Está en la página 1de 30

Contenido

Introducción....................................................................................................................................................3

Nuestro Propósito: “niños, niñas, adolescentes y jóvenes crecen en


una familia; protegidos, con amor, respeto y seguridad”...............................................................................4

1. Respuestas pertinentes a la situación específica de cada niño,


niña, adolescente, joven, familia y comunidad ..............................................................................................8

2. Niños, niñas, adolescentes y jóvenes desarrollan vínculos y crecen


en un entorno familiar protector y afectivo...................................................................................................13

3. Familias, niños, niñas, adolescentes, jóvenes y comunidades


agencian su propio desarrollo ......................................................................................................................17

4.Solos no podemos, trabajamos con otros actores corresponsables


de la infancia y la adolescencia....................................................................................................................21

Epílogo ..........................................................................................................................................................27

Glosario.........................................................................................................................................................30
Introducción
Los Fundamentos Pedagógicos expresan la postura de Aldeas Infantiles SOS
Colombia, profundizando en el sentido de lo que hacemos como Organización,
para garantizar la calidad en nuestro servicio y también establece un marco
de acción para toda la Asociación Nacional. Su implementación y apropiación
está a cargo de los/as colaboradores/as y repercute en todos los aspectos de
esta labor. Han sido elaborados teniendo en cuenta el desarrollo de las prácti-
cas de los distintos programas a nivel nacional.

Es el resultado de un ejercicio colectivo, que ha contado con la participación y


la retroalimentación de colaboradores/as de la Asociación Nacional, teniendo
como horizonte de sentido a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes, familias
y comunidades.

La ruta establecida para la apropiación y enriquecimiento de los Fundamentos


Pedagógicos, en la Asociación Nacional, fue la siguiente:

Sistematización de prácticas pedagógicas en cada programa.

Formulación de los Fundamentos Pedagógicos Nacionales.

Socialización y apropiación en todos los niveles de la Asociación


Nacional.

Contrastación de las prácticas en cada uno de los programas.

Ampliación de los Fundamentos Pedagógicos en sus marcos conceptuales,


desde la producción de Aldeas Infantiles SOS, hasta otros desarrollos teóri-
cos, a partir de una búsqueda que soporte, enriquezca y cumpla la promesa
de la organización.
4

NUESTRO PROPÓSITO:
“NIÑOS, NIÑAS, ADOLESCENTES
Y JÓVENES CRECEN EN UNA
FAMILIA, PROTEGIDOS, CON
AMOR, RESPETO Y SEGURIDAD”
En Aldeas Infantiles SOS, Camilo encontró Hoy Camilo, al encontrarse con jóvenes que
una familia, este niño perdió a su madre al mo- vivieron situaciones similares, pese a su difí-
mento de nacer y su padre lo dejó al cuidado cil historia de vida, reconoce una infancia feliz
de una institución cuando solo tenía siete (7) que vivió con su familia de acogida en Aldeas
meses de edad; encontró en Aldeas Infantiles Infantiles SOS, porque le permitió desarrollar
SOS, una madre, unos/as hermanos/as, una sus capacidades y habilidades como persona,
casa y una comunidad en la cual creció con proyectándose como un ser humano autóno-
afecto, respeto, protección y cuidado, desarro- mo, empoderado de su futuro, rompiendo el
llando sus capacidades y habilidades; cons- círculo de abuso, vulneración y negación de
truyendo un futuro que le parecía negado. derechos; resignificando su historia de vida y
desarrollando capacidades y habilidades para
Veinte años después, Camilo es un joven in- ubicarse en un lugar de no repetición y de
dependiente, siente que en Aldeas Infantiles transformación de la realidad.
SOS, está su familia, allí estableció vínculos
con sus hermanos/as de casa, no son sus her- Este es nuestro propósito como Aldeas Infan-
manos/as biológicos/as, sin embargo, con la tiles SOS, la visión por la que desarrollamos el
convivencia construyó un sentido de herman- trabajo: que cada niña, cada niño y adolescen-
dad que aún se mantiene y es difícil de rom- te crezca en una familia, en donde encuentren
per. También encontró un espacio que siente afecto, respeto, protección y cuidado. Esta vi-
y es propio, una casa en la que día a día se sión además de ser un propósito organizacio-
crearon pequeñas rutinas y hábitos que fun- nal, es una apuesta política y pedagógica por
daron una relación de afecto y confianza, una y con la cual nos movilizamos y desarrollamos
relación de familia. Igualmente halló una co- nuestra misión.
munidad que le permitió crecer junto a otros/
as y desarrollar su noción de comunidad y ciu- Es una apuesta política, porque buscamos
dadanía; pero además, encontró una madre transformar la realidad de la niñez, la adoles-
social, que le brindó afecto, respeto, cuidado y cencia y la juventud, sus familias y comunida-
protección. Una mujer que se interesó por él, des desarrollando en ellos/as capacidades y
reconociéndolo como único, desde su historia habilidades, para agenciar su desarrollo y que
de vida, sus potencialidades, capacidades e de manera consciente sean protagonistas en
intereses. la construcción de un proyecto social justo y
equitativo.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
5
Es una apuesta pedagógica porque nos acer- Nuestro enfoque de desarrollo humano reconoce
camos a las realidades de las familias, la niñez, el potencial de la niñez, la adolescencia, la juven-
adolescencia y la juventud para ahondar en sus tud, las familias y comunidades para liderar su
potencialidades, capacidades y habilidades como propio proceso de cambio y así lograr la autosu-
sujetos y construir conjuntamente una experien- ficiencia. Nuestra visión de desarrollo humano se
cia educativa, social y cultural. A partir del punto fundamenta en la convicción en que esas trans-
de vista que tiene la niñez, la adolescencia y la formaciones individuales y colectivas son posi-
juventud sobre sí mismos, la sociedad y la cul- bles y requieren de una construcción conjunta del
tura, escuchando sus voces y reconociéndolos desarrollo de los sujetos.
como agentes protagónicos de su propio desa-
rrollo; las familias y comunidades transforman su Son cientos de historias, que como la de Cami-
propia cultura y condición original constituyéndo- lo nos permite hoy pensarnos con un horizonte
se en entornos educativos, sociales, culturales y de sentido, porque la nuestra es sobre todo una
protectores. apuesta por la niñez, la adolescencia y la juven-
tud.
Para lograr nuestra visión, enfocamos nuestras
acciones hacia una transformación de la situación A continuación, se desarrollan los ejes que hacen
que vive la niñez, la adolescencia y la juventud, parte de la propuesta pedagógica de Aldeas In-
las familias y las comunidades que no tienen sus fantiles SOS, marcan nuestra identidad en la cual,
derechos garantizados y/o no son agentes de su se basa nuestras prácticas que son los fundamen-
propio desarrollo. Trabajamos en comunidades tos para el desarrollo programático que permite el
donde se crece en un contexto marcado por la logro de nuestro propósito.
injusticia y la desigualdad, donde los derechos
son vulnerados y en riesgo de perder el cuidado
familiar. El punto de partida es conocer a fondo su
realidad, entendiendo las situaciones problemáti-
cas y reconociendo sus potencialidades. Aldeas
Infantiles SOS, en este contexto, los acompaña
para que estas situaciones se transformen, crez-
can protegidos/as, sus familias permanezcan uni-
das y desarrollen capacidades y habilidades para
este propósito.

Muchos/as de ellos/as han perdido el cuidado de


sus padres, por ello, trabajamos creando familias
de acogida, con la convicción de que el mejor lu-
gar para que un niño, niña y adolescente crezca
es un entorno familiar protector, donde el afecto,
el respeto, el cuidado, el amor y la protección per-
mitan desarrollarse plenamente, hasta lograr una
vida independiente y autónoma, o hasta que se
resuelvan las condiciones que generaron la pér-
dida de las familias de origen y se reintegran a
ella.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
7

