Está en la página 1de 18

FACULTAD DE INGENIERÍA

CARRERA DE INGENIERÍA CIVIL

CURSO DE GEOLOGÍA

2017-2

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN:

GEOLOGÍA APLICADA A LA INGENÍERIA CIVIL:

“CIMENTACIONES” (Para el grupo 1)…

INTEGRANTES:

 Juan Esteban Gonzales García


 Juan Esteban Gonzales García
 Juan Esteban Gonzales García
 Juan Esteban Gonzales García
 Juan Esteban Gonzales García

DOCENTE:

M.Cs. Ing. Juan Esteban Gonzales García

FECHA: Cajamarca, 01 de diciembre de 2017

CLASE: 2174341198

CAJAMARCA – PERÚ
CONTENIDO

I. INTRODUCCIÓN

II. INTRODUCCIÓN
III. En México gran parte de la terminología empleada en Geomorfología se
deriva de la literatura en inglés, razón por la cual la traducción de
algunos términos al español (o castellano) crea en algunas ocasiones
confusión. En el caso particular de los procesos de remoción en
masa (mass movement processes), el grado de confusión se incrementa
aún más, debido a la falta de consenso que existe entre la comunidad
científica para el uso de la terminología relacionada con este tipo de
procesos. Los procesos de remoción en masa involucran el movimiento
de los materiales formadores de las laderas bajo la influencia de la
gravedad y sin la asistencia primordial de algún agente de transporte
fluido (Brunsden, 1979). Términos como "procesos gravitacionales",
"procesos de ladera" y "movimientos de ladera" son empleados correcta
y ampliamente como sinónimo de los procesos de remoción. Sin
embargo, existen muchos argumentos en cuanto a los tipos de procesos
que deben incluirse dentro de este término, por lo que cada autor o cada
escuela opta por una clasificación propia (Ladd, 1935; Sharpe, 1938;
Ward, 1945; Varnes, 1958 y 1978; Hutchinson, 1968; Zaruba y Mencl,
1969; Crozier, 1973; Coates, 1977; Brunsden, 1979; Selby, 1993;
Dikau et al., 1996, entre otros). La combinación de la variedad de
movimientos de ladera existentes en la naturaleza, por un lado, y la gran
cantidad de expertos en ía materia, por otro, brinda sin lugar a dudas,
pocas opciones en la elaboración de una clasificación universal.
IV. El problema principal en nuestro idioma no está en relación con la
discusión de los tipos de procesos que se deben considerar como
procesos de remoción en masa per se, sino en el uso del término
"deslizamiento" o "deslizamiento de tierra" como sinónimo del término
proceso de remoción en masa, lo cual crea una gran confusión. La
palabra deslizamiento surge de la traducción del término en
inglés landslide, que también se emplea en gran medida como sinónimo
de proceso de remoción en masa; sin embargo, la traducción al español
de este término no está relacionada con el significado real de la palabra
en inglés. Un deslizamiento implica, como su nombre lo indica, el
movimiento de cierto tipo de material (roca, detritos o derrubios, suelo o
tierra) sobre un plano o superficie de deslizamiento, razón por la cual el
empleo de la palabra deslizamiento (o deslizamiento de tierra) para
referirse a cualquier tipo de proceso de remoción en masa es incorrecto.
V. Con base en la revisión de la literatura relacionada con este tipo de
procesos, en la primera parte de este artículo se propondrá la utilización
de un nuevo término en español que reemplace el significado de la
palabra deslizamiento (landslide). Posteriormente se analizará una
clasificación de procesos de ladera en relación con el mecanismo de
movimiento y materiales involucrados (EPOCH, 1993), y se tratará de
explicar de manera general en qué consisten sus tipos principales. En la
segunda parte del estudio se presentarán los diferentes términos y
conceptos asociados a este tipo de procesos, los cuales fueron
elaborados como parte de las actividades llevadas a cabo para
conmemorar la Década Internacional para la Reducción de los Desastres
Naturales, por parte del Grupo Internacional de Trabajo para el
Inventario Mundial de movimientos del terreno de la UNESCO (Working
Party on World Landslide Inventory - WP/WLI, UNESCO). Estos términos
incluyen los atributos morfológicos característicos de un movimiento
gravitacional, sus dimensiones, grados de actividad espacial y temporal,
tipos de actividad y velocidad de los movimientos, los cuales se
complementan con la descripción de las características empleadas en el
reconocimiento de procesos de remoción en masa (Brunsden, 1984 y
Crozier, 1986).
VI.

