a la institución
actor. En igual sentido, Parsons indica cómo el ingrediente central “Yo me quiero jubilar, no quiero saber nada mas de esta como a los sujetos que le integran, teniendo en cuenta
del concepto de rol es la expectativa de que el actor actuará de institución.”D7 que se parte de un mito-creencia-ideal que permite no
una manera determinada. Entonces, los roles implican relaciones sólo la constitución de dichas organizaciones, sino tam-
normativas y consisten en una constelación de expectativas acer-
En este caso, se vislumbra que existen ambas posibilida- bién su identificación.
ca de cómo las personas se comportan entre sí.
2. Sistema que se constituye a partir de mitos fundantes (L. des, la de no pertenencia estaría asociada con la falta de
Fernández), constructores de mitos unificadores, la creación de “empatía institucional”4 del sujeto frente a la institución “Crisis hay todo el tiempo, algo que bulle, intenta cambiar
héroes y villanos, fundamentados por procedimientos históricos y su relación laboral, ya que, por ejemplo, el mismo no pero no lo logra, se puede instrumentar para algo favorable
que legitiman la acción de los sujetos, dando sentido a sus prác- se adecua a las dinámicas establecidas por la institución o para otros intereses…” D4
ticas (Pierre Bourdieu).
universitaria, la cual frente a determinadas prácticas polí
3. Aquel que sustituye el imaginario de los sujetos (capacidad
imaginante, Castoriadis), evitando que puedan imaginar, lo cual
Los cambios o las crisis deben ser generadores de trans-
evita la desligazón. En definitiva se instituye a partir de una histo- formaciones que eviten la muerte simbólica de las orga-
4. El término de Empatía Institucional, en la misma subyace le
ria fundacional que les vincula generando un proyecto de existen- existencia de una comunidad de sentimiento. De ahí que lo usa- nizaciones, que desvinculen, para lo cual es necesario vi-
cia que les son propios. mos en este contexto ampliado. sualizar el problema a partir de una lógica de producción

24 - Revista desafios
que favorezca la emergencia de atribuciones críticas don- presentes y en conjunto asistimos al debate público del • Instituciones adecuadas
de antes había conductas adaptadas, las cuales coadyu- Departamento, asumimos el compromiso de hacer una • Instituciones inadecuadas (paronoigénicas)
van a la recuperación de la imaginación y el pensamiento nota en apoyo a la propuesta elegida por nuestro claustro
creador y, por ende, favorezcan que el vínculo instituido y pasamos por las cursadas invitando a la sesión del Con- Las instituciones adecuadas, se caracterizan por el hecho
(Castoriadis) permanezca expresado tanto desde el deseo sejo académico del lunes. Sin embargo, ni la gestión do- de que la autoridad y la responsabilidad son compartidas
como desde las formas sociales que le contienen. Esta do- cente, ni la conducción del centro de estudiantes escucha- por el poder, las personas son adecuadas en número y for-
ble conjunción impone tres componentes que terminan ron nuestra posición y votaron en contra de los derechos mación para la tarea a través de la capacitación y poseen
caracterizando a este vínculo: estudiantiles, docentes y graduados, apoyándose, una vez la capacidad para establecer relaciones de confianza que
más, en sus intereses personales.” alejen la sospecha, lo cual se logra a través del vínculo que
• Alianza establecen los sujetos que le integran. Por su parte, las ins-
• Comunidad de realización de la meta Situación que reafirma E3 (voz de estudiantes indepen- tituciones inadecuadas se caracterizan esencialmente por
• Obligación dientes de las agrupaciones políticas) cuando expresa: la disfunción que produce la regresión en los individuos y
los grupos ya que la tarea suele ser agobiante e inadecua-
Lo expuesto con anterioridad se evidencia al analizar las “…triste que censuren tu pensamiento, que la éti- da, la dirigencia y el personal son incompetentes, existe
alianzas que emergen en la propia praxis política de la ca valga menos que un sueldo, que la coherencia es- una escasez de recursos, desacuerdos entre las decisiones
institución, así como las divergencias ideológicas y polí- pere a un lado hasta que la indiferencia le dé lugar. tomadas y el objetivo institucional trazado, desacuerdo en-
ticas entre los diferentes integrantes de los consejos de- Lo bueno y reconfortante es saber que tu lucha se hace la tre el fin declarado y el fin real, prevalece el instituido/ins-
partamentales y el consejo académico, respectivamente, lucha de miles, que en verdad representas más que orga- tituyente, acontecimiento traumático que puede llevar a
ya que una alianza entre los referidos niveles decisorios, nizaciones políticas, y tu discurso no es falto de coheren- un funcionamiento repetitivo, donde se teme que la expli-
conllevaría a cierta estabilidad en la unidad académica. cia por eso creo que se empezó a caer el pequeño castillo citación genere dolor en el grupo y como resultado existe
Sin embargo, si la misma no existiere, produce como mí- armado, somos más, hoy [pueden] arreglarse un concurso, una tendencia a la negatividad procedente de la población
nimo la intromisión en las decisiones de los consejos de- un cargo, lo que no podés arreglar es el tener un discurso acogida y el resquebrajamiento y la ruptura del apoyo y
partamentales por parte de los miembros del grupo que robado y vacío, así que en definitiva ganamos.” la confianza del grupo. Por todos estos motivos aparece
ostenta la mayoría en el Consejo académico, sin que se el sufrimiento institucional (Ulloa) y como mecanismos de
respeten las decisiones tomadas por los consejeros de- En las anteriores exposiciones, se deja en relevancia las defensa hay una tendencia a la agresión y la regresión. To-
partamentales, generándose fricciones que podrían lle- alianzas expresadas o conjugadas en oposición de una dos y cada uno de estos aspectos constituyen obstáculos
gar a una crisis organizacional. Como se evidencia en la decisión institucional contraria a los deseos del claus- para la realización de la tarea.
publicación realizada por la agrupación estudiantil que tro estudiantil, donde la misma situación de “injusticia”
es mayoría del Consejo departamental de Enfermería en provoca una alianza para el logro de una meta en co- Ulloa asevera que existen indicadores de sufrimiento que
el texto denominado “Visión encontrada con Consejeros mún: el compromiso atendiendo a sus ideales. conllevan a formas de desligazón propia del sufrimien-
Académicos”: Los componentes mencionados conforman la tarea pri- to institucional derivada de sus referidos mecanismos de
maria que hace posible y fundamenta la institución y defensa (agresión/regresión). De ahí que sea muy común
“… luego de haber realizado una asamblea la semana ante- como corolario, diferentes tipos de organización, que encontrar en este tipo de instituciones inadecuadas dife-
rior en donde debatimos las propuestas con los estudiantes según Eliot Jacques pueden dividirse en: rentes indicadores tales como:

25 - Revista desafios
• Chivos expiatorios que no son más que la proyección Las anteriores expresiones dan cuenta de signos de sufri- El campo del currículo se ha desarrollado en tal multiplici-
hacia sujetos del interior y el exterior, cuyas conductas miento institucional y comportamientos inadecuados, de dad de conceptos que cuando uno hace referencia a esta
pueden ser percibidas como amenazantes para el resto vínculos deteriorados por la confianza perdida. noción necesariamente debe precisar en qué sentido em-
del grupo. plea el término. En principio, consideramos conveniente
• Desconocimiento defensivo del sufrimiento del otro. Razones espaciotemporales y la propia naturaleza de este distinguir los términos currículum y disciplina curricular.
• Rivalidad que produce celos, envidias, odios, ambición, trabajo lo han delimitado al análisis del vínculo que se Al primero Bolívar lo califica como “un concepto sesgado
que a su vez desautoriza la diferencia y ataca el pensa- establece entre los sujetos a investigar (docentes, estu- valorativamente, lo que significa que no existe al respecto
miento personal que se sale del común (creatividad). diantes) y la institución, más allá del lugar donde estos un consenso social, ya que existen opciones diferentes de
se paren o el rol que elijan desempeñar dentro del ámbito lo que deba ser”5. De manera tal, que se hace necesario
A lo antes expuesto por los autores se vislumbra a tra- universitario. Sirvan entonces los testimonios anteriores adjuntarle un adjetivo que ayude a su conceptualización;
vés de diferentes entrevistas, situaciones y característi- para entender someramente, los modos en que interac- tal “polisemia”, de alguna manera, permite percibir un
cas, narradas por los docentes sobre la institución, donde túan sujeto / institución, pensando a esta última como sentido de lo curricular que excede cualquier intento de
quedan plasmadas distintas manifestaciones de rasgos sinónimo de organización fundada en valores protegidos definición. Sin embargo, no diferenciar entre concepto y
paranoigénicos como: socialmente que devienen en orden, normas habitualiza- disciplina puede poner en entredicho el desarrollo de ésta
das y objetivadas en la propia práctica social, como un como expresión de una teoría educativa elaborada desde
“En las instituciones hay niveles de hegemonía de otras dis- campo de lucha donde se pugna y se establece hegemo- las necesidades de una sociedad industrial-democrática.
ciplinas, tanto en la unidad académica y las laborales. Otras nía, de ahí su riqueza dialéctica y su complejidad.
profesiones y disciplinas tienen formado un estereotipo de La disciplina del currículo surgió a principios del siglo XX
nosotros (la enfermería) como abocado a lo más técnico…” como resultado de nuevos aspectos en la dinámica social.
E1 El currículo, un territorio en pugna En el ámbito educativo se establecieron las legislaciones
o un espacio evanescente para nacionales que regulaban la educación y conformaban
“Atravesamos ya por casi quince años de trabajo y de pe- los sujetos sociales al sistema educativo respondiendo a los requerimientos
leas, de enfrentamientos, de problemas institucionales, con de la sociedad industrial y pragmática. En ese contexto,
mucha tensión interna…lamentablemente se transformó en “… como hombre, pertenezco a la única especie vivien- el establecimiento del sistema educativo requería de una
el poder de algunos, no para el bien común, sino para el te capaz de figurarse las representaciones del otro. Eso disciplina que analizara los problemas de la enseñanza
bienestar de algunos pocos.” D5 me obliga a partir en busca del mundo mental del otro, desde una óptica institucional 6.
de sus teorías, de sus representaciones y sus emocio-
“La gente ya no quiere participar, esta desgastada, nes. De forma que estoy obligado a no vivir en un solo 5. Bolívar, A. (1999). El currículum como ámbito de estudio. En
se ha perdido el poder de convocatoria, la mayor motiva- mundo –de otro modo, me convertiría en un dictador-, J. M. Escudero (ED.), Diseño, desarrollo e innovación del currícu-
ción que le quedaba que era la de pertenencia a un status y si por desgracia me fuera concedido el poder político, lum (pp. 23-44). Madrid: Síntesis, p. 27.
6. La selección y organización de contenidos, paulatinamente,
universitario, con los últimos acontecimientos -hace refe- podría imponer mi visión del mundo y destruiría la
dejó de ser un problema individual del docente, de una institu-
rencia a las decisiones del Consejo Académico desoyendo la sociedad en nombre de una visión coherente, la mía…” ción educativa particular o de una congregación religiosa para
voz del Consejo Departamental-, también se ha deteriora- Boris Cyrulnik atender y responder a los problemas que afrontaba la enseñanza
do.” D2 en el contexto del sistema escolar.

26 - Revista desafios
Desde sus inicios, el ámbito curricular surgió con dos pedagógicos que influyeron en las reformas educativas junto de textos refleja el establecimiento de otra perspec-
tendencias definidas y contrapuestas. Una vinculada a de esos años en América Latina, e impactando de diversas tiva en el campo curricular. A partir de ese momento, los
los procesos educativos, las experiencias escolares y el maneras el debate pedagógico europeo. investigadores continuarían profundizando y realizando
desarrollo de cada estudiante, esbozada por el filósofo elaboraciones en cada una de estas perspectivas median-
y educador John Dewey, que en su obra The child and La internacionalización de la disciplina del currículo se te diversas formas: currículo “formal” versus “vivido”, cu-
the curriculum (1902) propone una perspectiva centra- realizó inicialmente desde la perspectiva planes y pro- rrículo “establecido” frente a “oculto”, currículo “formal”
da en el alumno y realiza importantes avances sobre el gramas, dejando de ser objeto de debate al interior de versus currículo como proceso, llegándose incluso a ha-
papel de la experiencia en el aprendizaje. Otra, formula- la comunidad académica de Estados Unidos, para recibir blarse de “currículo nulo”.
da por Franklin Bobbit 7, más cercana a las instituciones, aportaciones y desarrollos de todo el mundo. De esa ma- Habiendo realizado un breve recorrido que nos ha permi-
es decir, a la necesidad de establecer una secuencia de nera, prosperó un ámbito de debate que contemplaba las tido referenciar el contexto de construcción del término
contenidos que fundamenten la elección de los temas necesidades institucionales del sistema educativo como currículo y, antes de cerrar este tema, quisiéramos citar a
de enseñanza; esta última tomaría fuerza con el trabajo un problema del conjunto de la sociedad y no como una una autora contemporánea Alicia De Alba quien entiende
Curriculum construction (1924), de Charter. Partiendo de problemática a dilucidar por la escuela o un profesor es- por currículo a “la síntesis de elementos culturales (co-
esta antinomia, en los Estados Unidos, a fines de los años pecífico. Asignándole al profesor el nuevo rol de conocer nocimientos, valores, costumbres, creencias, hábitos) que
veinte y principios de los treinta de la pasada centuria, y dominar los contenidos establecidos, así como, en al- conforman una propuesta de orden político-educativa
académicos representantes de ambas posturas se reunie- gunos casos, de revisar y seleccionar las actividades de pensada e impulsada por diversos grupos y sectores so-
ron para intentar elaborar un punto de acercamiento que enseñanza que los especialistas recomiendan. ciales cuyos intereses son variados y contradictorios, en
fue expresado en la conocida Declaración del Comité de la donde algunos de éstos son dominantes y otros tienden
National Society for the Study of Education 8. A fines de los años sesenta, con la formulación del con- a oponerse y resistirse a tal dominación o hegemonía”.
cepto currículo oculto, Jackson9 restablecía la perspectiva Esta propuesta es político-educativa en la medida en que
Al concluir la segunda guerra mundial, Tyler redacta Prin- que hemos denominado de la experiencia, articulando se encuentra estrechamente articulada a los proyectos
cipios básicos del currículo, texto que pretende saldar las una serie de aprendizajes no explícitos en un estudio, pero político-sociales amplios y sostenidos por los diversos
discusiones existentes en el campo y, a la vez, generaliza altamente eficaces, corolarios de la interacción escolar y grupos que impulsan y determinan un currículo. Cabe
una visión de lo curricular equiparándolo con los planes áulica y, en este sentido, emanados de la experiencia. aclarar que el carácter político del currículo no se centra
y programas de estudio. Esta perspectiva tyleriana pre- en una cuestión partidista. El debate actual refiere a pro-
valeció por casi dos décadas, se generalizó en la década Durante los setenta, se instituyeron planteamientos de blemáticas tales como, el currículo como práctica social
de los setenta conformando una generación de modelos corte sociológico, como el de Eggleston en Inglaterra y y su función en tanto transmisor y reproductor cultural,
Michael Apple en los Estados Unidos10 que buscan anali- social, política e ideológica o bien desde una perspectiva
7. Nos referimos a The curriculum publicada en 1918 y a How to
zar críticamente lo que sucede en la educación. Este con- no sólo de reproducción sino de resistencia y lucha social
make the currículo, editada años más tarde en 1924. así como la producción cultural; diferenciación entre el
8. El comité estuvo integrado por Bagley, Bonser, Kilpatrick, Rugg, 9. Véase Jackson, P. W. (1976). La vida en las aulas. Madrid: Mo- currículo formal, el vivido y el oculto; la importancia de
Bobbit, Charters, Counts, Judd, Coutis, Horn, Kelly y Works. Algu- rata.
llevar la investigación hacia una óptica de análisis centra-
nos de los cuales completaron la declaración con un documen- 10. Nos referimos a los trabajos de Eggleston y Appel recogidos
to propio. Cf. Kilpatrick, W., Rugg, R., Washburne, C. y Bonner, F. en sus libros Sociología del currículo escolar (1977) e Ideología y do en la vida cotidiana, entre otras.
(1944). El nuevo programa escolar. Buenos Aires: Losada. currículo (1979), respectivamente.

