Está en la página 1de 3

TALLER

PROYECTO SOLICAL
“UTCH”

COMEDOR PARA EL CAMPUS UNIVERSITARIO DE LA


UTCH.
Descripción del problema
La creación de este proyecto surge por la necesidad de ayudar a que aquellos
estudiantes que por sus condiciones económicas no tiene los recursos necesarios
para comprar un desayuno o almuerzo y les toca pasar la jordana escolar sin probar
un bocado de comida, con este proyecto buscamos ayudar aquellos que más lo
necesitan y que la falta de alimento no sea una desmotivación o desconcentración
a la hora estudiar.

Estado del arte


Proyectos sobre la implementación de comedores en universidad se
han realizado varios entre estos tenemos:
Universidad nacional de Colombia
La iniciativa es liderada por la Vicerrectoría de Sede y la Dirección de Bienestar
Universitario, con el objetivo de ampliar la cobertura del Programa de Gestión
Alimentaria que apoya a estudiantes en situación de vulnerabilidad, y disponer de
un comedor amplio y agradable para la alimentación.

El proyecto se complementa con otros diez espacios divididos entre cafeterías,


kioscos y puntos de café, para el expendio de alimentos y que reúnen las condiciones
de sanidad exigidas por la ley. Este cambio de modelo, incluye además el incremento
de la cobertura en beneficios alimentarios para estudiantes con vulnerabilidad
socioeconómica de 1.200 a 1500 apoyos en desayuno y de 2.245 a 3.000 para el
caso del almuerzo.

El comedor central, reabierto treinta años después de su cierre indefinido en mayo


de 1984 y ubicado en el primer piso del edificio del Polideportivo es uno de los
espacios recuperados y adecuados para atender la demanda y garantizar la
comodidad de de la comunidad universitaria.
Universidad de Santander
Comedor Universitario: más de 252 estudiantes beneficiados
Los estudiantes beneficiados con el comedor universitario reciben el subsidio
durante el semestre académico cursado y se renueva, al aplicar nuevamente al
programa, en el semestre académico en el que se matriculen.
Desde su origen, ya son 252 estudiantes los beneficiados con el programa comedor
universitario, idea que nació en el corazón de Omaira Nelly Buitrago Bohórquez,
vicerrectora administrativa y financiera de la Universidad de Santander - UDES, con
el fin de apoyar a los estudiantes de bajos recursos económicos.
Desde el 2013, año en el que comenzó el programa con 32 beneficiados, se ha
incrementado el número de ayudas, llegando a tener 49 estudiantes inscritos por
semestre en el comedor universitario. Actualmente son 45 los favorecidos.
Esta iniciativa subsidiada por la Universidad y liderada por las Vicerrectorías
Administrativa y Financiera, de Asuntos Estudiantiles y Egresados, así como la
oficina de Atención al Estudiante; cuenta hoy además con el apoyo de la empresa
privada de la región según lo expresó la vicerrectora de Asuntos Estudiantiles y
Egresados UDES, Mayra Fernanda Vargas Buitrago: “Nos están ayudando algunos
proveedores de la Institución. Creamos algunas alianzas estratégicas para lograr
financiar el proyecto. De hecho, en los próximos días estaremos recibiendo un
aporte considerable por parte de Sufi Bancolombia, quienes siempre han estado
comprometidos con la labor”.
“Estamos trabajando con jóvenes de la Universidad que cumplan con una serie de
requisitos mínimos como ser solteros, estar en estrato 1 y 2, promedio ponderado
no inferior a 3.3, estar inscritos en algún programa académico diurno y por supuesto,
que hayan aprobado el 100 % de los créditos académicos matriculados del
semestre”, puntualizó la Vicerrectora.
La directiva resaltó que los estudiantes que se encuentren adelantando prácticas o
cuyo proceso académico se esté desarrollando fuera de la Institución, no aplican al
programa.
“Estamos buscando ayudar a los que más lo necesitan. No se trata de tener
preferencias, es un programa que tiene un sentido social y de bienestar, pues
muchos estudiantes vienen a clases y algunos, no todos, pasan el día con una sola
comida”, anotó Vargas Buitrago.
De esta manera en la Universidad de Santander - UDES, se adelanta este tipo de
programas que buscan impactar de alguna manera, en los resultados académicos
de sus estudiantes; máxime cuando quedan en evidencia variables analizadas por
la Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL, quien ha
determinado que en los últimos años el factor del ingreso -entre otros aspectos- en
América Latina y el Caribe, incide notoriamente en los resultados académicos de
nuestros jóvenes.