Está en la página 1de 240

APUNTES CURSO TEORÍA GENERAL DEL ACTO JURÍDICO

VESPERTINO

PROFESOR: MANUEL JOSÉ MÖNCKEBERG D.

UNIVERSIDAD NACIONAL ANDRÉS BELLO

PRIMER SEMESTRE 2017

__________________________________________

1.- BREVE INTRODUCCIÓN.

A.-

Las Actuaciones humanas tienen su inicio en la Voluntad,


ésta se manifiesta (manifestación de la voluntad) expresa o
tácitamente, con un fin práctico determinado, la que
produce efectos jurídicos que el derecho reconoce,
ampara y sanciona.

B.-

La Voluntad manifestada por su autor o por las partes


declarantes, persigue un propósito determinado, que es
lo querido por su autor o por las partes declarantes, (el
disponer de sus bienes en el testamento; el de formar una
familia, en el matrimonio; el de intercambiar bienes, en la
compraventa).

Los efectos jurídicos que produce dicha actuación son el


nacimiento, modificación o extinción de una relación jurídica,

1
Es efecto y jurídico por que el Derecho reconoce y
protege la voluntad (el querer y saber) manifestada.

C.-

De esta manera los actos voluntarios del ser humano


dirigidos con propósito definido y que producen efectos
jurídicos se denominan Actos Jurídicos. Es el paradigma
típico de la manifestación de la voluntad que trae como
consecuencia la adquisición, modificación y extinción de
una relación jurídica.

D.-

Se ha procurado encontrar un elemento común vinculante


entre las distintas Instituciones Jurídicas de derecho privado.

¿Qué hay de común entre una compraventa (acto por el cual


comprador y vendedor intercambian bienes, un cosa por su
precio) y un testamento (acto por el cual una persona dispone
de sus bienes para que tenga pleno efecto después de sus
días), o entre un testamento y un matrimonio (acto por el cual
un hombre y una mujer se unen en matrimonio)?

TODOS ellos surgen como consecuencia de la Voluntad


del ser humano.

A partir de la VOLUNTAD, reconocemos: El Principio de la


Autonomía de la Voluntad, que es la piedra angular de la
Teoría General del Acto Jurídico (TGAC); este Principio en
síntesis postula que el ser humano se relaciona y vincula
(determina el contenido del acto) con otros porque así
ha sido su propio querer. El ser humano en cuanto ser

2
libre que es, en todo el ámbito de su actuar y esupremo juez
de sus actos, se vincula con otros y compromete su
libertad personal porque puede, sabe y quiere.

E.-

Si bien el Código Civil chileno no regula expresamente una


figura general del Acto Jurídico, igualmente es posible
construir por abstracción una figura unitaria, labor que
es realizada por la Doctrina con el apoyo de la
Jurisprudencia.

El libro IV del Código Civil, “De Las Obligaciones en


General y De Los Contratos” contiene numerosas normas
que por su carácter general pueden aplicarse no sólo a
los contratos, sino que también a los actos jurídicos que
no participan de la calidad de contratos o convención,
como podrían ser los actos jurídicos unilaterales a menos
que el tenor de la disposición o la naturaleza de las cosas las
limiten solamente a las convenciones o contratos.

2.- LOS HECHOS JURÍDICOS.

-HECHOS JURÍDICOS.

-SUPUESTOS JURIDICOS.

-CLASIFICACIÓN.

-CONSECUENCIAS QUE EMANAN DE LOS HECHOS


JURÍDICOS.

-ÉPOCA EN QUE PRODUCEN EFECTOS..

3
-¿RETROACTIVIDAD DE LOS EFECTOS DE LOS HECHOS
JURÍDICOS?.

- HECHOS JURÍDICOS DEL HOMBRE.

-CLASIFICACIÓN DE LOS ACTOS HUMANOS.

-ACTO JURÍDICO Y NEGOCIO JURÍDICO.

A.- HECHO JURÍDICO.-

Qué es un Hecho?:

-es lo que acontece, (los acontecimientos)

-es una situación, (las situaciones)

-es una actuación, (un actuar del hombre)

-es un suceso (un suceso de la naturaleza)

Ejemplos:

(1) las actuaciones de la naturaleza: el nacimiento, la muerte,


la lluvia, un terremoto, un incendio; en general cualquier
fenómeno de la naturaleza;

(2) las actuaciones del hombre, cualquiera sea la finalidad


perseguida por él.

Distinguimos entre hechos de la naturaleza y hechos del


hombre.

Ahora bien, al Ordenamiento Jurídico le interesan los


hechos que produzcan efectos jurídicos, o sea que a

4
partir de su ocurrencia se adquieren, modifiquen o
extinguen derechos, sea que emanen de la naturaleza o
sean ejecutados por el hombre.

Así es relevante que distingamos entre Hechos Jurídicos


y Hechos No Jurídicos.

Un hecho tendrá relevancia jurídica cuando su acaecimiento


permita cambiar una realidad pre/existente con su
determinada calificación jurídica (pues a partir de él
surge una nueva realidad, con otra calificación jurídica),
para luego constituir una nueva situaciones y con otra
calificación jurídica.

Ejemplo, La celebración del matrimonio produce de


inmediato un cambio en la realidad y calificación jurídica
preexistente de los contrayentes, estos pasan de una
relación de hecho sobre la base de estado civil de soltero al de
casados, naciendo entre ellos una nueva relación jurídica, cuya
calificación de jurídica del matrimonio les impone nuevos
derechos y obligaciones recíprocas. (Mismo criterio para la
mayoría de los contratos).

Hecho Jurídico, es un acontecimiento, una situación, una


actuación, que produce efectos jurídicos porque las
partes así lo quieren o por los fenómenos de naturaleza
tienen consecuencias que caen dentro de la competencia
del derecho, y que sanciona.

¿Qué sería de la Institución de la Sucesión por Causa de


Muerte, sin el hecho natural y jurídico de la muerte?.

5
B.- SUPUESTO JURÍDICO.-

Un hecho jurídico produce efectos jurídicos porque la ley


le ha atribuido tal virtud.

SÓLO CUANDO HAN CONCURRIDO O SE HAN


VERIFICADO TODOS LOS SUPUESTOS FÁCTICOS
PREVISTOS EN EL TIPO LEGAL (complejo o simple) que la
regula, operarán los efectos jurídicos propios del hecho
jurídico

Los antecedentes que una norma legal prevé respecto


de un hecho, y que verificados, la misma ley le atribuye la la
facultad de producir efectos jurídicos, se llaman Supuestos
Jurídicos.

Los supuestos jurídicos o antecedentes pueden ser


simples o complejos, dependiendo si la norma establece la
sola concurrencia de un hecho o circunstancia (simple) para
que se produzca el efecto previsto en la norma o la
concurrencia de más de un hecho o circunstancias para que se
produzca el efecto previsto en la norma (complejo).

Ejemplo de Supuesto Jurídico simple: Para que se produzca


el efecto del término de la existencia de una persona, se
requiere de la concurrencia de su supuesto: la muerte.

Ejemplo de Supuesto Jurídico complejo: El matrimonio.


Para que se produzcan los efectos del matrimonio, es necesario
que concurran los siguientes supuestos: (1) declaración de los
contrayentes y (2) la actividad del Oficial del Registro Civil.

C.- CLASIFICACIÓN DE LOS HECHOS JURÍDICOS (HJ).-

6
a).- HJ Naturales y Voluntarios.

HJ naturales, aquellos que consisten en un acontecimiento de


la naturaleza;

HJ Voluntarios, consisten en un acto del hombre.

Destacamos los siguientes Hechos Jurídicos Naturales:

-El nacimiento: la criatura que estaba en el vientre materno


pasa a ser persona y sujeto titular de derechos subjetivos.

-La Muerte: pone término a la existencia de la persona y


produce la transmisión de los derechos y obligaciones
transmisibles del causante a sus herederos.

-La demencia: priva al demente de la capacidad de ejercer por


sí mismo derechos civiles.

-Adquirir la mayoría de edad: permite que la persona que


cumple la mayoría de edad tenga capacidad para ejercer por sí
mismo derechos civiles.

b).- HJ Positivos y Negativos.

Positivos, pues su efectos jurídicos se producen como


consecuencia de que ocurra algo.

Negativos, pues sus efectos jurídicos se producen como


consecuencia de que no ocurra algo.

Observación: los hechos jurídicos negativos suponen también


la existencia de hechos positivos, integrándose un supuesto
complejo.

Ejemplo, No pagar de una obligación (hecho jurídico negativo)


y sus efectos jurídicos (declaración en mora del deudor,

7
devengo pde intereses, indemnización de perjuicios por la mora
o la ejecución forzada de la obligación), supone también que
existencia un hecho positivo, esto es, la existencia de la
obligación y su exigibilidad.

Supuesto Jurídico complejo: verificación de más de un hecho


para que el derecho le reconozca y le atribuya la potencia de
producir efectos jurídicos: (en caso, un hecho negativo más un
hecho positivo)

c).- HJ Constitutivos, Extintivos e Impeditivos.

Constitutivos, aquellos cuyo acaecimiento trae como


consecuencia, la adquisición de un derecho subjetivo.

Ej. El acuerdo de voluntades (supuesto de hecho), da


nacimiento a un contrato consensual; la entrega de la cosa
(supuesto de hecho) de una parte a la otra, da nacimiento a un
contrato real; y el cumplimiento de la solemnidad (supuesto de
hecho) por las partes, da nacimiento a un contrato solemne.

Extintivos, aquellos cuyo acaecimiento trae como


consecuencia, el fin a la relación jurídica.

Ej. El Pago trae como consecuencia la extinción de la


obligación.

Impeditivos, aquellos cuyo acaecimiento trae como


consecuencia, impedir que un Hecho Jurídico constitutivo
produzca sus efectos o impedir que los produzca en forma
estable.

Ej. (a) La falta de voluntad, de objeto y de causa: impiden la


existencia y por ende que el HJ produzca efectos jurídicos;

8
(b) La existencia de los vicios de la voluntad (error, fuerza o
dolo) o de un objeto ilícito o de causa ilícita, o la incapacidad
de alguna de las partes: impiden que el HJ constitutivo
produzca efectos jurídicos en forma estable, pues si bien nacen
a la vida del derecho, son susceptibles de morir vía declaración
judicial de nulidad.

Es Relevante la importancia que tiene esta calificación en


materia Probatoria: Quien alega la existencia de un Hecho
Jurídico Constitutivo, Extintivo o Impeditivo debe
probarlo.

D.- EFECTOS DE LOS HECHOS JURÍDICOS.-

Los EFECTOS de los Hechos Jurídicos son la:

(i) adquisición,
(ii) modificación ó
(iii) extinción

de un derecho subjetivo o de una relación jurídica.

SÓLO CUANDO HAN OCURRIDO O SE HAN VERIFICADO


TODOS LOS SUPUESTOS FÁCTICOS PREVISTOS EN EL
TIPO LEGAL (complejo o simple) que la regula, operarán los
efectos jurídicos propios del hecho jurídico.

Ejemplo: Para que opere el efecto propio de la Prescripción


adquisitiva (hecho jurídico), es necesario que se cumplan los
supuestos fácticos que establece la ley que la regula: (i) la

9
posesión material del prescribiente, (ii) la inercia del dueño
y (iii) el transcurso del tiempo que dice la ley. Mientras no
se den todos los supuestos descritos por la norma (supuesto
legal complejo), el prescribiente no adquiere el dominio,
produciendo un estado de pendencia (incertidumbre) hasta que
se hayan verificado todos los hechos que configuran el
supuesto complejo.

EN PARTICULAR, (adquisición, modificación y extinción)

Adquisición: Se adquiere una relación jurídica cuando la ley


así le reconoce a un sujeto como consecuencia de haberse
verificarse el supuesto jurídico descrito en la ley: (aa) En la
Compraventa, el comprador adquiere el derecho
personal para exigir la tradición de la cosa al vendedor,
porque la ley le atribuye dicho derecho como consecuencia de
la compraventa (hecho jurídico); (bb) En la muerte, los
herederos adquieren el derecho real de dominio de los
bienes que pertenecían al causante, porque la ley
considera que, como efecto de la muerte de éste (hecho
jurídico), que opere el modo de adquirir denominado sucesión
por causa de muerte.

Es preciso referirse a adquisición de un derecho más que a


nacimiento, pues adquisición es más comprensivo que
nacimiento, en tanto incluye un derecho que antes no existía
(por que no había nacido o se había extinguido), como también
a derechos existentes respecto de los cuales pasó a ser titular
y que antes detentaba otra persona.

10
Modificación: Se modifica una relación jurídica cuando la ley
así lo reconoce como consecuencia de verificarse el supuesto
jurídico respectivo.

Una determinada relación jurídica puede sufrir cambios que,


sin hacerla perder su identidad, la hagan
sustancialmente diferente, sea por que cambia su
contenido o los sujetos titulares de la relación.

Las modificaciones pueden producirse por disposición de


la ley o por voluntad de los hombres:

Ejemplo: Por disposición de la Ley: (aa) Destrucción de la


cosa debida por culpa del deudor, trae como
consecuencia que se modifica la relación jurídica de
obligación: La relación de obligación no desaparece, pero
cambio sustancialmente su objeto. Se modifica el objeto de la
obligación, pasando de la cosa debida a la de indemnizar los
perjuicios.

Por voluntad de las partes: (bb) La Tradición es un hecho


jurídico que modifica una relación jurídica, por voluntad
de las partes, el dominio del tradente sobre una cosa pasa al
del adquiriente. Vemos que el dominio en cuanto a potestad no
varía pero su transferencia, hace cambiar sustancialmente la
relación jurídica, al cambiar el sujeto titular del mismo.

Extinción: Es sinónimo de muerte de la relación jurídica


misma. Se distingue entre extinción y pérdida de un derecho.

La extinción se origina por disposición de la ley o por


voluntad de los hombres.

Ejemplo:

11
Por disposición de la ley: Prescripción extintiva, la ley
determina que por la prescripción se extinguen las acciones y
derechos ajenos por su no ejercicio durante cierto lapso de
tiempo y cumplidos los demás requisitos legales;

Por voluntad de las partes: Renuncia voluntaria de un


derecho por su titular.

El titular de un derecho puede por su voluntad renunciar al


mismo, operando su extinción, con tal que dicho derecho
conferidos por las leyes sólo miren al interés individual del
renunciante, y que no esté prohibida su renuncia (artículo 12
CC).

-Irretroactividad de los Efectos, excepcionalmente


efecto retroactivo.

Los efectos jurídicos operan para el futuro. Por excepción sus


efectos pueden operar retroactivamente.

La retroactividad tiene su fundamento en la ley o en la


voluntad de los hombres.

La retroactividad legal opera en los supuestos legales


complejos, esto es, realizados todos los hechos (2 o más)
previstos por la norma, por una ficción legal, se supone
que los efectos del hecho jurídico se producen desde el
momento en que se verificó el primer acontecimiento, y
no después de realizado el último. Ejemplo. Artículo 77 del CC.
(“Los derechos que se deferirían a la criatura que se encuentra
en el vientre materno, si hubiese nacido y viviese, estarán
suspensos hasta que el nacimiento se efectúe. Y si el
nacimiento constituye un principio de existencia, entrará el
recién nacido en el goce de dichos derechos, como si hubiere

12
existido al tiempo en que se defirieron …”) En este caso produce
sus efectos desde que la fecha en que se verificó la delación a
favor de la criatura que se encontraba en el vientre materna,
como si nunca hubiera estada suspendido el goce de los
derechos que se le defirieron.

La retroactividad voluntaria, opera en los supuestos


legales simples, y es subsidiario en relación con otros
hechos.

Ejemplos: (i) la ratificación que hace el dueño de la venta


de cosa ajena o del arriendo de cosa ajena, (ii) la ratificación
que hace el mandante de lo obrado por un mandatario que no
tenía poder suficiente (agente oficioso); (iii) la confirmación
de un acto que adolecía de nulidad relativa.

E.- Hechos Jurídicos del Hombre: Actos Humanos.

Por Actos Humanos debe entenderse sólo a aquellos que el


sujeto ha ejecutado VOLUNTARIAMENTE, es decir, con la
aptitud para darse cuenta del acto (CONOCER) y de querer sus
consecuencias (QUERER).

F.- Clasificación de los Actos Humanos.

1.- Actos humanos lícitos e ilícitos: Según si el acto se


conforma con el derecho o no.

Sólo los actos humanos lícitos son los reconocidos y


protegidos por el derecho y, en consecuencia, producen
los efectos queridos por su autor o por las partes.

13
Los actos humanos ilícitos, se caracterizan porque
producen consecuencias contrarias a las que
ordenamiento jurídico reconoce y ampara. Por ende el
mismo ordenamiento procura subsanar mediante el
establecimiento de sanciones jurídicas:

El ordenamiento jurídico impide que el acto produzca o


continúe produciendo los efectos que pretendió. La nulidad
judicialmente declarada es una sanción, piénsese en los vicios
del consentimiento, especialmente obtener la voluntad por
medio de la fuerza; un contrato obtenido mediante el uso de la
fuerza contraviene lo que pretende el ordenamiento jurídico,
esto es, que el consentimiento sea fruto de una manifestación
de voluntad libre y voluntaria, por lo mismo es un acto ilícito y
el mismo OJ prevé una sanción que es la nulidad del acto ilícito,
para ello la víctima de la fuerza deberá solicitar a la Justicia que
declare la nulidad del acto ilícito.

2.- Actos Humanos como Negocio Jurídico/Acto Jurídico:


(Esta discusión sólo se enuncia, pues no hay consenso
sobre su pertinencia).

Según si los efectos del acto humano pueden surgir, o no, como
consecuencia inmediata y directa de la manifestación de
voluntad.

El Negocio Jurídico se caracteriza porque los efectos que


produce el hecho jurídico, son los queridos por su autor o las
partes, y surgen como consecuencia inmediata y directa de la
voluntad: Ejemplo Contrato de Compraventa.

En cambio el Acto Jurídico, es abstracto, los efectos que


produce el hecho jurídico, no necesariamente son consecuencia
directa e inmediata de la voluntad de sus autores e incluso son

14
independientes de sus voluntades. (Ejemplo construcción en
terreno ajeno)

Nota: Esta distinción no está reconocida por nuestro


Ordenamiento, el cual distingue entre:

-Actos Voluntarios realizados con la intención de producir


efectos jurídicos y

-Actos Voluntarios realizados sin la intención de producir


dichos efectos jurídicos,

A su vez, los Actos Jurídicos ejecutados sin la intención de


producir los efectos jurídicos, pueden ser lícitos o ilícitos:

-Ejemplo de actuaciones humanas lícitas sin la intención


de producir los efectos jurídicos: Los Cuasicontratos (sin la
intención de contraer la obligación de restituir: pago de lo no
debido);

-Ejemplo de actuaciones humanas ilícitas sin la intención


de producir los efectos jurídicos (sin la intención de
contraer la obligación de reparar el daño causado): Los Delitos
y Cuasidelitos civiles:

Quien comete un delito civil contrae la obligación de reparar


el daño causado, mediante la indemnización de daños y
perjuicios, claramente que su intención al ejecutar el delito civil
no es la de pagar o indemnizar a su víctima;

En el pago de lo no debido, quien recibió por error del


acreedor el pago, debe cumplir con la obligación de restituirle,
sin importar si tuvo o no la intención de adquirir dicha
obligación.

15
4.- EL ACTO JURÍDICO.-

A.- DEFINICIÓN.

El Acto Jurídico es la Manifestación de Voluntad hecha con


el propósito de crear, modificar o extinguir derechos, y que
produce los efectos queridos por su autor o por las partes,
porque el derecho sanciona dicha manifestación de
voluntad.

Es el Paradigma típico de la manifestación de la voluntad y que


trae como consecuencia la adquisición, modificación o extinción
de uno o más de derechos subjetivos.

A.1.- Elementos generales de la definición.

A).- Manifestación de la Voluntad.

Todo Acto Jurídico requiere de una voluntad humana y que esta


se manifieste: Manifestación de la Voluntad.

El artículo 1445, primera parte del Código Civil, dice: “[…] para
que una persona se obligue a otra por un acto o declaración de
voluntad es necesario:…”

No basta con la existencia de la voluntad interna sino que es


necesario que ella además se exteriorice por medio de una
declaración o de un comportamiento que la contenga y permita
conocerla.

B).- La manifestación de voluntad debe perseguir un


propósito específico y determinado.

16
El autor de un acto jurídico manifiestan su voluntad con UN FIN
o PROPÓSITO, cuyos efectos jurídicos el derecho regula (los
efectos encuentran su antecedente o su causa en el Fin o
propósito pretendido por el autor o las partes).

C).- La Manifestación de la Voluntad está sancionado por


el Derecho. El derecho sanciona a la Manifestación de
Voluntad. Así ésta produce los efectos queridos por su autor o
las partes, porque el derecho sanciona dicha Manifestación.

Los actos jurídicos producen los efectos que les son propios por
que el autor o las partes, así lo han querido y por que elderecho
lo reconoce, garantiza y en definitiva lo autoriza.

B.- ESTRUCTURA DEL ACTO JURÍDICO.

El Acto Jurídico está estructurado en TRES ELEMENTOS:

(i) ESENCIALES;
(ii) DE LA NATURALEZA; y
(iii) ACCIDENTALES.

ESENCIALES:

-Son los elementos necesarios y suficientes para su


constitución.

Necesarios, pues si falta uno de ellos, su consecuencia es la


Inexistencia del acto jurídico.

Suficientes, basta con ellos para darle existencia y contenido


mínimo del acto.

17
-Los Elementos Esenciales, se dividen en Comunes y
Especiales.

Comunes: son los que no pueden faltar en ningún acto


jurídico, sea cual fuere su especie.

Especiales: son los que requiere en especial cada tipo


particular de acto jurídico.

El Código Civil, en el artículo 1444 del CC dice que “[…] son


cosas de la esencia de un contrato aquellas sin las cuales
no produce efecto alguno o degenera en otro distinto
[…]” (pero no menciona cuales son esas cosas).

Consecuencias por la falta de los elementos de la esencia:

Previamente hemos de de distinguir entre la falta de elementos


esenciales comunes y especiales:

Comunes, el acto no producirá efecto alguno;

Especial, es posible que el acto produzca efectos, pero


degenera en otro distinto.

Ejemplos,

Falta de elemento Esencial Común: La falta de Voluntad, de


Objeto o la Causa, trae como consecuencia la inexistencia
jurídica y por ende como sanción práctica que no producirá
efecto alguno;

18
Falta de elemento Esencial Especial: Es un elemento esencial
especial en la CV que el precio se pacte en dinero. Si las partes
pactan que el precio sea en especie y distinta del dinero, el acto
jurídico compraventa será jurídicamente inexistente no
obstante no le será el acto en cual se degenera. Así en nuestro
caso la CV degenerará en un contrato distinto, la Permuta,
produciéndose en consecuencia los efectos propios de la
Permuta.

-Los Elementos Esenciales Comunes son:

LA VOLUNTAD, EL OBJETO Y LA CAUSA.

Si bien no hay una disposición que así los señala expresamente,


ellos se desprenden de la enumeración que hace el artículo
1444 de CC:

Explicación. (1) El artículo 1444 enumera los requisitos


necesarios para que una persona se obligue a otra por un acto
o declaración de voluntad; (2) la omisión de un requisito
esencial impide que el acto produzca efecto alguno; (3) el acto
en que incide la capacidad, la voluntad sin vicios, el objeto
ilícito y la causa ilícita, alcanza y produce efectos aún cuando
esté viciado, sin perjuicio de ser recurrible de nulidad.

ASI: Necesarios y Suficientes, en consecuencia, para la


constitución de todo acto jurídico son la VOLUNTAD, el
OBJETO y la CAUSA.

DE LA NATURALEZA:

19
Son los efectos del acto que forman parte de éste por el sólo
ministerio de la ley y no requieren de una clausula especial
propuesta por las partes. Sin perjuicio que las partes en el
ejercicio de la autonomía de la voluntad pueden modificarlos
(cuestión que sería inviable en el caso de los elementos
esenciales).

El Código Civil habla de cosas de la naturaleza, no de


elementos de la naturaleza, siendo tales cosas los
efectos del acto y que la ley los subentiende, sin
necesidad de una cláusula especial.

Ejemplo: Efectos naturales del Contrato de Compraventa: (i)


Obligación de Saneamiento de la Evicción y de los Vicios
Redhibitorios que pesa sobre el vendedor sin necesidad de una
declaración expresa de voluntad de las partes (artículos 1837
y siguientes del CC). (ii) La Condición Resolutoria Tácita.

ACCIDENTALES:

Son aquellas disposiciones o efectos que las partes pueden, en


virtud de la autonomía privada de la Voluntad, incorporar al
Acto Jurídico sin alterar su naturaleza jurídica.

Por lo general las cosas accidentales que suelen incorporarse


a un acto jurídico están referidas a estipular condiciones,
distintas a las naturales, para el nacimiento, exigibilidad y
extinción de los derechos que pudieran emanar del Acto
Jurídico.

Existencia: Las partes pueden estipular una condición


especial de la cual penda el nacimiento de un derecho.
Las partes pueden formular una declaración expresa de
20
voluntad en cuya virtud de exija el otorgamiento de escritura
pública en un CV de bienes muebles, como requisito esencial
para celebrar una compraventa de bienes muebles.

Exigibilidad: Las partes pueden estipular un plazo para


entregar la cosa vendida. Como efecto natural de la
compraventa, el vendedor se encuentra obligado a entregar la
cosa vendida inmediatamente después del contrato, y el
comprador puede por ende hacer exigible su derecho desde ese
momento. Sin embargo las partes pueden estipular un plazo
para dicha entrega y por tanto la obligación del vendedor se
hará exigible una vez que se haya cumplido el plazo.

Extinción, Estipular una condición resolutoria que de


verificarse pone término o deja sin efecto la relación
jurídica. Las partes pueden incorporar a un Acto Jurídico una
cláusula especial referida a la extinción de los derechos que de
él emanan.

Ejemplo Pactar una condición resolutoria o un plazo extintivo.

Artículo 1444 “[…]aquellas que sin ser de la esencia o de la


naturaleza, las partes pueden agregar o incorporar al acto
jurídico a través de cláusulas especiales […]”

C.- REQUISITOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS.-

Los Requisitos son las condiciones que debe cumplir el


AJ para que tenga una existencia sana y produzcan
efectos en forma estable:

Así tenemos:
21
Requisitos de Existencia (para poder existir) y
Requisitos de Validez (para poder existir sanos y
estables).

-Los Requisitos de Existencia, son las condiciones


indispensables para que el acto jurídico nazca a la vida del
derecho y produzca efectos; si faltan es jurídicamente
inexistente, y no produce efecto alguno:

-La VOLUNTAD,

-El OBJETO,

-La CAUSA y

-Las SOLEMNIDADES requeridas para la existencia del acto.


(Crítica: la solemnidad formaría parte de la voluntad, en
especial sería una forma de manifestar la voluntad).

Hay una estrecha relación entre los elementos esenciales y los


requisitos de existencia: lo que constituye un elemento de
la esencia es, al mismo tiempo, un requisito de
existencia.

Los Requisitos de Validez,

Son las condiciones necesarias para que el Acto Jurídico


tenga una vida sana y produzca sus efectos en forma
estable.

La omisión de un requisito de validez no impide que el acto


nazca, exista como tal y produzca sus efectos; sin embargo
nace enfermo, con un vicio que lo expone a ser invalidado.

Los Requisitos de Validez son:


22
-La Voluntad EXENTA DE VICIOS;

-El Objeto ILÍCITO;

-La Causa ILÍCITA;

-La CAPACIDAD;

-y en ciertos casos la ley exige el cumplimiento de una


SOLEMNIDAD como requisito de validez (testigos hábiles en el
Testamento).

D.- CLASIFICACIÓN DE LOS ACTOS JURÍDICOS.-

Admiten variadas clasificaciones según los siguientes criterios


directivos:

A). NÚMERO DE VOLUNTADES (DE PARTES). Atendido al


número de partes cuyas voluntades serán necesarias
para formar el acto jurídico: UNILATERALES y
BILATERALES.

Unilateral, son aquellos que requieren solamente la


manifestación de voluntad de una parte para nacer a la
vida del derecho.

Casos:

(i) El testamento (la voluntad del causante), (ii) la oferta (la


voluntad del oferente), (iii) la aceptación (del aceptante), (iv)
la concesión de un poder de representación, (v) la revocación
del poder, (vi) la ratificación del mandante al mandatario que
se extralimitó del poder; (vii) la renuncia de un derecho; (viii)
la confirmación de un acto nulo; (ix) la ratificación del dueño
en la venta de una cosa ajena; (x) la aceptación de la herencia,
dentro de otros.

23
Bilateral, son aquellos que requieren la manifestación de
la voluntad de dos partes, para nacer a la vida del
derecho.

Casos:

Los contratos, el matrimonio, la novación, la tradición.

También se conocen con el nombre de Convención, esto es, el


acuerdo de voluntades de dos partes, con un propósito definido
y característico, que produce como efectos la adquisición,
modificación o extinción de derechos subjetivos.

La clasificación es estrictamente objetiva, pues se


atiende solamente al número de partes, independiente
del número de personas que manifiestan su voluntad; así
por ejemplo, la renuncia de varios compradores a la acción
redhibitoria es un acto jurídico unilateral, en el mismo sentido
también es un AJ Unilateral, la aceptación de varios apoderados
para representar en juicio al poderdante.

-Los Actos Jurídicos Unilaterales, pueden ser a su vez


Simples o Complejos. Es simple cuando emana de la voluntad
de una sola persona y es complejo cuando procede de varias
personas físicas que están manifestando una voluntad común
(oferta que hacen varias personas de vender una casa común;
hay más de un interesado en su formulación y todos
manifiestan esa voluntad común, sin haber intereses
antagónicos).

Se llama Autor a la parte cuya voluntad es necesaria para dar


nacimiento al acto jurídico unilateral.

24
Se llaman Partes a las personas que teniendo intereses
antagónicos o contrapuestos, se ponen de acuerdo para dar
nacimiento a un acto jurídico bilateral.

Finalmente, se agrega a esta clasificación los Actos


Jurídicos Plurilaterales, es decir, aquellos que para nacer
requieren la manifestación de voluntad de más de dos partes.
Ejemplo: Novación por cambio de acreedor, pues requiere
la manifestación de voluntad de tres partes: del deudor, del
tercero que acepta y del acreedor que consiente en liberar de
la obligación primitiva al deudor. (Artículo 1631 N°2 CC).

B). Por CAUSA DE MUERTE O ACTO ENTRE VIVOS: Según


si los efectos jurídicos están subordinación o no da la
muerte de su autor o de las partes.

Por Causa de Muerte, son aquellos que contemplan a la muerte


como elemento de su naturaleza e indispensable para la
producción de sus efectos. Ejemplo, el testamento y mandato
destinado a ejecutarse después de la muerte del mandante.

La distinción entre un acto entre vivos y por causa de muerte,


es la necesidad o no que se verifique la muerte de su
autor o de una de las partes, para que produzca efectos.

Artículo 999 del CC, la sola definición de testamento que hace


la ley es suficiente evidencia del carácter de mortis de causa
que tiene dicho acto jurídico.

Artículo 2169 del CC, en cuanto al carácter de mortis de causa


del mandato destinado a ejecutarse después de la muerte del
mandante, es necesario de una cláusula especial que le dé
dicho carácter, pues el mandato por regla general es entre
25
vivos, pues no requiere, por naturaleza, la muerte de una de
las partes. Ver artículo 2169 del CC.

La compraventa y la generalidad de los contratos son actos


entre vivos, pues todos ellos por su misma naturaleza,
producen sus efectos sin necesidad que tenga lugar la muerte
de de alguien.

C). ONORESO O GRATUITO: Atendida la Utilidad que


reporta el Acto Jurídico para quienes lo ejecutan.

Gratuito, es aquel que se celebra en beneficio exclusivo de una


persona o de una parte. Tiene por objeto el beneficio de una de
las partes, sufriendo la otra el gravamen. Ejemplo, la
Donación, el Testamento.

Oneroso, es aquel que tiene por objeto el beneficio de ambos


contratantes, gravándose cada uno en beneficio del otro.
Ejemplo, Compraventa, Arrendamiento, Mutuo con intereses.

El AJ Oneroso, se sub-clasifica en:

Conmutativo, cuando cada una de las partes se obliga a dar o


hacer una cosa que se mira como equivalente a lo que la otra
parte debe dar, hacer o no hacer. Ejemplo, Compraventa,
Arrendamiento, Mutuo con intereses, la sociedad, etc.

Aleatorio, si el equivalente consiste en una contingencia


incierta de ganancia o pérdida. Ejemplo. La renta vitalicia, el
juego, la apuesta, el seguro, el préstamo a la gruesa ventura.

26
D). PRINICIPAL O ACCESORIO. Atendido a si subsiste
por sí mismo o no.

Acto Jurídico Principal, cuando subsiste por sí mismo sin


necesidad de otra convención: Mandato, Depósito, Mutuo,
Compraventa, etc.

Acto Jurídico Accesorio, cuando tiene por objeto asegurar el


cumplimiento de una obligación principal, de manera que no
puede subsistir sin ella: Hipoteca, Prenda, la Fianza, el Aval,
las Capitulaciones Matrimoniales.

Dentro de los AJ Accesorios, debemos distinguir:

Actos Jurídicos Dependientes y Actos Jurídicos de Garantía.

Los primeros no subsisten sin el Contrato Principal, pero no


garantizan su cumplimiento; las segundas se contraen para la
seguridad de otra obligación propia o ajena.

Los AJ no siempre tienen por objeto asegurar el cumplimiento


del contrato principal (ejemplo: Capitulaciones Matrimoniales),
lo que sí es esencial para todo AJ accesorio es que no
pueden subsistir por sí mismos, deben su existencia ya
sea anterior o actual a la existencia real o esperada del
contrato principal. (ejemplo Las Capitulaciones
Matrimoniales, hipoteca de bienes futuros, hipoteca con
cláusula de garantía general).

E). REAL, SOLEMNE y CONSENSUAL: según el modo en


que se perfecciona el acto jurídico.

REAL: Para que sea perfecto es necesario la tradición


(como entrega) de la cosa que se debe. Ej.: comodato,
depósito, mutuo, prenda civil.

27
Los contratos reales son todos unilaterales y se
perfeccionan por la entrega de la cosa a que se refiere.
El comodante, el depositante, el mutuante no tienen la
obligación de entregar la cosa, la única obligación la tienen el
comodatario, el depositario, el mutuario de restituir la cosa
objeto del contrato. La explicación es que la entrega es un
elemento de perfección del contrato (o sea necesario para que
produzca efectos, es decir, derechos y obligaciones), es la
manifestación de la voluntad para dicho acto jurídico.

Nota: (1) Si bien en principio el mutuo es un contrato real, el


mutuo de dinero no se rige primeramente por el CC, sino que
por la ley 18.010, en la que se contempla como un contrato
consensual.

Nota: (2) Tradición es usada en términos genéricos por el CC


en unos casos como entrega material (2174 inciso 2) y en otros
como modo de adquirir el dominio (2197).

SOLEMNE, cuando está sujeto a la observancia de ciertas


formalidades especiales, de manera que sin ellas no produce
ningún efecto civil: Compraventa de Bienes Raíces, la Hipoteca,
la donación de Bienes Raíces, el Matrimonio, el Testamento.

No produce ningún efecto civil, significa que el acto no ha


nacido a la vida del Derecho.

CONSENSUAL, cuando se perfecciona por el solo


consentimiento o acuerdo de voluntades entre dos partes y que
produce efectos jurídicos: Venta y Permuta de cosas muebles.
Basta la voluntad del autor o el consentimiento de las partes
para que nazca a la vida del Derecho

Nota:

28
(1) Gran parte de los contratos que se celebran no son los
tipificados en la ley sino que son innominados, esto es, aquellos
que se celebran en ejercicio de la autonomía de la voluntad.