VII. VISIÓN Y MISIÓN UNIVERSITARIA


a. Visión y misión de la UPN
b. Visión y misión de la carrera de ingeniería civil
c. Valores de la carrera de ingeniería civil

VIII. OBJETIVO

IX. FINALIDAD

X. DESARROLLO DEL TRABAJO DE INVESTIGACIÓN


5.1 Deslizamientos y otros movimientos del terreno

Movimientos de Ladera:
Son procesos geológicos y climáticos que afectan a la superficie terrestre, crean el
relieve y definen la morfología de las laderas, que van modificándose a lo largo del tiempo para
adaptarse a nuevas condiciones geológicas o climáticas.

Desplazamiento de una masa de rocas o tierras, hacia el exterior de la misma y con un


componente descendente inducido por la acción de la gravedad.

Comúnmente las laderas adoptan pendientes naturales cercanas al equilibrio; ante el


cambio de condiciones, su morfología se modifica buscando un nuevo equilibrio. Por lo que
podríamos decir que los movimientos de ladera, son como el reajuste del terreno para conseguir
el equilibrio antes un cambio de condiciones.

Por su gran extensión y frecuencia, constituyen un riego geológico muy importante que
afecta a edificaciones, vías de comunicación, conducciones de abastecimiento, cauces y
embalses, etc. Y ocasionalmente a poblaciones.

Tipos de Movimiento:

a) Deslizamientos:
Los deslizamientos son movimientos de masas de suelo o roca que deslizan, moviéndose
relativamente respecto al sustrato, sobre una o varias superficies de rotura netas al superarse
la resistencia al cote de estas superficies.

- Deslizamiento Rotacional: Cuando la superficie de fractura tiene menor o igual


pendiente que el terreno (superficie de ruptura de forma curva o cóncava). Es más fácil
que se produzca cuando hay fallas o cuando alternan rocas competentes y menos
competentes.

- Deslizamiento Traslacionales: Cuando la superficie de deslizamiento es un plano curvo


(superficie de ruptura de forma plana u ondulada). Suelen darse en materiales poco
cohesivos y laderas escarpadas. Previo al deslizamiento se producen unas grietas en lo
alto del escarpe.

b) Flujos:
Son movimientos de masas de suelo (flujos de barro o tierra), derrubios (coladas de derrubios)
o bloques rocosos (coladas de fragmentos rocosos) con abundante presencia de agua, donde el
material está disgregado y se comporta como un “fluido”, sufriendo deformación continua, sin
presentar superficies de rotura definidas.

- Coladas de Barro: Se da en materiales predominantemente finos y homogéneos, y su


velocidad puede alcanzar varios metros por segundo; la pérdida de resistencia suele
estar motivada por la saturación de agua.

- Flujo de Derrubios: Son movimientos complejos que engloban a fragmentos rocosos,


bloques, cantos y gravas en una matriz fina de arenas, limos y arcilla.
- Golpe de Arena: Se da en suelos tipo loess y arenas secas, cuando se produce un
movimiento sísmico generalmente; si lo materiales se encuentran saturados o
sumergidos, se crea una masa sin cohesión que puede fluir con velocidades muy
elevadas.

- Reptación: Movimiento superficial muy lento, prácticamente imperceptible, que


afecta a suelos y materiales alterados, provocando deformaciones continúas que se
manifiestan al cabo del tiempo en las laderas.