RESPUESTAS PERTINENTES A
LA SITUACIÓN ESPECÍFICA DE
CADA NIÑO, NIÑA, ADOLESCENTE,
JOVEN, FAMILIA Y COMUNIDAD.
Aldeas Infantiles SOS, reconoce la situación par- zación, como tampoco se puede retomar sus lo-
ticular de cada niño, niña, adolescente, joven, gros como resultado de la acción de ésta. Cada
familia y comunidad para ofrecer su acompaña- sujeto es dueño de su desarrollo, titular de sus
miento. Por ello, con cada participante se define logros. En este sentido se instaura una relación
una respuesta adecuada, compartida y construi- de aprendizaje mutuo.
da conjuntamente. Así, aunque hayan servicios
estandarizados en la atención a los niños, niñas, Los niños, las niñas, los adolescentes y jóvenes
adolescentes, jóvenes y comunidades; damos desde la singularidad y la diferencia son asumi-
respuestas particulares, hechas a la medida de dos/as desde su historia y los conflictos derivados
cada uno/a de los/as participantes, pues se trata de ella, es decir, como parte del proceso de creci-
de una relación singular, acorde a cada situación. miento y desarrollo. A partir de ahí, inician un reco-
rrido en compañía de los adultos, quienes en una
La respuesta a la situación específica de cada interacción constante de afecto, respeto, cuidado
uno/a es un encuentro entre dos partes, a partir y protección median para que se reconozcan a
de un ejercicio constante de escucha y explora- sí mismos y reconozcan a los/as otros/as como
ción de intereses mutuos; de esta forma, se ini- distintos/a; se formen, crezcan y aprendan a partir
cia la construcción de una relación mediada por de la divergencia; de esa manera, construyen sus
el diálogo de saberes de manera permanente. Se proyectos de vida y se articulan al desarrollo de
trata de una relación auténtica con los/as partici- otros/as en procesos de transformación.
pantes donde se crean vínculos de reconocimien-
to, respeto y solidaridad. Un programa de Aldeas Infantiles SOS, es perti-
nente en tanto logre acompañar el desarrollo de
En el encuentro entre la Organización y los/as la infancia, la adolescencia, la juventud, las fami-
participantes, los/as colaboradores de Aldeas In- lias y comunidades hacia acciones de transforma-
fantiles SOS, asumen una postura de facilitado- ción de sus realidades. La apuesta es que, tanto
res/as. Esto se desarrolla, a través del mecanis- facilitadores/as como participantes, encuentren a
mo de la mediación, entendida como una acción partir del conjunto de acciones que se desarrollan
intencionada en la que por medio del diálogo los/ y la situación de la adolescencia, la juventud, las
as facilitadores/as, en la escucha activa propician familias y comunidades de un territorio particular,
que el otro/a se acerque a su realidad, a su histo- una relación que permita a los sujetos avanzar en
ria de vida; haga consciencia de ella y construya su propio proceso de desarrollo humano. Cons-
su propio proyecto de desarrollo. truir conjuntamente una serie de posibilidades o
rutas a emprender frente a una situación particu-
No se puede instrumentalizar al otro/a conside- lar, esto genera oportunidades y amplía las ex-
rándolo como objeto de la acción de la Organi- pectativas de desarrollo de los/as participantes;

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
8
el/la facilitador/a motivará y promoverá estra- ciendo que el acto de acompañar se convierta
tegias para que, frente a situaciones que se en una experiencia de afirmación de su identi-
desea cambiar los/as participantes indaguen dad en el encuentro y construcción con otros/
sobre nuevas posibilidades en el ejercicio de as sin perder su singularidad.
una ciudadanía plena.
Ante las realidades que limitan su desarrollo y el
A partir de éste análisis y a los recursos dis- ejercicio de sus derechos la mediación moviliza
ponibles desarrollamos un programa que ge- en los/as participantes la identificación de sus in-
nera soluciones construidas con los/as parti- tereses y propósitos, la construcción de sueños
cipantes, flexibles y ajustadas a la situación y proyectos de vida; desarrollando su capacidad
particular y actual de cada uno/a de ellos/as. valorativa y de transcendencia que lo enfrenta
a la transformación de esas situaciones particu-
En este sentido, un programa de Aldeas In- lares y los/as empodera hacia el ejercicio de la
fantiles SOS, no responde de manera igual y autonomía.
permanente, ya que en la construcción con-
junta se generan preguntas, retos y oportuni- La mediación permite que los/as facilitadores/as
dades para reflexionar, transformar e innovar sean también transformados/as en las prácticas
en nuestras prácticas; generando desarrollo como partícipes del acto pedagógico, desarro-
en la organización y en los/as participantes, llando también sus capacidades y habilidades.
ampliando su ámbito de actuación, más allá En el acompañamiento el/la facilitadora se con-
de los intereses particulares; construyendo fronta con la vivencia particular de los/as sujetos
escenarios, mediaciones y herramientas es- y con la propia, movilizándose desde el marco
pecíficas, desde donde los sujetos participan- organizacional a la acción transformadora, para
tes se vinculan a acciones y redes de trans- lo cual es necesario construir una postura perso-
formación social. nal en ese mismo sentido.

Así, la pertinencia de Aldeas Infantiles SOS, Es importante que el proceso de mediación ten-
requiere de un diálogo de saberes permanen- ga sentido para el/la facilitador/a y los/as partici-
te, el cual construye acuerdos entre los/as pantes. Por esta razón, los/as facilitadores y los/
facilitadores/as y participantes, donde ambos as participantes se interrogan constantemente
reconocen y construyen un propósito común. sobre el qué, el por qué y el para qué de lo que
No hay posibilidades de generar transforma- se hace, pero igualmente, se pueden encontrar
ciones en la vida de los/as sujetos desde una situaciones de pasividad que habrá que interro-
intervención externa, sin la cooperación acti- gar. La facilitación debe propender por múltiples
va de ambas partes. Por eso, nuestro enfo- respuestas, como una forma de reconocer la
que no es de intervención sino de acompaña- diferencia y las particularidades, incentivando
miento y mediación para el desarrollo de sus la creatividad y la innovación en la respuesta.
capacidades, habilidades y empoderamiento. Se trabaja desde las potencialidades de cada
sujeto, motivándolo/a a participar y decidir en li-
Aldeas Infantiles SOS, acompaña a cada bertad, esto es lo que hace que una mediación
niño, niña, adolescente y joven para que de- facilite procesos de autonomía.
sarrolle sus capacidades y habilidades desde
su singularidad. Este proceso reconoce sus El acompañamiento requiere de relaciones em-
condiciones particulares y realiza acuerdos páticas y de confianza para generar un ambien-
teniendo en cuenta sus historias de vida y te de disposición al diálogo y a la construcción
el acompañamiento hacia su autonomía; ha- conjunta, generando cercanías que permitan el

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
9
apoyo, el cuidado y la formación de vínculos. El mo-
tor de esta relación es el interés por el desarrollo y
el crecimiento del/a otro/a.

Es así, como un elemento fundamental que carac-


teriza la pertinencia es la reflexión constante de las
prácticas, es a partir de ésta que se logra el apren-
dizaje y el ajuste. Así, la implementación de una
práctica puede ser pertinente en un momento dado
y no serlo en otro momento; puesto que las condi-
ciones y el contexto de los/as participantes puede
haberse modificado y en consecuencia estar requi-
riendo otro tipo de procesos. Por eso propiciamos
en la vida de la organización una cultura del apren-
dizaje mutuo con sensibilidad y al mismo tiempo con
confianza, decidido a cuestionar y a actuar, con el
fin de afianzar los valores de la organización, a favor
de los niños y niñas, adolescentes, jóvenes, familias
y comunidades.

La pertinencia no solo está dada por la presencia


de Aldeas Infantiles SOS, frente a la situación de
vulneración que viven los/as participantes en un
territorio. ambién está dada en la medida en que
se cuente con las familias y las comunidades para
construir su propia propuesta de desarrollo.

De este modo, se identifica un movimiento cons-


tante entre las prácticas y la reflexión de las mis-
mas, que a través del diálogo de saberes, permite
realizar ajustes y transformaciones. Cada práctica
se enriquece de manera permanente en la medida
en que es reflexionada y acordada. Es así, como el
programa cuenta con un conjunto de prácticas pro-
pias acordes a su contexto y permeadas de forma
constante por el mismo.

