Está en la página 1de 20

 

CONSENSO DE WASHINGTON
 

& NUEVAS DIRECTRICES


 

 
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO
  Vicky Ferrucho Lizarazo
AUTOR:
 

 
INICIO  

• Desarrollo  tematico  
1. Consenso  de  Washington  y  las  nuevas  directrices  de  política  económica  para  el  desarrollo  
de  los  países  latinoamericanos  
2. Neoliberalismo  y  Consenso  de  Washington:  debates  y  Contradicciones    
2.1. Neoliberalismo:  Origen  y  premisas  
2.2. Consenso   y   ‘Neoliberalismo’   de   Hayek:   dos   cosas   distintas   y   un   solo   paradigma  
verdadero    
3. Teoría    de  la  Regulación  Francesa    
• Glosario  
• Referencias  bibliográficas  
• Referencias  tablas  

2 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
DESARROLLO  TEMÁTICO    

1. Consenso  de  Washington  y  las  nuevas  directrices  de  política  económica  para  el  
desarrollo  de  los  países  latinoamericanos  

América  Latina  en  los  años  ochenta  atravesaba  una  de  sus  peores  décadas  en  lo  económico,  por  
lo  que  se  veía  la  necesidad  de  dar  un  viraje  en  la  política  económica.  En  agosto,  México  había  
declarado  la  moratoria  de  la  deuda  externa,  es  decir,  el  no  pago  o  cesación  de  pagos,  efecto  que  
se  extendió  a  toda  América  Latina  exceptuando  Colombia.    

Las   fuertes   críticas   al   modelo   intervencionista   del   Estado   iban   tomando   fuerza   en   la   discusión  
económica   y   se   proponía   una   serie   de   políticas   que   propugnaban   por   el   libre   mercado   y   la  
estabilidad  monetaria,  en  palabras  de  Paul  Krugman  “mercados  libres  y  moneda  sólida”.  

Dichas  políticas  de  ajuste  y  estabilización,  tenían  como  finalidad  recuperar  el  acceso  a  mercados  
internacionales   (tras   la   moratoria   de   la   deuda   declarada   por   la   gran   mayoría   de   países  
latinoamericanos),  políticas  que  se  conocen  con  el  nombre  de  Consenso  De  Washington,  en  el  
cual   se   trató   de   formular   un   listado   de   medidas   de   política   económica   para   orientar   a   los  
gobiernos   de   países   en   desarrollo   y   tener   criterios   a   los   organismos   internacionales     como     el    
Banco  Mundial  y  Banco  Interamericano  de  Desarrollo.  

En   esta   sección   se   presentarán,   en   primer   lugar,   los   diez   puntos   que   constituyen   el   decálogo  
Williamson   y   en   segunda   instancia   se   discutirá   si   el   neoliberalismo   se   reduce   al   consenso   de  
Washington  o  viceversa.  

El  Consenso  de  Washington1,  formulado  por  John  Williansom,  se  fundamenta  en  10  tópicos,  a  
saber:  Disciplina  presupuestaria,  Prioridades  del  gasto  público,  Reforma  fiscal,  tipos  de  interés,  
Tipos   de   cambios,   política   comercial,   Inversión   Extranjera   Directa   (IED),   privatizaciones,  
desregulación  y  garantía  de  los  derechos  de  propiedad.  A  continuación  se  explican  los  principales  
aspectos  de  cada  uno2.  

                                                                                                           
1
El termino Washington hace referencia al complejo político-económico integrado por los
organismos financieros, el congreso de los Estados Unidos, la reserva federal, los altos
cargos de la administración y los grupos de expertos. Y Consenso se debe a los temas
en que las mencionadas instituciones estaban de acuerdo.
2
Para la presentación del Consenso de Washington se sigue la exposición realizada por el mismo
Williamson (1990) en “What Washington MeansbyPolicyReform” publicado en J. Williamson. Latin America
Adjustment. How much has happened? Institute of International Economics, Washington: y en Williamson
(2003). No hay consenso. Reseña sobre el consenso de Washington y sugerencias sobre los pasos a dar.
En Finanzas y desarrollo.

3  
3
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 3
a. La   disciplina   fiscal   o   equilibrio   fiscal   tiene   como   propósito   lograr   presupuestos   equilibrados.  
Para  los  críticos  de  la  teoría  de  sustitución  de  importaciones  vigente  en  los  años  80s,  el  déficit  
resulta  aceptable  en  la  medida  en  que  no  se  generen  incrementos  en  la  relación  de  Deuda-­‐
PIB3;  para  Williamson  (1990:  2)  resaltaba  que  la  acumulación  de  los  déficits  se  ocasionaron  
por   el   desequilibrio   en   la   balanza   de   pagos   y   evasión   de   capitales.       El   mencionado   autor   vio  
que   en   la   región   se   habían   acumulado   grandes   déficits   que   condujeron   a   crisis   en   la   balanza  
de  pagos  y  estaban  experimentando  inflaciones  elevadas  que  afectaban  principalmente  a  los  
pobres  porque  los  ricos  podían  colocar  su  dinero  en  el  extranjero,  de  ahí  la  necesidad  de  tener  
un  equilibrio  fiscal.  
b. Las   prioridades   del   gasto   se   desprenden   del   punto   anterior   y   tienen   como   propósito  
fundamental  reducir  el  gasto  (al  focalizarlo).  Williamson  (1990)  establece  tres  tipos  de  gastos:  
subsidios,   educación   y   salud   e   inversión   pública   en   infraestructura.   Para   él,   los   primeros   son  
los  candidatos  a  la  reducción  o  eliminación,  aunque  se  refiere  específicamente  a  los  subsidios  
indiscriminados.   Estos   deben   atender   los   criterios   de   focalización   para   ser   eficaces   en   la  
reducción   de   la   pobreza.   Privilegia   el   gasto   en   educación   y   salud   como   fórmulas   para  
incrementar   el   estándar   de   la   población   más   vulnerable.   Respecto   a   la   inversión   en  
infraestructura  la  considera  necesaria,  pero  no  debe  ser  ambiciosa  (Williamson,  2003).  
 
