Está en la página 1de 11

UNIVERSIDAD DE SUCRE

FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD


PROGRAMA DE FONOAUDIOLOGIA
PRÁCTICA CLÍNICA II
FUNDACIÓN SAN RAFAEL
REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA

Estudiante a cargo: Daniel David Hernández Hernández


Fecha de realización: 2/10/19

OBJETIVO: Educar y fortalecer los conocimientos de los estudiantes de la práctica


clínica II, fundación San Rafael, acerca la anatomofisiología del sistema muscular
orofacial a través de una revisión bibliográfica con la finalidad de fortalecer la
comprensión y dominio de esta temática.
ANATOMOFISIOLOGÍA DEL SISTEMA OROFACIAL

SISTEMA OROFACIAL
El Sistema Orofacial es el conjunto de órganos encargado de las funciones de
respiración, succión, deglución, habla y fonación. Los órganos principales que componen
el sistema orofacial son óseos (cráneo, huesos de la cara, hueso hioides, laringe, maxilar
superior, mandíbula, paladar óseo, piezas dentarias) y musculares (músculos
masticatorios, músculos de la expresión facial, músculos de la lengua, músculos del velo
del paladar, músculos de la faringe, músculos del cuello). También existen elementos
tendinosos y ligamentosos, así como glándulas (salivales), ganglios, etc.
A. DESCRIPCIÓN ANATÓMICA
Los órganos principales que componen el sistema orofacial son óseos (estáticos, excepto
la mandíbula) y musculares (dinámicos).
Componentes óseos o estáticos
Los más importantes del complejo orofacial son los siguientes:
- Cráneo: compuesto por 1 hueso frontal, 2 temporales, 2 parietales, 1 occipital
(huesos externos), 1 esfenoide y 1 etmoides (huesos internos).
- Cara: compuesta por 14 huesos: 6 pares (maxilar superior, cigomático-malar,
nasal, palatino, lagrimal y cornete nasal inferior) y 2 impares (vómer y mandíbula).
- Hueso hioides: se encuentra situado entre la laringe y la mandíbula. Sirve de
fijación a numerosos músculos encargados de la deglución (suprahioideos –
infrahioideos).

La cavidad bucal es el centro principal del sistema orofacial. Los elementos óseos
fundamentales de la cavidad bucal son:

- Maxilar superior: está formado por dos huesos simétricos que se unen en línea
media. En el se insertan las piezas dentarias superiores formando la arcada
dentaria superior.
- Mandíbula: es un hueso único que cuenta con dos articulaciones condíleas o
cóndilos mandibulares. Da lugar a la ATM, esta realiza movimientos analíticos
(rotación, traslación) y globales (apertura, cierre, protrusión, retrusión y diduccion).
- Paladar óseo o paladar blando: esta formado por dos laminas óseas que se
unen en línea media y forman la parte superior de la cavidad bucal. En este se
encuentran los pliegues palatinos.
- Piezas dentarias: varían en función de la etapa de dentición. Las piezas dentarias
están dispuestas en cuatro cuadrantes: superior derecho, superior izquierdo,
inferior derecho, inferior izquierdo. La dentición infantil cuenta con un numero de
20 piezas dentarias, mientras que la dentición adulta cuenta con 32 piezas
dentarias, estas son: incisivos centrales, incisivos laterales, caninos, primer y
segundo molar, muelas de juicio o tercer molar (todos se encuentran en la arcada
superior e inferior).

 Dentición primaria o temporal: denominada dentición infantil, decidua o de


leche, la forman 20 piezas. Comienza en la vida intrauterina pero no se completa
hasta los 2 -3 años.
La secuencia de erupción:
. Incisivos centrales primarios
. Incisivos laterales primarios
. Caninos primarios
. Primeros molares primarios
. Segundo molares primarios

 Dentición mixta: periodo en el que coinciden piezas deciduas que no se han


caído, con piezas definitivas que empiezan a crecer. Comienza a los 6 años y
termina a los 12.

 Dentición permanente o adulta: empieza a los 6 -7 años y dura hasta los 18 -21
años, que es el momento en el aparecen los cordales o muelas.
B. Componentes musculares

Los músculos permiten que las funciones orofaciales primarias y secundarias se puedan
desarrollar. Es muy importante que exista un correcto desarrollo y equilibrio de toda la
musculatura orofacial. Este equilibrio se produce entre las fuerzas musculares externas
o extrabucales (labios, buccionador, etc) y las fuerzas musculares internas o bucales
(músculos linguales principales).