27 - Revista desafios
Dicha propuesta se encuentra conformada por aspectos Por lo antes expuesto y, si bien somos conscientes de cual transita, distinta y diferentes épocas. En este pro-
estructurales-formales y procesales-prácticos, así como que existen varios siglos y numerosos teóricos sobre el ceso, tanto las personas como el colectivo profesional,
también por dimensiones generales y particulares que término paradigma desde Platón a la fecha, cuestiones conforman, construyen y significan la propia naturaleza
interactúan en el devenir de los currículos en las institu- espacio-temporales nos constriñen a partir del concepto de la profesión, recogiendo la herencia de la historia y
ciones educativas y sociales, entendiendo por "Dimensión kuhniano del mismo. Entendido como: “…realizaciones manifestando su adhesión paradigmática.
-en términos generales- la demarcación de los aspectos científicas universalmente reconocidas que durante cier-
esenciales y de los límites de un proceso, hecho o fenó- to tiempo proporcionan modelos de problemas y solucio- Sin embrago, no es sino a partir del desarrollo teórico im-
meno", (De Alba-Viesca: 1988; 10). nes a una comunidad científica”11. pulsado en la década del 50 del pasado siglo, que se pue-
de entender al paradigma desde el concepto que Kuhn
Si bien ha servido como clivaje el concepto de Currículo El anterior concepto nos habilita a abordar críticamente establece. Según Kerouac (1996), nos encontramos con
de De Alba, entendemos al mismo como: los paradigmas de Enfermería. En este sentido, al estudiar tres divisiones paradigmáticas a partir del desarrollo de
y discernir sobre los mismos, nos encontramos con la po- la Ciencia enfermera, Paradigmas de: la categorización –
Un territorio de significaciones donde se establece y plas- sibilidad de abordarlos desde la reconstrucción histórica con sus dos divisiones centradas en la enfermedad-, la
ma lo generado en un proceso dinámico, continuo y recur- en la que se asume la influencia de las distintas corrientes integración y la transformación. Para otros autores como
sivo, que implica a una entramada red de interrelaciones paradigmáticas de las ciencias y hegemonías del contexto12, Newman y Fawcett, coinciden en que se pueden agrupar
(intersubjetividades) que lo van configurando mediante basadas en el poder ejercido en los espacios político y en los siguientes tres paradigmas: visión particular-deter-
resultados parciales y casi finales, construcciones-decons- social, desde la acepción general del término o, de evaluar minística, visión integrativa-interactiva o de reciprocidad
trucciones, producto y proceso de esas interacciones gru- las producciones teóricas y a partir de allí identificar las y visión unitaria-transformativa o de simultaneidad 13.
pales-contextuales en desarrollo; tan irregulares, móviles y posibles categorías e influencias, aquí si desde la visión
en transformación como procesos cognitivos haya involu- Kuhniana. Al confrontar los planes de formación no es fácil identifi-
crados, productos estos individuales, puestos en conjunción car el o los paradigmas enfermeros explícitos en el mismo
dialógica que cuando armonizan efectúan un salto cuali- En tal sentido, si nos centramos en el estudio de la his- y la formación de pensamiento crítico, estos quedan más
tativo al mismo instante que fluye su creación. Por lo tanto toria de la Enfermería, se puede hacer una reconstruc- a cargo de los docentes y lo que se deriva de su Plan de
en permanente dinámica, con periodos que fluctúan entre ción inductiva de la identidad enfermera, ya que el “yo” trabajo, como refieren:
mayor o menor estabilidad, en un campo de fuerzas de po- profesional y su colectivo, están implicados no sólo en
der, atravesado por lo institucional. un diálogo entre sí, sino con el mencionado entramado “…el plan de estudios, solo tiene los contenidos mínimos,…
histórico. Diálogo que somete a la identidad, en el senti- solo una secuencia de asignaturas,…no se vislumbra ni
Luego de esta serie de conceptualizaciones y posiciona- do de resultado o proceso constructivo, a una dinámica estrategias ni paradigmas…como que eso queda para las
miento respecto al currículo, quisiéramos abordar el plan que la configura cambiante y más o menos permeable, y asignaturas y con el paradigma de cada docente…” D1
de formación del licenciado en enfermería, como producto que matiza sus características a lo largo del tiempo en el
objetivo del currículo y su contexto de producción e inten-
11. Kuhn, Thomas S. La estructura de las revoluciones científi-
tar observar los obstáculos establecidos para un cambio de
cas. Madrid: FCE, 1976.
paradigma de la enfermería hacia un pensamiento más crí- 12. Nos referimos a los conceptos de Imre Lakatos, Alan Mus- 13. Durán de Villalobos. M. M. Marco epistemológico de la en-
tico e integrador, rompiendo con el paradigma positivista. grave, Stephen Toulmin y Karl Popper, entre otros. fermería. Aquichan, 2002.

28 - Revista desafios
“…el currículum explícito no contribuye al desarrollo del el espacio de construcción curricular. Algunas narrativas a abordar la línea de trabajo más conocida de Althus-
pensamiento crítico, tal vez si, los docentes aportemos des- donde se puede observar el componente hegemónico del ser que tiene que ver con sus estudios de la Ideología
de el currículum oculto…” D3 currículo son: y los Aparatos ideológicos de Estado (AIE). Este ensayo
–del autor mencionado- establece el concepto de ideo-
En tal sentido, aunque consideran que debería ser una “Faltarían contenidos de las ciencias sociales y filosofía en logía y lo relaciona con el concepto gramsciano de he-
responsabilidad institucional y ser parte del proceso de los primeros años…se genera un encorsetamiento, cuello gemonía14. Althusser considera como aparatos de estado
profesionalización, con lo expuesto se reafirma más la de botella en Enfermaría Básica, conocimiento que no está a los elementos reguladores y represores de una sociedad
función del deber ser, que la del ser, o sea debería ser atravesado por estas ciencias…generar liderazgo ideología, creados en dos niveles, el primero contiene a las institu-
pero no es. Si recordamos las entrevistas expuestas en el pensadores sociales.” E1 ciones gubernamentales como el gobierno, el sistema de
abordaje institucional, también ha quedado manifiesta la administración y recaudación con sus respectivas formas
influencia de la organización sobre la construcción curri- “Lo que está faltando en el contenido del currículum, es de- de sancionar, y el segundo plano relativo a las funciones
cular, asimilada como el contexto donde se va a producir sarrollar a la enfermería a partir del propio pensamiento formativas: religión, educación formal, la familia, los gre-
el mismo, por ende el clima organizacional (Facultad) y su enfermero porque se sigue desarrollando por medio del mo- mios, entre otros, dentro de los cuales estaría la educa-
dinámica van a influir en esta construcción (D2), ya que delo biomédico, así es que las teorías de enfermería ocupan ción superior a través de sus planes de estudio.
este es un espacio cultural y político “…porque los actores unas pocas horas en el plan de estudios y en cualquiera de
sociales compartimos este espacio…el bienestar o males- las asignaturas.” D7 La reproducción de la calificación de la fuerza de trabajo
tar, que surge de la organización , influye en los actores se asegura en y bajo las formas de sometimiento ideoló-
sociales” validando lo expuesto por Magendzo (1986), “…lo que pasa es que son compartimentos muy estancos gico, con lo que reconocemos la presencia eficaz de una
quien expone que el currículo “es un proceso de selección que no se llegan a unir unos con otros…” E2 nueva realidad: la ideología. Este sometimiento ideológi-
cultural de los contenidos y objetivos, no es obra del azar, “De primero a tercer año te hace ser biologicista, de modo co es el reflejado como hegemónico en el plan de estudios
ni una actividad inocente, sino que está influenciado por estancado, no así en cuarto y quinto que llegas a tener más mencionado.
las perspectivas y valores de quienes realizan este proce- autonomía en la profesión.” E3
so”. Kemmis (1988), cuando expone su conceptualización
sobre currículo dice que: “es un concepto que se refie- “Yo creo que al plan de estudios de los tres primeros años le
re a una realidad que expresa, por un lado el problema falta una pata, la pata humanística, que hace a la sociedad,
de las relaciones entre la teoría y la práctica, y por otro, que hace al ser del cuidado, que hace al objeto de estudio… 14. Si bien la hegemonía en Gramsci está en última instancia
las relaciones entre la escuela y la sociedad”. Desde este hay asignaturas de componente antagónico con la visión determinada por fuerzas políticas, el concepto althusseriano de
concepto podríamos derivar dos grandes corrientes que holística del cuidado.” E4 ideología se apoya en los trabajos de Sigmund Freud y Jacques
influyen sobre el mismo, la hegemónica que atraviesa Lacan sobre lo imaginario y la fase del espejo, y describe las
tanto al sistema educativo como al sistema de salud, y la Si bien la mayoría expone el componente biologicista del estructuras y los sistemas que nos permiten tener un concep-
to significativo del yo (moi en Lacan). Estas estructuras, según
línea contra hegemónica de la disciplina. Entrecruzadas currículo, reflejado en el pensamiento hegemónico, que
Althusser, son agentes represivos inevitables (y necesarios). Es
ambas en los diferentes sujetos sociales de la comuni- mencionamos atraviesa varias organizaciones, la crítica bajo la influencia de Lacan que define la ideología como la repre-
dad universitaria y sus distintos niveles de influencia en al respecto, podría constituir la corriente contra hege- sentación de una relación imaginaria con las condiciones reales
las representaciones sociales. Todos estos confluyen en mónica. Para poder comprender estos conceptos vamos de existencia.

29 - Revista desafios
La escuela (y la pareja escuela-familia, entre otras insti- concepción del mundo. La clase social subalterna, si logra
tuciones) constituye el Aparato Ideológico del Estado15, aportar soluciones concretas a los problemas irresolutos,
aparato que desempeña un rol determinante en la repro- se convierte en la clase dirigente.
ducción de las relaciones de producción de un modo de
producción determinado. La lucha por la hegemonía exige del contacto entre
aquellos hombres que cumplen la función social de in-
Como hemos expresado con anterioridad, del pensamien- telectuales y aquellos que no, para “construir un bloque
to gramsciano tomaremos el concepto de hegemonía y intelectual y moral que haga políticamente posible un
bloque hegemónico, y por derivación el énfasis que puso progreso intelectual de masa y no sólo de escasos grupos
en el estudio de los aspectos culturales de la sociedad intelectuales.”
(la llamada "superestructura", en la metáfora de Marx)
como elemento desde el cual se podía realizar una acción La real comprensión crítica de sí mismo ocurre “a través
política y como una de las formas de crear y reproducir de una lucha de hegemonías políticas, de direcciones
la hegemonía. contrastantes, primero en el campo de la ética, luego de
la política para llegar a una elaboración superior de la
La supremacía de un grupo social se manifiesta en dos mo- propia concepción real”. La conciencia política, es decir el
dos, como dominio y como dirección intelectual y moral. ser parte de una determinante fuerza hegemónica, “es la
primera fase para una ulterior y progresiva autoconcien-
Para este autor la hegemonía es el ejercicio de las funcio- cia donde teoría y práctica finalmente se unen”.
nes de dirección intelectual y moral unida a aquella del
dominio del poder político. El problema para este autor Pero autoconciencia crítica significa creación de una elite
está en comprender cómo puede una clase dominada, de intelectuales, porque para distinguirse y hacerse inde-
subalterna, volverse clase dirigente y ejercitar el poder pendientes se necesita organización, y no existe tal sin
político, o convertirse en una clase hegemónica. La crisis intelectuales, “un estado de personas especializadas en la 16. Estudiando extensamente el papel de los intelectuales en la
sociedad, afirmó por un lado que todos los hombres son intelec-
de la hegemonía se manifiesta cuando, aun manteniendo elaboración conceptual y filosófica”.
tuales, en tanto que todos tenemos facultades intelectuales y
el propio dominio, las clases sociales políticamente domi- racionales, pero al mismo tiempo consideraba que no todos los
nantes dejan de ser dirigentes de todas las clases sociales, Para Gramsci, todos los hombres son intelectuales, consi- hombres juegan socialmente el papel de intelectuales. También
es decir no logran resolver los problemas de toda la colec- derando que no hay actividad humana la cual se pueda distinguía entre la intelligenza tradicional, que se ve a sí misma
tividad e imponer a toda la sociedad la propia compleja excluir de toda intervención intelectual, pero no todos los (erróneamente) como una clase aparte de la sociedad, y los gru-
hombres tienen en la sociedad la función de intelectuales. pos de pensadores que cada clase social produce ‘orgánicamen-
te’ de sus propias filas. Dichos intelectuales “orgánicos” no se
El grupo social emergente, que lucha por conquistar la
15. Son cierto número de realidades que se presentan bajo la limitan a describir la vida social de acuerdo a reglas científicas,
forma de instituciones distintas y especializadas: AIE religioso, hegemonía política, tiende a conquistar la propia ideo- sino más bien “expresan”, mediante el lenguaje de la cultura, las
AIE escolar, AIE familiar, AIE jurídico, AIE político, AIE sindical, logía intelectual tradicional mientras, al mismo tiempo, experiencias y el sentir que las masas no pueden articular por
AIE de información y AIE cultural. forma sus propios intelectuales orgánicos 16. sí mismas.

30 - Revista desafios
Reflexiones finales en el contexto hospitalario, su ejercicio estaba basado en to, obediencia, se evitan las contradicciones, procesos
el paradigma de la categorización, sino al técnico. Tanto enfermeros conductistas, práctica fracturada, simplista,
El fenómeno institucional media entre la realidad socio- en el proceder de clase como en la sumisión del sujeto, reduccionista con lógica positivista, asumiendo al profe-
cultural y el ámbito organizacional, de manera tal que se logra la cristalización de los comportamientos sociales sional como fuerza de trabajo.
comprender su estructura y su dinámica favorece la elu- impuestos por el poder de la hegemonía. La enfermera,
cidación de los conflictos operantes en los grupos posi- mujer cuidadora de la vida y la salud humana, pierde ese Creemos relevante la función del currículo en relación a
bilitando una intervención adecuada y pertinente en la perfil identitario en el que gana autonomía, calidad, hu- las transformaciones necesarias para afrontar los cambios
práctica profesional en pos de la mejora de la calidad en manismo, calidez, para convertirse en una hacedora de paradigmáticos con la finalidad de formar profesionales
la formación profesional. Desde esta perspectiva, podría procedimientos médicos. que tengan la capacidad de discernir con criticidad y co-
percibirse la manera en que una evaluación de lo insti- herencia sobre sus campos de desarrollo profesional para
tucional puede impactar en algunos actores dentro del En el caso de la enfermería nos encontramos con una trabajar sobre la transformación del modelo hegemónico,
espacio organizacional y el modo en que una evaluación antiquísima práctica-profesión y una insipiente configu- en un modelo plural e integrado.
de perspectiva crítica [desocultaría] la tensión entre lo ración disciplinar. Pese a todos los adelantos teóricos, la
instituido y lo instituyente (Castoriadis)17, favoreciendo a ciencia enfermera y la práctica están distantes, incluso Pese al rol central del currículo en función al cambio de
largo plazo el mejoramiento de la calidad y de la salud a sabiendas del detrimento de la profesión sin desarro- perfil del estudiante y a la constitución de espacios de
institucional. llo disciplinar; la identidad profesional y la disciplinar no territorialidad y poder, no podemos dejar de observar que
siempre caminan juntas. Dada esta distancia es posible las dos perspectivas del campo curricular continúan en
Respecto al espacio organizacional dependiente de los que no coincidan totalmente ni con los elementos ni con tensión, lo oculto y lo explícito. Decididamente, los es-
sistemas de salud donde se desempeñan los enferme- los rasgos identitarios. A mayor discrepancias y contra- pecialistas son conscientes de que los contenidos que se
ros, se observa una tendencia a reproducir, inconscien- dicciones haya entre ambas, mayor serán las tensiones y instituyen en un plan de estudios no necesariamente se
temente, el orden establecido, es la mera reproducción la crisis de identidad. Estas crisis se ven reflejadas tanto llevarán a cabo al pie de la letra en un escenario edu-
de la ideología imperante en estos sistemas. Lo antedicho en el campo académico como en el laboral. cativo. También hay conciencia de que las instituciones
se corrobora en estudios realizados sobre el paradigma y la educación actual reclaman una orientación integral,
idealizado de graduados universitarios de enfermería, Como mencionan Camacho Franco y Rodríguez Jiménez perspicaz, transformadora y reflexiva que se plasme en un
quienes expresaban su adhesión a proposiciones perte- en su trabajo sobre la formación del profesional de en- plan de estudios. Mientras que, por otro lado, las perspec-
necientes mayoritariamente al paradigma de la Integra- fermería, en el que resaltan “en la actualidad, los mo- tivas del currículo como proceso, como lo vivido o como
ción y que sin embargo, al preguntarles sus actividades delos de enseñanza que predominan en las instituciones lo oculto han abierto la posibilidad de múltiples y distin-
educativas, se encuentran en una discrepancia entre el tos desarrollos conceptuales.
discurso en las aulas, los planes de estudio y la realidad
17. Según Cornelius Castoriadis, lo instituido consiste en todas
las reglas, normas, costumbres, tradiciones, entre otras, que el de la práctica clínica…” la contradicción manifiesta en di- Por último, queremos aclarar que entre los muchos re-
individuo encuentra en la sociedad, mientras que lo instituyente chos planes de estudios se encuentra en el ideal discursivo ferentes conceptuales que hemos consultado, elegimos
se presenta como algo exterior al hombre, necesita su poder que plantea un perfil del egresado que logre criticidad, como punto de partida la concepción de De Alba sobre
instituyente ya que por otro lado, las institución las funda, las
mantiene gracias a un consenso que no es únicamente pasivo reflexión, humanismo, comprensión y transformación, currículo, entendida ésta como la “síntesis de elementos
frente a lo instituido. mientras que en la realidad se exige buen comportamien- culturales (conocimientos, valores, costumbres, creencias,

