Está en la página 1de 7

COMPETENCIA

CONCEPTO: Partiendo de la base de que la Jurisdicción es el poder del Estado de


juzgar o de ejercer la función judicial, la competencia es la medida en que ese poder
del estado le es dado a un tribunal determinado.

La competencia penal ha sido definida como el poder-deber de un juez de ejercer la


jurisdicción que le es propia, con relación a un determinado asunto penal.

Es decir que la competencia es la medida de la jurisdicción y no se trata de otras cosa


que de la distribución de tareas.

Dentro de la República Argentina y como consecuencia directa del sistema federal de


gobierno, encontramos:

 La competencia ordinaria, como facultad no delegada de las provincias a la


Nación, y
 La federal, que es excepcional, limitada y circunscripta a determinado ámbito
territorial, personas y cosas en relación con el Estado Nacional, y a algunas
materias específicas.

COMPETENCIA FEDERAL

La competencia de la Justicia federal tiene como características principales el ser una


competencia residual o de excepción y limitada en la materia a los casos que enuncia
el 116 de la CN y en los casos de recurso extraordinario del art. 14 Ley Nº 48. (este art.
establece los supuestos en que podrá apelarse a la CSJN, luego de que exista una
sentencia definitiva pronunciada por algún Tribunal Superior de provincia). La
competencia federal surge cuando se haya afectado alguna institución federal y en
caso de duda debe estarse a favor de la competencia provincial

La competencia federal tiene los siguientes caracteres:

 Es de excepción: Ello significa que la intervención de los jueces federales sólo


procede en aquellos casos en que la Constitución (artículo 116) y las leyes así lo
disponen. Todos los demás casos corresponden a la justicia ordinaria.
 Es privativa: A los tribunales provinciales les está prohibido entender en
aquellos casos que sean de competencia federal en razón de la materia
(ejemplo: cuando una causa verse sobre puntos regidos por la Constitución).
 Es improrrogable: Las partes no pueden renunciar a la jurisdicción federal
cuando esta corresponda en razón de la materia (en cambio si la jurisdicción
federal corresponde en razón de las personas, si pueden renunciar a esta y
elegir la justicia ordinaria).

1
Art. 116.- Corresponde a la Corte Suprema y a los tribunales inferiores de la Nación, el
conocimiento y decisión de todas las causas que versen sobre puntos regidos por la
Constitución, y por las leyes de la Nación, con la reserva hecha en el inciso 12 del
artículo 75: y por los tratados con las naciones extranjeras: de las causas concernientes
a embajadores, ministros públicos y cónsules extranjeros: de las causas de
almirantazgo y jurisdicción marítima: de los asuntos en que la Nación sea parte: de las
causas que se susciten entre dos o más provincias; entre una provincia y los vecinos de
otra; entre los vecinos de diferentes provincias; y entre una provincia o sus vecinos,
contra un Estado o ciudadano extranjero.

Competencia de la Corte Suprema: La CSJN tiene competencia originaria y exclusiva


(artículo 117 Constitución) para resolver en cuestiones:

 Todos los asuntos concernientes a embajadores, ministros y cónsules


extranjeros.
 Los asuntos en que la Nación fuese parte.

La Corte tiene también competencia por apelación, cuando entiende sobre el recurso
extraordinario (artículo 14 de la ley 48), el de apelación ordinario, el de queja por
denegatoria y en los recursos de aclaratorio de las resoluciones que ella dicta.

Art. 117.- En estos casos la Corte Suprema ejercerá su jurisdicción por apelación según
las reglas y excepciones que prescriba el Congreso; pero en todos los asuntos
concernientes a embajadores, ministros y cónsules extranjeros, y en los que alguna
provincia fuese parte, la ejercerá originaria y exclusivamente.

La CSJN también entenderá en las cuestiones de competencia que se susciten entre


diferentes tribunales del país que no tengan un órgano superior jerárquico común. Y
también decidirá sobre cuál debe ser el juez competente cuando su intervención sea
indispensable para evitar una efectiva privación de justicia.

COMPETENCIA PROVINCIAL U ORDINARIA

Es la que ejerce cada una de las provincias dentro del ámbito de sus respectivos
territorios al juzgar delitos comunes y las contravenciones o faltas ocurridas dentro de
los estados provinciales.

Así, las provincias han delegado en el Estado Nacional las facultades que el texto
Constitucional consagra, pero reservándose otras, entre las que se encuentra la
regulación de su servicio de justicia y de los procedimientos pertinentes. Claro está,
que ello debe hacerse dentro de los principios fundamentales adoptados por la Nación
Argentina, cuales son el régimen republicano, lo que implica la separación de poderes,
y el pleno reconocimiento de los derechos y garantías individuales.

