Está en la página 1de 5

Primera Guerra Mundial

La Primera Guerra Mundial, anteriormente llamada la Gran Guerra,b fue una confrontación
bélica centrada en Europa que empezó el 28 de julio de 1914 y finalizó el 11 de
noviembre de 1918, cuando Alemania aceptó las condiciones del armisticio.
Recibió el calificativo de «mundial» porque se vieron involucradas todas las grandes potencias
industriales y militares de la época, divididas en dos alianzas.5 Por un lado, la Triple
Alianza formada por las Potencias Centrales: el Imperio alemán y Austria-Hungría. Italia, que
había sido miembro de la Triple Alianza junto a Alemania y Austria-Hungría, no se unió a las
Potencias Centrales, pues Austria, en contra de los términos pactados, fue la nación agresora
que desencadenó el conflicto.6 Por otro lado se encontraba la Triple Entente, formada por
el Reino Unido, Francia y el Imperio ruso. Ambas alianzas sufrieron cambios y fueron varias
las naciones que acabarían ingresando en las filas de uno u otro bando según avanzaba la
guerra: Italia, el Imperio del Japón y Estados Unidos se unieron a la Triple Entente, mientras
el Imperio otomano y el Reino de Bulgaria se unieron a las Potencias Centrales. Más de 70
millones de militares, de los cuales 60 millones eran europeos, se movilizaron y combatieron
en la entonces guerra más grande de la historia.78
Hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, esta guerra era llamada Gran Guerra, o
Guerra Mundial,91011 expresión esta última que en Alemania comenzó a utilizarse desde su
comienzo (Weltkrieg), aunque solo se generalizó en Francia (Guerre Mondiale) y en el Reino
Unido (World War) en la década de 1930, mientras que en Estados Unidos la denominación se
impuso a partir de su intervención en 1917,12 ya que allí se la conocía como Guerra
Europea.13
Aunque el imperialismo que venían desarrollando desde hacía décadas las potencias
involucradas fue la principal causa subyacente, el detonante del conflicto se produjo el 28 de
junio de 1914 en Sarajevo con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria,1415
a manos de Gavrilo Princip, un joven nacionalista serbio.1617 Este suceso desató una crisis
diplomática cuando Austria-Hungría dio un ultimátum al Reino de Serbia y se invocaron las
distintas alianzas internacionales forjadas a lo largo de las décadas anteriores. En pocas
semanas, todas las grandes potencias europeas estaban en guerra y el conflicto se extendió a
muchas otras áreas geográficas.
El 28 de julio, los austrohúngaros iniciaron las hostilidades con el intento de invasión de
Serbia.1819 Mientras Rusia se movilizaba, Alemania invadió Bélgica, que se había declarado
neutral, y Luxemburgo en su camino a Francia. La violación de la soberanía belga llevó al
Reino Unido a declarar la guerra a Alemania. Los alemanes fueron detenidos por los
franceses a pocos kilómetros de París, y se inició una guerra de desgaste en la que las líneas
de trincheras apenas sufrirían variación alguna hasta 1917. Este frente es conocido
como Frente Occidental. En el Frente Oriental, el ejército ruso logró algunas victorias frente a
los austro-húngaros, pero fueron detenidos por los alemanes en su intento de invadir Prusia
Oriental. En noviembre de 1914, el Imperio otomano entró en la guerra, lo que significó la
apertura de distintos frentes en el Cáucaso, Mesopotamia y el Sinaí. Italia y Bulgaria se
unieron a la guerra en 1915, Rumania en 1916 y Estados Unidos en 1917.
Tras años de relativo estancamiento, la guerra empezó su desenlace en marzo de 1917 con la
caída del gobierno ruso tras la Revolución de Febrero y la firma de un acuerdo de paz entre
la Rusia revolucionaria y las Potencias Centrales después de la Revolución de Octubre, en
marzo de 1918. El 4 de noviembre de 1918, el Imperio austrohúngaro solicitó un armisticio.
Tras una gran ofensiva alemana a principios de 1918 a lo largo de todo el Frente Occidental,
los Aliados hicieron retroceder a los alemanes en una serie de exitosas ofensivas. Alemania,
en plena revolución, solicitó un armisticio el 11 de noviembre de 1918, poniendo fin a la guerra
con la victoria aliada.
Tras el fin de la guerra, cuatro grandes imperios dejaron de existir: el alemán, el ruso, el
austrohúngaro y el otomano. Los Estados sucesores de los dos primeros perdieron una parte
importante de sus antiguos territorios, mientras que los dos últimos se desmantelaron. El
mapa de Europa y sus fronteras cambiaron por completo y varias naciones se independizaron
o se crearon. Al calor de la Primera Guerra Mundial se fraguó la Revolución rusa, que
concluyó con la creación del primer Estado en la historia autodenominado socialista: la Unión
Soviética.
Tras seis meses de negociaciones en la Conferencia de Paz de París, el 28 de
junio de 1919 los países aliados firmaron el Tratado de Versalles con Alemania, y otros a lo
largo del siguiente año con cada una de las potencias derrotadas. Más de nueve millones de
combatientes y siete millones de civiles perdieron la vida (el 1 % de la población mundial),2021
una cifra extraordinaria, dada la sofisticación tecnológica e industrial de los beligerantes. Es el
quinto conflicto más mortífero de la historia de la Humanidad.c La convulsión que provocó la
guerra allanó el camino a grandes cambios políticos, con revoluciones de un carácter nunca
visto en varias de las naciones involucradas.22 Se fundó la Sociedad de Naciones, con el
objetivo de evitar que un conflicto de tal magnitud se repitiese; sin embargo, dos décadas
después estalló la Segunda Guerra Mundial. Entre sus razones se pueden señalar: el alza de
los nacionalismos, una cierta debilidad de los Estados democráticos, la humillación sentida por
Alemania tras su derrota, las grandes crisis económicas y, sobre todo, el auge del fascismo.