(2)Las partes en el ejercicio de la autonomía de la voluntad,


pueden introducir en el contratos que en principio es de
naturaleza consensuales, elementos que sin serlo,
voluntariamente sean elevados a la categoría de esenciales,
(introducir solemnidades a la CV de bienes muebles, exigir la
entrega material: artículo 1802 CC)

F) DE FAMILIA, PATRIMONIAL: Atendido al Contenido


del acto.

DE FAMILIA, se refiere a la situación del individuo en la familia


y a sus relaciones con los demás miembros del grupo familiar:
matrimonio, adopción, reconocimiento de un hijo.

PATRIMONIAL, tiene por objeto derechos pecuniarios,


susceptibles de ser apreciados en dinero.

G) PURO Y SIMPLE O SUJETO A MODALIDADES: Atendido


a si el Acto produce sus efectos de Inmediato y sin
Limitaciones.

PURO y SIMPLE: Aquel que produce sus efectos de inmediato


y sin limitaciones.

SUJETO A MODALIDADES: Aquel cuyos efectos están


subordinados a una modalidad.

29
Modalidad, a su vez, son cláusulas particulares que se agregan
a las AJ para modificar sus efectos normales o naturales: la
condición, el plazo y el modo, la representación y la
solidaridad, éstas últimas porque alteran los efectos normales
del acto en que inciden.

H) NOMINADO E INNOMINADO. Atendido a si el Acto


está configurado o reglamentado en la ley.

NOMINADO (TÍPICO): es el que está reglamentado en la ley,


en cualquier código o ley especial (compraventa, mandato,
mutuo, arrendamiento, etc…)

INNOMINADO (ATÍPICO): aquel que las partes celebran en


el ejercicio de su autonomía de la voluntad, no está
reglamentado en la ley, reconoce como límite el que no sean
contrarios a la moral, las buenas costumbres y el orden público.
Ejemplo: permuta de cosas genéricas o fungibles.

I) DE ADMINISTRACIÓN Y DE DISPOSICIÓN. Atendido a


si el Acto tiene por objeto Conservar o hacer salir bienes
de un Patrimonio.

DE ADMINISTRACIÓN, tiene por objeto reparar y conservar


los bienes, incrementándolos y obteniendo todas las ventajas
que ellos puedan reportar: Mandatario, Guardadores, por lo
general realizan actos de administración, quienes para realizar
actos de disposición requieren de cumplir con requisitos
especiales. (ver artículos 391 y 2132 del CC.)

La venta de los frutos es un acto de administración y no de


disposición.

30
DE DISPOSICIÓN: aquel que tiene por objeto hacer salir
bienes del patrimonio.

LA VOLUNTAD JURÍDICA.

El acto jurídico se caracteriza por ser un hecho voluntario.

31
A su vez, la Voluntad es el primer requisito de existencia de
un acto jurídico y también constituye un elemento de la
esencia de su esencia.

Para que la Voluntad produzca efectos jurídicos, es necesario


que:

SE MANIFIESTE expresa o tácitamente;

SEA SERIA, ha de perseguir un fin protegido por el derecho.

1.- LA MANIFESTACIÓN HA DE SER EXPRESA O TÁCITA

Es Expresa, cuando se exterioriza mediante una declaración


contenida en palabras o en gestos o indicaciones.

-Pesa sobre el declarante la obligación de hablar claro,


sin ficciones ni ambigüedades, este principio se recoge
en el artículo 1566 del CC, cuando dice que las cláusulas
ambiguas que hayan sido extendidas o dictadas por una de las
partes, sea acreedora o deudora, se interpretarán contra ellas,
siempre que la ambigüedad provenga de la falta de una
explicación que le sea imputable.

Es Tácita, cuando es a través de un comportamiento que,


a diferencia de la declaración, no necesariamente va
dirigido a un destinatario.

Existe una conducta de la cual a través de un proceso de


deducción lógica, es posible extraer un conclusión inequívoca y
desprender de ella una manifestación de voluntad implícita.

Ejemplo. (1) En la Ocupación, cumplidos los demás


requisitos legales, el ocupante por el sólo hecho de aprehender

32
la cosa con ánimo de hacerla suya (conducta concluyente),
adquiere el dominio, aunque ese hecho no sea conocido por
otras personas; (2) los casos en que el silencio se
interprete tenga valor de manifestación tácita de
voluntad.

La Manifestación en el Código Civil,

La Manifestación expresa y tácita tienen el mismo valor


jurídico (artículos 1241 y 2124, ambos del CC; y artículo 103
del Código de Comercio).

Excepcionalmente se exige para que la Manifestación de


Voluntad produzca efectos, que ella sea exclusivamente
EXPRESA:

-Cuando la LEY exija que la voluntad sea declarada


expresamente: Ejemplos: En el Testamento (artículos 1060,
sobre el modo en que el testador ha de dar a conocer la
asignación para que valga y 1023, de qué constituye por
esencia un testamento cerrado, ambos del CC) y artículo 1511
CC, sobre cuando una obligación solidaria); o

Cuando las PARTES, en el ejercicio de la autonomía de la


voluntad así convienen.

El SILENCIO como valor de Manifestación de Voluntad.

Puede ocurrir que una persona enfrentada a un hecho


determinado no formule una declaración ni ejecute una
conducta concluyente, limitándose tan sólo a guardar
silencio.

33
El Profesor de Derecho Civil don Avelino León nos dice que “el
silencio no es manifestación de voluntad ni expresa ni tácita,
ni positiva ni negativa, pues el silencio, en sí, es siempre
equívoco, no traduce voluntad alguna…” “…Distinto es la
voluntad tácita, pues en ella hay hechos positivos que
demuestran inequívocamente la MV”.

Es decir por regla general al Silencio no se le atribuye el


valor de MV, éste “no traduce voluntad alguna”,

Excepcionalmente hay casos en que el Silencio puede tener


valor de Manifestación de Voluntad:

A).- Cuando la Ley así lo establece.

Casos:

El silencio del asignatario, es interpretado por el legislador


como una MV de no aceptar (artículo 1233 del CC);

El Silencio del Mandatario, el legislador lo interpreta como una


aceptación del cargo (artículo 2125 del CC).

B).- Cuando las partes así lo estipulan.

Las partes pueden pactar una cláusula que establezca la


renovación automática de la vigencia del contrato, cuando
ellas nada digan.

Contratos en los que suele verse esta cláusula: en los


arriendos, en los mandatos, en la sociedad.

C).- Cuando el Juez así lo decida y declare.

34
El Juez puede atribuir al silencio el valor de MV cuando las
circunstancias de hecho, del caso sometido a su conocimiento,
permiten formular una atribución en tal sentido; en ese
sentido, es el Juez que analizando las circunstancias de hecho
puede determinar si el silencio, en los casos en que ni la ley
ni las partes le atribuyen valor, es circunstanciado o no y
extraer en consecuencia una manifestación de voluntad.

Notas:

(1) Cuando al Silencio se le atribuye el valor de conducta


concluyente, pasa a tener el valor de Manifestación de Voluntad
Tácita.

(2)Queda sujeta a las Mismas Reglas que Manifestación de la


Voluntad: Esto quiere decir que la Manifestación de Voluntad,
que permite suponerse del silencio, es susceptible también que
pueda estar viciada por error, fuerza o dolo.

(3) Hay diferencia entre el Silencio como Valor de MV y el


silencio como Disvalor para Sanción:

Disvalor de Sanción, se refiere al silencio de la persona que


tenía la obligación de manifestar explícitamente algo por
mandato de la ley, éste tiene como efecto una sanción
jurídica, como la nulidad. (Ejemplo el silencio del vendedor en
relación con los vicios redhibitorios produce los efectos
previstos en el artículo 1858 y ss. del CC: nulidad).

2.- LA VOLUNTAD QUE SE MANIFIESTA, HA DE SER


SERIA.

35
La Voluntad es seria cuando se manifiesta en busca del
PROPÓSITO DE PRODUCIR EFECTO JURÍDICO.

No puede ser seria la voluntad que se manifiesta por mera


cortesía o en broma.

La falta o no de seriedad, será una cuestión de hecho que


corresponderá al juez apreciar o valorar.

3.- EL PRINCIPIO DE LA AUTONOMÍA DE LA VOLUNTAD

El Derecho Civil descansa sobre 2 PILARES:

La VOLUNTAD y La LIBERTAD.

El ser humano es LIBRE para VINCULARSE con otros y si


así lo decide, será por su PROPIA VOLUNTAD.

Los conceptos de libertad y voluntad dan nacimiento al


denominado principio de la Autonomía de la Voluntad, piedra
angular del Derecho Civil, el que es reconocido por el Código
Napoleón, y que se caracteriza por crear un sistema de
derecho privado fundado en la libertad de los
particulares cuyo centro es el acto jurídico, que es el
paradigma típico de la manifestación de la voluntad de
la que deriva el nacimiento, modificación o extensión de una
relación personal o patrimonial.

El principio de la Autonomía de la Voluntad hace al ser


humano árbitro de sí mismo y de lo suyo, de forma que
puede hacer todo lo que no esté prohibido, respetando
el orden público y las buenas costumbres.

36
La Voluntad individual es soberana en el ámbito de las
relaciones humanas y también con respecto al ordenamiento
jurídico.

Consecuencias del Principio de la Autonomía de la


Voluntad:

a).- El hombre es libre para obligarse y si lo hace es por su


propio voluntad. Casos que recoge el CC en que se refleja que
el hombre se vincula con otros porque así lo quiere:

-1368 “acepta”;

-1437 “concurso real de las voluntades de dos o más


personas”;

-1438 “convención”;

-1445 “consentimiento”;

-1560 “intención”

b).- El hombre es libre para renunciar por su sola


voluntad a un derecho establecido en su beneficio, con tal
que mira al interés individual del renunciante y no esté
prohibida su renuncia. Casos que recoge el CC:

-12.

37
c).- El hombre es libre para determinar el contenido de los
actos jurídicos que celebre.

-1545. Lo que cual significa que las convenciones que los


particulares celebran para regular sus intereses y que
determinar el contenido del contrato, los obligan al igual
que los obligaría una ley.

Por tanto, en la tarea de interpretación de los contratos debe


indagarse prioritariamente en la voluntad real de las partes por
sobre la declarada.

Limitaciones a la Autonomía de la Voluntad Privada.

1.- La autonomía privada faculta a los particulares para


disponer de sus propios intereses y no de los ajenos.

2.- Es necesario que se ajuste a los requisitos o


condiciones establecidos por la ley para que tenga valor
jurídico. (capacidad de las partes, objeto lícito, causa lícita,
voluntad exenta de vicios).

3.-Limitaciones que imponen las materias en que prima


el interés superior o público, esto quiere decir, que en estos
casos la facultad de los particulares para crear actos jurídicos
se verá limitada por dichas materias.

Casos: en los asuntos de derecho de familia, si bien se


requieren libertad y voluntad para celebrar el matrimonio, esta
institución está sujeta a ciertas formalidades y solemnidades
que no pueden alterar las partes. También hay materias de
índole laboral que las partes no pueden alterar o modificar.

4.- La autonomía privada está limitada por el Orden


Público y las Buenas Costumbres.

38
Orden Público pretende resguardar la organización del Estado
y sus Instituciones fundamentales. Las buenas costumbres
forman parte del Orden Público.

Corresponde al Juez determinar si un acto jurídico es contrario


al orden público o las buenas costumbres. El acto que lo
infringe se sanciona con nulidad absoluta. Igual para el acto
prohibido por la ley.

5.- Han de tener un fin práctico de conveniencia social, y


no mero arbitrio o capricho. La libre iniciativa para la
creación de figuras jurídicas no reglamentadas por el legislador
(actos jurídicos innominados) ha de enmarcarse según fines
prácticos de conveniencia social, para que el acto innominado
sea merecedor de tutela jurídica:

Este punto número 5.- debe complementarse con las


reacciones que durante el siglo XIX y parte del XX se dirigieron
contra el liberalismo, a saber, (i) críticas hacia el hecho de
la errada idea de suponer que todo contrato libremente
concluido, por se, es justo y equitativo para quienes lo
celebran, pues no son necesariamente justos o equitativos y
que, por el contrario, muchas veces constituyen el
aplastamiento del más débil por el más fuerte; (ii) críticas al
concepto que se tiene de la voluntad como la sagrada
deidad del Derecho Privado, en el sentido que ella ha de
ser vista como un valor o instrumento del bien común,
como un medio al servicio del derecho y no de intereses
mezquinos, caprichosos e individuales).

Una de las consecuencias de estas críticas la vemos en la


Intervención del Estado en aquellos casos en que la
voluntad individual no se conforma con el bien común o
con los principios de justicia considerados esenciales:
No es de extrañar que exista la figura de los contratos

39
Dirigidos: “es la intervención del Estado en los contratos que
celebran los particulares, a fin de evitar que una de las partes
se aproveche de la inferioridad o debilidad de la otra o de la
desigualdad de condiciones en que contratan“.

La Autonomía Privada de la Voluntad en el Código Civil

Es reconocida por el CC el principio, con las siguientes


limitaciones:

a) Reconoce el valor de la ley sólo a los contratos que son


legalmente celebrados.
b) Subordina la eficacia de la voluntad al respeto a las
leyes, las buenas costumbres y al orden público
(arts. 1445, 1461 del CC)

4.- LA VOLUNTAD EN LOS ACTOS JURÍDICOS


BILATERALES.

-EL CONSENTIMIENTO.

-FORMACIÓN DEL CONSENTIMIENTO. CÓDIGO DE


COMERCIO

-LA OFERTA.

-LA ACEPTACIÓN.

-MOMENTO EN QUE SE FORMA EL CONSENTIMIENTO.

-TEORIAS DE LA DETERMINACIÓN DE LA FORMACIÓN


DEL CONSENTIMIENTO.

40
-LUGAR EN QUE SE FORMA EL CONSENTIMIENTO.

EL CONSENTIMIENTO.

La voluntad (elemento esencial y requisito de existencia para


un acto jurídico) en los actos jurídicos bilaterales, toma el
nombre de consentimiento.

Significa el acuerdo de voluntades de las partes, necesario


para dar nacimiento a un acto jurídico bilateral.

Artículo 1445 del CC establece como primer requisito”[…]


para que una persona se obligue a otra por un acto o
declaración de voluntad, ES NECESARIO que CONSIENTA
en dicho acto o declaración y que dicho consentimiento
esté EXENTO DE VICIOS[…]”.

FORMACIÓN DEL CONSENTIMIENTO EN LOS ACTOS


JURÍDICOS BILATERALES.

Está reglamentado en el Código de Comercio: artículos


97 a 108, los que se aplican no sólo a los actos mercantiles,
sino que a todas las convenciones que no tienen por objeto un
acto de comercio.

Para la formación del consentimiento en los actos jurídicos


bilaterales se requiere de la CONCURRENCIA de DOS
ACTOS SUCESIVOS: LA OFERTA más LA ACEPTACIÓN.

LA OFERTA.

41
CONCEPTO. Acto Jurídico unilateral por el cual una
persona propone a otra celebrar una determinada
convención.

CARACTERÍSTICAS.

-Debe cumplir con los requisitos de existencia y de validez


como todo acto jurídico.

-La Oferta supone una manifestación de voluntad.

- La Oferta manifestada debe ser seria.

-La Oferta ha de ser completa, debe contener los


elementos esenciales de la convención (es decir en
términos tales que sólo basta con la simple aquiescencia de
la persona a quien va dirigida para que la convención propuesta
se perfeccione).

Las ofertas que no señalan los elementos esenciales de


la convención que se propone celebrar, se llaman
incompletas. En ellas no bastará la simple aquiescencia de la
persona a quien se dirige para perfeccionar la convención
propuesta. (Ejemplo: La oferta de vender un caballo a un precio
módico, es incompleta pues omite señalar el elemento precio).

Con las ofertas incompletas el proponente pretende


establecer una negociación. Es decir espera un propuesta
de la persona a quien va dirigida la propuesta original. Así, la
respuesta del destinatario de la propuesta primitiva formulando
a su vez, una oferta, se llama CONTRAOFERTA.

Si a la oferta incompleta se responde con una


Contraoferta Completa, que es aceptada por el primitivo
oferente, se forma el consentimiento.

42
CLASIFICACIÓN DE LA OFERTA.

-Expresa o Tácita

-Dirigida a persona determinada o indeterminada.

Oferta Expresa, es aquella contenida en una declaración en


la cual el proponente, en términos explícitos y directos
manifiesta su intención de celebrar una determinada
convención.

Esta Oferta Expresa, puede ser escrita o verbal.

Oferta Tácita, es aquella que se desprende de un


comportamiento (que llamamos conducta concluyente) que
revela inequívocamente la proposición de celebrar una
determinada convención.

Oferta hecha a persona determinada, es aquella que va


dirigida a un destinatario que se encuentra individualizado.

Oferta hecha a persona indeterminada, es aquella que no va


dirigida a ninguna persona en especial, sino que al público en
general. Ver artículo 105 del CdeC, sobre si ésta obliga o no a
quien la hace, en relación a Ley de Protección al Consumidor.

NOTA: ¿LA OFERTA HECHA A PERSONA INDETERMINADA


NO OBLIGA A QUIEN LA HACE?:

Revisar Ley de Protección al Consumidor, artículos 2 letra b);


3 letra b); 3 bis letra b); 4; 12 A y 30:

43
Conclusión, sí obliga a quien la hace y en la medida que la
oferta caiga dentro del ámbito de competencia de la Ley de
Protección al Consumidor, pues ésta será una norma especial
sobre la norma general del Código de Comercio.

PERSONAS DE QUIEN PUEDE EMANAR LA OFERTA.

La Oferta puede emanar de cualquiera de las personas,


que de perfeccionarse la convención, pase a tener la
calidad de parte.

5. LA ACEPTACIÓN Y LAS DIVERSAS CLASES DE


ACEPTACIÓN.

CONCEPTO.

Aceptación. Es el acto jurídico unilateral por el cual el


destinatario de la oferta manifiesta su conformidad con ella.

CLASES DE ACEPTACIÓN:

-Expresa, (y a su vez verbal o escrita) es la que se contiene


en una declaración, en la cual el destinatario de la oferta,
manifiesta en términos explícitos y directos su conformidad con
ella.

-Tácita, ésta se desprende de un comportamiento que revela


inequívocamente la aquiescencia a la oferta;

44
-Pura y Simple, es aquella en que el destinatario manifiesta
su conformidad en los mismos términos en que se le formuló
por el oferente original.

-Condicionada, es aquella en que el destinatario de la


propuesta introduce a ésta modificaciones, o se pronuncia
parcialmente con respecto a la misma. Importa una
contraoferta del destinatario al proponente, y para que se
forme el consentimiento el oferente debe adherirse pura y
simple a las condiciones o modificaciones (contraoferta).

Situación: Aceptación Parcial de una Oferta que contempla


varias cosas:

Comedor más 12 sillas; Inmueble mas derechos de aguas mas


tractores, mas 300 cabezas de ganado bovino.

Para determinar los efectos que produce la aceptación parcial,


habría que distinguir dos eventualidades:

(1) La intención del oferente era formular una oferta


divisible, esto es, la intención de formular varias
ofertas, en ese caso se formará el consentimiento
respecto de aquellas ofertas que el destinatario
haya aceptado);

(2) La intención del oferente era formular una oferta


indivisible, en este caso la aceptación parcial no
será idónea para formar el consentimiento y sólo
tendrá el valor de contraoferta.

REQUISITOS QUE DEBE REUNIR LA ACEPTACIÓN PARA


QUE SE FORME EL CONSENTIMIENTO.
45
Para que se forme el consentimiento la aceptación debe ser:

-Pura y Simple;

-Oportuna

-Dada mientras se encuentre vigente la oferta.

Pura y simple, para que se forme el consentimiento el


destinatario de la oferta debe aceptarla tal como se le
formuló, sin introducir ésta condiciones o modificaciones.

La aceptación condicional, será considerada como una


contraoferta.

Aceptación oportuna y mientras esté vigente la oferta,

Oportuna, cuando se manifiesta dentro del plazo que


eventualmente hubiera señalado el oferente o a falta de éste,
dentro del espacio de tiempo que establezca la ley.

En el caso que se deba recurrir a la ley, el Código de


Comercio dice que para determinar el plazo en que debe
pronunciarse el destinatario, hay que distinguir si la oferta es
verbal o escrita:

- Verbal (artículo 97 CDC), se requiere que sea aceptada en


el acto de ser conocida por la persona a quien se dirige.

-Escrita (artículo 98 CDC) , en este caso se debe distinguir :

46
(i) Si el destinatario reside en el mismo lugar que el
proponente, en cuyo caso el destinatario debe aceptar la
oferta dentro del plazo de 24 horas;

(ii) Si el destinatario reside en un lugar distinto, debe


aceptar a vuelta de correo.

En caso de aceptación extemporánea o sea la que se da una


vez por vencido el plazo que eventualmente hubiera designado
el oferente, o a falta de dicha designación, el establecido en la
ley:

La aceptación no producirá efecto (art.98 del Código de


Comercio), eso si, el oferente debe comunicar el hecho de la
aceptación extemporánea so pena de verse expuesto a
indemnizar perjuicios.

La aceptación no se presume, corresponde probar su existencia


a quien le interese.

Mientras esté vigente la oferta, es decir mientras no


verifique la ocurrencia de ciertos hechos cuya consecuencia
es que la oferta deje de estar vigente,

Así, la aceptación que se dé con posterioridad a la ocurrencia


de dichos hechos, será inidónea para formar el consentimiento.

¿Cuáles son esos hechos?:

-La retractación del proponente;

-La muerte del proponente;

-Incapacidad legal sobreviniente.

47
La Retracción, es el arrepentimiento del oferente a su
propuesta. Es un acto jurídico unilateral por el cual el oferente
decide desistirse de su propuesta y dejarla sin efecto, como si
nunca hubiera existido (Artículo 99 del CdeC).

De acuerdo al artículo 99 del CdeC, el proponente puede


desistirse durante el tiempo que va entre el envío de la
propuesta y la aceptación, salvo:

(i) Si al hacer la propuesta se haya comprometido


a esperar la respuesta del destinatario;
(ii) Si se hubiere comprometido a no enajenar el
objeto del contrato sino después de cierto
plazo.

Efectos de la Retractación:

Para conocer los efectos, debemos distinguir:

La Retractación tempestiva o sea aquella que se produce


antes que el destinatario acepte la oferta.

La Retractación intempestiva es aquella que se produce con


posterioridad a la aceptación.

Luego, ante la Retractación tempestiva, la aceptación


del destinatario es irrevalente, pues se entiende que la
oferta nunca llegó a formularse. En todo caso nace para el
oferente que se retracta la obligación de indemnizar los
perjuicios que el irrogue al destinatario el hecho de la
retractación, obligación de la que el oferente puede eximirse
para el caso en que deje sin efecto su retractación (artículos 99
y 101 del CdeC).

48
Ante la Retractación intempestiva, esto es, después que
el aceptante haya aceptado la oferta, la retractación pasa
a ser irrelevante pues desde que se produjo la aceptación, se
formó el consentimiento, de manera que el oferente ya no tiene
esa calidad, sino la de parte en el contrato y no puede eximirse
de cumplir las obligaciones que válidamente contrajo.

Con la Muerte o la Incapacidad antes de ser aceptado. Se


refiere al caso en que la propuesta antes de ser aceptada
se extinguirá con la muerte o incapacidad legal
sobreviniente del proponente. Así, el contrato no puede
perfeccionarse, cuando aquel a quien a se propone
(destinatario) fallece antes de aceptarlo o le sobreviene una
incapacidad.

IMPORTANCIA DE DETERMINAR EL MOMENTO EN QUE SE


FORMA EL CONSENTIMIENTO:

- Por la Capacidad de las partes: Las partes han de ser


capaces al momento de contratar.

- En cuanto a la licitud del Objeto: El objeto ha de ser


lícito al momento de contratar.

- Las leyes aplicables: Se entienden incorporadas al


contrato las leyes vigentes al momento de contratar.

- En cuanto a los Efectos: El contrato comienza a producir


efectos desde el momento en que se perfecciona, o se forma
el consentimiento.

- Límite a la Retractación: Formado el consentimiento, el


oferente ya no puede retractarse de su oferta.
49
TEORÍAS PARA DETERMINAR EL MOMENTO EN QUE
FORMA EL CONSENTIMIENTO.

A.- Teoría de la DECLARACIÓN o APROBACIÓN.

El consentimiento se forma en el momento en que el


destinatario ACEPTA la oferta. Desde el momento en que la
aceptación es declarada de cualquier forma.

B.- Teoría de la EXPEDICIÓN.

Desde el momento en que el destinatario envía la


correspondencia que contiene su aceptación.

C.- Teoría de la RECEPCIÓN.

Desde el momento en que la correspondencia que contiene


la aceptación del destinatario llega al domicilio del
Vendedor.

D.- Teoría del CONOCIMIENTO o INFORMACIÓN.

El consentimiento se forma desde el momento en que el


oferente toma conocimiento de la aceptación. Se requiere
de aceptación de la oferta y que llegue a su conocimiento
noticias de la aceptación de su oferta.

50
Nuestra Legislación, por regla general se inclina por la
Teoría de la DECLARACIÓN DE VOLUNTAD DEL
ACEPTANTE:

Lo encontramos en el Código de Comercio, Artículos 99 y 101.

Artículo 99: el proponente puede retractarse entre el


período que va desde el envío de la oferta y antes de la
aceptación.

Artículo 101: dada la contestación (aceptación) el contrato


queda PERFECCIONADO.

Excepcionalmente el CC contempla situaciones en que es


posible encontrar casos en que no basta la declaración de
voluntad del aceptante: donación entre vivos.

En efecto el Artículo 1412 del CC (acoge la teoría del


conocimiento de parte del oferente), relacionado a la
donación entre vivos, dice que el donante podrá revocar la
donación mientras no se ponga en su conocimiento la
aceptación del donatario. La sola aceptación, no será suficiente
para perfeccionar la donación entre vivos, es necesario que la
aceptación sea puesta en conocimiento del oferente.

IMPORTANCIA DE SABER EL LUGAR DONDE SE


PERFECCIONA EL CONSENTIMIENTO.-

Es importante determinar el lugar pues la regla es que se aplica


la ley del lugar en que se ha celebrado el contrato.

51
(i) pues el contrato se rige por la ley del lugar donde
se otorgó;
(ii) pues permite saber la costumbre del lugar que
regirá a ciertos contratos (1940 y 1944 a propósito del
contrato de arrendamiento;
(iii) conocer al tribunal competente para conocer y
juzgar los hechos y efectos del contrato.

El contrato se va a regir por la ley del lugar donde el


destinatario toma conocimiento. Si los interesados residen en
varios lugares, se entenderá celebrado en el lugar de
residencia del que hubiere aceptado la propuesta
primitiva (destinario) o la propuesta modificada
(destinatario de la contraoferta).

Todo lo anterior se entenderá sin perjuicio que las partes de


común acuerdo y en ejercicio de la autonomía de la voluntad
pueden fijar otras reglas respecto del lugar donde se entienda
se formó el consentimiento, y en consecuencia a la ley
aplicable.

LOS VICIOS DE LA VOLUNTAD.

La Voluntad apta y eficaz para producir efectos jurídicos, es


aquella que no se encuentra viciada.

No es lo misma falta de Voluntad que Voluntad Viciada.

La distinción se encuentra implícitamente en el artículo 1445


del CC, pues este requiere en primer lugar el
CONSENTIMIENTO de las partes; y luego agrega que dicho
Consentimiento NO DEBE ADOLOCER DE VICIOS.

52
O sea, pueda FALTAR el consentimiento o bien EXISTIR
PERO VICIADO.

El artículo 1451 del CC establece que los vicios de que puede


adolecer el Consentimiento son:

I. El ERROR;
II. La FUERZA;
III. El DOLO.

Nota: En los Actos Jurídicos Unilaterales también podemos


encontrar viciada la voluntad de su autor. (Ejemplo en el
Testamento).

I. EL ERROR COMO VICIO DEL CONSENTIMIENTO.

El Error es la falsa representación de la realidad determinada


por la ignorancia (por no haber tenido suficiente conocimiento
de todas las circunstancias que influyen en el acto celebrado)
o por la equivocación (por no haber valorado exactamente la
influencia de dichas circunstancias).

Lo que determina a una persona a manifestar su voluntad para


la celebración de un acto jurídico es el conocimiento que tenga
53
de la realidad, de modo que la manifestación de voluntad surja
a consecuencia de dicho conocimiento.

La representación de la realidad puede estar deformada por la


ignorancia o la equivocación. De esta manera la manifestación
del sujeto no puede producir válidamente los efectos que le son
propios, pues ella se debió a una falsa representación de la
realidad. Hay voluntad, pero viciada.

EQUIVOCACIÓN-IGNORANCIA/DUDA OBJETIVA.-

El error, como la falsa representación de la realidad, puede


deberse a (i) ignorancia o (ii) equivocación.

En Derecho, lo mismo da ignorar en absoluto una cosa que


tener un concepto errado de ella. (don Luis Claro Solar):

Cualquiera de estos dos conceptos, puede configurar el


error.

Distinción entre Equivocación-Ignorancia y Duda.

La regla general es que la Duda, no sea considerada dentro del


error, y por ende no vicia el consentimiento.

Así, hay Duda cuando quien emite una declaración a sabiendas


no conoce con exactitud su contenido y efectos.

De manera que no es posible conceder a dicha persona que


actuó con error, sino más bien a sabiendas tomó el riesgo de
seguir adelante con su declaración y por ende hacerse cargo de
sus efectos.

54
Excepcionalmente, hay ciertos AJ en los que tienen cabida la
duda objetiva. Ello ocurre en contratos que por su naturaleza
de especiales sus contenidos requieren de conocimientos muy
específicos y técnicos. Ejemplo, las transacciones de obras de
artes, en ellos siempre hay un espacio de incertidumbre, pese
a la diligencia desplegada por el comprador, podría éste invocar
el error y sus efectos, cuestión en definitiva que valorara el
juez.

La Teoría del Error, se aplica respecto de hechos que existen,


y no alcanza a los hechos que al tiempo de celebrar el acto o
contrato no existen.

Ejemplo: Comprar un terreno agrícola en la creencia que el


próximo año tendrá excelentes cocechas…; llegado el año no
produce lo esperado; ello no es base para el error, pues al
tiempo de la celebración dichos hechos no existían.

Este “tipo” de error, que se llama de previsión, no vicia el


consentimiento.

EL ERROR ES UN VICIO DEL CONOCIMIENTO MÁS QUE


DEL CONSENTIMIENTO.-

La manifestación de voluntad que supone todo acto jurídico


debe motivarse en un conocimiento de la realidad. Si dicho
conocimiento es equivocado o errado, se dice que está viciado,
privando de eficacia a la manifestación de la voluntad.

CLASES DE ERROR.-

DE DERECHO.-;
55
DE HECHO.-

Error DE DERECHO:

El Error de Derecho es la falsa representación de la realidad


jurídica por la ignorancia de una norma o por la equivocada
interpretación o calificación jurídica del caso concreto.

Para los romanos, el llamado error de derecho comprendía


tanto la ignorancia de la ley como el concepto equivocado de la
misma y no toleraban el incumplimiento de los preceptos
jurídicos, aún por causa de error ( ignorancia o equivación),
éste era un error inexcusable.

El Código de Napoleón acoge la doctrina Romana, pero con la


salvedad que podría ser excusable si es la única causa de la
convención.

El error de derecho no constituye un vicio del consentimiento,


lo que significa que no puede alegarse para impedir los efectos
de los actos jurídicos lícitos ni para exonerarse de
responsabilidad por los actos ilícitos, salvo en los casos
expresamente exceptuados por la ley.

Error DE HECHO:

Se define como la falsa representación que se tiene de


una cosa, de un hecho o de una persona, como
consecuencia de la ignorancia o equivocación.

Nota: A modo de contrarrestar una aplicación irrestricta


del dogma de la voluntad (que considera que cualquier
forma de error invalida el acto en que incide, pues una errada
representación de la realidad hace que la víctima, declare algo
56
distinto de lo que habría declarado de no mediar el error), la
cual podría afectar a la seguridad jurídica en las
relaciones jurídicas, ha llevado a la doctrina a considerar
figuras o hipótesis de error que puedan considerarse
relevantes y que influyan decisivamente en la voluntad.

De manera que será la carencia del conocimiento


necesario lo que será valorado como la falta de una
cualidad en el acto voluntario negocial.

EL ERROR EN EL CÓDIGO CIVIL.-

Diversas disposiciones del CC referidas al Error:

Arts. 1451 a 1455, como vicio del consentimiento en los actos


o declaración de voluntad;

Art. 1057, los efectos que produce el error en el nombre o


calidad de un asignatario testamentario;

Art. 677, los efectos del error en la tradición;

Art. 2455, el error en la transacción.

Se distinguen ERROR DE HECHO y ERROR DE DERECHO.

ERROR DE DERECHO.-

-Art. 1452, “el error sobre un punto de derecho no vicia el


consentimiento”

57
El art. 1452 se relaciona con el art. 8, ambos del CC.

El art.1452 surge como consecuencia lógica del artículo


8 del CC: “nadie podrá alegar ignorancia de la ley después que
ésta haya entrado en vigencia”.

El legislador (por razones de seguridad jurídica) supone que las


normas jurídicas son conocidas por todos y por ende nadie
puede alegar su ignorancia después que haya entrado en
vigencia.

-Los incisos penúltimo y último del artículo 706,


considera que hay mala fe en la persona que alega error
de derecho:

“La buena fe es la conciencia de haberse adquirido el dominio


de la cosa por medios legítimos, exentos de fraude y de todo
otro vicio.

Así en los títulos traslaticios de dominio la buena fe supone la


persuasión de haberse recibido la cosa de quien tenía la
facultad de enajenarla, y de no haber habido fraude ni otro vicio
en el acto o contrato.

Un justo error en materia de hecho no se opone a la


buena fe.

Pero el error en materia de derecho constituye una


presunción de mala fe, que no admite prueba en
contrario”.

El manifestante no puede sustraerse a las consecuencias


de su declaración y excusarse, de cumplir las
obligaciones que emanan del acto, alegando que su

58
voluntad está viciada por ignorancia o falso concepto de
una norma jurídica.

EXCEPCIONES: Casos en que el error de derecho si es


fundamento para sustraerse de los efectos de un acto
jurídica alegando error en materia de derecho.

-Artículos 2297 y 2299 ambos del CC:

Sobre Cuasicontrato del Pago De Lo No Debido.

La doctrina nacional sostiene que ambos casos corresponderían


a casos en que el error de derecho viciaría el consentimiento.
El Prof. Víctor Vial, en cambio refiere a que dichos casos no son
situaciones en que el error de derecho viciaría el
consentimiento, pues los casos de los artículos 2297 y
2299 no producen la nulidad del acto, por ende no serían
casos de vicios del consentimiento, que sí producen la nulidad
del acto, sino situaciones que permiten a la persona que ha
sido víctima sustraerse legítimamente de los efectos que
emanan de su declaración de voluntad.

Explicación de las Situaciones:

A).- 2297: “se podrá repetir aún lo que se ha pagado por error
de derecho cuando el pago no tenía por fundamento ni aún una
obligación puramente natural.”

Explicación: El error en la creencia de una obligación que en


realidad no existe impide que el pago produzca el efecto de
extinguir dicha obligación y por otra de otorgar a quien lo
recibió el derecho a retenerlo en su poder y sirve como
fundamento para la denominada acción de repetición, (acción

59
que la ley le concede a quien pago lo que no debe, para exigir
la restitución de lo pagado).

Problema: El problema se debe a la existencia del precepto


general de la regla del artículo 1452, el que se soluciona con la
regla especial del Artículo 2297.

