Está en la página 1de 5

1

La ESI en la Escuela: Derechos y Diversidad Sexual

TRABAJO FINAL
Irene Luján Seles
DNI: 26078163
Institución: Escuela Normal Superior “Vicente Fatone”
Bahía Blanca, Buenos Aires
Irene.seles@gmail.com
Tutora: Ana Mazzino
Clase: 138

Reflexionando sobre lo que aprendimos:


Les pedimos que identifiquen y describan una práctica escolar que hayan
vivenciado, siendo docentes, en la que se reproduzcan o refuercen pautas propias
del binarismo sexo genérico, la heteronorma y/o la cisnorma. Fundamenten la
selección de dicha práctica, incorporando en su argumentación el desarrollo de al
menos un contenido o concepto de la clase Nº 1 y uno de la clase Nº 2.
Educar en la diversidad no es algo tan fácil de lograr porque históricamente la diversidad
sexual se ha venido construyendo en un marco de vulneración de derechos, de
desigualdad, de silencios, prejuicios y rechazos que en el presente dificultan las
posibilidades de valorar y celebrar la diversidad sexual. Incorporar y hacer efectivo el
principio de respetar las diferencias en el campo de la sexualidad, a pesar de los
importantes avances que se han venido dando, sigue siendo un desafío para la escuela y
para la sociedad en su conjunto1.
Como docente de una escuela secundaria y más de quince años de antigüedad, puedo
decir que se observa (en una de las escuelas donde trabajo) que una de las prácticas más
comunes en el contexto escolar es la presunción de heterosexualidad.
La mirada de algunos colegas de la institución que se dirigen a todas las personas como
si fueran heterosexuales, remarcando de este modo la visión “binaria” desconociendo y/o
negando diferencias sexuales que no encuadren con su concepto de “natural”: femenino
y masculino. Quizás lo más grave de esta situación es que al percibir diversidad entre
estudiantes expresan verbalmente que no corresponde al modelo heteronormativo al que
responde su pensamiento.
Pero estas prácticas no se observan solo dentro de la escuela y por parte de docentes o
directivos; sino que también familias han manifestado una mirada esencialista,
manifiestan que la identidad de género y el deseo sexual ya están determinados desde la
naturaleza.
Es todo un desafío convivir con este enfoque educativo tradicional-moralista, que se
centra en “lo que debe ser” y “lo que no debe ser”, “lo que está bien” y “lo que está mal”,
de acuerdo con prescripciones morales consideradas universales; en general las
sociedades van conformando estereotipos sobre cómo debe ser un varón y cómo debe ser

1
Dirección General de Políticas Integrales de Diversidad Sexual y Programa Nacional de Educación Sexual Integral (2019). Clase
Nro.: 1 La construcción social del género y la sexualidad. La ESI en la escuela: Derechos y diversidad sexual: Ministerio de
Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación.
2

una mujer respondiendo a una estructura cultural, este concepto de género es sostenida
en el tiempo y además es legitimada por diversos discursos religiosos, científicos,
médicos, sociales, de los medios de comunicación, etc.
Reproduzco aquí las palabras de Ana Mazzino en los foros cuando destaca que:
“hemos reconocido, la necesidad de visibilizar las múltiples formas de ser y de vivir la
sexualidad, lejos de la lógica binaria que normaliza la heterosexualidad y establece
prejuicios y estigmatizaciones discriminatorias sobre otras posibles orientaciones o
identidades de género. También distinguimos la importancia del respeto y la valoración
de lo múltiple. Tender a la equidad en contextos de inclusión remite siempre al respeto,
a la valorización y el reconocimiento de la dignidad de todos los seres humanos. Es decir,
es necesario pensarnos a nosotros/as mismos/as como uno/a más dentro de esa
diversidad, con iguales derechos”.

Es en la escuela donde se debe colaborar en el desarrollo integral de los y las


estudiantes, acompañándoles durante dicho proceso. Para ello, no sólo es
necesario transmitirles contenidos, sino también ayudarles a construirse como
personas autónomas y libres, colaborando en el desarrollo de todas sus
potencialidades.