2
A su vez, el artículo 75º que fija las atribuciones del Congreso de la Nación, en su inciso
12 le otorga la de dictar los códigos generales, entre los que se encuentra el penal, “sin
que tales códigos alteren las jurisdicciones locales, correspondiendo su aplicación a los
tribunales federales o provinciales, según que las cosas o las personas cayeren bajo sus
respectivas jurisdicciones”.

CLASES: La tarea judicial se reparte según varios y clásicos criterios según un caso
concreto.

Competencia en razón del territorio

Cuando el juez puede conocer y juzgar un determinado delito por la relación que existe
entre el lugar donde se cometió el delito y el lugar sobre el que el juez ejerce su
jurisdicción.

Como regla general se estatuye que el tribunal competente por territorio será el del
lugar donde se cometió o tentó el hecho con apariencia delictiva. Como se advierte es
improrrogable.

Además, será competente para intervenir:

 El Tribunal del lugar en que el hecho se hubiera cometido.


 En caso de tentativa, el del lugar donde se cumplió el último acto de ejecución.
 En caso de delito continuado o permanente, el de aquél donde ceso de
cometerse.
 Si fuere desconocido o dudoso (ej. Estafa por internet) el lugar donde se
cometió el hecho, será competente el Tribunal del lugar donde se estuviere
practicando la investigación o, en su defecto, el que designare el Tribunal
jerárquicamente superior.
 La cuestión puede traer aparejados algunos inconvenientes, sobre todo cuando
la conducta tiene lugar en un ámbito territorial y el resultado en otro, es decir,
en los llamados “delitos a distancia” (Fallo Ruiz Mira).

Incompetencia y efectos

En cualquier estado del proceso, el Tribunal que reconozca su incompetencia territorial


remitirá las actuaciones al competente y pondrá a su disposición los detenidos que
hubiere, sin perjuicio de realizar los actos urgentes de investigación.

La inobservancia de las reglas sobre competencia territorial sólo producirá la nulidad


de los actos de investigación cumplidos después que se haya declarado la
incompetencia.

Competencia en razón de la materia

3
Cuando el juez puede conocer y juzgar un determinado delito en razón de la entidad
de ese delito.

La entidad del delito se refiere a:

 La edad del imputado;


 La naturaleza del delito,
 La cantidad y calidad de la pena del delito en cuestión; y

Incompetencia y efectos

La incompetencia por razón de la materia deberá ser declarada aun de oficio en


cualquier estado del proceso. El Tribunal que la declare remitirá las actuaciones al que
considere competente y pondrá a su disposición los detenidos, si los hubiere.

La inobservancia de las reglas para determinar la competencia por razón de la materia


producirá la nulidad de los actos, excepto lo que sea imposible repetir.

Competencia por conexidad

La competencia por conexión se suscita cuando se sustancian procesos que tramitan


ante distintos órganos judiciales pero que, por encontrarse vinculados entre sí, se
acumulan, atento razones de mejor administración de justicia que justifican que se
alteren las reglas de competencia material y territorial.

Es decir, las normas de competencia material y territorial se aplican cuando aparece un


solo delito; pero estas normas sufren variaciones cuando ocurren dos o más hechos
delictivos que, aunque son independientes, se vinculan entre sí por circunstancias
objetivas o subjetivas. En esos casos se produce la acumulación de causas, permitiendo
conocer y juzgar en todos a un solo juez, derogándose así las reglas sobre materia y
territorio.

Hay que tener en cuenta que la acumulación de causas por conexión sólo puede
realizarse entre jueces de la misma jurisdicción (v. gr. Nacional o Provincial).

Las normativas procesales prevén presupuestos objetivos y subjetivos para propiciar la


conexión y la unificación del tribunal.

Presupuestos subjetivos: Es cuando a una persona se le imputan más de un delito. Es


decir, contempla a un solo sujeto al que se le imputa más de un hecho reputado como
delito en concurso real.

Presupuestos objetivos:

 Por un lado, si los delitos imputados hubieran sido cometidos simultáneamente


por varias personas reunidas (o sea, es el caso de que los mismos hayan sido

4
cometidos por varias personas reunidas pero sin mediar acuerdo previo;
ejemplo los saqueos) o, aunque lo fueran en distintos lugares o tiempo, cuando
hubiera mediado acuerdo entre ellas (prevé que exista acuerdo entre los
distintos imputados, resultando que la pluralidad de delitos imputados se
cometen en distintos lugares y tiempo; ejemplo asociación ilícita)
 Por el otro, si un delito hubiera sido cometido para perpetrar o facilitar la
comisión de otro, o para procurar al culpable o a otros el provecho o la
impunidad.

El efecto de la conexión es la acumulación de procesos.