c. La   reforma   tributaria,   alternativa   a   la   reducción   de   gastos   del   Gobierno,   no   es   tenida   en  
cuenta   como   remedio   fiscal,   sin   embargo,   el   método   más   deseable   consiste   en   un   base  
tributaria  amplia  e  integral,  a  la  vez  que  se  mantengan  los  impuestos  marginales  en  un  nivel  
moderado.      

                                                                                                           
3
La deuda pública hace referencia a la acumulación de prestados obtenidos en el
pasado. La deuda del Gobierno es el resultado del déficit presupuestal. Para ver las
consecuencias sobre los agregados macroeconómicos remitimos al lector a. “La deuda y
los déficit presupuestarios públicos”. En: Mankiw, G. (2001). Macroeconomía, Cuarta
edición, Barcelona. Cáp. 15.

4 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
d. Los   tipos   de   interés   deben   estar   basados   en   dos   principios:   estar   determinados   por   el  
mercado   para   evitar   que   los   intereses   burocráticos4  impidan   la   asignación   eficiente   de   los  
recursos,  además  de  ser  positivos  para  evitar  la  salida  de  capitales  e  incentivar  el  ahorro5.    
 
e. Los   tipos   de   cambio   tenían   que   ser   competitivos   para   incentivar   las   exportaciones  
(especialmente   las   no   tradicionales),   y   por   lo   tanto   el   crecimiento   económico   de   la   región,   a  
la  vez,  que  el  nivel  de  déficit  en  cuenta  corriente  debía  ser  sostenible.    La  poca  aceptación  de  
la  liberación  de  los  flujos  internacionales  como  objetivo  principal  en  países  donde  deberían  
retener  su  propio  ahorro  para  incentivar  su  economía  nacional  fue  generalizada.  
f. La  política  comercial  la  liberalización  de  las  importaciones  de  aquellos  productos  intermedios  
a  precios  competitivos  era  el  eje  central  de  la  promoción  de  exportaciones.    Para  Williamson  
(1993)  la  mencionada  liberalización  debe  estar  sujeta  a  dos  requisitos:  la  protección  temporal  
y   moderada   de   la   industria   naciente   con   el   fin   de   promover   la   diversificación   de   la   base  
industrial   y   el   establecimiento   de   un   cronograma   a   seguir,   es   decir,   que   entre   el   paso   de  
protección  hacia  la  liberalización  debe  existir  un  periodo  de  transición.  
 
g. La   IED   era   concebida   como   la   oportunidad   para   aportar   capital,   tecnología   y   experiencia  
mediante   la   producción   de   bienes   necesarios   en   el   mercado   nacional   o   contribuyendo   a  
nuevas  exportaciones.    
 
h. Las   privatizaciones   que   se   supone   ayudarían   en   el   corto   y   largo   plazo   a   reducir   la   presión  
sobre  el  presupuesto,  debido  a  los  ingresos  recibidos  por  la  venta  de  empresas  públicas,  y  la  
reducción   en   la   inversión   requerida   para   financiar   las   mismas.   Además,   se   supone   que   lo  
privado  es  más  eficiente  en  la  asignación  de  los  recursos6.  

                                                                                                           
4
Los intereses burocráticos son determinados por el Estado con el ánimo de fomentar un
sector determinado –Modelo de Sustitución de Importaciones-, este es el caso del crédito
de fomento del Banco de la República. Para una referencia ver Gómez, Hernando (1991).
“Antecedentes y evolución del crédito de fomento en Colombia y su relación con el Banco
Central”. En: Banco De la República: Antecedentes, creación y evolución.
5
Williamson (2003) advierte posteriormente que hubiera podido formularlo más
ampliamente como liberalización financiera, señalando que diferían el ritmo de
implementación y reconociendo la importancia de acompañar la liberalización financiera
con una supervisión prudencial.
6
Williamson advertía que el mismo proceso de privatización puede generar corrupción, esto depende de
cómo se realice éste proceso. Para tener una referencia entre Corrupción y privatización ver el libro

5  
5
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 5
i. La  desregulación  es  un  instrumento  para  incentivar  la  competencia.  La  regulación  económica  
en  América  Latina  era  notable:  control  de  establecimientos  de  las  nuevas  compañías  y  de  las  
inversiones,   restricción   a   la   entrada   de   Inversión   Extranjera,   control   de   precios   y   de  
importaciones,   créditos   discriminatorios,   niveles   tributarios   altos,   etc.   Es   decir   que   la  
intervención   de   las   administraciones   públicas   de   turno   era   considerable,   lo   que   generaba  
incertidumbre   en   los   mercados   y   corrupción.   En   Consenso   era   mantener   solo   las   normas  
ecológicas  y  de  seguridad  o  normas  que  determinados  precios  en  la  industria  competitiva.    
j. Por último, el consenso considera importante la definición de los derechos de
propiedad. Estos debían ser bien definidos y garantizados. Suministrar al sector
informal la capacidad de adquirir propiedades a precios razonables.  

