Está en la página 1de 4

Soldadura manual TIG de aceros inoxidables y de alta

aleación con cromo o níquel: exposición a humos metálicos

DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN DE TRABAJO:

Tareas de soldadura manual al arco eléctrico con electrodo de tungsteno, no consumible, en


atmósfera protectora de gas inerte (TIG, Tungsten Inert Gas), de aceros inoxidables y de alta
aleación (> 5% en peso de cromo o níquel). La TIG es la técnica de soldadura más utilizada para
acero inoxidable de pequeños espesores, ya que, aunque tiene menor rendimiento que la MIG no
produce temperaturas tan altas del material y, así, evita deformaciones.
El electrodo de tungsteno, habitualmente puro, puede contener pequeñas cantidades de zirconio o
torio.
Los gases más utilizados para la protección del arco son helio o argón, o una mezcla de ambos,
aportados a través de una tobera en la torcha o pistola de soldadura.

Las medidas preventivas que se incluyen más adelante son apropiadas para trabajos en interiores
(esta técnica de soldadura no es, en principio, aplicable en exteriores porque en ellos el viento
podría interrumpir el flujo de gas protector), contemplándose medidas específicas para espacios
confinados.
Durante la realización de las tareas de soldadura objeto de esta ficha, los trabajadores pueden
resultar expuestos a humos metálicos procedentes tanto del metal base como de las varillas de
aportación, si se utilizan, y a gases procedentes de reacciones ambientales.

AGENTES QUÍMICOS:

Los agentes químicos que pueden estar presentes en las tareas de soldadura descritas son:

Procedentes del material base


1. Compuestos de cromo (III)
2. Compuestos de cromo (VI)
3. Compuestos inorgánicos insolubles de níquel
4. Óxido de hierro (III): Fe2O3
5. Óxido de manganeso (IV): MnO2

Procedentes de las varillas de aportación


En general, serán los mismos agentes presentes en el material base aunque también podrían
contener pequeños porcentajes de otros materiales incluidos para mejorar características
específicas.

Procedente de la acción de la radiación ultravioleta del arco sobre el oxígeno del aire
6. Ozono: O3
DAÑOS PARA LA SALUD

Aunque las tareas de soldadura comportan también otros riesgos, aquí sólo se tratarán los que se
refieren a los efectos para la salud derivados de la inhalación de los agentes químicos señalados en
el apartado anterior, que son los siguientes:

Cáncer: multiplicación descontrolada de células de diversos tejidos que, en general, es susceptible


de extenderse, vía sanguínea o linfática, a zonas anatómicas alejadas del tumor original. Los
compuestos insolubles de cromo (VI) y algunos de níquel son carcinógenos, de pulmón, de senos
nasales y paranasales, confirmados en humanos.

Neumoconiosis benigna (no fibrogénica): trastorno producido por la deposición en el pulmón


de partículas sólidas que, por su naturaleza, no originan una alteración fibrótica del tejido
pulmonar y, por tanto, apenas afectan a su capacidad funcional. Es neumoconiótico benigno el
óxido de hierro.

Sensibilización: se trata de un trastorno por el que se desarrolla una pauta de reacción


excesivamente intensa, y dañina en sí misma, frente a una sustancia o preparado con el que se
había estado en contacto previamente. La sensibilización se produce en la mayoría de los casos
mediante un mecanismo inmunológico y las reacciones a que da lugar (reacciones alérgicas)
pueden llegar a ser muy graves. Sus manifestaciones más comunes, dependiendo de la vía de
exposición, son: rinitis, asma, alveolitis, bronquitis, eczema de contacto, urticaria de contacto y
blefaroconjuntivitis. Algunos compuestos de cromo (VI) y de níquel, presentes en los humos de
soldadura de aceros inoxidables, están considerados como alérgenos inductores de asma.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): abarca la bronquitis crónica y el


enfisema. En la EPOC los pulmones resultan gradualmente dañados de una forma permanente e
irreversible, que empobrece la calidad de vida al dificultar la respiración. Fumar es la mayor causa
de EPOC pero actualmente se estima que el 15% de los casos se debe a exposiciones laborales. El
polvo de las minas de carbón, la sílice, el polvo de harina, de grano, de madera, los humos
metálicos y los gases irritantes, como los óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre, pueden causar
EPOC.

Toxicidad sistémica: se agrupan bajo este rótulo efectos patológicos diversos producidos sobre
órganos, aparatos o sistemas alejados de la vía de entrada del agente químico que los genera. En
las tareas de soldadura que estamos considerando es tóxico sistémico el óxido de manganeso
(sistema nervioso central y sistema reproductor).