Ejemplo: persona que paga en la creencia de que una ley lo


obliga a hacerlo, en circunstancias que dicha ley no existe. Para
el artículo 1452 el derecho a retener lo recibido existiría aún
cuando el que paga lo haya hecho inducido por error de
derecho. Problema que resuelve el artículo 2297 que permite
repetir (solicitar la restitución de lo pagado) lo pagado aún por
error de derecho.

B).- 2299: “Del que da lo que no debe, no se presume que la


dona, a menos de probarse que tenía perfecto conocimiento de
lo que hacía tanto el hecho como en el derecho.”

El precepto es claro al decir que no se presume la existencia de


una donación por el sólo hecho de que una persona dé a otra
lo que no le debe, a menos que se pruebe que la primera tenía
perfecto conocimiento de lo que hacía, esto es, gratuitamente
y sólo con el ánimo de efectuar una liberalidad.

El problema de interpretación que puede presentarse está


referido cuando la persona que recibe de otra lo que no se le
debe, pretenda retener la cosa bajo el pretexto de que se le ha
donado.

60
Ejemplo: Donación a una institución motivada e inducida por
una supuesta ley de franquicia tributaria, la que en realidad no
existe.

En tal caso el motivo que indujo a realizar dicho aporte no fue


una liberalidad sino una supuesta ley de franquicia tributaria.
Así esta donación que es motivada por un error de derecho no
producirá los efectos de una donación sino los del pago de lo
no debido, dando acción de repetición a quien efectuó la
donación contra la institución que recibió la donación para pedir
le restituya la pagado indebidamente.

El artículo 2299, viene así a constituir uno de los casos


excepcionales en que la ley le atribuye relevancia al error de
derecho.

ERROR DE HECHO,

El Error de hecho es la falso representación o concepto que se


tiene de la realidad por ignorancia o equivocación. Se
distinguen las siguientes calificaciones de Error:

Error esencial u obstáculo

Error sustancial o calidad esenciales de la cosa objeto del AJ

Error en las cosas accidentes pero determinantes para el AJ

Error en la persona con quien se celebra el AJ o por/para/de


quien se celebra el AJ

Error Esencial u Obstáculo:

61
De acuerdo al artículo 1453 hay dos tipos de errores esenciales
que vician el consentimiento:

-Cuando el error recae sobre la especie del acto o contrato


que se ejecuta o celebra, como si una de las partes entiende
empréstito (préstamo) y la otra donación.

-Cuando el error recae sobre la identidad de la cosa


específica de que se trata, como si en el contrato de
compraventa, el vendedor entendiese vender cierta cosa
determinada y el comprador entendiese comprar otra cosa
determinada.

El error en ambos casos, obsta a que se forme el


consentimiento, de allí su denominación de “obstáculo”.
Aunque el CC, dice que vicia el consentimiento, en realidad el
error obstáculo lo impide, pues si nunca llegó a formarse
malamente puede estar viciado.

-La Sanción es la inexistencia jurídica. El acto no existe.

-Algunos autores que sostienen que el CC no establece la


inexistencia como sanción, dice que el acto que adolece de
error obstáculo se sanciona con nulidad absoluta, al
omitirse un requisito de validez del AJ para que produzca
efectos.

-Otros autores, que sostienen que el CC no establece la


inexistencia como sanción, dice que produce la nulidad
relativa del acto o contrato por aplicación de lo dispuesto
en el inciso final del artículo 1682, y se explica por cuanto
las causales de Nulidad Absoluta están taxativamente
enumeradas en el artículo 1682, y en ellas no está el error
obstáculo.

62
ERROR SUSTANCIAL.

Según el inciso primero del artículo 1454, “el error de hecho


vicia asimismo el consentimiento cuando la sustancia o calidad
esencial del objeto sobre que versa el acto o contrato, es
diversa de lo que se cree; como si por alguna de las partes se
supone que el objeto es una barra de plata y realmente es una
masa de algún metal semejante.”

NOTAS:

1.- Los conceptos Sustancia o Calidad Esencial, son


empleados por el CC como sinónimos.

2.- Este error vicia el consentimiento (no lo obsta).

3.- Determinar en cada caso concreto qué es la calidad


esencial de una cosa, será una cuestión de hecho que
corresponderá al juez del caso apreciar.

Ejemplos:

-Para X es relevante que la silla sea colección y no una réplica,


para Y que la silla esté bien hecha.

-Para X es relevante que las sillas sean de una clase


determinada de madera (pino oregón o raulí), para otro que
sea de otra clase determinada de madera.

-Para X que el reloj sea de oro, Para Y que el reloj sea de


colección.

La sanción aplicable a un acto jurídico donde la


manifestación de la voluntad fue inducida por el error
sustancial, es la nulidad relativa, al tenor del inciso final
del artículo 1682.

63
Para que tenga lugar la invalidación del AJ, es
fundamental que el error en que incurrió la víctima haya
sido para ella relevante para celebrar el acto jurídico, ya
sea por cuanto no era sustancialmente la cosa querida o
la cosa no reunía las cualidades esenciales sin las cuales
no habría celebrado el acto jurídico.

El error en la sustancia, entendida ésta como la materia


de algo, vicia el consentimiento sólo cuando una de las
partes, que cree que la cosa está hecha de una
determinada materia, atribuye a ésta la cualidad de
relevante.

Ejemplos: (1) reloj como objeto de colección de artículos de


Napoleón o reloj de oro: En ese caso el error en la sustancia
sería irrelevante, lo relevante serían las cualidades esenciales,
o sea que haya pertenecido a Napoleón; (2) reloj de oro
comprado en una joyería, y resulta que el reloj es de cobre: en
ese caso el error en la sustancia es relevante, pues la materia
o sustancia es relevante.

Presunción simplemente legal: se desprende de la expresa


mención que hace el artículo 1454 del CC a la sustancia
concebida como la materia, lo que se presume es la relevancia
que tiene la materia y que ella induce a celebrar el acto o
contrato, de manera que quien alega haber comprado una cosa
en la creencia de que era de materia diferente a la que
realmente tenía, no está obligado a probar que la materia
constituía para el una cualidad esencial de dicha cosa. Sin
embargo dicha presunción legal puede ser desvirtuadam y será
la contraparte quien deberá probar que la sustancia-materia no
era relevante para quien alega haber sufrido el error.

64
El artículo 1454 no se limitó a hablar de sustancia y sino que
también hace expresa referencia a la calidad esencial de la
cosa, lo que trae como consecuencia que el ámbito de
aplicación sea más amplio.

Ejemplos; (1) si para el que compra un cuadro es fundamental


que esté pintado por Picasso, el error en que incurra o sea
comprar en creencia que era de Picasso y resulta ser un réplica
o de otro artista, vicia su consentimiento; (2) o si para el que
compra una barra de plata, es fundamenta una determinada
aleación, el error en que incurra o sea comprar un barra de
plata pero de una aleación distinta, vicia su consentimiento. (3)
si para el que compra un cuadro es fundamental que quien lo
vende sea el dueño y no otra persona, también podrá viciar el
consentimiento, aunque valga la venta de cosa ajena.

Todo ello serán consideraciones que deberá valorar el juez del


fondo.

Finalmente, para el caso de las cualidades esenciales de la


cosa, atendido su carácter subjetivo no procede que considerar
una presunción legal, sino que se sugiere siempre que se
incluyan expresamente en los actos o contratos, y contar de
antemano con pruebas eficientes y suficientes.

ERROR ACCIDENTAL.-

El inciso 2 del artículo 1454 dice “el error acerca de otra


cualquiera calidad de la cosa no vicia el consentimiento de los
que contratan, sino cuando esa calidad es el principal motivo
de una de ellas para contratar, y este motivo ha sido conocido
de la otra parte.

65
1.- En principio no vicia.

Para que vicie es necesario la concurrencia de los siguientes


dos requisitos copulativos:

1.- Que dicha cualidad sea el principal motivo para contratar,

2.- Que dicho motivo haya sido conocido por la otra parte.

Sanción: El error vicia el consentimiento, sancionándose el acto


en que incide con la nulidad relativa por faltar uno de los
requisitos de validez del mismo (voluntad exenta de vicios).

ERROR EN LA PERSONA.-

Inciso 1 del artículo 1455, que dice: “el error acerca de la


persona con quien se tiene intención de contratar no vicia el
consentimiento, salvo que la consideración de esta persona sea
la causa principal del contrato.”

El error en la persona vicia el consentimiento en los actos y


contratos en que la consideración de esa persona ha sido la
causa principal para contratar.

La norma se refiere tanto a la identidad de la persona como


también a sus condiciones o cualidades esenciales estables de
la misma.

Solo excepcionalmente el error en la persona es relevante y


ello ocurre cuando el acto o contrato se ha celebrado en
consideración a una persona determinada (actos intuito
personae).

La doctrina tradicional considera que el error en la persona es


relevante sólo en los actos intuito personae, tal carácter lo tiene
66
los actos de familia (se suponen celebrados en consideración a
una persona determinada, que viene a ser la causa principal de
dicho acto, ejemplo el Matrimonio, la adopción, el
reconocimiento voluntario que hace el padre, la madre o ambos
de la filiación no matrimonial de un hijo).

En la relativo a actos patrimoniales y, en especial, a los


contratos, la regla general es que no tienen el carácter de
intuito personae, pues normalmente se celebran con causa o
consideración a las cosas o las prestaciones y no de las
personas.

Excepción: Casos de error en la persona en contratos


patrimoniales:

(1) en los contratos gratuitos que se suponen celebrados en


consideración a una persona determinada, a saber, el
comodato, la donación, el depósito;

(2) en los contratos onerosos que importan confianza en una


persona específica: mandato, sociedad civil, arrendamiento de
obra o de servicios en atención a las cualidades especiales de
la persona.

En lo que respecto al error en las cualidades de una


persona, a ha entenderse que ellas corresponden a los
caracteres objetivos de índole estable o permanente que
configuran su personalidad, como por ejemplo su capacidad
laboral, la posesión de ciertos títulos profesionales, sus dotes o
habilidades en determinado arte, su solidez patrimonial, etc.

67
Caso del Matrimonio: El error en la persona, ¿sólo rige
respecto de la identidad física o también se extiende a las
cualidades especiales de la persona?

La opinión dominante, estima que la identidad de la persona


comprende no sólo la física, sino también las condiciones o
cualidades relevantes pero restringida a la naturaleza del
matriminio.

Así son cualidades irrelevantes, la equivicada apreciación del


temperamento, si tiene o no una profesión, su inteligencia, sus
atributos para ordenar, limpiar, cortar el pasto, etc…

Son cualidades relevantes, desconocer si ha tenido condenas


penales, salud o padecer de una enfermedad contagiosa que se
transmita a sus descendientes, sin haber sabido, por cierto.

Efectos del Error en la Persona.-

Regla General, su efecto es irrelevante y por ende no constituye


una vicio del consentimiento. EXCEPCIONALMENTE cuando los
actos o contratos se celebran en consideración a la persona con
quien se tiene intención de contratar ES LA CAUSA PRINCIPAL
de la contratación, el error viciará el consentimiento,
sancionándose el acto en que incide con la nulidad relativa:
Art.1682CC.

Nota: (1) Respecto del tercero que contrato y está buena fe en


relación a la persona con quien contrata, si bien el acto se
invalidará, le asiste el derecho a que se le indemnicen por los
daños y perjuicios que pueda haber sufrido.

68
EL ERROR EN LOS ACTO JURÍDICOS UNILATERALES.-

Todos los actos jurídicos, sean unilaterales o bilaterales, están


regulados en su aspecto subjetivo por reglas inspiradas en un
principio unitario: Volición (voluntad) consciente (libre,
espontánea y conocedora en el hecho y en el derecho de lo
pretendido).-

El error puede invocarse como causa de invalidación en TODOS


los actos jurídicos, unilaterales, bilaterales, entre vivos, mortis
causa, gratuitos, onerosos, SIEMPRE QUE SEA RELEVANTE,
o sea si no hubiera errada en lo que erró, no habría contratado.

Casos de error en AJ Unilaterales:

-1058 CC, la asignación (AJ unilateral) motivada por un error


de hecho, de manera que sin ese error no habría tenido lugar.

-1057 CC, el error en el nombre o calidad del asignatario (AJ


unilateral) testamentario, no vicia la disposición, si no hubiera
duda acerca de la identidad de la persona.

-1234 CC, la aceptación (AJ Unilateral) de la herencia, se puede


rescindir por fuerza, dolo o lesión. La rescisión por lesión
supone siempre al error, pues para que la lesión opere se
requiere que el aceptante ignore que por disposiciones
testamentarias de las que no tenía noticia el valor de la
asignación ha disminuido en más de la mitad. El aceptante se
ha representado falsamente la realidad o asumido un
concepto pero falso de la realidad, por su ignorancia.

69
II. LA FUERZA COMO VICIO DEL CONSENTIMIENTO.

Concepto de Fuerza en la Doctrina.-

La Fuerza son los apremios físicos o morales que se


ejercen sobre una persona destinados a que preste su
consentimiento para la celebración de un acto jurídico.

La Fuerza es un vicio al consentimiento porque se opone


a la libertad: La voluntad supone no solo una manifestación
de voluntad consiente, sino que también una manifestación
libre.

Doctrinariamente la Fuerza se divide en física y moral.

Fuerza Física, por medio de ella se pretende obtener una


apariencia de consentimiento de la víctima a través de métodos
violentos o brutales. Ej. Mover la mano para la firma.

La fuerza física SUPRIME la voluntad. Donde está ella, no


existe Manifestación de Voluntad. Aquí sólo se da un mero
fenómeno aparante, que no tiene vínculo de causalidad con la
voluntad de aquel que aparece como su autor: El acto
ejecutado por la víctima de VIS ABOLUTA es un acto jurídico
inexistente. De esta manera la Fuerza Física ya no es un vicio
de la voluntad, sino falta de voluntad y por ende un AJ
inexistinte.

Fuerza Moral, no suprime la voluntad, pues existe una


manifestación de voluntad del autor, pero ésta no ha sido
manifestad libremente, pues la manifestación de la voluntad le
fue impuesta por una amenaza actual de un mal futuro.

70
La víctima de fuerza moral se representa la posibilidad de elegir
entre 3 alternativas:

1) Ceder a la amenaza, aceptando como mal menor celebrar


el AJ; 2) rehusarse, aceptando sufrir el mal con que se le
amenaza; 3) rehusarse, defendiéndose del mal que se la
amenaza.

Si elige la primera opción, la amenaza opera como motivo para


celebrar el AJ, por tanto hay vicio de la voluntad y no falta de
ella.

Así el estudio de la fuerza como vicio del consentimiento se


restringe, exclusivamente, a la fuerza moral, o sea los
apremios que producen a la víctima miedo o temor de sufrir un
mal.

La doctrina establece dos requisitos para que opere la Fuerza


Moral:

Que sea Importante y

Que sea Injusta.

Fuerza Importante, es aquella que influye de manera


significativa en el ánimo de la víctima. Para ello se toma en
consideración la edad, sexo, y otras.

Fuerza Injusta, significa que el mal con que se le amenace


deber ser ilegítimo.

Ejemplo de amenaza legítima: (1) amenazar con embargo de


bienes de pagar la deuda. Sin embargo, aun cuando se tenga
derecho a ejercer la amenaza, ésta será injusta en cuanto sirva
para obtener beneficios injustos; (2) Adecuacion del medio y
del fin, el uso de la amenaza de denunciar con denunciar un
71
eventual delito que no guarda relación con la deuda, es un
medio injusto.

-De quien puede provenir la Fuerza Moral?

La Fuerza Moral debe provenir necesariamente de una persona,


la que puede ser (i) una de las partes de la convención, (ii)
del destinatario de una declaración unilateral de voluntad
(iii) de un tercero.

Lo decisivo es que la amenaza debe haberse realizado con la


voluntad y la conciencia de determinar al otro sujeto al negocio.

LA FUERZA EN EL CÓDIGO CIVIL.-

El CC se refiere a la fuerza como vicio del constimiento:


artículos 1456 y 1457.

Artículo 1456: “La fuerza no vicia el consetimiento, sino


cuando es capaz de producir una impresión fuerte en una
persona de sano juicio, tomando en cuenta edad, sexo,
condición. Se mira como fuerza de este género todo acto que
infunde a una persona un justo temor de versa expuesta ella,
su consorte o alguno de sus ascendentes o descendientes a un
mal irreparable y grave.

El temor reverencial, esto es, el solo temor de desagradar a las


personas a quienes se debe sumisión y respeto, no basta para
viciar el consentimiento.”

Artículo 1457:”Para que la fuerza vicie el consentimiento no


es necesario que la ejerza aquel que es beneficiado por ella;
basta que se haya empleado por cualquier persona con el
objeto de obtener el consentimiento.”
72
Requisitos para que la Fuerza Vicie el Consentimiento.

El artículo 1456 requiere para que la fuerza vicie el


consentimiento, que se cumplan los siguientes requisitos, sea
GRAVE, INJUSTA y DETERMINANTE.

a) Fuerza Grave, que sea capaz de producir una impresión


fuerte en una persona de sano juicio, tomando en cuenta su
edad, sexo y condición.

-Corresponderá al Juez sobre la base de la apreciación de las


circunstancias de hecho determinar si la fuerza cumple con ese
requisito, sobre todo cuando es posible la existencia de una
amenaza que puede producir una impresión fuerte y en otras
no.

-La víctima de la fuerza debe probar (i) la existencia de la


amenaza y (ii) la gravedad de la misma.

-Excepcionalmente la ley presume la gravedad de la fuerza


cuando la amenaza infunde en la víctima un justo temor de
verse expuesta ella, su consorte, o alguno de los ascedentes o
descendientes, a un mal irreparable y grave.

Ej: persona que celebra un contrato bajo la amenaza de


quitarle la vida de su consorte o de sus Ascendiente o
Descendiente o a el mismo. En ese caso se presume la
gravedad de la fuerza.

b) Fuerza Injusta.

El apremio debe ser contrario a la ley o al derecho.

73
c) Fuerza Determinante.

La voluntad o el consentimiento, obtenido con la amenaza,


deber ser consecuencia directa e inmediata de la amenaza.

Este requisito se desprende del artículo 1457 cuando dice que


la fuerza puede provenir de cualquier persona “con el objeto de
obtener el consentimiento”.

¿De quién puede provenir la Fuerza?

La ley no requiere que la fuerza para viciar el consentimiento


provenga de una de las partes contratantes, siendo irrelevante
que la amenaza la ejerza una parte del contrato o un tercero
ajeno al mismo y tampoco que la ejerza provenga de la persona
que se ve beneficiada de ella.

Basta que se haya empleado la fuerza por CUALQUIER


PERSONA con el objeto de obtener el consentimiento, para que
la fuerza vicie el consentimiento, pues lo relevante aquí es que
una persona no ha podido manifestar LIBREMENTE su voluntad,
sin consideranción especial a quien ejerce la fuerza en su
contra.

Temor Reverencial.-

El inciso segundo del artículo 1456 del CC dice “el sólo


temor de desagradar a las personas a quienes se debe sumisión
o respeto” NO VICIA EL CONSENTIMIENTO.

74
La persona que celebra un AJ, para no desagradar a otra a
quien debe sumisión y respeto NO PUEDE, basado en esa sola
circunstancia, alegar fuerza para prestar su consentimiento.

Su explicación se encuentra en que el temor reverencial no


procede de la violencia, sino de sentimientos que por regla muy
general, merecer ser estimados.

El temor reverencial consiste en aquel respeto intenso que


induce frecuentemente a las personas sometidas a la autoridad
ajena a realizar actos que no realizarían espontáneamente.
(esto no quita a priori que pueda alguna vez asumir gravedad
y la importancia de una verdadera fuerza y por ende viciar el
consentimiento).

EFECTOS DE LA FUERZA.

El acto en que incide la fuerza moral, Grave, Injusta y


Determinante, es un acto existente pero con una VICIO que lo
expone a ser anulado.

La sanción es la Nulidad Relativa, Artículo 1682 inciso final del


Código Civil.

ESTADO DE NECESIDAD.

La Doctrina comparada.

conoce al Estado de Necesidad, y en especial la doctrina


Alemana, le reconoce como casual de eximente de
responsabilidad por el incumplimiento de las obligaciones que
emanan de un Acto o Contrato al autor o parte que le celebró
por un Estado de Necesidad.

75
Concepto.

Por general, quien produce un daño a terceros está obligado a


repararlo, sin embargo si la persona ha actuado como
consecuencia de un estado de necesidad , no queda obligado a
reparar los daños.

Que es el Estado de Necesidad?, es un situación en que el


sujeto que se siente amenazado por un hecho de la naturaleza
o por un acto del hombre, para evitar el daño que teme en su
persona o en sus bienes adopta un determinado
comportamiento, que produce un perjuicio a terceros o resulta
perjudicial para los propios intereses del sujeto.

Ello ocurre cuando la persona que se encuentre en una


situación de peligro, para sustraerse de ella, celebra un acto
jurídico que lesiona gravamente sus intereses, pero que le
cause un daño menor al que podría haber provocado el hecho
natural o humano que lo colocó en la situación de peligro.

Se produce una situación semejante a la fuerza.

Diferencias con la fuerza:

1) la coacción sicológica que le induce a celebrar el AJ, puede


derivar de un hecho de la naturaleza o del hombre; en la
fuerza, sólo puede derivar de un hecho del hombre.

2) el hecho que provoca el estado de la necesidad no va


destinado a obtener la manifestación de necesidad; en la fuerza
ese es su principal objetivo, de hecho, uno de sus requisitos
para que vicie el consentimiento es que sea determinante.

En el Código Civil,
76
El Código Civil, no contempla disposiciones que eximan de
responsabilidad o sea rescindibles por haber existido en ellos
Estado de Necesidad y tampoco por la vía de la lesión, pues el
CC reconoce la noción objetiva de la misma, y por tanto sólo
procede en los casos expresamente establecidos en la ley
(Código Civil y leyes especiales), la que no contempla el Estado
de Necesidad como un tipo de Lesión.

III.- EL DOLO COMO VICIO DEL CONSENTIMIENTO.-

I.- En la Doctrina

A) Concepto.

Tanto en el error como en el dolo existe de parte de la víctima


una falsa representación de la realidad que atenta contra el
requisito que el manifestante de la voluntad requiere
tener un adecuado conocimiento de la realidad.

La diferencia entre el error y el dolo, es que la falsa


representación de la realidad que se hace el sujeto surge de
manera espontánea; en cambio en el dolo, esta es provocada,
surge como consecuencia de las maquinaciones fraudulentas
preparadas y realizadas por otra persona para engañar e
inducir al error al sujeto.

B) Definiciones.

77
-Tradicional, “el dolo es un vicio del consentimiento
constituido por las maquinaciones fraudulentas destinada a que
una persona preste su consentimiento para la celebración de
un acto o contrato”.

-Stolfi, “es el error provocado engañando a otro”.

-Passarelli, “…el dolo vicia la voluntad negocial actuando


sobre la inteligencia, mediante el engaño y, por tanto,
induciendo a error al autor del acto negocial…”

Conclusión: El Dolo no es más que UN ENGAÑO


PROVOCADO y aún cuando el error provocado por el dolo no
sea relevante, su sólo aparición, existencia e incidencia en
el acto jurídico, es mérito de ineficacia del acto jurídico,
por haber sido el dolo la causa del mismo.

c)Clasificación del Dolo.

-Dolo Bueno y Dolo Malo

-Dolo Positivo y Dolo Negativo

-Dolo Determinante y Dolo Incidental.

Dolo Bueno-Negativo

El Dolo Bueno, es un engaño menor, producto de las


exageraciones que son normales en el comercio (ojo con la
publicidad engañosa y al derecho a una información veraz y
oportuna de la LPC), es la jactancia o exageración de las
cualidades o valor de la cosa (ojo con los casos de colusión).

El Dolo Malo, en cambio, supone un comportamiento ilícito


que una persona hace a otra para inducirla a que manifieste
78
su voluntad que sin mediar el dolo, no lo habría hecho o lo
habría hecho pero en condiciones menor onerosas.

Es un engaño que excede la simple exageración de un


comerciante hábil, por eso que es reprochable.

Dolo Positivo-Negativo:

El Dolo Positivo, es aquel en que el engaño se realiza a través


de actos tendientes a representar como verdaderos
circunstancias falsas o alterar las verdaderas.

El Dolo Negativo, es aquel en que el engaño consiste en ocultar


sagazmente hechos verdaderos.

Ejemplo, una de las partes guarda silencio y no llama la


atención del comprador sobre los vicios de la cosa que, de ser
conocidos por éste, lo habrían abstenido a contratar.

Dolo Determinante-Incidental:

El Dolo Determinante, es aquel que induce en forma directa a


una persona a realizar una declaración o manifestación de
voluntad que, de no mediar el dolo, se habría abstenido de
realizar, fue determinante para celebrar el AJ.

El Dolo Incidental, no es determinante para la manifestación de


voluntad, pues ellas la habría manifestado de todas formas,
aunque, de no existir el dolo lo habría manifestado en
condiciones menos onerosas.

79
d) Efectos del Dolo.

Para que el Dolo vicie el consentimiento, tiene que reunir los


siguientes requisitos:

aa) Existencia de un engaño;

bb) Recurrir a dicho engaño para inducir a un persona a


celebrar un AA;

cc) Las maquinaciones fraudulentas han de ser de resultado,


deben cumplir su objetivo, tener éxito: la víctima ha de
celebrar el AJ como consecuencia inmediata y directa del dolo
o del error provocado por el dolo.

dd) Si el acto jurídico es bilateral, el dolo debe provenir de una


de las partes o al menos ser conocido por ésta. En caso que el
dolo haya sido fraguado por un tercero, el dolo no vicia el
consentimiento de la parte que celebró el contrato inducido por
él, a menos que la otra parte haya estado en conocimiento del
engaño del tercero y no haya dado noticia a la víctima, pues en
ese caso su silencio constituye un dolo negativo que vicia el
consentimiento de la parte que lo celebró y fue determinante
para ello.

Cuando el dolo vicia el consentimiento, no es relevante que la


víctima haya sufrido perjuicio. No es necesario su existencia
para demandar la rescisión del acto jurídico.

En cambio, cuando no reúne los requisitos para viciar el


consentimiento, si es necesaria la existencia de perjuicios para
demandar su indemnización.

80
e)¿De quién debe provenir el Dolo?

aa) En los AJ Unilaterales, debe provenir necesariamente de


una persona que no es parte del acto, o sea de un tercero.
Ejemplo, Dolo en el Testamento, debe provenir de un tercero
beneficiado o no con la disposición testamentaria.

bb) En los AJ Bilaterales, puede provenir de una de las


partes o de un tercero.

Si proviene de una de las partes y es determinante, vicia el


consentimiento.

Si proviene de un tercero, no vicia el consentimiento, salvo que


la parte que haya conocido el dolo del tercero, no lo haya
puesto en conocimiento de su contraparte, omisión que de ser
determinante, vicia el consentimiento.

cc) En los AJ Plurilaterales, el dolo puede provenir de una


de las partes o de un tercero.

La nulidad por el dolo la puede alegar solo la parte que haya


sido directamente engañada, en cuyo caso el acto jurídico no
se invalidad para todas las partes intervinientes en su
celebración, sino solo para la víctima, salvo que la
participación de la víctima sea considerada esencial para las
otras.

II.- En el Código Civil.


81
A) Los diversos significados o acepciones en el Código
Civil.

El dolo tiene tres significados distintos en el Código Civil:

a) Como uno de los vicios del consentimiento.

b) Como una circunstancia agravante de la


responsabilidad del deudor que no cumple la obligación
asumida emanada de un contrato: Artículo 1558.(
incumplimiento con dolo, responde por los perjuicios directos,
previstos y los imprevistos al tiempo de celebrar el contrato;
incumplimiento sin dolo, pero con culpa, responde de los
perjuicios directos y previstos; incumplimiento sin dolo ni culpa
y por causa fortuita o fuerza mayor, no responde por los
perjuicios).

c) Como elemento que integra el supuesto de hecho del


tipo en el delito civil: la intención de causar daño. Artículo
2284 del Código Civil:

“Las obligaciones que se contraen sin convención, nacen o de


la ley, o del hecho voluntario de una de las partes. Las que
nacen de la ley se expresan en ella.

Si el hecho de que nacen es lícito, constituye un


cuasicontrato.

Si el hecho es ilícito y cometido con la intención de


dañar, constituye un delito[…]”.

B) Disposiciones del Código referidas al Dolo como


vicio del consentimiento.

82
Artículos 1458 y 1459.

-El Inciso primero del artículo 1458, dice que el dolo no


vicia el consentimiento sino cuando es obra de las partes y
determinante, o sea que sin el la víctima no habría celebrado
el AJ: se desprende que el Dolo debe reunir dos requisitos (i)
que sea obra de una de las partes y (ii) ser determinante.

Nota: el inciso primero del 1458 está referido a los AJ


Biltaterales, sin embargo, también tiene cabida en los AJ
unilaterales, pues la voluntad también puede encontrarse
viciada en los AJ Unilaterales, y en dicho caso el dolo será obra
de un tercero,

Casos de AJ Unilaterales, donde el CC admite la posibilidad de


Dolo:

-1234 y 1237, sobre aceptación o repudiación de una


herencia;

-1782, renuncia a los gananciales hecha por la mujer o por sus


herederos;

-968 N°4, sobre el Testamento.

Así en los AJ, para que el dolo vicie el consentimiento


basta que sea determinante y es indiferente si el tercero
que fraguó el dolo resulte beneficiado del acto o no.

C) Efectos que se atribuyen al Dolo en el Código Civil.

Artículo 1458 del CC.

1.- Vicia el Consentimiento.

83
Requisitos para que el dolo vicie el consentimiento: (i)cuando
es determinante y (ii) es obra de una las partes (esta
última exigencia sólo en un contrato bilateral) o de un
tercero(actos jurídicos unilaterales).

Luego el Dolo como vicio del consentimiento es sancionado con


la Nulidad Relativa: artículo 1682 inciso final del CC.

De no cumplir los requisitos antes dicho, no viciará el


consentimiento, pues no afectará la validez del AJ.

2.- Indemnización de Perjuicios.

Cuando el Dolo no reúna las requisitos para viciar el


consentimiento, sólo dará derecho a la víctima del misma para
demandar por los daños y perjuicios y en la medida que existan
perjuicios:

Por el total de los daños contra la parte que fraguó el dolo y


hasta el monto del provecho respecto de la parte que no lo
fraguó pero obtuvo provecho de él.

Así,

Para que el Dolo vicie el consentimiento es necesario que


se cumplan los requisitos referidos en el inciso primero
del artículo 1458 CC, no siendo relevante que la víctima
haya sufrido perjuicio. En otras palabras, no es necesario la
existencia de perjuicios para demandar la rescisión del acto
jurídico, lo relevante es la verificación de los requisitos para
que el Dolo vicie el consentimiento. Lo anterior se entiende, sin
perjuicio de mantener la posibilidad adicional de demandar la
reparación por los perjuicios sufridos, de haberlos.

84
Cuando el Dolo no reúne los requisitos para viciar el
consentimiento, y ha producido perjuicios a la parte que
sido víctima del mismo, en ese caso a la víctima le
asistirá el derecho a ser indemnizada por los perjuicios
sufridos; la regla será:

a) Acreditar la existencia de los perjuicios.

b)Demandar:

-el total de las perjuicios a la persona o personas que fraguaron


el dolo ( si fue obra de una las partes)

-por el provecho obtenido, a la persona que no lo fraguó pero


que obtuvo provecho por él y en este caso hasta el monto del
provecho que le habría reportado el dolo.

D) Prueba del Dolo.

La regla general es que el dolo no se presume. Artículo 1459


del CC.

“El dolo no se presume sino en los casos especialmente


previstos por la ley. En los demás debe probarse.”

Excepcionalmente la ley presume el dolo:

Caso del Artículo 968 N°5. Referido a los casos de indignos


para suceder, dentro de ellos a los dolosamente han detenido
u ocultado un testamento, presumiéndose el dolo por el mero
hecho de su detentación u ocultamiento.

Caso del artículo 1301, albacea que lleva a efecto disposición


testamentaria del testador, contraviniendo la ley.

85
Caso del artículo 2261, hay dolo en el que hace la apuesta,
si se sabe de cierto que se ha de verificar o se ha verificado el
hecho de que se trata.

E) Condonación del Dolo Futuro.

Artículo 1465 del CC: “El pacto de no pedir más en razón de


una cuenta aprobada, no vale en cuanto al dolo contenido en
ella, si no se ha condonado expresamente. La condonación
del dolo futuro no vale.”

Explicación.

El dolo no puede perdonarse o condonarse


ANTICIPADAMENTE, o sea ANTES de que se cometa. La
condonación adolecerá de objeto ilícito y por tanto será
sancionada con la nulidad absoluta.

Con todo, nada obsta a que pueda perdonarse después de que


se haya cometido y haya sido conocido por la víctima. “[…] no
vale en cuanto al dolo contenido en ella, si no se ha condonado
expresamente […]”.

86
LA LESION.

A)Concepto.

La lesión es el perjuicio que experimenta una persona cuando


ejecuta ciertos actos jurídicos, y que resulta (el perjuicio) de la
desigualdad existente entre la ventaja obtenida y el
sacrificio hecho para obtenerla.

La doctrina en general (pues nuestro CC contempla casos


objetivos de lesión y aplicables a actuaciones jurídicos que ni
siquiera son contratos) circunscribe la lesión a los contratos
onerosos conmutativos (aquellos que tienen por objeto la
utilidad para ambos contratos, gravándose ambos a dar o hacer
una cosa que se mira como equivalente a lo que la otra parte
de debe dar o hacer a su vez).

En los contratos onerosos conmutativos la lesión está


constituida por la desigualdad entre las prestaciones recíprocas
de las partes, de modo tal que una reciba más y otra menos de
lo que da.

B)Naturaleza Jurídica (breve análisis).

¿Qué es jurídicamente hablando la lesión?

87
Para responder a ello la doctrina esta dividida en dos criterios,
el criterio subjetivo, el criterio estrictamente objetivo y el
criterio mixto.

-Si se sigue el Criterio Subjetivo, la Lesión tendría el


carácter de Vicio del Consentimiento.

Para algunos autores, sería un vicio del consentimiento propio


y específico:

La falta de equivalencia de las prestaciones de las partes en el


contrato oneroso conmutativo que trae como consecuencia que
una de las partes reciba más de la que la otra da, vicia el
consentimiento cuando proviene de un apremio moral que ha
causado a esta última la imperiosa necesidad de dinero, pues
dicho apremio coarta la libertad de decisión de la parte que se
obliga a dar más de lo que recibe e impide que se
consentimiento se preste en forma libre y espontánea.

Para otros, sería un vicio del consentimiento que resulta del


error, la fuerzo o el dolo que hubiera sufrido la víctima:

La lesión vicia el consentimiento de la víctima y surge como


consecuencia del error, la fuerza o el dolo que la parte pudo
haber sufrido.

Críticas al criterio subjetivo para determinar la naturaleza


jurídica de la Lesión:

88
(1) Si la Lesión no sería más que una consecuencia del erro,
la fuerza o el dolo, bastaría a la víctima para anular el
contrato que resultó ser excesivamente más oneroso
comprobar la existencia del error, fuerza o dolo que
determinó la desigualdad, por lo que la lesión sería
inútil.
(2) Respecto de quienes sostienen que sería un Vicio del
Consentimiento especifíco, la crítica apunta a que
puede parecer antijurídico que cualquier persona pueda
pedir la nulidad de un contrato que la deja en posición
que estima desfavorable para sus intereses, por haber
consentido en el por imperiosa necesidad económica.
Además de amenazar la seguridad y estabilidad de las
relaciones jurídicas, pues si bien la necesidad obliga a
contratar en condiciones desfavorables, no se pierde
por ello la voluntad de contratar.

