Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE NUEVO LEON

FACULTAD DE ARQUITECTURA

JONATHAN OZIEL BAZALDUA IBARRA


AXEL FERNANDO OCHOA

ANÁLISIS DE LA ARQUITECTURA DE
SIMON UNWIN

GRUPO 005

29 de marzo de 2019
GEOMETRÍA EN LA ARQUITECTURA
La geometría siempre se encuentra en la arquitectura, se encuentran como
diferentes formas geométricas, como círculos, cuadrados, triángulos, pirámides,
conos, esferas, diámetros, radios. Se les llama como geometrías ideales que son
las que se imponen sobre el mundo, puesto que la figura misma puede identificar
el lugar sobre el que se encuentra en el mundo. También representan muchas
veces los conceptos abstractos de la arquitectura.

Círculos de presencia
La gente introduce la geometría al mundo solo por el hecho de que existe. Dando
esta idea de que la geometría está involucrada al mundo solo por el hecho de
nuestra existencia, se justifica a sí misma porque todo tenemos una presencia al
existir, nuestra presencia emite esta forma circular que nos delimita en el espacio
donde nos encontramos, al mismo tiempo de que al encontrarnos contenidos
dentro de una figura, probablemente el objeto, el cuerpo, adopte la forme donde
está siendo contenida.
El circulo de presencia es la geometría que presenta un objeto existente,
involucrando una delimitación de todo su cuerpo, siendo diferente de su centro
que emite este círculo.
Estos círculos de presencia pueden delimitarse por elementos arquitectónicos o
elementos simplemente naturales. Esto sería una cuestión de observación,
comprenderíamos que está siendo delimitado el objeto porque estamos “viéndolo”,
sin embargo, también los círculos de presencia pueden ser determinados desde
los objetos audibles, olfativos y tangibles, es decir, desde que distancia podemos
percibirlos escuchándolos, oliéndolos o tocándolos, siendo este último aspecto, el
círculo de presencia más pequeño ya que habría que acercarse totalmente al
objeto hasta percibirlo táctilmente.

La forma de la parte de arriba


del árbol es la que determina
más su círculo de presencia.
El círculo de presencia más difícil de determinarlo racionalmente sería el
intermedio en donde sentimos que estamos en presencia de aquel.
Existen diferentes círculos de presencia, como el circulo amplio (el de la
visibilidad), el circulo intimo el cual puede palparse el objeto y el circulo
intermedio de lugar.
Difícilmente un círculo de presencia es de todo perfecto, influyen diferentes
aspectos que los condicionan, como la topografía o condiciones del área donde se
encuentra el objeto. En ocasiones son difíciles porque se interfiere entre
muchísimos objetos o en otros casos, se refuerzan unos objetos a otros para
delimitar su presencia.
Desde la antigüedad se ha buscado manipular en la arquitectura los círculos de
lugar, como edificios sagrados dedicados a dioses, presentaban grandes círculos
de presencia.
Algunas construcciones fueron delimitadas por grandes muros, los cuales junto
con las construcciones que contenían los muros, refuerzan su circulo de presencia
y no significa que realmente tengan una forma meramente circular, sino que es
alrededor de los objetos.
Existen muchos elementos que nos ayudarán siempre con el objetivo de los
círculos de presencia, que es simplemente definir y marcar hasta donde sabemos
que llega la percepción de las cosas.

Ejes visuales
Nosotros vemos las cosas de una forma recta, siempre tenemos una visualización
natural de las cosas de forma lineal, así como ejemplo el apuntar algo o caminar
sobre algún patrón en el camino de forma lineal a la figura. La “mira” es el que
apunta hacía el objeto trazando una recta imaginaria entre ellos, trazando un “eje”.
La misma arquitectura contiene ejes visuales los cuales conectan a otros lugares o
elementos de su entorno. Son ejes de visión los cuales enfocan un elemento,
como por ejemplo en museos que centran la mirada sobre las obras artísticas.
Recorridos
La teoría de inercia de los cuerpos físicos es que permanecerán en su estado
inerte hasta que una fuerza externa actúe sobre ellos, y es lo mismo en la
arquitectura en el sentido de sus recorridos, puesto que nuestra naturaleza no
hace caminar en línea recta hacia un punto, a menos que la obra arquitectónica
nos desvíe o la altere.
Los recorridos sobre la naturaleza suelen ser imposibles en línea recta debido a
sus accidentes naturales. Existe una relación entre los recorridos y los ejes
visuales, pueden ser reforzados los ejes visuales con los recorridos para enmarcar
el objeto sobre el paisaje. Existen caso donde ocurre lo contrario, donde el
recorrido desfasa la dirección del observador, pero puede aún mantener la visión
sobre algún eje visual.

