Está en la página 1de 3

Qué es el calentamiento global

El calentamiento global hace referencia al incremento de la temperatura tanto de la


atmósfera como de los océanos pertenecientes al planeta Tierra que ha ido aumentando en
tiempos de la actualidad; proyectándose una serie de daños acometidos al futuro.

Los científicos han descrito la seguridad que existe en el que el daño se eleve de tal forma que
llegue a las máximas concentraciones de los gases pertenecientes al efecto invernadero; que
se agrava además con la deforestación y la quema de combustibles fósiles tales como el
petróleo y también el carbón.

Estas consecuencias se van maximizando cada vez en los países desarrollados e


industrializados debido a la amplia actividad de fábricas que se van constituyendo durante el
día a día.

Así mismo el calentamiento global es dado por múltiples causas; dentro de la que se clasifica
como la más importante la emisión constante de dióxido de carbono; siendo este un problema
de máxima frecuencia que hoy en día se visualiza como una completa amenaza para la salud
del medio ambiente.

Para abarcar las soluciones a este problema hay una buena cantidad de opciones; pero estas
únicamente dependen de la mejoría de la actividad humana; creando hábitos saludables y lo
más importante; que lleguen a traspasarse de generación en generación; haciendo que se
retarde los daños de la capa de ozono y de todo el entorno natural.

Muchos datos certifican el daño al cual el planeta se ha venido enfrentando constantemente y


es que con el paso de las décadas; el problema se hace mucho peor sin posibilidades de
recuperar su inocuidad general; haciendo que todos los seres humanos vayan pensando en
nuevas maneras de conseguir la vitalidad de todos los tipos de hábitats reduciendo las
consecuencias del calentamiento global.

Disponibilidad de agua y población

Se calcula que en la Tierra hay unos 1.400 millones de km3 de agua. Sin embargo, solo una
pequeña parte es dulce. El resto es salada y se encuentra en forma de hielo o vapor o situada
en lugares inaccesibles.

Además, el reparto heterogéneo de este recurso, debido fundamentalmente a las diferencias


en la distribución de las precipitaciones, hace que no todas las regiones tengan la misma
disponibilidad. Los países del Norte de Europa disponen una media de agua en todos sus
estados de 70.000 m3 por persona y año, lo que no quiere decir que se consuma todo este
volumen. Por otra parte en algunos países de la península de Arabia no pueden satisfacer las
necesidades básicas de agua para beber o de higiene. En ciertos casos, la disponibilidad es
limitada por la calidad del agua, ya que su nivel de degradación la inutiliza para determinados
usos.

Por otro lado, el crecimiento de la población mundial en los últimos años, el aumento del
consumo para usos no domésticos en las zonas urbanizadas y el incremento de la superficie de
cultivos de regadío, hacen que, en muchos lugares la cantidad de agua existente se vea
superada con creces por la demanda. En estos casos donde el requerimiento de agua es
superior a la disponibilidad del recurso, se habla de escasez.

En el mapa siguiente se puede apreciar la disponibilidad de agua por países:


Mapa 1: Disponibilidad de agua en el mundo por país

El siguiente mapa resume regionalmente la disponibilidad global de agua versus la población.


También subraya las disparidades continentales y en particular la presión ejercida sobre el
continente asiático que alberga más de la mitad de la población mundial.

Mapa 2: Relación entre disponibilidad de agua y población por


continente

El porcentaje de consumo de agua requerida por habitante aumenta debido a la mejora de los
niveles de vida y al crecimiento poblacional. Si se suman las variaciones espaciales y
temporales del agua disponible puede decirse que la cantidad existente para todos los usos
comienza a escasear y nos llevará a una crisis hídrica. Por otro lado, los recursos de agua dulce
se ven reducidos por la contaminación. Unos dos millones de toneladas de desechos son
arrojados diariamente en aguas receptoras. Esto incluye residuos industriales y químicos,
vertidos humanos y desechos agrícolas.

Las poblaciones más pobres son las más afectadas, ya que un 50% de los habitantes de los
países en desarrollo se encuentra expuesto a fuentes de agua contaminada. El cambio
climático produce efectos sobre los recursos hídricos. Con una tendencia perceptible hacia
condiciones meteorológicas extremas más frecuentes es probable que las inundaciones,
sequías, avalanchas de lodo, tifones y ciclones aumenten. Es posible que disminuyan los
caudales de los ríos en períodos de flujo escaso y que la calidad del agua empeore debido al
aumento de las cargas contaminantes y la temperatura.
¿Qué es la Deforestación?

La deforestación es la pérdida o destrucción de los bosques naturales, principalmente debido


a actividades humanas como la tala y quema de árboles para madera, para la limpieza de la
tierra para el pastoreo del ganado, para la habilitación de tierras para la agricultura,
operaciones de minería, extracción de petróleo, construcción de presas, expansión de las
ciudades u otros tipos de desarrollo y expansión de la población.
En definitiva podríamos decir que la deforestación es la utilización y pérdida de los bosques
para otros fines como agrícolas, industriales o urbanos.

Causas de la Deforestación

No toda la deforestación se produce por culpa de los humanos, a veces, puede ser causada
por procesos naturales. Las inundaciones, las erupciones volcánicas, los
terremotos, Tsunamis y los fuegos son las principales causas naturales de la deforestación,
pero aun así, el 95% de la culpa de la deforestación es por culpa de los seres humanos.
El WWF informa que la mitad de los árboles retirados ilegalmente de los bosques se utilizan
como combustible.

Las otras principales causas de la deforestación son:

- Para dejar tierras disponibles para la vivienda y la construcción de urbanizaciones: se cortan


los árboles para la construcción de carreteras. La superpoblación afecta también directamente
ya que se necesita más tierra para construir viviendas y ciudades.
- Para utilizar la madera para crear artículos comerciales, tales como papel, muebles y casas:
Las industrias basadas en la madera como el papel, cerillas, muebles, etc. también necesitan
una cantidad considerable de suministro de madera. La madera se utiliza como combustible,
tanto directa como indirectamente, por lo tanto, los árboles se cortan. La leña y el carbón son
ejemplos de madera que se utilizan como combustible. Algunas de estas industrias prosperan
gracias al corte ilegal de madera y a la tala de árboles.
- Para crear ingredientes que son muy apreciados como artículos de consumo, tales como el
aceite de palma, de la cual se obtiene un aceite vegetal, también conocido como “Grasa
vegetal”, que sirve para todo tipo de cosas, tales como aceite para alimentación, comidas
congeladas, margarinas, bollería, helados, biocombustibles, limpieza del hogar, productos de
higiene personal, cosméticos tales como los del cuidado del cutis o del cabello realizando
champús más suaves y de menor costo en la producción o pintalabios, velas, etc. Además,
muchas industrias de productos petroquímicos liberan sus desechos a los ríos, que se traduce
en la erosión del suelo y hacen que no sean aptos para cultivar plantas y árboles.
- Para crear espacio para uso agrícola y ganadero: Debido al crecimiento excesivo de la
demanda de productos alimenticios, gran cantidad de árboles se eliminaron para el cultivo y
para el ganado.
- Incendios forestales: Cientos de árboles se pierden cada año debido a los incendios
forestales en diversas partes del mundo. Esto sucede debido a los veranos que son más cálidos
y los inviernos más suaves. Los incendios, ya sea por causas naturales o por el hombre, dan
como resultado enormes pérdidas de cubierta forestal.