Si se sigue el Criterio Estrictamente Objetivo, la Lesión no


guarda relación alguna con el consentimiento de la víctima, ni
con la mentalidad de los contratantes, ni con los fines por ellos
perseguidos.

La lesión tiene lugar cuando el contrato concluido por las partes


revela una desigualdad de las prestaciones que supera los
márgenes permisibles, sin que se tomen en cuenta las razones
subjetivas que hayan producido la desigualdad.

Es al legislador a quien lo toca establecer hasta que límites la


desigualdad es tolerada, siendo ilícita la que excede dicho
límite.

Nada obsta a que la víctima de la lesión que se produjo como


consecuencia del error, la fuerza o el dolo alegue la nulidad del

89
contrato por vicio del consentimiento o alegue su nulidad por
la vía de la lesión, en cuyo caso le bastará con demostrar que
se produjo una desigualdad de las prestaciones de las partes
que excede los márgenes tolerados por la ley.

-Si se sigue el Criterio Mixto, (Subjetivo y Objetivo) para


determinar la naturaleza jurídica de la Lesión, para que exista
lesión y sus consecuencias, es menester que las prestaciones
recíprocas de las partes revelen una desigualdad o falta de
equivalencia de las prestaciones que superen los límites
establecidas por la ley (Criterio Estrictamente Objetivo);

Agrega que la desproporción debe ser consecuencia de la


necesidad, miseria, ligereza o inexperiencia de la víctima, que
la ha colocado en una situación desmedrada frente a una parte
inescrupulosa (Criterio Subjetivo).

Así, si se sigue este criterio mixto, la lesión que no se funda o


base en la necesidad, miseria, ligereza o inexperiencia de la
víctima, no sería reprochable, por muy grande que ella sea y
supere los márgenes permitidos por la ley, lo que a mi juicio
también pone en riesgo la estabilidad de los contratos y no
soluciones el problema de la desproporción o falta de
equivalencia entre las prestaciones, legislando sólo respecto de
una determinado tipo de contratante, labor que realizan los
contratos dirigidos, dentro de otros.

C)La Lesión en el Código Civil.

Nuestro Código Civil, se sigue por el criterio estrictamente


objetivo para determinar la Naturaleza Jurídica de la Lesión, o
sea ella no guarda relación alguna con el consentimiento de la

90
víctima, ni con la mentalidad de los contratantes ni con los fines
perseguidos.

La lesión para el CC opera sobre un criterio puramente objetivo,


esto es, cuando el contrato concluido revela una desigualdad
en las prestaciones que exceden el límite de tolerancia legal.

El CC no menciona a la Lesión dentro de los vicios al


consentimiento.

El CC no establece a la lesión como una casual genérica


de rescisión en los contratos onerosos conmutativos, y
limita su campo de acción a determinados actos jurídicos y que
no necesariamente son contratos.

El criterio que aborda el CC en cada uno de los casos a que


hace mención es el estrictamente objetivo.

Los casos de lesión que contempla el CC son:

1.- Lesión en el Contrato de Compraventa de Bienes


Raíces.

Artículos 1888, 1889 inciso primero y 1891.

-Basta al comprador acreditar que el justo precio de la cosa que


compra es inferior a la mitad del precio que paga por ella, para
que el juez declare la rescisión del contrato, sin que esté
obligado a probar que consistió en el por error, fuerza o dolo o
bajo el apremio o necesidad de procurarse dinero.

-Los efectos que produce la lesión están descritos en el artículo


1890 del CC:

91
-la víctima de la lesión puede demandar la rescisión o la nulidad
relativa de la Compraventa, la que será declarada por el juez,
si el demandante acredita el supuesto de hecho establecido en
el inciso primero del artículo 1889.

Notas:

(1)El precio justo es el vigente al tiempo de celebrarse el


contrato.

(2)La ley es la que determina cuando la lesión es enorme, o


sea, cuando el justo precio de la cosa que se compra es inferior
a la mitad del precio que paga por ella:

(2.1) Hay lesión enorme para el vendedor cuando el precio que


recibe es inferior a la mitad del justo precio de la cosa que
vende.

(2.2) Hay lesión enorme para el comprador cuando el justo


precio de la cosa que compra es inferior a la mitad del precio
que paga por ella.

(3) La acción rescisoria prescribe en el plazo de 4 años


contados desde la fecha del contrato y su renuncia está
prohibida.

(4) No procede la lesión enorme en la compraventa de bienes


muebles.

(5)Por regla general, el efecto de la nulidad judicialmente


declarada es que el vendedor queda obligado a restituir el
precio recibido y el comprador a restituir el inmueble. Sin
embargo, en el caso de la Lesión Enorme, excepcionalmente,
la parte contra quien se pronuncia la lesión puede evitar que
se produzcan los efectos propios de la nulidad, no obstante la
sentencia que lo declaró nulo:

92
-Así, el comprador ( si esta es la parte contra la cual se
pronunció la sentencia que declara la Lesión y la nulidad
consecuente) podrá eximirse de la obligación de restituir el
inmueble si completa el justo precio con deducción de una
décima parte; o el vendedor (en caso que sea él sea la parte
contra la cual se pronunció la sentencia que declaró la Lesión y
la nulidad consecuente), podrá eximirse de restituir el total del
precio recibido sino que solamente el exceso que resulta de la
diferencia entre el justo precio aumentado en el diez por ciento
y el precio de venta.

2.- Lesión en la Permuta de Bienes Raíces.

Artículo 1900.

Hace aplicable al contrato de permuta todas las disposiciones


del contrato de compraventa que no se opongan a la naturaleza
del contrato de compraventa

Así debemos seguir para los efectos de Lesión, las reglas que
se señalan para la compraventa, pero con las siguientes
precisiones:

Cada contratante se mirará como vendedor de la cosa que da,


y el justo precio de ella a la fecha del contrato, se mirará como
el precio que paga por la que recibe en cambio.

Ejemplo: A y B celebran permutan, en cuya virtud ambos se


entregan recíprocamente dos inmuebles.

A promueve un juicio de nulidad por lesión, acreditando que el


justo precio del inmueble que entregó (“pagó”) a B era de $400
y que el justo precio del inmueble que B entregó (“pagó”) era

93
de $100.- (precio del inmueble que A recibió a cambio). Es
decir, se considera que A vendió a B en $100.- un inmueble
cuyo justo precio era de $400.-, sufriendo lesión enorme pues
el precio que recibe $100.- es inferior a la mitad del precio del
inmueble que entrega $400.-

3.- Lesión en la cláusula penal enorme.-

Artículo 1535 y 1544 ambos del CC.

El artículo 1535 señala que es una cláusula penal, a


saber: “La cláusula penal es aquella en que una persona, para
asegurar el cumplimiento de una obligación, se sujeta a una
pena, que consiste en dar o hacer algo en caso de no ejecutar
o de retardar la obligación principal”

Las partes en el ejercicio de su autonomía de la voluntad, son


libres para estipular cláusulas penales y sujetarse a las penas
que convengan. Con todo, si la pena excede los márgenes de
tolerancia de la ley, esta pasa a ser enorme y en consecuencia
produce los efectos previstos en artículo 1544 del CC.

Cuando la pena es excesiva o desmesurada ésta pierde su


carácter de ser indemnizatoria y pasa a convertirse en mero
lucro para el acreedor.

El artículo 1544, dentro de otras cosas, y respecto de la


cláusula penal enorme señala que la cláusula penal es
enorme cuando el deudor es obligado a pagar por concepto de
obligación y pena, en conjunto, más del doble de la obligación
principal (límite de tolerancia legal), en cuyo caso la sanción no
es la nulidad de la cláusula penal enorme, sino que la ley le
concede al deudor el derecho a exigir que se le rebaje la pena,
de modo tal de de pagar en total (por concepto de obligación

94
principal y pena, conjuntamente) no más del doble de la
obligación principal.

Ejemplo: Compraventa de caballos, donde A se obliga entregar


10 caballos y B a pagar $100 por todos ellos y se estipula una
cláusula penal, en cuyo virtud si A no entrega los 10 caballos
dentro de los 10 días siguientes de celebrado el contrato, a
pagar una pena consistente en entregar a B otros 15 caballos,
o sea en total obligación principal mas pena, 25 caballos.

25 caballos (10 más 15) exceden el doble de la obligación


principal (20). Le asiste el derecho a pagar en total 20, o sea
que se rebajen 5 caballos. ( más no tiene derecho a reclamar
nulidad de la cláusula)

4.- Lesión en la aceptación de una herencia.-

Artículo 1234.

“la aceptación, una vez hecha con los requisitos legales, no


podrá rescindirse, sino en el caso de haber sido obtenida por
fuerza o dolo, y en el caso de lesión grave a virtud de
disposiciones testamentarias de que no se tenía noticia
al tiempo de aceptarla.

[…]Se entiende por lesión grave la que disminuye el valor


total de la asignación en más de la mitad” (inciso final).

La ley se refiere al caso del heredero que al aceptar la herencia,


creía que ésta tenía un determinado valor, ignorando, al tiempo
de aceptarla, que existían disposiciones testamentarias del
causante, en virtud de las cuales el valor de la asignación
disminuye en más de la mitad.

95
Ejemplo, Heredero que acepta una herencia en el
convencimiento que ésta tenía un valor determinado en $100.-
, pero ignoraba al tiempo de la aceptación que el causante en
un testamento del cual el aceptante no tenía conocimiento,
había instituido legados por valor de $80.000, con la cual la
asignación del heredero se ve reducida a $20.000.- ($100-
$80.-)

En caso de lesión grave, le asiste al heredero el derecho


a solicitar al juez la nulidad de la aceptación, la cual una
vez declarada judicialmente, trae como consecuencia que la
aceptación quede sin efecto.

5.- Lesión en la Partición de Bienes.

Artículo 1348: “Las particiones se anulan o rescindan de la


misma manera y según las mismas reglas que los contratos.

La rescisión por causa de lesión se concede al que ha


sido perjudicado en más de la mitad de su cuota.”

Nota:

(1)La comunidad que tienen dos o más personas sobre una


cosa singular o universal termina con la partición.

(2)Cada copartícipe recibe lo que le corresponde según la cuota


que tenía en la comunidad.

(3) Si un comunero, en la partición de la comunidad, es


perjudicado en más de la mitad del valor que tenía su cuota,

96
hay lesión enorme: (su cuota tiene un valor de $100 y en
partición se la adjudican bienes por un total de $30).

En ese caso, puede demandar la nulidad o rescisión de la


partición para dejarla sin efecto.

6.- Lesión en el Mutuo con Intereses Excesivos.

-El artículo 2206 establece que el interés máximo


convencional, es el interés corriente aumentado en un 50%:
norma que se aplica al mutuo de cosas fungibles, distintas
del dinero.

Los intereses enormes se reducen al interés corriente.

-Los artículos 6 inciso final y 8 inciso primero de la leu


18.010, sobre mutuo de dinero, establece un máximo
convencional, esto es, no exceder en más del 50% al corriente
bancario que rija al momento de la convención.

En caso de intereses enormes, éstos se reducen al interés


corriente que rija al momento de celebrarse la convención.

7.- Lesión en la Anticresis.

Artículos 2435 y 2443.

La anticresis es un contrato por el que el deudor entrega al


acreedor una cosa raíz para que se pague con sus frutos.

Las partes pueden estipular que los frutos se compensen contra


los intereses en su totalidad o hasta concurrencia de valores.

97
Los intereses que se estipulen quedan sujetos a las reglas de
la lesión enorme referidas en el numeral anterior.

EFECTOS DE LA LESIÓN.

De los casos revisados, se concluye que su sanción no es


uniforme,

A)En algunos casos es la Nulidad Relativa del acto


jurídico en que incide:

-aceptación de la herencia;

-partición;

-permuta, (con la salvedad ya anotada, restituyendo el


equilibrio);

-compraventa de bienes raíces, con la salvedad ya


anotada(restituyendo el equilibrio);

B)En otros casos es sin afectar la validez del Acto


Jurídico en que incide, trae como consecuencia la rebaja
de la prestación que supera los limites de tolerancia
legal:

-Clausula Penal Enorme;

-Mutuo con intereses excesivos;

-Anticresis con intereses excesivos.

98
EFECTOS DE LA LESIÓN.

De los casos revisados, se concluye que su sanción no es


uniforme,

A)En algunos casos es la Nulidad Relativa del acto


jurídico en que incide:

-aceptación de la herencia;

-partición;

-permuta, (con la salvedad ya anotada, restituyendo el


equilibrio);

-compraventa de bienes raíces, con la salvedad ya


anotada(restituyendo el equilibrio);

B)En otros casos es sin afectar la validez del Acto


Jurídico en que incide, trae como consecuencia la rebaja
de la prestación que supera los limites de tolerancia
legal:

-Clausula Penal Enorme;

-Mutuo con intereses excesivos;

-Anticresis con intereses excesivos.

99
EL OBJETO

Todo acto jurídico debe tener un objeto, pues éste es un


requisito de existencia esencial sea cual fuere la especie
de acto jurídico de que se trate.

Concepto.

El concepto de OBJETO es controvertido en la doctrina.

-Para quienes definen AJ como la manifestación de voluntad


hecha con la intención de crear, modificar o extinguir derechos
subjetivos, el Objeto lo constituirían los derechos y
obligaciones que el acto crea, modifica o extingue. Esto es, el
Objeto vendría a ser lo querido por las partes del acto jurídico.

-Para otros, el objeto del AJ es la prestación, es decir, la Cosa


que debe darse o entregarse, o el hecho que debe
ejecutarse. El objeto de la obligación y el objeto del contrato
serían la misma cosa.

Carlos Ducci, sostiene que la distinción es posible; el objeto de


la declaración de voluntad es la operación jurídica que se
pretende realizar (conjunto de derechos y obligaciones que la
operación crea, modifica o extingue) y distinto son las
prestaciones contenidas en las obligaciones (dar, hacer o no
hacer algo) a que dicha operación se refiere.

Con todo, sostiene que dicha distinción no tiene ningún sentido


ni conveniencia práctica. Es más el CC dice claramente lo que
considera objeto de la declaración de voluntad (artículo 1460),

100
objeto de la promesa (artículo 1462), objeto de la donación
(artículo 1463).

Concluye que si bien comúnmente se define el objeto como el


conjunto de derechos y obligaciones que el acto o contrato
crea, modifica, extingue, transfiere o transmite, ha
entenderse que el objeto del acto es el objeto de las
obligaciones o sea la cosa o el hecho que ha darse, hacer
o no hacerse.

Además, el Código Civil, dice que para que una persona se


obligue a otra por un acto o declaración de voluntad, el acto o
declaración de voluntad ha de recaer sobre un objeto lícito,
según Art.1445.

-Además, dice que todo acto o declaración de voluntad, debe


tener por objeto una o más cosas que se trata de dar, hacer o
no hacer, además el mero uso de la cosa o su tenencia puede
ser objeto de la declaración: Art.1460.

-Del tenor literal del Art.1460, se desprende que el objeto del


AJ es la cosa que debe darse o entregarse o el hecho que
debe ejecutarse o no ejecutarse.

-Se requiere entonces que el Acto Jurídico tenga un objeto, en


la perspectiva que todo acto o declaración de voluntad recaen
en último término sobre un cosa o sobre un hecho.

-El legislador identifica el objeto del acto jurídico con el objeto


de la obligación.

101
Requisitos del Objeto.

En doctrina el objeto debe reunir ciertas cualidades o


requisitos, dependiendo si él recae en un cosa material (dar) o
si consiste en un hecho o una abstención (hacer o no hacer
algo):

Si recae sobre una cosa (artículo 1461), ésta ha de ser:

Real;

Comerciable;

Determinada o Determinable;

Lícita;

Si recae sobre un hecho o una abstención (artículo 1445),


éste ha de ser:

Determinado;

Físicamente Posible;

Moralmente Posible;

Licito.

Si recae sobre una cosa (artículo 1461), ésta ha de ser:

1.- Real.

Que sea real significa que exista en la naturaleza o se espere


que exista.

Que Exista.

102
Artículo 1814:”la venta de una cosa que al tiempo de
perfeccionarse el contrato se supone existente y no existe, no
produce efecto alguno.”

Tribunales, no produce efecto alguno el contrato de


compraventa de terrenos de sales de potasio si se establece
que éstas no han existido al tiempo de celebrarse el contrato.

Que se espera que exista.

Hay que distinguir entre contrato condicionales o aleatorios.


Artículo 1813. “la venta de cosas que no existen, pero que se
espera que existen, se entenderá hecha bajo la condición de
existir, salvo que se exprese lo contrario o que por la naturaleza
del contrato aparezca que se compro la suerte.”

La distinción pues si hay objeto en la venta futura, ellas se


hacen bajo la condición de existir, “la venta de cosas que no
existan pero que se espera que existan, se entenderán
hechas bajo la condición de existir…”, dicha condición
viene a ser un elemento de la naturaleza de la venta futura,
pues las partes no necesitan expresarla; con todo, si las partes
no quieren que se entiende que hay venta futura, deberán
expresamente señalar que la cosa exista al tiempo de celebrase
el contrato.

Y además es importante distinguir la venta futura de la suerte,


pues en la venta futura el objeto es una cosa y en la suerte el
objeto es la suerte. Así si no se expresa la condición de que se
existencia futuro pero aparece que se está comprando la
suerte, el contrato tendrá este último objeto.

Nuestros Tribunales, han dicho que si el contrato es condicional


o aleatorio es una cuestión de fondo que deberá decidir el juez
de fondo.

103
Nota: se ha resuelto que la venta de una cosecha de manzanas
era condicional y no aleatoria, pues se había calculado
aproximadamente en cierto número de cajones cuya existencia
se esperaba. Sino se hubiera determinado de antemano, podría
haberse configurado la compra de la suerte, que sólo le habría
dado derecho al resultado efectivo de la cosecha, incluso 0, si
la cosecha hubiera sucumbido.

2.- Comerciable.

Que la cosa sea comerciable significa que no esté fuera del


comercio humano.

¿Cuando una cosa puede estar fuera del comercio humano?:

Una cosa puede estar fuera del comercio humano:

(i) por su propia naturaleza, (ii) por su destinación o (iii)


porque la ley así lo considera.

La regla general es que la cosa sea comerciable. Los casos de


ilicitud del Objeto que señala el artículo 1464 se refieren a
cosas que están fuera del comercio humano.

-Las cosas que por su naturaleza están fuera del comercio


tenemos a aquellos que son comunes a todos los hombres
(Artículo 585 CC), los derechos personalísimos (Artículo 334),
los derechos de uso y habitación (Artículo 819)

-Las cosas que por su destinación están fuera del comercio,


tenemos a los bienes nacionales de uso público (Artículo 589),
las cosas consagradas al culto divino (Artículo 586)

-Las cosas que por disposición de la ley están fuera del


comercio humano, tenemos las descritas en el artículo 1464
N°3 y 4.
104
3.- Determinada/Determinable.

Las cosas han de estar determinadas o a lo menos en cuanto a


su género. (Artículo 1461, exige que las cosas objeto de una
declaración de voluntad estén determinadas, a lo menos en
cuanto a su género).

En la obligación de especie o cuerpo cierto el individuo debe


estar individualmente determinado.

En la obligación de género (aquella en que se debe


indeterminadamente un individuo de una clase o género
determinado), basta con que esté determinado el género.

Sin embargo, en las obligaciones de género, dicho género no


es la única determinación necesaria, pues como se deben
individuos indeterminados es fundamental:

Determinar su cantidad, artículo 1461 inciso segundo “la


cantidad puede ser incierta con tal que el acto o contrato fije
reglas o contenga datos que sirvan para determinarla.”

Determinar su calidad, artículo 1509 “En la Obligación de


género, el acreedor no puede determinadamente ningún
individuo, y el deudor queda libre de ella, entregando cualquier
individuo del género, con tal que se de una calidad a lo menos
mediana.”

Ahora bien los efectos de uno y otro en la determinación o


indeterminación del objeto serán distintos:

105
En las obligaciones de género, si la cantidad no es determinada
en el acto o contrato, la determinará el juez, siempre que el
acto o contrato fije reglas o contenga datos al efecto, en caso
contrario no habrá determinación del objeto, y por tanto el acto
jurídico no podrá producir efectos jurídicos: nulidad relativa o
inexistencia jurídica;

En las obligaciones de género, si la calidad no es determinada


en el acto o contrato, no procede que la determine el juez, pues
la ley entiende que se trata de una calidad a lo menos mediana,
y en consecuencia no puede haber por este concepto
indeterminación del objeto y por tanto el acto jurídico
igualmente produce efectos jurídicos.

Si el Objeto recae sobre un hecho o una abstención


(artículo 1445), éste ha de ser:

1.- Determinado/Determinable.

El hecho objeto debe ser determinado: consistir en un hecho o


en una abstención precisa.

No es admisible un hecho o una abstención indeterminado


dejada al arbitrio del deudor. Artículo 1809, establece que en
la compraventa el precio no podrá dejarse al arbitrio de una de
las partes.

Sin embargo es posible que la prestación (pagar el precio) sino


es determinada, a lo menos sea determinable, (Articulo 1808
inciso segundo, dice respecto del precio que podrá hacerse su
determinación por cualquier medio o indicaciones que lo fijen;
incluso el artículo 1809, establece que la determinación del
precio podrá dejarse al arbitrio de un tercero.)
106
Nota: Ojo, la doctrina señala que hay prestación indeterminada
si en un contrato de tracto sucesivo (arriendo) ella se pacta a
perpetuidad.

2.- Hecho Físicamente Posible.

Artículo 1461 inciso final, dice que si el objeto es un hecho,


es necesario que sea física y moralmente posible.

Es físicamente imposible, el hecho que es contrario a las leyes


de la naturaleza física (Artículos 1461-1475).

Ha de tratarse de una imposibilidad absoluta, en cuanto lo es


para cualquiera y no sólo para el deudor específico.

Ejemplo. Si al contratista a quien se le encomienda la


construcción de un edificio no puede hacerlo porque el subsuelo
no permite la edificación proyectada, es imposible físicamente
para cualquiera.

No lo sería físicamente imposible para cualquiera, si fuera


posible su construcción utilizando tecnología y maquinaria
especializada de la que carece el contratista.

3.- Moralmente Posible.

-Artículo 1461 también inciso final dice que si el objeto es


un hecho, éste debe ser moralmente posible, o sea: (i) que no
esté prohibido por las leyes, (ii) que no sea contrario al orden
público o (iii) que no sea contrario a las buenas costumbres.

(i)Se refiere al supuesto en que el acto o contrato


contraviene a una ley prohibitiva. Del Artículo 10 del Código
Civil, en relación con el artículo 1466, se concluye que ese acto

107
adoloce un vicio de nulidad absoluta, pues el objeto sobre el
cual recae es un objeto ilícito.

Nota. No habrá imposibilidad moral cuando el acto es contrario


a una ley, pero dicha ley tiene prevista otra sanción distinta a
la nulidad por su contraversión (Artículo 10 del CC).

(ii)Orden Público.

La Jurisprudencia ha dicho que “el orden público es la


organización considerada necesaria para el buen
funcionamiento general de la sociedad”.

Concepto prohibitivo o negativo (que prohíbe las convenciones


que atentan contra los principios fundamentales sobre los
cuales está sustentada la sociedad) o de excepción frente a la
libertad contractual.

Además es un concepto que es flexible y variable.

Flexible, pues infringen al orden público no sólo las


disposiciones contrarias a la ley prohibitiva que ella misma
prohibe, sino que también las disposiciones que vulneren algún
precepto imperativo cuya inobservancia trae apareja la nulidad
absoluta, o sea, más allá de un texto expreso será opuesto al
orden público lo que sea contrario a los principios
fundamentales de nuestro derecho.

La concreción de la noción de orden público y de si hay


trasgresión a él en los casos específicos, será determinada por
el juez de fondo y esa precisión en todo caso deberá
fundamentarla, el juez, en los textos de vigor o a falta de ellos
en el espíritu general de la legislación: su determinación es una
cuestión de derecho.

108
Variable, o sea cambia según las concepciones políticas,
sociales y económicas del legislador.

(iii)Buenas Costumbres.

Son las reglas de moral social consideradas como


fundamentales para el orden mismo en la sociedad.

Problema, es que es variable, es distinta según las épocas y


cambia en relación a los grupos sociales.

Ejemplo caso del seguro de vida (considerada sólo a partir de


1930).

Los conceptos de Orden Público y de Buenas Costumbres son


generalmente paralelos: artículo 1461, 548, 1467 inciso
segundo, 1475 inciso segundo. Lo anterior pues al decir de
Carlos Ducci “¿no constituye en el fondo lo que violenta las
buenas costumbres un acto contrario al orden público?.”

SANCIÓN POR LA FALTA DE OBJETO.

-El Acto Jurídico que carece de objeto o cuyo objeto carece o


no reúne las requisitos exigidas por la ley, doctrinariamente, su
sanción es la INEXISTENCIA, pues le falta un requisito esencial
para su existencia jurídica.

Artículo 1814 (inciso primero) del CC: “La venta de una cosa
que al tiempo de perfeccionarse el contrato se supone existente
y no existe, no produce efecto alguno”.

109
Cuando dice no produce efecto alguno, significa que no produce
los efectos que le son propios y ello ocurre cuando es
consecuencia de su inexistencia.

-Por otro lado, para los autores que no admiten la teoría de la


inexistencia en el Código Civil, o sea que sostienen que el CC
no contempla a la Inexistencia Jurídica como sanción, ésta será
lserá la NULIDAD ABSOLUTA, al faltar un requisito de validez
exigido por la ley en consideración a la naturaleza o especie del
acto jurídico. (Art. 1682)

EL OBJETO ILICITO.

-Artículo 1445:

“para que una persona se obligue para con otra por un acto o
declaración de voluntad es necesario […] 3.- que recaiga sobre
un objeto lícito.”

-Los Artículos 1462 a 1466 se refieren al Objeto Ilícito.

-El Artículo 1682, lo sanciona expresamente con Nulidad


Absoluta.

Hemos visto que si al AJ le falta el Objeto o éste no reúne las


cualidades que son exigidas por ley, el Acto es Inexistente o
Nulo (Nulidad Absoluta).

Ahora si el AJ tiene Objeto, pero éste no es lícito, el AJ existe,


pero adolecerá de un vicio de validez, sancionable con nulidad
absoluta.

110
El Código Civil no define el concepto de Objeto Ilícito,
sino que lo regula por la vía de señalar casos relevantes
que adolecen de Objeto Ilícito.

-El artículo 1445 del CC exige que el Objeto sea Lícito, pero no
menciona en qué consiste dicho requisito (Objeto Lícito).

Sobre la definición la doctrina,

Para don Luis Claro Solar, dice que el objeto lícito es el


reconocido por la ley, a contrario sensu, dice que el objeto ilícito
es aquel que no se conforma con la ley, que infringe la ley, el
que contraviene el orden público o las buenas costumbres
(Este concepto, dice, se obtendría del artículo 1461 inciso final
del CC referente al objeto moralmente imposible y por analogía
del artículo 1467 del CC referido a la causa ilícita).

Para don Avelino León, hay objeto ilícito cuando éste recae
sobre cosas incomerciables o sobre hechos o contratos
prohibidos por las leyes o sobre hechos contrarios a las buenas
costumbres o al orden público.

Para don Eugenio Velasco Letelier, el objeto ilícito es el que


carece de cualquiera de los requisitos que la ley señala al
objeto, tanto cuando éste consiste en una cosa como en un
hecho, a contrario sensu, el objeto es lícito cuando la cosa o el
hecho reúnen los requisitos legales

Para nosotros, siguiendo a Víctor Vial, no es relevante


determinar cuando el objeto es lícito sino que lo relevante es
establecer cuando el objeto es ilícito:

Para lo cual lo primero es saber el alcance del artículo 1445


del CC:

-primero, no dice que el acto o declaración sea lícita, sino que


el objeto del acto es lo que debe ser lícito.
111
-segundo, se si considera que el objeto del acto consiste en
una cosa o en un hecho, sólo cuando el acto tiene por objeto
un hecho podrá formarse un juicio acerca de la licitud o ilicitud
al hecho objeto del acto. (pues las cosas por sí mismas no son
lícitas o ilícitas).

-tercero, el hecho ilícito el que contraviene la ley, concepto


que coincide con el de hecho moralmente imposible señalado
en el inciso final del artículo 1461.

-cuarto, la causal de objeto ilícito, que se desprende de lo


preceptuado en el artículo 1445, no es la única causal que la
ley considera con tal carácter: hay casos en que hay objeto
ilícito no porque el hecho sea ilícito, sino porque el acto o
contrato es considerado deplorable: lo vemos en la causal
genérica de objeto ilícito del artículo 1466 “…en todo contrato
que la ley prohíbe; también vemos en la causal que contempla
el artículo 1464 respecto a “[…] la enajenación de las cosas
[…]” que la disposición señala.

En conclusión:

(I) es ilícito el objeto cuando consiste en la ejecución de un


hecho que atenta contra la ley, el orden público, la moral y las
buenas costumbres, pues el reproche o juicio de ilicitud se
formula específicamente en consideración al hecho que es el
objeto del acto, lo que contamina con el vicio de ilicitud al acto
que tiene por objeto dicho hecho.

(II) Además la ley considera que el mismo acto es causal de


objeto ilícito (no la cosa, no al hecho objeto del acto).

112
Si bien el CC no ha definido al Objeto Ilícito, sí señala casos
que son relevantes y representativos de la Ilicitud en el
Objeto:

Dichos casos son:

1.- Actos que contravienen el derecho público chileno;

2.- Pactos sobre sucesiones futuras;

3.- Enajenación de las cosas enumeradas en el artículo


1464 del Código Civil;

4.- Actos contrarios a la ley, a la moral, al orden público


o a las buenas costumbres.

1.- Actos que contravienen el Derecho Público Chileno.

Artículo 1462:”Hay un objeto ilícito en todo lo que


contraviene al derecho público chileno. Así la promesa de
someterse en Chile a una jurisdicción no reconocida por las
leyes, o contraria a las buenas costumbres o al orden público.”

El Objeto Ilícito existe en todo acto o contrato que vulnere o


infrinja al Derecho Público Chileno.

Se discute acerca de la Validez del Pacto entre particulares se


someter sus diferencias, resolución de disputas, interpretación
y aplicación, de sus cláusulas a una Jurisdicción extranjera.

Opiniones, hay quienes sostienen que dichos pactos no


tendrían valor, en atención a que dicha estipulación vendría a
desconocer normas procesales chilenas relativas a la
competencia y jurisdicción de los Tribunales, establecidas en el
Código Orgánico de Tribunales y la Constitución, lo que
contravendrían al Derecho Público Chileno.

113
Otros sostienen en cambio, (i) que lo que la ley prohíbe es
someterse a una jurisdicción no reconocida por las leyes
chilenas; (ii) el Código de Procedimiento Civil (CPC) reconoce
jurisdicciones extranjeras y el pacto será legítimo, el cual recae
bajo el ámbito del derecho internacional privado (artículo 318
del Código de Bustamente).

El precepto contemplado en el artículo 1462, sanciona a todo


acto ejecutado en contraversión a la ley, misma sanción es la
que contempla el artículo 7 incisos 2 y 3 de la Constitución:
Nulidad Absoluta.

2.- Pactos sobre sucesiones futuras;

Artículo 1463 inciso primero. Se prohíbe en forma amplia


cualquier acto a título gratuito u oneroso sobre una sucesión
cuyo causante no ha muerto, ya sea que el pacto verse sobre
la totalidad o parte de la sucesión o sobre bienes comprendidos
en ella.

Nota: Naturalmente, no serán Nulo el o los acto que recaigan


sobre bienes o cosas comprendidos en la sucesión, cuando
dichos actos tengan su causa en pactos no sucesorios.

Los Pactos sucesorios Ilícitos pueden ser de diversos


contenidos:

a) Pacto en cuya virtud se renuncia a los derechos existentes


en una sucesión futura;
b) Pactos que se convengan con una persona para instituirla
heredera (además este pacto infringiría al artículo 1167,

114
pues puede lesionar a las asignaciones forzosas, que el
causante debe respetar y que se suplen aún cuando el
causante no las contemple en el testamento, aún con
perjuicio de sus disposiciones testamentarias).
c) Pacto en que se estipule que un posible heredero ceda a
un tercero sus derechos eventuales.

-Estos pactos son ilícitos ya sea recaigan sobre la sucesión


propia como en la de un tercero.

-Hay objeto ilícito en estos pactos, si la persona del


causante está VIVA y si se refieren a la sucesión.

Excepción:
Existe un Pacto que es lícito, referido a la naturaleza del
descrito en la letra b) precedente, y que se describe en el
Artículo 1204 del Código Civil.
Este pacto sólo procede respecto de la Cuarta de Mejoras.
A saber:
“Artículo 1204: Si el difunto hubiere prometido por
escritura pública entre vivos, a un hijo legítimo o natural
o a alguno de los descendientes legítimos de éstos, que a
la sazón era legitimario, no donar, no asignar por
testamento parte alguno de la cuarta de mejoras, y
después contraviene a su promesa, el favorecido con ésta
tendrá derecho a que los asignatarios de esta cuarta, le
enteren lo que le habría valido el cumplimiento de la
promesa, a prorrata de lo que su infracción les
aprovechase”.

Explicación: Ejemplo visto en clases.


1.- La sucesión del causante se compone de sus tres hijos:
A, B y C.

115
-La sucesión tiene un patrimonio de: 1200.
-La cuarta de mejoras: 300.
-A cada hijo le corresponde por cuarta de mejoras: 100.

2.- Causante celebra el pacto que establece el artículo


1204 con B.-

3.- Causante, omite el pacto anterior, y dispone


igualmente toda la cuarta de mejora en el hijo C.-
- La cuarta de mejoras:
A: 0.-
B: 0.-
C: 300.-

B reclama y hace valer el pacto celebrado a la luz del


artículo 1204.- y se acoge su demanda. Solución:

A: 0.-
B: 100.-
C: 200.-

El artículo 1204 previene que la infracción al Pacto, no es


la nulidad del testamento, sino que sólo respecto de la
disposición contravencional Así la sanción será la
ineficacia de la disposición que dispuso de la cuarta de
mejoras y solamente en lo que representa el perjuicio
para el asignatario que fue parte en el Pacto, perjuicio que
es constituido por aquello que dejó de percibir si el
causante hubiere cumplido su promesa.

Finalmente, la ley lo que prohíbe son las convenciones que


tengan por objeto el derecho de suceder por causa de
muerte a una persona viva, y por tanto, son

116
perfectamente válidas las convenciones relativas a
derechos sucesorios ya existentes por haber muerto el
causante. Institución conocida como “Cesión de derechos
hereditarios”. Artículo 1909 y siguientes del Código Civil.

3.- Enajenación de las cosas enumeradas en el


artículo 1464 del Código Civil;

“Artículo 1464: Hay objeto ilícito en la enajenación:

1° De las cosas que no están en el comercio;

2° De los derechos o privilegios que no pueden


transferirse a otra persona;

3° De las cosas embargadas por decreto judicial, a


menos que el juez lo autorice o el acreedor
consienta en ella;

4° De las especies cuya propiedad se litiga, sin


permiso del juez que conoce del litigio.”

3.1.- Artículo 1464: Hay objeto ilícito en la enajenación.-

-Enajenación: El acto jurídico por el cual se enajena una cosa


es la Tradición.

-Tradición: Es un modo de adquirir el dominio de las cosas que


consiste en la entrega que el dueño hace de ellas a otro,
habiendo por una parte la intención y la facultad de transferir
el dominio, y por otra la capacidad e intención de adquirirlo.

117
-La Enajenación sirve para transferir el dominio de una cosa y
para constituir otro derecho real sobre esa cosa.

Ejemplo, la tradición que hace el vendedor y dueño de la cosa


al comprador, permite que éste adquiera el derecho real de
dominio que le transfiere aquél (se enajena vía tradición el
derecho real de dominio).

