Está en la página 1de 19

Elementos de Maquinas en elevación y transporte

1. Ganchos

El gancho de elevación ha sido diseñado como una solución para levantar y transportar
cualquier carga según cual sea el tipo de gancho que se utilice.

No todos los ganchos son apropiados para las maniobras de elevación. Al elegir una
herramienta para estas maniobras, es importante considerar para qué aplicación se va a
utilizar. Si vas a izar una plancha, tal vez necesites un tipo de gancho, mientras que
elevar el motor de un vehículo puede requerir otro tipo. Solo los ganchos de aleación
deben emplearse en maniobras de elevación. A continuación, recomendamos los
siguientes ganchos especiales para estas aplicaciones.

 Gancho abierto de quijada: A menudo, estos se utilizan para operaciones de


izaje. Esta línea de ganchos ofrece una fácil instalación, ya sea en la tienda o en
el campo de trabajo. Está fabricado en acero de aleación y son probados en
fábrica, por lo que no requiere pruebas adicionales.

 Gancho de ojo: Este es una elección excelente para utilizar con acoplamientos
mecánicos, como conectores de cadena. Estos ganchos están diseñados para
operaciones de izaje y, si se prefiere, pueden ser utilizados en lugar del gancho
abierto de quijada. También está fabricado en acero de aleación.
 Gancho tipo S: Esta clase es fabricada y diseñada para las
operaciones de izaje. Ideal para aplicaciones donde se requiere una amplia
apertura del cuello. Se elaboran con acero de aleación templado. Para garantizar
su confiabilidad, esta herramienta se prueba dos veces su capacidad nominal de
carga. Se pueden realizar medidas especiales bajo pedido.

 Gancho de aguja: Esta herramienta es especial para elevar y mover materiales


donde sea necesario una apertura larga y delgada del cuello. Además, permite un
fácil agarre de accesorios, como argollas o cáncamos. Nuestros ganchos de
aguja tienen un factor de seguridad 5:1.
 Gancho giratorio: Nuestros ganchos giratorios tienen forjado la capacidad de
carga e incluyen un seguro. Además, poseen un factor de seguridad 5:1.
Contamos con ganchos de aleación, así como de acero al carbono.

2. Sujetadores

Los elementos de sujeción de carga son cintas o correas provistas de enganches


y tensores que se usan para sujetar carga o equipaje durante su transporte.

El material que se suele utilizar es polipropileno por su reducido costo, si bien


debido a su baja carga máxima posible no se recomienda su uso para
aplicaciones de seguridad. Las sujeciones de poliéster, de costo superior, se
llegan a validar para un uso mucho más profesional.

Sujeción de Poliéster
Para reducir la dilatación durante su uso, las sujeciones se suelen someter a
tensión tras su fabricación. Para aumentar la densidad de la superficie y mejorar la
resistencia del material ante la suciedad se les somete a un proceso de
impregnado. La anchura estándar es de 25, 35, 50 y 75 mm y su tensión de rotura
oscila entre 250 y 10.000 daN (1 Decanewton = 10 Newton).

El herraje se cose con costuras de seguridad y junto a ellos se cose también una
cinta textil con las características de la sujeción (material, tensión de rotura, norma
de validación).

Cierre a tensión

Sujeción a tensión y trinquete de una correa a tensión para asegurar una carga de
troncos.

Las sujeciones más sencillas se fijan con un cierre de metal colado. El cierre
consta de una nervadura desviadora y un mordaza presora estriada. La cinta se
puede deslizar en una dirección, pero no en la dirección contraria por el bloqueo
de la mordaza presora.

Trinquete

Con la ayuda de trinquetes se logran por lo general elasticidades de hasta


500 daN. Sin embargo, hay trinquetes especiales (DoTension) que pueden llegar a
1000 daN. Los trinquetes de alta gama son de acero inoxidable o reforzados con
zinc. En cargas profesionales (para camiones) se utilizan 3 tipos de trinquetes: los
trinquetes de palanca larga, los de palanca corta y los trinquetes de carga pesada.
Además, los trinquetes se dividen en tres grupos según la dirección en la que
ocurre la fuerza para crear la elasticidad inicial: el trinquete tractor, el trinquete de
choque y el trinquete múltiple (tractor y de golpe).

Herraje final

Según el campo de aplicación se dota a las sujeciones con diferentes tipos de


herrajes. Los más frecuentes son ganchos puntiagudos, ganchos puntiagudos con
cierre, triángulos (percha, ojal), ganchos triangulares, ganchos de garra, ganchos
de marco y ganchos planos.