2. Pensemos el respeto a la diversidad en el aula:


a) Identifiquen a qué puerta de entrada de la ESI correspondería la práctica
seleccionada en el punto Nº 1. b) A partir de la puerta de entrada identificada
propongan: La ESI en la escuela: Derechos y diversidad sexual Un contenido
curricular que trabajarían (buscar en los Lineamientos Curriculares para la ESI y
transcribirlo) y luego elijan una actividad de los “Cuadernos para el aula” que les
parezca adecuada para trabajar ese contenido en particular (mencionar el cuaderno
para el aula-Inicial, Primaria, Secundaria I y II-, título de la actividad y página del
Cuaderno.
c) Agreguen una actividad más, de creación propia, con la que continuarían
trabajando ese mismo contenido curricular (Explicitar destinatarios/as (año/nivel),
asignatura en caso que corresponda, el propósito, la consigna de trabajo, la
dinámica de trabajo, los recursos o materiales que utilizarán –pueden utilizar los
recursos del Programa de ESI como los videos, láminas, trípticos, etc.–, y el modo
en que darán cierre a la actividad).

Pienso que la práctica que señalo anteriormente se corresponde con las siguientes puertas
de entrada de la ESI:
1. La reflexión sobre nosotros/as mismos/as.
3. La escuela, las familias y la comunidad, en su relación con la ESI.
La Ley Nacional N° 26.150 da a la institución educativa un rol privilegiado como ámbito
promotor y protector de derechos.
La escuela es uno de los ámbitos específicos para avanzar hacia la transformación de
prácticas culturales fuertemente arraigadas, que profundizan las desigualdades y
obstaculizan el desarrollo integral y pleno de niños/as, y adolescentes. A partir de esta
responsabilidad, los/las docentes, directivos y familias somos autores de la formación que
3

posean en la adultez con respecto a la ESI y al trato hacia los demás, de los/las estudiantes
que pasen por la escuela en la actualidad.
La ley 26.150 establece que todos los/las educandos tienen derecho a recibir educación
sexual integral (articulando aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos)
en los establecimientos públicos, de gestión estatal y privada de las jurisdicciones
nacional, provincial, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y municipal. La educación
sexual integral es un derecho de chicos/as de todas las escuelas del país, en sus tres
niveles: inicial, primaria, secundaria, sean privadas o estatales o laicas.
Por lo tanto reflexionemos y articulemos acerca de nuestras responsabilidades como
educadores/as y el rol de las familias en la formación de nuestra sociedad, es un pilar
fundamental…
Cada quien va construyendo una identidad propia singular y diferenciada de otros y
otras. Hablar de diversidad sexual desde esta perspectiva permite reconocer que no
existe una única sexualidad, sino sexualidades en plural. La biología no determina la
identidad de género, ni tampoco la expresión de género o la orientación sexual. Por eso
hablar de diversidad sexual implica dar lugar a que cada persona pueda desplegarse y
desarrollarse tal cual se siente y desea y, sobre todo, es dar lugar a un mayor crecimiento
individual y como sociedad.2

La Ley N° 26.7433 establece el derecho a la identidad de género de las personas. Fue


sancionada el 9 de mayo de 2012 y promulgada el 23 de mayo del mismo año.
En el artículo 1º de la Ley se establece que toda persona tiene derecho al reconocimiento
de su identidad de género; al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de
género y a ser tratada de acuerdo con ésta. En el artículo 2° se define a la identidad de
género como la vivencia interna e individual tal como cada persona la siente, la cual puede
corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la
vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia
siempre que ello sea libremente escogido, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y
los modales.
Además, en el artículo 12 se habla del derecho al trato digno, de que se debe respetar la
identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y
adolescentes.
Nuestra obligación es formar ciudadanos y ciudadanas de una forma crítica, responsable
y con valores. Debemos promover la solidaridad, igualdad y sobre todo respeto.
Afortunadamente contamos con una gran variedad de recursos disponibles para guiarnos
hacia una práctica responsable, por ejemplo:
EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA II
ANEXO 1 “Sugerencias para reuniones y talleres de ESI con las familias”
Tema: El derecho a la Educación Sexual Integral en la escuela -página 141-
Tema: La importancia de informar a las familias qué contenidos de Educación Sexual
Integral se brindan en la escuela- pág. 142- 4