Índice

 1Antecedentes
o 1.1Imperialismo
o 1.2Sistema de alianzas
o 1.3La Paz armada
o 1.4Conflictos y equilibrio de poderes
 2Preludio
o 2.1Asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo
o 2.2Crisis de julio
 3La guerra
o 3.1Guerra de movimientos
o 3.2Frente occidental
o 3.3Frente oriental
o 3.4Otros frentes
 3.4.1Frente balcánico
 3.4.2Frente de Oriente Medio
 3.4.3Frente Italiano
 3.4.4La guerra en África
 3.4.5La guerra en el Extremo Oriente y el Pacífico
 3.4.6La guerra en el mar
o 3.51917: entrada de Estados Unidos en la guerra y derrota de Rusia
o 3.6Ofensiva alemana de primavera
o 3.7Ofensiva final y victoria aliada
 3.7.1La ofensiva de los Cien Días
 3.7.2Avance aliado a la línea Hindenburg
 3.7.3Revolución y rendición alemana
 3.7.4Armisticios y capitulaciones
 4Reclutamiento
 5La experiencia de los soldados
o 5.1Prisioneros de guerra
 6Apoyo a la guerra
 7Oposición a la guerra
 8Tecnología
o 8.1Guerra terrestre
 8.1.1Gas venenoso
o 8.2Naval
o 8.3Aviación
 9Aspectos económicos
o 9.1Economía de guerra e intervención del Estado
 9.1.1Empeoramiento del frente interior
o 9.2Consecuencias económicas
 10Consecuencias de la guerra
o 10.1Pérdidas humanas
o 10.2Costes y destrucción
o 10.3Tratados de paz
o 10.4Identidades y cambios en las fronteras nacionales
o 10.5Efectos sobre la salud
o 10.6Influencia en el ascenso del fascismo y el nazismo
 11Testimonios, literatura y filmografía
 12Véase también
 13Notas
 14Referencias
 15Bibliografía
 16Enlaces externos

Antecedentes
Toda fuerza se agota, la facultad de dirigir la historia no es una propiedad perpetua. Europa, que la
heredó de Asia hace 3000 años, tal vez no la conservará siempre.
Ernest Lavisse, 1890.