La tradición del derecho real de usufructo que hace el


propietario de la cosa que donó el usufructo sobre la misma,
hace posible que el usufructuario adquiera el derecho real de
usufructo (se enajena vía tradición el derecho real de
usufructo).

-Hablamos de Enajenación en sentido amplio, cuando ésta


designa a la tradición para transferir el dominio o para
constituir otro derecho real.

- Hablamos de Enajenación en sentido restringido, cuando ésta


designa a la tradición sólo para transferir el dominio.

El Código Civil, artículo 1464, está referido a la Enajenación en


sentido amplio, o sea designa a la tradición para transferir el
dominio o para constituir otro derecho real.

Casos: (1): ¿Se pueden vender las cosas cuya enajenación


adolece de objeto ilícito, según el artículo 1464?

Debemos distinguir entre Tradición y contrato. Así lo que la ley


considera es la enajenación de ciertas cosas, siendo

118
reprochable la tradición y no el contrato que tuviera por objeto
tales cosas.

Además, no podría interpretarse la disposición en el sentido de


que también adolecería del mismo vicio de objeto ilícito, el
contrato que versase sobre las mismas cosas, pues:

-La norma es excepcional y se interpreta de manera restrictiva;

-La tradición es una convención distinta de la compraventa,


pues la primera no es un contrato y porque el mero contrato
de compraventa por sí solo no transfiere el dominio.

Con todo, el contrato de Compraventa que tuviera por objeto


una o más cosas que señala el artículo 1464, adolecerá de
objeto ilícito al igual que la enajenación de las mismas, no
precisamente en virtud de dicho artículo 1464 ( referido a la
enajenación) sino porque constituye un contrato porhibido por
la ley, en virtud de lo dispuesto en el artículo 1466 en relación
al artículo 1810, ambos del Código Civil.

Casos: (2): El artículo 1464 prohibe la enajenación de todas


las cosas allí señaladas, no obstante, ¿es posible sostener que
en realidad la prohibición sólo alcanza los numerales 1 y 2 de
dicho artículo?

Postura 1: Hay autores que sostienen que la prohibición de


enajenar que contempla el artículo 1464 sólo puede alcanzar
los números 1 y 2, y no a los números 3 y 4. Se fundamentan
en que:

119
La ley cuando es prohibitiva respecto de un acto, ella (la
prohibición) no es susceptible de ser realizada bajo ningún
respecto o circunstancia. Así, dado que los casos de los
números 3 y 4 pueden realizarse bajo la circunstancia allí
descrita, es posible sostener entonces que la prohibición no es
tal para dichos numerales, siendo posible su enajenación bajo
dichas circunstancias. Además dicen que la remisión del
artículo 1810 al artículo 1464, es parcial, pues estará referida
sólo a los números 1 y 2, de modo que la venta de las cosas
embargadas o de las especies cuya propiedad se litiga, no
adolecerá de objeto ilícito por no ser aplicable a su respecto el
artículo 1466.

Postura 2 y dominante: Por su parte, la doctrina y


jurisprudencia mayoritaria dice que el artículo 1464 debe
interpretarse como norma prohibitiva en relación con la
enajenación de TODAS las cosas que menciona el artículo 1464,
de manera que la enajenación de la cosa embargada sin
permiso del acreedor o autorización del juez o de la especie
cuya propiedad se litiga, sin autorización del juez, adoloce de
objeto ilícito.

Casos (3), la Adjudicación entre comuneros no constituye


enajenación, de manera que ella no adolecerá de objeto ilícito
cuando recaiga sobre las cosas que señala el artículo 1464.

La adjudicación es la singularización de un derecho que se tiene


en común con otra persona sobre una misma cosa, y por tanto
al no constituir enajenación (pues no transfiere el dominio y no
constituye derecho real sobre esa cosa), será válida la

120
adjudicación de una cosa embargada judicialmente o de una
especie cuya propiedad se litiga.

3.2.- Artículo 1464: Hay objeto ilícito en la enajenación:

1° De las cosas que no están en el comercio.

Las cosas que no están en el comercio humano son las cosas


que no son susceptibles de dominio o de posesión por los
particulares.

Ejemplo, las cosas comunes a todos los hombres y los bienes


nacionales de uso público.

La sanción es que la enajenación adolecerá de un vicio de


nulidad absoluta, pues recae sobre un objeto ilícito.

Caso: Sobre el requisito de comerciable que debe tener


la cosa como objeto del acto o contrato y su sanción en
caso de no ser comerciable.

-Decíamos a propósito de los requisitos del objeto, es que éste


recae sobre una cosa, y ésta a su vez tenía que ser comerciable
(art.1461), de manera que no puede constituir el objeto de un
acto la cosa que no está en el comercio, pues falta un requisito
o cualidad esencial del objeto.

-Otros sostiene que la sanción es la nulidad, pues el acto o


contrato sí tendría un objeto, cual es la misma cosa, lo que
ocurre es que la cosa es incomerciable; cuestión distinta sería
si la cosa no existiera o no estaría determinada, que no es el
121
caso, por lo tanto se sanciona con nulidad absoluta al ser el
hecho el hecho(objeto) de la enajenación ilícita.

-Nuestra opinión es que la cosa cuando es incomerciable, es lo


mismo a decir que la cosa adolece de indeterminación absoluta,
no hay intención sería de obligarse.

Además, el hecho de considerar que en la enajenación de cosas


incomerciables, el AJ tiene objeto, pero susceptible de ser
anulado por un vicio de nulidad absoluta, puede traer
perniciosas consecuencias:

a) Engendra derechos y obligaciones;


b) Permite una eventual adquisición por prescripción
adquisitiva;
c) Permite el saneamiento del vicio al cabo de 10 diez años,
de no pedirse la declaración de nulidad dentro del referido
plazo.

Por otra parte, cabe destacar que los únicos actos relativos a
cosas incomerciables que el Código Civil declara que tienen
objeto ilícito son la compraventa (1810) y la enajenación
(1464 N°1), y sanciona con nulidad absoluta.

En ninguna parte el código civil señala que otro acto o contrato


relativo a cosas incomerciable adolece de objeto ilícito o
disposición que permita desprender que se sanciona con
nulidad absoluta. Por lo que hace suponer una sanción más
drástica, como lo será la inexistencia jurídica. Lo anterior se
fundamenta en el artículo 1461, que señala que no puede ser
objeto de una declaración de voluntad una cosa incomerciable,
siendo esta una cualidad esencial del objeto, en relación con el
artículo 1444, cuando dice que sin las cosas esenciales el acto
no produce efecto alguno.
122
Así llegamos al absurdo que contratos como el comodato o el
arrendamiento (donde no cabe el concepto de enajenación y
tampoco son venta), son susceptible de ser sancionados con
inexistencia y no en cambio la venta y enajenación de cosas
incomerciables, sancionados expresamente con nulidad
absoluta, pues el CC señala expresamente que dichos actos
adolecen de objeto ilícito.

El Código Civil al establecer que adolece de objeto ilícito el caso


del N°1 del 1464, estableció como única sanción posible la
nulidad absoluta, que es la sanción que contempla para los
actos que adolecen de objeto ilícito con los serias
consecuencias antes expuestas y discriminaciones jurídicas
absurdas con otros contratos.

En fin el Código sobre este punto incurrió en un error, pues si


no existiera el N°1 del artículo 1464, podría sostenerse que
todos los actos o contratos relativos a cosas incomerciables son
inexistentes por carecer la cosa de un atributo esencial para
constituir el objeto de la declaración de voluntad.

3.3.- Artículo 1464: Hay objeto ilícito en la enajenación:

2° De los Derechos y Privilegios que no pueden


transferirse a otras personas.

Se refiere al caso de los derechos personalísimos, éstos no


pueden transferirse a otras personas.

Ejemplo de derechos personalísimos:

-derecho de uso y habitación (artículo 819 CC),

-derecho de pedir alimentos (artículo 334 CC)

123
Estos derechos y privilegios están dentro del comercio humano,
porque son susceptibles de dominio o de posesión por los
particulares, pero son inalienables o sea que no pueden
transferirse o transmitirse.

El hecho de ser inalienable, no significa o implica que sea


incomerciable, pues estos derechos pueden adquirirse, distinto
a que no puedan ser posteriormente enajenados y si así ocurre,
la enajenación adolecerá de objeto ilícito, cuya sanción será la
nulidad absoluta.

3.4.- Enajenación de las cosas enumeradas en el artículo


1464 del Código Civil:

3° De las cosas embargadas por decreto judicial, a


menos que el juez lo autorice o el acreedor consienta en
ella.

El embargo consiste en la aprehensión compulsiva que el juez


de la causa hace de determinado bien del deudor, y desde el
momento en que se verifica, tales bienes quedan sujetos a la
autoridad del referido Juez.

a) Momento en que debe entenderse que la cosa se


encuentra embargada.

-Para las partes, el embargo existe desde el momento en que


es notificada la resolución que ordena requerir de pago al
deudor y embargarle bienes suficientes si no paga en el
momento de requerimiento que practica el ministro de fe, quien
practica el embargo sobre los bienes específicos del deudor.

124
-Para los terceros, si se trata de bienes muebles, el embargo
existe desde que toman conocimiento; si se trata de bienes
inmuebles desde el momento en que se inscribe en el Registro
de Prohibiciones e Interdicciones del Conservador de BBRR
competente, la resolución que decretó el embargo.

B) Cuando debe existir el embargo para que la


enajenación adolezca de objeto ilícito.

El embargo debe existir al momento de la enajenación para que


ésta adolezca de objeto ilícito.

C)¿Hay objeto ilícito en la enajenación forzada de una


cosa embargada?

El caso es un Deudor que tiene dos acreedores y cada uno de


ellos demanda de juicios separados al Deudor. El juicio
promovido por el A1 avanza más rápido, y se ha logrado
embargar el bien raíz y realizado el remate judicial, resultando
adjudicado el tercero C. El juicio del A2 entre en fase ejecutiva
y se sorprende con que el inmueble ya fue embargado, y
adjudicado en publica subasta al tercero C.

¿Hay objeto ilícito en la enajenación forzada de una cosa


embargada y adjudicada en pública subasta al tercero C?

Postura de la clase: NO, pues el Artículo 1464 N°3 lo que


sanciona es la ilicitud que revela la conducta de la persona que
transfiere el dominio de la cosa embargada a un tercero, pese
a que la ley lo prohíbe, ilícito que sólo se aprecia en las
enajenaciones que el deudor hace voluntariamente y no en
aquellas que no requieren el consentimiento del deudor y que
pueden producirse inclusive contra su voluntad, como son las
ordenas por el juez en el ejercicio de sus facultades.

125
Otra Postura, SÍ pues el Artículo 1463 N°3 no distingue entre
enajenación voluntaria ni forzada, cualquiera de ellas
adolecería de ilicitud en el objeto. El objetivo de la ley es
proteger el interés de los acreedores.

D)¿De qué manera se podría enajenar una cosa


embargada?

Hay dos maneras,

-Autorización Judicial.

-Consentimiento Judicial.

La Autorización Judicial la debe conceder el mismo juez que


decretó la prohibición o el embargo o bien por todos los jueces
que hayan decretado el embargo.

El Consentimiento del Acreedor, encuentra su fundamento en


el artículo 12 del CC en relación con el artículo 1463 N°3.

Con la autorización del acreedor, éste renuncia tácitamente a


ejercer los derechos que le corresponden en calidad de
acreedor embargante.

Si el embargo se hubiera trabado en favor de 2 o más


acreedores, se requerirá la autorización de todos ellos y de
consentir en la enajenación.

La autorización debe tener lugar antes de la enajenación, pues


no procede el saneamiento por ratificación posterior en casos
de vicios de nulidad absoluta.

126
3.5.- Enajenación de las cosas enumeradas en el artículo
1464 del Código Civil:

4° De las especies cuya propiedad se litiga, sin permiso


del juez que conoce del litigio “y que además el juez haya
decretado la prohibición de enajenar la especie (296 del
CPC)”

-Las especies cuya propiedad se litiga son aquellos cuerpos


ciertos muebles/inmuebles, cuyo dominio o propiedad se
discute en juicio.

Se distingue de la cesión de derechos litigios (arts. 1911 y ss.


del CC.) pues en ella el objeto de la cesión es el evento incierto
de la Litis, del cual no se hace responsable el cedente, pues en
el fondo lo que se cede es la suerte o contingencia incierta de
ganancia o pérdida.

-El artículo 296 del Código de Procedimiento Civil (CPC) agrega


un requisito al artículo 1464 N°4, esto es, que además el juez
haya decretado prohibición de enajenar la especie.

-La inscripción del decreto judicial que prohíbe enajenar la


especie, en el Registro de Prohibiciones e Interdicciones del
Conservador de Bienes Raíces, viene a ser una formalidad de
publicidad cuya omisión trae como consecuencia que si el
tercero de buena fe adquiere el dominio de la especie cuya
propiedad se litiga, enajenada sin permiso del juez y antes de
haberse inscrito el decreto judicial en el Registro del
Conservador competente, los efectos de la sentencia que
declare la nulidad de la enajenación serán inoponibles al tercero
que de buena fe adquirió la especie.

127
4.- OTROS CASOS DE OBJETO ILÍCITO: Actos contrarios
a la ley, la moral y las buenas costumbres.

Artículos 1465 y 1466 del CC.

4.1.- Condonación del Dolo Futuro. Artículo 1465.

4.2.- Deudas contraídas en juegos de azar. Artículo


1466.

4.3.- Venta de Libros cuya circulación se encuentra


prohibida o de determinados objetos cuyo tráfico atenta
contra la moral o la ley. Artículo 1466.

4.4.- Contratos prohibidos por las leyes. Artículo 1466.

4.1.- Condonación del Dolo Futuro. Artículo 1465.

Artículo 1465, establece que el pacto de no pedir más en razón


de una cuenta aprobada, no vale en cuanto al dolo contenido
en ella, si no se ha condonad expresamente. La condonación
del dolo futuro no vale.

El artículo tiene una norma general relativa a la condonación


del dolo futuro, esto es, la aceptación y perdón de la conducta
dolosa que pudiera tener una de las partes en el porvenir. Este
pacto no puede constituirse en ninguna cláusula de ningún
contrato. Este pacto pugna contra principios esenciales del
derecho, como son la buena fe y la responsabilidad frente
incumplimientos dolosos de contratos para perjudicar a la otra
parte, pues implica que la víctima renuncia de antemano a
perseguir la responsabilidad de la parte que actuaría con dolo.

128
El dolo sólo es condonable cuando éste se haya ejecutado,
cuando se haya ejecutado el engaño o la infracción dolosa de
la obligación, en ese caso, la persona que perdona es necesario
que haya conocido el engaño o el dolo infraccional y manifeste
expresamente su voluntad de condonar.

4.2.- Deudas contraídas en juegos de azar. Artículo


1466.

-Por regla general la ley reprueba los juegos de azar (donde


contingencia incierta de ganancia o pérdida depende
principalmente de la suerte) y permite los juegos de azar en
que predomina la fuerza o destreza corporal (reglamentos o
leyes) y los juegos en que predomina la destreza o habilidad
intelectual.

-Excepcionalmente la ley autoriza ciertos juegos de azar ( los


que se practican en Casinos específicamente determinados o
las Loterías también específicamente determinadas).

-El contrato de juego y el de apuesta que se celebra con ocasión


del primero, en que predomina la fuerza o destreza física,
engendra obligaciones perfectas.

- El contrato de juego y el de apuesta que se celebra con


ocasión del primero, en que predomina la fuerza o destreza
intelectual, engendra obligaciones pero imperfectas, pues no
otorgan acción para perseguir su cumplimiento, pero la ley si
permite retener lo que se ha recibido con ocasión de ella.

129
Así el artículo 1466 dice que hay objeto ilícito en las deudas
contraídas en los juegos de azar. El objeto ilícito es el contrato
de juego y de apuesta que se celebra y por efecto de la nulidad
absoluta declarada, se extinguen las deudas contraídas.

4.3.- Venta de libros cuya circulación se encuentra


prohibida, o de determinados objetos cuyo tráfico atenta
contra la moral o la ley.

Artículo 1466.

Hay Objeto Ilícito en:

-La Compraventa de libros cuya circulación está prohibida por


la autoridad competente;

-La Compraventa de láminas, pinturas y estatuas y siempre


que sean obscenas;

-La Compraventa cuyo objeto sean impresos y siempre que


hayan sido condenados como abusivos de la libertad de prensa.

4.4.- Contratos prohibidos por la ley.

Artículo 1466.

El artículo 1466 en su parte final señala la causal “[…] contratos


prohibidos por ley”.

Así aquí podemos tener:

-a la compraventa de cosas cuya enajenación la ley prohíbe (


solucionando el problema en la distinción entre el efecto del
contrato de compraventa y el efecto de la enajenación);

- a la compraventa entre cónyuges casados bajo régimen de


sociedad conyugal; la compraventa entre el padre o la madre
con el hijo no emancipado.

130
LA CAUSA

1.- Todo Acto Jurídico requiere como elemento esencial para


su existencia jurídica de:

-Voluntad;

-Objeto;

-Causa;

-Cumplimiento de las Formalidades establecidas por la Ley para


su existencia.

Y la Validez del Acto Jurídico requiere:

- Voluntad Exenta de Vicios;


- Objeto Lícito;
- Causa Lícita;
- Capacidad Legal;
- Cumplimiento de las Formalidades establecidas por la Let
para su validez.

La principal dificultad es que el término causa admite diversas


acepciones:

-Causa Eficiente: es el elemento generador del efecto, lo que


da vida, donde antes no había. Son las fuentes de las
obligaciones, su causa eficiente (el contrato, el cuasicontrato,
el delito, el cuasidelito y la ley).

-Causa Final: es el fin inmediato o invariable del acto. El fin


próximo que determina la voluntad a obrar. Está siempre

131
presente. Por ejemplo, para el comprador, es incorporar la cosa
que compra a su patrimonio; para el vendedor, es procurarse
dinero.

-Causa Ocasional, es el fin lejano y variable de un acto. Este


fin es diferente para cada individuo; es estrictamente personal
y sicológico pues es el móvil, la razón que le impulsa a actuar
o celebrar un acto o contrato en determinadas circunstancias.

Para el vendedor, la causa final es procurarse dinero y la causa


ocasional es el destino que quiere darse a ese dinero.

2.- La Teoría de la Causa Clásica. (Pothier y Domat)

La Teoría de la Causa Clásica (Pothier y Domat) postula


que la obligación que nace de un contrato ha de tener una
causa. Se centra en la causa de las obligaciones que emanan
de los contratos y descarta otra fuente de obligaciones que no
sean el contrato y la causa del contrato mismo (interés
jurídico).

¿Cuál es la causa de la obligación que contrae una de las partes


en un contrato?; ¿porqué se obliga una de las partes que
celebra el contrato?; ¿cuál es la causa de la obligación?

La Teoría clásica postula que la obligación que nace de un


contrato tenga una causa, se centra en la causa de las
obligaciones que emanan de los contratos, descartando así la
causa de la obligación que emana de otra fuente que no sea el
contrato y la causa del contrato mismo, sin considerar la
motivaciones personales que puedan las partes haber tenido
para celebrar el contrato.

-La Teoría Clásica de la Causa busca la Causa Final, pues busca


el fin o propósito inmediato e invariable de un acto. La finalidad
132
típica y constante del acto, independiente de los móviles
individuales, y es idéntica siempre en los actos y contratos de
misma especie. Así de acuerdo a esta Teoría, la causa es la
causa final y una misma clase o categoría de contratos tiene
una misma causa.

En los contratos bilaterales la causa para la obligación de cada


uno de los contratantes es la obligación recíproca de la otra
parte.

En los contratos reales, la causa para la obligación es la entrega


de la cosa.

En los contratos gratuitos, es la liberalidad.

Se hace necesario distinguir entre las distintas clases o


categorías de contratos, porque la causa de la obligación que
surge de los contratos que están dentro de un determinada
categoría, es distinta a la de otra categoría.

La teoría clásica agrupa a todos los contratos en tres


categorías:

-Bilaterales;

-Reales;

-Gratuitos.

En cada una de las tres categorías pueden haber contratos de


las más variadas especies, siendo lo relevante que todos ellos
presenten su elemento común que permita incorporarlo a la
categoría respectiva.

- Bilaterales: el elemento común es que ambas partes se


obligan recíprocamente, a ella se incorporan contratos

133
tipo compraventa, arrendamiento, mandato, permuta,
etc.
- Reales: el elemento común es que se perfeccionan con la
entrega de la cosa, a ella se incorporan contratos tipo
mutuo, comodato, depósito, prenda.
- Gratuitos: se celebran en consideración a la utilidad o
beneficio de una sola de las partes, contrayendo la otra
un gravamen, a ella se incorporan donación.

-La Causa de la Obligación de una parte en un contrato bilateral


es la obligación correlativa de la otra parte; sin considerar la
motivaciones personales que puedan las partes haber tenido
para celebrar el contrato.

Ejemplo. Arriendo. (i) la causa de la obligación del arrendatario


de pagar mensualmente la renta convenida es porque el
arrendatario está obligado a entregarme el inmueble y permitir
que lo use y habite; (ii) la causa de la obligación de entregar el
inmueble del arrendador es porque el arrendatario está
obligado a pagarme una renta mensual de arrendamiento.

La obligación carece de causa, cuando el arrendatario no está


obligado a pagar un renta, en cuyo caso la obligación del
arrendador de entregar y permitir su habitación y uso carece
de causa y por tanto no podrá el arrendatario exigir al
arrendador el cumplimiento de la obligación.

-La Causa de la Obligación de restituir la cosa de una parte, es


la entrega que de la misma se le hizo por la otra parte, en virtud
de un contrato que obliga a restituir.

134
- La Causa de la Obligación de una de las partes, en el contrato
gratuito, es la intención liberal, sin considerar los motivos que
indujeron al donante para hacer la liberalidad.

3.- Anticausalistas. (Planiol, Dabin, Laurent, Gioirgi)

Los anticausalistas sostienen que la noción de Causa de la


Teoría Clásica es “FALSA” e “INÚTIL”. Autores como Planiol,
Gioirgi, Laurent y Dabin, sostienen que para la existencia de
un acto jurídico basta el consentimiento y el objeto, y que la
causa es un elemento falso, inútil y artificial.

Para Planiol, la causa es lo mismo que el objeto; para Dabin, la


causa queda absorbida por el consentimiento.

Sostienen que la falsedad de la causa abstracta de la obligación


se advierte en cada una de las categorías de contrato que
distingue Domat (causalista clásico):

- En los contratos bilaterales, señalan los anti-causalistas


que las obligaciones que recíprocamente se sirven de
causa, nacen al mismo tiempo. Por lo que una de ellas no
puede ser causa de la otra, además la causa debe
preceder al efecto, lo que aquí no ocurre, pues el
momento en que las obligaciones nacen es el mismo
cuando se perfecciona el contrato. Por lo que el concepto
de causa es falso.

- En los contratos gratuitos, la teoría clásica confunde la


causa de la obligación con los motivos que impulsan al
donante. Es imposible en la práctica separar la intención

135
de efectuar una liberalidad con los motivos que
impulsaron a quien contrató para obligarse.

- Es los contratos reales, Domat no tiene en cuenta que la


entrega de la cosa no es la causa de la obligación, sino
que un requisito esencial para que el contrato se
perfeccione. Luego sostener que la causa de la obligación
en los contratos reales es la entrega de la cosa, es igual a
decir que la causa de la obligación es el contrato mismo.

Sostienen además que es inútil el concepto de la causa


abstracta de la obligación, lo que se advierte en la cada una de
las categoría de contratos que distingue Domat:

- En los contratos bilaterales, es inútil pues lo que


constituye la causa de la obligación de una de las partes,
es el objeto de la obligación de la otra.
La falta de causa de una de las obligaciones implicaría
necesariamente la falta de objeto de la otra.

Ejemplo, si la cosa que el V. se obliga a dar (es decir ese es el


objeto de su obligación) y que las partes suponen que existe,
no existe, falta el objeto de la obligación del vendedor, por lo
que cabe concluir que la obligación del vendedor es ineficaz por
falta de objeto, siendo inútil todo lo demás.

- En los contratos reales, es inútil, pues de nada sirve la


consideración si la cosa ha sido o no entregada para
determinar si existe causa o no para su obligación de
restitución, pues la ineficacia de tal obligación resulta del
hecho que por faltar la entrega, el contrato real no se

136
perfecciona, lo que implica que no produce efecto alguno
ni engendra obligación.

- En los contratos gratuitos, la falta de intención liberal


vendría a constituir, en la práctica, la falta de
consentimiento, sin que el contrato produzca efectos por
esa sola circunstancia.

4.- Nuestra Postura sobre la existencia de la Causa y


basada en la Opinión de don Carlos Ducci Claro.

-La mayoría de los Códigos actuales señalan expresamente la


necesidad de una causa.

-La existencia de causa, del principio de causalidad es un


principio de lógica y algo común a todas las disciplinas, una
realidad universal.

Es absurdo sostener que la Causa o la Causalidad no se aplica


al derecho, que en él las cosas no tienen causa, o , en forma
más restringida, que las Instituciones no tienen causa sino
solamente los contratos; o bien, por último, que sólo las
obligaciones tienen causa.

- Cuando se realiza un acto jurídico, él se efectúa en virtud de


algún antecedente; no es algo que resulte del azar. Si la
voluntad se moviliza para hacer algo, lo hace también
impulsada por algo, y esto es la causa. Así cuando el Código
Civil señala en su artículo 1445 que para obligarse por un
acto o declaración de voluntad este acto debe tener una causa;
y la causa ha de ser lícita, y en el inciso segundo de su
artículo 1467, “[…]Se entiende por causa el motivo que
induce al acto o contrato; y por causa ilícita la prohibida por
ley, o contraria a las buenas costumbres o al orden público.”,

137
deja del todo claro que la Causa es un elemento del Acto
Jurídico.

5.- Nuestra opinión sobre la Teoría de Causa que sigue


el Código Civil:

La doctrina mayoritaria considera que el Código Civil ha seguida


la Teoría Clásica de la Causa.

Don Luis Claro Solar, Alessandri y León Hurtado, sostiene que


el legislador no se ha preocupado ni ha podido preocuparse de
las causas ocasionales de las declaraciones de voluntad, pues
para descubrir tales causas sería necesario escrutar los
pensamientos, los deseos de cada una de las partes, cuestión
imposible para el juez.

5.1.- Nuestra opinión, y en esta parte adherimos con don


Carlos Ducci Claro, el Código Civil definió expresamente en el
inciso segundo del artículo 1467 que “se entiende por causa el
motivo que induce al acto o contrato”.

- El Código dice que entiende por causa al motivo.


- También el Código se refería a los motivos en el artículo
1455 el que emplea los conceptos de intención y causa al
decir que “el error de la persona con quien se tiene la
intención de contratar no vicia el consentimiento, salvo
que la consideración de esta persona sea la causa principal
del contrato.
- También el Código en el inciso primero del artículo 2456
dice que la Transacción se presume haberse aceptado por
consideración de la persona con quien se transige.

138
- El artículo 1634 del Código, señala la intención de los
contratantes como el elemento que debe buscarse en la
interpretación de los contratos; similar al artículo 1069 del
Código Civil al disponer que en la inteligencia del
testamento prevalecerá la intención o voluntad del
Testador.

Por tanto, considerar la intención o el motivo no es una


cosa extraña y contraria al ordenamiento de nuestro
Código Civil.

5.2.- Además la tesis clásica de la Teoría de la Causa, lleva a


la inconsistencia de hacer necesarios dos conceptos distintos
de causa: uno para la causa lícita y otro para la causa ilícita.
En efecto, cuando se trata de causa lícita el legislador se refiere
a la causa final que es constante e invariable con los contratos
de una misma categoría. Cuando se trata de causa ilícita el juez
tiene que juzgar los motivos individuales que inducen al acto o
contrato.

Resulta entonces que los actos tienen dos tipos de causas: la


final y los motivos. Si el juez va a tener que investigar siempre
los motivos para saber si hay causa ilícita se la inutilidad y
artificiosa de la causa final. Lo lógico es que el concepto de
causa comprenda tanto la causa lícita como la ilícita, no son
dos instituciones distintas, sino una misma cosa. La causa ilícita
es la misma causa que adolece de alguno de los vicios que la
ley señala.

5.2.1.- La principal objeción que se ha hecho para


considerar los motivos de cada acto como causa de él, estriba
en que ella variaría con relación a cada contratante, que tendría
139
un carácter personal, que el juez estaría obligado es escrutar
pensamientos.

No concordamos con dicha objeción, pues la Causa no necesita


expresarse, su fijación sólo puede provenir de una
interpretación del contrato. El artículo 1156 del Código de
Napoleón dice: ”Debe buscarse en las convenciones cual ha
sido la intención común de las partes contratantes, antes que
detenerse en el sentido literal de las palabras”; otro autos
francés también: “…buscar cual ha sido la voluntad de los
contratantes. El jue está, antes todo, encargado de descubrir
una psicología (Jacques Flour)”.

Se comprende entonces la reticencia de los autores clásicos de


la Causa (Pothier, Domat) a aceptar los motivos como causa
frente al peligro de absoluta arbitrariedad e inseguridad jurídica
que ello podía representar.

Nuestro Código Civil en su artículo 1560 dispone “Conocida


claramente la intención de los contratantes, debe estarse a ella
más que a lo literal de las palabras”, al igual que el francés,
también se estará a la voluntad real por sobre de la declarada,
pero se redactó en términos que hacen desaparecer toda
investigación puramente psicológica, pues la intención debe
haberse manifestado, única forma de conocer claramente la
intención de los contratantes.

Se realiza una fusión de las ideas subjetivas con las ideas


objetivas.

5.3.- Conclusión: Al admitir la teoría de la Causa estamos


estableciendo que no basta la simple voluntad de hacer
nacer una obligación ya que no es suficiente la
apariencia material o jurídica de realizar un acto
140
jurídico; la autonomía de la voluntad no funciona por sí
sola, es preciso que el consentimiento se encuentre
justificada, que tenga una causa.

En Consecuencia, La Causa viene a ser EL MOTIVO


CLARAMENTE MANIFESTADO DEL ACTO O CONTRATO.

6.- REQUISITOS DE LA CAUSA.

-Causa debe ser REAL

-Causa debe ser LÍCITA.

1) Que la causa sea REAL, significa que ella efectivamente


exista.

1467, dice que se entiende por Causa el motivo que induce al


acto o contrato y que la mera liberalidad o beneficencia es
causa suficiente.

La mera liberalidad es una causa idónea, porque constituye un


motivo lícito para la actuación humana.

La liberalidad es una causa real.

1.1) La causa inexistente no es una causa real.

-La causa falsa (que existe pero en apariencia) no es una causa


real.

La causa errónea (no es verdadera) no es una causa real, pues


la existencia de una causa real implica que sea verdadera. Esto
último no significa que si la persona cree que la causa es una,
pero es otra, el acto será inválido, pues el acto tendrá una
siempre una causa real. (ver el caso del artículo 2295).

141
1.2) Casos:

-Se ha fallado la necesidad de una causa real, y su falta


acarrea:

a) Que carece de causa real la transacción sobre un pleito que


ya había terminado;

b) Que si no se entrega por el mutuante la cantidad de objeto


del contrato, el contrato de mutuo carece de causa;

c) Que carece de causa la compraventa si los derechos


vendidos sobre un inmueble pertenecían al comprador o no
existían.

1.3) Además la necesidad de una Causa Real se desprende del


artículo 2299 “del que da lo que no debe...”; y el artículo 1816,
al disponer que la compra de cosa propia no vale

1.4) El artículo 1467, dispone que no es necesario expresar la


causa de los actos y contratos. La existencia de la causa se
presume.

Se ha fallado que no es necesario que el contrato exprese la


causa de la obligación y es la parte que niega la existencia de
la causa o del motivo que induce a contratar, la que debe o
está obligada a probar su existencia.

7.- Causa Lícita.

El artículo 1445 exige además que la Causa sea lícita.

El Código ha definido expresamente lo que entiende por causa


ilícita, esto es, es la prohibida por la ley, o contraria a las
costumbres o al orden público (Inciso Segundo, artículo 1467).
142
- Será ilícita la causa que consista en un motivo prohibido
por la ley, contrario a una disposición prohibida.

- Será ilícita la causa contraria a las buenas costumbres.

Se ha fallado que son inmorales y contrarias a las buenas


costumbres:
(i) el contrato celebrado entre el deudor ejecutado y
un tercero para alterar el verdadero precio de la
subasta de un bien embargado;
(ii) el contrato en virtud del cual el marido promete
vender a un tercero un bien raíz de la mujer si se
deniega la autorización judicial;
(iii) el contrato de arrendamiento hecho para destinar
el inmueble a un fin inmoral;
(iv) los contratos ejecutados por los mandatarios en el
ejercicio de su mandato, en que el beneficio queda
en poder de ellos y no redunda en beneficio se los
mandantes.

- Será Ilícita la Causa cuando es contraria al orden público.

Se ha fallado que adolecen de causa ilícita los egresos o


gastos o financiamiento o pagos hechos para sostener una
situación revolucionaria, pues contrarían el orden público.

7.1.- Se presenta el problema de dilucidar si el fin o motivo


ilícito debe ser común o no a ambas partes para que la causa
pueda considerarse ilícita.

La solución es que basta al efecto aplicar las normas


generales sobre quienes pueden solicitar la declaración de
143
nulidad absoluta y que señala el artículo 1683 del Código
Civil.

De esta manera sólo la parte que conoció o debió conocer el


vicio que invalidaba el contrato no puede pedir la nulidad. La
otra parte podría solicitarla. Además cualquiera que tenga
interés podrá solicitar la nulidad del contrato, excepto la
parte que incurrió en la causal, esto además es concordante
con lo establecido en el artículo 1468 “no podrá repetirse lo
que se haya dado o pagado por un objeto o causa ilícita a
sabiendas.”

8.- Sanción de la Causa.-

-La Causa Ilícita, de acuerdo con el artículo 1682, la Causa


Ilícita acarrea la Nulidad Absoluta del acto.

-La falta de Causa, existen discrepancias a si ella produce la


inexistencia del acto Inexistencia, o, está sancionada con la
nulidad absoluta.

Los que dicen que es la Inexistencia Jurídica, se fundan en que


se omite un requisito de existencia jurídica, así al decir de Luis
Claro Solar “si todo acto o declaración de voluntad requiere
esencialmente una causa, la falta de causa se opone al
perfeccionamiento jurídico del acto, por lo mismo, no existe;
no es un acto nulo , sino un acto que no ha podido nacer a la
vida jurídica.”

Aquellos que niegan cabida a la inexistencia jurídica, el acto en


que falta la causa, se sanciona con nulidad absoluta y señalan
a continuación fallos, que declaran que el acto que carece de
causa es nulo:

144
Se ha fallado que:

(i) es Nula la obligación respecto de la cual no aparece expresa


ni tácitamente establecida la causa, no habiendo motivo para
suponer además que sea un acto de pura liberalidad.

(ii) Si las prestaciones a que se obliga el comprador no


constituyen jurídicamente el precio de la compraventa,
obligación contraída por él, es nula esta obligación por falta de
causa.

(iii)No probándose la causa de la obligación de un mutuo, este


es nulo y sin ningún valor.

145
EFECTOS DE LOS ACTOS JURIDICOS.

El fin perseguido por el autor o por las partes de un acto jurídico


es un fin práctico, de contenido socio-económico.

El autor se ha representado en su mente la existencia de una


necesidad y ha previsto, al mismo tiempo, que con la
celebración de un determinado acto puede satisfacer dicha
necesidad. Existe una estrecha relación entre el fin práctico
perseguido por el autor que celebrar el acto jurídico y los
efectos que la ley asigna a dicho acto jurídico.

Así si esa persona quiere formar una familia, contraerá


matrimonio; si quiere intercambiar bienes, celebrará una
compraventa; si quiere disponer de sus bienes para después
de sus días, otorgará un testamento.