Normas de seguridad

Las sujeciones industriales se comprueban según las normas DIN 60060, VDI
2701 o EN 12195-2 dependiendo de su campo de aplicación. Las cargas
de fractura permitidas se imprimen en una señal azul cosida a la sujeción. Las
sujeciones han de someterse a comprobación de forma regular y antes de su uso
debe comprobarse si no tienen daños visibles. Las sujeciones sin la señal de
comprobación no deben utilizarse.

3. Tesadores

Un tesador es una máquina compuesta por dos o más poleas y


una cuerda, cable o cadena que alternativamente va pasando por las diversas
gargantas de cada una de estas poleas. Se utiliza para levantar o mover una
carga con una gran ventaja mecánica, ya que así se necesita aplicar una fuerza
mucho menor que el peso que hay que mover.

Tipos de tensadores

Se pueden clasificar según estos parámetros:

 Según su número de gargantas:

Cuando una de las poleas solo tiene una garganta se denomina aparejo
sencillo.

El resto se llaman aparejos dobles.

 Según el número de vueltas que da la cuerda:

De cuatro vueltas.

De seis vueltas.

 Según la forma en la que multiplican la fuerza:

Factorial: a mayor cantidad de poleas móviles, mayor será la fuerza que se


aplica.
Potencial: multiplican la fuerza por 2 elevado al número de poleas.
Diferencial: la fuerza depende de la diferencia entre la longitud del radio de
ambas poleas.
 Según el material de los ramales:

De cuerda.

De cable.

De cadena.
 Según lo que aplique a la potencia de la máquina:

Manuales.

De palanca hidraulica

Eléctricos.

4. Cuerdas
Una cuerda (soga) corresponde a un conjunto de hilos o hebras retorcidas, de
fibras naturales o sintéticas, con cierto largo, diámetro y resistencia; son utilizadas
para suspender, levantar, arrastrar, cargar, asegurar, ascender y descender. Son
empleadas por las personas para diversas actividades o fines; en montañismo,
alpinismo, senderismo, campismo, pionerismo, espeleología, entre otras
actividades.
Estructura de una cuerda
Desde su origen se usaban las cuerdas enrolladas o retorcidas; luego, con la
aparición de las fibras sintéticas, se produjeron las cuerdas trenzadas; y, con el
auge de los deportes extremos y de montaña, se crearon las cuerdas para el aire
libre.
 Estructura de cuerda enrollada o retorcida
Es la forma o estructura más común de una cuerda. La mayoría de las cuerdas
retorcidas consiste en tres fibras, hebras o hilos que se enrollan para aumentar la
fortaleza y la resistencia; existen, sin embargo, versiones con más cantidad de
fibras enrolladas.
 Estructura de cuerda trenzada
Corresponde a un grupo de fibras, hilos o hebras que al unirse forman una trenza.
La mitad de la trenza se enrolla en una dirección y la otra mitad en la dirección
opuesta.
 Estructura de cuerda para aire
La estructura se compone por dos partes: la camisa, funda o coraza (parte
externa) y el alma (parte interna). Estas cuerdas se elaboran con base en
materiales sintéticos, para que resistan condiciones climáticas y de uso.

La Cuerda como todo equipo técnico posee sus características y limitaciones,


entre estas citamos:

Elongación. Es la capacidad de la cuerda para cambiar su longitud y de esta


forma absorber cualquier esfuerzo brusco en la cuerda. Los valores típicos para
cuerdas de escalada, realizadas con un peso estático según la norma de la UIAA,
es alrededor de 6%, es decir para una longitud de 100m de cuerda sin peso, al
someterla a 80 Kg. la cuerda medirá 106m. Para cuerdas de rescate este valor
debe ser menor a 2%.
Peso por unidad de Longitud. Importante para conocer el peso del material
que vamos a trasladar. El valor típico para una cuerda dinámica de 11 mm de
diámetro es de 77 gramos por metro, así una cuerda de 55 metros pesara 4,24
Kg.

Diámetro: es una medida del corte transversal de la cuerda. A mayor diámetro


mayor resistencia de la cuerda. No se recomienda escalar en cuerda simple con
diámetros menores que 9.8mm. El diámetro de la cuerda de rescate debe ser
mayor o igual que 11 mm. Por definición los cordinos son cuerdas de diámetros
menores a 8.5 mm.

Longitud. Es la medida longitudinal de la cuerda.


La cuerda de escalada varía entre 50 y 60
metros. Las drizas se pueden considerar pedazos
de cuerdas con longitud menor a 45 metros. Se
recomiendan cuerdas de rescate entre 60 y 150 m
de longitud.

