Está en la página 1de 3

LA TEORÍA DEL BIG BANG

Según esta teoría, el universo se originó a partir de una gran explosión que
proyectó toda la energía y la materia existentes. La elaboración de esta teoría la
inició Einstein en 1917.

Se partió de la hipótesis de que en el universo la distribución de la materia era


uniforme (universo homogéneo e isótropo) y que no cambiaba de forma con
el tiempo (universo en equilibrio). Para compensar el efecto de la gravedad,
Einstein introdujo en su modelo una fuerza igual, pero de sentido contrario, a la
que denominó constante cosmológica.

En 1924, el matemático A. Friedmann demostró que este modelo de universo no


era posible, ya que con el paso del tiempo debía hacerse más grande o más
pequeño, por lo que la constante cosmológica era innecesaria. A. Einstein estuvo
de acuerdo con esta corrección.

En 1927, el astrónomo G. E. Lamaître expuso la teoría de que las galaxias


provienen de la explosión de un núcleo inicial,
llamado huevo cósmico o átomo primitivo.

En 1929, el astrónomo E. Hubble, al analizar el espectro de la luz que nos llega de


las galaxias, dedujo que todas ellas se alejan de nuestro planeta, es decir, que
el universo está en expansión.

Entre 1948 y 1952, el físico G. Gamow coincidió con la hipótesis de Lamaître


sobre el origen de las galaxias (fue el que propuso el nombre de Big Bang), pero
discrepaba en la idea de que los primeros átomos en formarse fueran los pesados.
Según Gamow, el huevo cósmico estaba constituido por neutrones, que al
descomponerse generaron protones y electrones, los cuales se aglutinaron y
formaron átomos de hidrógeno y de helio, a partir los cuales se crearon los demás
elementos.

Según los cálculos realizados, la gran explosión se produjo hace unos 13 700
millones de años.

https://juanmacabrera.wordpress.com/2012/01/03/teoria-de-big-bang/
El modelo del Big - Bang

¿Cómo se denomina este modelo del origen del Universo? ¿Cuáles son sus
características principales?

Este modelo matemático ha trascendido a la sociedad con un nombre muy llamativo: el Big
Bang o la Gran Explosión.

Su rasgo principal es que la expansión lleva asociada un enfriamiento y una transformación de


la materia.

Las etapas del origen del Universo según el modelo del Big - Bang -

En este modelo del origen del universo se distinguen cuatro etapas iniciales y sucesivas:

1. inflación
2. confinamiento de quarks
3. nucleosíntesis primordial
4. recombinación

Etapa 1: La inflación

Inicialmente, el Universo estuvo comprimido en un estado muy denso, que se expandió muy
rápidamente(*).

Como cuando se intenta inflar un globo: al principio no se hincha por la resistencia que ofrece el
material elástico, pero luego empieza a inflarse y lo hace muy rápidamente.

En esta etapa llamada “inflación”, el Universo debió de ser una sopa de partículas y radiación de
muy alta energía.

Tras esa etapa, el Universo siguió expandiéndose, pero ya a un ritmo más lento. A partir de
entonces es cuando verdaderamente tenemos una descripción fiable de lo que pudo pasar.
(*) El Universo amplió su tamaño miles de millones de veces en un tiempo extraordinariamente pequeño,
inferior a micromillonésimas de segundo

Etapa 2: El confinamiento de quarks

Una cienmilésima de segundo después del instante inicial, la temperatura era lo suficientemente
baja para que todos los quarks se confinaran en protones* y neutrones.

Según el modelo del Big Bang no quedaron quarks libres en el Universo y, efectivamente, lo que
observamos hoy en día es que los quarks forman siempre parte de protones y neutrones.
(*) Los elementos de la tabla periódica se diferencian entre sí por el número de protones de su núcleo. A
este número se le llama número atómico.

El número atómico representa una propiedad fundamental del átomo: su carga nuclear.

El elemento más abundante del Universo, el hidrógeno, es el más simple de todos. De número atómico 1,
su núcleo está compuesto de un sólo protón.

Etapa 3: La nucleosíntesis primordial

La nucleosíntesis es un proceso en el que los protones y neutrones reaccionan para dar lugar a
núcleos de otros átomos. Pero la mayor parte de los protones quedaron libres: casi el 75% del
Universo seguía siendo núcleos de Hidrógeno*.

¿Qué nuevos núcleos se formaron en esta etapa?

 Núcleos de helio**: aproximadamente un 25%.


En una proporción inferior se formaron:

 Núcleos de deuterio*** (un protón con un neutrón).


 Núcleos de litio (con tres y cuatro protones)

Transcurridos tres minutos desde el origen las reacciones nucleares cesaron su actividad porque
la temperatura del Universo ya se había enfriado lo suficiente.

Como resultado, el elemento químico más abundante del Universo es el hidrógeno, seguido por
el helio.

(*) El hidrógeno tiene un solo protón en su núcleo.

(**) El helio tiene dos protones en su núcleo.

(***) El deuterio es un isótopo del hidrógeno. Si bien cada elemento químico se distingue de otro por el
número de protones de su núcleo, un mismo elemento químico puede tener diferentes isótopos según el
número de neutrones de su núcleo. El isótopo del hidrógeno más común en la naturaleza es el protio (un
solo protón y ningún neutrón).

Etapa 4: La recombinación

Cuatrocientos mil años después, los núcleos de hidrógeno capturarán electrones convirtiéndose
en átomos neutros*, en la etapa que se llama “recombinación”.
Los fotones ya no tienen la energía suficiente para ser absorbidos por los electrones (a su vez,
los electrones ya no pueden absorber fotones que les liberen de los átomos neutros).

Los fotones pueden viajar desde entonces por el Universo sin ser absorbidos por la materia y
llegar hasta nosotros.

El Universo se ha hecho transparente, es decir, lo podemos observar.

(*) Para que un átomo sea eléctricamente neutro, el número de protones ha de ser igual al de electrones.

La luz estirada

La energía de estos fotones irá disminuyendo con el transcurso del tiempo y su longitud de onda
aumentando (se estima que hasta nuestros días había aumentado en un factor cercano a mil).

Según esto, los fotones que llenarían el Universo tendrían ahora longitudes de onda en torno al
milímetro, es decir, el Universo sería un inmenso horno de microondas (aunque éstas tendrían
una intensidad extraordinariamente baja comparada con la de los hornos de nuestras cocinas).

También podría gustarte