En conclusión, la pertinencia expresada en el reco-


nocimiento del contexto y la particularidad de cada
niño, niña, adolescente, joven, familia y comunidad;
la reflexión e innovación permanente en las prácti-
cas; el interés auténtico por el desarrollo de los/as
participantes y la relación dialógica que con ellos
y ellas se construye se convierte en un elemento
pedagógico fundamental en la respuesta de Aldeas
Infantiles SOS.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
11
NIÑOS, NIÑAS, ADOLESCENTES Y
JÓVENES DESARROLLAN VÍNCULOS
Y CRECEN EN UN ENTORNO FAMILIAR
PROTECTOR Y AFECTIVO.
Para Aldeas Infantiles SOS, es claro que solo/a construir un proyecto común, a partir de los pro-
no se puede, es decir, que el desarrollo humano yectos particulares. Es un entorno de realización
únicamente es posible a partir de la construcción de los derechos que facilita la integración en otros
de los vínculos y relaciones que tejemos a lo largo espacios de participación y socialización, donde
de la existencia. Por esto, es tan importante forta- se crean las condiciones necesarias para el ejer-
lecer y prestarle atención a esos primeros espa- cicio y defensa de los derechos.
cios y momentos de interacción con el otro/a, con
la familia, con los pares ampliando las posibilida- La familia como entorno protector está caracte-
des de desarrollar sus capacidades y habilidades, rizada por ser un ambiente que facilita la cons-
y construir las bases para transformar la realidad. trucción de los vínculos afectivos y permite en
en los niños, niñas y adolescentes (de lo con-
Son los niños, niñas, adolescentes y jóvenes seres trario quedaría referido a los vínculos afectivos).
únicos y particulares, con potencialidades, capa- El desarrollo del propio ser, de sus capacidades
cidades y habilidades; quienes en relación con su para relacionarse de manera afectuosa y solida-
entorno construyen su propia identidad, la forma ria con quienes les rodean; ser sensibles frente
de ser, de pensar, de concebir y asumir la vida. En a su entorno y propositivos para transformar su
él construyen relaciones y vínculos, a partir de in- realidad; usar creativamente su inteligencia y el
teractuar con el/la otro/a en la cotidianidad, sien- disfrute pleno de su vida, desarrollando las habi-
do la familia el primer entorno socializador. En el lidades para enfrentar positivamente situaciones
encuentro con los otros/as, a partir de sus particu- de vulnerabilidad; haciendo realidad su proyecto
laridades y conflictos, con sus maneras de ser y de vida y siendo un aporte para la sociedad; de-
de sentir es como construyen su identidad; la aco- sarrollando la confianza necesaria para caminar
gida, el reconocimiento y el afecto dinamizan su hacia sus sueños y metas: su propia historia. Una
vida y los articulan a nuevas experiencias que le historia diferente marcada por el vínculo que fun-
permiten su desarrollo y aprendizaje permanente. damentalmente es de amor en el encuentro con
los otros/as.
Un niño, una niña, adolescente o joven en un am-
biente familiar protector tiene mayores posibilida- Una de nuestras apuestas pedagógicas es que
des de desarrollar sus capacidades y habilidades. los niños, niñas y adolescentes, crezcan en un
Un entorno familiar protector es aquel en el que entorno familiar protector, pues es allí donde se
se reconoce a cada uno/a en su particularidad y crea el vínculo afectivo que permanece a lo largo
potencialidad, en el que establecen relaciones de de sus vidas con sus referentes de familia de aco-
respeto, afecto, cuidado y protección en la convi- gida, familias de origen, sustitutas u otras modali-
vencia desde el interés por el desarrollo del otro/a; dades, permitiendo un ambiente amoroso.
lugar ideal que permite el desarrollo del niño, la
niña, el adolescente y el joven donde se puede

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
12
Trabajamos para que crezcan en un ambiente El encuentro entre pares, se constituye en el
familiar afectivo y protector, donde aquellos/as grupo de referencia con los que comparten,
que han perdido el cuidado parental temporal juegan, se divierten y se enamoran; la comu-
o permanente construyan vínculos con los nidad de hermanos/as en la que celebran y
miembros de sus familias de acogida o sus- disfrutan momentos de infancia y adolescen-
titutas, evitando que pierdan el cuidado de su cia feliz, potenciando sus capacidades y desa-
familia biológica. Velamos por quienes viven rrollando sus habilidades, siendo capaces de
con su familia de origen para que fortalezcan comprender su propia realidad y la de otros/as
y/o resinifiquen los vínculos con éstas, promo- como base para constituirse en ciudadanos/
viendo la reintegración o permanencia junto a as en ejercicio de sus derechos.
ellas. Los lazos que crean los niños/as y ado-
lescentes con sus nuevas familias, de acogida Un ambiente estable y seguro, como la familia,
o sustitutas trascienden la simple responsabi- siempre va a estar dispuesto para que el niño,
lidad que tenemos para con ellos/as, permiten la niña, el adolescente y el joven que lo necesi-
que a pesar del tiempo y la distancia ellos/as ta pueda llegar, sabiendo que es reconocido y
sientan que tienen un lugar propio, una familia respetado, haciéndoles sentir lo importante que
a donde retornar. Estos vínculos son los que es, desarrollando la capacidad de establecer re-
hacen que nuestra labor sea diferente a la ins- laciones estables y de confianza.
titucionalización.
El compartir, en un espacio propio, proporciona-
También, ayudamos para que las familias se do por el calor de hogar, donde aprenden a es-
empoderen y fortalezcan su capacidad de pro- tablecer y respetar normas y acuerdos, adquirir
teger y cuidar a sus niñas, niños, adolescentes compromisos y hábitos de vida con derecho a
y jóvenes, y mejoren las redes de seguridad disfrutar y celebrar en familia de las cosas sen-
para protegerlos/as dentro de la comunidad. cillas pero importantes y, donde pueden desple-
gar sus particularidades y construir un proyecto
El afecto es una decisión, un acto consciente de vida, desarrollando la capacidad de compartir
que se toma frente al cuidado y la responsa- y disfrutar.
bilidad que implica la vida de un niño, niña,
adolescente y joven con una intención clara Crecen en un entorno donde pueden desarro-
de propiciar un ambiente adecuado que les llarse, donde sus situaciones se ponen en primer
permita el desarrollo de sus capacidades y ha- lugar en una comunidad que los apoya, además
bilidades, para que sean agentes de su propio pueden confiar y aprender desplegando la capa-
desarrollo y puedan transformar su realidad. cidad de ejercer su ciudadanía, comprometién-
dose y movilizándose hacia acciones de trans-
Es a través de las expresiones de afecto, respe- formación de su realidad personal y social.
to, cuidado, amor y protección en relación con la
madre/padre, con los hermanos/as, con la familia Es en el encuentro consigo mismo, con los gru-
y con la comunidad como los niños, las niñas, los pos de pares y los/as adultos acompañantes
adolescentes y jóvenes construyen la confianza y de su desarrollo, es decir, en la interacción con
seguridad necesarias para una vida autónoma e los otros y las otras es como aprenden a cons-
independiente; propiciando la protección y el cui- truir sus propios referentes de vida, sus propias
dado; proporcionado por una madre/padre o adul- convicciones para desarrollar su capacidad de
to, que los/as hace sentir seguros e importantes; valorar lo propio y lo diverso; compartir gustos,
además, de quienes reciben apoyo y confianza emociones y sentimientos y lo más importante
constante desarrollando la capacidad de amar. crear lazos de amistad, cercanía y solidaridad.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
13
El derecho de acceso a la educación en, desde
y para la vida es necesaria, toda vez que puedan
asumir la responsabilidad de sí mismos/as, dentro
de la sociedad desplegando al máximo su potencial
individual como ciudadanos/as; desarrollando sus
capacidades cognitivas, físicas, valorativas y rela-
cionales.

En ese ir y venir, en el encuentro con el/la y otro/as


y, en el diálogo de saberes permanente se aprende
a valorar, a respetar y a establecer límites en la con-
vivencia cotidiana como ciudadanos/as en su pro-
ceso de integración a la sociedad. En ese sentido,
le ofrecemos a cada niño, niña, adolescente y jo-
ven la confianza y la educación necesaria para que
puedan desarrollar sus capacidades y habilidades
adecuadas y, así mismo, asumir el desarrollo de su
máximo potencial individual.

En cada momento de sus vidas, en sus familias, con


sus hermanos, con sus compañeros/as y con sus
amigos/as viven momentos de aprendizaje y de ale-
gría, esto entusiasma a las familias a comprender
cómo se da su desarrollo como seres humanos, es
a partir de ahí, que pueden vivir momentos de in-
fancia, adolescencia y juventud feliz; construyendo
y fortaleciendo su identidad como sujetos, recono-
ciéndose a sí mismos y reconociendo a los demás;
por eso propiciamos y potenciamos momentos de
infancia feliz, como su acogida y la llegada a su nue-
va familia o al centro social comunitario, su primer
día de clase, la navidad, las vacaciones, las cele-
bración de los cumpleaños, las salidas y paseos en
familia.