31 - Revista desafios
hábitos) que conforman una propuesta de orden políti- Bibliografía herradura? Aquichan 20077161-173. Disponible en: http://www.
redalyc.org/articulo.oa?id=74107207. Fecha de consulta: 2 de
co-educativa pensada e impulsada por diversos grupos y diciembre de 2015.
• AA.VV Las antinomias de Antonio Gramsci Estado y revolución • Duran de Villalobos M. M, La ciencia, la ética y el arte de
sectores sociales cuyos intereses son variados y contra- en Occidente. Barcelona: Editorial Fontamara, 1981.
enfermería a partir del conocimiento personal. Aquichan VL-5IS-
dictorios, en donde algunos de éstos son dominantes y • Althusser, Louis. Ideología y aparatos ideológicos del Estado. 1SN-1657-5997 UR. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.
otros tienden a oponerse y resistirse a tal dominación o Freud y Lacan, Nueva Visión, Buenos Aires, 1988.
oa?id=74150109ER.
• Aulagnier, Piera La violencia de la interpretación. México: ED. • Durán de Villalobos M. M. Marco epistemológico de la
hegemonía”. Parafraseando a esta autora, consideramos Amorrortu, 1990.
enfermería. Aquichan 200227-18. Disponible en: http://www.
que el currículo en la medida en que se encuentra es- • Berger, P. y Luckman T. La construcción social de la realidad. Bs. redalyc.org/articulo.oa?id=74120203, 2002. Fecha de consulta: 2
trechamente articulada a los proyectos político-sociales As.: Amorrortu, 1993.
de diciembre de 2015.
amplios sostenidos por los diversos grupos que impulsa y
• Beyer, L. y Liston, D. El currículo en conflicto. Madrid: Akal, 2001. • Eggleston, J. Sociología del currículo escolar. Buenos Aires:
• Bobbit, F. How to make a curriculum. Boston, MA: Houghton Troquel, 1980.
determinan un currículo18. Mifflin, 1924.
• Bobbit, F. (1941). The curriculum of modern education. Nueva • Enriquez, Eugène La institución y las organizaciones en la
educación y la formación. Buenos Aires: Facultad de Filosofía y
York: McGraw Hill.
Letras. UBA. Editorial Novedades Educativas, 2002.
• Bolívar, A. (1999). El currículum como ámbito de estudio. En J. • Fernández, L. Instituciones educativas. Dinámicas institucionales
M. Escudero (Ed.), Diseño, desarrollo e innovación del currículum
en situaciones críticas. Buenos Aires: Paidós, 1994.
(pp. 23-44). Madrid: Síntesis.
• Bourdieu y Passeron La reproducción. Elementos para una • Foucault, Michel Vigilar y castigar. Madrid: Biblioteca Nueva,
2012.
teoría del sistema de enseñanza. ED. Laia, Barcelona, 1972.
• Bourdieu, Pierre Razones prácticas. Sobre la teoría de la acción. • Gutiérrez, Alicia Pierre Bourdieu: las prácticas sociales. Buenos
Aires: Centro Editor de América Latina, 1994.
Anagrama; Barcelona, 1997.
• Camilloni, Alicia R. W. “Modalidades y proyectos de cambio • Jackson, P. W. (1976) [1968]. La vida en las aulas. Madrid:
Morata, 1976.
curricular”. Aportes para el cambio curricular en Argentina 2001.
Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. Facultad de Medicina.
• Jacques, E. “Los sistemas sociales como defensa contra las
ansiedades persecutoria y depresiva”. En Nuevas direcciones en
OPS/OMS, 2001.
psicoanálisis. Buenos Aires: Paidós, 1965.
• Castoriadis, Cornelius La Institución Imaginaria de la Sociedad. • Kuhn, Thomas S. La estructura de las revoluciones científicas.
Madrid: ED. Tusquets, 1975.
Madrid: FCE, 1976.
• Charters, W. Curriculum construction. Nueva York: Macmillan, • Najera, R. M. Tendencias y proyección del ejercicio profesional.
1924.
En: Revista Ciencia y Cuidado ISSN 1794-9831, vol 7, num. 1,
• Dejours, Christophe Trabajo y desgaste mental. Una contribución 2010, p. 80/89. España.
a la Sicopatología del Trabajo. Buenos Aires: Editorial HVMANITAS,
1990.
• Schütz, Alfred; Luckmann, Thomas La estructura del mundo de
la vida. Buenos Aires: Amorrortu Editores, 1977.
• De Alba, A. Él curriculum universitario de cara al nuevo milenio. • Perkins, D. La escuela inteligente. Barcelona, Gedisa, 1997.
México: Plaza y Valdés editores, 1997.
• Díaz Barriga, Ángel El examen: textos para su historia y debate. • Taba, H. (1974). Elaboración del currículo. Buenos Aires: Troquel.
México: UNAM, 1993.
• Ulloa, F. “Psicología de las instituciones”. Revista de A.A.P.A.
Buenos Aires, 1969.
• “Currículum. Tensiones conceptuales y prácticas”. Revista • Ulloa, F. Novela Clínica Psicoanalítica – Historial de una práctica.
Electrónica de Investigación y Educativa. Vol. 5, No. 2, 2003.
18. Cabe aclarar que el carácter político del currículo no se centra Buenos Aires: Paidós, 1995.
Centro de Estudios sobre la Universidad. Universidad Nacional
en una cuestión partidista. El debate actual refiere al currículo Autónoma de México.
• Weber, Max (1978) Ensayos de metodología sociológica. Buenos
Aires: Amorrortu. Editores.
como práctica social y su función como transmisor/reproductor • 1997). Ensayos sobre la problemática curricular. México: Trilla.
cultural, social, política e ideológica, o bien desde una perspec- • Donahue, M. P. Historia de la enfermería. Madrid: Doyma, 1985.
tiva no sólo de reproducción sino de resistencia y lucha social. • Durán de Villalobos M. M. Teoría de enfermería ¿un camino de

32 - Revista desafios
LA SIMULACIÓN CLÍNICA COMO Introducción
ESTRATEGIA EDUCATIVA La salud es un derecho universal que requiere de recur-
sos humanos competentes. En un sistema de salud cada
vez más complejo y dinámico, es necesario garantizar una
atención segura y de calidad para las personas. La direc-
Autor:
Mg. Latugaye, Dolores
tora de la OMS, Dra. Margaret Chan (2011) afirma que
Mg. en Gestión educativa. Lic. en Enfermería los profesionales de la salud se enfrentan diariamente al
Directora de la Escuela de Enfermería de la enorme desafío de un entorno sanitario hostil y deman-
Universidad Austral. dante, en el que lamentablemente ocurren eventos ad-
Contacto: versos o daños involuntarios en el paciente como conse-
dlatugaye@austral.edu.ar cuencia de errores en el desempeño de los profesionales.
Frecuentemente se presentan situaciones de difícil abor-
daje que requieren profesionales con una gran capacidad
de resolución de problemas y de toma de decisiones de
forma inmediata. Se precisa, en definitiva, profesiona-
les eficientes, reflexivos y capaces de brindar la atención
correcta en el momento adecuado. Los profesionales de
enfermería integran la fuerza de trabajo de mayor pro-
porción del sector sanitario, por lo que su formación es
un elemento crucial en la búsqueda de una atención sa-
nitaria de calidad.

Por otra parte, las cifras presentadas por el Instituto de


Medicina de los EE.UU. en el año 2000 sobre la mortalidad
de pacientes asociados a errores médicos entendidos como
errores vinculados al cuidado de la salud (Kohn, Corrigan y
Donaldson, 2000) han originado la necesidad de mejorar
la educación y capacitación de los profesionales sanitarios.

Palabras claves:
simulación-estrategia educativa-seguridad

33 - Revista desafios
Actualmente existen numerosas estrategias educativas Simulación
capaces de favorecer la adquisición de las competencias
profesionales específicas y la formación continua de los La simulación, entendida como la “acción de simular, es
recursos humanos en salud en general y de los profesiona- decir de representar algo fingiendo o imitando lo que no
les de enfermería en particular, entre las que se encuentra es” (RAE, 2014), ha sido utilizada en diferentes contextos
la simulación clínica. Definida como una estrategia capaz y con propósitos variados a lo largo de los años. Mien-
de replicar una situación clínica sin poner en riesgo la tras que en el teatro se busca la diversión y el entreteni-
salud o la vida del paciente, se presenta como una estra- miento de los espectadores, en áreas como la ingeniería
tegia adecuada para el formación básica, entrenamiento aeronáutica, ingeniería nuclear y las ciencias de la salud,
y la capacitación continua de los futuros profesionales de su utilización tiene como objetivo la formación, la ca-
la salud con el fin de favorecer una práctica profesional pacitación, el entrenamiento y la prevención de errores
más segura. Utilizada en otras áreas del saber con muy críticos.
buenos resultados, la simulación se presenta como una
gran oportunidad educativa en el área de la salud en el El uso de la simulación con fines educativos se remonta
marco del paradigma global de la seguridad del paciente. a 1920. En la industria aeronáutica, el primer simulador “Link Trainer” (1929)
de vuelo fue desarrollado por Edwin A. Link en 1929 y se
Al mismo tiempo, los cambios de paradigma educativo denominó “Link trainer” (Guerra, 2013; Durá Ros, 2013). Por otra parte, en el ámbito de la ingeniería nuclear, la
que ubican al estudiante en el centro del proceso de en- Pero es recién luego de la Segunda Guerra Mundial cuan- simulación se utiliza para el conocimiento de reactores
señanza-aprendizaje exigen a las instituciones formado- do se incrementa la utilización de la simulación en el y sus riesgos potenciales, así como también para el en-
ras nuevas estrategias capaces de responder a estas de- área de la ingeniería aeronáutica debido a los numerosos sayo del comportamiento a seguir en caso de una crisis
mandas globales. En este sentido, la simulación definida accidentes por causas humanas registrados entre 1940 y nuclear.
por Pamela Jeffries (2007), líder en la investigación de la 1990. Los porcentajes de los accidentes se lograron redu-
simulación en enfermería, como “un intento de imitar as- cir de 65-70% a 30% en los años 90. Esta importante y La simulación en el área de las Ciencias de la Salud, de-
pectos esenciales de una situación clínica, con el objetivo notoria disminución se atribuyó a la incorporación de los nominada “simulación médica o clínica”, es entendida
de comprender y manejar mejor la situación cuando ocu- simuladores de vuelo para el entrenamiento de los pilo- como el proceso que permite reproducir o representar el
rre en la práctica clínica” (en Durá Ros, 2013: 64), se pre- tos en la toma de decisiones y la resolución de posibles entorno clínico, en forma parcial o total, con el objetivo
senta como una estrategia de enseñanza profundamente complicaciones en la década de los años 80 (Rubio-Mar- de capacitar, entrenar o evaluar a las personas ya sea de
importante para alcanzar los objetivos de enseñanza que tínez, 2012). Así, la simulación es utilizada hasta hoy para forma individual o grupal (Durá Ros, 2013; Rubio-Martí-
el ámbito educativo promueve y el sistema de salud ac- el entrenamiento de pilotaje y para la capacitación de los nez, 2012). Decker (2012) señala que la simulación con-
tual requiere. profesionales en el manejo de nuevos modelos de avio- siste en el desarrollo de situaciones similares a las de la
nes (Palés Argullós y Gomar Sancho, 2010). vida real a través de diferentes recursos materiales que
brindan a quien participa, ya sea estudiante o profesio-
nal, la posibilidad de aprender habilidades específicas y/o
competencias técnicas, procedimentales y profesionales

34 - Revista desafios
como el trabajo en equipo, la capacidad de comunicación Evolución de la Dr. Judson Denson. Este maniquí había sido desarrollado
y argumentación, la toma de decisiones y el pensamiento
crítico. Por su parte, Gaba (2004) considera que la simula- simulación clínica con el propósito de facilitar el entrenamiento de residen-
tes en el proceso de inducción anestésica pero debido a
ción es una técnica que permite ampliar las experiencias diferentes motivos, nunca llegó a comercializarse (Rubio
que tienen los profesionales con los pacientes reales me- La simulación clínica utilizada como estrategia de capa- Martínez, 2012).
diante experiencias guiadas artificialmente que reprodu- citación y entrenamiento de los profesionales de la salud
cen aspectos sustanciales del mundo real. no es nueva. Nace a comienzos del siglo XX, pero en los
últimos veinte años ha cobrado un papel preponderante
En definitiva, el uso de la simulación con fines educativos en la formación básica y continua de estos profesionales
en las diferentes áreas del saber, permite la formación, como respuesta a la necesidad de disminuir los eventos
el entrenamiento y la capacitación en seguridad y en la adversos y los accidentes asociados a la atención de los
prevención de errores críticos. Lo que se pretende es que pacientes.
el estudiante y/o profesional “practique” en un entorno
seguro para sí mismo y para quienes se ven afectados di- Así, a lo largo de los años se han utilizado diferentes re-
rectamente por su desempeño profesional. cursos materiales que han evolucionado progresivamente
(Rubio-Martínez, 2012). A principios de los años 60 un
Sin duda, resulta lógico que un piloto tenga las com- creador de muñecos de plástico de origen noruego, As-
petencias profesionales necesarias para poder ejercer su mund Laerdal, diseñó el primer simulador denominado
profesión por el riesgo que esto supone, pero parecería “Resusci-Anne” para la práctica de la respiración boca a
que no es totalmente necesario que esto suceda en el boca y las compresiones torácicas, que permitió el en-
ámbito de la salud. Sería bueno que reflexionemos los trenamiento de las maniobras básicas de la reanimación
motivos de esta errada afirmación. Sin duda, todos los cardiopulmonar o RCP (Rubio-Martínez, 2012). Este si-
profesionales de la salud tienen la misma necesidad de mulador ha sido el primero de numerosos maniquíes y
formación, entrenamiento y capacitación continua que materiales cada vez más sofisticados de la empresa Laer-
otros profesionales cuyo trabajo supone un riesgo para la dal para la simulación clínica que se utilizan en la actua-
vida de las personas. Así, la simulación clínica resulta una lidad.
estrategia educativa idónea para que los profesionales de
la salud sean capaces de brindar una atención segura y También alrededor de los años 60, la anestesiología apare-
de calidad, disminuyendo al máximo las posibilidades de ce como pionera en el ámbito de la salud en el desarrollo
cualquier evento adverso. de maniquíes. El primer maniquí para el entrenamiento
de reanimación cardiopulmonar controlado por una com-
putadora y con ruidos respiratorios y cardíacos llamado
“Sim One”, fue elaborado en la Universidad del Sur de
California por el ingeniero Dr. Stephen Abrahamson y el