Imperialismo

En 1913, Europa dominaba toda África, con la excepción de Abisinia (actual Etiopía) y Liberia, una
muestra del imperialismo europeo, que también provocó continuas tensiones entre países durante la
colonización del continente, visto como muy desfavorable para Italia y Alemania y muy beneficioso para
Francia y Reino Unido:
Reino Unido
Francia
Alemania
Italia

En 1914, Europa estaba en el cenit de su dominio mundial. Tras la Revolución Industrial y la


explosión demográfica, Europa había logrado establecer una dominación política, económica y
militar a nivel mundial, basada en una abrumadora superioridad técnica e intelectual. Reunía a
una cuarta parte de la población mundial y cada año cientos de miles de europeos emigraban
a países de Ultramar, una emigración (la mayor del mundo) que no hacía sino cimentar el
dominio europeo sobre el resto del mundo.23 A principios del siglo XX, el mundo estaba
configurado para beneficio de Europa y la explotación económica de los territorios fuera del
continente se guiaba sobre la máxima: «dirigida por Europa y para Europa».23 Sin embargo,
en su interior aún existían muchas diferencias: Francia y Reino Unido poseían el 70 % de la
mano de obra cualificada y capacidad industrial de todo el continente, por lo que la dominación
de Europa era más bien la de Europa occidental; un selecto grupo de países: Estados Unidos,
Reino Unido, Alemania y Francia, eran responsables de más del 60 % de las exportaciones
mundiales y detentaban en la práctica el monopolio en la fabricación de productos
manufacturados.23 En vísperas de la Primera Guerra Mundial, Londres ejercía de «centro de la
economía mundial»24 y Europa, la «fábrica del mundo», poseía el dominio absoluto del
comercio internacional y los mercados financieros.24 Sin embargo, antes de 1914 esta
hegemonía ya amenazaba con resquebrajarse, producto de las tensiones imperialistas entre
las grandes potencias, el ascenso de Japón en Asia y Estados Unidos en América y en su
interior la creciente influencia del marxismo y la agitación en aumento de la clase
obrera europea, que amenazaban con subvertir el capitalismo liberal y el orden social
existente.25
El colonialismo europeo afectó a todo el mundo y tan solo China, a muy duras penas, pudo
mantener su independencia, y solo se dieron casos de descolonización exitosos en algunos
dominios británicos habitados por colonos o descendientes de colonos blancos y en las
antiguas colonias españolas en América tras la Guerra hispano-estadounidense de 1898. El
establecimiento del protectorado francés sobre Túnez de 1881, la ocupación británica de
Egipto de 1882 o el reparto más o menos pactado de África tras la Conferencia de Berlín,
animó a las potencias europeas a la dominación de vastos territorios. Sin embargo, las
crecientes tensiones en la carrera por la conquista de nuevos territorios fuera de Europa
acabaron volviendo al continente, sobre todo desde la década de 1890, ya que la división del
mundo estaba prácticamente completa y a ella habían llegado tarde Italia y el Imperio alemán,
por lo que su parte era muy pequeña en relación a su poder recientemente adquirido.26
Véase también: Imperialismo

Sistema de alianzas
Sistema de alianzas en Europa antes de la guerra:
Triple Entente
Triple Alianza
Países neutrales

Durante todo el siglo XIX, las principales potencias europeas hicieron un gran esfuerzo por
mantener el equilibrio de poder en toda Europa, dando como resultado una compleja de red de
alianzas políticas y militares en todo el continente para comienzos del siglo XX.27 Aunque sus
orígenes pueden remontarse a 1815, con la formación de la Santa Alianza entre Prusia,
Austria y Rusia, fue en octubre de 1873, con la negociación de la Liga de los Tres
Emperadores, cuando se empezó a fraguar el sistema de alianzas puesto en marcha durante
la Gran Guerra. Ideado por el canciller alemán, Otto von Bismarck, la Liga de los Tres
Emperadores prometía ser una alianza entre las monarquías de Austria-Hungría, Rusia y
Alemania, aunque finalmente fracasó por la falta de acuerdo entre Austria-Hungría y Rusia
sobre la política a seguir en los Balcanes. Esto condujo a la formación de la Doble
Alianza entre Austria-Hungría y Alemania en 1879, vista como una forma de contener la
influencia rusa en los Balcanes, donde el Imperio otomano continuaba debilitándose.28 En
1882, Italia se unió a la alianza, por lo que se convirtió en la Triple Alianza.29
A lo largo de su gobierno, Bismarck había trabajado por mantener a Rusia del lado alemán, en
un esfuerzo por evitar una guerra en dos frentes, contra Francia y Rusia. A pesar d