- Solifluxión: Es un movimiento producido por los procesos hielo – deshielo que, por los
cambios de temperatura diarios o estacionales, afecta al agua contenida en los suelos
finos en regiones frías.

c) Desprendimientos:
Son caídas libres muy rápidas de bloques o masas rocosas incendiadas por planos de
discontinuidad preexistentes (tectónicos, superficies de estratificación, grietas de tracción.
etc.). Son frecuentes en laderas de zonas montañosas escarpadas, en acantilados y, en
general, en paredes rocosas.
d) Vuelcos:
Se produce cuando los estratos buzan en sentido contrario a la ladera, por estar fracturados
en bloques o por rotura de la zona de pie de la ladera. Suelen darse principalmente en fretes
rocosos con estratos verticalizados.

e) Avalanchas Rocosas:
Son movimientos complejos muy rápidos, con caída de masa de rocas o derrubios que se
desprenden de laderas escaparadas y pueden ir acompañadas de hielo y nieve, las masas
rocosas se rompen y pulverizan durante la caída, dando lugar a depósitos con una
distribución caótica de bloques.

f) Desplazamientos Laterales:

Desplazamientos laterales

Este tipo de movimiento denominado como extensión lateral, hace referencia al movimiento
de bloques rocosos o de suelos muy coherente y sementado sobre un material blando y
deformado. Los bloques bloques se desplazan lentamente a favor de pendientes bajas. Este es
debido a la perdida de resistencia de material subyacente que se deforma bajo el peso de los
bloques rígidos.

Las capas superiores se fragmentan generándose grietas, desplazamientos diferenciales


vuelcos, etc., presentando las zonas afectadas en un aspecto caótico.

Causas de los movimientos de ladera

Factores que controlan los movimientos de laderas son capases de modificar las fuerzas internas
y externas que actúan sobre el terreno.
Los factores condicionantes o pasivos dependen de la propia naturaleza, mientras que los
desencadenantes o activos son considerados como factores externos que provoca o
desencadenan las inestabilidades y son responsables de la magnitud de los movimientos.

Las propiedades físicas y resistentes de los materiales son directamente relacionadas con la
litología y las caractesticas morfológicas y geométricas de la ladera son fundamentales para la
predisposición a la inestabilidad.

El relieve juega un papel definitivo ya que es necesaria cierta endiente para que se produzcan
los movimientos gravitacionales, las regiones más montañosas son las más propensas a los
movimientos de ladera.

La estructura geológica estratigrafía y litología determinan la potencialidad de movimientos en


los diferentes tipos de materiales rocosos, suelos y la existencia de planos de discontinuidad que
pueden actuar como superficies de rotura.

El comportamiento hidrológico de las materias está asociado a sus características litológicas y


estructurales y grado de alteración y meteorización aspecto en íntima relación con las
condiciones climáticas de una zona determinada

El agua juega con doble papel negativo en las resistencias:

_Reduce la resistencia al corte por la generación de las presiones intersticiales por la reducción
de los parámetros resistente en determinados tipos de suelos.

_los esfuerzos de corte por el incremento de peso del terreno y por la generación de fuerzas
desestabilizadoras en grietas y discontinuidades.

Las propiedades resistentes o geo mecánica, controla la resistencia al corte de los materiales y
su rotura. Los suelos, por su carácter homogéneo es isótropo presentan menor complejidad en
su caracterización.

Respecto a los factores desencadenantes las más importantes son las precipitaciones, los
cambios en las condiciones hidrológicas de las laderas.

Precipitaciones y condiciones climáticas

La infiltración de la lluvia produce flujos subsuperficiales y subterráneos en las laderas, el


aumento de contenido en agua de la zona no saturada y la elevación de nivel freático.

Las precipitaciones internas durante horas o días pueden desencadenar movimientos


superficiales como deslizamientos y flujos de barro derrubios que afectan a materiales de
alteración y a suelos, y desprendimientos de bloques rocosos previamente independizados del
macizo siendo frecuentes las reactivaciones de antiguos deslizamientos.
La rápida infiltración del agua de lluvia, saturando el terreno superficial e incrementado las
presiones intersticiales, explica la generación de los movimientos. la falta de vegetación en las
laderas, la presencia de materiales sueltos y la existencia previa de inestabilidades juegan un
papel fundamental por la mayor capacidad de infiltración y movilización de los materiales.

