Está en la página 1de 6

RESISTENCIA AL ESFUERZO CORTANTE DE LOS SUELOS “FRICCIONANTES”

Para una mejor compresión de las características de resistencia de los suelos es


conveniente trata primeramente aquellos que suelen considerarse puramente
friccionantes; es decir, las arenas limpias, las gravas limpias y los enrocamientos y las
combinaciones de tales materiales.

Los criterios que se describen a continuación se refieren a la prueba directa de esfuerzo


cortante, por simplicidad y buscando mayo claridad de exposición. El comportamiento
triaxial se expondrá en un capitulo posterior.

La explicación de la resistencia al esfuerzo cortante de los suelos friccionantes parte de


los mecanismos de la fricción mecánica, para una aplicación más estricta de esta ley a
una masa de partículas discretas hay que considerarlos actuando en los puntos de
contacto. Cuantos mayores sean las partículas menos serán los puntos de contacto, si
todas las demás circunstancias prevalecen y, por lo tanto, mayores serán las
concentraciones de presión en ellos. Análogamente, los puntos de contacto aumentan
con la mejor distribución granulométrica. Las presiones en los puntos de contacto
sobran importancia si se relacionan con la resistencia individual de los granos del
material, pues bajo aquellas, estos pueden llegar a deformarse o a romperse.

La resistencia al esfuerzo contante de una masa de suelo friccionantes depende las


siguientes características del propio material:

 Compacidad
 Forma d granos
 Distribución granulométrica
 Resistencia individual de las partículas
 Tamaño de las partículas

Ademas de las caracteristicas anteriores existen dos factores circunstanciales,


dependientes de como se hace llegar el material a la falla, que ejercen tambien gran
influencia en la resistencia.

1
1 Grafica: Esfuerzo-Deformación

En esta grafica observamos las gráficas esfuerzo-deformación obtenidas para tres


muestras de la misma arena, una supuesta suelta, una compacta y una cementada, en
pruebas directas de esfuerzo cortante hechas aplicando en cada caso la misma presión
vertical; se supone que se aplican lo que pudieran considerarse esfuerzos de bajo nivel.

Pueden observarse que en el caso de la arena suelta, la gráfica esfuerzo deformación es


del tipo de falla plástica, en la que al aumentar el esfuerzo, la deformación crece,
tendiendo aquel a un valor límite que se conserve aunque la deformación siga creciendo
hasta valores muy grandes.

En el caso de la arena compacta, el tipo de falla corresponde al frágil; en ella cuando el


esfuerzo llega a un máximo, disminuye, si la deformación aumenta. El esfuerzo máximo
en la arena compacta es mayor que en la arena suelta, pero al crecer la deformación, e
valor último tiende a ser el mismo en los dos casos.

En el caso de la arena cementada se observa un comportamiento frágil, con disminución


rápida del esfuerzo a partir del valor máximo, al crecer la deformación. Al crecer la
deformación se llega a valores finales del esfuerzo análogos a los de los dos casos
anteriores. La deformabilidad es menor en la arena compacta que en la suelta y en la
cementada es la menor de las tres.

En la arena suelta, la deformación por esfuerzo cortante produce un mejor acomodo de


los granos que se manifiesta por una disminución de volumen, el cual tiende a un valor
constante, cuando el esfuerzo llega también a ser constante.

2
En la arena compacta, los granos que originalmente estaban bien acomodados, han de
moverse sobre sus vecinos y relativamente a ellos para que haya deformación; esto
produce estructuras más sueltas que la original y el volumen de la arena crece.

Si la resistencia de las partículas individuales es baja, manteniéndose constante todos


los demás factores, la relación anterior disminuye debido a que el efecto de trabazón es
menor eficiente por el mayor grado de rotura de los granos.

Las razones por las que la resistencia varía con el tipo de prueba no son ya tan obvias y
no se discutirán con mayor detalle; baste decir que lo más importante es la trayectoria
de esfuerzos seguida para llevar al material a la falla.

2 Grafico: Líneas de resistencia para tipos de arenas


a) Arena suelta

La línea de resistencia es una recta que pasa por que pasa por el origen.

s=σ tan ϕ s

b) Arena compactada

La curva de resistencia es cóncava, hacia abajo.

s=σ tan ϕ c

c) Arena cementada

Para este tipo de arena la ley de resistencia será:

s=c+ σ tanϕ

3
En el caso de arenas parcialmente saturadas se puede observar que el comportamiento
depende en gran manera del grado de saturacion en arenas ligeramente humedas, las
fuerzas capilares producidas por el agua inyersticial comunican a la arena una “
cohesion aparente” que la hace aparecer resistente, aun bajo presion normal exterior
nula.

