Está en la página 1de 6

Neuronas bipolar: partes,

ubicación y funciones
Por
Marcel Gratacós

Una neurona bipolar es un tipo de célula que se caracteriza por contener


dos prolongaciones: un axón y una dendrita. Este tipo de neuronas son
menos prevalentes a nivel cerebral que las neuronas multipolares
(contienen más de una dendrita), pero más prevalentes que las neuronas
unipolares (contienen una sola prolongación que actúa como axón y como
dendrita a la vez).

Las neuronas bipolares son principalmente sensoriales y están


especializadas en la transmisión de señales nerviosas que provienen de
sentidos específicos. De este modo, forman células muy importantes en la
recepción de estímulos olfativos, gustativos y auditivos. A su vez, también
forman parte de las funciones vestibulares.

Neurona bipolar
Índice [Ocultar]
 1 Partes
 2 Funciones y características
o 2.1 Transmiten señales nerviosas
o 2.2 Envían información desde la periferia
o 2.3 Poseen una forma alargada
o 2.4 Prolongaciones separadas
o 2.5 Involucradas en procesos sensoriales
o 2.6 Poco habituales
 3 Localización
o 3.1 Retina del ojo
o 3.2 Epitelio olfatorio
o 3.3 Nervio vestibulo-coclear
 4 Referencias

Partes
Las neuronas bipolares son aquellas que presentan un cuerpo celular
alargando donde a cada uno de sus extremos posee un única dendrita. Este
tipo de células se hallan en los ganglios espinales cuando están en estado
embrionario.

Estas células se caracterizan pues por presentar dos ramificaciones


externas al soma o cuerpo neuronal. Se diferencia de las unipolares por
presentar dos extensiones (las unipolares solo contienen una) y de las
multipolares por contener solo una dendrita (las multipolares presentan
más de una).

Los axones de las neuronas bipolares se encargan de realizar las funciones


de transmisión de información, mientras que las dendritas llevan a cabo los
procesos de captación de información proveniente de otras neuronas.
El núcleo de la neurona bipolar (a diferencia de las unipolares) se encuentra
ubicado en el centro. A cada uno de sus lados contiene una ramificación. En
un lado el axón y en el otro la dendrita.

De forma general, las neuronas bipolares son aferentes. Es decir, se


encargan de transmitir información desde los sentidos hacia el sistema
nervioso central.

Funciones y características
Las funciones y características de las neuronas bipolares son:

Transmiten señales nerviosas

Las neuronas bipolares actúan como receptoras y como emisoras. En este


sentido, son capaces de transmitir señales nerviosas hacia otras neuronas y
células del sistema nervioso.

Envían información desde la periferia

La principal función de este tipo de neuronas consiste en captar información


de los órganos sensoriales y transmitirla hacia regiones encefálicas.

Por este motivo, las neuronas bipolares destacan por enviar información
desde la periferia hasta el sistema nervioso central.

Poseen una forma alargada

La morfología de este tipo de neuronas destaca por resultar levemente


alargada. Así pues, se diferencia de las neuronas unipolares por su forma
redondeada y de las neuronas multipolares por su morfología estrellada.

Prolongaciones separadas
Las dos prolongaciones que presentan las neuronas bipolares (axón y
dendritas) se encuentran separadas entre sí. El axón se ubica en un lado
del soma neuronal mientras que las dendritas se localizan en el otro lado.

Involucradas en procesos sensoriales

Las neuronas bipolares resultan células imprescindibles para la transmisión


de la información sensorial del organismo.

Estas células se hallan en varios órganos sensoriales y transmiten


información al sistema nervioso central acerca del oído, el olfato y la vista
entre otros.

Poco habituales

Este tipo de neuronas, a pesar de ser muy importantes para transmitir la


información sensorial, son poco prevalentes en los sistemas nerviosos de
los seres humanos. De hecho, las neuronas multipolares son mucho más
abundantes que estas.

Localización
Las neuronas bipolares se encuentran distribuidas por diferentes regiones
tanto del sistema nervioso como del organismo. Concretamente, este tipo
de células son especialmente prevalentes en los órganos sensoriales.

En este sentido, las principales regiones de ubicación de las neuronas


bipolares son:

Retina del ojo


Las células de la retina del ojo se hallan localizadas en la región intermedia
de la misma. Las dos terminaciones que poseen las neuronas bipolares
(axón y dendrita) se conectan directamente con las células fotorreceptoras.

Las prolongaciones de las neuronas bipolares se encuentran conectadas con


la capa externa de la retina. Esta capa externa está formada principalmente
por las células ganglionares, lugar desde donde parte los nervios ópticos.

Epitelio olfatorio

El epitelio olfatorio es una región de la nariz que está formada por células
receptoras olfatorias. Estas células resultan neuronas bipolares que envían
sus axones hasta el cerebro.

En este caso, las neuronas tienen una vida media de entre uno y dos
meses, por lo que deben ser reemplazadas continuamente por células
nuevas derivadas de las células madres del epitelio olfatorio.

Cada una de las neuronas bipolares del epitelio olfatorio expresa cientos de
proteínas receptoras olfatorias distintas, las cuales se encuentran
codificadas por los genes correspondientes.

Los axones de estas neuronas se dirigen a una estación de paso que se


conoce como glomérulo. Esta región está ubicada en el bulbo olfatorio del
cerebro, por lo que las neuronas bipolares viajan desde el epitelio olfatorio
hasta el sistema nervioso central.

Concretamente, las proyecciones de estas células se dirigen hasta la parte


intermedia de los lóbulos temporales, es decir, la corteza olfativa. Así
mismo, algunas se transportan hasta el hipocampo y el núcleo amigdalino.

Nervio vestibulo-coclear
El nervio vestibular es un nervio que se ubica en el oído interno. Esta
estructura es la encargada de la función del equilibrio. Está conformada por
varias ramas que provienen de los canales semicirculares que se unen
formando el nervio vestibular para seguir avanzando y salir a través del
conducto auditivo interno.

De este modo, el nervio vestibular está formado por el nervio coclear, el


cual transporta la información sobre el sonido y por el nervio vestibular que
envía la información sobre el equilibrio.

Ambas funciones son desempeñadas por neuronas bipolares, las cuales


conectan estas regiones con el sistema nervioso central.

El equilibrio se puede evaluar por la estabilidad de un cuerpo, que conecta


el oído del tallo cerebral. De este modo, los impulsos nerviosos son
enviados desde el oído interno hasta el cerebro.

Finalmente, el oído interno contiene la cóclea, un conducto en forma de


espiral que contiene también neuronas bipolares que actúan como
transductores de las señales sonoras.