MUSCULOS FUNCION

MASTICATORIOS Movimientos mandibulares

Musculos elevadores: masetero, Masticación. Mov. De ascenso y lateralizacion de


temporal, pterigoideo interno y la mandíbula
externo.

Musculos depresores: digástrico, Masticación. Mov. De apertura de la mandibula


genihioideo, milohioideo.

EXPRESION FACIAL Expresión facial. Funciones del sistema orofacial

M.orbicular de los labios Respiración, succion, expresión facial,


articulación.

M. buccionador Succion, habla, función secundaria en


masticación

M. mentoniano Elevación y retracción del labio inferior

M. labio superior, elevador de labio, Expresión y mimica facial


eslevador del angulo de la boca,
cigomático mayor y menor; risorio de
Santoniri

M. de la nariz Elevación y dilatación de las alas de las narinas.


Función respiratoria. Mimica facial.

MUSCULOS DE LA LENGUA Movimientos linguales.

Extrínsecos Movimientos globales de la lengua

M. geniogloso Protrusión lingual


M. genihioideo Elevación y depresión parte anterior

M. hiogloso Depresión lingual

M. estilogloso Retrusión lingual

M. palatogloso Elevación parte posterior de la lengua

Músculos instrinsecos Tamaño y forma de la lengua

DEL VELO DEL PALADAR Elevan y tensan el paladar. Función respiratoria,


deglutoria, suctoria, fonatoria.

M. elevador del paladar Eleva el paladar hacia la faringe

M. tensor del paladar Tensa el velo del paladar

M. de la uvula Eleva y retrae la uvula

M. palatogloso Proyecta el velo del paladar hacia abajo y


adelante

M. palatofaringeo Eleva el velo del paladar, faringe y laringe en la


deglución

DE LA FARINGE Elevan y constriñen la faringe. Importante para


función deglutoria

Musculos elevadores Elevan la faringe en la deglución

M. estilofaringeo Elevan la laringe en la deglución

M. palatofaringeo Elevan la laringe en la deglución

M. salpingofaringeo Elevan la laringe en la deglución

DEL CUELLO Estabilización del cráneo e hioides

Esternocleidomastoideo Fija la cabeza. Flexio de la cabeza. Rotación de


la cabeza. Eleva la cabeza

Escalenos Eleva las costillas en inspiración

Recto anterior mayor y menor de la Flexion de cabeza y columna vertebral. Si la


cabeza acción es unilateral, gira la cabeza hacia ese lado
Oblicuo mayor y menor Extensión y rotación de la cabeza

C. Otros componentes del sistema orofacial

Las glándulas salivares realizan la función de salivación y mantenimiento de la humedad


de la boca. Existen glándulas salivares menores (repartidas por toda la cavidad bical) y
tres pares de glándulas salivares mayores: partida, submandibular y sublingual.

DESCRIPCIÓN ANATÓMICA OBSERVACIONAL.

BIOTIPO CORPORAL Y BIOTIPO CRANEAL Y FACIAL

Biotipo corporal

El doctor Planas (1994) describe cuatro clases de biotipos corporales genéticos,


valorando los aspectos anatómicos y funcionales:

- Biotipo corporal endoblastico: sujetos con estatura baja y corpulencia excesiva.


La grasa predomina en todo el cuerpo, el cráneo es braquicefalico y la cara
redonda, con nariz cóncava y labios anchos y blandos.
- Biotipo corporal mesoblastico: sujetos con una talla inferior a la normal,
miembros superiores e inferiores cortos, anchos y bien musculados. Cráneo bien
desarrollado.
- Biotipo corporal cordoblastico: sujetos con una talla superior a la media, suelen
ser delgados y su desarrollo óseo y muscular es excelente con tronco alargado.
- Biotipo corporal ectoblastico: sujetos con una talla mediana y una ligereza
general de todos los sistemas orgánicos. El desarrollo del tronco es insuficiente
en comparación con las extremidades que son largas. El cráneo es a menudo
dolicocefalico y presentan paladar ojival y retrognatismo mandibular.