Medidas
La palabra geometría se deriva de geo tierra y metros de medida. Existen muchas
maneras de medir nuestro entorno, pero la principal es con nuestros cuerpos. Al
andar en nuestro entorno, conocemos las medidas a ojo para poder circular
anchos de huellas de escaleras, vanos, puertas, cuanto ocupamos para levantar el
pie, tener noción de las distancias recorridas que aprendemos al experimentar.
Podemos conocer las magnitudes de las habitaciones con su acústica, podemos
también determinar nuestras dimensiones en relación con los muebles o los
objetos del entorno. Los humanos podemos medir los edificios en relación a
nosotros mismos, usando la escala determinamos magnitudes de los edificios.
El modelo de Da Vinci representa que nos ajustamos a las proporciones
geométricas y que tenemos un vínculo de proporciones con la naturaleza y el
universo. Existen sistemas de proporciones que ayudan a dimensionar nuestro
entorno, tal cual como el modulor de Le Corbusier, que considera distancias que
abarca el ser humano al realizar diferentes actividades con su cuerpo.

Seis direcciones y un centro


El cuerpo constituye 6 direcciones, un sentido posterior, uno anterior, uno hacia
arriba, otro abajo y dos laterales, siendo nosotros el centro de estas 6 direcciones.
Estas direcciones son las que nos condicionan a encontrar y ocupar los espacios.
Las direcciones también enmarcan ejes en los espacios recorridos, además de
que estos están hechos a nuestra semejanza porque contemplan las 6 direcciones
a las que nos desarrollamos.
También se encuentran 4 direcciones horizontales sobre los puntos cardinales, lo
que causa que los edificios también estén direccionados con respecto al sol,
siendo la parte de arriba hasta el cielo y la de abajo hacia la tierra. Además, el
edificio termina siendo el centro de donde parten estas 6 direcciones, un cuerpo
con direcciones sobre el mundo y plantado en la tierra.

Al encontrarnos dentro del edificio, con las direcciones y ejes visuales del cuerpo
hacia el exterior, podemos comprender la identidad del edificio, podemos
comprender dónde nos encontramos y qué es lo que rodea el sitio.

Geometría social
Todos generamos geometría social al reunirnos, siempre la generamos
inconscientemente, la generamos por ejemplo y muy natural, en escenarios de
peleas escolares o públicas, la gente genera muy naturalmente y sin darse cuenta,
un círculo alrededor de los peleadores. Lo encontramos también en un “ring” de
pelea de box, donde la plataforma entra como elemento arquitectónico y configura
la geometría social. De no ser por la plataforma, por naturaleza generaríamos un
círculo entre todos.
En las hogueras ocurre totalmente lo mismo, es un centro de iluminación y
contemplación, un calor que nos reúne a convivir y pensar. Generamos ante ella
un circulo entre todos, rodeando la iluminación y el calor radial de la hoguera. A
diferencia de la hoguera en un campo natural abierto, en las casas se genera la
misma fuente de calor, contemplación y reunión, pero en diferente forma que
depende de la geometría que el arquitecto que diseñó el espacio le haya
asignado. Por ejemplo, salas cuadradas con un centro en una pared resaltado por
la chimenea y con sillones y asientos dispuestos de manera paralela y
perpendicular a esta pared donde caen los ejes visuales de la familia.
En las cámaras políticas encontramos exactamente la misma situación, un
conjunto de personas que rodean un punto central simétrico de mayor jerarquía,
formando entre todos, un círculo. Existen otros diseños de cámaras políticas que
son rectangulares y que generan automáticamente por su diseño interior, que
todos se dispongan de manera paralela y perpendicular, manteniendo el centro de
atención (eje visual y podría ser también de dirección) sobre el presidente.

Geometría de fabricación
Los materiales toman una gran importancia en la geometría del edificio, puesto
que los materiales con los que se fabrican los elementos arquitectónicos ya
disponen de una geometría y en ocasiones la forma de unas partes de la
construcción se adapta a la forma de los elementos con los que se está
construyendo.
Es así como muros y ventanas (en caso de usar ladrillo) son generadas de forma
rectangulares y mobiliarios que adaptan también su forma a la del material con el
que es fabricado como las mesas de tablones.
Los materiales también pueden ser manipulados y deformados de tal manera que
se obligan a cumplir con la forma que se le está dando al edificio. Se seccionan
materiales deformando su ortogonalidad.
La geometría de la fabricación se encuentra también en las estructuras que pose
el edificio, generando estructuras de ciertas formas debido a la forma de los
materiales. Otros elementos y materiales estructurales ya vienen definidos listos
para ensamblarse guiando la geometría de la misma estructura que al final será
determinada en base a un cálculo matemático contemplando el tipo de material.