Para  Giraldo  (2005a)  sumado  a  los  diez  puntos  propuestos  por  John  Williamson,  las  instituciones  
de  Washington  (como  el  BID)  han  adicionado  los  siguientes:  

• Construcción   de   instituciones.   Bancos   centrales   independientes   y   fuertes   oficinas   de  


presupuesto.  
• Mejor  educación.  Aumentar  el  gasto  y  centrarse  en  educación  primaria  y  secundaria.  
• Supervisión  bancaria.  Desregulación  financiera  con  fuerte  control.  
• Economía  competitiva.  Privatización  y  desregulación.    

A  su  vez,  el  mismo  Giraldo  (2005a)  considera  que  hay  tres  puntos  que  hacen  parte  del  Consenso  
de  Washington,  a  saber:  

• Regulación   de   los   servicios   públicos:   regular   los   mercados   que   han   sido   objeto   de  
privatización,  ya  que  no  existen  condiciones  de  competencia  perfecta  y  que  es  necesario  
dar  a  conocer  a  los  pobres.  
• Flexibilidad   laboral   eliminar   las   trabas   que   no   permiten   al   libre   funcionamiento   del  
mercado  de  trabajo.  
• Descentralización  fiscal.  Trasladar  responsabilidad  fiscal  a  los  gobiernos  locales.  

Siguiendo  los  postulados  de  este  mismo  autor  el  consenso  se  puede  presentar  en  tres  niveles:  

                                                                                                           
publicado por la Contraloría General de la República estudio dirigido por Gabriel Misas, Andrea Franco y
Juliana Oviedo (2005). La lucha anticorrupción en Colombia. Teorías, prácticas y estrategias,
especialmente el capítulo 2.

6 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
El  primero  corresponde  a  la  liberalización  de  los  tres  mercados  –bienes,  capital  y  laboral-­‐.    

El  segundo,  hace  referencia  a  las  políticas  públicas,  las  cuales  deben  darse  en  las  condiciones  más  
próximas   al   mercado.   Y   el   tercero,   es   lo   que   según   el   autor,   el   Banco   Mundial   ha   llamado   las  
‘cortapisas   al   mercado’,   las   cuales   consisten   en   la   existencia   de   entidades   autónomas   que  
garanticen  la  disciplina  macro  y  la  vigencia  de  los  derechos  de  propiedad,  indispensables  para  la  
existencia  del  mercado.    

Según  Corredor  (2003:  64)  el  Consenso  Washington  tenía  como  propósito  relanzar  el  proceso  de  
acumulación  de  capital  defendiendo  las  virtudes  de  los  mercados  libres  y  sentenciando  el  fracaso  
de  la  intervención  del  Estado.  Estrategias  como    reformas  del  estado  orientadas  a  la  privatización  
de  activos  del  estado,  la  liberación  de  mercados  de  bienes  y  servicios,  la  flexibilización  de  trabajo  
y   la   apertura   económica   promoviendo   la   descarga   arancelaria   fueron   los   objetivos   más  
importantes  de  las  estrategias  planteadas  por  esta  teoría.  

Estas   serán   las   nuevas   directrices   de   política   económica   de   los   países   latinoamericanos   desde  
comienzo  de  los  años  noventa,  las  que  a  su  vez,  se  suelen  asociar  con  el  ‘modelo  neoliberalismo’  
y  se  suponía  que  los  países  lograrían  los  niveles  de  desarrollo  de  países  del  norte.  Al  respecto  ha  
habido   una   fuerte   tendencia   de   autores   como   Restrepo   (2003)   y   Giraldo   (2001,   2003,   2005a,  
2005a)  a  considerar  que  el  Neoliberalismo  es  más  que  el  Consenso  de  Washington  y  que,  aunque  
las  políticas  de  este  se  circunscriben  en  la  lógica  del  mercado,  este  es  amorfo  y  muchas  veces  
presenta  contradicciones.  A  continuación  se  hará  una  presentación  de  esta  discusión.        

2. Neoliberalismo  y  Consenso  de  Washington:  debates  y  contradicciones  

En   esta   parte   se   presentan   los   antecedentes   del   neoliberalismo,   así   como   sus   principales  
cuestionamientos  y  discusiones  conceptuales.  

2.1. Neoliberalismo:  Origen  y  premisas    

El  concepto  de  neoliberalismo,  semánticamente,  hace  alusión  a  un  ‘nuevo  liberalismo’  por  ello  es  
importante  remitirnos  a  esta  corriente  de  pensamiento.  El  liberalismo  en  economía  se  cimenta  
en  el  costo  o  precio  que  se  le  asigna  a  la  libertad  individual,  a  los  largo  del  siglo  XVIII  se  identifican  
los   principios     rectores   del   funcionamiento   de   la   economía.   Dicha   concepción   tiene   su  
fundamento   en   el   llamado   liberalismo   clásico,   Los   principios   básicos   fueron   formulados   pueden  
resumirse  así:    

• El  Individuo  es  la  fuente  de  sus  propios  valores  morales.  


• El   proceso   de   comercio   e   intercambio   entre   individuos   tiene   tanto   propiedades   de  
eficiencia  para  lograr  el  bienestar  colectivo,  como  de  exaltación  de  la  libertad.  

7  
7
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 7
• El  mercado  es  un  orden  espontáneo  para  la  asignación  de  recursos;  el  intercambio  entre  
las   naciones   no   sólo   acrecentará   la   riqueza   mediante   la   división   internacional   del  
trabajo,   sino   que   también   tenderá   a   reducir   las   tensiones   políticas   y   la   guerra;   y,  
finalmente  
• La   política   pública   debería   limitarse   a   las   pocas   preocupaciones   comunes   de   los  
individuos,  la  libertad,  la  seguridad  y  la  justicia  (Bejarano,  2000).  