Biotipo craneal

Para determinar los biotipos craneales es necesario realizar un análisis de la cara


subdividiéndola en tercios faciales de forma armónica:

- Primer tercio facial o tercio superior: abarca desde el nacimiento del pelo hasta
la glabela o punto mas anterior del hueso frontal.
- Segundo tercio facial o tercio medio: abarca desde la glabela hasta la espina
nasal anterior o punto subnasal, justo debajo de la nariz.
- Tercer tercio facial o tercio anterior: abarca desde el punto subnasal hasta el
punto mentoniano o punto más anterior del mentón.

La división anterior de los tercios faciales puede ayudar a clasificar a los sujetos según
su tipo facial – craneal en tres grupos: dolicofacial, mesofacial y braquifacial

- Braquifacial: crecimiento horizontal de la cara. Esta es corta y ancha, la


mandíbula es grande y cuadrada. Presenta una fuerte musculatura de cierre.
- Dolicofacial: crecimiento vertical de la cara. Esta es larga y estrecha. Presenta
una debilidad en la musculatura de cierre.
- Mesofacial: las tres partes de la cara se encuentra proporcionadas.

El perfil facial – craneal

Para determinar el tipo de perfil, se debe trazar una línea imaginaria que partirá desde la
pupila hasta el infinito en sentido horizontal, formando:

- Perfil ortognático: donde el mentón queda en el mismo plano que la línea


formada por la glabela y el punto subnasal.
- Perfil retrognàtico: el mentón se muestra alejado hacia dentro o retraído en
comparación al maxilar superior.
- Perfil prognàtico: el mentón se muestra alejado hacia delante o protruido en
comparación al maxilar superior.

DESCRIPCION FUNCIONAL

Las funciones orales son determinadas en el crecimiento de la cara, una alteración


esquelética dificulta la realización de las funciones de forma adecuada y una alteración
en las funciones condiciona el crecimiento maxilar y la musculatura facial.

Las principales funciones del sistema orofacial son:

Función de respiración

Consiste en un intercambio de oxigeno que se inspira y dióxido de carbono que se espira.


En esta función se tiene en cuenta:

- Tipo respiratorio: puede ser superior o clavicular, costodiafragmático o


abdominal, siendo estos dos últimos los de mejor funcionalidad, ya que permite
mantener una amplia expansión de los músculos inspiratorios y espiratorios
contribuyendo a una mejor capacidad respiratoria.

- Modo respiratorio: debe ser nasal en reposo. Las narinas deben realizar un
movimiento de dilatación y contracción debido al paso del aire por ellas y a la
acción de los músculos de la nariz. Los labios están cerrados en posición de
reposo y el paladar blando debe encontrarse adelantado y hacia abajo para que
la corriente de aire que ha pasado por la nariz pueda pasar hacia la laringe y de
ahí a las vías respiratorias.

- Frecuencia respiratoria: el ritmo respiratorio no será ni excesivamente rápido ni


lento, teniendo en cuenta que en niños de 3 a 12 años es de 20 respiraciones por
minuto y en personas mayores de 12 años es de 16 respiraciones por minuto.
- Soplo: el uso correcto del soplo indica como realiza el sujeto el control de su
capacidad espiratoria o coordinación espiratoria, así como la intensidad, el control
y la cantidad de aire espirado. Intervienen en el los músculos encargados de la
espiración, así como el complejo buccinador.

En la función respiratoria se presenta la tos como un sistema de defensa ya que permite


expulsar cualquier elemento extraño que entre en la laringe y pueda causar una posible
asfixia.

Función de alimentación

El sistema orofacial es el encargado de realizar esta función de forma natural. Para poder
llevar a cabo la función de alimentación el ser humano desarrolla las siguientes
funciones:

- Succión: esta función ejercita y favorece el desarrollo de las estructuras


orofaciales. Se trata de un reflejo que desaparece entre los seis meses y el año
de vida. La succión se realiza gracias a la acción y coordinación de varios
músculos o grupos musculares entre los que se destaca el complejo buccinador
(labios y buccinador), la lengua y el velo del paladar. La falta de estimulación o
puesta en práctica de esta función (biberón – pecho) puede generar dificultades
en el desarrollo normal de las estructuras maxilofaciales.