Geometría ideal
El cuadrado y el circulo son figuras geométricas utilizadas muy común en
arquitectura. Son formas que por lo regular les dan pureza a los edificios.
Las formas rectangulares no son solo para fines prácticos, también o son para
proporciones. El rectángulo nos ayuda a proporcionar como en la sección aurea.
Además, el cuadrado ofrece aspectos racionales para su solución estructural, pero
también es un contenedor de las seis direcciones que se han estado
mencionando, una forma cúbica es la que más enmarca estas direcciones, de la
mano con la geometría de fabricación al construir el espacio. Las plantas cuadras
y fachadas cuadradas logran intervenir fácilmente con las 4 direcciones
horizontales, los puntos cardinales, que como ya se ha mencionado, son los
culpables de establecer su dirección con respecto al Sol.
Estos ideales del cuadrado y circulo para proporcionar son extraídos del
renacimiento, donde las medidas y proporciones de los edificios se basaban en el
cuerpo humano.

Geometrías complejas y superpuestas


Existen formas geométricas más complejas que buscan salir de la simpleza y
pureza de las formas habituales. Las líneas y direcciones de estas son las que nos
ayudan a diseñar las figuras “complejas” siempre a partir de formas regulares y las
mismas subdivisiones dentro de las formas regulares harán que se seccione en
diferentes espacios y tamaños de ellos.
Son simples formas puras pero superpuestas y giradas que le van dando una
complejidad mayor a la forma del edificio en conjunto.
ESPACIO Y ESTRUCTURA
Estos dos conceptos, espacio y estructura son dos elementos fundamentales a la
hora de proyectar en la arquitectura. Aunque no son dos conceptos totalmente
independientes entre sí, llegan a tener una relación que influyen el uno con el otro,
haciendo énfasis, en algunos casos, en uno de esos dos conceptos en
específico.
Este énfasis es el que hace que la relación espacio-estructura tenga dos ramas
opuestas:
 Dejar que la estructura define los espacios
 A partir de los espacios, la estructura se adapta a ellos
De estos, hay 3 maneras en las que se puede interpretar o aplicar estos dos
conceptos:
 Orden estructural Dominante
 Orden espacial Dominante
 Relación armónica entre los dos conceptos
Existe una cuarta forma en la que el espacio y la estructura se puede relacionar,
pero no es abordado por muchos arquitectos, en la cual tanto la estructura como el
espacio son totalmente independientes entre sí, razón por la cual pueden coexistir.
La complejidad de esta relación viene cuando al momento de proyectar se hace
adecuando a que las dos toman su verdadera función, esto puede llegar a tomar
decisiones que afecten tanto a la estructura como a la función espacial de un
lugar. Por eso es siempre importante escoger una estrategia estructural que esté
en concordancia con la organización espacial que se pretende plasmar.
Estas dificultades de proyección se vienen presentando desde tiempos antiguos,
por ejemplo en la antigua grecia, en muchas de sus construcciones por el hecho
de estar al aire libre y sobre una ladera, la estructura ya estaba por así decirlo,
resuelta, debido a las condiciones geográficas del emplazamiento, pero se vieron
con la necesidad de espacios más grandes para alojar mayor cantidad de gente y
se encontraron con la tarea de soluciones tales grandes construcciones sin afectar
el uso destinado de dichas edificaciones. Las estructuras que solían usar los
griegos tendían a crear espacios de planta ortogonal, esto entraba en conflicto con
la forma geométrica explícita del anfiteatro, de forma circular ya que exigía un
amplio espacio sin interrupciones. En muchos de los casos su solución fue
introducir la forma del anfiteatro en una planta rectangular.

Podemos deducir que lo que le pasó a los griegos fue el problema de un orden
estructural dominante, pero donde sólo contaban o sabían el mismo sistema
constructivo, dando lugar a los mismos problemas espaciales. El acomodo o
distribución de los espacios se fue moldeando debido a la estructura, por así
decirlo, el espacio se fue adaptando a la
estructura misma, dando pocas opciones
de espacios.
Muchas veces debido a la estructura, la
función del espacio se limitaba, grandes
salones cubiertos por una planta de
columnas colosales, era un problema para
albergar representaciones visuales, o
grandes reuniones. No se tenía mucho en
cuenta la función final o destinada, la
estructura misma te permitía saber la
funció del espacio resultante.