2
Dirección General de Políticas Integrales de Diversidad Sexual y Programa Nacional de Educación Sexual Integral. (2019). Clase
Nro.2: La diversidad sexual. La ESI en la escuela: Derechos y diversidad sexual: Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y
Tecnología de la Nación.
3
https://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/ley_26.743_de_identidad_de_genero.pdf
4
Participación en foro de la clase 4 Irene Lujan Seles - 19/06/2019 19:11
4

Para generar, fomentar el respeto a la diversidad y profundizar instancias de aprendizaje;


utilizaría como recurso también, algún texto que aborde temas relacionados a: “la
discriminación se sostiene a partir de los prejuicios y estereotipos contenidos en las
representaciones sociales, que impregnan las conductas, los pensamientos, los juicios de
valor cotidianos de las personas”.5
Lo trabajaría con alumnos de 4º año en la materia que dicto: lengua extranjera (portugués)
y además incluiría investigación y comparación de la temática en la lengua extranjera que
están aprendiendo; a través de lecturas orientadas a interpretar y comparar los reflejos en
la sociedad de pertenencia y la que es objeto de investigación, en este caso, la brasileña.
Analizar características en común y diferencias, a través de juegos de roles para hacer
hincapié en este último punto para poder evidenciar las diversidades culturales, étnicas,
religiosas, etc. Trabajar con vocabulario especifico en la lengua extranjera, buscando
sinónimos y traduciendo al español.

3. A modo de cierre les proponemos que respondan las siguientes preguntas:


a) ¿Qué saberes nuevos se llevan?
b) ¿Hay situaciones escolares en las que ahora intervendrían de otra manera o para
las que tendrían más recursos que orientaran su intervención? Comentar
brevemente.

Al finalizar esta capacitación siento que hay mucho por aprender aún, es un recorrido con
muchas dificultades de diferentes índoles; pero esto me lleva a reflexionar sobre mis
prácticas docentes. También pienso que el equipo directivo de las escuelas son
representantes máximas de la institución, encargados de llevar adelante un proyecto
institucional, que marcan en cierto modo una línea de trabajo al resto del personal
docente, quienes deben tomar decisiones y asegurar que se cumpla los derechos de
todos/as los/las estudiantes y docentes.
Me queda más claro la importancia del rol de la escuela en el marco de la ESI. La Ley
Nacional N° 26.150 da a la institución educativa un rol privilegiado como ámbito
promotor y protector de derechos.
Me siento más capacitada para intervenir ante situaciones de discriminación, burlas,
desconocimiento, violación de los derechos que implican la enseñanza/aprendizaje de ESI
en el contexto escolar.
Quiero destacar la reflexión de Ana Mazzino, en el cierre del foro de la clase 4; me
interpela profundamente sus palabras ante diferentes situaciones vivenciadas por colegas;
sin lugar a dudas pienso que debemos crear espacios para desarrollarnos
“Por eso creo que ha sido fundamental poder pensar estas escenas como
posibilidades para trabajar ESI en la escuela, recuperando el valor de nuestras
intervenciones que ofrecen, como lo indica el ejercicio, otros finales posibles

5
Ministerio de Educación y Deportes de la Nación Educación sexual integral para la educación secundaria II : contenidos y propuestas
para el aula / María Lía Bargalló []; coordinado por Mirta Marina. - 1a ed. - Buenos Aires: Ministerio de Educación de la Nación,
2012. 160 p.: il. ; 28x20 cm. - (Serie Cuadernos de ESI)
5

frente a casos de discriminación, vulneración de derechos, etc. Para ellos, la


dimensión institucional, esa posibilidad de compartirlo con otros colegas, de
armar trabajo en equipo, de construir acciones y decisiones entre varios/as es
indispensable”.

La enseñanza de ESI implica el ejercicio de derecho, el compromiso de transmisión del


respeto por la diversidad de identidades sin prejuicios derivados de la orientación sexual.
El rol de la escuela, a partir de este marco, debería ser el de promotora y generadora de
climas de respeto y confianza para que circule la comunicación y el diálogo sobre los
temas relacionados con la sexualidad de manera amplia y abierta. Debe ser un lugar de
encuentro, donde se produzcan intercambios de experiencias, sentimientos, dudas, y
además, un lugar donde se promuevan aprendizajes, relacionados con la comprensión y
el respeto a todas las personas.

También podría gustarte