Está en la página 1de 4

CELEBRACIÓN DE RENOVACIÓN DE PROMESAS BAUTISMALES

MONICIÓN DE ENTRADA
Vamos a celebrar la renovación de las promesas de nuestro bautismo. El
signo del agua nos evoca el amor de Dios que renueva y limpia nuestros
corazones del egoísmo y la indiferencia. Hemos reflexionado durante
todo el día sobre nuestra vida como creyentes y seguidores de Jesús.
Renovemos ahora esa fe, con nuestros amigos y animadores, para que
después de este encuentro lleguemos a nuestras casas animados y
llenos de nuevo de Dios.

PRESIDENTE:
Comenzamos nuestra celebración en el nombre del Padre, del Hijo y del
Espíritu Santo. Cada año, en la Vigilia Pascual renovamos las promesas
bautismales: Renovar la fe, es un signo de que ésta crece y progresa a lo
largo de toda su vida. Hoy, os proponemos, de nuevo, profesarla y
revivir el gran don de nuestro bautismo.

PRIMERA LECTURA:

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios:

Hermanos: Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como


pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes
y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor;
esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un
solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la
vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un
bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra
todo, y lo invade todo.
Palabra de Dios.
SALMO CANTADO: El Señor es mi pastor.

ALELUYA.
EVANGELIO:

Lectura del santo evangelio según san Juan:

En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca


del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el manantial de Jacob.
Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era
alrededor del mediodía. Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y
Jesús le dice:—«Dame de beber.» Sus discípulos se hablan ido al pueblo
a comprar comida. La samaritana le dice:—«¿Cómo tú, siendo judío, me
pides de beber a mi, que soy samaritana?» Porque los judíos no se
tratan con los samaritanos. Jesús le contestó:—«Si conocieras el don de
Dios y quien es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua
viva.» La mujer le dice:—«Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo,
¿de dónde sacas el agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob,
que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?»
Jesús le contestó:—«El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el
que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo
le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta
la vida eterna.»
Palabra Del Señor.

HOMILIA

RENOVACION DE LAS PROMESAS BAUTISMALES

PRESIDENTE:
Es el momento de renovar la opción de nuestro bautismo. Por él nos
hemos incorporado a Cristo Jesús, muerto y resucitado. Por él somos
comunidad de fe con todos los creyentes en Jesús. Por él, ahora
queremos renovar nuestro compromiso. Es una opción libre por vivir y
anunciar el evangelio de Jesús como mensaje de liberación y esperanza
para todos los hombres. Por eso:
¿Renunciáis a toda forma de abuso, hipocresía, egoísmo o desprecio
hacia los demás?

¿Renunciáis a desentenderos de las injusticias y necesidades de las


personas por cobardía, comodidad o interés personal?

¿Renunciáis a tener como primer objetivo de vuestra vida el dinero, el


placer, el bienestar, esto es, renunciáis a pensar en vosotros mismos
olvidándoos de Dios y de los demás?

PROCLAMACION DE LA FE

¿Creéis en Dios, Padretodopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

¿Creéis en Jesucristo, su único hijo, que nació de María Virgen, murió,


fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha
del Padre?

¿Creéis en el Espíritu Santo, en la Sana Iglesia Católica, en la comunión


de los santos, en la resurrección de los muertos y en la vida eterna?

PRESIDENTE: Que Dios Padre que resucitó a su Hijo de entre los


muertos, liberándonos definitivamente de la muerte y el pecado, nos dé
su gracia y renueve nuestro corazón a fin de que seamos cada vez más
fieles a su evangelio

TODOS: Amén

SIGNO DEL BAUTISMO

CANTOS: El agua del Señor (362)


Agua lávame (376)
PETICIONES

1. Para que crezcamos en la vida nueva que recibimos en


nuestro bautismo. Roguemos al Señor.

2. Para que siempre nos abramos al amor de Dios y lo


compartamos con los hermanos. Roguemos al Señor.

3. Para que perseveremos en el seguimiento de Jesús y


vivamos alegres en amistad con El. Roguemos al Señor.

4. Para que animados por el Espíritu Santo y con nuestro


ejemplo la fe de nuestros hijos crezca con fuerza y progresen en el
camino de Jesucristo. Roguemos al Señor.

Celebrante: Escucha, Señor, nuestra oración y concédenos vivir


siempre unidos a ti y a los demás. Te lo pedimos por el mismo
Jesucristo, nuestro Señor.

PADRENUESTRO
BENDICIÓN FINAL
CANTO FINAL