Está en la página 1de 3

En el centro de la Tierra.

Habitualmente tendemos a confundir magnitudes físicas, en este caso, la Masa y el Peso.


La primera es la cantidad de materia que contiene un cuerpo y siempre es la misma, no
varía. Mientras que, según la RAE, el Peso es:

Fuerza de gravitación universal que ejerce un cuerpo (celeste) sobre una masa
Por lo que el peso es igual a la masa (m) por la aceleración gravitacional (g) y varía según
varíe la g.

A medida que nos desplazamos fuera de la superficie terrestre, nuestra masa sigue siendo
la misma, pero nuestro peso se va reduciendo conforme lo hace la fuerza gravitatoria
(atracción) de la Tierra.

Por ejemplo, un astronauta en órbita de la Tierra y flotando en la cabina sigue teniendo la


misma masa. Sin embargo, su peso en Newton se habría reducido.

La atracción gravitatoria también cambiará sutilmente (0,5%) a medida que nos movemos
alrededor de la superficie de la Tierra, que varía con la latitud y la topología local, ya que la
Tierra no es una esfera perfecta. Pero en términos generales, la atracción gravitacional, y
por tanto peso, es menor en una montaña que a nivel del mar.

Pero entonces, ¿qué le pasaría si viajásemos al centro de la Tierra? ¿Nuestro peso


aumentaría? No, todo lo contrario. A medida que descendemos por debajo de la superficie
de la Tierra, en un pozo de la mina, por ejemplo, la fuerza de la gravedad disminuye. El
peso y la fuerza gravitacional continuarían disminuyendo a medida que nos acercásemos
al centro de la Tierra. Imagina que estáis frente a una serie de bolas cada vez más
pequeñas y más y más pequeñas. En cada una de ellas existiría menos fuerza gravitacional,
¿verdad? Si estás justo en el centro, si eso fuera posible, y tienes todo el planeta
rodeándote, entonces estarías siendo tirado por igual en todas las direcciones y el efecto
neto se anularía. Por lo que no habría fuerza de gravedad y no pesarías nada, cero.

Así pues, para no parecer un bicho raro, os aconsejo que siempre que os pregunten sobre
vuestro peso contestéis X kilos, pero dentro de vosotros pensad que no son kilogramos,
sino kilopondios.

La comprensión de la gravedad, la fuerza de atracción entre objetos, resulta clave para


comprender lo que se va a convertir en una situación extraña. La fuerza de la atracción
gravitacional se determina por la masa de un objeto y por lo cerca que se encuentra de otro
(cuanta mayor masa y mayor proximidad mayor será la fuerza). La única gravedad que
somos capaces de percibir procede de la masa de la Tierra, responsable de que
sintamos que tira de nosotros hacia ella.

En el centro de la Tierra la situación varía. Como el planeta es prácticamente esférico,


las fuerzas gravitacionales de toda la masa circundante interactúan entre ellas.
Según Geza Gyuk, director de astronomía en el Adler Planetarium de Chicago,
"fuerzas iguales tirarían en todas direcciones y se produciría ingravidez".
Pero, ¿qué ocurriría si uno tratase de salir del centro subiendo una gran escalera que
llegase hasta Los Ángeles? (para simplificarlo estableceremos que la Tierra tiene una
densidad uniforme, lo cual es falso, pero no afecta al principio que nos ocupa).

En el centro del planeta la gravedad de la masa situada bajo nuestros pies, que llega
hasta el Océano Índico, nos "empujará" hacia abajo mientras que la masa situada
sobre la cabeza nos "empujará" hacia arriba, hacia Los Ángeles. Tras haber subido
varios peldaños la fuerza total que nos empuja hacia el Índico continuará resultando
prácticamente cero. Predominará la sensación de ingravidez. Pero a medida que subamos
habrá cada vez menos masa por encima y más por debajo. El tirón hacia el centro de la
Tierra será cada vez más fuerte, hasta que nos encontremos sobre la superficie terrestre,
contemplando el letrero de Hollywood y sintiéndonos pesados de nuevo.

En la cima de una montaña.