Color. Es la característica resaltante de las


cuerdas, tanto en rescate como en escalada se
recomienda colores fácilmente distinguibles, con el fin de tener una mejor
visualización de la cuerda en el terreno. Algunas cuerdas son bicolor, donde las
mitades están pintadas con diferentes colores, esto nos permite ubicar con
facilidad la mitad de la cuerda y así tener una mejor idea de las dimensiones de
esta con respecto al escenario donde se usa.

Resistencia estática o punto de quiebra. Es el peso estático máximo que puede


resistir una cuerda sin romperse. En labores de rescate este valor no debe ser
menor que 2500 Kg.

Tabla de resistencia de las cuerdas


Material Mena Resistencia Peso
Nylon 9 mm 2,016.0 Kgs. 359.63 g/cm.
Perlon 9 mm 5,760.0 Kgs. 581.10 g/cm.
Nylon 11 mm 3,916.8 Kgs. 664.11 g/cm.
Perlon 11 mm 6,336.0 Kgs. 650.28 g/cm
Perlon 13 mm 6,940.0 Kgs. 720.14 g/cm.
Perlon 19 mm 7,588.0 Kgs. 930.72 g/cm.
Dacron 13 mm 3,640.0 Kgs. 376.80 g/cm.
Dacron 19 mm 5,849.0 Kgs. 536.21 g/cm.
Resistencia a la abrasión. Es la propiedad de la cuerda para soportar la
influencia del medio en su superficie. La funda es la principal responsable de
contrarrestar cualquier efecto externo sobre la cuerda, en especial los efectos de
fricción.

Coeficiente de Choque: Es la capacidad de la cuerda para absorber choques


provocados por caídas. Esta es la principal propiedad de una cuerda de
escalada.

Maniobrabilidad (ensayo del nudo): La facilidad para realizar nudos sobre las
cuerdas viene dado por la maniobrabilidad de la cuerda.

Impermeabilización: Las cuerdas mojadas pierden hasta un 20 % de su


resistencia. Este inconveniente algunas fábricas tratan de resolverlo realizando
cuerdas repelentes al agua. Este tratamiento a base de una fina capa de silicona
y teflón no solo mejora la impermeabilidad de la cuerda, sino que además
mejora la resistencia a la abrasión y reduce la fricción de la cuerda

5. Cables

Un cable de acero se conforma mediante un conjunto de alambres de acero,


retorcidos helicoidalmente, que constituyen una cuerda de metal apta para resistir
esfuerzos de tracción con apropiadas cualidades de flexibilidad.

Los tres componentes básicos del diseño de un cable de acero normal son:

• Los alambres que forman el cordón.

• Los cordones.

• El alma.

Los diseños más comunes de cable de acero utilizado en equipo de izaje son:

• Cable de acero-114 (6 x 19+FC) con alma de fibra (diámetro: aprox. 3 a 8


mm).

• Cable de acero-216 (6 x 36+FC) con alma de fibra (diámetro: aprox. 6 a 60


mm).
• Cable de acero-133 (7 x 19+WSC) con alma de acero, pensado para
ambientes con altas temperaturas.

• Cable de acero-265 (6 x 36+IWRC) con alma de acero, pensado para


ambientes con altas temperaturas.

• Cable de acero-144 (6 x 24+7FC) para uso

• con eslingas de embarque y desechables.

• La tensión nominal de ruptura de los alambres individuales en los cables


debe ser de 1770 N/mm2.

El factor mínimo de relleno de los alambres en los cables debe ser de 0,40.

Cable-216 Warrington-Seale, alma de fibra

Factor mínimo de relleno

F= 50%

Las eslingas de cable de acero se fabrican según la norma EN13414-1.

