Está en la página 1de 3

Tomo 3 Nueva Historia Argentina “Crisis Imperial, Revolución y guerra (1806-1820) por Noemí

Goldman

Las invasiones inglesas (1806-1807) dieron origen a un nuevo actor político independiente del
sistema administrativo y militar colonial: la milicia urbana.
Las invasiones revelaron la fragilidad del orden colonial debido al comportamiento sumiso que
frente a los ingleses adoptaron el Cabildo y la Audiencia por deseo de conservación; y la
inexistencia de un ejército para la defensa por la escasez de tropas regulares y la falta de milicias
locales eficientes.
Los intereses de Gran Bretaña eran el militar y el comercial ya que buscaba asegurarse una base
militar para la expansión de su comercio y golpear a España en su punto débil, sus posesiones
ultramarinas. La conducta del Virrey (Al intentar huir con parte del oro del Virreinato) deterioró su
imagen y provocó la primera grave crisis de autoridad del Virreinato.
La reconquista de Buenos Aires fue organizada por Santiago de Liniers.

“La creación de las milicias, con su reclutamiento voluntario y la elección de la oficialidad por la
tropa, modificó el equilibrio de poder en Buenos Aires. La importancia de este cambio fue
señalada por Tulio Halperin Donghi al afirmar que la milicia urbana no sólo proporcionó una fuerza
militar a los criollos, sino que se constituyó en una organización "peligrosamente independiente"
del antiguo sistema administrativo y militar colonial.”

Segunda mitad del siglo XVIII: España emprende una reorganización profunda de las relaciones
administrativas, militares y mercantiles con sus posesiones americanas (Mandato de Carlos III).
La política reformista de los Borbones buscaba afirmar una única soberanía, la del monarca
absoluto. Las reformas apuntaron a reestructurar los ámbitos militares y administrativos de las
posesiones ultramarinas y buscó uniformizar a los diversos reinos que integraban la monarquía
española.

La cuestión de la soberanía implicó enfrentarse con la autoridad del pontífice. Con la firma del
Concordato de 1753, el Estado intervino la Iglesia para mantener un control sobre cada ámbito de
la misma, logrando así en 1767 la expulsión de los jesuitas.
La dimensión militar de las reformas es clave, ya que el objetivo en cuanto a este punto era el de
dotar a América de un ejército propio. La nueva política de la Corona consiste en proporcionar a
las autoridades de Buenos Aires los medios económicos y administrativos necesarios para apoyar
sus objetivos militares en la región.

1776 creación del Virreinato del Río de la Plata: Convirtiendo a Buenos Aires en capital.

En las colonias: La ordenanza de Intendentes de 1782/83 dividió al Virreinato del Río de la Plata en
diversas unidades políticas con el fin de ejercer una mayor supervisión real gracias a la creación
de nuevos funcionarios. La ordenanza dividió el Virreinato en 8 intendencias, donde los
intendentes se hicieron cargo en sus respectivas provincias de las cuatro funciones de justicia,
administración general, hacienda y guerra. Con esta ordenanza, la Corona se propuso desplazar
del control de la administración y cargos de responsabilidad a las familias de las elites criollas que
ocupaban posiciones decisivas en casi todas las instancias del Estado.

La política uniformadora de la Corona avanzó sobre el gobierno de los municipios a partir del
criterio de considerar su poder como absoluto e ilimitado. La tendencia a ignorar el supuesto del
derecho de los pueblos de autogobierno, viéndose reflejado en la creación del termino colonia,
terminó por producir descontentos en los diversos estamentos de la sociedad colonial.

Abdicaciones de Bayona (Mayo 1808): La Corona de España pasó de los Borbones españoles a
José Bonaparte. A partir de esta fecha comenzaron los levantamientos contra los franceses y la
formación de juntas insurreccionales en nombre de la fidelidad a Fernando VII. ¿Quién gobierna?
El 25 de Sep de 1808 se crea la Suprema Junta Central Gubernativa del Reino, que gobernó en
lugar y nombre del rey como depositaria de la autoridad soberana.

6 Gobiernos Revolucionarios:

 Primera Junta (1810)


 Junta Grande (1811)
 Junta Conservadora (1811)
 Primer Triunvirato (1811-1812)
 Segundo Triunvirato (1812-1814)
 Directorio (1814-1820)

En 1813, durante el gobierno del Segundo Triunvirato se crea la Asamblea General


Constituyente. La Asamblea representa en parte el triunfo de la línea esbozada por Moreno,
pues en la fórmula de su juramento queda excluida la fidelidad a Fernando VII y se declara la
"independencia de toda autoridad eclesiástica existente fuera del territorio, ya fuese de
nombramiento o de presentación real". Dispone también la libertad de prensa, la libertad de
vientre, la extinción del tributo, la mita, el yanaconazgo y el servicio personal, la supresión de
los títulos y signos de nobleza, y la eliminación de los mayorazgos.

En Mayo de 1810 se disuelve la Junta Central teniendo como virrey a Cisneros. Así, la mayoría de
los participantes del Cabildo Abierto del 22 invocó el concepto de reasunción del poder por parte
de los pueblos: una vez caducada la autoridad del monarca, el poder retrovierte a sus depositarios
originarios: Los pueblos.
Un nuevo gobierno surge el 25 de Mayo, donde sus líderes toman el concepto de soberanía
popular ampliamente difundido por las revoluciones norteamericana y francesa. (Aparece Moreno
con su teoría de la soberanía popular, adaptando los principios del Contrato Social de Rousseau).
Los nuevos mandatarios sostuvieron que una vez constituidos los cuerpos representativos
(asambleas, congresos, etc), la soberanía deja de residir en los pueblos para pasar a la nación.

Con la Revolución de Mayo, se expandieron las corrientes de pensamiento derivadas de la


Ilustración racionalista.
Entre 1810 y 1820 la Revolución se enfrentó a dos grandes cuestiones: 1) La guerra de la
Independencia se convierte en tarea primordial de los gobiernos centrales al mismo tiempo que se
plantea el problema de las bases sociales y políticas del nuevo poder. 2) La Revolución se
desarrolló sobre la trama de oposición entre la tendencia centralista de Buenos Aires y las
tendencias al autogobierno de las demás ciudades.
La discusión se centraba en la cuestión de la soberanía, vinculada a la disputa sobre la forma de
gobierno que debían adoptar los pueblos del ex Virreinato una vez declarada la independencia
(1816)

El proceso revolucionario comprendió dos períodos:

 1810-1814: Marcado por los intentos frustrados de los morenistas de asociar la lucha de la
independencia con la construcción de un nuevo orden.
 1814-1820: Conservadorismo político del gobierno del Directorio.

En 1816 se crea el Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas en Sudamérica,


designando como nuevo director supremo a Juan Martín de Pueyrredón. Belgrano propone la
creación de una monarquía inca que favorezca la restauración de uno de sus descendientes. Pero
los pueblos se oponen a cualquier solución monárquica. Lo fundamental del Congreso fue la
declaración de la Independencia de las Provincias Unidas en Sudamérica, en Julio de ese mismo
año.

Otras Independencias:

 Chile en 1818
 Perú en 1821

La independencia habría sido resultado en conjunto de:

 El derrumbe de los imperios ibéricos.


 Creciente presión de Inglaterra a lo largo del siglo XVIII
 Resentimiento y disconformidad en las capas sociales americanas.