El monte Everest está a la latitud de 27°59′16″N o sea 27.988º aprox. Su altura sobre el
nivel del mar es 8848 m (al menos es uno de los valores generalmente más aceptados).Con
estos datos obtenemos: g = 9.7644 m/s² La fórmula que se puede utilizar es complicada
(bueno, en realidad no, pero antes que te asuste lo escribo así):

g = 9.780327 [ 1 + 0.0053024 sen² φ - 0.0000058 sen² (2φ) ] - 3.086 × 10⁻⁶ × H

donde φ es la latitud del lugar y H la altitud en msnm (metros sobre el nivel del mar) y el
resultado da en m/s² (saqué las unidades porque no cabe en el ancho de la edición).

Esta misma fórmula nos da.

g = 9.78032 m/s² en el ecuador a nivel del mar.

g = 9.80619 m/s² a 45º y nivel del mar

g = 9.83218 m/s² en los polos y nivel del mar

Se define como 9.80665 m/s² el valor medio que sirvió para determinar la relación entre kg
(masa) y Newton, pero según leí una vez (y lamentablemente perdí el vínculo o url) es la
gravedad medida en una ciudad aproximadamente en esa latitud, de Alemania, y altitud
cero o prácticamente el nivel del mar. El polo sur en realidad está en una meseta a 2800 m
de altura, por lo que el valor éste no sería el de su superficie sino el que tendría de no haber
todo ese hielo ahí acumulado.
El error de cálculo de la fórmula previa es aproximadamente de 10⁻⁴ del valor real de g.

lo conceptual es:

g = m/F
Siendo F el peso ejercido sobre la Tierra, y m la masa. Por Newton (o sea en el modelo
clásico):

F = G M m / R²

G = cte gravitación universal.


M = masa de la Tierra
m = masa de lo que se pesa
R radio desde el centro de masa de la Tierra al punto considerado = Ro + h

Entonces:

g = G M / R² = proporcional a la inversa de la distancia al centro de la tierra acuadrado.

Ro puede tomarse como el radio terrestre en medio a nivel del mar, en cuyo caso primero
se corrige por latitud y luego paraa la altitud h.

En cualquier caso está claro que: Más cerca de los polos hay MAYOR gravedad porque el
radio es menor, y más cerca del ecuador es MAYOR, siempre que consideremos altitud
constante, por ejemplo a 0 metros sobre el nivel el mar. Pero al sumar h (y con el Everest
se suma bastante) como nos alejamos de la tierra la gravedad disminuye. Sin embargo no
es el punto de menor gravedad, ya que el Cerro Chimborazo, en el Ecuador, si bien tiene
menor altitud sobre el mar, tiene su pico más lejos del centro de la Tierra. Ahí tenemos
9.761 m/s², un poco menos que en la cumbre del Everest.

Lógicamente el aire es más liviano porque hay menos aceleración de gravedad y porque la
capa atmosférica por encima de un punto elevado es menor (generando menos
compresión, o sea menor concentración de masa de aire), pero ¿cuánto influye esto?

Digamos que nuestra densidad fuera 1 kg/m³ (nuestro cuerpo tiene mucha agua, pero la
densidad es levemente menor, tomemos este valor). Nuestro amigo de 735.5N de peso
tendrá una masa aprox. de 75 kg y entonces ocupará un volumen de 75 dm³
aproximadamente. Si fuera a nivel del mar el aire circundante lo empujaría hacia arriba con
0.9N ó 92 gf.
El empuje arriba en cualquier lugar alto será menor como mucho unos 50gf, o sea que al
revés, si fuera por la presión del aire solamente esto no nos haría más livianos en la altura,
lo que afecta es g y sólo g.
Es la sensación de pesadez, pero eso es porque al tener menos presión la atmósfera nos
cuesta más respirar (sin equipo especial), nos cansamos más rápido, y no podemos hacer
grandes esfuerzos. Pero eso no es por estar más pesados en unidades de fuerza, sino por
sentirnos más pesados por razones biológicas. (Bueno, y físicas porque con menor presión
externa cuesta más llenar los pulmones).