35 - Revista desafios
maniquíes de origen europeo; también en el campo de 3. Simuladores virtuales:
la anestesiología (Palés Argullós y Gomar Sancho, 2010). Son programas informáticos que presentan diferentes
situaciones habitualmente relacionadas con la fisiología
Así, la simulación se ha convertido en una estrategia edu- o con la farmacología, con el objetivo de favorecer el
cativa de uso cada vez más frecuente en la formación entrenamiento en la toma de decisiones (Maran y Gla-
de los profesionales de la salud en diferentes partes del vin, 2003; Palés Argullós y Gomar Sancho, 2010). Estos
mundo. programas informáticos también son conocidos como
En lo que se refiere a nuestro país, ha crecido en los úl- “computer assisted instruction”.
timos años el número de universidades que cuentan con
recursos de simulación. Actualmente conviven en el mer- 4. Simuladores de tareas complejas:
cado diferentes tipos de recursos que permiten imple- Son modelos electrónicos, informáticos y mecánicos
mentar la simulación. El Dr. Amitai Ziv, líder mundial en con un gran realismo que mediante una realidad tridi-
este ámbito, los agrupa en 5 categorías: mensional permiten el aprendizaje y entrenamiento de
habilidades complejas. Son utilizados principalmente en
1. Simuladores de partes o “part task trainers”: el área de cirugía laparoscópica y endoscopía (Maran y
son modelos que representan alguna parte del organis- Glavin, 2003). Habitualmente son modelos que ofrecen
En el año 1968, aparece “Harvey”, un simulador que no mo por lo que permiten el aprendizaje y entrenamiento una realidad virtual y un sistema háptico. Este sistema es
sólo tenía ruidos cardíacos normales y patológicos, sino de habilidades psicomotoras básicas y procedimientos capaz de detectar con precisión la presión que se ejerce
que también permitía el control de la tensión arterial por de baja complejidad. Ejemplo de este tipo de simulado- en cada maniobra (Durá Ros, 2013), como por ejemplo en
el método auscultatorio. Recién en el año 1987, se co- res son: una cabeza para la intubación orotraqueal, una la simulación táctil.
mercializa el primer maniquí denominado C.A.S.E. (Com- pelvis para la colocación de una sonda vesical o un brazo
prehensive Anesthesia Simulation Enviroment) desarrollado para la extracción de sangre venosa o arterial (Durá Ros, 5. Simuladores de pacientes completos:
por el Dr. Gaba junto a sus colegas de la Universidad de 2013; Corvetto et al., 2013; Maran y Glavin, 2003). Son modelos de tamaño real, que mediante el uso de
Standford. Este nuevo modelo de maniquí replicaba las tecnología replican la anatomía y los procesos fisiológi-
características anatómicas y los procesos fisiológicos de 2. Pacientes simulados o estandarizados: cos de la persona. Pueden reproducir una situación clí-
una persona, por lo que permitía el estudio y manejo del son actores que representan a un paciente, por lo que nica compleja de tal forma de facilitar el aprendizaje de
comportamiento humano durante la anestesia. A partir permiten el entrenamiento en habilidades como anam- su manejo y el entrenamiento en el trabajo en equipo.
de la utilización de este maniquí se origina el concepto de nesis, comunicación y examen físico (Nehring, 2010). Se Por su realismo o similitud con la persona real, permiten
“anesthesia crisis resource management (ACRM)” o mane- utilizan hace muchos años en el campo de las ciencias de que los profesionales se comporten como lo harían en el
jo de recursos en crisis anestésicas, tomado del ámbito de la salud, fundamentalmente en la formación básica, ya ámbito clínico verdadero (Maran y Glavin, 2003; Palés
la aviación, que permite el entrenamiento de los profesio- que pueden replicar adecuadamente la situación de un Argullós y Gomar Sancho, 2010).
nales en la toma de decisiones en situaciones de crisis, en paciente (Palés Argullós y Gomar Sancho, 2010).
este caso en el ámbito de la anestesiología (Rubio-Mar-
tínez, 2012). Recién alrededor de los años 90 surgen los

36 - Revista desafios
Sin embargo, la evidencia señala que contar con estos aquella que se desarrolla en los mismos espacios y/o salas replicar en el simulador una situación de arritmia que
recursos no garantiza que los estudiantes se beneficien del hospital y no en un espacio recreado artificialmente, requiera una desfibrilación para entrenar al profesional
totalmente de su utilización, dado que el modo en el que lo que garantiza el realismo total de la simulación. en los siguientes aspectos: la toma de decisiones vincu-
la simulación se implementa en la enseñanza universita- lada al tratamiento específico, la comunicación efectiva,
ria parece ser decisivo en el tipo de aprendizajes que se Por otro lado, el grado de realismo o semejanza con la el liderazgo que asume dentro del equipo de salud, etc.
logra (Cioffi, 2001) realidad que puede tener un modelo o experiencia edu-
cativa mediante la simulación colabora con lo que se co- Debido a que la simulación permite trabajar con una
En la medida en que es entendida por Bradley (2006) noce como “fidelidad” (Dávila-Cervantes, 2014; Corvetto gran variedad de objetivos de capacitación de los profe-
como una técnica que imita una situación o un proceso et al., 2013). De aquí se desprenden los conceptos de baja, sionales de la salud, resulta fundamental que éstos sean
a través de una situación o proceso análogo adecuado, el mediana y alta fidelidad en simulación. específicos, concretos y adecuados para los diferentes
entorno y los recursos del mismo no pueden ser conside- profesionales sanitarios que participan. Para ello, es ne-
rados aspectos menores. Así, la “ambientación” del entor- La simulación de baja fidelidad es aquella que se imple- cesario que en primer lugar se tome la decisión acerca de
no para que el ámbito en el que se desarrolla la simula- menta con simuladores de partes principalmente y permi- qué se quiere lograr con la implementación de la simu-
ción reproduzca el ámbito clínico hospitalario resulta un te la adquisición de habilidades psicomotoras básicas. Por lación y luego se defina a través de qué situación clínica
aspecto importante. Esto supone por ejemplo, contar con ejemplo, una simulación de este tipo puede tener como (que implicará la utilización de simuladores específicos)
equipos específicos y material descartable de uso habitual objetivo la adquisición de la habilidad para realizar una se puede alcanzar dicho objetivo.
en el área que se quiera representar. Es decir que si se venopunción sin errores. Para ello sólo es necesario con-
pretende desarrollar una situación de emergencia en un tar con los elementos específicos para este procedimiento
quirófano, es necesario contar con una lámpara sialítica, y un brazo de punción venosa. Beneficios y limitaciones
una mesa de cirugía, un monitor multi paramétrico, un
respirador, campos estériles, material quirúrgico especí- La simulación de mediana fidelidad combina “task tra-
de la simulación clínica
fico, etc. De lo contrario, se podrá tener un maniquí de iners” o simuladores de partes con dispositivos informá-
gran realismo pero que no logra “situar” al profesional en ticos o actores y permite la adquisición de competencias La evidencia actual señala que la utilización de la simu-
dicho ámbito y por lo tanto, reduce el impacto educativo básicas. En este caso, por ejemplo se puede trabajar con lación clínica posee numerosos beneficios. Entre otros, ha
de la estrategia. Más aún, la evidencia señala que para la actrices que simulen ser una mujer embarazada y un si- demostrado ser de utilidad para mejorar el aprendizaje
implementación de la simulación resulta importante velar mulador de pelvis. Así, el profesional puede “practicar” la de habilidades específicas, la comunicación y el trabajo
por el realismo no solo visual sino también auditivo y tác- atención de un parto eutócico. multidisciplinario, así como también disminuir el estrés
til; de tal modo que los distintos estímulos contribuyan a durante algunos procedimientos (Corvetto et al., 2013).
una mayor semejanza de la “situación representada” con Por último, la simulación de alta fidelidad utiliza mani- También, Amaya Afanador (2007) considera que ofrece la
lo que podría suceder en la vida real. quíes sofisticados y de gran realismo que permiten traba- posibilidad de practicar procedimientos poco frecuentes
jar con situaciones específicas y/o de mayor complejidad, y equivocarse sin producir daño al paciente, lo que ori-
Tal es la importancia de la “ambientación” del entorno, por lo que favorecen el entrenamiento de competencias gina sentimientos de confianza y seguridad en quienes
que en algunos lugares se desarrolla lo que se denomi- complejas y el manejo de situaciones críticas (Dávila-Cer- participan. Según Ziv et al. (2003) el uso de la simulación
na como “simulación in situ”. Este tipo de simulación es vantes, 2014; Corvetto et al., 2013). Por ejemplo, se podría permite el aprendizaje de la gestión de los errores y la

37 - Revista desafios
cultura de la seguridad del paciente. Por ejemplo, un es- Además, resulta indispensable tener en cuenta que la si- ción” o “reflection on action”, cuyo propósito es analizar
tudio multi céntrico señaló que equipos del servicio de mulación clínica no puede reducirse a los recursos mate- y criticar una situación o evento para descubrir nuevas
emergencias lograron disminuir las tasas de error clínico riales disponibles sino que debe ser entendida como una interpretaciones y poder aplicar el nuevo conocimiento
del 30,9% al 4,4% al mejorar el trabajo en equipo y el estrategia educativa capaz de facilitar la adquisición de en un futuro. En este sentido, este momento de reflexión
desempeño profesional mediante el entrenamiento por las competencias generales y específicas de los estudian- luego de la simulación se comporta como un componen-
simulación (Morey et al., 2002). tes así como el entrenamiento y la capacitación de los te decisivo para la transformación de la experiencia de
distintos profesionales sanitarios. simulación en una experiencia de aprendizaje y entre-
Además, la simulación ofrece la posibilidad de repetir namiento capaz de trasladarse a la vida real. Para ello,
una situación, incluso compleja y poco frecuente, de ma- Como cualquier otra estrategia educativa debe ser imple- resulta necesario contar con profesionales que sean ca-
nera ilimitada en un entorno seguro, lo que multiplica mentada con objetivos educativos claros, concretos y es- paces de guiar esta reflexión y hacer de esta experiencia
las oportunidades de aprendizaje y entrenamiento de los pecíficos, de lo contrario se estaría menospreciando todo de entrenamiento una experiencia capaz de modificar o
profesionales (Dieckman, 2009; Gaba, 2000). el potencial pedagógico irreemplazable de la simulación confirmar las conductas de los profesionales participan-
Por otra parte, algunos autores señalan que la simulación a un costo muy elevado. tes con el único propósito de velar por una atención de
clínica también posee algunas limitaciones. Además de calidad y la seguridad de los pacientes.
que la implementación de esta estrategia supone costos Por otro lado, se requieren recursos materiales específicos
económicos no menores, se considera que no puede re- y un entorno adecuado, capaz de reproducir o represen-
producir todas las situaciones clínicas posibles como in- tar de la mejor manera la realidad del entorno clínico. Conclusiones
flamaciones, edemas, alteraciones en la coloración de los Asimismo para poder implementar la simulación clínica
piel, entre otras. No obstante, varios autores coinciden en es necesario también contar con una mínima estructura Probablemente todos coincidimos en que el sistema de
que son mucho mayores los beneficios que los perjuicios de recursos humanos encargados de velar por el mante- salud actual requiere profesionales competentes, capaces
en términos de capacitación y entrenamiento de los pro- nimiento de los equipos, la organización de las activida- de brindar un cuidado seguro y de calidad. En este senti-
fesionales y la búsqueda de la seguridad de los pacientes. des de capacitación, el diseño y desarrollo de las mismas, do, la simulación clínica se presenta como una estrategia
entre otras tareas. educativa adecuada y necesaria para la formación de los
futuros recursos humanos en salud y la capacitación y el
Aspectos claves para En la medida en que la simulación como estrategia edu- entrenamiento de estos profesionales debido a sus múl-
la implementación de cativa se fundamenta en la teoría del aprendizaje expe-
riencial entre otras teorías educativas, resulta muy im-
tiples beneficios.

la simulación clínica portante proteger un tiempo de reflexión posterior a la El aumento en la variedad, complejidad y realismo de los
experiencia (en la simulación de alta fidelidad) conocido recursos y sus crecientes posibilidades pedagógicas, así
En primer lugar, para poder implementar la simulación como “debriefing”, en el que se proporciona retroalimen- como el incremento progresivo de la investigación en si-
clínica se requiere una política institucional clara y defi- tación sobre el desempeño de los participantes, se seña- mulación, manifiestan la fase de consolidación que atra-
nida en la importancia de una adecuada formación de los lan los aspectos positivos y se promueve el pensamiento viesa esta estrategia de enseñanza aplicada a las Ciencias
estudiantes para el sistema sanitario actual y de la capa- reflexivo. De esta forma, se identifica el “debriefing” de la de la Salud (Corvetto et al., 2013). Sin duda, el auge de la
citación y entrenamiento continuo de los profesionales. simulación con lo que Schön llama “reflexión sobre la ac- simulación clínica de los últimos años se debe a la enorme

38 - Revista desafios
Bibliografía
[Consultado el 3 de Marzo de 2015]; 23(1), 79-95. Disponible en:
posibilidad que brinda para el entrenamiento y la capa- http://bit.ly/2aDL9r9
citación en seguridad y la prevención de errores críticos • Guerra, A. Simulación de vuelo: un poco de historia. [en línea]
(Galindo López y Visbal Spirko, 2007; Palés Argullós y Go- • Amaya Afanador, A. Simulación clínica en el contexto de la edu- 2013 [Consultado el 23 de Octubre de 2015] Disponible en: http://
cación, comunicación y cultura [en línea] 2007 [Consultado el 21 www.hispaviacion.es/articulos/adrian1.html
mar Sancho, 2010).
de Octubre de 2015]. Disponible en: http://bit.ly/2agjvOw • Jeffries, P. (ed.). Simulation in Nursing Education. From con-
• Bradley, P. The history of simulation in medical education and ceptualization to evaluation. New York: National League for Nurs-
Aunque la implementación de la simulación clínica re- possible future directions. Medical Education [en línea] 2006 ing; 2007.
quiera la consideración de diferentes aspectos, la vida y [Consultado el 20 de Octubre de 2015]; 40(3), 254-62. Disponible • Kohn, L.; Corrigan, J. y Donaldson, M. (eds.). To err is human:
la salud de los pacientes justifican sobremanera el uso de en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16483328 building a safer health system. Washington: National Academy
esta estrategia. Así como el uso de la simulación en otras • Corvetto, M.; Bravo, M.P.; Montaña, R.; Utili, F.; Escudero, E.; Press; 2000.
Boza, C.; Varas, J. y Dagnino, J. Simulación en educación médi- • Maran, N., Glavin R. Low – to high–fidelity simulation – a con-
disciplinas, como la ingeniería aeronáutica y/o nuclear,
ca: una sinopsis. Revista Médica de Chile [en línea] 2013 [Con- tinuum of medical education. Medical Education [en línea] 2003
se justifica por el enorme impacto que puede tener un sultado el 21 de Octubre de 2015]; 141, 70-79. Disponible en: [Consultado el 20 de Octubre de 2015]; 37(Suppl 1), 22-28. Di-
error en el desempeño de dichos profesionales, debería http://bit.ly/2asIYaM sponible en: http://www.rakos-helsevest.no/doc/medical-educ-
ocurrir lo mismo en el ámbito de la Ciencias de la Salud. • Dávila-Cervantes, A. Simulación en educación médica. Investi- 2003-37-suppl-1-pp22-28.pdf
Ojalá no se requieran más investigaciones o informes de gación en Educación Médica, [en línea] 2014 [Consultado el 20 • Morey, J.; Simon, R.; Jay, G.; Wears, R., Salisbury, M.; Dukes,
de Octubre de 2015]; 3(10), 100-105. Disponible en: http://bit. K. y Berns, S. Error reduction and performance improvement
la cantidad de muertes evitables producidas por errores
ly/2amMvG0 in the Emergency Departament through formal teamwork
prevenibles, para que las universidades e instituciones • Decker, Sh. Simulations: Education and ethics. En Pamela Jef- training: evaluation results of de MedTeams Project. HSR [en
de salud se decidan a implementar la mejor evidencia en fries (ed.). Simulation in Nursing Education from conceptualiza- línea] 2010 [Consultado el 21 de Octubre de 2015]; 37(6): 1553-
términos de prevención de los mismos y promoción de la tion to evaluation. New York: Laerdal Medical Corporation; 2012. 1581. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/
seguridad del paciente. p. 13-23. PMC1464040/pdf/hesr_01104r.pdf
• Dieckman, P. (ed.). Using simulation for education, training and • Palés Argullós, J. y Gomar Sancho, C. El uso de las simula-
research. Alemania: Pabst Science Publishers; 2009. ciones en Educación Médica. Teoría de la Educación: Educación
• Durá Ros, M.J. La simulación clínica como metodología de y Cultura en la Sociedad de la Información, [Internet]. 2010; 11(2):
aprendizaje y adquisición de competencias en enfermería. [Tesis 147-169. Disponible en: http://campus.usal.es/~revistas_trabajo/
doctoral] Madrid: Universidad Complutense de Madrid, Facultad index.php/revistatesi/article/view/7075/7108
de Enfermería, Fisioterapia y Podología; 2013. Disponible en: • Real Academia Española Diccionario de la lengua española.
http://eprints.ucm.es/22989/1/T34787.pdf 22ª. Ed. Madrid: Espasa; 2014. Disponible en: http://www.rae.es/
• Gaba, D. Anesthesiology as a model for patient safety in health recursos/diccionarios/drae
care. British Medical Journal [en línea] 2000 [Consultado el 3 de • Rubio-Martínez, R. Pasado, presente y futuro de la simulación
Marzo de 2014]; 320 (7237), 785-788. Disponible en:http://www. en anestesiología. Revista Mexicana de Anestesiología, [Inter-
ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1117775/ net]. 2012; 35(3): 186-191. Disponible en: http://www.medi-
• Gaba, D. The future vision of simulation in health care. Quality graphic.com/pdfs/rma/cma-2012/cma123d.pdf
& Safety in Health Care [en línea] 2004 [Consultado el 1 de Mar- • Ziv, A.; Wolpe, P.; Small, S. y Glick, Sh. Simulation-based med-
zo de 2014]; 13(Suppl 1), 2-10. Disponible en: http://www.ncbi. ical education: An ethical imperative. Acad Med [Internet]. 2003
nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1765792/ [citado en 18 de Octubre de 2015]; 78(8): 783-788. Disponible en:
• Galindo López, J.; Visbal Spirko, L. Simulación, herramienta http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12915366
para la educación médica. Salud Barranquilla [en línea] 2007