Es  de  resaltar  que  el  liberalismo  clásico  tiene  tres  características  fundamentales:    

1. Se   genera   un   compromiso   con   la   libertar   personal,   es   decir   la   búsqueda   de   objetivos  


privados  
2. Libertad  económica,  
3.  Tercero   una   doctrina   del   gobierno   limitado   y   restringido   que   buscaba   asegurar   las  
funciones   básicas   de   la   organización   de   la   sociedad,   particularmente,   la   libertad,   la  
seguridad  y  la  justicia.    

Como  lo  reseña  Bejarano  (2000,  15)  el  liberalismo  clásico  entró  en  decadencia  hacia  fines  del  siglo  
XIX,   y   el   término   liberal   empezó   a   ser   usado   frecuentemente   para   describir   un   liberalismo  
intervencionista  o  social,  particularmente  en  los  Estados  Unidos  y  en  el  Reino  Unido.  Debido  a  la  
decadencia  de  este  liberalismo  intervencionista  fue  surgiendo  una  nueva  concepción  conocida  
como   el   nuevo   liberalismo   referido   a   un   grupo   de   políticos   e   intelectuales,   quienes   aceptan   que  
la  intervención  gubernamental  fue  en  el  pasado  demasiado  extensa  y  que  debería  hacerse  un  uso  
mayor  del  mercado.    

Desde  entonces  el  término  Neoliberalismo  cobijó  una  tendencia  de  renacimiento  y  desarrollo  de  
las  ideas  liberales  clásicas,  tales  como  la  importancia  del  individuo,  el  papel  limitado  del  Estado  y  
el  valor  del  mercado  libre.  Ese  enfoque  afirma  que  si  los  individuos  pueden  libremente  perseguir  
sus   propios   intereses,   las   consecuencias   colectivas   serán   mucho   más   beneficiosas   que   la  
represión  de  la  fuerza  o  que  la  acción  gubernamental.  Esta  proposición  constituye,  por  lo  demás,  
el  fundamento  del  llamado  individualismo  metodológico,  que  es  desde  un  punto  de  vista  teórico  
el  corazón  mismo  de  la  teoría  liberal.  

Uno  de  sus  referentes  es  Von  Hayeck7,  filósofo  y  economista  austriaco,  que  en  uno  de  sus  libros  
Camino   de   Servidumbre,   lanzó   un   ataque   apasionado   contra   cualquier limitación a los
mecanismos del mercado por parte del Estado, afirmando que estas limitaciones son una

                                                                                                           
7
En 1947, Hayek, economista de la Escuela Austriaca y premio Nóbel de economía, convocó en
MontPelerin, (una pequeña ciudad Suiza) a un conjunto de ideólogos y economistas entre los que
destacaban Milton Friedman, Karl Popper, Ludwig von Misses, Walter Lippman, Polanyi, Salvador de
Madariaga, etc., dando origen a la "Sociedad de MontPelerin", que se reuniría a partir de entonces cada
dos años. Después se traslada a los Estados Unidos (Escuela de Chicago, Instituto de Tecnología de
Massachusetts, MIT, Universidad de Harvard, etc.).

8 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
amenaza no sólo contra la libertad económica, sino también contra la libertad política.
Las críticas se dirigían a la visión del Estado socialista, que asigna al Estado el papel de
agente único planificador de la economía y de toda la vida social, política y cultural,8 y al
Estado de bienestar que proponía un papel más activo de parte del Estado en la
economía como un ente generador de empleos a través de grandes inversiones públicas
y en un agente protagónico en el proceso de redistribución de las rentas, a través de los
impuestos progresivos y de la implantación de seguros contra el paro y el desempleo.

En síntesis, y desde una perspectiva moderna, el neoliberalismo puede ser definido como
la creencia en que la intervención gubernamental usualmente no funciona y que el
mercado generalmente sí lo hace. El fracaso del gobierno en la consecución de sus
metas, es predecible y según los neoliberales ha sido confirmado por la experiencia. El
mercado, el intercambio voluntario de bienes y servicios satisfará habitualmente los
requerimientos de los individuos con mucha mayor eficiencia que el gobierno dentro de
las restricciones de recursos limitados.

De la misma manera esta corriente defiende la premisa de que a mayor libertad individual
mayor grado de felicidad y prosperidad para los integrantes de la sociedad. La función
del Estado se limita a brindar seguridad, dirimir conflictos entre ciudadanos, la defensa
externa y la garantía de los derechos propiedad; funciones básicas e indispensables para
que el mercado cumpla la tarea de asignar los recursos en el ámbito económico. No
significa ausencia de leyes ya que es el estado de derecho quien establece las pautas de
comportamiento social,

Siguiendo  a  Estrada  (1992)  la  doctrina  del  neoliberalismo  contemporáneo  es  el  resultado  de  la  
elaboración  iniciado  en  los  años  veinte,  originado    en  las  tesis  del  liberalismo  económico  de  la  
economía  clásica  inglesa,  la  Escuela  de  Freiburg  (Acá  Austriaca)  y  las  concepciones  la  Escuela  de  
Chicago,  se  ha  construido  un  sistema  que  –con  la  pretensión  de  teoría  y  considerando  la  economía  
como   una   ciencia   positiva,   libre   de   juicios   de   valor   y   despojada   de   cualquier   ideología   pretende  