Los periodos lluviosos prolongadas semanas o meses suelen dar lugar a un incremento
importante de los fenómenos de inestabilidad en zonas susceptibles.

El desencantamiento de nuevos deslizamientos profundos o de una gran magnitud no está


relacionada con fenómenos meteorológicos estacionales sino obedece a condiciones climáticas
a largo plazo.

Las inundaciones y venidas magnifican el efecto desestabilizador de las lluvias en las laderas de
los valles fluviales sobre todo en meandros o en tramos cursivos o encajonados de los causes.

Los procesos de hielo-deshielo es6tacionales que provocan inestabilidades superficiales


(solifluxiones) en laderas de suelos fríos y desprendimientos en macizos rocosos competentes.

Hundimientos y subsidencias
Tipos de movimiento y causas

Se caracterizan por ser movimientos de componente vertical, diferenciándose entre


hundimientos, movimientos repentinos y subsidencias.

Se distinguen los siguientes tipos:

- Hundimientos de cavidades subterráneas en roca.

- Hundimientos superficiales, en rocas o suelos.

- Subsidencias o descensos lentos y paulatinos de la superficie del terreno.

Los movimientos suelen ocurrir por colapso de los techos de cavidades subterráneas más o
menos profundas, al alcanzar una situación límite en la resistencia d las rocas, estas son
sometidas a tensiones que no pueden soportar.

Hundimientos

La ocurrencia de hundimientos depende de los siguientes factores:

- Volumen y forma de las cavidades.

- Espesor de recubrimiento sobre las cavidades.

- Resistencia y comportamiento mecánico de los materiales suprayacentes.

Las cuevas están asociadas a materiales kársticos, donde los procesos de disolución crean
huecos en los terrenos y si este es poco resistente, se hundirá la superficie.
El resultado en superficie de los hundimientos kársticos son las dolinas que también pueden
generarse por disolución de las rocas en superficie de forma paulatina.

Las coladas de lavas volcánicas presentan cavidades debidas al enfriamiento diferencial de estos
materiales, generalmente con formas tubulares, que suponen un riesgo frente a las cargas
transmitidas por cimentaciones y otras obras.

Un caso de especial repercusión en cuanto a los riesgos derivados son las excavaciones en zonas
urbanas como los túneles.

Subsidencias.

Son generalmente procesos muy lentos, con frecuencia se aceleran por actuaciones antrópicas.

Pueden afectar a todo tipo de terrenos, generalmente a suelos y son debidos a cambios
tensionales inducidos en el terreno, por las siguientes causas:

- Descenso de nivel freático.

- Minería subterránea y túneles.

- Extracción o expulsión de petróleo o gas.

- Explotación intensiva de acuíferos.

- Procesos morfotectonicos y sedimentación.

Ejemplo de subsidencia por descenso de nivel freático en la ciudad de Murcia

En el periodo de 1994 – 1996 se manifestaron en la ciudad de Murcia los efectos de una


subsidencia generalizada a causa de un descenso de nivel freático. Las perdidas parciales
estimadas superaron los 36 millones de euros.

Los factores determinados del proceso fueron:

- La ubicación de la ciudad sobre depósitos de llanura de inundación compuestos por


arcilla.

- La sequía que afectó a la zona desde 1992

- La extracción de agua subterránea

Ejemplos espectaculares de subsidencia por combinación de extracción de petróleo y agua han


ocurrido en Long beach, Los Ángeles y en el valle de S. Joaquín, superándose los 9m, en el
segundo caso los niveles freáticos se han deprimido en algunas zonas hasta 150m.

La subsidencia minera se produce como consecuencias de las deformaciones inducidas en el


terreno por las explotaciones. Las subsidencias más frecuentes aparecen asociadas a la
explotación de yacimientos estratificados y depósitos metálicos con disposición vertical o
inclinada. La predicción de la subsidencia es difícil y puede aparecer años después de
abandonada una explotación minera, suele ser de menor magnitud, aunque puede alcanzar una
gran extensión y es más fácil de predecir. Los procesos de subsidencia por minería pueden
afectar a suelos y a macizos rocosos, así como a laderas.
La excavación de túneles. Pueden provocar también subsidencias en zonas de bajo espesor y en
suelos poco resistentes.