39 - Revista desafios
LA CONSTRUCCIÓN DE Resumen
LA IDENTIDAD Y LA IMAGEN Las identidades e imágenes profesionales resultan de
construcciones sociales e históricas que permiten perfilar

PROFESIONAL DE ENFERMERÍA las condiciones de existencia de la práctica profesional


significada y las expectativas sociales que sobre esas la-
bores se tiene. Enfermería no es ajena a estos procesos,
razón por la que interesa en este trabajo dar cuenta de
Autor: forma sucinta, sobre la complejidad de la trama que per-
Mesquida, Ana Lia mite identificarla hoy. En ese contexto emerge con clari-
Licenciada en Enfermería. Mg en Admi- dad la relación de implicaciones que encuentra el cuida-
nistración y Gestión de Servicios de Salud. do, la feminización de la profesión, el modelo de sumisión
Especialista en Docencia Universitaria. impuesto y los modelos de formación profesional.
Especialista en Entornos Virtuales de Apren-
dizaje. Docente investigadora UNSE. Profeso-
ra Titular Práctica Profesional. Universidad Palabras claves:
Nacional de Santiago. Enfermería – identidad - imagen profesional.

Coautor:
Zóttola, Lía Mónica
Licenciada en Psicología. Master en Nece-
sidades y Derechos de la Infancia. Doctora
en Psicología. Docente investigadora UNSE.
Profesora Asociada Psicología Social.
Universidad Nacional de Santiago del Estero.
Argentina.

Contactos:
analiamesquida@gmail.com
liazot@yahoo.com.ar

40 - Revista desafios
La profesión de enfermería y la construcción de su iden- promovido la idea de la desvalorización económica del superar las enfermedades. Esta etapa, conocida como la
tidad y su imagen profesional, son cuestiones que han cuidado y la adjudicación al mundo masculino de la fun- etapa técnica de la enfermería, abarca el mundo con-
sido investigadas en diversos ámbitos y desde diferentes ción de proveedor y sostenedor de las condiciones mate- temporáneo (siglos XIX y XX), que se caracteriza por una
dimensiones. Los resultados de esas indagaciones han riales de los grupos poblacionales. nueva concepción del hombre acerca de la dicotomía en-
mostrado que, comprender los procesos involucrados en fermedad-salud, que ya no se concibe por gracia divina
esas construcciones identitarias se vincula tanto con las A este proceso primario y arcaico para la profesión, aun- sino como producto de la lucha contra la enfermedad.
trayectorias históricas de la profesión como tal; como con que no para las dinámicas de desarrollo de las lógicas fa-
la incidencia de los desarrollos teóricos, la formación aca- miliares de nuestras poblaciones, continuó en el período El gran desarrollo científico y tecnológico de este perío-
démica y la mediatización de la imagen de la enfermera. en el que la cristianización de la sociedad occidental tuvo do, es transferido a la clase médica dominante, lo que le
su expresión en un período conocido como “vocacional” proporciona aún mayor conocimiento y poder, centrado
En este sentido, podríamos iniciar caracterizando el pro- y comprendió el inicio del mundo cristiano, la edad me- en la enfermedad y el tratamiento. La complejidad tec-
ceso histórico siguiendo una investigación realizada por dia y el mundo moderno. Fue una etapa de transición, nológica hace necesaria la aparición de agentes interme-
colegas de la Universidad de Concepción de Chile1 , quie- conocida como el momento más oscuro de la historia de dios que asuman algunas tareas médicas. Este personal, es
nes identifican cuatro etapas que permiten comprender la enfermería (última parte del siglo XVIII hasta la mitad denominado paramédico con el advenimiento de lo que
el camino transitado por la enfermería desde la esfera del siglo XIX). El calificativo vocacional se asoció al naci- Collière llama “mujer, enfermera-auxiliar del médico”. La
domestica a la profesional, intermediando las etapas vo- miento de la religión cristiana. El enfermo, el que sufre; enfermera asume en parte ese rol social, reemplazando a
cacional y técnica. En este proceso, se encuentra como es un elegido de Dios y quien lo cuida y se consagra a las religiosas en el servicio a pobres y desamparados. No
denominador común de la profesión desde sus inicios do- Él también. En este período, los conocimientos teóricos se le reconoce dominio en el conocimiento, sino sólo la
méstico a la actualidad, “el cuidado” como centro-objeto fueron casi inexistentes y los procedimientos aplicados vocación de servir. Este período, nos proporciona un mo-
disciplinar. Las características de los procesos socio-cul- muy rudimentarios. Lo sustancial de la época fue la acti- delo de mujer enfermera marcado por nuevas formas de
turales patriarcales que identifican las sociedades occi- tud centrada en la caridad, la sumisión y la religiosidad. d ominio conductual. La enfermera cambia la hegemonía
dentales, promovieron la feminización de la profesión Se asume así, la existencia de la hegemonía de la Iglesia del sexo a la de lo religioso, y de ésta al poder del hom-
desde sus orígenes. El cuidado como acción intencional promoviendo el desarrollo del conocimiento solo permi- bre-médico, lo que impacta fuertemente en su desarrollo
de preservación de la vida de otros, estuvo centrado en tido al mundo masculino, amparado por el dogmatismo como profesional. En la medida que la ciencia médica se
la promoción de la higiene y la adecuada alimentación y de la fe; mientras que se reservó para la mujer cuidadora desarrolla en el campo del saber, a las mujeres-enferme-
vestido. La cercanía de las mujeres con la naturaleza de la función transformada hacia los valores del servilismo, ras se les arrebata la autonomía, convirtiéndolas en cola-
la función reproductiva, hizo que históricamente se nos la caridad y la abnegación; en un marco abstracto y con- boradoras de los médicos. En este contexto de subordina-
determine la función de cuidar como una cuestión inhe- templativo que permitió el sacrificio que redime de los ción, nace enfermería como profesión, dependiente de la
rente a la condición del género. Esta forma de asignar las pecados originales. autoridad masculina y del saber médico. Por esta razón
funciones cuidadoras al ámbito doméstico y femenino, ha no resulta extraño entender la impronta que tuvieron
La finalización de este período, se acelera con la emer- los modelos académicos-pedagógicos de formación pro-
gencia de las revoluciones industriales y las guerras mun- fesional fuertemente biologistas, guiados por el modelo
1. Torres A, Sanhueza O. Desarrollo de la autoestima profe­sional diales, que promueven el desarrollo científico y con ello, médico-hegemónico.
en enfermería. Invest. educ. enferm. 2006; (24)2: 112-119. la necesidad de asumir formas alternativas que permitan

41 - Revista desafios
La evolución del desarrollo de la enfermería hasta la eta- loración de su status profesional, aspectos técnicos, in- ideológica del género, uno de los factores fundamentales
pa profesional, fue caracterizada por un largo y oscuro telectuales, educativos y formativos de la profesión: el relacionados directamente con el lugar que ocupa la pro-
período de transición. La aparición de la enfermera técni- principio de igualdad de remuneración, la necesidad de fesión en las instituciones sanitarias, las que se estruc-
ca y la separación de los poderes políticos y religiosos per- justipreciar la profesión, los problemas de delegación, las turan y organizan en un sistema con claves de valores
mitieron el inicio de la enfermera en vías de profesionali- condiciones de trabajo, la formación profesional, el desa- masculinos y tecnocráticos. Por otra parte, el crecimiento
zación. Es indudable a comienzos de esta etapa, el aporte rrollo de la carrera profesional, la participación, el riesgo de la disciplina se inició en el marco de la ideología de vo-
de Florence Nigthingale en el desarrollo de la profesión laboral y la dependencia médica, entre otros. cación religiosa, profesión auxiliar de la medicina y prác-
enfermera. Ella asume la importancia de la formación de tica natural femenina. Y además, admitir un proceso de
una enfermera poseedora de conocimientos técnicos y Así, en los últimos años, se produjo una transformación construcción de la disciplina centrada en la enfermedad,
del desequilibrio intelectual hombre - mujer. A pesar de lo ideológica de la profesión, favoreciendo que las enferme- hasta lograr un enfoque teórico vinculado con la salud y
avanzado de su pensamiento para la época, estableció y ras con mejor consolidación de la identidad profesional, la toma de conciencia de la existencia de autonomía de
mantuvo una conexión importante entre lo científico y lo realicen aportes filosóficos y teóricos conformando cuer- los cuidados en la práctica asistencial independiente de
religioso, no permitiendo el desligue de estos elementos. pos epistemológicos disciplinares que redefinen el rol de la medicina.
La formación y el ejercicio de las enfermeras en el ámbito la enfermera/o con mayor independencia. Sin embargo,
hospitalario, son ejemplo de la marcada influencia de los este proceso más reciente no logra erradicar entre algu- Estas características, llevaron al investigador a estable-
valores morales y religiosos. nos profesionales, las relaciones de subordinación frente cer dos unidades fundamentales de análisis: la relación
a la profesión médica, la dependencia técnica y la falta de género-trabajo en los diferentes servicios y la relación
El desarrollo de la enfermería en el ámbito de la Salud Pú- definición como disciplina con funciones propias. Estos trabajo - identidad socioprofesional de los profesionales
blica, fue más tarde el factor clave que llevó a la progre- aspectos sumados, generan consecuencias que afectan el de enfermería.
siva liberación de estos valores para lograr conocimientos desempeño profesional mostrando deterioro y debilidad
de diversas fuentes, favoreciendo la necesidad de vincu- en los planos económicos y sociales, propiciando menos En cuanto a la relación Trabajo – Género, refiere a como
larse al conocimiento científico y a las técnicas de investi- oportunidades de desarrollo y crecimiento dentro de los la construcción ideológica de género, es utilizada por las
gación, lo que facilitó el contacto con diversos medios de sistemas de salud. relaciones dominantes de producción, a través de meca-
vida y profesiones. Este proceso, permitió la emergencia nismos que fundan la acción y las relaciones de poder
de enfermeras investigadoras que a nivel teórico y filo- para obtener el mayor beneficio posible.
sófico comienzan a perfilar el rol de la enfermera de una En cuanto a la cuestión de género en la construcción de
manera más auténtica. Sin embargo, hasta la actualidad la representación social de enfermería, referenciando a En la relación Trabajo - Identidad socioprofesional, da
persiste el oscuro legado histórico de la sumisión, avala- Cánovas Tomás2 se podría destacar que la labor de enfer- cuenta de la función del trabajo como productor de un
do en ocasiones por la falta de un contenido profesional mería supone asumir que desde sus inicios fue una profe- código cultural, fundado en el saber científico-técnico,
definido, actitudes y enseñanzas en la propia profesión. sión mayoritariamente femenina, siendo la construcción como es el caso de la Enfermería, que otorga saberes,
destrezas y prácticas; que modelan comportamientos,
Hoy, la enfermera, provista de nuevas capacidades cien- actitudes y valores que trascienden la actividad laboral
2. Cánovas Tomás, Miguel Ángel. Trabajo e Ideología de Géne-
tíficas para el análisis y reflexión, es capaz de mostrar ro: un análisis antropológico de la Enfermería en Murcia. www. misma.
su insatisfacción, relacionada principalmente con la va- um.es/eglobal. ISSN 1695-5141. Nº5. Nov 2004

42 - Revista desafios
Por otra parte y como una tercera cuestión, destacamos lograda por la población, en función de lo que de cada el desarrollo de capacidades para el logro de liderazgos
el impacto mediático en la construcción de la imagen so- profesión percibe y sintetiza en representaciones sociales; pro-activos que fortalezcan la gestión de los procesos co-
cial de Enfermería, teniendo en cuenta la manera en la debemos ser capaces de cambiar la percepción de la en- lectivos de nucleamiento y acción conjunta.
que los medios masivos inciden, en la construcción de las fermera representada por el oficio empírico o el del per-
identidades profesionales. sonal auxiliar de enfermeros. Nos corresponde, procurar Nuestros estudiantes de hoy, son los egresados y colegas
posicionar a nuestros egresados en el desempeño de la que se pretenda formar. Por ello, como formadores, debe-
Los medios de comunicación se han legitimado como he- profesión acorde a la concepción moderna de la discipli- ríamos facilitar la transición entre estudiante – trabaja-
rramientas que suponen reflejar la realidad en todas sus na. Para ello, como formadores debemos: dor, estrechando vínculos con los servicios para fortalecer
dimensiones. Sin embargo, debemos asumir que estos no el proceso de educación continua, articulando coheren-
muestran una realidad objetiva, sino apenas una versión • Fortalecer la práctica profesional independiente sus- temente la enseñanza con la práctica de la enfermería
guionada de esta. Pese a ello, la aceptación acrítica de las tentada en marcos teóricos, modelos y teorías de enfer- y de este modo, producir un verdadero impacto que se
legitimaciones que se imponen por estos medios, logra un mería, que permitan privilegiar las funciones propias de traduzca en el mejoramiento de la calidad de atención.
importante papel en la incidencia sobre la interpretación su rol profesional en los procesos de salud-enfermedad; Para garantizar la calidad educativa, debemos promover
de la realidad. Así, se recibe una esquiva multiplicidad de con sujetos individuales o en contextos familiares y co- el control de las normas de calidad para la apertura, fun-
partes de la realidad, mediadas, filtradas y seleccionadas munitarios, especialmente en la protección y promoción cionamiento y acreditación de las carreras y/o escuelas de
arbitrariamente; reproduciendo modelos y estereotipos de salud, tanto como respecto a la prevención y rehabili- enfermería por organismos oficiales con representativi-
que median entre los actores sociales y la realidad con tación de enfermedades. dad de la disciplina.
imposición de formatos hegemónicos que impiden per- • Fomentar la Investigación en el campo de los cuida-
cibir las grietas que inspiren cuestionamientos de estos dos propios de enfermería, desarrollando y comprobando Recientemente en Argentina, el título Licenciado en En-
modelos. científicamente nuevas tecnologías diagnósticas y de in- fermería ha sido incluido en la nómina de Carreras de
tervención. Para ello, establecer en las escuelas líneas de Riesgo reguladas por el estado (artículo 43 de la Ley de
Abordados estos aspectos que nos parecieron fundamen- investigación que orienten los estudios de grado y pos- Educación Superior) mediante Resolución Nº 1724 del Mi-
tales en la construcción de la identidad e imagen social grado, tendientes a fortalecer nuestros saberes teóricos nisterio de Educación de la Nación de fecha 27/08/2013.
de enfermería, quisiéramos hacer unos aportes desde disciplinares para generar modelos de atención y teorías Es probable además, que a corto plazo se aprueben los
nuestra mirada como docentes, para resaltar algunas de enfermería propias, capaces de sustentar una práctica estándares de acreditación que llevaran a la evaluación
cuestiones a tener en cuenta, tendientes a romper el mo- profesional contextualizada que responda a nuestra rea- de las instituciones formadoras de licenciados en enfer-
delo de subordinación dominante que se reproduce tanto lidad económica , social y cultural. mería.
en el ejercicio como en la educación y, la posibilidad de • Ampliar el aprendizaje para el desarrollo de mayores
reorientar nuestras propuestas de formación a través de capacidades comunicacionales mediante el estudio del Resulta fundamental fortalecer estos procesos que re-
curriculas renovadas, contextualizadas, flexibles y actua- lenguaje tecnológico e internacional que facilite la inte- sultan imprescindibles para que la profesión alcance un
lizadas. gración e intervención en diversos contextos. mayor grado de reconocimiento social y un nivel de cre-
• Fomentar la participación activa en las organizaciones cimiento que nos lleve al desarrollo y prestigio que de
Considerando que, la imagen pública de una profesión de filiación profesional para proteger y reivindicar de for- hecho ya ha alcanzado en otros países sudamericanos.
no es fortuita sino que es el resultado de la construcción ma permanente las condiciones de trabajo y propiciando Recordemos además, que contamos con las Políticas Ar-