                                                                                                           
8
Visión que se empezó a materializar en 1917 en la Unión Soviética y a partir de 1945 en otros países de
Europa del Este, China continental, África, Asia y América Latina (Cuba). Las críticas al Estado de Bienestar
se pueden resumir en tres. La primera, concentrada sobre la teoría keynesiana, niega mediante distintos
argumentos teóricos la utilidad de la intervención del sector público en la consecución de niveles
satisfactorios de empleo e incluiría a las escuelas monetarista, de expectativas racionales y de la economía
de la oferta. La segunda y tercera líneas se centran en las funciones de bienestar asumidas por el sector
público. Por un lado, se critica el fracaso de las políticas de ingeniería social en la eliminación de la pobreza,
esto es, se pone en cuestión la eficiencia productiva del sector público en la producción de servicios
sociales; y, por el otro, se argumenta que el proceso de crecimiento de las actividades de bienestar
desarrolladas en el sector público ha hecho que se transgreda uno de los principios básicos de la política
de bienestar, la cual es la severa alteración de los mecanismos del mercado. En otras palabras, el gasto
público, resultado de la puesta en marcha de las funciones keynesianas de bienestar, interferiría con el
proceso de crecimiento y distorsionaría el funcionamiento del mercado al eliminar los incentivos para la
acción de los agentes individuales, considerados centrales en el sistema económico.

9  
9
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 9
dar  cuenta  de  las  causas  del  comportamiento  crítico  de  la  sociedad  y  ofrecer  una  alternativa  que  
perfeccione  los  mecanismo  de  funcionamiento  del  sistema  económico  capitalista.    

Asimismo,  Arzuaga  (1994)  relaciona  El  pensamiento  neoliberal  con  tres  principios  básicos  de  la  
Escuela   Neoclásica:   i)   La   economía   capitalista   se   sitúa,   espontáneamente,   en   un   equilibrio  
estable;  ii)  Tal  equilibrio  se  corresponde  con  la  plena  utilización  de  los  recursos  productivos;  iii)  
La  asignación  de  los  recursos  es  óptima  y  da  lugar  al  bienestar  general9.    

Tabla  1.  Origen  del  Neoliberalismo  

Escuela   Postulados   Representantes  

Individualismo   metodológico   determinado  


por  el  interés  propio.  

Reivindicación  de  la  libertad  individual  como  


fundamento   para   el   desarrollo   de   la  
personalidad  y  la  obtención  del  bienestar.   Adam  Smith,  David  
Liberalismo  clásico   Ricardo,  John  Stuart  
  Mill,  Say  entre  otros  

Cooperación   voluntariamente   a   través   del  


intercambio.  

El   intercambio,   por   acción   de   la   ‘mano  


invisible’,  produce  efectos  autor  reguladores  

                                                                                                           
9
Autores como Giraldo (2001) sostiene que la gran diferencia entre el pensamiento
neoliberal y la Escuela Neoclásica radica en que ésta concibe la intervención del Estado
en la economía para corregir las fallas del mercado, en cuanto aquel considera que
cuando el Estado interviene genera fallas más graves que las del mercado, por lo que no
se justifica el accionar estatal en el ámbito económico por ningún motivo.

10 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
que   permiten   el   logro   de   los   objetivos  
propios,  y  bienestar  para  la  sociedad.  

Para  la  realización  de  los  intercambios  no  es  


necesaria   la   acción   de   agentes   externos,  
coercitivos   o   violadores   de   la   libertad  
individual.  

Se   considera   el   neoliberalismo   como   Franz  Bohm  


variante  para  superar  la  crisis  del  capitalismo  
Walter  Eucken,  Ludwig  
originado  por  la  intervención  del  Estado,  el  
Von  
cual   habría   coartado   la   libertad   individual,  
impidiendo  la  libre  iniciativa  y  llevado  al  ser   Mises,  Friedrich  Von  
humano  al  camino  del  totalitarismo.   Hayeck,  Ludwig  Erhard  
y  Alfred  Muller-­‐Armack  
   

Escuela  austriaca   Critica  a  los  estados  totalitarios  (Hitleriano,  


socialistas  y  de  bienestar  o  keynesianos).  

Se   concibe   una   relación   estrecha   entre  


mercado  y  democracia.  

11  
11
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 11
Construcción  de  un  orden  global  en  el  que  
se  interrelacionen  el  orden  económico,  con  
el  orden  político  y  el  orden  social10.  

La   libertad   del   individuo   como   entidad  


superior  de  la  sociedad.  

Desarrollo   del   concepto   de   capitalismo  


competitivo.  
Escuela  de  chicago   Milton  Friedman  

Monetarismo;   proponen   políticas   que  


liberan   el   capital   de   compromisos   sociales,  
un   ejemplo   es   el   recorte   de   las   libertades  
públicas  y  sindicales.  

Fuente: Elaboración propia con base en Estrada (1992: 62-65)

Lo   que   interesa   para   el   presente   apartado   es   discutir   la   relación   entre   el   Consenso   y   el  


neoliberalismo   ya   que   hay   autores   que   rebaten,   si   por   ejemplo,   Hayeck   es   neoliberal   o   si   el  
consenso  de  Washington  corresponde  completamente  al  pensamiento  neoliberal.    

                                                                                                           
10
También denominada economía social de mercado con democracia. Tal construcción se entiende en el
sentido positivo del derecho; se trata de construir (o reconstruir) la sociedad desde el Estado, estableciendo
un sistema de normas legales que garanticen las reglas de juego en diferentes ámbitos. Para ello se
requiere un Estado fuerte soportado en el desarrollo y la confianza en las instituciones, cuya función
consiste precisamente en la preservación del orden construido (Estrada, 1992: 51).

