Está en la página 1de 5

MANOMETRIA Y PRESION

MANOMETRÍA

Un manómetro de presión es un indicador analógico utilizado para


medir la presión de un gas o líquido, como agua, aceite o aire. A
diferencia de los transductores de presión tradicionales, estos son
dispositivos analógicos con un dial circular y un puntero accionado
mecánicamente que han estado en uso durante décadas.

En muchas aplicaciones modernas el manómetro analógicos está


siendo sustituidos por manómetros digitales con una pantalla digital y
características adicionales, tales como incorporación de alarmas y
analógica, digital o retransmisión inalámbrica del valor indicado.

Los manómetros digitales de presión se fabrican a menudo en un soporte


de alojamiento de proceso que es similar en tamaño y forma a los
manómetros analógicos tradicionales, haciéndolos intercambiables.

PRESIÓN ATMOSFÉRICA
La presión atmosférica se crea por el peso de la envoltura aérea que
rodea la tierra hasta una altura de aprox. 500 km. Hasta esta altura,
en la que prevalece la presión absoluta P.abs = cero, la presión
disminuye continuamente. Además, la presión atmosférica del aire
está sujeta a fluctuaciones meteorológicas. A nivel del mar, el
promedio de P.amb es de 1013.25 hectopascales (hpa)
correspondientes a 1013.25 milibares (mbar). La presión atmosférica
puede variar en una rango de hasta 5%.
La presión atmosférica es la fuerza por unidad de superficie que
ejerce el aire que forma la atmósfera sobre la superficie terrestre.

PRESIÓN ABSOLUTA
La presión de referencia más inequívoca es la presión cero, que
prevalece en el espacio sin presión atmosférica. Una presión
relacionada con esta presión de referencia se llama presión absoluta.
Para identificarla correctamente se utiliza la abreviación abs, que se
deriva del latín "absolutus", es decir, indiferente, independiente.
MANOMETRIA Y PRESION
MANOMETRIA Y PRESION

PRESION RELATIVA O MANOMETRICA


Es el valor de sobrepresión que existe sobre el valor de la presión
atmosférica. El valor de la presión relativa corresponde a la diferencia
entre el de la presión absoluta y el de la presión atmosférica.

P. relativa = P. absoluta – P. atmosférica

P. atmosférica = 1 atm = 101325 Pa2


P. atmosférica = 14,69594877551 psi

La presión relativa se mide con un instrumento llamado manómetro.


Estos instrumentos consideran como valor cero la máxima presión
atmosférica al nivel del mar. Por lo tanto, cuando se lee el valor de
presión que se indica en un manómetro, en realidad corresponde a la
diferencia entre la presión absoluta y la presión atmosférica.

Las unidades de medición más habituales de los manómetros son bar y


kg/cm2.

¿Cómo sabemos cuándo medir la presión absoluta o la


manométrica?

Esto no siempre es sencillo, pero generalmente si lo que queremos


medir o controlar es una presión que está influenciada por cambios en
la presión atmosférica, como por ejemplo el nivel de líquido en un
tanque abierto, utilizaríamos la presión manométrica ya que queremos
obtener la lectura de la presión menos el componente de la presión
atmosférica. Si deseamos medir presiones que no están influenciadas
por cambios en la presión atmosférica, como por ejemplo en el caso de
una prueba de fugas en un contenedor rígido totalmente sellado,
utilizaremos un sensor de presión absoluta. Si hubiéramos utilizado un
sensor de presión manométrica para medir la presión del recipiente y
la presión barométrica hubiera cambiado, entonces la lectura del
sensor cambiaría, a pesar de que la presión en el recipiente no hubiera
cambiado.