43 - Revista desafios
gentinas de Enfermería elaboradas por FAE- AEUERA3, Bibliografía
que deben marcar nuestro norte y que establecen cla-
ramente las políticas sustantivas e instrumentales sobre • Cánovas Tomás, Miguel Ángel. Trabajo e Ideología de Géne-
este aspecto. ro: un análisis antropológico de la Enfermería en Murcia. www.
um.es/eglobal. ISSN 1695-5141. Nº5. Nov 2004.
• Heierle Valero Cristina. La imagen de la enfermera a través
En el campo de la Enfermería de nuestra provincia, tam-
de los medios de comunicación de masas: La prensa es-
bién es importante que se desarrollen propuestas de so- crita. Index Enferm  [revista en la Internet]. 2009  Jun [cit-
cialización del rol profesional de la enfermera; lo que po- ado  2015  Oct  09] ;  18(2): 95-98. Disponible en:http://
dría aportar a mejorar su imagen social, a diferenciarla de scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-
las prácticas técnicas mecanizadas, de la desvalorización 12962009000200005&lng=es Consultado febrero 2015.
• Hernández Vergel Lázaro Luis, Rodríguez Brito Martha Elena,
general que tiene y mejorar su inserción en el sistema de
Jiménez Pérez Mireya, Rangel Marín Fany. Imagen social de la
salud. Si bien esta, es una problemática generalizada en enfermería. Rev Cubana Enfermer  [revista en la Internet]. 2003 
el continente y en el país, en la provincia en particular, Abr [citado  2015  Oct  09] ; 19(1): 250 -269. Disponible en: http://
la trayectoria histórica de la Enfermería ha adolecido de goo.gl/XNbROp Consultado febrero 2015.
una estrategia clara de promoción de la profesión. Prueba • Maya Maya MC. Identidad Profesional. Investigación y Edu-
de ello, es que nuestros egresados han sido siempre más cación en Enfermería. Facultad de Enfermería. Universidad de
Antioquia. Medellín. Colombia. 2003 (21) 1. 98-104.
valorados en otros sectores del país, lo que daría cuenta
• Mesquida A.L; Zottola L. “Procesos que atraviesan la deserción
de que la formación académica recibida, es la requerida de los ingresantes a la Carrera de Licenciatura en Enfermería”.
por el mercado laboral profesional y científico de centros Publicación anual “La Investigación en la Facultad de Humani-
poblacionales que se circunscriben en contextos de ma- dades Ciencias Sociales y de la Salud”. Secretaría de Ciencia y
yores condiciones de desarrollo tanto social como eco- Técnica. Facultad Humanidades, Ciencias Sociales y de la Salud.
Universidad Nacional de Santiago del Estero. ISSN 1853-5372.
nómico.
Pag. 115 – 119. Santiago del Estero. Argentina. 2.011
• Rodríguez-Camero Mª Luisa, Rodríguez-Camero Noelia,
Por último y no por ello menos importante, considera- Azañón-Hernández Rodrigo. La construcción mediática de la En-
mos que resultan imperativas políticas públicas (y no fermería. Index Enferm  [revista en la Internet]. 2008  Jun [citado 
solo que se declame la importancia de los profesionales 2015  Oct  09] ;  17(2): 119-123. Disponible en: http://scielo.isciii.es/
de enfermería en el cuidado de la salud de las personas) scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-12962008000200009&l-
ng=es. Consultado marzo 2015
que, además de incitar a los jóvenes a elegir esta profe-
• Torres A, Sanhueza O. Desarrollo de la autoestima profesional
sión y culminar la carrera en el tiempo previsto; mejoren en enfermería. Investigación y Educación en Enfermería. Facul-
las condiciones de vida y de trabajo de las enfermeras tad de Enfermería. Universidad de Antioquia. Medellín. Colom-
para retenerlas en la práctica de la profesión, eliminando 3. Políticas Argentinas de Enfermería para el Decenio 2000. Me- bia. 2006; (24)2: 112-119.
morias de la I Conferencia Argentina de Políticas de Enfermería. • Zamorano Pabón, Ingrid Carolina. (2008). Identidad profesional
la precarización de su trabajo y asignando retribuciones
Asociación de Escuelas Universitarias de Enfermería de la Repú- en enfermería: un reto personal y profesional.  Investigación y
acordes al nivel de formación y la responsabilidad social blica Argentina – Federación Argentina de Enfermería. Córdoba.
Educación en Enfermería, 26(2, Suppl. 1),168-171. Retrieved Oc-
que les compete. Noviembre de 1998
tober 09, 2015. http://bit.ly/2apDmu5

44 - Revista desafios
INTERVENCIÓN SOBRE EL HÁBITO Resumen
TABÁQUICO CON ESTUDIANTES DE Los enfermeros, como sector mayoritario y con intensa
actividad asistencial entre los profesionales sanitarios,

LA CARRERA DE LICENCIATURA EN podemos realizar un gran aporte en el control del taba-


quismo, previniendo el consumo, la exposición pasiva y

ENFERMERÍA DE LA UNIVERSIDAD asistiendo a quienes deseen dejar de fumari. (1)

FAVALORO En el marco del 31 de mayo de 2015 “Día Mundial sin Ta-


baco” (2) los estudiantes de la Licenciatura en Enfermería
recibieron información y lograron asumir un rol activo,
Autor: articulando acciones adecuadas a su nivel de formación.
Di Loretto, Miriam Liliana
Palabras claves:
Lic. en Enfermería,
Profesora Adjunta de la Carrera de Licenciatura enfermería – identidad - imagen profesional.
en Enfermería, Universidad Favaloro, Argentina.

Contacto:
mloretto@ffavaloro.org

45 - Revista desafios
Introducción La experiencia gestación y el recién nacido. Todos los estudiantes fueron
informados sobre los beneficios que se obtienen al dejar
Según la Organización Mundial de la Salud existen en el Los docentes responsables de las materias troncales de de fumar a los fines no sólo de que fueran portadores
mundo unos 1300 millones de fumadores y cada día, 100 la Licenciatura en Enfermería consideramos oportuno de esta información para terceros sino también para que
mil jóvenes menores de 18 años comienzan a fumar. El articular las temáticas programadas haciendo énfasis en reflexionaran sobre su propio estado de salud.
consumo de tabaco es la causa principal de muerte evita- la necesidad de trabajar fuertemente en la asunción de
ble y se calcula que cada año mata a más de 5 millones de un rol activo por parte de los estudiantes de los tres pri-
personas en el mundo. (3) meros años de la carrera en la prevención de las enfer- Resultados
medades asociadas al hábito tabáquico. Este rol, que era
Los enfermeros dentro de los profesionales sanitarios necesario guiar para facilitar su asunción, se pondría en Participaron de esta experiencia 106 estudiantes: 81 mu-
cumplimos un papel fundamental en el control del taba- práctica con actividades concretas. (5) jeres y 25 varones cuyas edades se encontraban entre
quismo, previniendo el consumo y exposición pasiva, asis- 18 y 47 años. El 19,8% de ellos eran fumadores activos.
timos a los fumadores a dejar de fumar y contribuimos En primer lugar se realizamos una encuesta autoad-
en el tratamiento de cesación tabáquica. minstrada a todos los estudiantes para determinar la En relación al conocimiento sobre los agentes tóxicos y
prevalencia de consumo de tabaco. Les preguntamos las campañas antitabáquicas, el 49% de los estudian-
El consejo claro y el apoyo del personal de enfermería au- sobre la presencia este hábito, sus conocimientos acerca tes presentaba algún grado de conocimiento mientras el
mentan el éxito para que las personas dejen de fumar y de los efectos nocivos del tabaco en la salud y les 56% los desconocía completamente, el 50% desconocía
por tanto deben enseñarse y promocionarse desde la for- realizamos mediciones de monóxido de carbono en aire que fumar produce disminución en la fertilidad y 48%
mación de grado para minimizar la presencia de una con- espirado. Todos estos datos nos permitieron evaluar el que puede producir muerte súbita del lactante.
tradicción implícita en el discurso y la práctica y deficien- nivel de conocimiento disponible sobre los tóxicos y
cias en su formación en materia de lo que se considera planificar en consecuencia las actividades educativas Con respecto a las mediciones de monóxido de carbono
como prevención y promoción. (4) que les permitieran intervenir eficazmente en el campo en aire espirado, 14 mediciones dieron como resultado >
hospitalario. 6ppm (máx.19ppm)

Los docentes integramos el tema tabaquismo a las cla- Los docentes sentimos una gran satisfacción al ver que
ses programadas. En la materia Fundamentos de En- los estudiantes se interesaban por el tema y motivados
fermería (1er año) se abordaron los conceptos básicos por el mismo realizaron folletos educativos para ayudar
sobre el hábito tabáquico y sus consecuencias en la sa- a difundir la información durante la práctica hospitalaria,
lud, en la materia Enfermería del Adulto y el Anciano adaptados a las características de los pacientes con los
I (2do año) la temática se relacionó con la atención cuales tomarían contacto en cada caso según su nivel de
de enfermería del paciente con Enfermedad Pulmonar formación.
Obstructiva Crónica y en la materia Enfermería Mater-
no Infantil Juvenil I (3er año) con el cuidado de la mujer
embarazada y los riesgos que este hábito acarrea para

46 - Revista desafios
Conclusiones se llevó a acabo en la Ciudad de Mar del Plata el 9 de
agosto pasado.
Todos los profesionales sanitarios y especialmente aque-
llos más cercanos a los pacientes tendremos interven-
ciones más efectivas si logramos ser ejemplo de hábitos Referencias Bibliográficas
saludables e incorporamos el consejo antitabaco en el
marco asistencial diario. Brindar información y poten- (1). Fiore MC, Jaén CR, Baker TB, et al. Treating Tobac-
ciar actividades en las prácticas hospitalarias favorece a co Use and Dependence: 2008 Update. Clinical Practice
que los estudiantes dispongan de conocimiento sobre la Guideline. Rockville, MD: U.S. Department of Health and
problemática y confíen en que su consejo para dejar de Human Services. Public Health Service. May 2008
fumar pueda tener éxito.
(2). OMS: Organización Mundial de la Salud. (citado el 20
Desde la formación de grado estas actividades aportan de agosto de 2015) Disponible en: http://www.who.int/
herramientas fundamentales para intervenir en los hábi- tobacco/wntd/previous/es/
tos de la vida, tanto en personas sanas como modo pre-
vención y en personas enfermas como modo de afron- (3). Ministerio de Salud de la República Argentina. Dis-
tamiento y manejo de la enfermedad, así también en la ponible en: http://www.msal.gov.ar/tabaco/index.php/
rehabilitación de las secuelas producidas por enfermeda- informacion-para-profesionales/tabaquismo-en-el-mun-
des ocasionadas por tabaco. do-generalidades/prevalencia-mundial

En esta ocasión, los resultados de las encuestas evidencia- (4). Rodriguez L.; Bejarano I. Prevention and promotion
ron los temas que los estudiantes desconocían. Estos fue- of the health in the nursing staff: smoking habit. Cuad.
ron trabajados en clases adaptadas al programa de cada Fac. Humanid. Cienc. Soc., Univ. Nac. Jujuy,  San Salvador
año donde se resaltó la importancia de la prevención de de Jujuy,  n. 37, dic. 2009.
complicaciones identificando oportunidades de interven-
ción mínima durante su práctica hospitalaria. La motiva- (5). Acebedo-Urdiales S, Jiménez-Herrera MF., Rode-
ción de los estudiantes los movilizó a diseñar material de ro-Sánchez V, Vives-Relats C. Re-Pensando las comple-
apoyo para fomentar el mensaje de promoción de la salud jidades del rol profesional desde la teoría de Bourdieu.
y prevención de la enfermedad. Index Enferm  [revista en la Internet]. 2011  Jun [citado 
2015  Ago  24] ;  20(1-2): 86-90. Disponible en: http://
Con la intención de difundir la experiencia y animar a bit.ly/2apDB8F
otros docentes a tomar compromiso con la temática, esta
experiencia fue presentada en el 9° Congreso Argentino
Tabaco o Salud y 6° Encuentro Argentino- Uruguayo , que

47 - Revista desafios
ESTRATEGIAS DE Resumen

ENSEÑANZA CON Cuando el número de estudiantes que ingresan a una ca-


rrera universitaria se reduce drásticamente como resulta-

GRUPOS REDUCIDOS
do de la deserción académica, los docentes experimentan
ansiedades relacionadas con la inadecuación de las me-
todologías planificadas al inicio del proceso educativo y
la necesidad de re direccionar los procesos de enseñanza
y aprendizaje en la nueva situación. A esto se suma la
responsabilidad por contener a los estudiantes que per-
Autores:
Franco, Blásida Esperanza manecen en el sistema educativo aunque percibiendo la
Lic. en Psicología, Profesora Adjunta de amenaza de la desintegración del grupo.
la Carrera de Licenciatura en Enfermería,
Universidad Favaloro, Argentina. Este artículo, que se basa en la bibliografía específica so-
bre la temática y en la experiencia de las docentes, des-
Di Loretto, Miriam Liliana
cribe y analiza las características de este fenómeno en
Lic. en Enfermería, Profesora Adjunta de
la Carrera de Licenciatura en Enfermería, la carrera de enfermería y ofrece recomendaciones para
Universidad Favaloro, Argentina. planificar la actividad docente en grupos que se reducen.

Camio, Adriana Victoria Palabras claves:


Especialista en Gestión Educativa, Deserción – Docentes – Enfermería – Grupos reducidos –
Coordinadora de la Carrera de Licenciatura Enseñanza.
en Enfermería.
Universidad Favaloro, Argentina.