Son muchos los niños, niñas, adolescentes y jóve-


nes que en Colombia les ha sido negada la posibi-
lidad de crecer en entornos familiares protectores
y afectuosos y es allí donde Aldeas Infantiles SOS,
propicia conjuntamente con ellos/as su construc-
ción. Desarrolla capacidades y habilidades en las
familias y comunidades, para incrementar el creci-
miento de los niños, niñas y adolescentes y jóvenes
creyendo y reconociendo sus potencialidades sus
potencialidades, acompañándolos/as y movilizán-
dolos/as hacia su realización personal.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
15

FAMILIAS,NIÑOS,NIÑAS,
ADOLESCENTES,JÓVENES Y
COMUNIDADES AGENCIAN SU
PROPIO DESARROLLO.
La labor de Aldeas Infantiles SOS, se centra en siderando a la familia como lo fundamental, como
el desarrollo del niño, niña, adolescente y joven el primer contexto social donde aprenden a es-
hasta que lleguen a ser personas autosuficientes tablecer relaciones con otras personas y en con-
y bien integradas en la sociedad, entendida como textos diferentes al ambiente familiar. Como ele-
la posibilidad, proceso y capacidad que tienen de mento irremplazable en su socialización la familia
orientarse autónomamente como participes del participa activamente y son acompañadas para
colectivo, con herramientas para construir y ele- que se constituyan en sujetos de aprendizaje, es
gir una vida con sentido, corresponsablemente en decir, a pensar conjuntamente no solamente so-
relación con el desarrollo de otros/as. bre los cuidados físicos, sino de manera especial;
a comprender como potenciar un desarrollo inte-
Desde esta perspectiva Aldeas Infantiles SOS, gral afianzado en la creación del vínculo afectivo
parte del reconocimiento de los niños, niñas, ado- como determinante del desarrollo autónomo de
lescentes y jóvenes como sujetos con un saber los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
y un conocimiento distinto al de los adultos, en
un proceso de desarrollo permanente no lineal, Aldeas Infantiles SOS, tiene un cuidado especial
continuo e integral, resultado de las distintas ex- para que la familia como entorno protector fun-
periencias corporales, emocionales, sociales y damental comprenda que es allí donde los niños,
cognitivas que van obteniendo a lo largo de su niñas y adolescentes y jóvenes aprenden las ap-
existencia. Un proceso que no es lineal, ya que titudes y valores que más adelante les servirán
no se da por etapas sucesivas en el tiempo, que de soporte para su desarrollo. Propicia momen-
comienza antes de su nacimiento y se prolonga tos y espacios de afecto, respeto, de cuidado y
a lo largo de toda su existencia; e integral debi- protección, donde se vive una maternidad/pater-
do a que las diferentes dimensiones de desarrollo nidad afectuosa, donde reciben atención para su
están relacionadas entre sí y son consideradas adecuado crecimiento y desarrollo. El acompaña-
como un todo. miento y la formación de la familia hace énfasis
en la autonomía y la participación; sus esfuerzos
Este proceso de desarrollo debe realizarse den- se estimulan y apoyan aportándoles las herra-
tro de unos límites flexibles y consistentes, pues mientas necesarias que fomenten habilidades
es la base fundamental de su desarrollo a lo lar- para su cuidado de acuerdo con las situaciones
go de la vida, como un paso de transformación y y necesidades detectadas, bien sea en temas de
cambio permanente, a partir del cual, los niños, comportamiento, seguridad o prevención, desa-
niñas, adolescentes y jóvenes son capaces de rrollo mental, afectivo, físico y social. De la misma
repensar y reorganizar el mundo a partir de los manera, se estimula y apoya a los adultos acom-
distintos insumos que recibe en su entorno; con- pañantes para que tengan una mejor compren-

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
16
sión de los principios de desarrollo cognitivo, cada vez, con mayor consciencia y decisión.
emocional, físico y social para que los niños, De esta manera, cuando las personas se en-
niñas, adolescentes y jóvenes puedan desa- cuentran involucradas e identificadas recobra
rrollarse. Se trata por lo tanto, de asumir su sentido cada una de las acciones emprendidas
desarrollo al interior de la familia como entor- permitiéndoles reflexionar y tomar conciencia
no que promueve al sujeto pero a la vez pro- sobre su propia historia y, asumirse en la con-
picia el crecimiento del colectivo. solidación de un compromiso responsable de
su transformación de vida.
Un enfoque hacia la autonomía reconoce
a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, Aldeas Infantiles SOS, se interesa para que
como protagonistas de su propio desarrollo el proceso de reflexión y concientización que
en constante evolución. Las familias y los/as opera en la construcción o fortalecimiento de
educadores/as y equipos pedagógicos esta- vínculos afectivos, genere posibilidades de ci-
rán atentos a reconocer sus deseos, sus bús- mentar una postura de vida que replantee las
quedas e intereses, que promueve su desa- causas y condiciones que provocan situacio-
rrollo, de acuerdo a los procesos que están nes de vulnerabilidad en la infancia. Es de-
viviendo. Su rol como facilitador/mediador/a cir, donde lo/as participantes sean sujetos de
es entonces, el de colocarse, exponerse como estos procesos, planteen nuevas formas de
sujetos de aprendizaje y transformación pues relación hacia una convivencia que proteja y
los vínculos que establecen, a través de sus potencie al otro/a frente a la responsabilidad
interacciones cotidianas con ellos/as colocan de cuidarse mutuamente, donde cada uno/a
en evidencia aprendizajes mediados por me- se hace cargo de sí mismo/a en una relación
canismos de socialización, que se extienden de respeto y cooperación con los otros/as y
en la relación con los niños, niñas, adolescen- con el entorno.
tes y jóvenes en los distintos espacios.
El fortalecimiento de la autonomía se realiza
El desarrollo de los niños, niñas, adolescentes de forma permanente, generando estrategias
y jóvenes de ser protagonistas de su propio en diferentes ámbitos que permiten a los/as
proceso busca que las familias, las comuni- participantes el disfrute y aprovechamiento
dades y personas acompañantes desarrollen cotidiano de una acción responsable, refle-
habilidades para un cambio de actitud perso- jada en posturas críticas en su actuar; éstas
nal, que los motive y lleve a reconocer las po- les permite hacer propuestas en los diferentes
tencialidades que poseen para dinamizar en espacios de relación y tomar decisiones frente
ellos/as un presente lleno de posibilidades. a su propio desarrollo. Construimos conjunta-
Un adulto que estimule sus búsquedas y es- mente con los/las participantes una dinámica
tablezca una relación afectiva y los potencie de reflexión y diálogo para que ellos /as asu-
a desarrollar su autoestima y una autonomía man sus responsabilidades en el ejercicio de
estable que los lleve a hacerse responsables la protección y exigibilidad de derechos ante el
de sí mismos. Estado y otros actores sociales.

Por eso, trabajamos con las familias y comuni- En este sentido, consideramos necesario mo-
dades, apoyamos la dignificación de su entor- vilizar un proceso de planeación del desarro-
no movilizando sus expectativas y búsquedas llo, donde cada uno/a asume sus metas y pro-
para que desde lo cotidiano se identifiquen pósitos tanto individual como en su colectivo.
esas posibilidades, oportunidades de acción Esto ubica al sujeto en un lugar diferente del
y actúen conforme a su desarrollo haciéndolo vaivén de las circunstancias o ser el resultado

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
17
de las condiciones externas que determinan su volucrar estas otras dimensiones que permitirá
vida, pues le exigen estar al frente de su pro- a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y a sus
puesta, establecer las maneras de lograrlo e iden- familias vincularse socialmente.
tificar las formas que requiere para hacerlo.
Así, contribuimos con el desarrollo de la ciudada-
Agenciar el desarrollo implicará entonces movili- nía, que significa vincularse a su colectivo, siendo
zarse en esa dirección de manera libre, conscien- agentes de su propio desarrollo y de transforma-
te y responsable; materializando las oportunida- ción de su entorno, lo cual, definitivamente no se
des en un crecimiento del ser, saber y el hacer. puede hacer sin la participación activa de los ni-
No basta entonces, con el mejoramiento de las ños, niñas, adolescentes, jóvenes, familias y co-
condiciones de vida o la ampliación de posibilida- munidades.
des en el manejo de recursos, será necesario in-