- Masticación: los movimientos de masticación se realizan gracias a la movilidad


de la ATM (apertura, cierre y movimientos de lateralización). En la masticación
intervienen de una forma muy activa los músculos masetero, temporal y
pterigoideo interno y externo, así como el musculo buccinador y orbicular de los
labios (que sirven de barrera para que el bolo no se deposite en el vestíbulo bucal)
y los músculos linguales, que realizan movimientos laterales y de giro para que se
pueda triturar, compactar del bolo alimenticio+ los movimientos de la musculatura
masticatoria deben ser bilaterales, aunque el ser humano esta genéticamente
dotado de un lado preferente de masticación.

- Salivación: se produce gracias a la estimulación nerviosa de las glándulas


salivares mayores y menores. La saliva tiene la función de lubricar y compactar
del bolo para favorecer la deglución y también la de formar una película protectora
del bolo para que el proceso digestivo sea lo más fácil posible.

- Deglución: en esta interviene principalmente 26 pares de músculos y 6 pares


craneales coordinados por el SNC

Existen 3 tipos de deglución

- Deglución infantil: los niños pequeños hasta los cuatro años realizan la
deglución con la lengua interpuesta entre los dientes, ya sea a nivel lateral o
frontal.

- Deglución adulta:
 se caracteriza por presentar un triple cierre:
 Anterior: en la parte palatina, cerca del cuello de los incisivos superiores
 Medio: contactando el dorso lingual con el paladar duro
 Posterior. Apoyándose la lengua contra el paladar blando.
 Los maxilares se encuentran unidos y estabilizados.
 La lengua se apoya en el paladar duro (región de las papilas palatinas), por detrás
de los incisivos superiores.
 Los labios se encuentran unidos.
 No hay contracciones de los músculos de la expresión.
 Los músculos de la masticación inician su actividad, manteniendo los maxilares
unidos.

- Deglución atípica: es aquella deglución en la que se ejerce una presión anterior


y/o lateral sobre la arcada dentaria o sobre el maxilar superior o inferior y que
puede originar alteraciones en la conformación del sistema orofacial.

Las fases de la deglución son:

- 1º fase: de preparación o de masticación: introducción del alimento en la boca


y preparación del bolo alimenticio por medio de la masticación y de la salivación.
- 2º fase: oral: es voluntaria y corresponde a la fase de transporte del bolo dentro
de la boca hacia la orofaringe.
- 3º fase: faríngea: es involuntaria y se produce una vez desencadenado el reflejo
de deglución. Se realiza gracias a la acción peristáltica y constrictora de los
músculos faríngeos que conducen el bolo hacia el esófago.
- 4º fase: esofágica: es involuntaria y se produce debido a los movimientos
peristálticos del tubo digestivo que conducen el bolo hacia el estómago.
Función articulatoria

Los músculos y los órganos encargados de la producción de los fonemas (lengua, labios,
dientes, velo del paladar, etc) son los mismo que los que realizan las funciones
orofaciales de respiración, succión, salivación, soplo, etc.

Función fonatoria

La corriente de aire procedente de los pulmones hace vibrar a las cuerdas vocales
produciendo un sonido que se modificara en las cavidades de resonancia que forman los
órganos fonoarticulatorios (dientes, velo, lengua, etc).

¿Qué es la Motricidad Orofacial?

La Motricidad Orofacial es una disciplina profesional de la logopedia. Se encarga de la


prevención, evaluación y tratamiento de las alteraciones de la musculatura oro-fonatoria.
Su base se centra en el funcionamiento del sistema estomatognático, que es el conjunto
de órganos que posibilita hablar, respirar, comer, masticar, deglutir, succionar, respirar,
besar, etc.

La Terapia Miofuncional (TM), se define como el conjunto de técnicas y procedimientos


puestos en práctica para mejorar o corregir el desequilibrio o alteraciones de la
musculatura orofacial, conseguir nuevos patrones musculares, eliminación de los hábitos
orales nocivos y mejoramiento de la estética del paciente.

Objetivo de la Terapia Miofuncional.

La TM tiene como objetivo fundamental conseguir la normalización o mejorar la


musculatura orofacial, para ello se realiza una adecuada evaluación y se pone en
práctica un tratamiento dirigido a las disfunciones de la musculatura orofacial.

Ejercicios de motricidad orofacial (praxias orofaciales).