En terrenos kársticos se dan subsidencias por disolución rn dolinas rellenas de arcilla.

Las subsidencias pueden estar también asociadas a procesos tectónicos y de consolación de


sedimentos arcillosos como es en el caso de los deltas.

La ciudad de Venecia es un ejemplo clásico de subsidencia acentuada desde la década de los 40


por la extracción de agua subterránea, incrementándose varias veces los valores medios de la
subsidencia natural, menores de 0.5mm/ año, hasta alcanzar 1-2cm/ año.

Investigación de los procesos

Los reconocimientos para evaluar la posibilidad de movimientos en una zona deben ir


encaminados a identificar:

- Litologías susceptibles de sufrir hundimientos por procesos naturales.

- Litologías blandas y deformables.

- Zonas con procesos naturales o antrópicos que pueden desencadenar procesos de


subsidencia.

En el primer caso el relieve y la morfología del relieve y la morfología del terreno, suelen ser
indicadores de los procesos de disolución que están actuando sobre los materiales y del grado
de evolución de los procesos. En el segundo caso las litologías susceptibles pueden ser variadas,
pero generalmente corresponden a materiales finos y blandos deformables con baja resistencia.

El tercer punto incluye generalmente las áreas con minería subterránea.

La combinación de litologías susceptibles y factores desencadenantes permite definir las áreas


peligrosas.

La detección de cavidades subterráneas puede resultar difícil según su tamaño y profundidad.


Los primeros se pueden aplicar con limitaciones en zonas amplias donde se supone la existencia
de huecos, siendo los más efectivos la gravimetría y micro gravimetría y el geo- radar. Los
sonderos son los más fiables, pero cuentan con el inconveniente de que si no se conoce la
situación posible de las cavidades puede ser necesario un gran número de ellos en la
investigación. Además de los sonderos convencionales pueden realizarse perforaciones a
rotupercusión menos costosas. En el interior de los sonderos o taladros pueden introducirse
cámaras de televisión para la observación.
MEDIDADES DE CORRECCIÓN

En el caso de cavidades, la solución es el relleno de las mismas, previo conocimiento de su


volumen y profundidad, y asegurarse que el proceso no este activo, si es lo contrario los
rellenos no deben realizarse periódicamente.

En las excavaciones subterráneas, la subsidencia puede prevenirse mediante inyecciones y


tratamientos previos de consolidación del terreno.

14.6 PREVENCIÓN DE RIESGOS POR MOVIMIENTOS DEL TERRENO.

Los movimientos de ladera rápidos son lo que ocasionan mayores riegos y pueden causar
víctimas mientras que los lentos y subsidencias presentan menor potencial de daños. Los
hundimientos causan daño cuando repercuten en la superficie en muchas ocasiones los
procesos de mayor riesgo son los de pequeña escala, como los desprendimiento de bloques
rocosos y los colapsos repentinos.

En España las perdidas estimadas son unos 150 millones de euros anuales .En países con Japón
o Italia las pérdidas estimadas superan los 2.000 millones de dólares anuales, y los 1.300 en
EE.UU (Schuter , 1996)según la UNESCO-IAEG , entre 200 y 300 muertos son atribuidos
directamente a deslizamientos cada año en el, mundo , sin considerar los deslizamientos
provocados por terremotos.

A pesar de las mejoras en el reconocimiento, prevención y sistemas de emergencia los daños


por movimientos van en aumento. Según Schuster las causas son:

-Aumento de la urbanización y desarrollo en áreas con deslizamientos.

-Deforestación de áreas con deslizamientos potenciales.

- Aumento en la precipitación regional en determinadas zonas debido a cambios climáticos.

Los deslizamientos masivos o los grandes flujos de cientos de miles de toneladas, que pueden
alcanzar velocidades superiores a los 100km/h son muy pocos frecuentes, por lo general,
cuanto mayor son los deslizamientos con menos frecuencia se producen .Los grandes
deslizamientos prehistóricos y estudio de peligrosidades.