Presión diferencial:
MANOMETRIA Y PRESION

Es la diferencia entre dos presiones, puntos C y C'. El vacío es la


diferencia de presiones entre la presión atmosférica existente y la
presión absoluta, es decir, es la presión medida por debajo de la
atmosférica (puntos D, D' y D"). Viene expresado en mm columna de
mercurio, mm columna de agua o pulgadas de columna de agua. Las
variaciones de la presión atmosférica influyen considerablemente en
las lecturas del vacío.
El campo de aplicación de los medidores de presión es amplio y
abarca desde valores muy bajos (vacío) hasta presiones de miles de
bar.
MANOMETROS
MEDICIÓN DE LAS PRESIONES:
El método más usual para medir presiones es por medio del barómetro
de Bourdon, que consiste en un tubo aplanado de bronce
o acero curvado en arco. A medida que se aplica presión al interior del
tubo, éste tiende a enderezarse, y éste movimiento se transmite a un
cuadrante por intermedio de un mecanismo amplificador adecuado. Los
tubos Bourdon para altas presiones se hace de acero. Puesto que la
exactitud del aparato depende en gran parte del tubo, sólo deben
emplearse tubos fabricados de acuerdo con las normas mas rigurosas
y envejecidos cuidadosamente por el fabricante. Es costumbre utilizar
los manómetros para la mitad de la presión máxima de su escala,
cuando se trata de presión fluctuante, y para los dos tercios de ella,
cuando la presión es constante. Si un tubo Bourdon se somete a
presión superior a la de su límite y a presiones mayores que las que
actuó sobre él en el proceso de envejecimiento, puede producirse una
deformación permanente que haga necesaria su calibración.
Para mediciones de la presión mas precisas, como las necesarias en
trabajos de investigación o de verificación de otros manómetros, se
emplea comúnmente el manómetro de émbolo con contrapesos. Este
aparato es en principio muy sencillo y consiste simplemente en un
cilindro con un émbolo ajustado con gran exactitud y cargado encima
con pesos. La carga es equilibrada con la presión de aceite que se
inyecta dentro del cilindro debajo del émbolo por medio de una bomba
apropiada. La presión del aceite es a su vez equilibrada con la presión
que se quiere medir, por lo general a través de un tubo en U con
mercurio, usándose el nivel de mercurio para indicar el equilibrio por
medio de un dispositivo eléctrico de contacto. El juego entre el émbolo
y el cilindro es tan pequeño que la fuga de aceite es pequeña, incluso
a presiones elevadas, y se compensa bombeando intermitentemente
más aceite.
MANOMETRIA Y PRESION

Manómetros:
Un manómetro es un tubo; casi siempre doblado en forma de U, que
contienen un líquido de peso específico conocido, cuya superficie se
desplaza proporcionalmente a los cambios de presión.
Tipos de Manómetros:
Los manómetros son de dos tipos, entre los cuales tenemos:
a.-) Manómetros del tipo abierto; con una superficie atmosférica
en un brazo y capaz de medir presiones manométricas.
b.-) Manómetros diferencial; sin superficie atmosférica y que sólo
puede medir diferencias de presión.
Manómetros Abiertos:
Las etapas recomendadas en la resolución de problemas de
manómetros abiertos son:
1. Trazar un bosquejo del manómetro, aproximadamente a escala.
2. Tamar una decisión respecto al fluido en que se expresarán las
unidades de carga.
3. Partiendo de la superficie atmosférica del manómetro como punto
de carga de presión conocida, numérense , en orden los niveles de
contacto de fluidos de diferentes pesos específicos.
4. A partir de la carga de presión atmosférica, pásese de un nivel a
otro, sumando o restando las cargas de presión al reducirse o
aumentarse la elevación, respectivamente, considerando los pesos
específicos de los fluidos.

Manómetros Diferencial:
Las etapas o pasos que se utilizan en el cálculo de diferencia de
presiones son:
1. Numero de "puntos estratégicos" indicados por los niveles de
contacto de los fluidos. Se requiere cierta práctica para escoger los
puntos que permitan los cálculos más sencillos.
2. A partir de la carga de presión incógnita P/ h en uno de los puntos
extremos, escríbase una suma algebraica continua de cargas ,
pasando de un punto a otro e igualando la suma continua a la
carga incógnita P / h en el otro extremo.
3. Resuélvase la ecuación para la diferencia de cargas, de presión
y redúzcase a diferencias de presión si se desea.