12 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
2.2. Consenso  y  ‘Neoliberalismo’  de  Hayek:  dos  cosas  distintas  y  un  solo  
paradigma  verdadero    

Es   importante   resaltar   de   antemano   que   John   Williamson,   creador   del   Consenso,   no   es   un  


representante   notable   de   las   Escuelas   que   anteceden   al   Neoliberalismo   como   Escuela   de  
Pensamiento  económico.  Vale  la  pena,  entonces  preguntarse  qué  es  el  Neoliberalismo  o  cómo  se  
entiende  en  la  actualidad.      

Para  Arzuaga  (1993:  45)  la  síntesis  neoliberal  tiene  su  punto  de  partida  en  la  identificación  de  la  
sociedad  como  mercado  económico  y  del  Estado  como  mercado  político.  Según  él,  el  mercado  
económico  predispone  la  constitución  de  un  orden  social  extenso  y  espontáneo  cuyo  resultado  
es  la  convergencia  de  los  individuos  maximizadores  de  beneficio  que  cuentan,  cada  uno  de  ellos,  
con  una  información  parcial.  El  mercado  a  través  de  los  precios,  proporciona  a  los  individuos  la  
información  necesaria  para  la  maximización  de  sus  propios  beneficios.  Los  precios  sintetizan  y  
codifican,  en  valores  comparables,  la  información,  y  ésta  se  coloca  al  alcance  de  los  individuos.  
Con  relación  a  esto  no  es  necesario  que  los  individuos  conozcan  totalmente  la  información  que  
produce  el  mercado,  para  lograr  el  máximo  del  beneficio  personal.  A  esta  dinámica  Restrepo  la  
describe  como  el  precio  justo11,  es  decir,  se  genera  una  dinámica  entre  los  consumidores  que  
están  dispuestos  a  pagar  por  un  bien  que  necesitan  y,  para  los  inversionistas,  los  costos  y  riesgos  
que  asumen  en  sectores  y  productores  determinados  (Restrepo,  2003:  18).    

Lo   que   se   plasma   hasta   ahora   es   que   el   Estado   debe   participar   en   ‘ciertas’   actividades   de   la  
Economía   que   permitan   el   funcionamiento   del   mercado.   Por   ejemplo,   es   necesario   que   los  
individuos  puedan  disponer  y  decidir  libremente  sobre  el  uso  de  los  bienes  que  los  satisfacen  para  
poder   realizar   procesos   de   intercambios   y   obtener   a   cambio   otros   bienes   que   le   sean  
satisfactorios.  Si  fuera  posible  el  intercambio  sin  propiedad,  este  no  expresaría  la  voluntad  ni  las  
necesidades  de  los  individuos,  por  lo  que  las  desalentaría,  esto  es,  no  produciría  bienestar.    

Por   otra   parte,   el   neoliberalismo,   Restrepo   (2003:   18)   lo   define   como   un   principio   de   política  
económica   según   el   cual   los   precios   son   el   indicador   fundamental   para   el   análisis   de   las  
asignaciones   de   los   factores   productivos:   el   capital,   el   trabajo,   la   tierra,   la   tecnología   y   el  
conocimiento.  Más  adelante  dirá  que  el  neoliberalismo  no  es  más  que  una  estrategia  que  busca,  
en  el  mercado  internacional  y  en  cada  país,  la  regulación  general  de  la  economía  mediante  el  
sometimiento   al   orden   de   los   precios   reales   de   todos   los   factores   productivos.   Por   tanto,   según  
el   autor   citado,   el   neoliberalismo   es   un   principio   coherente   de   política   económica   que   busca  
acabar  con  el  proteccionismo  en  los  mercados  internacionales,  nacionales,  regionales  y  locales,  

                                                                                                           
11
Cuando se respeta el precio justo, el valor de los bienes y productos expresan los costos reales de la
generación de la riqueza, la economía tiende al equilibrio, esto es, a la mejor asignación posible de las
inversiones que obedecen a la satisfacción de las necesidades de los consumidores Restrepo (2003: 19)

13  
13
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 13
es  decir,  con  los  aranceles,  impuestos  y  barreras  que  múltiples  regulaciones  conducen  a  pervertir  
el   precio   real   de   la   producción   y   circulación   de   las   mercancías.   Ante   la   triada   globalización,  
neoliberalismo  y  acumulación  de  capital,  Restrepo  afirma  que  la  primera  es  el  medio,  el  segundo  
es  la  política  hegemónica  y  esta  última  es  el  fin12.  

González   (2003:   85-­‐105),   hará   una   distinción   tajante   entre   pensamiento   posliberal,  
neoliberalismo  y  Consenso  de  Washington.  En  palabras  del  autor  “no  hay  duda  de  que  Von  Mises  
y  Hayeck  consolidan  el  pensamiento  liberal  y  en  ese  sentido  son  posliberales.  Pero  ello  no  significa  
que  sean  neoliberales”,  de  este  modo  atribuye  un  significado  estrecho  a  lo  neoliberal  “se  refiere  
a   la   filosofía   y   a   las   prácticas   del   llamado   Consenso   de   Washington”   para   el   autor   “lo   neoliberal  
es  tan  burdo  e  incoherente  que  jamás  habría  sido  aceptado  por  Mises  y  Hayek.  Ambos  rechazan  
de  manera  radical  el  abuso  de  la  razón  que  conduce  a  una  casuística  simplista,  que  solo  cabe  en  
aquellas  mentes  tecnocráticas  (o  totalitarias)  que  pretenden  ordenar  el  mundo  a  su  manera.  Las  
recomendaciones   de   política   económica   que   se   deriva   del   Consenso   de   Washington   terminan  
siendo  un  recetario  que  Mises  Y  Hayek  nunca  hubieran  aceptado”  (González,  2003:  86).  En  otras  
palabras,   el   pensamiento   posliberal   es   considerablemente   más   amplio   y   no   tiene   el   carácter  
reduccionsita  de  lo  neoliberal13.    