Contacto:
acamio@favaloro.edu.ar

48 - Revista desafios
Introducción pequeños cuando el número de estudiantes es inferior a La actividad en grupos reducidos pequeños promueve el
cinco. También los estudiantes perciben la reducción del desarrollo de habilidades útiles para la práctica profesio-
Actualmente en la República Argentina, la tasa de gra- grupo como una pérdida y amenaza a la continuidad de nal al permitirle al estudiante comprender las dificul-
duación universitaria es baja, observándose alrededor del su propia experiencia educativa y buscan contención en tades que pueden surgir cuando se trabaja en equipo y
50% de deserción únicamente en el primer año (Marquis los docentes. lograr mayor confianza en sí mismo a través de la prác-
y Toribio 20016 – Soto Vercher 2012). Y a pesar de las tica en la expresión y en la defensa de sus ideas .También
estrategias de retención para los ingresantes que están Por lo antes dicho, aunque trabajar con grupos reducidos posibilita la comunicación fluida, la identificación de las
siendo empleadas por las instituciones, muchas veces los es de elección para favorecer varias metas importantes tareas prioritarias, la distribución del tiempo y la práctica
grupos pasan de ser numerosos a reducidos. de la educación superior como lo es el trabajo individual de las habilidades interpersonales. (Crosby, 1996). Estas
de los estudiantes hacia una autonomía formativa, es habilidades resultan sumamente valiosas en el ejercicio
Se considera que un grupo es reducido cuando está com- necesario identificar los recursos que les permitirán a los profesional de la enfermería, donde la colaboración y el
puesto hasta por 40 estudiantes, ya que es el número docentes neutralizar la amenaza percibida por el grupo, trabajo en equipo son competencias esenciales para la
máximo que permite desarrollar dinámicas de enseñanza especialmente cuando el mismo ha comenzado siendo un mayoría de las situaciones laborales, igual que las aptitu-
y aprendizaje más activas y participativas que en grupos grupo reducido pequeño y a adecuar las estrategias de des de escuchar, entrevistar y educar a la población. Pero
grandes. Los grupos reducidos, a su vez se clasifican en enseñanza de modo que la situación sea aprovechada lo más importante es que la enseñanza en grupos redu-
grupos reducidos grandes (más de 15 estudiantes) y gru- íntegramente como oportunidad de aprendizaje. cidos puede dar la oportunidad a los estudiantes de con-
pos reducidos pequeños (hasta 15 estudiantes) (March trolar su propio aprendizaje y, de esta manera, obtener un
2005). grado de autodirección e independencia de los profesores
La enseñanza con grupos en sus estudios, que una vez adoptado como hábito se
Cabe aclarar que trabajar con grupos reducidos facili-
ta la interacción entre el profesor y los estudiantes, más
reducidos pequeños transmitiría al resto de su vida profesional.

participación de estos últimos en la clase, además de un A continuación se presentan algunas de las principales Todas estas metas requieren de la puesta en marcha de
acercamiento más supervisado y directo cuando la rela- ventajas e inconvenientes identificados en el trabajo actividades creativas tales como realizar simulaciones;
ción docente/alumno es apropiada en número y los do- con grupos reducidos pequeños: estudio de casos; discusiones y debates, entre otros. Es-
centes están capacitados para renunciar a las activida-
des convencionales que se programan para trabajar con
grupos grandes aplicando las estrategias de enseñanza VENTAJAS INCONVENIENTES
apropiadas. Sin embargo, la disminución acelerada en el • Incrementa las oportunidades de participación de los • Los estudiantes podrían sentirse disconformes.
número de integrantes del grupo, genera ansiedades en estudiantes. • Demanda mayor dedicación docente.
los docentes relacionadas con la inadecuación de la • Permite analizar puntos de vista diferentes. • Dosis excesivas de confrontación y conflicto entre los miem
planificación realizada al inicio del proceso educativo, • Desarrolla la capacidad de cooperación y favorece el inter- bros pueden bloquear el trabajo y la reflexión.
necesidad de adaptar sus estrategias a la nueva situación cambio de experiencias. • Baja productividad en grupos sin hábito de trabajo en
y en algunos casos hasta dificultad para aplicar algunas • Permite una supervisión y orientación más individualizada. equipo.
de las recomendadas para trabajar con grupos reducidos

49 - Revista desafios
tas actividades podrían no alcanzar un nivel satisfacto- Interrogantes surgidos Recomendaciones para
rio cuando la relación docente /alumno es inapropiada,
los estudiantes no han adquirido el hábito del trabajo en
frente a los grupos que el trabajo con grupos
equipo, se sienten disconformes o se generan dosis exce- se reducen que se reducen
sivas de confrontación y conflicto que pueden bloquear
el trabajo y la reflexión haciendo que tanto los profesores Cuando el trabajo en grupos reducidos pequeños no es En este apartado se presentan recomendaciones para los
como los alumnos terminen con una sensación de frus- lo que se ha programado inicialmente, la disminución en docentes que trabajan con grupos que se reducen en ta-
tración. Los problemas más frecuentes en el trabajo en el número de estudiantes genera interrogantes en los do- maño pudiendo convertirse en grupos pequeños reduci-
grupos reducidos pueden originarse en: centes tales como: dos.

a) La falta de preparación de los profesores sobre técni- • ¿Debo cambiar los objetivos de aprendizaje? ¿De qué 1. REALIZAR UN DIAGNÓSTICO DE INGRESO
cas de enseñanza grupal y/o su resistencia para renunciar manera, hasta dónde? ¿El sistema de evaluación tam- Teniendo en cuenta que la reducción del número de es-
a las técnicas centradas en el profesor. bién debe sufrir modificaciones? tudiantes se relaciona con los factores de vulnerabilidad
para fracaso académico presentes en ellos al iniciar el
b) Actitudes de rechazo e intolerancia de los estudian- • ¿Cómo y hasta qué punto se modifica el rol docente? ciclo lectivo (Soto Vercher 2012) , un diagnóstico inicial
tes que estaban acostumbrados a las metodologías con- ¿Es apropiada la relación de mayor confianza que na- que pueda detectar la presencia de esos factores nos aler-
vencionales de trabajo con grupos grandes o reducidos turalmente comienza a generarse? ta acerca de la efectividad posible de las medidas ins-
grandes. titucionales para la retención y sobre la reducción que
• ¿Puede ser que se suspenda el dictado? ¿ Se requerirá puede sufrir el grupo. Algunos de los indicadores que nos
c) Mala explicitación de los objetivos. A veces no se con- menos recurso docente? orientan acerca de la vulnerabilidad en los estudiantes
siguen los objetivos porque no han estado suficientemen- podrían calcularse a partir de datos fáciles de obtener en
te explicados, negociados e interiorizados. • ¿Cómo puedo ayudar al estudiante y al grupo en el una entrevista como son:
d) No respetar el ritmo de aprendizaje de los estudiantes manejo de sus incertidumbres? ¿Forma parte de mi res-
o no entender sus individualidades y el aporte que estos ponsabilidad hacerlo? • Ser Jefe/a de hogar. La necesid ad de cumplir con este
son capaces de ofrecer al grupo. rol muchas veces coloca al estudio en un lugar no prio-
Estos interrogantes, cuando permanecen latentes y no se ritario, especialmente cuando el estudiante se encuen-
explicitan pueden afectar la actuación docente de ma- tra en los primeros años de la carrera. Ante la urgencia
neras diferentes e individualizadas que sólo parcialmente de resolver los problemas cotidianos, se hace difícil
y en diversa medida responden a sus necesidades y las pensar en el largo plazo y la inversión y esfuerzo que
de los estudiantes, pudiendo generar también confusión representa estudiar una carrera universitaria.
entre estos últimos. Consensuar respuestas y modos de • Edad mayor a 25 años. En esta edad el estudiante pue-
trabajo entre docentes y con las autoridades, en cambio, de verse distante del resto del grupo y no identificarse
permite afrontar la situación con mayor seguridad. con el mismo. La cantidad de tiempo que ha permane-

50 - Revista desafios
cido fuera del sistema formal de enseñanza también no, el trabajo en grupos reducidos pequeños no tolera el 3. CAMBIAR DE ROL
conspira contra la adquisición de hábitos de estudio. mantenimiento de metodologías convencionales utiliza- El alumno de primer año de enfermería debe incorporar
• Procedencia diferente al sitio en el cual se encuentra das en grupos más grades y requiere de un tratamiento una amplia gama de conocimientos teóricos-prácticos,
la institución. La distancia entre el sitio de estudio y particular. abstractos y concretos, recursos actitudinales que comen-
su lugar de residencia habitual o procedencia condi- zará a integrar y lucir durante sus primeras experiencias
cionará la posibilidad de regresar al mismo durante la 2. DAR FLUIDEZ Y CONTINUIDAD A LA COMUNICACIÓN prácticas, muy cerca del mismo ingreso. Para ello, es inva-
cursada, así como la asistencia y contención que pue- Ante la situación de comenzar el ciclo lectivo con un gru- luable que logre crearse un clima de contención y seguri-
da facilitar la familia. Hasta los hábitos y costumbres po reducido pequeño o la posibilidad de que nuestro gru- dad lo que puede alcanzarse utilizando la modalidad aula
pueden variar de un lugar a otro produciendo en el po inicial se reduzca a uno de ellos, una acción necesaria – taller a fin de potenciar la incorporación de contenidos
estudiante sentimientos de soledad y desarraigo. consiste en fortalecer la comunicación entre los docen- y la explicitación de dudas y temores.
tes a cargo de las materias que cursan estos estudiantes,
• Trabajar más de 20 horas semanales. Trabajar y estudiar a los fines de identificar aspectos que se pueden traba- La constitución de un grupo de tarea, basado en el marco
es de por si un difícil desafío que deja muy poco tiempo jar paralelamente como los son las técnicas de estudio y teórico de aprendizaje cooperativo, genera simetría entre
al esparcimiento y limita las posibilidades de estudio compartir una visión del grupo: capacidades, motivación, los miembros que lo componen promoviendo la escucha
por fuera del horario de las clases. ansiedades, así como las formas de aprovechar estas ca- activa y favoreciendo el proceso de atención. Esta meto-
racterísticas en pos del currículo y sus objetivos. dología también refuerza el sentimiento de pertenencia
• Bajo rendimiento en el nivel secundario. Las fallas de y referencia a fin de facilitar la cohesión para el mejor
lecto comprensión, cálculo y técnicas de estudio que De esta manera, se conforma una red comunicacional que cumplimiento de las distintas actividades asignadas. El rol
se arrastran desde el secundario son muy difíciles de facilita el seguimiento pormenorizado de los estudiantes, docente se expande al de facilitador –coordinador más
subsanar en el nivel universitario. y al mismo tiempo permite a los docentes evacuar dudas que al de proveedor de conocimientos, muy clásico en
y re direccionar sus estrategias de enseñanza de acuerdo el primer año.
• Desconocer las características de la carrera y de la en- a las necesidades del grupo y sus potencialidades.
fermería como profesión. Una idea equivocada acerca Se ha de procurar fomentar un gran número de interac-
de la vida universitaria y sus exigencias así como de la La comunicación también debe alcanzar a las autoridades de ciones entre los alumnos y entre estos y el profesor por-
carrera que se pretende estudiar generan frustración y la carrera quienes tienen el deber de clarificar las condiciones que los miembros de los grupos se encuentren cómodos
desencanto en el ingresante. de funcionamiento ¿hay un límite de estudiantes para man- y dispuestos a sumir intelectual y emocionalmente lo que
tener vigente la cursada?, de ser así ¿qué mecanismos se pre- supone una verdadera dinámica de discusión académica.
Con estos datos podremos intuir si nuestro grupo de in- vén para asegurar que los estudiantes puedan seguir con sus
gresantes seguirá siendo numeroso a pesar de la reduc- estudios y cómo pueden reorganizarse las funciones docentes Cuando los estudiantes perciben seguridad por parte de
ción, o podría convertirse en un grupo reducido grande para ser optimizadas en el dictado de otros contenidos, en los docentes en vez de asombro y preocupación por la
o pequeño. La diferencia fundamental entre los mismos actividades de formación continua o en otras misiones de la deserción, a la vez que logran sentirse más unidos, ge-
es que si bien en los grupos grandes y reducidos grandes universidad tales como investigación y/o extensión? neran mecanismos de defensa eficaces que les permiten
pueden aplicarse metodologías de trabajo para grupos controlar las ansiedades y resolver los conflictos.
reducidos pequeños al ajustar la relación docente/alum-

51 - Revista desafios
4. MEDIR LOS RESULTADOS Conclusiones Bibliografía
Los resultados de estas experiencias deben medirse cuanti
y cualitativamente para lograr un mayor conocimiento Los docentes universitarios nos encontramos muchas ve- • Crosby, J. (1996). Aprendizaje en Grupos Reducidos. Medical
sobre el fenómeno y su perfeccionamiento. ces preocupados dirigiendo nuestras planificaciones a un Teacher vol 18 n°3.
• García de Fanelli, A (2015). La cuestión de la graduación en las
estudiantado numeroso, tratando de atender los riesgos
universidades nacionales de la Argentina:
Actualmente, nuestro país requiere un alto número de sobre la calidad de la enseñanza en condiciones de masi- • Indicadores y políticas públicas a comienzos del siglo XXI. Pro-
enfermeros/as con una elevada formación y capaces de vidad. Sin embargo, que los grupos se reduzcan también puesta Educativa Número 43 – Año 24 – Jun. 2015 – Vol1Págs.
asumir los desafíos de la profesión. Por ello, todos los es- acarrea preocupaciones que necesitan ser resueltas y que 17 a 31.
fuerzos que realicen los docentes por sostener a los estu- a diferencia de las anteriores pueden mantenerse laten- • March, A. F. (2005). Nuevas metodologías docentes. Talleres de
diantes en el sistema y perfeccionar el perfil de egreso tes provocando ansiedades y conflictos tanto en docentes Formación del profesorado para la Convergencia Europea impar-
tidos en la UPM.
deben valorarse en términos de resultado y reconocerse como en estudiantes.
• Soto Vercher, M.(2012). La formación de enfermería en el nivel
como un aporte a la formación académica. universitario problemática del ingreso. - 1a ed. - San Luis : Nueva
Existen datos que nos permiten prever cuando los grupos Editorial Universitaria - U.N.S.L.
pueden reducirse drásticamente derivando en grupos re-
ducidos pequeños que, a diferencia de los otros requieren
un tratamiento específico y pueden llegar también a de-
sarrollar un gran potencial.

Cuando esto sucede es muy importante que los docentes


no resulten aislados en el intento de sostener el enfoque
tradicional basado en la transmisión, que reciban infor-
mación y capacitación para afrontar estos cambios, al
tiempo que ganen experiencia en llevar adelante el pro-
ceso de enseñanza. Este proceso no solo les exige destreza
didáctica y conocimiento científico sino acompañamien-
to emocional y acercamiento personal a cada estudian-
te, lo que podrán llevar adelante con mayor facilidad si
trabajan en equipo y encuentran recursos institucionales
que los apoyen.

52 - Revista desafios
PROCESO DE ATENCIÓN DE Resumen
ENFERMERÍA (PAE). El campo disciplinar de la enfermería en la Argentina ha
experimentado numerosos cambios en el curso de los úl-

UNA EXPERIENCIA UNIVERSITARIA. timos 20 años. La introducción de las nuevas tecnologías,


los avances en los estudios y las oportunidades de parti-
cipación en carreras de postgrado ha obligado a las ins-
tituciones académicas a modificar la oferta curricular. En
Autor: este contexto, los educadores juegan un papel privilegia-
Serdarevich, Ursula do para introducir a los estudiantes en cuestiones epis-
Licenciatura en Enfermería temológicas relativas a la profesión e incluir el proceso
Universidad ISalud de atención de Enfermería como herramienta identitaria.

Contacto: El objetivo del artículo es relatar la experiencia de la au-


userdarevich@isalud.edu.ar tora con un grupo de 5 estudiantes del tercer año de la
Licenciatura en Enfermería (Universidad ISalud), en la
asignatura “Enfermería y la Salud Integral del Hombre y
la Mujer” que aborda la realización del Proceso de aten-
ción de enfermería (PAE) con una metodología combi-
nada basada en el andamiaje (tutorial) y el aprendizaje
colaborativo.

Palabras claves: estudios de caso – proceso de atención


de enfermería (PAE) – aprendizaje colaborativo.