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
19
SOLOS NO PODEMOS,TRABAJAMOS CON
OTROS ACTORES CORRESPONSABLES
DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA.
Hemos venido planteando que sólo la familia adolescentes. La norma indica que la familia, la
como entorno protector más fuerte puede apoyar sociedad y el Estado son corresponsables en su
a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de for- atención, cuidado y protección.
ma adecuada en el desarrollo de sus capacida-
des y habilidades; sin embargo, si bien es cierto Por esta razón, cuando prestamos nuestros servi-
que la familia es el eje de este proceso y que éste cios a la familias, realizamos acciones de defensa
concepto debe estar en el centro de cada deci- de derechos y abogacía; intercedemos por los de-
sión que se tome en relación con el desarrollo de rechos de quienes han sido privados del cuidado
la niñez y la adolescencia, evidenciamos que la parental o están en riesgo de perderlo, buscamos
situación de vulnerabilidad debilita en ellas su ca- en la comunidad apoyos o servicios frente a lo
pacidad para un cuidado de calidad, conduciendo que nosotros no hacemos, pero que la familia, la
constantemente al abandono de los niños y niñas, infancia y la adolescencia requieren para su de-
dejándolos en riesgo de perder el cuidado parental. sarrollo, y concienciamos al Estado de sus obliga-
ciones hacia ellos/as, gestionando la promoción
Las familias deben estar bien respaldadas, esto de cambios en aquellas políticas y prácticas que
significa un entorno que las rodee positivamente, atentan contra sus derechos.
comunidades con recursos para los niños, niñas y
adolescentes, servicios de calidad enfocados en Aldeas Infantiles SOS, lo hace a través de la crea-
la familia e infraestructuras adecuadas, así como ción y fortalecimiento de redes, primero al interior
una legislación que los apoye. de las comunidades con las familias y los actores
comunitarios, para que se conviertan en voceros/
En cooperación con otras organizaciones, Aldeas as de la situación de los niños, las niñas y los ado-
Infantiles SOS, trabaja con los gobiernos exigién- lescentes. Segundo, con las organizaciones pa-
doles su responsabilidad frente a los derechos del res, organizaciones de trabajo a favor de la niñez
niño, de la niña y el adolescente; también a en- y la adolescencia y, finalmente, con otros actores
tender la importancia de situar en el centro de sus locales involucrados para presionar el ejercicio de
decisiones a la familia, como eje fundamental del los derechos de los niños/s y la familia.
desarrollo de los/as mismos/as; con la convicción
de que tienen la obligación legal de respaldarlas Lo anterior nos indica que para trabajar y lograr
proporcionando los servicios necesarios para ac- un cambio social a favor de la infancia y la ado-
ceder a condiciones de vida digna. lescencia, tenemos que articularnos con otros
actores sociales, sumar sus potencialidades, su
Nuestra relación con el Estado es una relación experiencia y saber a las nuestras. Sumado a
de socios corresponsables, conforme lo señala las acciones de exigibilidad de derechos ante el
la Ley de Infancia y Adolescencia 1098 de 2006, Estado, acompañándolo en el desarrollo técnico,
en el artículo 10, como la concurrencia de acto- relacionado con el derecho que tienen los niños,
res y acciones conducentes a garantizar el ejerci- las niñas y adolescentes a crecer en una familia
cio de los derechos de los niños, las niñas y los afectiva y protectora; desarrollando plenamente

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
20
sus capacidades y habilidades para acceder a sus derechos, su protección y el desarrollo de
oportunidades que les permita el ejercicio ple- habilidades para romper los ciclos intergenera-
no de sus derechos. Igualmente, acompañan- cionales de pobreza. Cuando se les acompaña
do a las familias en la búsqueda de redes de y capacita con información, servicios, recursos y
apoyo y protección desde sus comunidades estructuras de apoyo la mayoría de las familias
y desde el Estado, para el pleno aprovecha- pueden adquirir las habilidades necesarias para
miento de sus capacidades y habilidades. apoyar el desarrollo de sus hijos/as.

Como se ha planteado, nuestra incidencia re- El fortalecimiento a las familias y comunidades


conoce la experiencia y el papel que tienen para proporcionar un cuidado de calidad a sus hi-
las organizaciones sociales y las comunida- jos/as están en el centro de todos los programas
des, por ello, creamos espacios de encuentro de Aldeas Infantiles SOS, buscando disminuir y
para posicionar ante el Estado y la sociedad mitigar factores que obstaculizan la capacidad
los temas relacionados con la niñez, la adoles- de las familias, así como fortalecer en cada una
cencia y la familia. Pero, será necesario forta- de ellas las potencialidades que posee y requie-
lecer la movilización social para que participen re para superar situaciones adversas, hacerle
y se empoderen como sujetos de derechos frente a la vida y construir un entorno protector
ejerciendo su ciudadana. y afectuoso. Por lo tanto, no se trata de un buen
ejercicio de entrenamiento, es un proceso que
En este ejercicio de corresponsabilidad, tene- desde el inicio tendrá que contar con el interés y
mos claro que es al Estado a quien le atañe la implicación de la familia y de cada uno de sus
garantizar el desarrollo de las capacidades de miembros; en un recorrido en el que además, de
las familias y de la sociedad, para que prote- recuperar la esperanza deberán tramitar sus ex-
jan adecuadamente sus niños, niñas y adoles- pectativas, reconociéndose desde el inicio como
centes. Un compromiso y responsabilidad que sujeto colectivo de derechos, al tiempo que pro-
debe ir más allá, es decir, no solamente es muevan y exijan su ejercicio en cada uno de sus
propiciar que las personas se desarrollen indi- miembros. Esto incluye entonces:
vidualmente desde sus propias posibilidades,
se trata también de facilitar oportunidades rea- Con las familias: acciones de apoyo para ayu-
les para el desarrollo de todo ciudadano. Así darles a que desarrollen las actitudes, los cono-
por ejemplo, se puede estar educando a los cimientos, las capacidades y habilidades nece-
niños, niñas y adolescentes en la libertad de sarias para crear un entorno familiar positivo y
expresión, pero socialmente se le puede estar una atención de calidad a los niños, niños, ado-
negando esa libertad en la práctica, como po- lescentes y jóvenes.
sibilidad y como derecho por parte de los go-
biernos o, por no existir las condiciones para Con los niños, niñas, adolescentes y jóvenes:
su realización. acciones para ayudarlos/las a fortalecer su au-
toestima y su autonomía, así como propiciar los
Por eso se acompaña a las familias y comunida- conocimientos sobre sus derechos y responsa-
des, para que puedan alcanzar todo su potencial, bilidades, generando entornos que posibiliten su
y de esa manera genere los efectos positivos a ejercicio.
largo plazo. Cuando las familias y comunidades
cuentan con un poder mínimo sobre sus condi- Apoyo a todos los actores involucrados/as: para
ciones de vida y luchan por sobrevivir, existe que provean los recursos necesarios orientados
una gran necesidad de potenciar el cuidado a proteger y cuidar de los niños, niñas y adoles-
de los hijos/as e invertir en conocimiento sobre centes.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
21
Influenciar los marcos sociales, culturales, econó- ejercicio de incidencia para generar dependencia
micos y legislativos: de la comunidad y a nivel del del Estado, sino un ejercicio para crear empode-
Estado para proporcionar a las familias y educa- ramiento y desarrollo de ciudadanía, consciencia
doras/es todo lo necesario para establecer rela- del entorno social y político y, movilización para
ciones afectivas y estables con los/as niños/as y la transformación; comprendiendo y participando
adolescentes. corresponsablemente en el ejercicio de los dere-
chos de la infancia, la adolescencia y la juventud.
Las familias que cuentan con el apoyo de las re-
des sociales están en mejores capacidades de Por otra parte, Aldeas Infantiles SOS, se in-
ayudar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes teresa en prácticas sociales que insertas en la
a desarrollar su mayor potencial como sujetos. cultura legitiman la vulneración de sus derechos,
Así, las familias encuentran la mejor manera de el caso del castigo físico y la violencia intrafami-
cambiar su realidad, ellas proponen sus propias liar, éstas prácticas limitan el desarrollo de fami-
metas, examinan las necesidades y prioridades lias como entornos protectores. Ante esto, Aldeas
de cada miembro de la familia; con la ayuda de Infantiles SOS, hace incidencia social relacionán-
facilitadores/as, documentan el progreso y coordi- dose con los diferentes contextos para reconocer
nan los diferentes tipos de apoyo que encuentran. las raíces de estas situaciones de injusticia y des-
Estos planes permiten a las familias participantes igualdad, actuando a través de movilizaciones y
tomar sus propias decisiones sin generar depen- diversas acciones de abogacía. Promoviendo al
dencia del apoyo externo y disminuir progresiva- mismo tiempo, procesos de organización comuni-
mente su situación de vulnerabilidad. Las redes taria que potencie los liderazgos en sujetos, que
sociales son factores de protección esenciales siendo gestores/as de su propio desarrollo lo pon-
tanto para las familias como para las comunida- gan al servicio de la comunidad. Es la comunidad
des en situaciones difíciles. Un cambio sustancial organizada en espacios de construcción colecti-
en la situación de las familias requiere el compro- va, quien posiciona acciones conjuntas incluyen-
miso de la comunidad y la creación de las redes tes y pertinentes para respetar los derechos de la
de apoyo sociales. infancia y la adolescencia. Así como quien desa-
rrolla propuestas para interactuar con el Estado,
Por eso, enfatizamos en el ejercicio de la ciudanía haciendo presencia, evidenciando la situación de
de las familias, de todos sus miembros, a través la niñez, la adolescencia, la juventud y las familias
de un proceso de afirmación y aprendizaje de su en sus territorios.
condición individual y colectiva, como sujetos de
derechos les permita movilizarse y articularse a Se trata por lo tanto, de un compromiso que
la sociedad, por medio, de la puesta en marcha se concreta en propuestas de desarrollo humano
de proyectos de transformación social. Por esta desde cada región, desde una apuesta política y
razón, abogamos por los derechos de quienes pedagógica de transformación y de acercamiento
han sido privados del cuidado parental o están a cada realidad, impactando la construcción de
en riesgo de perderlo y concienciamos al Estado un tejido social que posibilite el derecho a los ni-
de sus obligaciones hacia ellos/as para promo- ños, niñas, adolescentes y jóvenes a crecer en
ver cambios en aquellas políticas y prácticas que entornos familiares protectores.
atentan contra sus derechos.