Cuando el fin práctico perseguido es merecedor de tutela, el


ordenamiento jurídico crea una figura típica a través de la cual
se puede lograr la satisfacción de la necesidad y determinar los
efectos que produce el tipo creado.

Los efectos jurídicos, son la visión que tiene la ley del práctico
perseguido, constituyen la forma a través de la cual la ley
traduce a términos jurídicos lo que el autor o las partes de un
acto jurídico quieren lograr por intermedio de aquél.

CLASIFICACIÓN DE LOS EFECTOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS.

I.- Esenciales, Naturales y Accidentales.

II.- Directos e Indirectos.

146
I.- Esenciales, Naturales y Accidentales.

A) Esenciales, son aquellos que determina la ley, y que se


producen como obligada consecuencia de su celebración. Las
partes no pueden descartarlos ni sustraerse de ellos.

En la compraventa, son efectos esenciales: la obligación del


vendedor de dar la cosa y la del comprador de pagar el precio
pactado en dinero.

B) Naturales, son aquellos que estando establecidos por la ley


( la que interpreta al incluirlos una presunta voluntad del autor
o de las partes), pueden ser eliminados, siendo posible que las
partes puedan sustraerse a su aplicación, sin que su omisión
afecte la existencia o validez del AJ.

En la compraventa, son efectos naturales: la obligación del


vendedor de. Saneamiento de la evicción y los vicios
redhibitorios.

C)Accidentales, son aquellos que las partes pueden, en virtud


de la autonomía privada, incorporar a los actos jurídicos.
Dichos efectos no están previstos por el legislador en el acto
tipificado y tampoco el legislador prohíbe su incorporación.

II.- Según los antecedentes requeridos para nacer a la vida del


derecho.-

aa)Directos, son aquellos que emanan como consecuencia


inmediata y directa de la celebración de un acto jurídico
(obligación del comprador de pagar el precio).

bb) Indirectos, son aquellos que no surgen como


consecuencia inmediata y directa de la celebración de un acto
147
jurídico, sino que resultan de determinadas relaciones jurídicas
que son producto, a su vez, de un acto jurídico.

La obligación de pagar alimentos no es un efecto del acto


jurídico matrimonio, sino del status de conyuge, la que deriva
a su vez del matrimonio.

PERSONAS CON RESPECTO A LAS CUALES SE PRODUCEN


LOS EFECTOS JURÍDICOS.

La Regla general es que los actos jurídicos producen sus


efectos entre las partes que lo hicieron nacer.

Así, la producción, el contenido y el alcance práctico de los


efectos jurídicos queda limitado a las partes que celebraron el
acto jurídico, quienes además pueden sustituir el acto jurídico
por otro o incluso dejarlo sin efecto.

Así, la revocación de un acto jurídico para que sea eficaz,


requiere de las siguientes condiciones:

aa)Que emane del autor o de las partes que dieron vida al AJ.

bb) Que se observen las mismas formas y requisitos del AJ que


se deja sin efecto.

148
EFECTOS DE LOS AJ RESPECTO DE TERCEROS.-

Excepcionalmente, el AJ puede producir efectos respecto de


terceros, es decir, de personas que no intervinieron
personalmente ni representadas en su celebración.

Para este objeto se distingue entre:

Actos Jurídicos Unilaterales, cuando el AJ unilateral, está


destinado a crear, modificar o extinguir una relación jurídica,
sus efectos no pueden por lo general radicarse exclusivamente
en la persona de su autor:

Así es posible que se cree una relación entre el autor y el


destinatario de los efectos jurídicos (oferente-aceptante) o
entre los herederos del autor y otras personas, tales como
legatarios o acreedores testamentarios (herederos del
causante-legatarios).

Actos Jurídicos Bilaterales, casos en que una convención


produce efectos respecto de terceros que no son parte en ella:
la estipulación en favor de otro (art.1449) y la promesa del
hecho ajeno (art. 1450). En ambas convenciones hay una
especie de llamado a un tercero, para que éste acepte ser
beneficiario de la estipulación (en la estipulación en favor de
otro) o para que acepte dar, hacer o no hacer algo en beneficio
de otro (en la promesa del hecho ajeno).

Para que los terceros pasen a tener calidad de acreedor o de


deudor, respectivamente, es necesario su aceptación, la sola
estipulación en favor de otro o la sola promesa del hecho ajeno,
no les dio la calidad de acreedor o deudor.

Desde el momento en que aceptan, han pasado a convertirse


en partes de la convención, dejan de ser terceros, y en tal caso

149
los efectos del acto jurídico les alcanzan por ser parte, no
tercero.

TERCEROS A QUIENES PUEDE AFECTAR LOS ACTOS


JURÍDICOS DE LAS PARTES EN SU CALIDAD DE TERCERO.-

RG: Los efectos de los AJ se radican en las personas que los


celebran. Si el AJ es un contrato, los derechos y obligaciones
que éste crea radican exclusivamente en las partes.

Sin embargo, para las personas que no son parte en el


contrato y que reciben la denominación genérica de terceros,
el AJ que éstas realizan puede resultar indiferente o puede
afectarlos, de allí la denominación: Terceros Absolutos y
Terceros Relativos.

Situaciones de Terceros relativos que han estado o que estarán


en relaciones jurídicas con las partes, sea por voluntad o por
disposición de la ley:

A)Herederos, causahabientes o sucesores a título universal;

En estricto rigor, los herederos a titulo universal ( quienes


suceden al difunto en la totalidad de sus bienes o en una cuota
de ellos) son terceros en relación con los AJ que hubiere
realizado el causante.

Ahora bien, en relación a dichos AJ, los herederos pueden


obtener o no un beneficio. Dicho beneficio o perjuicio sólo se
hace patente una vez producida la apertura de la sucesión,
pues con anterioridad los herederos no tienen el derecho a
suceder al causante.

150
El CC impide tratar a los herederos como terceros, pues ellos
representan al causante y son los continuadores legales de la
personalidad del causante, por lo que jurídicamente cabe
atribuirles la calidad de parte en la relación con los actos que
celebró el causante.

B)Los sucesores a título singular:

Son aquellas personas que han adquirido de otra una cosa


determinada, como por ejemplo un legado.

O personas que adquieren de otra una cosa determinada por


acto entre vivos.

Estas personas se verán afectadas por los actos o contratos


realizados por su antecesor y que tengan por objeto la cosa.

Ejemplo: Contrato de Hipoteca que celebra A, para garantizar


el cumplimiento o pago de la obligación a B. Posteriormente A
vende su casa a C. C pasa a tener la calidad de tercero en
relación con el contrato celebrado entre A y B y pese a ello se
verá afectado por dicho contrato de hipoteca, pues adquirirá la
casa con la hipoteca que la grava.

C) Los acreedores de las partes.

Las A, pese a su calidad de tercero, pueden quedar afectados


por los actos que éstas realicen.

Ejemplos:

(1) un contrato de hipoteca, en cuya virtud A presta $1000.- a


B, hipotecando B su casa en garantía del cumplimiento de la
obligación de restituir el dinero prestado. Este AJ producirá
efectos entre la partes y también a los acreedores de ésta. Si
B tiene varios acreedores y el único bien que tenía para cumplir
la obligación, era la casa que hipotecó, tales acreedores se van

151
a perjudicar con el mutuo hipotecario, pues no sólo va a existir
un nuevo acreedor, sino que éste se va a cobrar en primer lugar
con el producto de la realización de la casa, por ser titular de
un crédito preferente y el sobrante, de haberlo, aprovechará al
resto de los acreedores que no gozan de crédito preferente.

(2) A que tiene números acreedores y pocos bienes en que


aquellos pueden hacer efectivo el derecho de prenda general,
dona un bien de su patrimonio a B. El Contrato de donación,
producirá efectos entre las partes y afectará a los acreedores
de ambas: perjudicará a los Acreedores de A, pues sale del
patrimonio del deudor un bien que podría haberse hecho
efectivo con el derechos de prenda general, disminuyendo así
la posibilidad de pagarse, y por otro lado, beneficiará a los
acreedores de B, pues permite que ingresen un bien al
patrimonio de éste, dando mayores posibilidades a los
acreedores para obtener el pago de sus créditos.

152
INEFICACIA DE LOS ACTOS JURÍDICOS.-

-La reacción del Ordenamiento Jurídico contra el acto que no


cumple los requisitos que aquél establece, puede consistir en
una sanción que afecte a los sujetos que celebraron el acto que
no se conforma con la ley o en una sanción que afecte al acto
mismo.

(Lo anterior, pues no toda disconformidad del acto con el


ordenamiento jurídico se sanciona con la ineficacia del acto,
pues la sanción puede no afectar al acto y consistir por ejemplo
en una multa).

-Cuando el Ordenamiento Jurídico reacciona en contra de un


acto disconforme y no en contra de la persona o de las personas
que lo celebraron, lo sanciona con la ineficacia.

-El acto jurídico es ineficaz cuando no produce efecto alguno o


cuando sus efectos se producen de modo efímero o caduco.

CLASES O ESPECIES DE INEFICACIA.-

1. Un acto jurídico puede ser ineficaz cuando se omite un


requisito esencial para su existencia jurídica: en ese caso,
no produce efecto alguno.
2. Un acto jurídico puede ser ineficaz cuando se omite un
requisito determinado para la validez jurídica del acto: en
ese caso, el acto produce efecto pero puede cesar por la
declaración judicial de nulidad.
3. Un acto jurídico que si bien nace válidamente a la vida del
derecho, por circunstancias o evento coetáneos o
posteriores a su celebración va a ser privado de efectos,
tornándose ineficaz.
153
1.- Ineficacia por la Omisión de un requisito esencial
para la existencia de un AJ.

La ineficacia por la omisión de un requisito esencial para la


existencia de un acto jurídico se llama Inexistencia. Dicha
omisión impide que el acto nazca a la vida del derecho y que
produzca efectos.

2.- Ineficacia por la Omisión de un requisito esencial


para la validez de un AJ.

La ineficacia por la omisión de un requisito esencial para la


validez de un acto jurídico se llama Nulidad.

En este caso el AJ ha nacido a la vida del derecho, produce


los efectos que le son propios pero hasta que se declare
judicialmente la nulidad del AJ.

3.- Ineficacia de un AJ válidamente formado, pero


circunstancias exógenas pueden privarle de eficacia.

A saber:

-El hecho que falle una condición suspensiva de la cual


dependía el nacimiento de un derecho y que trae como
consecuencia que el acto no nazca a la vida del derecho y se
mire como si nunca hubiere existido: Ineficacia por no haber
nacido a la vida del derecho.

-El hecho del cumplimiento de una condición resolutoria, que


extingue el derecho que una persona había adquirido por un
determinado acto jurídico: Ineficacia por resolución del acto.

154
-El hecho de la omisión de un trámite o diligencia que la ley
prescribe para que un AJ produzca efectos respecto de
terceros, sin la cual los efectos del AJ quedan limitados
solamente a las partes e ineficaces con respecto de terceros
(ej. Cesión de crédito sin la notificación judicial y aceptación
del deudor): Ineficacia por Inoponibilidad.

-Por causas de impugnación, que hechas valer por el


interesado en forma legal, privan al acto de eficacia (ej. Los
acreedores del deudor insolvente que enajena sus bienes en
conocimiento del mal estado de sus negocios y en perjuicio
de éstos, ellos pueden impugnar el acto de enajenación y
solicitar su revocación: Ineficacia por Impugnación.

Actos Jurídicos Impugnables:

Concepto. Son aquellos que reuniendo todos los requisitos


de validez, pueden destruirse en sus efectos, en virtud de la
acción de las partes o de tercero, por circunstancias
extrínsicas, a menudo supervinientes, a las que el
ordenamiento da relevancia.

Casos.

-Incumplimiento de obligaciones en un contrato bilateral:


puede traer como consecuencia la resolución del contrato;

-La ingratitud del donatario, puede traer como consecuencia


la revocación de la donación entre vivos.

-La lesión en los casos previstos por la ley, puede traer como
consecuencia la rescisión del acto o la reducción de la
prestación enorme.

155
-El fraude en perjuicio de los acreedores o fraude Pauliano,
puede traer como consecuencia la revocación del acto
oneroso o gratuito por medio del cual el deudor enajena
bienes de su patrimonio provocando su insolvencia o
agravándola.

Los actos impugnables como los anulables, producen todos


sus efectos hasta que sea declarada judicialmente su
ineficacia por sentencia judicial.

Los actos impugnables se diferencias de los anulables en


que:

(i) la ineficacia de los impugnables se debe a


circunstancias extrínsicas al acto.
(ii) la ineficacia de los impugnables no opera con efecto
retroactivo.

INEFICACIA POR INEXISTENCIA.-

Tradicional ha sido la controversia sobre si el Código Civil


chileno sanciona o no con la INEXISTENCIA los actos o
contratos en que se ha omitido un requisito de existencia.

Dos opiniones encontradas:

-don Luis Claro Solar, quien sostiene que la Inexistencia tiene


aplicación en el CC.

-don Arturo Alessandri Rodríguez, quien sostiene que la


Inexistencia no tiene cabida en el CC, sólo en doctrina.

156
Posición de don Luis Claro Solar.

1).- El CC recoge la teoría de la Inexistencia jurídica,


cuando dice que si falta una de las cosas esenciales a su
existencia, el acto jurídico no puede existir, no puede
producir efecto alguno, es la nada.

La nada y la nulidad son dos conceptos distintos.

La nada es la no existencia y su sanción es la misma


inexistencia que ha hecho imposible el perfeccionamiento del
acto y la producción de algún efecto.

La nulidad es la invalidez, es la sanción del vicio de que el acto


adolece.

2).- La distinción entre la Nada y la Nulidad aparece


formulada en el Código Civil, y se desprende de varios
artículos:

-1444 “[…] no produce efecto alguno” (en circunstancias que


los actos que adolecen de un vicio de nulidad producen todos
sus efectos mientras la nulidad no se declare judicialmente)

-1701 (la falta de instrumento público en los actos o contratos


en que la ley requiera esa solemnidad, trae como consecuencia
que se miren como no ejecutados o celebrados…)

-1809 (en caso de no convenirse el precio, no habrá venta…)

-1814

-2025

-2055

Estos dan a entender que la omisión de ciertos requisitos


prescritos por la ley tienen una sanción de alcance superior al
de la nulidad, y se desprende de las expresiones “no produce
157
efecto alguno”, “se mirará como no ejecutado o celebrado”, lo
que no ocurre con el acto que adolece de un vicio de nulidad
que se entiende por ejecutado o celebrado y produce todos los
efectos que le son propios hasta que se declare judicialmente
la nulidad.

Posición de don Arturo Alessandri Rodríguez.

La teoría de la inexistencia no encuentra acogida en el Código


Civil, el que establece como máxima sanción la Nulidad
Absoluta.

1).- El CC no contempla a la inexistencia como sanción,


ni menos reglamenta sus consecuencias. El Código Civil
en el Título XX del Libro IV, denominado “De la Nulidad y
Rescisión”, determina los efectos que produce la omisión de un
requisito exigido por la ley, tanto para la existencia como para
la validez de los AJ.

2).- El artículo 1682 del CC, sanciona con la nulidad


absoluta la omisión de los requisitos o formalidades que
las leyes prescriben para el valor de ciertos actos o
contratos en consideración a su naturaleza, este artículo
cuando se refiere a los requisitos o formalidades , se
refiere tanto para la existencia como para la validez de
los actos y contratos, ya que los requisitos de existencia
también se exigen para el valor de un acto en consideración a
su naturaleza.

3).- El artículo 1682 sanciona con Nulidad Absoluta los


actos de los absolutamente incapaces, de manera que si el

158
CC siguiera la teoría de la Inexistencia, hubiera declarado al
acto inexistente pues la demencia es falta de voluntad.

Replica de don Luis Claro Solar.-

1).- El CC reglamenta a la Nulidad y la Rescisión como


uno de los modos de extinguir las obligaciones, lo que
explica que no se haya referido a la inexistencia, pues ésta al
no producir efecto alguno, no engendra obligaciones.

2).- El artículo 1681 no está significando que es nulo el acto en


que se ha omitido un requisito de existencia, pues la
disposición se refiere a la omisión de requisitos exigidos
para el valor del acto, entendiéndose por valor como
sinónimo de validez.

3).- En el hecho los absolutamente incapaces no consienten en


el acto o contrato que ejecutan o no pueden dar a conocer su
verdadera voluntad y podría decirse que falta la voluntad y que
el contrato no podría perfeccionarse, pero dada el aparente
consentimiento, la ley expresamente declara que
adolece de nulidad absoluta.

Opinión de don Víctor Vial D.

1).-El Código si contempla una distinción implícita entre


los requisitos de existencia y de validez.

Requisitos de Existencia, artículo 1444: el CC no dijo que la


omisión de los elementos de la esencia sea sancionado con NA,

159
que hubiera sido lo lógico si hubiera descartado a la
inexistencia;

Requisitos de Validez, en cambio en el artículo 1681: el CC se


refiere a la sanción por la omisión de algún requisito de validez.

Los dos artículos, 1444 y 1681, guardan armonía entre sí, toda
vez que es incompatible la noción que la ley tiene del acto que
adolece de un vicio de nulidad con la no producción de efectos
que contempla el artículo 1444.

2).- El hecho que el CC no mencione la palabra inexistencia


jurídica ni diga que la omisión de un requisito de existencia se
sanciona con la inexistencia del acto, no es causal para afirmar
que la teoría de la inexistencia no tiene acogida en nuestro
Ordenamiento Jurídico.

3).- La teoría de la inexistencia tiene acogida en nuestro


Ordenamiento Jurídico: Ver antiguo artículo 6 de la ley
sobre Sociedades Anóminas (N°18.046) “no existe la
sociedad en cuya constitución se haya omitido el otorgamiento
de la escritura social o la oportuna inscripción o publicación de
su extracto…” y luego de la reforma de la (ley N°19.499),
artículo 6 y 6 A “no obstante lo dispuesto en el artículo
anterior lo SA que no conste de escritura pública, ni de
instrumento reducido a escritura pública, ni de instrumento
protocolizado, es nula de pleno derecho y no podrá ser
saneada”.

La sanción de nulidad de pleno derecho ( sin necesidad de


declaración judicial) que afecta a las SA que no cumplen la
solemnidad requerida para su existencia jurídica, robustece y

160
justifica el reconocimiento del OJ a la inexistencia como
sanción. Los efectos de la nulidad de pleno derecho son
exactamente los mismos que los de la inexistencia, en el
sentido que el acto nunca llegó a constituir ni a producir los
efectos de tal.

PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE EL ACTO


INEXISTENTE Y EL ACTO NULO.

1.- El Acto Inexistente, por no llegar a formarse, no da origen


a ningún efecto;

El acto que adolece de un vicio de nulidad nace a la vida del


derecho y produce los efectos que le son propios del tipo a que
pertenece, como si fuera válido y hasta que sea declarada
judicialmente la nulidad.

2.- Para que un acto sea Inexistente, no requiere de


declaración judicial en tal sentido;

La anulación de un acto jurídico no puede hacerse sino en virtud


de una sentencia judicial.

3.- El acto Inexistente no puede sanearse , es decir validarse o


adquirir existencia;

El acto adolece de un vicio de nulidad absoluta puede sanearse


o validarse por el transcurso del tiempo determinado por ley.
Si el acto adolece de un vicio de nulidad relativa puede
sanearse por el transcurso del tiempo determinado por ley o
por la voluntad de la persona en cuyo beneficio la ley establece
la nulidad relativa.
161
INEFICACIA POR NULIDAD

LA NULIDAD es la sanción para todo acto o contrato a


que falta alguno de los requisitos que la ley prescribe
para el valor del mismo acto o contrato, según su especie
y la calidad y estado de las partes.

La reglamenta como un modo de extinguir las obligaciones


(Título XX del Libro IV), sin embargo, la nulidad no extingue,
propiamente la obligación, sino que destruye el acto que
engendró la obligación, extinguiéndose la obligación en
consecuencia.

Clases de Nulidad.

La Nulidad puede ser Absoluta y Relativa: artículo 1681.

Se diferencias por:

-las causales para invocarlas;

-las personas que puedan impetrarlas;

-en el saneamiento.

162
Los efectos son los mismos.

Principios aplicables a ambas clases de Nulidad:

1.- La Nulidad es una sanción de derecho estricto, no


puede ser aplicada por analogía. No hay otros casos de nulidad
que los que expresamente establece la ley.

1681:

Si se omite un requisito establecido por la ley, para el


valor del acto según la especie, la nulidad es absoluta;

Si se omite un requisito establecido por la ley, para el


valor del acto según el estado o calidad de las partes que lo
ejecutan o acuerdan la nulidad es relativa.

Ejemplo. Insinuación en la donación; fuerza en la donación.

2.- La Nulidad no puede renunciarse anticipadamente,


porque con ella se protege el interés superior de la colectividad.
Ver artículo 1469.

3.- Cuando dos o más personas han contratado con un


tercero, la nulidad declarada a favor de una de ellas no
aprovechará a las otras. Ver artículo 1690.

4.- La nulidad se puede hacer valer en juicio, como


acción o excepción.

163
LA NULIDAD ABSOLUTA

A).- Concepto.-

La Nulidad Absoluta es la sanción a todo acto o contrato a que


falte alguno de los requisitos que la ley establece para el valor
del mismo acto o contrato en consideración o según su
naturaleza o especie.

B).- Causales de Nulidad Absoluta.-

Artículo 1682, las causales de nulidad absoluta son


taxativamente las siguientes:

a) Objeto Ilícito.
b) Causa Ilícita.
c) Omisión de algún requisito o formalidad que la ley
establece para el valor de ciertos actos o contratos según
o en consideración a la naturaleza de los mismos;
d) Incapacidad absoluta de alguna de las partes;

Y para quienes sostienen que la Inexistencia no tiene


cabida en el CC:

e) Falta de voluntad;
f) Falta de objeto;
g) Falta de causa;
h) Error esencial u obstáculo ( hay opiniones diversas, que lo
sancionan con nulidad relativa);
i) Falta de solemnidades requeridas para la existencia de las
AJ.

164
C).- La Nulidad Absoluta debe ser declarada
judicialmente.-

Para que un AJ sea nulo y se produzcan los efectos de la


nulidad, es necesario que una sentencia judicial haya declarado
la nulidad absoluta o relativa.

El artículo 1683 establece las distintas maneras por las cuales


se puede llegar a la declaración judicial de nulidad absoluta de
un AJ:

- Primero. El juez puede declarar la nulidad absoluta porque


dicha declaración se lo pide una de las partes autorizadas por
la ley para ello;

- Segundo. Las personas facultadas para solicitar la declaración


de nulidad absoluta son:

(i) las que tienen interés en que se declare la nulidad absoluta


y (ii) el ministerio público en el sólo interés de la moral y de la
ley.

-Tercero. El juez puede y debe declarar de oficio la nulidad


absoluta, cuando ésta apareciera de manifiesto en el acto o
contrato.

C).- Personas y Requisitos para pedir la Declaración


Judicial de Nulidad Absoluta:

165
-Personas que tengan interés pecuniario y actual.

Interés. Lo normal es que el juez declare la nulidad absoluta


de un acto a petición de la persona que tiene interés en dicha
declaración.

La doctrina y la jurisprudencia, señalan que el interés ha de ser


pecuniario, susceptible de apreciación pecuniaria y existir al
momento de solicitar la declaración de nulidad: interés actual.
No basta un interés moral o afectivo o una mera expectativa.

El interés es obtener la invalidación del acto que produce


efectos que perjudican pecuniariamente al peticionario.

Personas. Con respecto a las personas que pueden pedir la


declaración de nulidad absoluta, la ley señala que cualquier
persona que tenga interés en ello:

- Lo normal, es que esa persona sea el autor o las partes


del acto jurídico, cuya nulidad se solicita.
- También puede ser un tercero que, sin ser parte en el acto
o contrato anulable, pueda extraer de la declaración de
nulidad consecuencias patrimonialmente ventajosas o
desventajosas. (ejemplo: en la enajenación de cosas
embargadas sin autorización del juez ni consentimiento
del acreedor embargante, quien puede pedir la
declaración de nulidad de la enajenación es el tercero
ajeno a la venta, o sea el acreedor embargante).

Excepción: Personas que no pueden pedir la declaración


judicial de nulidad absoluta.

166
-Carece de tal facultad la persona que ejecutó el acto o celebró
el contrato sabiendo o debiendo saber el vicio que lo
invalidaba.

Esta norma debe Interpretarse restrictivamente lo que quiere


decir que sólo afecta al a las personas a quienes
nominativamente la ley priva de demandar la declaración de
nulidad absoluta, esto es, el autor del acto jurídico
unilateral o cualquiera de las partes de la convención
anulable lo que implica que no alcanza a terceros.

Ello es así porque es el autor o las partes los que conocía/n o


debía/n saber del vicio del acto que celebraron y más aún, pese
a ello no se inhibieron de celebrarlo, lo que justifica el
carácter sancionatorio de la norma que le/s impide pedir
la declaración de nulidad absoluta.

-Le ley no define que se entiende por saber o debiendo saber.

La jurisprudencia ha dicho que las expresiones contempladas


en el artículo 1683 del CC, “sabiendo” se refieren al
conocimiento directo, personal y efectivo del vicio de nulidad
absoluta; y “debiendo saber”, quiere decir que el autor o la
parte no pueden alegar ignorancia del mismo, en atención a
que las circunstancias obligan a presumir lo contrario.

Casos:

(1) La contratación con un persona que detenta la calidad


de demente, impide a la parte que contrata con él
sabiendo de su estado mental, alegar posteriormente la
nulidad absoluta; impide también alegar la nulidad al
que desconocía la calidad estado mental pero debía
conocerla atendido determinadas circunstancias que
hacen presumir lo contrario (como sería una relación de
familia), pues su error es inexcusable.
167
(2) La parte que sabía que la otra parte con quien contrata
detenta la calidad de demente, incurre en un error de
derecho cuando reclama que no sabía que la sanción de
ese acto es la nulidad absoluta y por tanto su error es
inexcusable y por ende no podrá alegar nulidad
absoluta.

(3) Hay error excusable cuando la parte que no sabía o no


debía saber que la otra parte con quien contrata
detenta la calidad de demente, y sobre la base de su
error excusable podrá evitar la sanción que establece el
artículo 1683 y alegar nulidad absoluta.

-Al decir el artículo 1683 que las personas que


ejecutaron el acto o celebraron el contrato sabiendo o
debiendo saber el vicio que lo invalidaba, no pueden
alegar la nulidad absoluta ni como acción ni como
excepción.

- ¿La prohibición de alegar la nulidad absoluta para las


personas señaladas puede extenderse también a sus herederos
o a sus cesionarios?

Por regla general los herederos de la parte que celebró el acto


o contrato a sabiendas del vicio que lo invalidaba, no pueden
pedir la declaración de nulidad absoluta, pues de acuerdo a la
reglas generales que rigen la sucesión por causa de muerte, los
herederos adquieren los derechos transmisibles del causante,
calidad que tiene el derecho para solicitar la declaración (ese
derecho es transmisible); es fundamental la transmisión para
que el heredero puede ejercer dicho derecho y que de no
prosperar la trasmisión porque el causante no podrá demandar
la nulidad absoluta, tampoco podrá hacerlo el heredero.

168
A menos que el acto en el cual se advierte el vicio de nulidad
conocido por el causante tuviera por objeto el derecho de
suceder por causa de muerte al causante, pues en dicho caso
el vicio ocurre en el testamento mismo, y los herederos
tendrían un interés propio y específico en la declaración de
nulidad del testamento que nace de su derecho en la sucesión,
y no por transmisión, pues de dicha declaración de nulidad
depende el monto de las asignaciones que en definitiva, les
corresponde en la sucesión del difunto (ejemplo, A otorga un
testamento a sabiendas de que los testigos no son hábiles, en
el cual instituye diversos legados cuyo pago disminuiría el
caudal de los bienes que corresponden a los herederos).

- ¿Puede el representado alegar la nulidad del acto ejecutado


por su representante, sabiendo o debiendo saber la nulidad que
lo afectaba?

La Jurisprudencia ha si errática. La doctrina se inclina por


sentar como criterio rector el conocimiento del representado.
Si el representado no sabía o no debía saber, éste puede alegar
la nulidad; y si el representado sabía, no puede, sin importar
el conocimiento personal del representante, alegar la nulidad.

D).- Declaración de Nulidad Absoluta de Oficio por el


Juez:

El artículo 1683 viene a ser una de las excepciones a la regla


general que en materia civil, cuando dice que el juez actúa solo
a petición de partes salvo los excepciones legales.

En efecto el artículo 1683 viene a ser una de las excepciones


legales, pues faculta al juez para declarar de oficio la nulidad

169
absoluta y, más aún, lo obliga a ello cuando el vicio de nulidad
aparece de manifiesto en el acto o contrato.

El vicio será manifiesto cuando aparezca en forma evidente y


clara de la sola lectura del acto o contrato, así el Juez sin
necesidad de recurrir a otras pruebas se encuentre en
condiciones de advertir que en dicho acto o contrato se observa
inequívocamente un hecho que configura la causal de nulidad
absoluta.

E).- Saneamiento de la Nulidad Absoluta

El artículo 1683, señala que la Nulidad Absoluta no


puede sanearse por la ratificación de las partes, ni por el
lapso de tiempo que no pase de 10 años.

Las partes NO PUEDEN validar (sanear) el acto o contrato que


adolece de un vicio de nulidad absoluta, porque ésta sanción
se encuentra establecida en el interés general, moral y social
que prima sobre la voluntad de las partes.

La nulidad absoluta sólo puede sanearse por el transcurso del


tiempo, el que es de 10 años contados desde la celebración del
acto o contrato. O sea, si transcurre dicho lapso de tiempo, sin
que se hubiera pedido la declaración de nulidad absoluta o sin
que se hubiera declarado de oficio por el juez, el vicio de
nulidad absoluta, sea éste cual fuere, desaparece.

170
LA NULIDAD RELATIVA

A).- Concepto.

La Nulidad Relativa es la sanción a todo acto o contrato


a que falta alguno de los requisitos que la ley prescribe
para el valor del mismo acto o contrato, según la calidad
o estado de las partes que lo ejecutan o acuerdan.

Además, el artículo 1682 luego de señalar las causales o


vicios de nulidad absoluta, señala que cualquier otra
especie de causal o vicio produce nulidad relativa y da
derecho a la rescisión del acto o contrato.

La regla general es la Nulidad Relativa:

Así si se quiere saber la clase de nulidad que sanciona a un


acto, es necesario verificar si el vicio está incluido dentro de las
causales de nulidad absoluta, sino estuviera incluido dentro de
dichas causales, quiere decir que el vicio se sanciona con
nulidad relativa.

B).- Causales de Nulidad Relativa:

-Los actos de los relativamente incapaces;

-El error sustancial;

-El error en la calidad accidental, cuando dicho calidad


haya sido el principal motivo que tuvo una parte para
contratar y dicho principal motivo haya sido conocido de
la otra;

171
-El error en la persona, en los casos en que es relevante;

-La fuerza o violencia moral grave, injusta y


determinante;

-El dolo determinante, que en los actos bilaterales es


obra de una de las partes;

-La Omisión de algún requisito o formalidad que la ley


prescribe para el valor del acto o contrato en
consideración al estado o calidad de las personas que lo
ejecutan o acuerdan;

-La lesión en ciertos casos previstos por la ley.

-Para algunos autores el error esencial u obstáculo.

C).- Quienes pueden pedir la declaración de Nulidad


Relativa.

La Nulidad Relativa (art.1684) pueden pedirla:

1.- Solamente las personas en cuyo beneficio la ha


establecido la ley o sus herederos o cesionarios.

(No puede ser declarada de Oficio, tampoco puede solicitarla el


Ministerio Público.)

172
Las personas en cuyo beneficio la ley ha establecido la Nulidad
son:

-la víctima del error, de la fuerza, del dolo;

-el incapaz relativo que celebró el acto o contrato sin la


autorización de su representante legal;

-la persona cuya calidad o estado, la ley consideró para


establecer determinados requisitos y formalidades para el
valor del acto.

-la persona que sufrió la lesión, en los casos en que la ley lo


sanciona con nulidad relativa.

2.- Los herederos de la persona que teniendo derecho a


pedirla, falleció sin haberlo hecho.

3.- Los cesionarios de la persona que tenía derecho a


demandarla; entendiéndose por cesionario aquellos a quienes
la persona en cuyo beneficio la ley establece la nulidad relativa
o los herederos de ésta transfieren por acto entre vivos los
derechos que emanan del acto o contrato anulable por el vicio
de nulidad relativa.

Caso del Incapaz que no puede demandar la rescisión del


acto o contrato.-

El Artículo 1685, contempla una norma excepcional que


sanciona el dolo del incapaz privándolo del derecho a
alegar la nulidad por su propia incapacidad. Además la ley
considera no constitutivo de dolo, el engaño consistente en la

173
simple aserción de mayor de edad o de no existir la interdicción
u otra incapacidad, sancionando también la falta de diligencia
de la persona que no hizo nada para comprobar si afectaba o
no a la contraparte alguna causal de incapacidad.

“si de parte del incapaz hubo dolo para inducir al acto o


contrato, ni él ni sus herederos o cesionarios podrán alegar la
nulidad. Sin embargo la simple asersión de mayor de edad,
o de no existir la interdicción u otra causa de incapacidad, no
inhabilitará al incapaz para obtener el pronunciamiento de la
nulidad.”

D).- Saneamiento de la Nulidad Relativa.

La Nulidad Relativa puede sanearse (validarse) por el


transcurso del tiempo o por la ratificación
(confirmación) posterior.

D.1.- Por el Transcurso del Tiempo.

Artículo 1681, “El plazo para pedir la rescisión durará 4 años.


Este cuadrienio se contará, en el caso de violencia, desde el día
que ésta hubiere cesado; en el caso del error o de dolo, desde
el día de la celebración del acto o contrato.

Cuando la nulidad proviene de una incapacidad legal, se


contará desde el día en que haya cesado esta incapacidad. […]”

El saneamiento por transcurso del tiempo supone que la


persona tenía derecho a demandar la rescisión, no lo hace en
el lapso de 4 años. Transcurrido dicho plazo desaparece el vicio
que hacía rescindible al contrato.
174
Momento a partir del cual se cuenta el plazo:

-En el caso de Fuerza, el plazo de 4 años se cuenta desde


que hubiera cesado la fuerza;

-En el caso de Error o Dolo, el plazo de 4 años se cuenta


desde la celebración del acto o contrato.

-En el caso de Incapacidad Legal, el plazo de 4 años se


cuenta desde el día en que haya cesado la incapacidad.

En el caso del menor de edad, desde el día en que hubiera


cumplido 18 años. En el caso del interdicto por prodigo, desde
el día que conste la rehabilitación en la administración de sus
bienes.

De manera que si no se pide la declaración de nulidad relativa


dentro del plazo de 4 años que requiere la ley, desaparece el
vicio que hacía rescindible el acto o contrato, entendiéndose
que este acto jamás existió.

Situación que se produce cuando la persona que puede


demandar la rescisión muere:

Leer artículo 1692 y analizar según herederos mayores de


edad; herederos menores de edad; y el plazo de 10 años a que
se refiere el inciso final del artículo 1692.

A saber:

Herederos mayores de edad: tendrán el plazo de 4 años o el


residual si ya hubiera estando corriendo el plazo para
demandar la nulidad antes de fallecer el causante, plazo que

175
empieza o correr completo o residual desde el fallecimiento del
causante.

Herederos menores de edad: tendrán el plazo de 4 años o el


residual si ya hubiera estando corriendo el plazo para
demandar la nulidad antes de fallecer el causante, plazo que
empieza o correr completo o residual desde el momento en que
el heredero menor de edad adquiere la mayoría de edad,
suspendiéndose el plazo desde el fallecimiento del causante y
hasta que cese la incapacidad del heredero menor de edad. Con
todo, no se podrá pedir la declaración de nulidad pasados 10
años desde la celebración del acto o contrato.

