Está en la página 1de 2

UNIVERSIDAD PERUANA DE LAS AMERICAS

CAPITULO I: MERCADO OBJETIVO

1.1. CONCEPTO:

La selección de un grupo específico de consumidores, o un conjunto de grupos


pequeños, al que se dirigirá la publicidad de un bien o servicio suele considerarse el
segundo paso en el proceso de promoción de un producto. Se basa en la idea de que no
es realmente posible fabricar algo u ofrecer un servicio que agrade a todo el mundo o que
satisfaga las necesidades de todos; por ello la promoción del producto ha de
especializarse en un segmento del mercado, esto es, dirigirse al mercado objetivo

El término mercado objetivo se utiliza en publicidad para referirse al grupo de


consumidores ideales de un producto o servicio. Se utilizan como sinónimos los
términos grupo objetivo, público objetivo o mercado meta; también es frecuente el
empleo de los sinónimos en inglés target market, target group o simplemente target. Se
puede decir que el mercado objetivo es el segmento de la demanda al que está dirigido un
producto.

1.2. PRINCIPIOS:

Desde un punto de vista publicitario, la definición del público objetivo se considera el


segundo paso del ciclo STP, siglas del inglés Segmentation – Targeting – Positioning.
En español se conoce más frecuentemente como Segmentación – Público objetivo –
Posicionamiento y son las fases consideradas básicas de un proceso de promoción.

El concepto de mercado objetivo nace del hecho de que una empresa nunca, o muy
pocas veces, puede pretender vender un producto de forma satisfactoria a todo el mundo.

Página 1
UNIVERSIDAD PERUANA DE LAS AMERICAS

1.3. OBJETIVOS:

La identificación y estudio del mercado objetivo también se utiliza para


realizar previsiones de ventas. Estas predicciones son especialmente importantes para
los gestores de compras de las empresas, que son los responsables de comprar todo lo
que la empresa necesita para funcionar, incluyendo las materias primas para la
producción. En esta gestión de compras tiene un papel fundamental la previsión de
ventas, capacidad de producción e inventario.

Otro punto en el que las previsiones de ventas, y con ellas el concepto de mercado
objetivo, son decisivas es en la búsqueda de financiación para las empresas. Los
inversores y bancos pueden verse más favorables a financiar un negocio si se muestran
datos fiables del segmento del mercado al que va dirigido el producto y las previsiones
que se tienen de aceptación.

Página 2