En arenas humedas existe un fenómeno según el cual aumentan su volumen cuando se


someten a un efecto vibratorio. Llegando a alcanzar relaciones de vacios mayores que la
maxima correspondiente a un estado totalmente seco. Este fenomeno resulta ahora de
facil explicacion si se tiene en cuenta la resistencia comunidada a la masa de arena porr
las presiones intergranulares provocadas popr el agua capilar.

RELACIÓN DE VACIOS CRÍTICA Y LICUACIÓN DE LAS ARENAS

Según ha quedado establecido, existe el hecho revelado por el experimento, de que en


deformacion bajo esfuerzo cortante, tales arenas sueltas disminuyen su volumen y, por
lo tanto su relacion de vacios, en tanto que en las arenas compactas ambos aumentan.

La importancia de este tema aparece cuando se considera la resistencia al esfuerzo


cortante de las arenas finas saturadas, sometidas a deformaciones tangenciales rápidas.

s=( σ−u n ) tanϕ=σtanϕ

Una arena compacta que se trate de deformar aplicándole las cargas con velocidad alta,
aumenta su resistencia al esfuerzo cortante

Ocurre mayormente en terrenos:

 Arenosos sueltos
 Saturados

Las vibraciones sísmicas producen un esfuerzo cortante de la masa de suelo que a su


vez genera un incremento de la presión del agua en los poros, debido a la dilatancia de
los materiales.

El aumento en la presión de poro implica una reducción del esfuerzo efectivo, de


acuerdo con la ecuación fundamental de la mecánica de suelos.

σ = σ´ + u

4
Donde:

σ: Esfuerzo total.
σ´: Esfuerzo efectivo.
u: Presión de agua en los poros.

CONSIDERACIONES SOBRE LOS RESULTADOS DE PRUEBAS TRIAXIALES


EN SUELOS “COHESIVOS” SATURADOS, NORMALMENTE CONSOLIDADOS.

El ensayo triaxial tiene por finalidad de obtener parámetros del suelo, tales como la
relación esfuerzo- deformación a través de la determinación del esfuerzo cortante, la
cohesión y el ángulo de fricción interna del suelo. La determinación de estos
parámetros, se usa cotidianamente en las siguientes aplicaciones: Terrenos de
Fundación.

Existen dos modalidades de pruebas triaxiales; pruebas de compresión y pruebas de


extensión, todo depende de si la muestra es varia en aumento o disminución su
dimensión original de altura.

Este ensayo se usa para determinar el parámetro de resistencia no drenado cu y es


adecuado para arcillas saturadas. En condiciones no drenadas, los suelos saturados
presentan un esfuerzo de corte crítico que tiende a mantenerse constante para cualquier
valor del esfuerzo normal

En este tipo de prueba no se permite en ninguna etapa la consolidación de la muestra.


La válvula de comunicación entre el espécimen y la bureta permanece siempre cerrada
impidiendo el drenaje. En primer lugar, se aplica al espécimen una presión hidrostática
y de inmediato, se falla el suelo con la aplicación rápida de la carga axial. Los esfuerzos
efectivos en esta prueba no se conocen bien. El ensayo UU es usualmente llevado a
cabo sobre especímenes de arcilla, enmarcando la realización del ensayo dentro del
concepto de resistencia para suelos cohesivos saturados, en donde se expresan los
resultados en términos de esfuerzos totales. La envolvente de falla para los criterios de
Mohr del esfuerzo total se convierte en una línea horizontal, con una condición de φ =
0° (ángulo de fricción) Y τf = Cu, siendo Cu la resistencia al cortante no drenada, la
cual es igual al radio de los círculos de Mohr.

5
El ensayo de compresión triaxial es más usado para determinar la característica de
esfuerzo-deformación y de resistencia al esfuerzo cortante de los suelos. El ensayo
consiste en aplicar esfuerzos laterales y verticales diferentes, a probetas cilíndricas de
suelo y estudiar.

El ensayo se divide en dos etapas:

• La primera etapa:

Es en la que la probeta de suelo es sumergida a una presión hidrostática de fluido, con


esfuerzos verticales a iguales a los horizontales. Durante esta etapa, se dice que la
probeta es “consolidada” si se permite el drenaje del fluido de los poros.

• En la segunda etapa:

Llamada de aplicación del esfuerzo desviado, se incrementan los esfuerzos verticales


(desviadores) atreves del viston vertical de carga, hasta la falla. En esta etapa el
operador tiene también la opción de permitir el drenaje y por lo tanto eliminar la presión
neutra o mantener la válvula correspondiente cerrada y sin drenaje.