Está en la página 1de 6

El calendario mesopotámico fue uno de los primeros

calendarios de la humanidad. Los astrónomos sumerios


fueron los primeros en reglamentar el calendario arcaico.
Los meses fueron divididos en cuatro semanas de siete días
cada uno, de acuerdo con las fases de la luna, quedando los
últimos dos días de cada mes fuera, de ahí el calendario de
12 meses y 360 días

La creación de la escritura se atribuye a los sumerios


sobre el año 3.100 a.C siendo el origen de la escritura
tipo pictográfica, pasando posteriormente al idiograma
debido a la dificultad a la hora de dibujar los conceptos
que querían representar. El idiograma hacía más
sencilla la interpretación de los dibujos.
.

La civilización actual no se entendería sin la


rueda. Esta pieza mecánica de forma circular y
que gira alrededor de un eje es un componente
fundamental en cualquier maquinaria, en
vehículos terrestres y en la alfarería, a pesar
de que los Incas y los Aztecas se apañaron
bastante bien sin ellas. La primera evidencia de
la rueda se encontró en un pictograma de sumeria, datado en el año 3500 antes de Cristo.

Si bien es cierto que la metalurgia nació hace miles de


años, fue en el Mesopotamia donde se comenzó a
utilizarse de forma más habitual el cobre y el cobre y el
bronce para fabricar bronce
Como he comentado más arriba, la falta de terreno
rocoso, la piedra fuera un bien escaso, lo que obligó a
hacer uso del barro, fabricando ladrillos, para poder
construir gruesos muros sin apenas aperturas
convirtiéndose en edificaciones resistentes, pesadas y
uniformes.

Algunos de sus avances tecnológicos fueron vitales para el


desarrollo de esta civilización. Para la agricultura, la cual era
la base de la economía, inventaron el arado y la azada.
Además, gracias a un mecanismo llamado Shaduf, llevaban
agua del río Nilo a los canales que ayudaban al riego.

Las clases altas de la civilización egipcia tenían como costumbre


maquillarse y cuidar su aspecto físico. El detalle más aplicado era
el de pintarse el contorno de los ojos.Para ellos, esto les
otorgaba el cuidado de los dioses Horus y Ra. No obstante, el
material que utilizaban era un antibacteriano que los protegía de
diversas infecciones oculares.

Los egipcios desarrollaron las matemáticas a un nivel admirable.


Utilizaban sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Incluso llegaron
a solucionar ecuaciones de segundo grado y raíces cuadradas.

Asimismo, poseían un amplio conocimiento de la geografía y


estudiaron formas como el triángulo, el cuadrado, el rectángulo, etc.
Son varios los aspectos culturales que los egipcios desarrollaron.
Uno de ellos fue la escritura, la cual dejaron reflejada tanto en los
muros como en las hojas de papiro. Para escribir, afilaban el tallo
de la planta, convirtiéndolo en una especie de pluma.

Dentro de la ciencia, la astronomía fue una de sus disciplinas


favoritas. Observando el cielo conseguían predecir eclipses
lunares y solares, inundaciones del Nilo, y el movimiento de los
planetas, entre otros aspectos.Gracias a estos estudios, los
egipcios elaboraron el calendario solar más antiguo del que se
tiene constancia. En éste, un año se dividía en 360 días, que
se agrupaban en doce meses distintos.

Según la tradición china, la historia de la seda empieza en


el siglo XXVII a. C. Prosigue durante tres milenios de exclusividad durante los que
China exporta este tejido precioso sin revelar jamás el secreto de su fabricación. El
arte de fabricar seda se transmitió después a otras civilizaciones gracias a
mercaderes, ladrones y espías de todo tipo, como monjes o diplomáticos.

En la antigua China se inventó la brújula y ha dejado una profunda influencia sobre la


civilización de nuestro mundo.

Lo que significa que apunta al sur, se registró en la gran literatura Han Feizi durante el
Período de los Reinos Combatientes (206 a. C-23 d. C) para identificar las direcciones. Es
la base original para la invención de la brújula, y el dispositivo más antiguo que señala al
sur en la historia humana. Se cincelado de piedra con imán magnético en la forma de un
cucharón o una cuchara.
La pólvora fue inventada por los alquimistas de la antigua China en el
siglo IX. En principio se obtuvo mezclando azufre, carbón vegetal y
salitre (nitrato de potasio). El carbón se obtenía de los sauces, aunque
pasaron a usarse también plantas como la vid, el avellano, el laurel y el
saúco, entre otros. Al moler bien los ingredientes y mezclarse, se
obtenía un polvo llamado ‘serpentina’.

La antigua moneda de papel se llamaba Jiao Zi, y apareció a principios de


la Dinastía Song del Norte (960-1127). Debido a la gran desarrollo en la
economía mercantil, el aumento del comercio, y la alta demanda de la
moneda, los comerciantes necesitaban un tipo de moneda que fuese fácil
de llevar, por lo tanto, el moneda de papel moneda apareció.

Los arqueólogos han confirmado que China inició la siembra de arroz por
lo menos 3.000 a 4.000 años atrás. En la década de 1970, las semillas de
grano largo de arroz no glutinoso fueron desenterrados de las ruinas del
Neolítico en el Hemudu de Yuyao, provincia de Zhejiang, los primeros
registros de la plantación de arroz en China, y el mundo.

En el momento en el oeste de la dinastía Zhou (c.1100 AC -. C 771 aC)


estaba en el poder, el arroz ha sido bien aceptada y muy importante, como
puede verse en las inscripciones en vasijas de bronce utilizadas como
recipientes para el almacenamiento de arroz.
Su arquitectura urbanística de las más pintorescas
y estrafalarias que se conoce. Una de las fachadas
más reproducidas son los edificios de ladrillo de
adobe de varios pisos. También las combinaciones
trigonométricas de sus estructuras son admiradas
por doquier. Y es que la magnificencia de su
arquitectura es una de las fuentes que atraen a la
mayor parte de los turistas a la India.

Las telas de algodón que se producen en la India son de las


mejores del mundo. De hecho, estas telas les abrieron
mercados en la “ruta de la ceda” cuya participación de la india
era elemental tanto por el territorio como por la
comercialización de las telas.

Lingüistas consideran que las lenguas europeas


surgieron en la India. El basamento para tal
aseveración es que hay determinantes similitudes
entre los cuatro idiomas originarios de Europa y los
dialectos hindúes. Los cuatro idiomas más antiguos
son el sanscrito, griego, latín y persa, cuyos
orígenes provienen de la India.
Desde occidente, la madre de la filosofía es Grecia,
pero desde oriente, la India encabeza las artes
pensativas. De hecho, la filosofía hindú, sintetizado en
el budismo y el sikhinismo, es mucho más antiguo que
los textos de los clásicos griegos. Enrique Dussel
asegura que el pensamiento griego surge de corrientes
de pensamiento de la india y el África del norte.

Los aportes artísticos son milenarios y originarios de otras


corrientes artísticas en el mundo. La obra artística de más
relevancia es el Taj Mahal, que fue construido entre 1631 y
1654 por el emperador Shah Jahan.

Pero además del Taj Mahal, la india cuenta con otras obras
emblemáticas del arte como la mezquita de viernes, la ciudad
rosa de Jaipur, el templo del sol o el Raj Ghat de Nueva Delhi,
construido a la memoria de Mahatma Ghandi.

Los artistas hindúes están motivados por figuras como los


leones, el agua, la figura femenina, el elefante y el árbol.