De   este   modo,   pareciera   que   González   asocia   el   neoliberalismo   con   la   teoría   convencional  
(neoclásica)   la   cual   desconoce   la   relevancia   del   tiempo   y   de   los   ciclos   económicos.   “Estas   dos  
dimensiones  no  caben  en  los  modelos  macro  convencionales,  que  están  basados  en  la  certeza  y  
en  el  equilibrio.  Para  Hayek  el  conocimiento  es  limitado  e  imperfecto.  Mientras  que  los  austriacos  
tratan   de   entender   el   comportamiento   heterogéneo   de   los   individuos,   en   un   mundo   de  
incertidumbre   y   de   desequilibrio,   la   economía   estándar   hace   esfuerzos   por   minimizar   la  
relevancia  de  ambas  dimensiones”  (González,  2003:  87)  

Más  adelante,  de  manera  contundente,  afirmará  que  “los  supuestos  que  utilizan  los  funcionarios  
del   FMI   y   del   BM   para   hacer   proyecciones   de   política   económica,   nada   tiene   que   ver   con   los  
planteamientos  de  Hayek,  que  van  en  contra  de  la  ingeniería  social.  Las  propuestas  del  FMI  y  del  

                                                                                                           
12
Restrepo (2003: 33) considera que en el neoliberalismo subyace un raciocinio vergonzante que se puede
sintetizar en el traslape mental de tres momentos. En el primero, reconocen en la naturaleza humana, de
manera preponderante, al ser individual, calculador y egoísta –lo cual es una franca reducción del ser real
e histórico-. En el segundo, descalifican a los que se oponen a la racionalidad económica, acusándolos de
perseguir intereses egoístas y mezquinos –nótese lo mesiánico de tal postura mediante la cual estamos
advertidos que solamente los neoliberales no tienen intereses específicos y mezquinos-. Y, en el tercero,
la inconsistencia teórica termina de girar, cuando el motivo explícito del neoliberalismo es incentivar la plena
competencia entre personas y empresas, es decir, la expresión libre del enfrentamiento entre intereses
egoístas.

13
Según González basta con leer los textos de Mises y Hayek (Verbigracia Human Action
o Thecounter-Revolution of science) para rebatir los argumentos de política económica
que predominan desde el Consenso de Washington.

14 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
BM,  parten  de  la  lógica  casuística  que  Hayek  no  acepta:  el  comportamiento  racional  completo,  y  
la  posibilidad  de  modificar  discrecionalmente  el  rumbo  de  los  hechos  sociales.  Los  dos  principios  
subyacen  a  los  modelos  matemáticos  que  se  utilizan  para  calibrar  los  impactos  de  las  distintas  
medidas  de  política  económica”  (González,  2003:  87).  

La   ruptura   radica,   en   que,   es   errado   asociar   el   Consenso   de   Washington   con   el   pensamiento  


neoliberal  (representado  por  Hayek  y  Mises,  principalmente),  por  eso  es  mejor  llamar  neoliberal  
al   conjunto   de   política   del   Consenso   las   cuales   resultan   ser   “inconsistentes,   ambiguas,   mal  
fundamentadas”   y   posliberal   a   los   autores   que   defienden   el   pensamiento   liberal   y   que   no   se  
circunscriben  a  una  lógica  racional  y  reduccionista.    

El   mismo   Williamson,   define   el   neoliberalismo   en   los   siguientes   términos:   “el   termino  


neoliberalismo  describe  las  doctrinas  adoptadas  por  la  Sociedad  MontPelerín,  que  fundó  un  grupo  
de  eruditos  después  de  la  segunda  Guerra  Mundial.  Sin  bien  creo  que  la  mayoría  de  sus  miembros  
apoyarían   buena   parte   de   las   reformas   que   figuran   en   mi   Versión   del   Consenso   de   Washington,  
hay  una  serie  de  doctrinas  neoliberales  que  brillan  por  su  ausencia  en  mi  lista:  el  monetarismo,  
las  tasas  impositivas  bajas  que  requiere  la  ‘economía  de  oferta’,  el  Estado  mínimo  que  niega  toda  
responsabilidad  de  corregir  la  distribución  del  ingreso  o  la  internalización  de  las  externalidades,  y  
la  libre  circulación  del  capital”  (En:  Giraldo,  2005a:  2).    

Giraldo  (2005b)  dirá  que  las  políticas  del  “Consenso”  no  pueden  ser  derivadas  directamente  de  
los   principios   neoliberales   expresados,   por   ejemplo,   por   Friedrich   Von   Hayeck   (1944)   y   Milton  
Friedman  (1962).  No  se  trata  de  afirmar  que  sean  cosas  diferentes  y  carentes  de  relación,  pero  
tampoco  es  evidente  que  la  concreción  de  la  ideología  neoliberal  expresada  por  dichos  autores  
se  materialice  de  manera  unívoca  en  el  “consenso”.  Para  el  autor  citado,  el  Consenso  parte  de  los  
mismos  postulados  del  mercado  que  Hayeck  y  Friedman  invocan.  Un  principio  clave  de  ello  es  el  
propender  por  la  asignación  que  hace  el  mercado,  lo  cual,  expresado  por  la  vía  negativa,  significa  
no  darle  un  papel  redistributivo  (Giraldo,  2005b:  3).    

