Está en la página 1de 2

Forma:

Cuando se está frente a objetos cuadros, esculturas u otros, lo primero que se ve


es un conjunto de formas. Este conjunto se identifica inmediatamente según su
contorno, figura o perfil externo. De acuerdo a esto, se le llama forma al aspecto
externo y propio que define a primera vista, cada uno de los seres o cosas
percibidas.

En el campo del arte la forma puede ser vista, interpretada y sentida de manera
diferente por los artistas. Esto explica el por qué una misma forma se puede
representar de maneras muy distintas, según el temperamento del artista.

Características de la forma

Hay cualidades visuales que son propias de la forma, ellas son: la configuración, el
tamaño, el color, la textura y la posición en el espacio.

La configuración se refiere a la forma lógica como están dispuestas las partes que
componen un objeto y que le dan su aspecto peculiar. Por medio de la
configuración se aprecian los contornos y las dimensiones de ese objeto; es decir,
las líneas que limitan sus formas y su longitud o extensión.

El tamaño es la comparación de una forma con otras conocidas. Por ejemplo, se


aprecia el tamaño de un pupitre aún cuando su imagen se presenta en pequeñas
dimensiones ya que por conocimiento se sabe cuál es su magnitud real.

El color forma parte del aspecto exterior de un objeto y permite diferenciarlo de


otro. El color natural de una forma puede ser cambiado artificialmente mediante
pigmentos para modificar su aspecto externo.

La textura es propia del material constituyente de cada forma y, al igual que el


color, puede presentarse con el aspecto natural de la materia o modificada para
fines artísticos o comerciales.

La posición en el espacio se refiere a que cada objeto es captado por la vista en


un lugar real. Cuando se establecen relaciones entre varios objetos se dice que
está cerca o lejos, a la derecha o a la izquierda, arriba o abajo.
Clases de formas

Las formas son infinitas; sin embargo, para su mejor interpretación se han
clasificado atendiendo a su origen y contorno.

Formas naturales son aquellas que se producen en el mundo natural, como los
vegetales, animales y minerales; se presentan de manera espontánea y directa.

Formas artificiales son aquellas creadas por el ser humano. Entre las formas
artificiales interesan en especial las interpretadas por los artistas, algunas veces
se basan en formas naturales y otras en la creatividad y la capacidad de invención
del creador. Ejemplos: un dibujo, una escultura, una casa, un producto industrial.
Dentro de éstas se incluyen las figurativas y las abstractas.

Formas Figurativas son aquellas que reproducen algún ser del mundo natural o
artificial, sin que necesariamente sean una copia fiel de la realidad. Ejemplo:
observa como en un dibujo un niño de 7 años interpreta la llegada de los Reyes
Magos, ésta es una composición figurativa a partir de formas concretas.

Formas Abstractas son formas puras, sin posible identificación con imágenes ya
existentes, son creadas por la imaginación y la fantasía del artista, también se les
llaman no figurativas. La interpretación de estas obras es libre ya que no
representan algún elemento del mundo natural o artificial.

Formas positivas y negativas, la idea de este tipo de formas se capta mejor


cuando ambas se trabajan y presentan al mismo tiempo y en el mismo espacio. En
una composición, el dibujo o la figura destacada corresponde a la forma positiva y
los espacios o áreas que rodean a esa figura corresponden a la forma negativa.
Estas formas son muy utilizadas en la composición plástica, en la decoración y el
diseño publicitario.

Formas cerradas: son las formas que tienen su contorno definido por una línea
ininterrumpida en todo su perímetro que la separa perfectamente del fondo.

Formas abiertas: son aquellas formas artísticas cuyo contorno es discontinuo, no


está definido y por lo tanto la figura o parte de ella se integra con el fondo.

Formas Geométricas: Las formas geométricas pueden ser bidimensionales y


tridimensionales: las primeras se representan por medio del dibujo, la pintura y la
fotografía, éstas son planas y tienen sólo dos dimensiones. Las segundas se
representan por medio de la escultura, la arquitectura y la cerámica, son
volumétricas y tiene tres dimensiones. En las artes plásticas casi siempre el
esquema de composición está constituido por alguna forma geométrica.