A través de los siglos se sostuvo que la


estructura era el principal elemento de la
arquitectura y que el orden geométrico
resultante era el más apropiado para el
espacio. En muchas construcciones
góticas como románicas, la estructura es la
arquitectura, los espacios están ordenados
siguiendo por la estructura impuesta, la
estructura identifica los lugares en el
interior del edificio.

Durante el siglo XX se dió un giro a esta


tendencia de una estructura dominante, los
espacios cotidianos no tienen por qué ser
necesariamente rectangulares o circulares,
ni mucho menos los ambientes de los
lugares no deben moldearse según la
geometría que marca la estructura. En este momento la disposición propia de los
ambientes predominaba sobre el orden geométrico de la estructura. Entonces se
empiezan a presentar plantas complejas, recorridos más allá de un punto focal y
por lo tanto experiencias.
1. Ejemplo de vivienda del arquitecto Angelo Masier,
donde muestra una distribución de espacios compleja dando lugar
a una estructura que se adaptó a estos espacios.

Pero también en el siglo XX hubo arquitectos en


donde proponían que los conceptos de espacio y
estructura estuvieran relacionados pero cada uno
independiente de su función. En este ejemplo
podemos ver una planta ortogonal en la que está
compuesta por 6 pilares que no interfieran en
cuanto a la disposición espacial para crear lugares
o ambientes, de hecho queda implícita la
distribución, queda por así decirlo libre la manera
en cómo se van a disponer los espacios.

Le Corbusier ideó un
sistema en donde la
planta del edificio se
liberaba de su
dependencia de la
geometría de la
estructura, gracias a el
empleo de pilares, a este
sistema lo llamó Dom-
Ino. Él experimentó
sobre el tema de la
independización de la organización espacial, respetando un orden estructural, sin
quitarle la importancia de que la estructura identifica el lugar. En este último punto
podemos decir que se trata de cómo puede existir una relación armónica entre
estos dos conceptos de estructura y espacio,
PREGUNTAS

1.- ¿Que es un círculo de presencia amplio?


Define hasta donde podemos percibirlo visualmente.

2.- ¿Que es un círculo de presencia intimo?


Marca su delimitación hasta donde puede ser palpable.

3.- ¿Que es un círculo de lugar?


Se comprende al saber hasta dónde llegan los límites de un lugar específico, ya
sea compuestos o reforzados por diferentes círculos de diferentes objetos.

4.- ¿Por qué los recorridos sobre la naturaleza no son rectos?


La naturaleza está accidentada y es imposible dirigirnos siempre en línea recta
hacía un punto

5.- ¿En qué sentido nos guiamos visualmente?


En sentido recto

6.- ¿Cómo medimos mayormente nuestro entorno?


Con nuestro cuerpo al hacer actividades que impliquen nuestros movimientos

7.- ¿Cuáles son las 6 direcciones de un cuerpo?


Arriba, abajo, al frente, un lado anterior y dos laterales

8.- ¿Cómo se direccionan los edificios?


Con respecto a nuestros movimientos y a los puntos cardinales
9.- ¿Cómo podemos quebrar las líneas rectas de visión?
Con recorridos que desfacen los ejes visuales

10.- ¿Cómo configuramos la geometría social?


Puede ser por nuestra simple naturaleza de reunirnos o podemos configurarla con
elementos arquitectónicos

11.- ¿Cómo afecta la geometría de la fabricación a los edificios?


Los edificios siguen la forma de los materiales que ya están fabricados, algunos
pueden ser obligados a deformarse para seguir una forma especial en el edificio

12.- ¿Por qué la geometría ideal son formas puras?


Por su fácil racionalidad y estructuración dentro de ellas, además de que siguen
los espacios ortogonales las seis direcciones del cuerpo humano y las cuatro
direcciones cardinales

13.- ¿De que movimiento nace la geometría idea?


Renacimiento

14.- ¿De qué formas parten las formas complejas?


De las formas puras

15.- ¿Cómo se generan con las formas puras las formas complejas?
Con simples superposiciones y giros que se integran en un mismo cuerpo

16.- ¿Por qué los cuerpos ortogonales son semejantes a nuestras


direcciones?
Porque los ortogonales siguen y respetan las seis direcciones con las que nos
dirigimos los humanos
BIBLIOGRAFÍA
Simon Unwin. (2003). Análisis de la arquitectura. España: Gustavo Gili.

También podría gustarte