Con respecto a los hundimientos, a pesar de su velocidad, es difícil que causen víctimas o
daños importantes, excepto en zonas urbanas o en vías de comunicación. En muchas
ocasiones, se producen ante la carga de estructuras y edificios construidos en zona kársticas.
Los daños causados por estos procesos suelen estar muy localizados y generalmente consisten
en (Suarez y Regueiro, 1997)

-Destrucción y daños por asientos diferénciales y grietas en el terreno.

-Invasión del agua sobre las zonas bajas junto a mares, ríos o lagos.
-Pérdidas y filtraciones en embalses, cambios en flujo de agua en canales, drenajes, desagües,
contaminación de agua subterránea a favor de grietas producidas por la subsidencia etc.

Las pérdidas por esta causa en EE.UU sean evaluado en 500 millones de dólares anuales .Por
lo general, los movimientos de laderas y las subcidiencias y hundimientos se pueden prevenir y
se basa en la identificación y estudio de los procesos y factores que lo controlan lo que permite
la realización de mapas previsores para su aplicación a labores de ordenación y uso de
territorio.

MAPAS DE SUSCEPTIBILIDAD Y DE PELIGROSIDAD

Los mapas de movimientos de terreno tienen por finalidad, además de asegurar el correcto
uso del territorio y prevenir los riesgos, sirve para el estudio de detalle para el diseño y
construcción de obras de ingeniería, las representaciones cartográficas pueden incluir:

-Localización de los procesos y zonas afectadas (densidad, distribución y grado de actividad


de los procesos).

-Representación de los factores que lo condicionan.

-Representación de las zonas susceptibles.

-Zonificación de la peligrosidad.

La cartografía esta en estudios de campo, apoyados con sensores remotos , en los que se
incluyen fotografía aérea y de satélite , la cartografía de la peligrosidad representan las
posibilidad o probabilidad de ocurrencia de los procesos en una área determinada y para un
periodo de tiempo dado , zonificando el territorio en diferentes grados .Para ello , deben ser
considerados , además de los factores condicionantes , todos los posibles factores
desencadenantes , tanto naturales como antrópicos .La metodología general para la
realización de mapas de peligrosidad se representa en la figura 13.4 del capitulo 13.

Acciones antrópicas.
Las acciones humanas ocupan un lugar muy importante dentro de los factores que
intervienen en la modificación de los suelos y de la naturaleza en sí, ya que al realizar
excavaciones, deforestaciones y construcciones en general, generan cambio
geométrico y pendiente que desestabilizan el suelo.
Investigación de deslizamientos.
Para realizar una investigación de los procesos de inestabilidad de laderas y de zonas
inestables requiere la identificación de ciertos procesos los cuales son:

Ámbito Fases Métodos y técnicas Finalidad

Identificación de los
Revisión de información y
cartografias existentes.procesos y tipos de
estudios
movimiento.
preliminares
Identificación de los
Interpretación de fotos factores
aereas y teledeteccion. condicionantes.
Observaciones de campo. Evaluación general
Reconocimientos Cartografia de los de la estabilidad de
generales procesos. Cartografia de la zona.
Investigación
de áreas los factores.
inestables Reconocimiento de Descripción y
campo. clasificación de los
procesos y de los
materiales. Análisis
de la susceptibilidad
Estudio de los en base a la
procesos y de presencia de
los factores que procesos y
los causan concurrencia de
Investigación preliminar factores
del subsuelo geofísica. condicionantes.
Observaciones y medidas Descripción y
en afloramientos clasificación de los
movimientos. Datos
Sondeos, geofísica, morfoogicos,
ensayos de campo, toma geologicos,
de muestras. hidrologicos y
geomecanicos
Investigaciones
de detalle Ensayos de laboratorio.
Investigación
Datos de velocidad,
de
Inclinometros, dirección, situación
deslizamientos instrumentación
extensometros, tiltimetros, de planos de rotura,
particulares
piezometros. presiones de agua.