NOTA: El plazo que se establece para el saneamiento es una


verdadera prescripción especial de corto tiempo. La que se
interrumpe natural y civilmente de acuerdo al artículo 2524,
Ahora bien, como es una prescripción especial de corto tiempo
no se suspende a menos que una ley expresamente establezca
la suspensión.

Ahora bien, el inciso 2 del artículo 1692 establece una


excepción (pues establece una suspensión) a este principio,
pues dispone que respecto de los herederos menores empieza
a correr el plazo de 4 años o su residuo desde que hubieren
llegado a la mayoría de edad. Pero el inciso siguiente dice que
en ese caso no se podrá pedir la declaración de nulidad,
pasados 10 años de celebrado el acto o contrato.

Ahora respecto del problema de saber si en el caso de la


incapacidad legal cuyo plazo de saneamiento de 4 años que se
cuenta sólo desde el día en que haya cesado la incapacidad,
¿esta verdadera suspensión puede prolongarse por más de 10
años?. Estimamos que no, pues el CC se basa en el principio de

176
que al cabo de 10 años de celebrado el contrato se consolidan
las situaciones existentes: leer artículos 2520 inciso segundo,
1683 frase final, 1692 inciso final.

D.2.- Por Ratificación o Confirmación del Acto


Rescindible.

El Acto puede sanearse o validarse por la confirmación o


ratificación.

El CC utiliza la palabra ratificación, ahora doctrinariamente esta


palabra se reserva para los casos en que el mandante aprueba
lo obrado por el mandatario que actuó sin poder suficiente o
excediéndose de los límites de éste.

La Confirmación, en cambio, es el acto jurídico unilateral


por el cual la persona que tenía el derecho de alegar la
nulidad relativa, renuncia a esta facultad, saneando o
validando de esta manera el vicio de que adolece el acto
o contrato rescindible.

Encuentra su fundamento en el artículo 12 del CC, que permite


renunciar los derechos conferidos por las leyes, siempre que
miren el interés individual del renunciante, y que no esté
prohibida su renuncia.

Clasificación de la Confirmación.

Hay de dos clases: expresa y tácita.

Expresa, es aquella que se produce cuando la parte que tiene


derecho a pedir la rescisión de un acto jurídico, o los herederos
o cesionarios de ésta, en términos explícitos y directos,
declaran su voluntad de validar dicho acto.
177
Tácita, es aquella que consiste en la ejecución voluntaria de la
obligación contratada, la que deriva del acto o contrato que
adolecía del vicio de nulidad. (Art.1695 CC.). La cual implica
que se haga en forma libre y espontánea, exenta de vicios, y
supone el conocimiento del confirmante del motivo de la
anulabilidad.

Así el confirmante a sabiendas de que el acto adolece de un


vicio que autoriza para demandar la nulidad, ejecuta, no
obstante, la obligación contraída.

Características de la Confirmación.

1.- Es un Acto Jurídico Unilateral (para nacer a la vida del


derecho le basta la manifestación de la voluntad de un parte,
esto es, el confirmante).

2.- Es un Acto Jurídico Accesorio (no puede subsistir sin el


acto o contrato que se convalidad).

3.- Es un Acto Jurídico Irrevocable (quien confirma un acto


rescindible, no podrá con posterioridad desconocer la
confirmación y solicitar la nulidad del acto ya convalidado).

4.- Opera con efecto retroactivo (confirmado el acto, por una


ficción legal se supone que siempre ha sido válido y que nunca
tuvo un vicio de nulidad relativa).

Requisitos de la Confirmación.

Para que la Confirmación produzca efectos, requiere el


cumplimiento de los siguientes requisitos:

178
A).- La confirmación sólo opera tratándose de un vicio
que la ley sanciona con nulidad relativa, un acto que
adolece de un vicio de nulidad absoluta no se puede confirmar,
y sólo se sanea por el transcurso del tiempo.

B).- La confirmación debe necesariamente provenir de la


persona que tiene derecho a alegar la nulidad relativa.
Ver artículo 1696. Esto quiere decir que si el acto es nulo
relativamente por error, fuerza o dolo, sólo podrá confirmar la
parte que fue víctima del error, fuerza o dolo o los herederos o
cesionarios de ésta.

C).- El confirmante debe ser capaz de contratar. Para la


validez de los actos jurídicos es menester que éstos se realicen
por personas capaces. El incapaz relativo no tendrá que esperar
que cese su incapacidad para confirmar, toda vez que el
incapaz relativo podrá hacerlo por sí solo, una vez que esta
cese, o bien antes, siempre que actúe representado o
autorizado por su representante legal.

D).- La confirmación debe hacerse en tiempo oportuno,


o sea el media entre la celebración del acto rescindible y
la declaración judicial de nulidad, ya que declarada que
fuera, supone que el acto no existió, por lo que no tendría
efecto su confirmación.

E).- La confirmación debe efectuare después de haber


cesado la causa de invalidez, pues de otra forma, si subsiste
el mismo vicio que afecta al negocio a confirmar, se daría vida
a un acto también anulable.

F).- La confirmación cuando es expresa debe cumplir con


las mismas solemnidades a que por ley está sujeto el
acto o contrato que se confirma. Por ejemplo, la

179
confirmación de una compraventa de bien raíz, en que se exitió
dolo o fuerza o error, debe hacerse por escritura pública.

DIFERENCIAS ENTRE LA NULIDAD ABSOLUTA Y LA NULIDAD


RELATIVA.

1.- En relación a las personas que pueden pedir la


declaración judicial de Nulidad.

a) La nulidad absoluta, puede ser pedida por:

-cualquiera persona que tenga interés en ello, con la excepción


de la que ejecutó el acto o celebró el contrato a sabiendas o
debiendo saber el vicio que la invalidaba.

-puede ser pedida por el Ministerio Público, en el sólo interés


de la moral o de la ley.

b) La nulidad relativa, sólo puede ser pedida por la persona


en cuyo beneficio la ha establecido la ley, o por los
herederos o cesionarios de ésta.

2.- En relación a la declaración de nulidad de oficio por


el Juez.

a) La Nulidad Absoluta, puede ser declarada de oficio por el


Juez y deberá hacerlo cuando el vicio aparece de
manifiesto en el acto o contrato.
180
b) La Nulidad Relativa, no puede ser declarada de oficio por
el Juez ni aún cuando apareciera de manifiesto en el acto
o contrato.

3.- En relación con el saneamiento por el transcurso del


tiempo.

a) La Nulidad Absoluta se sanea transcurridos 10 años desde


la fecha de celebración del acto o contrato.
b) La Nulidad Relativa se sanea transcurridos 4 años, los que
se cuenta, en caso de error o dolo, desde la celebración
del acto o contrato; en caso de fuerza o de incapacidad
legal, desde que cesa la fuerza o termina la incapacidad.

4.- En relación con el saneamiento por confirmación o


ratificación.

a) La Nulidad absoluta no se puede sanear por confirmación o


voluntad del autor o de las partes.

b) La Nulidad relativa puede sanearse a través de la


confirmación del acto rescindible, la que emana de la persona
en cuyo beneficio la ley establece la nulidad, o de sus herederos
o cesionarios.

NULIDAD TOTAL Y PARCIAL

El Vicio de nulidad absoluta o relativa puede afectar al acto


jurídico en su totalidad o en una parte.
181
Existe Nulidad total cuando el vicio afecta a todas las
partes y cláusulas del acto jurídico. Ejemplo, testamento
otorgado por un demente.

Existe Nulidad parcial cuando el vicio afecta sólo a una


parte o a una cláusula del acto jurídico o cuando afecta
a una parte o a un elemento de una cláusula.

Ejemplo de Invalidez parcial puede ser la venta unitaria o en


bloque de muebles con inmuebles, sin cumplirse en lo relativo
a estos últimos, con las solemnidades de la escritura pública.

El Código Civil no contiene una norma que solucione el


problema de la nulidad parcial, con todo podemos citar varios
casos en que el Código hace aplicación al principio de la no
extensión de la invalidez a todo el acto jurídico:

En materia testamentaria:

-artículo 966 del CC;

En materia de asignación motivada por error de hecho:

-artículo 1058 del CC;

En materia de donación entre vivos:

-artículo 1401 del CC;

En materia de donación a título universal que


comprendiera bienes futuros del donante:

-artículo 1409 del CC;

En materia de Fianza:

-artículo 2344 del CC;

182
En materia de usufructo:

-artículo 770 del CC

EFECTOS DE LA NULIDAD.

Para que la Nulidad, absoluta o relativa, produzca sus


efectos es necesario la existencia de una sentencia
judicial firme que declare la nulidad del acto o contrato.

La acción o excepción de nulidad precisamente tiene por objeto


advertir al juez sobre la existencia de un vicio a fin de que éste
declare la ineficacia del acto. Una vez declarada su
ineficacia, o declarada judicialmente la nulidad, el acto
deja de producir efectos, fingiendo la ley que tampoco
produjo efectos en el pasado.

Los efectos son los mismos, sea que se declare la nulidad


absoluta del acto o contrato o sea que se declare la nulidad
relativa del mismo.

183
Los efectos de la nulidad declarada judicialmente, se producen
respecto de las partes del acto o contrato nulo y respecto de
terceros.

EFECTOS QUE PRODUCE LA NULIDAD PARA LAS PARTES.-

Artículo 1687,

Las partes adquieren un derecho, que tiene como fuente


la ley, para ser restituidas al mismo estado o situación
en que se hallarían sino hubiese existido el acto o
contrato nulo. Para lo cual la ley establece dos mecanismos:

-La extinción de la obligación que engendró el acto; y

-La creación de la obligación correlativa al derecho de efectuar


determinadas prestaciones.

El efecto propio de la declaración de nulidad lo establece


el artículo 1687 del CC, y consiste en el derecho que se
le concede a las partes ha ser restituidas al estado en
que se hallarían si no hubiese existido el acto o contrato
nulo.

Así, si el Acto o Contrato engendró obligaciones y que no se


encontraban cumplidas, tal derecho se satisface
extinguiéndolas, siempre que de esa manera se pueda volver
al estado anterior.

En cambio, si la extinción de obligaciones no permite, sin


más, que se produzca el efecto, deberá una de las partes o

184
ambas efectuar las prestaciones determinadas por ley
denominadas restituciones mutuas.

Restituciones Mutuas, consecuencia de la declaración


Nulidad por Sentencia Judicial Firme.

Del Inciso segundo del artículo 1687: (LEER), se


desprende que:

-Lo primero que debe restituirse es la cosa que una o


ambas partes recibió con anterioridad a la declaración de
nulidad.

La obligación de restitución de la cosa no admite excepción


alguna, ni siquiera en beneficio de la parte que se encontraba
de buena fe.

-Segundo, junto con la cosa deben restituirse los frutos


naturales y civiles de la misma. En este caso se atiende a
la buena fe o mala fe, en aplicación de lo dispuesto en el
artículo 907 del CC.

Se entiende que esta de mala fe, la parte del acto o contrato


nulo que recibió la cosa en conocimiento del vicio que hacía
anulable al acto.

Se entiende por buena fe a la parte del acto o contrato nulo


que recibió la cosa con la convicción de haberla adquirido por
medios legítimos, exentos de cualquier vicio de nulidad.

185
Excepciones a la Regla General Establecida en el artículo 1687
del CC

1.- La Restitución en la Declaración de Nulidad por Objeto o


Causa Ilícita.

2.- La restitución de los frutos del Poseedor de buena fe.

3.- Situación en que se encuentran las partes como


consecuencia de la declaración de nulidad de un contrato por
la Incapacidad de una de las partes.

4.- Situación de la persona que adquiere el dominio de la cosa


por prescripción.

1.- Declaración de nulidad por objeto o causa ilícita.

El artículo 1687 “[…] sin perjuicio de lo prevenido sobre el


objeto o causa ilícita…” en relación con el artículo 1468 que dice
que no podrá repetirse lo que se haya dado o pagado por
un objeto o causa ilícita a sabiendas.

Declarada la nulidad absoluta de un acto o contrato por objeto


o causa ilícita, quien lo celebró a sabiendas de que adolecía de
uno de los vicios mencionados no puede exigir la restitución de
lo que dio o pagó en virtud del contrato, pese a que él puede
estar obligado a restituir lo que recibió, a su vez.

2.- Situación del Poseedor de buena en la restitución de frutos.

La regla general es que junto con la restitución de la cosa,


procede la restitución de los frutos.

186
Excepción: el poseedor de buena fe no está obligado a
restituir los frutos naturales y civiles que hubiera
percibido antes de la contestación de la demanda.

3.- Situación en que se encuentran las partes como


consecuencia de la declaración de nulidad de un contrato por
la Incapacidad de una de las partes.

La regla general es que junto con la restitución de la cosa,


procede la restitución de los frutos.

La Excepción: Si se declara nulo el contrato celebrado con


una persona incapaz sin los requisitos que la ley exige,
el que contrató con ella no puede pedir restitución o
reembolso de lo que gastó o pagó en virtud del contrato,
sino en cuanto probare haberse hecho más rica con ello
la persona del incapaz.

Se entenderá haberse hecho más rica en cuanto las cosas


pagadas o las adquiridas por medio de ellas, le hubieren sido
necesarias; o en cuanto las cosas pagadas o las adquiridas por
medio de ellas, que no le hubieren sido necesarias, subsistan y
se quisiere tenerlas.

Así, el incapaz se hace más rico en dos casos:

(i)cuando las cosas pagadas o las adquiridas por medio


de ellas le hubiesen sido necesarias; o

(ii)cuando no siéndoles necesarias subsistan en poder


del incapaz y éste quisiera retenerlas.

Casos: (a)con el dinero obtenido, el incapaz pagó una deuda y


evitó que se rematara un bien de su propiedad; (b) con el
187
dinero obtenido, el incapaz compró una casa, destinada a
servirle de habitación; (c)con el dinero obtenido, el incapaz
compró un auto de carrera, que se destruyó por completo a
consecuencia de un accidente de tránsito; (d)con el dinero
obtenido, el incapaz lo destinó para limosna a los pobres; (e)
con el dinero obtenido, el incapaz depositó en una cuenta
bancaria a su nombre.

¿Cuándo se ha hecho más rico, según el artículo 1688?

(a), (b) y (e).

La ley protege a los incapaces pues teme que éstos cuando


actúan sin los requisitos que establece la ley, no den una
adecuada inversión a lo que obtengan en virtud de un contrato
del cual han sido partes. Este temor desaparece y no se justifica
la excepción, si el incapaz en la práctica no hubiera actuado
como la ley presume lo harían los incapaces, sino como lo
hubiera hecho una persona plenamente capaz, que constituyen
los casos en que la ley considera que el incapaz se ha hecho
más rico.

La disposición del artículo 1688 es excepcional y sólo tiene


aplicación cuando la nulidad del acto o contrato se declara por
la causal de incapacidad absoluta o relativa de una de las
partes.

4.- Situación de la persona que adquiere el dominio de la cosa


por prescripción.

La persona que adquiere el dominio de la cosa por


prescripción, esto es, la parte que recibe la cosa en virtud del
contrato, luego la posesión de la misma y que finalmente
188
adquiere el dominio de la misma por prescripción, no está
obligada a restituir la cosa que recibió en virtud del acto o
contrato nulo.

El poseedor que por la declaración de nulidad está


obligado a restituir la cosa, puede legítimamente
retenerla en su poder si a la fecha en que se le exige la
restitución es dueño por prescripción adquisitiva.

EFECTOS QUE PRODUCE LA NULIDAD EN RELACIÓN CON


TERCEROS.-

La nulidad judicialmente declarada da acción


reivindicatoria contra terceros poseedores: artículo
1689.

El efecto de la nulidad contra terceros se justifica en el efecto


retroactivo con que ésta opera en virtud de la ficción de
la ley, que dice que nunca tuvo existencia el acto o
contrato nulo.

¿Afecta la nulidad del contrato de compraventa al tercero que


deriva su derecho de una de las partes?

Dado que el artículo 1687 establece los efectos de la nulidad


entre las partes, y consagra el derecho que tiene cada una de
las partes para exigir a la otra la restitución de lo que dio o
pagó en virtud del contrato, y dado que dicho derecho es
personal y solo demandable respecto de la otra parte, surge el
problema de saber si ¿es posible accionar sobre la base de
ese derecho pero respecto de tercero poseedores?.

189
El artículo 1689 otorga una acción real a la parte que
tiene derecho a exigir la restitución de la cosa, a saber la
acción reivindicatoria y que dicha parte podrá ejercerla en
contra del tercero que la posea, sin distinguir si el tercero está
de buena o mala fe.

EXCEPCIONES.

1.- Caso del poseedor que ha adquirido el dominio por


prescripción adquisitiva.

El caso es el de un tercero que tiene la cosa en su poder sin ser


dueño de la misma, porque el antecesor o causante de quien
recibió la cosa no era dueño de la misma, y en virtud de la
tradición adquiere la posesión de la cosa, que le permite ganar
el dominio por modo de adquirir denominado prescripción.

Si el poseedor llega a adquirir el dominio por


prescripción, quiere decir que el anterior titular ha
perdido dicho derecho, por lo que mal puede reivindicar.

2.- Caso del Heredero indigno que enajena bienes de la


herencia.

Artículo 974. (leer)

Si el indigno ha enajenado los bienes que adquirió, los


herederos a quienes beneficia la declaración de indignidad
tendrán acción reinvindicatoria, pero solo respecto de los
terceros de mala fe.

3.- Caso del comprador que es condenado a restituir la cosa


cuando se ha declarado la rescisión de la compraventa por
lesión enorme.
190
Las enajenaciones o gravámenes que hubiera hecho el
comprador sobre la cosa adquirida ANTES de que se pronuncie
su contra la rescisión por lesión enorme NO QUEDAN SIN
EFECTO como consecuencia de ésta.

Es por ello en el caso que el comprador que se vea obligado a


restituir la cosa, se obliga a purificarla de las hipotecas u otros
derechos reales que hubiera constituido sobre ella.

(Otros casos que se citan son la rescisión del decreto de


posesión efectiva de los bienes del desaparecido y la rescisión
de las donaciones que requieren de cumplirse con los requisitos
del art.1432, aunque en realidad esos casos no son actos nulos
pues no existe en ellos un vicio de nulidad, sino que obedecen
a casos en que se resuelve el derecho que se tiene sobre la
cosa).

CONVERSIÓN DEL ACTO NULO.

Para que el acto nulo se transforme o convierta en un acto


válido, se requiere la concurrencia de las siguientes
condiciones:

(a)que el acto nulo cumpla con todos los requisitos que se


exigen para el acto diverso en que se transforma;

(b) que las partes tengan conocimiento de la ineficacia del


primer acto.

191
EN EL CÓDIGO CIVIL.

En los artículos 1701 y 1138 (leer) vemos los casos del


principio de la conversión.

1701, la escritura que fuese nula por alguno de los vicios


mencionados, producirá los efectos de instrumento privado, la
escritura pública se convierte en privada.

1138, las donaciones entre cónyuges son ineficaces e


irrevocable, se convierte en revocable y produce los efectos
propios de las donaciones revocables.

En todo caso, dado que el CC no contempla una disposición


general y que permita expresamente la conversión del acto
nulo, habrá que remitirse sólo a los casos especiales que la ley
permite.

192
EL ERROR COMÚN.

El error común sobre la causa de la nulidad, valida al acto o


contrato en que incidió el vicio, de modo que aquél producirá
todos los efectos que le son propios, como si fuera plenamente
eficaz.

Tal sería la situación de las partes en un contrato de


compraventa de bien raíz, que otorgaron la respectiva escritura
pública ante Notaria incompetente, ignorando esta
circunstancia y creyendo por el contrario, sobre la base de una
fundada apariencia, que el notario era competente.

Fundamentos.

1.- Histórico. El efecto validante del error común sobre la causa


de invalidez era aceptado por el derecho romano.

2.- Jurídico.

(i) Necesidad de proteger la buena fe, necesidad que se da


cuando el error no sólo es común sino individual. Se cita el caso
del Matrimonio Putativa, buena fe de uno de los cónyuges, una
justa causa de error y se producen los mismos efectos que el
matrimonio válido;

(ii) La nulidad se impone como sanción a quienes


celebran un acto jurídico que no cumple con los
requisitos que establece la ley para su validez, lo que
obliga a suponer culpa o negligencia en la persona que
contrató pese a la existencia de un vicio de nulidad, por lo que
sería injusto que se dieran las consecuencias de la nulidad en
caso de que, existiendo error común, no se dé culpa punible.

193
Requisitos del Error Común para Validar el Acto Nulo.

(a) El error debe ser común, compartido por la


generalidad de los que se hallen en las mismas
circunstancias que las partes, en tiempo y lugar en que
el acto ha sido concertado;
(b) El error ha de ser excusable, debe existir un justo
motivo de error, una apariencia que induce a error;
(c) Buena fe de quienes incurren en el error.

Argumentos en contra de la Teoría del Error Común en la causa


de la nulidad del acto o contrato y su efecto validante.

1.- En relación con el argumento histórico. No es


efectivo. Esa interpretación resulta de una deformación
de algunos pasajes del Digesto. Los casos que se citan se
deben decretos otorgados por el emperador o por la benignidad
del emperador, o sea casos puntuales y que la autoridad
administrativa validaba especialmente, y no por error común.

2.- No es efectivo que la nulidad sea una sanción que


requiera para su producción de la culpa o negligencia por
parte de quien celebró el acto jurídico; por el contrario, es
una sanción objetiva que prescinde de las circunstancias o
estado subjetivo de las personas.

3.- Por razones prácticas el legislador en casos


puntuales guiado por razones de justicia y de equidad y
de protección a la buena fe de las partes o de los terceros
expresamente ha contemplado una disposición que le da
validez al acto o contrato: Como normas excepcionales.
194
ERROR COMÚN EN EL CÓDIGO CIVIL.

-El Código Civil, no contempla ninguna disposición que


reconozca expresamente y con carácter general, el efecto
validante del error común.

-Si contiene varias disposiciones especiales que se basan en la


teoría del error común:

artículos 1013 en relación con el artículo 1012, artículo


704 N°40 y artículo 1576.

-La doctrina y jurisprudencia, coinciden en que no obstante la


falta de una disposición expresa, el efecto validante del
error común constituye un principio general aceptado
por nuestro derecho.

195
MODALIDADES DE LOS ACTOS JURÍDICOS.

1.- Concepto. Al clasificar los actos jurídicos, distinguimos


entre actos jurídicos puros y simples y sujetos a modalidades.

Los AJ puros y simples, son aquellos cuyos efectos normales se


producen de inmediato y sin alteraciones o modificaciones
posteriores.

Los AJ sujetos a modalidades, son aquellos cuyos efectos sólo


se producen bajo un elemento denominado modalidad. Sus
efectos normales son alterados por una modalidad.

Las modalidades son elementos que la ley o la voluntad


de las partes introducen en el AJ para subordinar a ellas
o alterar con ellas los efectos normales del acto.

2.- Origen.

Las modalidades pueden incorporarse al acto jurídico por


voluntad de las partes o por disposición de la ley.
196
Normalmente las modalidades no son cosas ni de la esencia ni
de la naturaleza del acto jurídico; son cosas accidentales del
acto, es decir aquellas que pueden agregar las partes por medio
de cláusulas especiales.

Ocasionalmente, las modalidades se encuentran establecidas


por ley. En ese caso constituyen los elementos de la naturaleza
del acto o contrato, es decir, las partes pueden eliminarlas o
modificarlas por medio de cláusulas especiales.

Caso de modalidad, plazo, que es establecido por ley,


disposición que al mismo tiempo establece la posibilidad que
las partes puedan modificarla; art. 1826 del CC.

Caso de modalidad, condición, que es establecida por ley, que


viene a ser un elemento de la naturaleza del acto: la condición
resolutoria tácita que va envuelta en todo contrato bilateral,
art. 1489 del CC.

Excepcionalmente encontramos un caso en la modalidad


establecida por ley puede ser un elemento de la esencia del AJ,
en cuyo caso la modalidad no puede ser eliminada por voluntad
de las partes, en cuyo caso el AJ no produce efecto alguno o
degenera en otro diferente:

- Es el caso del Fideicomiso, artículo 738 del CC, […] supone


siempre la condición expresa o tácita de existir el
fideicomisario, o su substituto, a la época de la restitución”

- Es el caso del Contrato de Promesa, artículo 1554 “[…] debe


contener un plazo o condición que fije la fecha de ejecución del
contrato”.

3.- Actos que no Admiten Modalidades.

197
Existen acto jurídicos inmutables cuyos efectos normales no
pueden ser variados, dichos actos no admiten modalidades:

-Los actos de familia que están regidos por normas de orden


público:

Artículo 1717, se prohíbe que en las capitulaciones


matrimoniales se contengan estipulaciones en detrimento de
los derechos y obligaciones que las leyes señalan a cada
cónyuge.

Art. 1074, tiene por no escrita la condición impuesta al


heredero o legatario de no contraer matrimonio, salvo que se
limite a no contraerlo antes de la edad de 18 años.

Ver otros casos: artículos 1192 inciso primero, 1227,


1721 inciso final, 1723 inciso final.

4.- Clases de Modalidades.-

Principales: Condición, Plazo y Modo.

(Se considera también a la Representación, las obligaciones


facultativas, alternativas y la solidaridad).

Son excepcionales. Deben estar expresamente establecidas por


ley o por las partes. No se presumen.

Artículos 1473 y ss.; 1070 y ss.

4.1.- La Condición.

4.1.1.- El artículo 1473 entiende por condición como un


acontecimiento futuro que puede suceder o no.

198
Hecho futuro e incierto del cual depende el nacimiento o la
extinción de un derecho.

4.1.2.- Elementos de la Condición.

Hecho Futuro, un hecho presente que existe o pasado que ha


existido no puede constituir una condición, (artículo 1071, la
condición que consiste en un hecho presente o pasado, no
suspende el cumplimiento de la obligación)

Hecho Incierto, la incertidumbre consiste en la posibilidad de


que el hecho se verifique o no. La incertidumbre debe ser
objetiva, debe existir para todos. La incertidumbre nace la
naturaleza misma de la condición, y no del concepto personal
que le den las partes.

La muerte no reviste el carácter de condición, pues tal hecho


es por naturaleza humana, de la más absoluta certeza y debe
necesariamente ocurrir.

4.1.3.- Clasificación de las Condiciones.

(a) Positivas y Negativas;

Art. 1474, las positivas consisten en acontecer una cosa o un


hecho; las negativas en que no acontezca.

(b) Expresas y Tácitas;

Son expresas las que la ley o las partes estipulan en términos


explícitos.

199
Tácitas, aquellas que sin necesidad de expresarse, se
subentienden por disposición de la ley.

( c) Posibles e Imposibles; Lícitas e Ilícitas

Posibles, son aquellas conformes con la naturaleza o con la ley;

Imposibles, las contrarias a las leyes de la naturaleza o se


refieran a hechos contrarios a las leyes u opuestas a las buenas
costumbres o al orden público.

(d) Determinadas e Indeterminadas;

Según se sepa o no la fecha en que habría de producirse el


hecho futuro e incierto en el caso de realizarse.

(e) Potestativas, casuales y mixtas;

1477.

Potestativa, depende de la voluntad del acreedor o del deudor;

Las condiciones potestativas, se subdividen a su vez en:

(aa) meramente potestativas, son aquellas que dependen


de la sola voluntad de alguna las partes (“ofrezco $1.000.000.-
a Luis, si él quiere”).

No siempre son válidas, porque si se está a la sola voluntad de


quien dice obligarse ( “ofrezco $1.000.000.- a Luis si yo
quiero”) en realidad él no se obliga a nada, porque cumplirá si
se le antoja, no se forma ningún vínculo. Dice el artículo 1478,
que las obligaciones contraídas bajo condición meramente
potestativa del deudor no valen.
200
Ahora, las obligaciones contraídas bajo condición meramente
potestativa resolutoria del deudor valen. Es el caso de las
donaciones revocables entre cónyuges (arts. 1000 y 1138), que
pueden dejarse sin efecto al arbitrio del donante.

(bb) pura/simplemente potestativas, son aquellas cuando


dependen de un hecho voluntario de las partes (me obligo si
me caso; ofrezco a B $10.000.- si me voy de viaje a Colombia).

Fuera del caso del artículo 1478, todas las demás condiciones
mera o simplemente potestativa son válidas.

Las Condiciones Casuales son aquellas que depende de la


voluntad de un tercero o de un ocaso, (Ejemplo, A ofrece a B
una recompensa si C va de Viaje a Colombia o si nieva
mañana);

Las Condiciones Mixtas son aquellas que dependen en parte de


la voluntad de los contratantes y en parte de la voluntad de un
tercero o del ocaso, ( Ejemplo, A ofrece a B una recompensa si
se casa con C; A ofrece a B una recompensa si el primero se
casa con C).

(f) Suspensivas y Resolutorias.

La Condición será Suspensiva, cuando de la verificación del


hecho futuro e incierto depende el nacimiento de un derecho.

La Condición será Resolutoria, cuando de la verificación del


hecho futuro e incierto depende la extinción de un derecho.

La Condición Resolutoria puede adoptar tres formas:

201
(a) Condición Resolutoria Ordinaria, es la establecida
expresamente por las partes y puede consistir en un
hecho cualquiera, siempre que no sea el cumplimiento
de la obligación principal.
(b) Condición Resolutoria Tácita, es una condición que la ley
subentiende y consiste en la resolución del contrato
bilateral por incumplimiento de su obligación por una de
las partes. Artículo 1489.
-La Condición Resolutoria Tácita sólo corresponde a los
contratos bilaterales, entendiéndose por éste al que
define el artículo 1439.
-Para que opere es necesario que sólo uno de los
contratantes esté en mora y el otro debe haber
cumplido o estar llano a cumplir la obligación (1552).

(c) Pacto Comisorio, viene a ser la estipulación expresa que


hacen las partes de la condición resolutoria tácita.

Estado en que puede encontrarse las Condiciones.

-Pendiente, cuando el hecho futuro e incierto puede aún


verificarse o no.

-Cumplida, cuando el hecho futuro e incierto se ha verificado.

-Fallida, cuando ya se sabe que el hecho futuro e incierto no se


verificará, o ha transcurrido el plazo fijado por las partes o la
ley para que dentro de él se verificara.

La Condición se considera fallida cuando:

1°Existe certeza de que el hecho positivo no se verificará.


202
2°Cuando ha pasado el plazo en que la condición debía
verificarse.

El plazo dentro del cual debe de verificarse el cumplimiento de


la obligación lo pueden fijar las partes, si las partes nada dicen,
existe un plazo límite establecido por la ley: 5 años. Ver artículo
739 inciso 1, sobre el Fideicomiso, que si bien es una
disposición especial, se ha estimado que es de aplicación
general.

CONDICIÓN EN ESTADO DE SUSPENDIDA

La Condición Resolutoria puede adoptar tres formas:

1° Condición Resolutoria Ordinaria.

2°Condición Resolutoria Tácita.

3°Pacto Comisorio.

1.- La Condición Resolutoria Ordinaria, es la establecida por las


partes y puede consistir en un hecho cualquiera, siempre y
cuando ese hecho cualquiera no sea el cumplimiento de la
obligación contraída en un contrato bilateral.

2.- La Condición Resolutorio Tácita, es aquella subentendida


por la ley y que consiste en la resolución del contrato bilateral
por incumplimiento de su obligación por una de las partes.

Artículo 1489.
203
Sólo corresponde a los contratos bilaterales (artículo 1439) y
es necesario que uno de los contratantes esté en mora y el
otro haya cumplido o esté llano a cumplir.

3.- El Pacto Comisorio, es la estipulación expresa que hacen las


partes de la condición resolutoria tácita.

ESTADO EN QUE PUEDEN ENCONTRARSE LAS CONDICIONES.

PENDIENTE, cuando el hecho futuro e incierto AUN puede


suceder.

FALLIDA, cuando el hecho futuro e incierto NO SE VERIFICÓ o


ya transcurrió el plazo fijado por las partes o por la ley para
que dentro de él se hubiera verificado.

CUMPLIDA, cuando el hecho futuro e incierto SE VERIFICÓ.

EFECTOS DE LA CONDICIÓN SUSPENSIVA.

-Pendiente;

-Cumplida;

-Fallida.

PENDIENTE. (Ejemplo: me obligo a pagarte us$1000


adicionales, si obtienes que la institución XXYY te arriende una
de sus canchas a mitad de precio y por un período de 5 años;
Cumplida: si está pendiente la condición suspensiva, por la

204
razón que sea nada te debo; el terreno agrícola XXYY será tuyo,
cuando se contruya el camino que unirá ese terreno con el
colindante y el SAG apruebe la subdivisión; si está pendiente
la condición suspensiva, por la razón que sea, sigo siendo amo
y señor del inmueble y no te deberé dar la cosa ni sus frutos…).

Existe un vínculo jurídico entre deudor y acreedor, pero el


derecho y la obligación no han nacido, sino cuando se produzca
el evento de la condición.

No puede exigirse el cumplimiento de la obligación sino una vez


se haya verificado el cumplimiento de la condición.

Consecuencias:

a)El hecho de no ser exigible la obligación, autoriza al deudor


para repetir lo que hubiere pagado ANTES de cumplirse la
condición (art.1485inciso 2).

b) La prescripción no empieza a correr, mientras esté pendiente


el cumplimiento de la condicón (art.2514, inciso 2);

c)La Obligación no puede novarse (1633 inciso 1);

d)La obligación no puede compensarse (1656 N°3);

e)La pérdida de la cosa debida, sin culpa del deudor, extingue


la obligación (1486 inciso 1);

205
f)Los frutos producidos por la cosa mientras esté pendiente de
verificarse la condición, le pertenecen al deudor quien es dueño
de ella (1078 inciso primero y 1338 N°1)

En casos puntuales, la ley autoriza a los acreedores para que


puedan, a lo menos, impetrar medidas conservativas, mientras
esté pendiente la condición. (Artículos 1492 y 1078).

CUMPLIDA. (Ejemplo: me obligo a pagarte us$1000


adicionales, si obtienes que la institución XXYY te arriende una
de sus canchas a mitad de precio y por un período de 5 años;
Cumplida: si se cumple la condición suspensiva, por la razón
que sea te deberé US $1000; el terreno agrícola XXYY será
tuyo, cuando se construya el camino que unirá ese terreno con
el colindante y el SAG apruebe la subdivisión; si se cumple la
condición suspensiva, por la razón que sea te deberé dar la
cosa en el estado en que se encuentre y sus frutos).

Una vez se haya cumplido o verificado el cumplimiento de la


condición suspensiva, NACE el derecho y su obligación
correlativa.

Consecuencias:

a) La obligación se hace exigible: artículo 1485 inciso 1.


b) El derecho del Acreedor se reputa haber existido desde
la celebración del acto condicional, con efecto
retroactivo.

Excepción:

-Frutos, ellos pertenecen al deudor por el período intermedio;

206
-Estado de la cosa, el acreedor recibe la cosa en el estado en
que se encuentra, ya sea aprovechando sus mejoras o
sufriendo sus deterioros (art. 1486 inciso 2).

FALLIDA.

Si la condición suspensiva falla, DESAPARECE el acto jurídico


condicional y todos sus efectos se borran. (Ejemplo: me obligo
a pagarte us$1000 adicionales, si obtienes que la institución
XXYY te arriende una de sus canchas a mitad de precio y por
un período de 5 años; Fallida: si falla la condición suspensiva,
por la razón que sea no te deberé nada)

Si el deudor ha ejecutado actos de disposición éstos se


consolidan.

Si el Acreedor ha obtenido a su favor medidas conservativas,


ellas caducan, pues son accesorias a la obligación condicional.