Cuando se sustancien causas conexas por delitos de acción pública, los procesos se
acumularán y será competente:

a) El Tribunal competente para juzgar el delito más grave.

b) Si los delitos estuvieren reprimidos con la misma pena, el Tribunal competente para
juzgar el que se cometió primero.

c) Si los hechos fueren simultáneos o no constare debidamente cuál se cometió


primero, el que designare el Tribunal jerárquicamente superior.

Recordar que estas reglas se aplican en el momento de juzgar esos delitos, por eso, a
pesar de la acumulación, las actuaciones sumariales (las de investigación penal
preparatoria) se compilarán por separado, salvo que fuere inconveniente para la
investigación.

CUESTIONES DE COMPETENCIA

Las cuestiones de competencia son aquellas que surgen cuando dos órganos
jurisdiccionales se declaran en forma simultánea y contradictoria competentes o
incompetentes para la investigación o juzgamiento de un mismo hecho.

Los conflictos de competencia trabados entre dos tribunales pueden ser positivos
(cuando ambos se declaran competentes) o negativo (cuando ambos se declaran
incompetentes).

Ante este tipo de conflictos el órgano jurisdiccional adecuado para resolverlos es el


superior común de ambos. Sin embargo cuando se trata de tribunales que no
pertenecen a la misma Cámara el superior común es (en la provincia del Chubut) el
Superior Tribunal de Justicia.

Consecuencias

5
Estos planteos no suspenderán la investigación penal preparatoria, la que deberá ser
continuada (fundamentos: evitar que se frustre la producción de prueba, se facilite la
fuga de los responsables, etc). Esta es la regla general.

Ante esta posibilidad se establece que la investigación debe ser continuada por:

 El tribunal que primero conoció en la causa.


 Supletoriamente se dispone que si dos tribunales hubieran tomado
conocimiento en la causa en la misma fecha, la investigación debe ser
proseguida anta el requerimiento de inhibición.

Todos los actos realizados por el tribunal posteriormente declarado incompetente son
válidos, no obstante se autoriza que al resolver el conflicto, el tribunal determinara, si
correspondiera, que actos del declarado incompetente no conservan validez.

La incompetencia puede ser planteada por las partes a través de dos vías distintas,
alternativas y excluyentes: la inhibitoria y la declinatoria. El que optare por una de
estos dos medios no podrá abandonarlo y recurrir al otro, ni emplearlos simultánea o
sucesivamente.

Sin embargo, el juez de oficio puede postular su incompetencia para un caso concreto.

Inhibitoria

La inhibitoria es una de las vías con la que cuentan las partes para plantear una
cuestión de competencia, que en este supuesto se entabla ante el juez que se
considera competente. Es decir, debe entenderse que en el caso está interviniendo un
juez que la parte considera incompetente, no obstante lo cual su petición la efectúa
directamente ante el juez que él considera incompetente.

Todas las partes: Ministerio Público Fiscal, querellante y defensa se encuentran


autorizadas a utilizar procesalmente esta vía para reclamar la incompetencia.

La oportunidad procesal para plantear la inhibitoria como todas las cuestiones de


competencia es la en cualquier estado de la investigación preparatoria, lo que
comprende el inicio de la investigación abarcando la etapa intermedia hasta el dictado
del auto de apertura de juicio.

Declinatoria

La declinatoria se da cuando cualquiera de las partes peticiona al tribunal que está


entendiendo en el procedimiento que se declare incompetente porque entiende que
es competente otro tribunal.

6
FALLO “RUIZ MIRA”

En el fallo “Pedro Ruiz Mira y otros”, surge la doctrina sobre competencia penal y lugar
del delito. En los delitos cometidos dentro del país, en los cuales hay que determinar,
frente al propio ordenamiento jurídico, cuales es el lugar que prevalece para su
juzgamiento. En este sentido la jurisprudencia ha dado un giro. En un primer
momento, se inclinó por el lugar de la consumación (el lugar del delito se decide por el
último momento de la acción delictiva). En la actualidad prima la teoría de la
equivalencia o de la ubicuidad (el hecho se considera perpetrado indistintamente
donde tiene lugar la manifestación de voluntad y donde se desarrolla la actividad
delictuosa, como también en el lugar en que se produjo el resultado). Ella fue
establecida por la Corte Suprema, y consiste en procurar la mejor actuación de la
justicia, permitiendo que la investigación y el proceso se lleven a cabo en la proximidad
del lugar en el que ocurrió la infracción, donde se encuentran los elementos de prueba
y los testigos, y donde muchas veces también se halla el domicilio del imputado, cuya
defensa de tal modo se facilita. Tales propósitos pueden resultar desvirtuados si se
tiene en cuenta solo el lugar de consumación del delito, donde se produjo el resultado
cuando la acción una etapa principal y decisiva de esta han ocurrido a gran distancia.
Ese criterio fue reiteradamente seguido por el alto tribunal y por la mayor parte de los
país.