6. Cadenas
Si estás buscando en el mercado una nueva cadena, debes aprender la diferencia
entre los distintos grados. Por ejemplo, encontrarás muchas diferencias entre los
grados 70, 80 y 100. Las cadenas son diseñadas para distintos propósitos.
Las especiales para maniobras de izaje son de grado 80 y 100. De esta
forma, conocer cada grado te ayudará a elegir el producto que no solo funcionará
mejor, sino también será el más seguro.
Sin embargo, ¿qué significan los grados y cómo diferencian a cada tipo de
cadena?
Gradación de las cadenas
Originalmente, la gradación fue creada como una medida de seguridad, y se basa
en la tensión de rotura de la cadena en cuestión. El número relacionado con el
grado representa el número de tensión máxima en Newtons por milímetro
cuadrado para una cadena dada. Entonces, el grado 80 puede soportar 800
Newtons por milímetro cuadrado, y así sucesivamente.
Cadena grado 80
Fabricado con acero tratado al calor, este grado ofrece una alta relación entre
resistencia y peso. En consecuencia, es ideal para eslingas de izaje y maniobras
de elevación. Otros propósitos incluyen remolcar, sujetar y recuperar. Este grado
particular se vuelve cada vez más popular, en especial en la industria de
transporte en plataforma de camiones para
sujetar cargas pesadas.
Cadena grado 100
Esta cadena es relativamente nueva en el
mercado, ya que tiene solo veinte años más o
menos. Sin embargo, ya se ha hecho muy
popular. Basado en el diseño y el material, esta
cadena puede manejar alrededor de 25 % más
límite de carga de trabajo que el grado 80. Esta herramienta también está
aprobada para aplicaciones que involucran maniobras de elevación. Debido a la
resistencia adicional, esta cadena puede asegurar cargas en plataformas sin
comprometer la capacidad del límite de carga. Debido a esto, también empieza a
reemplazar poco a poco cadenas grado 80.
Al conocer las diferencias entre las cadenas de grado 80 y 100 para maniobras de
izaje, puedes sentir seguridad al decidir tu elección. Por supuesto, si necesitas
ayuda para seleccionar la cadena correcta para el trabajo, siempre puedes contar
con la guía de CS Beaver. Con casi veinte años en la industria, podemos ayudarte
en la selección de las cadenas adecuadas para tus necesidades.

7. Eslingas

Una eslinga es una herramienta que se utiliza para enganchar objetos, ya sea
para elevarlos, transportarlos y/o arrastrarlos. Estas herramientas por lo regular se
fabrican en acero y materiales sintéticos como pueden ser el nylon o poliéster.

Eslingas Textiles.

Las eslingas textiles son accesorios de elevación flexibles formados por


una cinta plana cosida o por una serie de hilos industriales de alta
tenacidad recubiertos por un tejido tubular.

Estos elementos van situados entre la carga y el gancho del aparato de


elevación permitiendo realizar la operación de prensión de la carga.

Con el fin de realizar una selección correcta de la eslinga, es


fundamental conocer el número de ellas que se van a utilizar de forma
simultánea en la manipulación de una carga, así como el modo de
sujeción al punto de prensión. Como buena práctica, se puede destacar
que utilizar eslingas con terminales metálicos evita los aplastamientos
de las gazas.
En la tabla siguiente, se indican los colores identificativos de las etiquetas
de las eslingas, con respecto a las propiedades térmicas y la resistencia a
los ácidos que se utilizan:
CARGA MÁXIMA DE LAS ESLINGAS DE CABLE DEBIDA A LAS TEMPERATURAS

Material de la Color Propiedades Resistencia a


Eslinga identificativo Térmicas los ácidos
de la (Temperatura
etiqueta fusión)
POLIÉSTER AZUL 260 Alta

POLIAMIDA VERDE 255 Baja

POLIPROPILENO MARRÓN 160 Alta

Además de los criterios comentados, es importante recalcar el riesgo de


alargamiento de los materiales textiles, que oscila entre el 11% del
poliéster y el 20% del polipropileno.

El coeficiente de utilización (relación entre carga de rotura y carga de trabajo)


en este tipo de eslingas es de 7. No obstante, dicho coeficiente es un
parámetro de diseño, es decir, el margen de seguridad con que sale de
fabricación. Por lo tanto, siempre se tendrá en cuenta la carga máxima de
utilización que se determina por las condiciones de trabajo.

El proveedor facilitará un certificado de conformidad con la norma europea


EN 1492 y el manual de instrucciones del útil.

La carga máxima de utilización de las eslingas textiles viene identificada por


una serie de colores de acuerdo a códigos internacionales.
Las condiciones de almacenamiento constituyen un aspecto clave cuando se
trabaja con eslingas textiles, resultando imprescindible cumplir las
siguientes condiciones:

 Serán almacenadas en lugar seco y ventilado, sin exposición a


radiación solar directa.

 La zona del almacén no superará los 60 grados.

 Se apoyarán en soportes adecuados sin aristas y evitando el contacto


con el suelo.

 En su transporte, irán en cajas y no colocadas sobre los bastidores


del vehículo, expuestas al sol.

 Se acopiarán en áreas de trabajo alejadas de zonas donde exista


exposición a soldaduras u otras fuentes de emisión de radiaciones
ultravioleta.