 Realizar los ejercicios frente al espejo, con la ayuda de un familiar o el cuidador,


que servirá de modelo.
 Realiza los ejercicios al menos una vez al día, cada uno como mínimo cinco veces.
 Se debe evitar la fatiga y el cansancio.
 Elegir un momento para realizar los ejercicios en que el paciente esté descansado.
 No es aconsejable realizarlos los ejercicios inmediatamente después de comer.
 Realizar los ejercicios en un lugar cómodo y tranquilo.
 Repetir los ejercicios varias veces siempre que no aparezca fatiga.
 Todos los ejercicios siempre se deben hacer bajo supervisión.
El tratamiento es más efectivo si se practica de forma intensiva. Se aconseja dedicar
periodos de aproximadamente 10 minutos, 3 veces al día y si es posible cada ejercicio 5
veces.

Ejercicios de praxias linguales

 Sacar y meter la lengua de la boca a distintos ritmos.


 Lengua a la derecha, lengua a la izquierda.
 Boca abierta. Llevar la lengua arriba y abajo.
 Boca cerrada. Llevar lengua a un lado y a otro.
 Pasar la lengua por los labios.
 Pasar la lengua por dentro de los labios.
 Hacer el trote del caballo.
 Hacer ejercicios de vibración de lengua.
 Abrir y cerrar la boca sin descolocar la lengua de la zona alveolar.
 Doblar la lengua hacia arriba.
 Barrer el paladar con el ápice de la lengua.

Ejercicios de praxias labiales:

 Inflar las mejillas y desinflar.


 Sonreír sin abrir la boca.
 Sonreír con la boca abierta.
 Sonreír emitiendo las vocales /i/, /a/.
 Sostener un bolígrafo, lápiz o pajita con el labio superior.
 Tirar besos.
 Proyectar los labios hacia la derecha e izquierda.
 Con los labios proyectados abrir y cerrar (pez).
 Hacer vibrar los labios.
 Abrir y cerrar la boca como si se bostezara.
 El labio superior esconde al inferior.
 El Labio inferior esconde al superior.
 Introducir en la boca un botón con un hilo y estirar del hilo hacia fuera, arriba o
abajo intentando que sólo trabajen los labios.
 Introducir un depresor entre los dientes e intentar cerrar los labios.
 Introducir un depresor entre los dientes e intentar tirar besitos.
 Sujetar con los labios un depresor. Cuando este ejercicio esté conseguido hacerlo
a modo de pesas

Ejercicios de praxias mandibulares:


 Abrir y cerrar la boca rápidamente-lentamente
 Abrir la boca rápidamente-cerrar lentamente.
 Abrir la boca lentamente-cerrar rápidamente.
 Llevar la mandíbula hacia la derecha e izquierda.
 Llevar la mandíbula hacia delante y hacia atrás.
 Bostezar con la boca abierta y con la boca cerrada.
 Hacer como si masticamos un chicle.

CONCLUSIONES: El sistema miofuncional y orofacial está conformado por el sistema


orofacial que consiste en la parte anatómica, constituida por componentes óseos o
estáticos (huesos del cráneo, cara y hueso hioides), musculares o dinámicos (músculos
masticatorios, de la expresión facial, m. de la lengua, m. del velo del paladar, m. de la
faringe y m. del cuello) y otros componentes como las glándulas salivares. Además de
ello, con la evaluación miofuncional se puede observar el biotipo corporal y facial, de
igual manera el perfil facial, los cuales son de vital importancia para conocer las
características anatómicas de cada paciente e interrelaciónalas con las funciones como
respiración, alimentación (succión, masticación, deglución), articulación y fonación,
siendo estos de vital importancia para la supervivencia del ser humano (funciones
primarias) y para la comunicación verbal a través de una correcta emisión oral (funciones
secundarias). Por lo anterior se puede concluir que existe una estrecha relación entre el
estado de los órganos que conforman el sistema orofacial con sus funciones; debido a
que si la forma se encuentra bien las funciones probablemente serán correctas; por el
contrario, si existen alteraciones en la forma de los órganos del sistema orofacial, es muy
probable que existan alteraciones en las funciones del mismo.

Revisión bibliográfica
1. Bartuilli PJCM. Guia tecnica de intervencion logopedica TERAPIA MIOFUNCIONAL.
España: EDITORIAL SINTESIS; 270 p.

2. Neurología para el logopeda. Quinta edición. Wanda G. Webb, Richard K. Adler.


EDITORIAL ENVOLVE.

También podría gustarte