Definición de los
modelos y
mecanismos de
rotura. Evaluación
Equilibrio limite. Modelos de la estabilidad.
Análisis de la matemáticos tenso- Diseño de medidas
estabilidad deformaciones. correctoras.
Reconocimientos generales.
Los reconocimientos de las laderas incluyen la identificación de los siguientes
aspectos:

 Relieve, geomorfología y pendientes.


 Litología y disposición estratigráficas del terreno.
 Estructura de los materiales rocosos; orientación de planos de discontinuidad.
 Tipos y espesor de suelos; alteración de los materiales y formaciones
superficiales.
 Aspectos hidrogeológicos, cursos de agua naturales, sistemas de drenaje,
fuentes.
 Vegetación presente en las laderas y usos del suelo.
 Procesos actuantes (erosivos, sísmicos, tectónicos, etc.)
 Modificaciones por procesos naturales y antrópicos.
Los métodos y técnicas para identificar movimientos de laderas son:

 Formas erosivas y de acumulación (anomalías en la pendiente de las laderas).


 Depósitos deslizados.
 Grietas y escarpes.
 Daños en construcciones o estructuras conducciones obras lineales etc.
 Tipos y características de la vegetación.
 Modelos de drenaje zonas encharcadas sugerencias.
 Desvió de cauces, depósitos de masas deslizadas en llanuras de inundación,
etc.
Estas tareas se pueden realizar en el campo como a partir de cartografías existentes.

XI. CONCLUSIONES

-
XII. RECOMENDACIONES

XIII. LISTA DE REFERENCIAS

XIV. ANEXOS

I. INTRODUCCIÓN
La Geología es la ciencia que estudia el planeta Tierra en su conjunto,
describe los materiales que la forman para averiguar su historia y su
evolución e intenta comprender la causa de los fenómenos endógenos y
exógenos. La unidad de tiempo en geología es el millón de años.

La teoría de la tectónica global o de placas de los años 60 ofrece hoy


explicaciones plausibles a la mayoría de los fenómenos y hechos geológicos
tales como la formación de montañas, océanos, localización de volcanes y
epicentros sísmicos, etc., quedando sin embargo algunos puntos oscuros
por resolver. En la actualidad las ciencias geológicas están adquiriendo
mayor importancia para enfrentar la escasez de materias primas y
energéticas y los problemas ambientales. Esto exige el conocimiento
profundo de la geología del terreno y el concurso de personal
especializado en geología, geotecnia, geofísica y geoquímica, entre otras
disciplinas y profesiones.

Los estudios geológicos son también necesarios en obras de ingeniería civil,


como presas, autopistas, edificaciones, etc., y sobre todo en los trabajos
relacionados con el ordenamiento del territorio y la conservación del medio
ambiente.
II. VISIÓN Y MISIÓN DE LA CARRERA DE INGENIERÍA CIVIL
a. Visión de la carrera de Ingeniería Civil
“……………..

b. Misión de la carrera de ingeniería civil


“……………..

III. OBJETIVO
El objetivo del presente trabajo de investigación, es indagar sobre toda la
temática relacionada a la formación y desarrollo del planeta tierra, según
las diferentes conceptualizaciones realizadas por varios autores, a lo largo
del tiempo.

IV. FINALIDAD
Reforzamiento y manejo de los conocimientos adquiridos en clase sobre los
temas de desarrollo y formación de la tierra, el ciclo de los procesos
geológicos y el tiempo geológico.

V. DESARROLLO DEL TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

5.1 Cimentaciones. Grupo 1


5.2 Taludes. Grupo 2
5.3 Túneles. Grupo 3
5.4 Presas. Grupo 4
5.5 Estructuras de tierras. Grupo 5
5.6 Deslizamientos y otros movimientos del terreno. Grupo 6

VI. CONCLUSIONES

VII. RECOMENDACIONES
VIII. LISTA DE REFERENCIAS
- González de Vallejo, L. 2002. Ingeniería geológica. Madrid. 1ra Edición.
Editorial Pearson Prentice Hall. (Código UPN: 551.GONZ).
- Xxxxxxx
- Xxxxxxx
- En http://www.....................................................

IX. ANEXOS

También podría gustarte