Existen eslingas “de un solo uso”,


también denominadas “eslingas no
reutilizables”, diseña- das para sujetar la
carga transportada en un vehículo en un
solo viaje, no pudiendo ser utilizada
posteriormente para operaciones de
elevación, ni para transportes
sucesivos. Este tipo de eslingas debe
llevar en la etiqueta la frase de “no
reutilizable” o de “un solo uso”.
Por el alto riesgo que supone, las empresas que emplean estas eslingas,
deben hacer hincapié, en la información y formación de sus trabajadores,
sobre los límites de uso y los riesgos de un empleo no previsto.

A continuación, de acuerdo a la “NTP 842” del Instituto de Nacional de


Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), se indican los criterios de
selección de una eslinga textil.

ESLINGAS DE CADENA
Son conjuntos constituidos por eslabones unidos a unos accesorios en los
extremos para amarrar cargas del gancho de un aparato de elevación. El
medio de unión es un eslabón maestro.

Pueden constituirse con uno o varios ramales y también sin extremos o


“eslingas sin fin”. La longitud de las mismas se mide entre apoyos.

Eslinga de cadena

Para determinar los puntos de prensión, al igual que para los otros tipos de
eslingas, es necesario conocer el esfuerzo de cada ramal según el ángulo
de elevación. El coeficiente de seguridad para las eslingas de cadena es
4, siendo la carga de cualquier eslabón maestro igual al de la capacidad de
la eslinga.

En caso de utilizar eslingas de varios ramales, la Norma EN-818 indica los


coeficientes de reducción de carga, según los ramales utilizados:

Las eslingas de cadena deben ir marcadas. El marcado de clase deberá ser


una cifra legible en hueco o en relieve cada 20 eslabones, o a intervalos de
1 metro como máximo. La altura de la marca deberá ser mayor de 2 mm o del
25% de la dimensión nominal de la cadena. Asimismo, incorporará una placa
metálica con la siguiente información:

• Marca del Fabricante.

• N˚ o Letra que identifiquen la eslinga con el certificado


correspondiente (por ejemplo, las eslingas de clase 4 llevarán
identificado el n˚ 4).

• La carga máxima de utilización (C.M.U.).

• El marcado CE.
Marcado de una Eslinga de cadena

Los conectores de las eslingas de cadena deben tener las mismas


identificaciones que la eslinga (marca fabricante, marcado CE,

CARGA MÁXIMA DE
UTILIZACIÓN,

Conector de una eslinga cadena

Además del marcado, el fabricante deberá emitir un certificado de ensayo


y de control que acredite la conformidad con la norma EN 818, en el que se
especifique el número de serie de la cadena o cadenas afectadas y las
instrucciones de utilización de cada clase y tipo de cadena en particular.

Otros factores a destacar en el uso de las eslingas de cadena son:

La presencia de ácidos, que puede requerir:

 Reducir la carga de utilización al 50 % de la indicada en la eslinga.

 Lavar posteriormente la eslinga de cadena con agua limpia.

 Verificar diariamente el estado de la misma.


 La modificación de la longitud de ramales y soldaduras: No está
permitido el uso de ramales de longitudes diferentes ni efectuar
reparaciones de soldaduras sin autorización del fabricante.

 Su utilización en ambientes donde existan temperaturas elevadas.

En este caso deben seguirse las indicaciones de la tabla:


VARIACIONES DE LA CARGA EN FUNCIÓN DE LA
TEMPERATURA
Temperatura Cadena normal
Hasta 200˚C 100% CMU
Entre 200 y 300˚C 90% CMU
Entre 300 y 400˚C 75% CMU
Más de 400˚C No permitido

No obstante, existen fabricantes que han certificado eslingas para zonas de


trabajo donde las temperaturas son elevadas. Estas se caracterizan porque
cambian de color en función de la temperatura a la que están expuestas, lo
que indica una referencia visual de exposición.

La utilización de cadenas requiere que antes de su empleo, el trabajador


compruebe su estado a fin de detectar daño o deterioro evidente, y en su
caso, lo comunique para su sustitución y reparación o eliminación. Los
defectos a verificar incluyen:

 El marcado ilegible.

 Los alargamientos.

 Las deformaciones de los accesorios de extremo superior e


inferior.

 Los desgastes.

 Las fisuras, corrosión excesiva.

 El pestillo de seguridad.

Las eslingas de cadena deben almacenarse en:

 Un lugar seco y ventilado.

 Colocadas sobre soportes y no en contacto con el suelo.


 Alejadas de atmósferas corrosivas.