53 - Revista desafios
Introducción Las tecnologías de la información y comunicación son ría y la práctica, no obstante lo cual se presenta como un
valiosos aliados en la incorporación de tecnología para la laberinto de difícil recorrido para los estudiantes de gra-
El proceso de atención de enfermería (PAE) es una he- utilización de herramientas profesionales dado que faci- do. Esta situación puede provocar frustración, abandono
rramienta que utiliza la metodología de resolución de litan el acceso, búsqueda, selección y uso de información y utilización del PAE en forma rutinaria sin visualizar las
problemas y el pensamiento crítico, descubre relaciones pertinente. virtudes y características de una herramienta versátil y
y hace predicciones sobre fenómenos (1). flexible.
Modelos teóricos de la Enfermería resaltan la importancia
Los enfermeros tratan las respuestas humanas a los pro- de la relación terapéutica como pilar en la atención de Generar herramientas que ayuden a los educadores de
blemas de salud utilizando modelos teóricos y taxono- salud (4). Conocer las historias de vida permite centrar Enfermería en el desarrollo de los futuros profesionales
mías diagnósticas (2). El PAE incluye la valoración física, los cuidados en el sujeto y analizar la narración que el se convierte en una meta compleja, que incluye no sólo
el diagnóstico, los objetivos, las intervenciones (cuidados) individuo realiza sobre sus experiencias .El relato de una las habilidades didáctico / pedagógicas, sino una prepara-
y la evaluación. Mediante el juicio clínico y la presencia vida es el resultado de múltiples redes de relaciones que ción académica en los fundamentos epistemológicos y los
de problemas reales (y potenciales) Enfermería planifica los grupos humanos utilizan día a día (5). marcos teóricos disciplinares.
los cuidados para una gestión adecuada en salud.
El PAE incorpora las narrativas, el estudio de caso y las Vincular estrategias identitarias con la práctica clínica
La currícula de Enfermería incluye la incorporación y uso historias de vida en las etapas de valoración, planifica- de una profesión favorece generar principios cohesio-
del PAE desde etapas tempranas de la formación acadé- ción, intervención y evaluación. Permite la inclusión de nadores y ubicar al estudiante como protagonista activo
mica. Datos provenientes de investigaciones (3) muestran diversos métodos que giran en torno a los datos biográfi- de un proceso gradual de aprendizaje teórico y metodo-
que las dificultades que encuentran los estudiantes para cos aportados por el individuo (6). lógico.
su realización persisten a lo largo de la carrera de grado y
conspiran contra la búsqueda de principios cohesionado- La atención holística propone desafíos al profesional en
res profesionales. torno a la selección de datos, construcción de categorías Materiales y métodos
e interpretación (7) del material recolectado acorde con
En este sentido, pueden señalarse barreras que son una la fase de planeamiento. La asignatura “Enfermería y la salud integral del hombre
amenaza para la introducción del PAE en el campo aca- y la mujer” forma parte del segundo cuatrimestre (tercer
démico referidas a: El Proceso de Atención de Enfermería es multimetódico año de estudios) de la Licenciatura en Enfermería (Uni-
• cuestiones didáctico/ pedagógicas (lat. methodus). Si bien incluye un fuerte componente versidad ISalud). Tiene por objetivo la aplicación del PAE
• uso con particiones cualitativo, incorpora elementos del tratamiento cuan- como metodología para el abordaje de necesidades pre-
• dificultades en la interpretación de la taxonomía enfer- titativo (mediciones fisiológicas, valores de laboratorio, sentadas por el hombre y la mujer (8).
mera (NANDA) y modelos teóricos de Enfermería; antropometría) en la fases de valoración, ejecución y eva-
• puesta en acción del pensamiento hipotético en el luación de los cuidados planificados. Los estudiantes informaron durante la cursada (2015) la
proceso diagnóstico; La enseñanza de esta herramienta identitaria profesional existencia de dificultades para la organización de la in-
• barreras idiomáticas (lectura, traducción e interpretación). se transforma en un desafío para los docentes universita- formación, búsqueda, selección y evaluación de los PAE
rios de Enfermería. Demanda la vinculación entre la teo- solicitados.

54 - Revista desafios
En carácter de evaluación formativa, se organizó una ta- El cronograma a desarrollar en cada entrega se presenta Se adjuntó una separata bibliográfica en formato papel
rea de desarrollo cuatrimestral que involucraba la selec- seguidamente: con textos introductorios como guía.
ción de un caso vinculado a la temática de la asignatura
y la realización de un trabajo monográfico (tipo historia Entrega Contenido La primera, segunda y tercera entregas fueron enviadas
o línea de vida) que incluyera un PAE en la estructura. por los estudiantes a la docente vía email. El sistema de
El objetivo era que las estudiantes pudieran integrar los Introducción a la problemática. corrección empleó la función “comentarios” del procesa-
aspectos tratados en el curso con la experiencia clínica y PRIMERA Fundamentación de la elección del dor de texto. Aprobadas las instancias señaladas, el estu-
poner en juego recursos de metodología de la investiga- individuo/caso. diante estaba en condiciones de presentar la exposición
ción (especialmente las referidas al pensamiento crítico). Modelo teórico elegido para la reali- final.
zación del P.A.E.
Se estableció un cronograma de tres entregas (modali- Algunas dificultades observadas en los estudiantes fue-
dad virtual) a lo largo del curso y una entrega en papel ron:
SEGUNDA Historia natural de la enfermedad.
el último día de clases con la presentación oral de los Revisión de literatura científica • selección de material bibliográfico pertinente;
diagnósticos enfermeros. La defensa completa del trabajo actualizada. • vinculación entre los conceptos teóricos y el caso ele-
monográfico tuvo lugar en la primera fecha de examen gido (diversidad de fuentes consultadas, imprecisiones en
final (turno diciembre, 2015). el uso de términos, relación con el conocimiento profe-
TERCERA Antecedentes del individuo. sional);
Los objetivos de un trabajo de estas características con- P.A.E según modelo teórico seleccio- • redacción académica (citas, apartados, estilo, etc.);
sistían en: nado (fundamentar elección). • distinciones entre intervenciones profesionales inde-
• vincular la teoría y la práctica mediante la elección de pendientes (autónomas) e interdependientes (acordadas
un caso que podía provenir de la vida cotidiana/familiar con otros profesionales);
del estudiante o de la práctica clínica; Presentación en formato papel del • tendencia a reflejar aspectos de salud en paradigmas
• indagar la historia natural de la enfermedad que ayuda FINAL trabajo. cartesianos (9);
Presentación oral (15 minutos) sobre
a conceptualizar la idea de “enfermedad” como resulta- • omisión de esquemas de orden interpretativo (10);
los diagnósticos y la fundamentación
do de la interacción de factores biopsicoemocionales y
del modelo teórico seleccionado.
• conocimiento limitado sobre modelos de Enfermería
sociales; aplicables al caso elegido.
• proponer un enfoque holístico de los cuidados propio
del carácter de la metodología utilizada; Cuadro I. Contenidos por entregas (Serdarevich, 2015) De las 5 (cinco) estudiantes, 4 (cuatro) defendieron y
• utilizar terminología profesional en la expresión del aprobaron su trabajo y 1 (una) no aprobó el curso por
caso; El cuadro número I fue confeccionado como parte de un motivos ajenos a la realización de la tarea. Se programó
• fomentar el pensamiento crítico en el uso de herra- instructivo enviado a los estudiantes por email el primer un simulacro de defensa con el grupo el último día de
mientas profesionales; día de cursada. El documento incluía objetivos, informa- clase donde se presentó sólo el plan de cuidados de En-
• aplicar la resolución de problemas como estrategia de ción sobre entregas, bibliografía recomendada y normas fermería. Fue invitado a la defensa el docente a cargo de la
trabajo. generales para la confección del trabajo integrador. práctica hospitalaria. Si bien la muestra es pequeña permite

55 - Revista desafios
avizorar dificultades en dicha aproximación metodológica. El orden de frecuencias de respuesta según la escala Likert al rol tutorial docente para la mejora de la producción,
El examen final contó con la presencia de la Coordina- arrojó los valores: el uso del PAE como herramienta identitaria profesional,
dora de la Licenciatura Se estima que la presentación el compromiso con la formación y la importancia de la
frente a otros docentes calificados, a la titular del curso y 1 2 3 4 inclusión en la currícula.
a los pares, empodera al estudiante para la participación El TP final me permitió lograr ma- 2 1
en equipos interdisciplinarios de salud. yor dominio de la tarea Las tres preguntas abiertas eran las siguientes:

Aprobados los exámenes finales, se envió por vía email Redactar la monografía me resultó 1 1 1 1. Luego de haber realizado la monografía, se considera
a las estudiantes un cuestionario que tenía por objetivo dificultoso en condiciones de enseñar el uso del PAE a otros (colegas,
registrar las percepciones acerca del trabajo integrador y estudiantes de Enfermería, compañeros de estudio)?
las potencialidades del PAE como herramienta profesio- Fue complicado buscar la bibliografía 1 2
nal, garantizando el anonimato y confidencialidad de las Estudiante 1: Este tipo de monografías amplía la capacidad
respuestas. Dudé para organizar la información 1 1 1 de los profesionales de buscar métodos y estrategias a la
hora desempeñar las actividades de Enfermería de acuer-
El completamiento fue la autoadministración (tres de las La realización de un TP de este tipo 1 1 1 do al tipo de patologías y las necesidades de los pacientes
cuatro estudiantes lo completaron y enviaron por email). ayuda al trabajo en equipo no solamente desde un enfoque de enfermedades sino de
El instrumento comprendía una primera parte con afir- aquellas necesidades psicosociales de los pacientes, fami-
maciones en una escala de 4 puntos tipo Likert (1= muy Las tutorías del docente son necesa- 2 1 liares, cuidadores y el equipo de salud que trabajan con-
de acuerdo, 4= en desacuerdo). La segunda parte consis- juntamente.
rias para mejorar la producción
tía en 3 (tres) preguntas abiertas para ser respondidas en
forma breve sobre percepciones relativas a la tarea. El Proceso de Atención de Enfermería 2 1 Estudiante 2: si.
(PAE) fortalece la identidad profesional
Estudiante 3: Creo que sería capaz de explicar la metodolo-
El TP estimuló mi compromiso con 2 1
gía, pero la realidad es que falta práctica.
el trabajo
Es importante incluir este tipo de 2 1 2. ¿Qué obstáculos enfrentó en la preparación del traba-
trabajos en la formación universitaria jo? ¿Qué medidas propone para evitarlos?

Cuadro II. Frecuencia de respuestas (Serdarevich, 2016) Estudiante 1: Fue mi primera experiencia en este tipo de
estrategias, en mi caso particular fue de gran ayuda y lo
Entre las dificultades encontradas en la realización del que me facilitó la investigación y posterior confección de
trabajo integrador, las estudiantes manifiestan la búsque- la monografía.
da bibliográfica y dudas para organizar la información. Los obstáculos encontrados fueron que debería implemen-
Las ventajas del uso de la metodología hacen referencia tarse este tipo de estrategias desde el inicio de la carrera

56 - Revista desafios
en todas las materias de Enfermería lo que agrega un valor Resultados lógicas profesionales (PAE) continúa siendo un desafío
fundamental a la hora de la investigación. para los docentes. Generar consenso en los recursos di-
Principalmente desarrollar este tipo de estrategias tanto en Uno de los aspectos que concitó la atención del docente dácticos adecuados para tal fin es uno de los problemas
la práctica como en materias teóricas lo que ampliaría la fue que los casos elegidos por las estudiantes en algunos que encontramos en la tarea educativa.
capacidad de expandir los conocimientos de los estudiantes aspectos (sociales, profesionales, vinculares, historia de la
y profesionales. Como además medidas tendientes a que enfermedad/hospitalizaciones) se relacionaban con sus La multiplicidad de enfoques, paradigmas y tensiones que
los alumnos puedan ver a los pacientes en su integridad situaciones vitales. debiera ser una instancia enriquecedora tiende a des-
biopsicosocial no solo en sus patologías. orientar a los estudiantes y a desalentarlos en esta pers-
En lo relativo al uso del PAE como herramienta identita- pectiva.
Estudiante 2: organizarme con los tiempos. ria, se observan discrepancias entre el aprendizaje (con-
siderado dificultoso) con la importancia asignada al de- Comprender las ventajas de la utilización de métodos
Estudiante 3: el uso de diagnósticos, ejemplo NANDA. sarrollo profesional. La situación se reitera en la pregunta mixtos para la cotidianeidad de Enfermería aparece como
abierta que hace referencia a la posibilidad de enseñarlo una sinuosa ruta que, sin la guía docente, puede resultar
3. Mencione dos (2) ventajas del uso de esta estrategia a compañeros. Las estudiantes señalan la importancia un mar embravecido de difícil navegación.
como favorecedora de la integración de los contenidos del rol docente/tutor como mediador en la situación de El educador se convierte en brújula y andamio, ayudan-
teóricos con la práctica integrada. aprendizaje. También puntualizan las virtudes de la me- do a zarpar por los a menudo tormentosos océanos pro-
todología para identificar necesidades, priorizar cuidados fesionales. Pero es, sin duda, un viaje que vale la pena
Estudiante 1: a. Que el trabajo se realiza por etapas, lo que y evaluar resultados. emprender.
facilita la confección del mismo.
b. Las correcciones minuciosas de la monografía permitie- Pareciera que no se visualizan claramente las ventajas de Incorporar las percepciones de los estudiantes respecto al
ron realizar un trabajo de calidad, acorde a los requerimien- una óptica multimetódica enmarcada en el paradigma rol docente, los modelos profesionales y estrategias inno-
tos de la materia. interpretativo, si bien se alude a la importancia del cono- vadoras para el uso de herramientas con historia discipli-
cimiento de la patología. nar es una meta que las currículas deberían contemplar.
Estudiante 2: a. conocer del paciente más exhaustivamen- Amenazas a la utilización de esta metodología incluyen
te sus necesidades y acerca de la enfermedad que estaba comisiones numerosas de estudiantes, escasos recursos de
cursando. Conclusiones accesibilidad y uso del lenguaje digital, tiempos de cur-
b. recaudar y organizar la información a cerca de la pato- sada prolongados, falta de manejo de idiomas (que per-
logía y las necesidades del paciente y así poder categorizar, Indagaciones previas al presente trabajo (3), encontraron miten ampliar la masa crítica). La demanda por parte del
planificar, ejecutar y evaluar las acciones. respuestas similares en lo referido al PAE como herra- docente acerca de la implementación del PAE determina
mienta identitaria, pero de difícil acceso/uso/apropiación una responsabilidad en su actualización/formación en el
Estudiante 3: Identificar las necesidades alteradas y sus por parte del estudiante. uso dinámico de la metodología.
priorización con respecto a otras acciones secundarias.
Vincular las adquisiciones de la práctica clínica con los El paradigma interpretativo (10) en ámbitos asistenciales
modelos teóricos de Enfermería y herramientas metodo- y académicos de Enfermería permite posicionar la profe-

57 - Revista desafios
sión como actor clave en la mejora de la calidad de vida Referencias Bibliográficas (9). Capra F. Las Conexiones Ocultas. Implicaciones Socia-
poblacional. Del mismo modo, la epistemología ayuda a les, Medioambientales, Económicas y Biológicas de una
analizar conceptos como cuidado y asistencia. (1). Burns N & Grove SK. Investigación en Enfermería. Nueva Visión del Mundo. Nueva York: Anagrama; 2003.
Desarrollo de la práctica basada en la evidencia. Madrid: (10). Vasilachis de Gialdino I [comp]. Estrategias de inves-
Formar nuevos profesionales que se posicionen como in- Elsevier, 2003. tigación cualitativa. Barcelona: Gedisa, 2013.
telectuales críticos de la atención en salud se fundamenta (2). North American Nursing Diagnosis Association, NAN-
en considerar a la Enfermería como una profesión de alto DA. Diagnósticos enfermeros. Definiciones y clasificación.
valor social. Madrid: Elsevier, 2014.
(3). Mosca AM, Serdarevich U. Impresiones de un grupo de
estudiantes sobre el Proceso de Atención de Enfermería
(PAE). En: 15° Congreso Internacional de Medicina Inter-
na del Hospital de Clinicas.19 – 22 de Agosto de 2014.
Publicado en Actas con referato. Sheraton & Convention
Center. Buenos Aires: Argentina, 2014.
(4). Tomey AM. Joyce Travelbee. Modelo de relación per-
sona a persona. En: Tomey, A.M & Alligood MR. Modelos
y Teorías en Enfermería. Quinta Edición. Madrid: Elsevier,
2003.
(5). Mallimaci F, Giménez Béliveau V. 5: “Historias de
vida y métodos biográficos”. En: Vasilachis de Gialdino I
[comp]. Estrategias de Investigación Cualitativa. Barcelo-
na: Gedisa, 2013.
(6). Chase SE (2015). Capítulo 25. Investigación narrativa.
Multiplicidad de enfoques, perspectivas y voces. En: Den-
zin NK & Lincoln YS. Manual de Investigación Cualitativa.
Vol. IV: Métodos de recolección y análisis de datos. Barce-
lona: Gedisa, 2015.
(7). Neiman G, Quaranta G. 6: Los estudios de caso en
la investigación sociológica. En Vasilachis de Gialdino I
[comp], Estrategias de Investigación Cualitativa. Barcelo-
na: Gedisa, 2013.
(8). Universidad Isalud. Programa de la asignatura “Enfer-
mería y la salud integral del hombre y la mujer”. Buenos
Aires: Argentina, 2012.

58 - Revista desafios
Desafíos
Enfermería & Educación / Diciembre 2015

59 - Revista desafios

También podría gustarte