Este trabajo de agenciamiento tiene una intención


clara, la transformación de la realidad que viven
nuestros/as participantes, haciendo valer el rol de
garante de derechos que tiene el Estado. No es un

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
22
EPÍLOGO
Hemos hecho un acercamiento a los Fundamentos Pedagógicos, derivados del proceso de
reflexión de la práctica resultado del proceso de sistematización. En este ejercicio colectivo,
afirmamos nuestro propósito fundamental: potenciar el pleno desarrollo de niños, niñas y ado-
lescentes en situación de vulnerabilidad y riesgo en un entorno familiar protector.

Estamos convencidos que no solo es el mejor propósito, sino una apuesta política y pedagógica
de transformación, que parte de reconocer la situación particular de cada niño, niña, adoles-
cente, joven, familia y comunidad para dar una respuesta acorde a su realidad. Por eso, cons-
truimos vínculos duraderos, como elemento dinamizador del desarrollo de sus capacidades y
habilidades para el ejercicio pleno de su ciudadanía y propiciamos espacios, y momentos para
que cada uno/a construya y viva una infancia, una adolescencia y una juventud feliz, en com-
pañía de sus familias y comunidades.

Trabajamos corresponsablemente con otros actores sociales, para hacer que niños, niñas,
adolescentes y jóvenes, no tengan que vivir situaciones de vulneración.

Todo ello lo hacemos desde una postura de facilitación y de mediación, en una relación de diá-
logo de saberes y de aprendizaje mutuo; de participación y empoderamiento de los niños/as,
adolescentes, jóvenes, las familias y sus comunidades.

DESARROLLO DE
AMBITOS CAPACIDADES APRENDIZAJES
La niñez, la adolescencia y la juventud a través
del acompañamiento comprenden su situación
En relación con la particular, encontrando ambientes propicios
para su desarrollo integral.
madre y el adulto Capacidad de amar.
acompañante. Aprenden a través del amor a transforman
sus situaciones adversas en situaciones
favorables para su vida.

A través del encuentro (afectos) los niños,


niñas, adolescentes y jóvenes fortalecen lo
mejor que tiene cada uno/a, favoreciendo sus
procesos de autonomía.

El encuentro con Hermandad, solidaridad, El compartir con otros/as les permite compren-
otros/as: con sus la capacidad de der otras situaciones vividas, valorando aún
más la oportunidad ofrecida para cada uno/a;
hermanos/a y con relacionarse con ir resignificando las situaciones maltratantes
y difíciles que vivieron.
sus pares. el otro/a.
El relacionarse con los otros/as, distintos/as y
únicos/as los va potenciando para el ejercicio
de la ciudadanía.

Se desarrolla a través de la convivencia y


el encuentro donde cada uno/a es reconocido
como sujeto, participando y aportando lo mejor
de cada uno/a. Es una experiencia participa-
La Relaciones estables tiva y genera un trato por igual, fomentado por
Familia. y de confianza. el amor y el respeto entre todos/as.

Una familia afectiva y protectora es el mejor


lugar para el desarrollo de capacidades y
habilidades.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
23
DESARROLLO DE
AMBITOS CAPACIDADES APRENDIZAJES

Se aprende a través del encuentro de


afectos. Se celebra y se comparte a partir de la
El compartir, el vida propia y la de los otros/as
Calor de hogar. encuentro, la acogida, el
regocijo y la celebración. Permite aprender a partir de un lugar seguro
que siempre va estar dispuesto para los
niños, niñas, adolescentes y jóvenes donde
pueden llegar y saben que los/as esperan y
los/as hacen sentir importantes.

El ejercicio de la
Se aprende a interactuar con la realidad
ciudadanía, asociarse circundante, fortaleciendo las oportunidades
con el otro/a para de aprendizaje. Se da una toma de conciencia
La comunidad. transformar la realidad y se empieza a proyectar en qué se siente útil
a la sociedad, con derechos por conquistar y
individual y colectiva. promover en lo público.

El reconocimiento y Se comparte, se crean lazos de amistad,


Infancia en la derecho de vivir en la cercanía y solidaridad.
diferencia. El encuentro con
Diversidad cultural. los otros/as diversos a partir
Se aprende a valorar, a respetar y establecer
límites en la convivencia y en la diferencia.
de la singularidad.

Se aprenden las herramientas necesarias para


Educación y Capacidades cognitivas, poder leer e interpretar la realidad.

desarrollo personal. valorativas, afectivas y Se fortalecen los conocimientos particulares y


relacionales. los proyectos de vida.

Afloran las emociones y la expresividad de lo


Reconocimiento de la singu- que se es, dándose la oportunidad de hacer lo
Momentos de Infancia, laridad en relación con otros/as, que quiere, en cuanto a la diversión, expresivi-
dad, la naturalidad de ser ellos/as sin limita-
adolescencia y capaces de entender la realidad ciones y peligros.
propia y diversa y, de construir
juventud Feliz. una ciudadanía en solidaridad Aflora la ternura y el derecho de ser sujetos sin
en lo público. ser vulnerados/as ni vulnerar a otros/as.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
24
GLOSARIO
FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS que les permita el desarrollo de sus capaci-
dades y habilidades para ser agentes de su
Hace referencia a los principios sobre los cua- propio desarrollo y transformar su realidad.
les se basa el desarrollo pedagógico de Aldeas
Infantiles SOS. Expresan la postura de Aldeas AGENCIAR EL DESARROLLO
Infantiles SOS Colombia, en su búsqueda de
profundizar en el sentido de lo que hacemos Agenciar el desarrollo significa movilizar de
como Organización y así garantizar la calidad manera libre, consciente y responsable todas
en nuestro servicio, también es el marco de las potencialidades de los niños, niñas, ado-
acción para toda la Asociación Nacional. Son lescentes, jóvenes, familias y comunidades
principios que se convierten en referentes y materializando las oportunidades en un cre-
todas las acciones de la Asociación Nacional cimiento del ser y el hacer. En este sentido
deben direccionarse hacia estos. consideramos necesario movilizar un proceso
de planeación del desarrollo, donde cada uno
PERTIENCIA asuma sus metas y propósitos tanto a nivel in-
dividual como en su colectivo.
Un programa de Aldeas Infantiles SOS, es
pertinente en tanto logre acompañar el desa- REDES SOCIALES
rrollo de la infancia, la adolescencia, la juven-
tud, las familias y comunidades hacia accio- Las redes sociales son factores de protección
nes de transformación de sus realidades. La esencial tanto para las familias como para las
pertinencia se expresa en el reconocimiento comunidades en situaciones difíciles. Un cam-
del contexto y la particularidad de la situación bio sustancial en la situación de las familias
de cada niño, niña, adolescente, joven, familia requiere el compromiso de la comunidad y la
y comunidad. creación de las redes de apoyo sociales.

La reflexión e innovación permanente de las AUTOSUFICIENCIA/AUTONOMIA


prácticas, el interés auténtico por el desarrollo
de los/as participantes y la relación dialógica Entendida como la posibilidad, el proceso y la
que con ellos y ellas se construye, se convier- capacidad de las personas para orientarse au-
te en un elemento pedagógico fundamental de tónomamente como participes de la sociedad,
la respuesta de Aldeas Infantiles SOS. con capacidad de construir, elegir, una vida
con sentido, corresponsablemente, en rela-
VÍNCULO ción con el desarrollo de otros/as. Capaces de
reconocer las condiciones de vulnerabilidad
Son las relaciones que tejemos como seres resultado de situaciones sociales, económicas
humanos a lo largo de la existencia, a partir y políticas, y de adelantar procesos de trans-
de interactuar con el/la otro/a en la conviven- formación a nivel individual y colectivo; com-
cia diaria, siendo la familia el primer entorno prometidos/as solidariamente con el cuidado
socializador. El afecto es una decisión, es un y respeto por el otro/a, reconociendo que el
acto consciente que se toma frente al cuidado desarrollo humano es individual pero a la vez
y la responsabilidad que implica la vida de un colectivo y vinculante, donde el sujeto es par-
niño, niña, adolescente y joven; con una inten- tícipe y protagonista.
ción clara de propiciar un ambiente adecuado

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
25
TRANSFORMACIÓN LA PEDAGOGÍA

Hace referencia a la decisión de Aldeas Infantiles Al definir la educación como socialización se re-
SOS, de desarrollar capacidades, oportunidades, conoce la pedagogía como la base, desde la cual
para niños, niñas, adolescentes, jóvenes y co- se construyen las acciones, las interacciones y
munidades para acceder a una vida digna. Es el eventos educativos. En ese sentido, es un saber
propósito por el que trabajamos, que cada sujeto práctico-teórico de las relaciones sociales del sa-
como titular de derechos, a partir de su realidad ber, el conocimiento, la enseñanza y el aprendi-
específica, su manera de vivir y de entender el zaje. Son los procesos prácticos que determinan
mundo se constituya en organizador de procesos la manera de entenderse y asumirse; es la forma
de transformación. como se aborda y se inscribe en el tejido social.
Pero al mismo tiempo reconoce el acumulado his-
NEGOCIACION CULTURAL tórico de quienes han reflexionado sus prácticas.

