Está en la página 1de 5

Introducción

La compañía de responsabilidad limitada es la que se contrae entre dos o más personas, que
solamente responden por las obligaciones sociales hasta el monto de sus aportaciones
individuales y hacen el comercio bajo una razón social o denominación objetiva, a la que se
añadirán, en todo caso, las palabras "Compañía Limitada" o su correspondiente abreviatura.

Si se utilizara una denominación objetiva será una que no pueda confundirse con la de una
compañía preexistente. Los términos comunes y los que sirven para determinar una clase de
empresa, como "comercial”, “industrial", "agrícola", "constructora", etc., no serán de uso
exclusive e irán acompañadas de una expresión peculiar. Si no se hubiere cumplido con las
disposiciones de esta Ley para la constitución de la compañía, las personas naturales o
jurídicas, no podrán usar en anuncios, membretes de cartas, circulantes, prospectos u otros
documentos, un nombre, expresión o sigla que indiquen o sugieran que se trata de una
compañía de responsabilidad limitada.

En esta compañía el capital estará representado por participaciones que podrán transferirse.
La compañía de responsabilidad limitada es siempre mercantil, pero sus integrantes, por el
hecho de constituirla, no adquieren la calidad de comerciantes. La compañía de
responsabilidad limitada podrá tener como finalidad la realización de toda clase de actos
civiles o de comercio y operaciones mercantiles permitida por la Ley, excepción hecha de
operaciones de banco, segura, capitalización y ahorro. La compañía de responsabilidad
limitada no podrá funcionar como tal si sus socios exceden del número de quince, si excediere
de este máximo, deberá transformarse en otra clase de compañía o disolverse.

Las amplias facultades que esta Ley concede a las personas para constituir compañías de
responsabilidad limitada, no podrán hacerlo entre padres e hijos no emancipados ni entre
cónyuges. Las personas jurídicas, con excepción de los bancos, compañías de seguro,
capitalización y ahorro y de las compañías anónimas extranjeras, pueden ser socios de las
compañías de responsabilidad limitada, en cuyo caso se hará constar, en la nómina de los
socios, la denominación o razón social de la persona jurídica asociada.

Sin perjuicio de la antedicha excepción respecto de las compañías anónimas extranjeras,


podrán ser socias de una compañía de responsabilidad limitada las sociedades extranjeras
cuyos capitales estuvieren representados únicamente por participaciones o partes sociales
nominativas, es decir, expedidas o emitidas a favor o a nombre de sus socios o miembros, y
de ninguna manera al portador. El capital de la compañía estará formado por las aportaciones
de los socios y no será inferior al monto fijado por el Superintendente de Compañías. Estará
dividido en participaciones expresadas en la forma que señale el Superintendente de
Compañías.

Al constituirse la compañía, el capital estará íntegramente suscrito, y pagado por lo menos


en el cincuenta por ciento de cada participación. Las aportaciones pueden ser en numerario
o en especie y, en este último caso, consistir en bienes muebles o inmuebles que correspondan
a la actividad de la compañía. El saldo del capital deberá integrarse en un plazo no mayor de
doce meses, a contarse desde la fecha de constitución de la compañía.

Desarrollo.

Art. 1 Ley de Compañías. - Contrato de compañía es aquel por el cual dos o más personas
unen sus capitales o industrias, para emprender en operaciones mercantiles y participar de
sus utilidades. Este contrato se rige por las disposiciones de esta Ley, por las del Código de
Comercio, por los convenios de las partes y por las disposiciones del Código Civil.

Art. 2 Ley de Compañías. - Hay cinco especies de compañías de comercio, a saber: La


compañía en nombre colectivo; La compañía en comandita simple y dividida por acciones;
La compañía de responsabilidad limitada; La compañía anónima; y, La compañía de
economía mixta. Estas cinco especies de compañías constituyen personas jurídicas. La Ley
reconoce, además, la compañía accidental o cuentas en participación.

La compañía de Responsabilidad Limitada es la unión de dos o más Personas Naturales o


Jurídicas, en que el capital está dividido en participaciones iguales, acumulables e
indivisibles, que no pueden ser incorporadas en títulos valores, ni denominarse acciones. Los
socios no pueden exceder de 15 y no responden personalmente por las obligaciones sociales.

La ley de compañías del Ecuador, en su Art. 92, establece que: “La compañía de
responsabilidad limitada es la que se contrae entre dos o más personas, que solamente
responden por las obligaciones sociales hasta el monto de sus aportaciones individuales y
hacen el comercio bajo una razón social o denominación objetiva, a la que se añadirá en todo
caso, las palabras “Compañía Limitada” o su correspondiente abreviatura. Si se utilizare una
denominación objetiva será una que no pueda confundirse con la de una compañía
preexistente.

De las principales características de la compañía limitada se puede citar:

a) Monto mínimo para constituir US $ 400

b) El capital debe estar pagado al constituir la compañía, o en un aumento de capital, mínimo


el 50% y el saldo en un año.

c) Número de socios para constituir mínimo 2 máximo 15. Luego de constituida no puede
subsistir con un sólo socio.

d) El capital está dividido en participaciones.

e) Para transferir las participaciones se requiere el consentimiento unánime de todos los


socios.

f) La transferencia de las participaciones es formal a través de escritura pública.


g) El nombre puede estar constituido por una razón social.

h) Tanto el quórum de instalación de la Junta de Socios como el de votación se los establece


sobre la base del capital que tenga cada socio al margen si el mismo está o no íntegramente
pagado. (REINOSO, 2015)

Se opina que este tipo societario es el apropiado para las empresas con un número pequeño
de socios o de corte familiar, sin tomar en cuenta la cuantía del capital (siempre que sea
propio). En general se coincide en que es el ente ideal para la pequeña y mediana empresa.

Su objeto social según la Ley de Compañías en su Art. 94 dispone que “la Compañía de
Responsabilidad Limitada podrá tener como finalidad la realización de toda clase de actos
civiles o de comercio y operaciones mercantiles permitidos por la Ley, excepción hecha de
operaciones de bancos, seguros, capitalización y ahorro”, que conciernen a otro tipo de
sociedades sobre todo vigiladas por la Superintendencia de Bancos. A él debemos agregar lo
que indica el Art. 3 de la misma ley: “Se prohíbe la formación y funcionamiento de
compañías contrarias al orden público, a las leyes mercantiles y a las buenas costumbres; de
las que no tengan un objeto real y de lícita negociación y de las que tienden al monopolio de
las subsistencias o de algún ramo de cualquier industria, mediante prácticas comerciales
orientadas a esa finalidad”.

Conclusión

Es un tipo de sociedad mercantil, en la cual la responsabilidad está limitada


al capital aportado, y por lo tanto, en el caso de que se contraigan deudas, no responde con
el patrimonio personal de los socios, sino al aportado en dicha empresa Limitada (LTDA).
Presenta como una sociedad de tipo capitalista en la que el capital, que estará dividido en
participaciones sociales, se integrará por las aportaciones de todos los socios, quienes no
responderán personalmente de las deudas sociales.
Bibliografía
REINOSO, J. O. (2015). UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR . Obtenido de
https://dspace.ucuenca.edu.ec/bitstream/123456789/1289/1/tcon592.pdf (VISTO
EL 6 DE NOVIEMBRE DEL 2019)