EFECTOS DE LA CONDICIÓN RESOLUTORIA

PENDIENTE, quiere decir que de la Condición Resolutoria


depende la extinción del derecho y su obligación correlativa.

-Existe el acto jurídico y sus efectos. Es decir, el AJ ha nacido


como si fuera puro y simple. Consecuencias:

a)La obligación es exigible desde el momento en que se celebró


el AJ;

207
b)El que tiene la cosa bajo condición resolutoria puede
enajenarla y percibir sus frutos;

c)La prescripción corre en contra del acreedor desde la


celebración del acto;

d)El deudor que paga una obligación bajo condición resolutoria


pendiente paga bien y no puede repetir lo que ha pagado;

e)El derecho sujeto a condición resolutoria SOLO SUPONE para


su titular, EL RIESGO de perderlo, si la condición se cumple y
le impone al dueño de la cosa cuyo dominio está sujeto a
Condición Resolutoria, la obligación de conservarla como buen
padre de familia. (Art.1486; art.758).

f) Da derecho al Acreedor (persona que puede recibir la cosa


de verificarse la condición resolutoria) bajo Condición
Resolutoria a solicitar medidas conservativas (art.1492;
art.761).

CUMPLIDA.

1.- Produce la consecuencia de hacer desaparecer los efectos


del AJ. El derecho condicional y su obligación correlativa se
extinguen:

Artículos 1479, 1487 y 1567 N°9.

2.- En general, el evento de la Condición Resolutoria, opera con


efecto retroactivo.

2.1.- El efecto retroactivo opera de manera diferente, según se


trate de Condición Resolutoria Ordinaria y Condición
Resolutoria Tácita.

208
CRORD.: Opera de pleno derecho, al verificarse el hecho futuro
e incierto y puede ser alegada por cualquiera que tenga interés
en ella. Lo que significa que el acreedor tendrá derecho a
reclamar la restitución de la cosa o el cumplimiento de la
obligación sin que sea necesario que una sentencia de un juez
así lo declare. Sin embargo, puede ocurrir que el deudor no
quiera restituir la cosa o que el tercero adquiriente no quiera
restituir, bien en ese caso el Acreedor ejercerla acción
reinvindicatoria para obtener la cosa de devuelta, para lo cual
primero el juez sólo constatará la existencia de la obligación
mas que declarar su existencia, y luego ordenara a la parte o
al tercero su restitución, cumplidos además los requisitos de la
buena fe, por cierto.

CRTAC.: Opera sólo en virtud de una Sentencia Judicial que la


declare, que sólo puede alegarla la contraparte que ha
cumplido o está llana a cumplir: art. 1489, 1873.

CRORD.: Producido el evento de la condición, no es posible


evitar sus efectos.

CRTAC.: Producido el evento de la condición, es posible evitar


sus efectos enervando la acción resolutoria, pagando o
cumpliendo la obligación (art.310 CPC). El pago debe
efectuarse ANTES de la citación para oir sentencia en primera
instancia o ANTES de la vista de la causa en segunda instancia.

CRORD.: no lleva aparejada Indemnización de Perjuicios.

CRTAC.: puede pedirse Indemnización de Perjuicios (art.1489


inciso 2)

209
2.2.- Del efecto retroactivo en relación a la cosa y los frutos.

Frutos.

Artículo 1488, no se deberán los frutos percibidos en el período


intermedio, salvo que la ley, el testador, el donante o las partes
dispongan expresamente lo contrario.

Cosa.

Efecto retroactivo con relación a los actos que haya ejecutado


con respecto a la cosa que tenía bajo condición resolutoria.

Los actos de administración, quedan sin efecto.

Los actos de disposición: hay que distinguir entre terceros


adquirientes de buena fe y de mala fe. Y si la cosa es un bien
mueble o inmueble.

1490, bienes muebles, si el que debe un bien mueble a plazo o


bajo condición resolutoria, lo enajena no habrá derecho de
reinvindicarlo contra el tercero adquiriente de buena fe.

1491, bienes inmuebles, si el que debe un bien inmueble a


plazo o bajo condición resolutoria, lo enajena o grava con
hipoteca, censo o servidumbre, no podrá resolverse la
enajenación o el gravamen sino cuando la condición constaba
en el título respectivo, inscrito u otorgado por escritura pública.

-La acción reivindicatoria sólo procede contra terceros


poseedores de mala fe, esto es, los que conocían que el

210
derecho que tenía el causante que enajenó o gravó la cosa
estaba sujeto a condición resolutoria.

En el caso de los bienes raíces, este conocimiento lo deduce la


ley, del hecho que aparezca la condición expresa o
implícitamente en el título y que este título haya sido otorgado
por escritura pública o esté inscrito.

FALLIDA,

Si la Condición Resolutoria falla, los efectos del AJ quedan a


firmes.

Consecuencias:

-La obligación de conservar la cosa de parte del poseedor o del


dueño de una cosa desaparece; y si se habían obtenido
medidas conservativas, terminan.

-El acto jurídico pasa a ser Puro y Simple.

PACTO COMISORIO.

Artículos 1877 y ss.

Es la estipulación expresa de la Condición Resolutoria Tácita.

Pacto Comisorio Ordinario y Pacto Comisorio Calificado.

El primero, no priva la elección entre ejecución forzada de la


Obligación o su Resolución.

211
El segundo, opera de pleno derecho. Sin embargo respecto de
la compraventa, el pacto comisorio calificado permite enervar
la acción resolutoria del pacto comisorio pagando dentro del
plazo de 24 horas siguientes a la notificación de la demanda.

En todo caso, en la práctica tanto para el Pacto Comisorio


Simple (atípico) como para el Calificado (típico), es necesario
de una Sentencia Judicial que declare resuelto el AJ; la
diferencia entre ambos (Pacto Comisoria Típico y Pacto
Comisorio Atípico) radica en la oportunidad que tendrá el
deudor para enervar la acción de resolución, pues en el Pacto
Comisoria Típico será dentro de las 24 horas siguientes a la
notificación de la demanda en cambio en el Pacto Comisorio
Atípico será hasta la antes de la citación para oír sentencia en
primera instancia y hasta antes de la vista de la causa en
segunda instancia.

La acción resolutoria que emana del Pacto Comisorio Típico


prescribe en el plazo prefijado por las partes que no puede
pasar de 4 años, ahora si las partes no han establecido un
plazo, este será de 4 años contados desde la celebración del
contrato.

La acción resolutoria que emana del Pacto Comisorio Atípico es


de 5 años contados desde que la obligación se hizo exigible.

LA ACCIÓN RESOLUTORIA: Acción personal; patrimonial;


mueble o inmueble; indivisible.

Se puede interponer conjuntamente con la acción reivindicaría.

Prescribe según las reglas generales: 5 años desde que la


obligación se hizo exigible.
212
PLAZO

Artículo 1494 del CC: Es la época que se fija para el


cumplimiento de la obligación.

Es un hecho futuro e incierto del cual depende el nacimiento o


la extinción de un derecho.

No se sabe de antemano CUANDO ha de verificarse el hecho.

Distinción entre:

-hechos ciertos y determinados: se sabe que van a ocurrir y


cuando, un fecha concreta (15 de diciembre de 2019)

-hechos ciertos e indeterminados: se sabe que van a ocurrir,


pero no cuando (la muerte de una persona).

Clasificación de Los Plazos:

213
Expresos y Tácitos.

Expresos, es el que han estipulado las partes en el acto o


contrato;

Tácitos, es el indispensable para el cumplimiento de la


obligación (artículo 1494)

Según su origen:

-Legal, Convencional y Judicial.

Legal, establecidos por ley, casos del CPC, el plazo de


exigibilidad de las obligaciones, artículo 1879 y ss y 2200
referida al mutuo.

Convencional, plazo fijado por las partes en el acto o contrato.

Judicial, es el que fija el juez. El juez no puede fijar el plazo


para el cumplimiento de la obligación, salvo que la ley lo
autorice, artículo 1494 inciso 2.

A continuación, casos en que la ley autoriza al Juez para fijar


los plazos:

-artículos 378 (para inventariar bienes del pupilo), 904 (para


restituir), 1094 (modo) y 2201(mutuo)

Según su Forma: Plazos señalados para que dentro de ellos se


ejercite un derecho.

Fatales y No Fatales.

Fatal, es aquel a cuyo cumplimiento se extingue el derecho por


el sólo ministerio de la ley y sin necesidad de trámite alguno.

214
Deben estar necesariamente establecidos con las expresiones:
“en”; “dentro de”, ver artículo 49 del CC.

No Fatal, son todos los otros. En ellos el derecho puede


ejercitarse, aún vencido el plazo, mientras no se declare su
caducidad por Sentencia Judicial.

Suspensivos y Extintivos.

Suspensivo, es aquél del cual depende el ejercicio o la


estabilidad del derecho. El derecho nace, pero no puede
ejercitarse.

Extintivo, es aquél del cual depende la extinción de un


derecho. El plazo extintivo pone fin al derecho.

El plazo extintivo es un modo de extinguir las obligaciones:

Artículos:

885 N°2 (Servidumbres);

1950 N°2 (Arrendamientos);

2098 (Sociedad);

2163 N°2 (Mandato).

El plazo extintivo opera sin efecto retroactivo y los efectos del


AJ en el intervalo contado desde la celebración del acto o
contrato y la llegada del plazo, son válidos y afirmes.

EFECTOS DEL PLAZO SUSPENSIVO.

215
-Suspende la exigibilidad del derecho o de la obligación, no su
nacimiento, mientras no se cumpla el plazo.

-Antes de cumplirse no puede exigirse la obligación, pero si la


obligación se paga antes de cumplirse el plazo, el pago no está
sujeto a restitución: artículo 1495 inciso 1.

-Si se ha renunciado al plazo o éste a caducado, puede exigirse


el cumplimiento de la obligación.

Renunciado, sólo puede ser renunciado por aquél en cuyo


beneficio se ha establecido y no esté prohibida su renuncia.
Artículo 12.

Caducidad Legal, artículo 1496.

a) Si el deudor se haya constituido en quiebra o en notoria


insolvencia;
b) Si las cauciones del deudor se han extinguido o han
disminuido considerablemente de valor por hecho o culpa
suya.

Tanto la quiebra como la Notoria Insolvencia, como la


extinción o disminución culpable de las cauciones, son
cuestiones de hecho que deberá ser declarada por el juez
ante la demanda del acreedor.

-Prescripción, el hecho de que pendiente el plazo suspensivo


no sea exigible la obligación, implica que no corre la
prescripción contra el acreedor (art.2514 inciso 2);

-Transmisión, dado que el derecho ha nacido, si el acreedor


fallece estando pendiente el plazo, éste transmite dicho
derecho a sus herederos.
216
-Exigibilidad, al cumplirse el plazo la obligación se hace
exigible, y sin efecto retroactivo.

EFECTOS DEL PLAZO EXTINTIVO.

-Verificado o llegado el plazo extintivo, éste pone fin al


derecho; sin necesidad de sentencia judicial.

-El plazo extintivo opera de pleno derecho.

-Llegado el plazo extintivo, serán los efectos futuros del acto


los que dejarán o no tendrán existencia; no opera con efecto
retroactivo, pues los efectos producidos antes del
vencimiento del plazo, tienen pleno valor.

-Hasta el momento de cumplirse el plazo extintivo, el AJ


tiene plena validez.

CÓMPUTO DE LOS PLAZOS.

Regla; artículos 48, 49 y 50 del Código Civil.

a) Los plazos que señala el CC son de días corridos (los del


CPC son de días hábiles, excluidos los domingos y festivos
y los administrativos, ley 19.880 son de días hábiles,
excluidos los sábados, domingos y festivos), ART.48 inciso
1.

217
b) El primer y último día de un plazo de meses o de años
tiene un mismo número en el respectivo mes o año, no
importa que el mes o el año tenga más o menos días.

c) Si el plazo de meses o de años principia en el día de un


mes que no tiene el mes final, por tener menos días, el
plazo termina el último día del mes final.

EL MODO

Las Obligaciones modales son las sujetas a un modo.

La obligación sujeta a un modo puede establecerse en un


testamento o pactarse en una convención.

La obligación modal que se establece en el Testamento: artículo


1089.

Ejemplo:“(1) lego a Pedro la casa de la calle Lugano 1234, con


la obligación de que éste la habite con su familia”.

La obligación modal que se establece en la Convención:

Ejemplo: “(2) en el contrato de CV de un predio agrícola se


estipula que el comprador debe destinar el inmueble a
santuario de la naturaleza, imponiendo la obligación de velar
por la flora y la fauna y la de no construir viviendas”.

¿Qué es una Obligación Modal?

218
Es aquella que se establece en el Testamento o en una
Convención, en virtud de la cual el asignatario o la parte que
adquiere una cosa DEBE APLICARLA A UN FIN DETERMINADO,
como el de ejecutar ciertas obras o sujetarse a ciertas cargas.

¿De qué manera el Modo es una modalidad?

A través de la modalidad se alteran los efectos que


normalmente produce el AJ; alteración que puede impedir que
el AJ nazca o se ejerza o se adquiera para siempre.

¿ El modo suspende el nacimiento o el ejercicio de un derecho;


o produce la extinción de éste?

aa) El Modo no suspende el nacimiento del derecho del


asignatario o del acreedor para reclamar la cosa desde la fecha
de la apertura de la sucesión o de la celebración del Acto o
Contrato.

bb) El Modo no suspende el ejercicio del derecho. Se puede


ejercer desde el momento de su adquisición.

cc) El Modo puede producir la extinción de un derecho.

219
EFECTOS QUE PRODUCE LA INFRACCIÓN DE UNA OBLIGACIÓN
MODAL.

Una persona cuando adquiere la cosa con un modo, está


obligada a aplicarla a un fin determinado previsto por el
Testador o por el Contrato.

Hay que distinguir si dicha Obligación Modal, está establecida


en una asignación testamentaria o en un contrato:

- En la ASIGNACIÓN TESTAMENTARIA, el incumplimiento


del modo por parte del asignatario no acarrea por regla
general, la extinción del derecho adquirido sobre la cosa.
En principio el incumplimiento es irrelevante.
Por excepción y solamente en el caso que el testador
hubiera establecido una condición resolutoria, el
incumplimiento de la obligación modal extingue el
derecho, también conocida como la cláusula resolutoria,
debiendo en dicho el caso el asignatario restituir la cosa y
sus frutos.

- En el CONTRATO, la ley no menciona los efectos que


produce el incumplimiento de una obligación modal
estipulada en el contrato.
Así, de aplicarse las reglas de las Asignaciones, sólo
procede la extinción del derecho en caso que se hubiere
convenido en forma expresa una cláusula equivalente a
una resolutoria testamentaria.

220
La extinción sólo tiene lugar, si se estipula una cláusula
que diga que su incumplimiento obliga a la parte infractora
a restituir a la otra la cosa y los frutos: Pacto Comisorio.

Nota: En el caso que no se estipule, siempre cabe la


posibilidad de demandar la resolución, pues la infracción
del modo es un incumplimiento de la obligación pactada
en un contrato, es el efecto de la condición resolutoria
tácita.

221
REPRESENTACIÓN.

1.- Las personas suelen regular sus intereses sin recurrir a


intermediarios.

2.- Las partes en un contrato concurren personalmente a su


celebración.

3.- Es posible que la parte o ambas se encuentren impedidas


para concurrir personalmente, Ejemplo, quien se haya
impedido físicamente para concurrir (representado) a la
Notaría a firmar la escritura pública de compraventa, puede
hacerse presemnte y concurrir a través de otro (representante)
mediante un poder.

Los efectos del acto que concluye el represenante a nombre de


otra se radican directamente en la persona del representado,
como si hubiera concurrido personalmente a la celenbración del
acto.

4.- Las personas que intervienen en un Acto Jurídico lo pueden


hacer de dos formas:

A Nombre Propio;

A Nombre Ajeno, en virtud de una expresa autorización.

222
5.- Los efectos del acto no se radican en la persona que aparece
directamente celebrándolo, sino en aquella a nombre de la cual
se celebra.

6.- Definición de don Federico Puig Peña.

“Representación, es una Institución Jurídica en virtud de la

cual, los efectos de un acto que celebra una persona que actúa

a nombre o en lugar de otra, se radican en forma inmediata y

directa en esta última, como si ella personalmente lo hubiera

celebrado.”

6.1.- Vemos que intervienen dos personas:

a) Representante, es quien celebra el acto jurídico a nombre o


en lugar de otro.

b) Representado, es la persona en quien se radican los efectos


del acto ejecutado por el representante.

7.- El Código Civil, artículo 1448 dice que lo que una persona
ejecuta a nombre de otra, estando facultada por ella o por la
ley para representarla, produce respecto del representado
iguales efectos que si hubiese contratado él mismo.

La representación implica entonces la sustitución de la voluntad


de una persona (representado) por la de otra (representante)
en la constitución o formación del acto jurídico, donde los
efectos de dicho acto jurídico se radican en el representado
COMO SI ÉSTE ÚLTIMO HUBIERA EL MISMO CONTRATADO.
223
PODER DE REPRESENTACIÓN.

1.- En doctrina el término poder y facultad son dos cosas


diferentes.

Se habla de facultad para designar toda acción lícita que una


persona puede ejecutar en la órbita de sus propios intereses.
Es el permiso que se otorga a una persona para intervenir de
hecho en las cosas que le pertenecen.

El término poder designa la potestad que tiene una persona


para ejecutar con éxito actos jurídicos que atañen a dicen
relación con los intereses de terceros.

2.- Por regla general las personas están facultadas para


disponer por sí solas de los intereses que se encuentren dentro
de su órbita jurídica (intereses que le pertenecen y que tienen
en calidad de titular); excepcionalmente no pueden disponer
por sí solas de dichos intereses, requiriendo para ello de
autorización de otras personas. PERO NADIE está facultado
para disponer de los intereses ajenos, pues se encuentran
dentro de la órbita de otras personas, a menos que tengan
poder para ello.

Ese poder puede emanar de la Ley o de la Voluntad del


interesado.

3.- Clases de Representación.

Legal o Necesaria, supone que una persona se encuentra en la


imposibilidad jurídica de ejercer por sí sola la autonomía

224
privada, ella carece de la aptitud para disponer de los intereses
que se encuentran dentro de su órbita jurídica.

La Ley sustrae al incapaz la facultad de proveer por sí mismo a


sus propios intereses, y al juicio del interesado sustituye el
juicio y la decisión de otro sujeto, al cual se le confía
conjutamente la competencia para cuidar los intereses del
incapaz, las decisiones en la gestión de los asuntos y la
representación en los negocios que celebre a cuenta de aquel.

El representante legal debe ser plenamente capaz que presta


su voluntad al representado a que le falta o que por la ley no
puede expresarla.

Son representantes legales por ejemplo,

-el padre o la madre del hijo de familia;

-el adoptante del adoptado;

-el tutor o curador del pupilo;

-el juez respecto del ejecutado en las ventas forzadas que se


hacen por decreto judicial a petición de un acreedor;

-el síndico, representante del fallido.

Representación Voluntaria.

Surge exclusivamente como consecuencia de un acto


voluntario del interesado, que otorga poder a otra persona
para que actúe a su nombre.

225
Supone libertad del interesado para decidir actuar
personalmente o representado y en este último caso, puede
escoger la persona del representante la que incluso puede ser
incapaz.

Mandato y Representación Voluntaria.

El Mandato y la Representación Voluntaria son dos cosas muy


distintas. No es indispensable la existencia de un mandato para
que nazca la representación voluntaria.

El Mandato es un contrato (artículo 2116 CC.)

La Representación surge de un AJ Unilateral, del


apoderamiento, por el cual una persona confiere a otra el poder
de representación frente a terceros, de tal modo que el
representado llega a ser en forma directa y exclusiva el titular
de los derechos y obligaciones que emanan del acto jurídico.

La diferencia más importante entre el mandato y el


apoderamiento indispensable para que exista representación
voluntaria es que el primero, para nacer a la vida del derecho
requiere el acuerdo de voluntades de dos partes; mientras que
el segundo, como acto jurídico unilateral que es, adquiere
existencia jurídica por la sola manifestación de voluntad del
poderdante.

Además la representación no es un elemento de la esencia del


Mandato, pues el mandatario puedo o no representar al
Mandante. El Mandatario puede estar autorizado para

226
representar, mientras que el apoderado lo está
indefectiblemente.

La representación es un elemento esencial del Poder y no en el


Mandato.

NATURALEZA JURÍDICA DE LA REPRESENTACIÓN


“COMO SI ÉSTE ÚLTIMO (representado) HUBIERA EL MISMO CONTRATADO”

A CONTINUACIÓN UN BREVE RESUMEN DE LAS DISTINTAS


TEORÍAS QUE PRETENDEN EXPLICAR LA RAZÓN QUE HACE
POSIBLE QUE LOS EFECTOS DEL ACTO QUE CELEBRA UNA
PERSONA NO SE RADIQUEN EN ÉSTA (QUE ES LO QUE
CONSTITUYE LA REGLA GENERAL) SINO EN OTRA PERSONA, A
NOMBRE DE LA CUAL ACTÚA LA PRIMERA.

1.- Teoría de la Ficción de la Ley.

Pothier, dice que la razón de los efectos de la representación


es por obra una ficción legal, por medio de la cual la ley
entiende que la voluntad que fue necesaria para dar vida al
acto jurídico no la manifiesta el representante, sino que el
propio representado como si éste hubiera concurrido
personalmente a la celebración del acto jurídico.

Crítica, no es suficiente para explicar (i) la representación legal,


pues un incapaz absoluto no tiene voluntad que manifestar; (ii)
227
no aclara cual de las voluntades engendra al acto jurídico (¿la
del representante o la del representado?).

2.- Teoría del Mensajero.

Savigny, considera que la razón de los efectos de la


representación se explica por que el representante es un simple
mensajero del representado, un mero portador de una
declaración de voluntad ajena; el verdadero sujeto del acto es
el representado y en él entonces se radican los efectos del
mismo.

“el representado, que podría hacer su declaración de voluntad


verbalmente o por medio de una carta, se sirve a este fin de
un tercero como intermediario…”

“el tercero que contrata con el mandatario en calidad de tal y


acepta sus proposiciones, acepta con ello, en realidad, la
declaración de voluntad que el principal ha hecho de
antemano.”

Crítica, no es suficiente para explicar: (i) la representación


legal, pues un incapaz absoluto no tiene voluntad que
manifestar; (ii) no explica el caso de los mandatos generales,
donde no se ha encargado al mandatario un acto jurídico
específico.

3.- Teoría del doble contrato de Thol.

Discrepa de Savigny porque el representante no es un mero


mensajero de la declaración del principal.

228
Savigny no tiene en cuenta que el representante no comunica
simplemente la voluntad del principal, sino que por medio de
su voluntad, hace o concreta la voluntad del representado. El
representante es el creador de la voluntad del representado y
no su mero portador la que no existe en el momento del
otorgamiento del acto jurídico que celebra el representante.

Lo que justifica que los derechos y obligaciones se radiquen


directamente en el representado es la existencia de dos
contratos diferentes: a)el primero es el que celebra el
representante con el tercero (haciendo el representante
mención a la voluntad del representado y al poder); y b) el
contrato que se entiende que celebra el representado con el
tercero en virtud de dicha referencia y como consecuencia del
contrato anterior.

Crítica: Esta teoría es refutada por otra jurista sr. Hupka, la


que principalmente apunta a que Thol parte de una base
incorrecta, pues presupone que el representante tiene cierta
autonomía para concretar la voluntad general del
representado, lo que no es efectivo, baste con observar la
existencia de poder en los cuales se fija hasta agotarlos todos
los puntos del negocio que habría que realizar en base de aquél,
sin dejar en consecuencia margen alguno para la actividad
volitiva autónoma del representante.

4.- Teoría de la Cooperación de Voluntades.

Mitteis, dice que es un error atribuir al representante o al


representado la manifestación de voluntad. En la
representación existe un solo acto jurídico y no dos como

229
afirma Thol. Ese acto jurídico es celebrado conjuntamente
entre el representante y el representado.

La voluntad contractual declarada en el acto representativo


está repartida entre representante y principal y la proporción
del reparto determina el influjo del uno y del otro sobre efectos
concretos del negocio jurídico representativo.

El acto jurídico de apoderamiento no sería un acto jurídico


independiente, sino una parte integrante del negocio principal.

Críticas:

(1)al igual que la anterior, la cooperación de voluntades, parte


de una base incorrecta, pues presupone que el representante
tiene cierta autonomía para concretar la voluntad general del
representado, pues en el caso que el poder fijase hasta
agotarlos todos los puntos del negocio que se había de realizar
a base de aquél, no quedará margen alguno para actividad
volitiva autónoma del representante;

(2) la cooperación de voluntades, no explica cuando la causa


de la representación sea la incapacidad absoluta del
representado;

(3) la cooperación de voluntades, no explica los casos en que


el mandatario obra en contra de la voluntad del representado.

5.- Teoría que considera relevante la actuación del


representante.

Hupka, sostiene que la manifestación de voluntad necesaria


para la existencia del acto jurídico proviene siempre del
representante.

230
El representado no tiene nunca la voluntad inmediata de la
declaración, sino que solamente la voluntad de que el
representante cree el negocio jurídico mediante su propia
decisión.

Los efectos del acto jurídico representativo se hallan


ciertamente bajo el imperio de dos voluntades, pero éstas NO
SE REÚNEN en un acto de voluntad unitario, sino que producen
dos actos independientes y jurídicamente distintos.

Siempre es el representante quien solamente tiene y manifiesta


la voluntad dirigida a la inmediata conclusión del negocio, el
poder es solamente la condición y el límite para la
eficacia de la voluntad del representante.

Críticas:

(1 parte de una base incorrecta, pues presupone que el


representante tiene cierta autonomía para concretar la
voluntad general del representado, pues en el caso que el poder
fijase hasta agotarlos todos los puntos del negocio que se había
de realizar a base de aquél, no quedará margen alguno para
actividad volitiva autónoma del representante;

(2)no explica los casos en que el mandatario obra en contra de


la voluntad del representado.

231
6.- Teoría de la MODALIDAD.

Sostiene que quien manifiesta su voluntad en el acto jurídico


es directamente el representante, no obstante lo cual, por ser
la representación una modalidad de los actos jurídicos, los
efectos del acto celebrado por el representante no se radican
en él, sino que en la persona del representado.

El concepto subjetivo de la obligación (entre dos partes) debe


reemplazarse por uno objetivo esto es, como un vínculo entre
patrimonios y no un vínculo entre partes.

La modalidad consiste en que los efectos del AJ que realiza el


representante no van a radicarse en su patrimonio, sino en el
patrimonio del representado.

Además, básese esta teoría, en la Autonomía de la Voluntad


(AV), la cual autoriza a las partes para modificar los efectos
normales y naturales que un acto jurídico produce, por la vía
de introducir en él modalidades, como la condición, el plazo o
el modo. Y se explica en que la ley, por su parte, entiende que
los efectos de un acto jurídico se radican en las personas que
concurren personalmente a celebrarlo; si bien ello es lo normal
y corriente que ocurre en materia de actos jurídicos, no es un
elemento de la esencia del acto jurídico que los efectos del
mismo se radiquen en la persona que concurre personalmente
a celebrarlo y por lo tanto la AV permite a las partes alterar
este principio, de modo que los efectos del acto se radiquen en
el representado que no concurre personalmente a la
celebración del acto.

En apoyo de esta teoría tenemos a los siguientes artículos del


Código Civil:

-672 y 673, sobre la validez de la tradición;

232
-721 inciso primero, sobre consentimiento del adquiriente o de
su representante;

-2151, mandato a nombre propio.

REQUISITOS DE LA REPRESENTACIÓN.

La representación surtirá sus efectos propios, esto es, de


afectar al representado y no al representante (vinculación de
patrimonios), si concucurren los siguientes requisitos:

1.- Que se realice un Acto Jurídico.

No cabe la representación en los Hechos Jurídicos. No puede


cometerse un delito civil por representación.

El representante debe declarar su propia voluntad para dar vida


al acto jurídico que celebra.

Así ocurre en la Representación Legal, pues por la misma


naturaleza de ésta (la representación) que se ejerce sobre
personas incapaces, el único que puede manifestar la voluntad
indispensable para que el acto jurídico nazca a la vida del
derecho es el representante.

Y también en la Representación voluntaria, aunque el


representante haya de atenerse a las instrucciones recibidas
por el representado. La correlación de la voluntad expresada
por el representante con las instrucciones recibidas, sirve
únicamente para comprobar si actuó o no dentro de los límites
de sus poderes, condición necesaria para que el negocio por él
concertado obligue o surta efectos al representado.

233
2.- Que el Representante obre a nombre del representado.

En el acto o contrato celebrado por el representante éste debe


dar a conocer la denominada “contemplatio domini”, lo que
significa que tiene que manifestar, de alguna manera, que su
declaración se refiere a otra persona, a nombre de la cual está
obrando.

Si falta la contemplatio domini, el acto jurídico va surtir efectos


para el representante y no para el representado.

La Contemplatio Domini, viene a ser un elemento esencial de


la representación, no así en el Mandato.

El mandatario sin representación o comisionista, si bien actúa


en interés de otra persona, lo hace a nombre propio.

Ejemplos:

(1) Si A otorga a B un mandato sin representación, para


que compre una cosa a C, significa que el contrato de
compraventa se suscribe entre B y C, y los efectos de
dicho contrato de compraventa que en cumplimiento
del mandato celebre B con C, producirá efectos sólo
entre las partes, sin que engendre derechos u
obligaciones alguna para el mandante A. Luego, para
que el mandante A obtenga la cosa que encargó
comprar a B, será necesario que éste se la entregue en
cumplimiento del mandato, y si B se niega, será
necesario una sentencia judicial la llamada primero a
reconocer el mandato y luego declarar la obligación de
entregar la cosa comprada al mandante A.

234
(2) Si A otorga a B un mandato con representación, para
que compre una casa a C, significa que el contrato de
compraventa se suscribe entre B a nombre de A y C, y
los efectos de dicho contrato se radican en A. En
consecuencia A tendría derecho a exigir de C la entrega
de la cosa, y C tendría el derecho correlativo a exigir a
A el pago del precio.Luego A vendrá donde B a pedir
que cumpla con el mandato y le entrega la casa, y si B
se niega, será una Sentencia Judicial la llamada a
reconocer el mandato y declarar la oobligación de
entrega de la casa de B a A.

3.- Que el Representante tenga poder para actuar por el


representado.

El poder de representación es la autorización que una persona


da a otra para que actúe a su nombre, y que dicho poder puede
emanar de la ley (representación legal) o de la voluntad del
interesado (representación voluntaria).

La autorización para actuar a nombre del representado debe


ser anterior a la celebración del acto en que se ejerce dicho
poder.

-1448 “[…] facultado por ella o por la ley para representarla…”;

-2160 inciso 1;

-Los actos ejecutados por un representante fuera de los límites


de su representación son INOPONIBLES al representado.
235
Sin embargo, y aunque no exista el poder de representación,
es posible que los efectos del AJ ejecutado por una persona se
radiquen en otra, como si hubiese existido el mencionado
poder.

A saber:

1.- Cuando el AJ se ha celebrado por un agente oficioso


o gestor de negocios ajenos.

En ese caso, y sólo si la gestión ha sido útil para el interesado,


se entiende que éste la ha autorizado en el momento mismo
en que se realizó. En consecuencia, los efectos de la gestión se
radican en el interesado, porque por el hecho de ser útil, la ley
la entiende autorizada.

2.- Cuando con posterioridad a la celebración del AJ, el


interesado lo ratifica.

RATIFICACIÓN.

2.1.- Exceso de Poder (4 casos)

El exceso de poder tiene lugar cuando la actividad en nombre


de otro no sea conforme al poder de representación, porque,
respectivamente, el poder sea más reducido o falte
completamente.

Reglas del Código Civil para estos casos:

-PRIMERO REGLA: Artículo 2160, dice que el mandante


cumplirá las obligaciones que a su nombre ha contraído el
mandatario dentro de los límites del mandato.
236
Lo realizado por el representante, en exceso o en defecto del
poder de representación, no afecta al representado, no lo
obliga. El acto jurídico realizado es inoponible al
representado.

-SEGUNDA REGLA: Buena del tercero respecto del poder


con que actúa el represente.

Artículo 2173, dice que todas las veces que el mandato expira
por causa ignorada del mandatario, lo que éste haya hecho en
ejecución del mandato será válido y dará derecho a terceros de
buena fe contra el mandante.

Y quedará asimismo obligado el mandante a lo que el


mandatario sabedor de la causa que lo ha hecho expirar,
hubiera pactado con terceros de buena fe, pero en ese caso
tendrá derecho a que el mandatario le indemnice.

Esta regla hace excepción al principio general contenido en el


artículo 2160: el acto concluido por quien actuó a nombre de
otra persona, como si el poder de representación continuara
vigente, será oponible a esta última (representado), siempre
que la otra parte esté de buena fe.

-TERCERA REGLA: Artículo 2154. El mandatario que ha


excedido los límites del mandato es sólo responsable al
mandante, y no es responsable de terceros, sino,
primero, cuando no les ha dado suficiente conocimiento
de sus poderes y, cuando, se ha obligado personalmente.

Ejemplo:

237
(1) A actúa en representación de B y celebra con C un contrato,
para el cual el poder no le otorga facultades, lo que significa
que se excede del poder o que actúa con defecto de éste, razón
por la cual:

-El contrato no produce efectos respecto de B, es inoponible;

-Si C celebró el contrato como consecuencia de que A no le dio


suficiente conocimiento de su poder, C podrá demandar
indemnización de perjuicios a A, por el dolo o engaño que hizo
víctima a C.

(2) A no tiene poder para representar a B, y sólo ha celebrado


con éste un contrato de mandato, en virtud del cual A se obliga
a comprar a B una determinada cosa, pero actuando a nombre
propio:

Lo que ocurre es que el mandatario ha excedido los límites del


mandato, no los del poder pues no lo tiene, así excede los
límites del mandato porque

-Compra a C una cosa diferente de aquella que se le encargó.

En ese caso:

-El contrato no produce efectos respecto de B.

-El contrato sí produce efectos respecto de A, quien debe


asumir las obligaciones que derivan de su calidad de parte en
el contrato.

-CUARTA REGLA: 2160. Ratificación

Los actos concluidos fuera de los límites del poder son


inoponibles al representado, pero será obligado el mandante si
238
hubiera ratificado expresa o tácitamente cualquiera de las
obligaciones contraídas a su nombre.

-La ratificación es una excepción al principio general de


que los actos realizados en exceso o en defecto de poder
son inoponibles a la persona a nombre de la cual se celebran.

-La ratificación es un acto jurídico unilateral mediante el


cual el interesado por sí hace eficaz el acto que ha sido
concluido en su nombre, o como se suele decir, se apropia de
los efectos del acto.

-La ratificación debe emanar del interesado o de sus


herederos.

-La ratificación es un acto jurídico irrevocable una vez que


la persona en relación con la cual se otorga toma conocimiento
de ella.

Quien es la persona “en relación con la cual se otorga”? La


Ratificación interesa tanto a la persona que contrató con el falso
apoderado, como a éste, ya que si aquel a cuyo nombre
contrató no ratifica, adquirirá responsabilidad frente a la
contraparte.

En consecuencia conocida la ratificación por el falso


representante o por la persona que contrató con el falso
representante, la ratificación se vuelve Irrevocable y no podrá
ser dejada unilateralmente sin efecto.

-La forma en que debe exteriorizarse la ratificación. Si


bien la ley no la sujeta a ciertas formalidades especiales, la
jurisprudencia ha entendido que la ratificación del poder para
celebrar un acto solemne debe cumplir la misma solemnidad
de éste.
239
-La ratificación opera con efecto retroactivo, es decir, por
una ficción de la ley se supone que el acto obliga a quien ratifica
desde la fecha de celebración del mismo, y no desde la fecha
en que se ratifica.

240