Irritación respiratoria: inflamación de las áreas anatómicas del aparato respiratorio con las que
entra en contacto el agente químico irritante. En los casos más graves podría producirse también
un aumento de la resistencia al flujo de aire en el tracto respiratorio o una disminución del
comportamiento elástico del pulmón. Son irritantes respiratorios el ozono y los compuestos de
cromo y níquel. Estos dos últimos grupos, además de rinitis, pueden llegar a producir úlcera y,
finalmente, perforación del tabique nasal.

Fiebre de los humos metálicos: cuadro clínico leve, de sintomatología similar a la de la gripe,
producida por exposición respiratoria aguda a ciertos humos metálicos, como los de níquel.
El cuadro siguiente resume los principales efectos específicos de los agentes químicos
potencialmente asociados a este proceso de soldadura.

Agente químico Efecto

Irritación respiratoria
Compuestos de cromo (III) Irritación dérmica
Dermatitis de contacto

Cáncer de pulmón y de senos nasales y


paranasales
Compuestos de cromo (VI)1
Irritación respiratoria
Sensibilización

Cáncer de pulmón y de senos nasales y


paranasales
Compuestos inorgánicos insolubles de
Irritación respiratoria
níquel
Sensibilización
Fiebre de los humos metálicos

Óxido de hierro (III) Neumoconiosis benigna (siderosis pulmonar)

Tóxico del Sistema Nervioso Central


Óxido de manganeso (IV) Tóxico del sistema reproductor humano **
Irritación respiratoria

Ozono Irritación respiratoria


1
Puesto que, por una parte, la composición cualitativa de los humos de la soldadura de acero
inoxidable no es bien conocida y, por otra, hay una notable variedad en los efectos atribuidos a
los numerosos compuestos de cromo hexavalente que existen, aquí sólo se recogen los más
comunes de esta extensa familia. En todo caso hay que decir que el carácter carcinogénico de
los compuestos inorgánicos insolubles de cromo VI parece mejor establecido que el de los
solubles, ya que para ellos incluso se ha establecido un mecanismo etiopatogénico y, de ahí, la
asignación de un valor límite muy inferior (véase Anexo 1, tabla agentes químicos).
** La experimentación animal muestra que esta sustancia posiblemente cause efectos tóxicos
en la reproducción humana
FACTORES DE RIESGO MÁS IMPORTANTES:

 Ausencia de equipos de ventilación o deficiencias en el diseño o funcionamiento de éstos.


 Adiestramiento deficiente de los trabajadores en el uso de los equipos de ventilación.
 Ausencia de formación en el uso de pantalla de soldadura, concretada en la elección de un ocular
muy oscuro que obligue al trabajador a acercarse mucho al punto de soldadura.
 Realización del trabajo en posiciones desfavorables: soldadura de suelo, de techo o soldadura
horizontal con excesiva proximidad al punto de soldadura.
 Ausencia de protección individual respiratoria en las operaciones en las que resulte necesaria
(véase “Medidas preventivas”, apartado B “Medidas de protección individual respiratoria” de este
documento).

OTROS FACTORES DE RIESGO

 La preparación de los electrodos requiere el afilado periódico de la punta del electrodo. En la tarea
de amolado, especialmente cuando el electrodo tenga torio, material radiactivo, debe captarse el
polvo producido en el mismo foco de generación, para reducir el riesgo de inhalación y la
consiguiente irradiación interna.
 Como ya se ha indicado anteriormente, el hábito de fumar es la mayor causa de EPOC, que
también puede ser producida por la exposición a los humos metálicos de la soldadura.
 La situación de embarazo y lactancia.

VIGILANCIA DE LA SALUD:

Los trabajadores habitualmente expuestos a estos trabajos de soldadura deben ser objeto de una
vigilancia específica de su salud, al menos en relación con el riesgo de Asma Laboral. Es
conveniente considerar también la posibilidad de establecer un control biológico de la exposición a
cromo .
7

El programa de vigilancia tiene que ser diseñado y desarrollado por una unidad médica acreditada
para esta tarea. El diseño debe abarcar no sólo los datos a recoger y las pruebas a realizar, sino los
criterios interpretativos de los posibles resultados y las consecuencias que de ellos han de
derivarse, en particular en lo que se refiere a aptitud de los trabajadores, exploraciones
complementarias y mejora de las medidas preventivas en la empresa. Para que el programa se
ajuste a los riesgos reales de los trabajadores, el empresario debe facilitar a la unidad médica
encargada la información referida a los agentes químicos a los que están expuestos los
trabajadores y los efectos potencialmente asociados a estas exposiciones. También debería
proporcionarle datos sobre la entidad de las exposiciones existentes.