Está en la página 1de 3

Introducción:

Tesis: La inseminación artificial trae como consecuencias mayor número de hijos sin
padres

Propósito:

El propósito de este ensayo, es demostrar las consecuencias que trae consigo el optar
por la opción de realizar la inseminación artificial, la cual es una técnica sencilla y, por
tanto, está asociada a riesgos, relacionados a las complicaciones de salud que trae
dicha técnica, y también cómo afecta en el número de hijos sin padres.

Al madurar más de un óvulo, es posible que se produzca un embarazo múltiple, ya que


la fecundación tiene lugar en el organismo de la mujer. La probabilidad de gemelos es
de entre el 12 y el 30% aproximadamente, y este es el problema o riesgo en el cual se
centra este ensayo.

Importancia:

Con el avance de las técnicas de reproducción asistida se han disminuido, en gran


medida, los problemas que se pueden producir durante los tratamientos de fertilidad. A
pesar de ello, no quedan totalmente exentos de algún riesgo.

La inseminación artificial es una técnica muy sencilla, rápida y segura. Sin embargo,
en algunas ocasiones pueden surgir complicaciones y es importante que los pacientes
las conozcan antes de iniciar el tratamiento. En la inseminación intrauterina pueden
existir complicaciones en tres fases distintas: consecuencias de la estimulación
ovárica, riesgos derivados del proceso de inseminación y complicaciones asociadas al
embarazo.

La gestación de gemelos o más de dos embriones es una situación peligrosa, tanto


para la salud de la madre como para los bebés. El embarazo gemelar es
especialmente arriesgado en casos de edad materna avanzada, dicho tipo de
embarazos son considerados embarazos de riesgo tanto para la madre como para los
bebés debido a las diversas modificaciones que sufre el organismo durante toda la
gestación y al poco espacio que hay en el útero.

Concepto:

La inseminación artificial es un procedimiento de reproducción asistida que consiste en


la colocación de semen previamente preparado en un laboratorio en el interior del
útero de la mujer. De esta forma, se consigue aumentar las probabilidades de que el
óvulo quede fecundado por el espermatozoide y, por tanto, que el embarazo ocurra. El
semen utilizado puede provenir tanto del hombre de la pareja como de un donante.

Algunas parejas pueden contar con problemas para concebir y optar por la
inseminación artificial para asegurar sus posibilidades para tener un hijo. Estos
problemas pueden proceder del hombre (bajo nivel de concentración o movilidad de
los espermatozoides) o de la mujer (problemas de ovulación, alteración a nivel del
cuello uterino, etcétera).

Dependiendo de dónde se produce la inseminación de los espermatozoides en el útero


de la mujer, se puede hablar de diferentes tipos de inseminación: inseminación
artificial intratubárica, inseminación artificial intracervical, inseminación artificial
intravaginal, inseminación artificial intrafolicular e inseminación artificial intrauterina. De
todas estas, la que suele dar mejores resultados es la inseminación artificial
intrauterina. El resto, solo suele utilizarse en el caso de que esta no funcione.

Las probabilidades de éxito varían dependiendo del número de ciclos al que se somete
la mujer, pero también a la procedencia del semen. En un único ciclo, la tasa de
embarazo para mujeres menores de 35 años se sitúa entre el 13 y el 25% si el semen
proviene de la pareja; en el caso de un donante esta cifra sube entre un 18 y un 29%
de éxito.

Desarrollo:
Argumentos:
Los embarazos múltiples son complicados debido al gran volumen que ocupa la
gestación de más de un bebé. El útero soporta un exceso de peso y puede
distenderse ejerciendo más presión sobre el resto de órganos. Gestar a dos o más
bebés también significa una placenta mayor y un aumento de los niveles hormonales
en sangre. En definitiva, el embarazo múltiple supone una mayor exigencia para el
cuerpo de la mujer y pueden aumentar el número de complicaciones que se sufren en
un embarazo normal. A continuación, vamos a comentar las más comunes.
Al realizar la técnica de inseminación pueden producirse infecciones pélvicas o
vaginales producidas por el instrumental de laboratorio o por restos de plasma
seminal. Ocurren en un 0,07% por ciclo de inseminación. Reacciones alérgicas, lo cual
es muy raro que ocurra, pero podría darse alergia a algún componente del lavado
seminal. Reacciones inmunológicas, existen mujeres con alergia al semen debido a la
presencia de anticuerpos anti espermatozoides en su fluido vaginal. La probabilidad es
inferior al 5%.
Las complicaciones derivadas del embarazo que se pueden producir con motivo de la
inseminación artificial son el aborto espontáneo, que es más frecuente en las primeras
semanas de gestación y la tasa de aborto se sitúa en el 20-22% de los casos, y el
embarazo ectópico, que se trata del embarazo extrauterino, es decir, aquel en el que
la implantación embrionaria ocurre fuera del útero. Con la inseminación artificial,
aumenta la posibilidad de que ocurra un embarazo ectópico al introducir el semen en
el útero directamente. La probabilidad de que se produzca es del 4%, mientras que de
forma natural la tasa es del 0,8%.
Apreciaciones críticas:
Opino que dado a todos los riesgos que trae consigo la inseminación artificial o
fecundación asistida, es una técnica que debería usarse en mínimos porcentajes, o en
casos sumamente especiales, ya que las consecuencias pueden llegar a ser muy
graves para la gente que practica dicha técnica de manera normal y seguida.
Por otro lado, si bien es cierto, es de gran ayuda para personas que no pueden tener
hijos por casos de infertilidad, pero también daría como una muy buena alternativa
recurrir a la adopción de un niño o niña en vez de recurrir a la fecundación asistida en
alguna otra persona, ya que de esta manera se reducen los riesgos de dicha técnica.
Cabe destacar que esta técnica no siempre sale mal, y que no siempre se cumplen
todas las consecuencias que se pueden dar, pero es muy preferible evitarla, puesto a
que, si no se obtuvieron malos resultados en un principio, también se pueden tener
consecuencias a futuro.
Apreciación general:
El problema más grande de la inseminación artificial es el embarazo múltiple, ya que al
madurar más de un óvulo, se puede producir este problema, y lo peor del mismo es
que suele ser un problema no planeado, y esto trae varias complicaciones, desde la
situación peligrosa para la madre y para los bebés, hasta los problemas que puede
generar en el ámbito de planificación familiar.
Conclusión:
En conclusión, la inseminación artificial puede traer muchos beneficios y opciones de
poder formar una familia en muy buenos casos, pero también trae consigo
consecuencias de corto y largo plazo si es que algo en el proceso de esta técnica llega
a fallar.
El problema más común de practicar mencionada técnica es el embarazo múltiple,
problema en el cual se centra este ensayo, ya que al producirse dicho problema, lo
que suele suceder más es que los hijos no planificados en el embarazo múltiple
queden en adopción por el mismo hecho de que la técnica usada no fue realizada
correctamente.