Hace referencia a los presaberes con que cada su- La pedagogía reconoce que existen otros espa-
jeto llega a los procesos educativos y pedagógicos, cios diferentes a la escuela y esa existencia plural
con su propia imagen del mundo (subjetiva y co- le permite al ser humano producir una serie de
lectiva), con su “estructura previa”, como punto de dispositivos, para garantizar la construcción de
partida para confrontar lo que saben los/as demás. su vida. La pedagogía nos habla de una prácti-
Los niños, las niñas, los adolescentes y jóvenes ca educativa que se renueva por actores diver-
desde la singularidad y la diferencia son asumidos/ sos con horizontes culturales múltiples. Ubica a
as desde su historia y los conflictos derivados de los sujetos como destinatarios/as y productores/
ella, como parte del proceso de crecimiento y desa- as de la práctica educativa, también, permite la
rrollo. Desde ahí se da un proceso de identificación recontextualización de saberes, conocimientos y
de visiones compartidas, construyendo la diferencia prácticas.
a través, de una clara negociación cultural.
LA PRÁCTICA
FACILITADORES/AS
Referida a todas aquellas acciones que realiza-
Hace referencia a los adultos y acompañantes de mos para llevar a cabo la promesa de la organi-
los procesos, en una actitud de respeto, diálogo y zación a favor de los niños, niñas, adolescentes,
de escucha activa, se acerca a la realidad particular jóvenes, familias y comunidades. En ese sentido,
de cada niño, niña, adolescente, joven y comunidad son prácticas, que son pensadas, planificadas, en
para acompañarlos/as en una relación de aprendi- un horizonte de sentido, transformación, y con las
zaje mutuo, en la planificación y desarrollo de sus herramientas adecuadas para el logro del propó-
proyectos de desarrollo. sito.

EDUCACIÓN
DISPOSITIVOS
Entendida como socialización, hace referencia a los
procesos permanentes de los diversos espacios de Son aquellos elementos que hacen posible que
la vida cotidiana, a través de los cuales la sociedad el conocimiento y el empoderamiento, es decir,
organiza la integración de sus miembros. Como la producción de significados y sentidos sea una
práctica social opera en todos los ámbitos, formales elaboración social. La labor de Aldeas Infantiles
y no formales, y además desborda su acción hacia SOS, supone una construcción a través de unos
el amplio universo de lo informal. instrumentos que deben ser pensados no sola-

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
26
mente para la realización de acciones puntua- LAS HABILIDADES
les, sino en un horizonte político y pedagógi-
co de transformación de la práctica. Así, los Están referidas al desarrollo de la capacidad
dispositivos funcionan como aspectos de una con relación a algún aspecto de la persona y la
caja de herramientas que se eligen para hacer puede ampliar al máximo. En algunos casos las
viable y posible la acción de la Organización. habilidades se han referido a destrezas sola-
Ejemplos de dispositivos: el lenguaje, el uso mente, manejo de algunas técnicas específicas,
del espacio, el manejo del tiempo, los facilita- herramientas psicosociales para hacerle frente
dores/as, los equipos, entre otros. a la vida cotidiana, sin embargo el desarrollo de
la habilidad articula conocimientos, aptitudes y
valores que desarrollan las personas.
CAPACIDADES
LAS COMPETENCIAS
Hacen referencia a las características parti-
culares de las personas, son inherentes a su Tiene que ver con el hacer de las personas y
condición como seres humanos. Son rasgos hacer de las personas en contexto, no se cir-
y aptitudes entrenadas y desarrolladas por la cunscribe solamente a lo laboral-lo productivo
persona, en muchos casos, en interacción con desde una visión limitada de competencia, si no
el entorno social, económico, familiar y políti- desde la integralidad del ser humano que cuen-
co. Las capacidades pertenecen en primer y ta con muchas más capacidades para realizarse
prioritario lugar a las personas individuales y en el campo que quiera, incluido lo laboral y lo
luego en sentido derivado a los colectivos. psicosocial.

Así, cuando hablamos de capacidades nos La competencia tiene un referente social, son
estamos refiriendo por un lado, a las caracte- los demás en situaciones específicas, los que
rísticas individuales de las personas dotadas van diciendo si posees la competencia o no. En
de las condiciones necesarias, y por otro, al ese sentido la competencia es un estándar que
desarrollo y realización activa de cada una de te exige la sociedad y que te lo certifica.
las capacidades y oportunidades a nivel social.
El desarrollo de las competencias tienen un hori-
De esta manera, cuando hablamos de desa- zonte de evolución, si no se transforma el medio
rrollo de capacidades hacemos referencia al en que está la persona para ampliar las posi-
despliegue de todas las facultades, potenciali- bilidades de realización como ser humano, no
puede formarse como un sujeto integral y tener
dades que las personas traen consigo al mun-
una vida digna y además, expresarse como un
do, suficiente para múltiples haceres y seres.
ser integrado a la sociedad.
Sin embargo, no basta solamente con reco-
nocer en las personas sus capacidades, sino
Para desarrollar la competencia se tiene que ad-
crear las condiciones, oportunidades sociales, quirir unas destrezas, se tiene que desarrollar
políticas y económicas para que cada sujeto unas habilidades, potenciar unas capacidades,
desde su autonomía, capacidad de elegir y se tienen que tener propósitos para hacerlo, no
actuar en cada situación particular y como ti- solo, sino en relación con otros/as. En ese sen-
tular de derechos, sujeto en condición de de- tido, trabajar las competencias es desarrollar
sarrollo se realice como tal. todas las capacidades del sujeto que implica ac-
titudes, manejo de la información, competencia
emocional, habilidades y destrezas. Así, como

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
27
las habilidades están referidas al desarrollo de la ENFOQUE
capacidad, aquellas son el componente del saber
hacer de las competencias, donde la parte de las Cuando hablamos de enfoque estamos hablan-
destrezas son todas esas herramientas que per- do de una forma particular de ver y analizar algo.
miten operacionalizar, hacer activa, material, po- En este caso es la manera como la organización
sible y tangible la capacidad y la competencia. en fundamenta conceptual y metodológicamente su
ese sentido las habilidades se desarrollan. quehacer en la práctica.

FACILITADOR/A Los enfoques como propuesta lleva implícita una


postura organizacional que se hace evidente en
Es el rol del adulto frente al niño, niñas, adoles- la cotidianidad, poniendo en escena una serie de
cente, joven, familia y comunidad; implica colo- prácticas que tienen la pretensión de permear el
carse, exponerse como sujetos de aprendizaje y mundo de la vida de estas, a partir de entenderlas
transformación, pues los vínculos que establecen en sus contextos, la manera de ver a los niños, ni-
a través de sus interacciones cotidianas con ellos/ ñas, adolescentes y jóvenes; las familias y la co-
as dejan en evidencia aprendizajes mediados por munidad; su lugar en la sociedad. Desde aquí la
los mecanismos de socialización,extendiéndose cotidianidad de la práctica se llena de significados
en la relación con los niños, niñas, adolescentes que cobran sentido a la luz de nuestras apuestas.
y jóvenes en los distintos espacios.
ENFOQUE DE DERECHOS

MEDIACIÓN Entendemos el enfoque de derechos como un


marco conceptual y metodológico basado norma-
Entendida como una acción intencionada en la tivamente en estándares internacionales de dere-
que a través del diálogo, tanto los/as participan- chos humanos, este enfoque apunta a promover,
tes como los facilitadores/as en la escucha activa, proteger y hacer efectivos los derechos humanos
propician que el otro/a se acerque a su realidad, de los/las participantes.
a su historia de vida y haga consciencia de ella,
por lo tanto construya su propio proyecto de de- Consideramos el enfoque de derechos no sola-
sarrollo. mente como una estrategia para mejorar las con-
diciones de vida de las personas y de la sociedad
DIÁLOGO DE SABERES dentro de un modelo vigente, sin cuestionarlo,
que enfatiza en los derechos individuales, las
La respuesta a la situación específica de cada niño, cuestiones éticas y los derechos civiles y políticos
niñas, adolescente, joven, familia y comunidad es de las personas; sino, en un enfoque de derechos
un encuentro entre dos partes, a partir de un ejerci- de mediaciones para la construcción de proyec-
cio constante de escucha y exploración de intereses tos de transformación, con énfasis en una ciuda-
mutuos; de esta forma, se inicia la construcción de danía colectiva para favorecer la organización de
una relación mediada por el diálogo de saberes de la sociedad civil; además, privilegia a los agentes
manera permanente. Se trata de una relación au- sociales comprometidos con la transformación
téntica con los/as participantes donde se crean vín- social y promueve su empoderamiento.
culos de reconocimiento, respeto y solidaridad.

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
28
mismos, garantizando el principio de equidad;
ENFOQUE DE GÉNERO fundamental en un enfoque de derechos y de
desarrollo de capacidades.
El Enfoque de género es una herramienta de
trabajo, una categoría de análisis, con base DESARRROLLO HUMANO
en las variables de sexo y género, nos brinda
herramientas para identificar los diferentes pa- Asumimos que el desarrollo humano implica
peles y tareas que llevan a cabo los hombres el reconocimiento de las potencialidades, de
y las mujeres en una sociedad determinada, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes con
y desde allí, las asimetrías y las relaciones sus capacidades y habilidades; reconociendo
de poder e inequidades; como consecuencia, la importancia de su papel en su propio de-
nos ayuda a reconocer las causas que las pro- sarrollo con plenas garantías para el ejercicio
ducen y a formular mecanismos para superar de sus derechos, asumidos en su condición
estas brechas, ya que ubica la problemática de sujetos en desarrollo, no por sus carencias
no en las mujeres o los hombres, sino en las sino por la significancia de su etapa de desa-
relaciones socialmente construidas sobre el rrollo para la vida adulta.
poder y la exclusión. Podemos entonces de-
cir que el enfoque de género, es una opción Desde esta perspectiva el desarrollo humano
política, permite reconocer la realidad como nos ubica en el terreno de potenciar integral-
un hecho vivido de manera diferente por hom- mente a los niños, niñas, adolescentes y jóve-
bres y mujeres, con amplia desventaja hacia nes, con el compromiso y la perspectiva clara
las mujeres, todo ello, nos compromete con la de dignificación de sus condiciones de vida,
transformación de las inequidades. que implica reconocerse como sujetos capa-
ces de liderar su propio proceso de desarrollo
ENFOQUE DIFERENCIAL y así lograr la autosuficiencia.

Aldeas Infantiles SOS, desarrolla sus accio- LA FAMILIA


nes en contextos diversos, esto hace que los
participantes de nuestros programas presen- Como organización enfocada en el desa-
ten características y condiciones sociales, rrollo infantil, Aldeas Infantiles SOS, hace
culturales, cognitivas, étnicas, biológicas, referencia a la “familia” como un grupo social
etarias y de genero diversas. Esta diversidad que tiene el compromiso de una educación
implica un reto en el desarrollo de nuestra afectuosa y de la socialización de los niños y
apuesta pedagógica, pues nos llama a identi- niñas. El desarrollo de este afecto no se basa
ficar, comprender y actuar acorde a las condi- en la genética sino en interacciones sensitivas
ciones particulares de cada uno de los grupos con cualquier cuidador/a; la “familia” va más
sociales o individuos que están vinculados a allá de los padres biológicos. Así, ya no son
nuestra organización (participantes, colabora- condición necesarios los criterios anterior-
dores/as, socios estratégicos, comunidades). mente extendidos, tales como que una familia
El enfoque diferencial nos debe permitir iden- comparta un linaje biológico, identidad común
tificar y visibilizar dichas particularidades (po- o lugar de residencia o que se asuman con-
tencialidades y vulnerabilidades) y desde allí juntamente funciones como la reproducción,
generar dinámicas apropiadas que respon- la educación y la cooperación económica.
dan a las necesidades y expectativas de los

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
29
No hablaremos por lo tanto, de la familia como es- los sociales, organizativos, sistemas de valores y
tructura única sino de las familias, asumiendo su relaciones con el medio ambiente que caracteriza
diversidad en las múltiples maneras de organiza- un espacio particular.
ción como formas familiares, dadas por diversos
factores, pero fundamentalmente por su capaci- DESARROLLO INTEGRAL DEL NIÑO Y LA NIÑA
dad de decisión y autodeterminación. El recono-
cimiento a esta diversidad en su organización, Concebimos el desarrollo del niño o la niña como
será un principio para acercarse a ella desde el un proceso particular, subjetivo, dinámico y per-
respeto. manente. Por ser un proceso particular cada niño,
niña, adolescente y joven se desarrolla de mane-
ENTORNO PROTECTOR ra distinta, con avances y retrocesos, donde fac-
tores como la cultura, el ambiente y otros, influyen
Un entorno familiar protector garantiza el bienes- de manera significativa. Por esta razón, creemos
tar físico y emocional del niño o de la niña, allí se que el niño y la niña no se desarrollan en un sen-
puede establecer relaciones estables y de con- tido único, concebimos que en ellos/as se produ-
fianza con sus pares, hermanos y hermanas (u cen múltiples desarrollos relacionados entre sí
otros cuidadores/as). El niño o la niña disfrutan de pero no necesariamente en forma lineal y que no
una infancia plena para desarrollar su potencial y parecen tener una etapa final.
así, prepararse para el futuro. El bienestar físico
y emocional del niño o de la niña está asegura-
do. Viviendo una infancia plena y ampliando toda
su capacidad para prepararse para el futuro. Se
reconoce la importancia del niño y de la niña en
su propio desarrollo por ello, se le involucra en la
toma de decisiones de asuntos que atañen a su
vida, de acuerdo a su edad, madurez y capacidad.
Se promueve y apoya el desarrollo holístico del
niño y de la niña. En un entorno familiar protec-
tor los jóvenes encuentran la seguridad necesaria
para dar los pasos que les permitirán convertirse
en personas autosuficientes y bien integradas en
la sociedad.

TERRITORIO

Todos los seres humanos tenemos un víncu-


lo específico con el lugar en el que habitamos,
esta relación forma nuestra identidad y constituye
elementos centrales del desarrollo de los seres
humanos, esta relación entre sujeto y espacio da
vida al territorio. Desde la apuesta pedagógica de
Aldeas Infantiles SOS, entendemos el territorio
como una construcción social, es decir como un
entramado de manifestaciones culturales, víncu-

FUNDAMENTOS PEDAGÓGICOS
ALDEAS INFANTILES SOS
COLOMBIA
Programa Aldea Infantil SOS Cazucá - Soacha

Familias de Origen 217

Niños y niñas en cuidado diario 369


Programa Aldea Infantil SOS Cartagena

Familias SOS 5

Niños/as y Jóvenes en familias SOS 31


Programa Aldea Infantil SOS Nueva Vida- Bogotá
Familias sustitutas 203
Familias de Origen 108
Niños/as y jóvenes en familias sustitutas 222
Niños y niñas en cuidado diario 128
Familias de Origen 188
Niños y niñas en cuidado diario 195

Programa Aldea Infantil SOS Floridablanca


Programa Aldea Infantil SOS Rionegro Familias SOS 11
Familias SOS 12 Niños/as y Jóvenes en familias SOS 117
Niños/as y Jóvenes en familias SOS 122 Familias de Origen 94

Niños y niñas en cuidado diario 99

Programa Aldea Infantil SOS Quibdó Programa Aldea Infantil SOS Ipiales

Familias de Origen 138 Familias SOS 11


Niños y niñas en cuidado diario 149 Niños/as y Jóvenes en familias SOS 116

Familias de Origen 386

Programa Aldea Infantil SOS Riosucio – Caldas Niños y niñas en cuidado diario 386

Familias de Origen 375


Niños y niñas en cuidado diario 436

Programa Aldea Infantil SOS Tumaco – Nariño

Familias de Origen 307


Niños y niñas en cuidado diario 301

Programa Aldea Infantil SOS Ibagué

Familias SOS 12

Niños/as y Jóvenes en familias SOS 136


Programa Aldea Infantil SOS Bogotá
Familias de Origen 191
Familias de Origen 15
Niños y niñas en cuidado diario 219
Niños y niñas en cuidado diario 209

Programa Aldea Infantil SOS Cali

Familias SOS 12

Niños/as y Jóvenes en familias SOS 87

Familias de Origen 300

Niños y niñas en cuidado diario 305