Para  concluir,  es  necesario  destacar  tres  aspectos:  

i. El  Consenso  de  Washington  igual  que  el  pensamiento  posliberal  defienden  la  reducción  del  
Estado  en  el  ámbito  económico.  
ii. No  obstante,  muchos  de  los  criterios  defendidos  por  los  posliberales  no  ‘caben’  dentro  del  
Consenso  de  Washington.  
iii. Por  tal  razón  es  más  conveniente  referirse  a  neoliberalismo  como  el  conjunto  de  políticas  que  
se  desprenden  del  Consenso  de  Washington,  el  cual  se  vuelve  paradigma  auspiciados  por  las  
principales  instituciones  económicas  de  Washington  para  que  los  países  de  la  región  superen  
la  crisis  de  la  deuda.  Paradigma  que  es  diferente  a  los  principios  del  neoliberalismo  de  Hayek  
y  demás.    

15  
15
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 15
El   Consenso   de   Washington   como   el   paradigma   dominante   en   política   económica   fue   el   que  
predominó   en   América   Latina   con   las   particularidades   propias   de   cada   país.   En   la   actualidad  
muchas  de  las  políticas  públicas  (incluyendo  la  económica)  se  basan  en  estos  postulados.    

3. Teoría  de  la  regulación  francesa  

Su  origen  está  en  la  obra  en  la  obra  de  Michel  Aglietta  en  1974  titulada  Regulación  de  los  modos  
de  producción  capitalista  en  el  largo  plazo14  la  cual  analiza  las  transformaciones  capitalistas  de  
largo   plazo   en   Norteamérica,   posteriormente   estos   estudios   se   extienden   a   Francia   donde   se  
ubica  su  centro  de  pensamiento.  

La  teoría  de  la  regulación  fue  fundada  sobre  el  homo  economicus  y  el  enfoque  estructural.  Según  
esta  visión,  los  individuos  ocupan  posiciones  y  lugares  definidos  dentro  de  relaciones  sociales  que  
varían  considerablemente  a  través  del  tiempo  y  espacio  lo  cual  condiciona  su  lugar  en  el  mercado  
y  sus  decisiones  de  consumo  y  producción,  a  diferencia  de  la  vertiente  neoclásica  que  supone  que  
los   agentes   son   completamente   racionales.   Esta   teoría   enfatiza   los   límites   del   cálculo   racional  
creando  las  relaciones  que  definen  las  posiciones  de  los  agentes.    

El  punto  de  partida  de  son  los  planteamientos  de  Marx  al  afirmar  que  la  codificación  de  relaciones  
sociales  define  un  modo  de  producción  (formas  institucionales)  las  cuales  emergen  de  conflictos  
latentes  o  pasados  que  originan  caso.  

Desde  esta  perspectiva  es  importante  examinar  la  naturaleza  de  las  instituciones  existentes  en  
cada   sociedad   las   cuales   dan   como   resultado   la   evolución   económica,   su   contexto   y   explican   las  
crisis   correspondientes   a   su   estructura.     Las   instituciones   resultan   de   los   conflictos   entre   grupos  
sociales  arbitrados  por  procesos  políticos  y  legales.    Se  cuenta  con  tres  principios  de  acción:  1)  
Leyes,  reglas  o  cualquier  otra  restricción,  2)  compromiso  o  negociación,  3)  un  sistema  común  de  
valores   y   representaciones,   rutinas,   costumbres   y/o   hábitos.   Así,   las   reglas   y   leyes   habilitan   la  
concepción  y  desarrollo  de  las  relaciones  económicas.      

La   estructura   del   sistema   económico   implica   analizar   conflictos   y,   por   tanto,   una   dinámica  
endógena   que   rechaza   la   idea   del   análisis   estático   de   la   teoría   neoclásica   y   la   vertiente   neo  
institucional   que   supone   un   estado   de   equilibrio   social.   La   visión   regulacioncita   es  
interdisciplinaria:   se   trata   de   una   mezcla   entre   ciencias   sociales   donde   la   ‘dominante’   sería   la  
economía,   sin   embargo,   no   se   busca   la   economía   ‘pura’   ni   el   dominio   de   ésta,   sino   más   bien  

                                                                                                           
14
Además de esta obra pionera, Aglietta ha incursionado en política monetaria con las obras Ensayos
sobre la moneda internacional (1987) y Orden monetario de las economías de mercado, ésta última escrita
con Jean Cartelier (2002). Una libro guía de la teoría de la regulación que el estudiante puede
profundizar es Boyer y Saillard (2002) (comps.). Teoría de la regulación Estado de los
conocimientos. Vol. 1ª edición en español, Argentina, 2002.

16 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
establecer   las   fronteras   de   acuerdo   a   su   relación   con   las   otras   ciencias   y   lograr   diálogos  
productivos   que   permitan   una   comprensión   más   amplia   de   las   problemáticas   e   interacciones  
humanas.  

Tres  son  las  motivaciones  del  estudio  de  esta  teoría:  

a. El   nexo   salario-­‐trabajo,   con   la   relación   salarial   se   centra   en   la   relación   entre   poder,  


compromiso  laboral  y  los  determinantes  institucionales  de  la  distribución  salario-­‐beneficio.    
Una  dialéctica  poderosa  entre  la  estricta  restricción  del  régimen  monetario  y  la  solidez  de  un  
compromiso  capital-­‐trabajo.  
 
b. La  observación  de  las  transformaciones  de  economías  capitalistas,  las  formas  de  competencia,  
los  precios  no  mantienen  su  función  de  balanceo  de  mercados  para  productos  industriales.  
Esto  afectó  la  organización  interna  de  las  firmas,  sus  relaciones  y  el  nexo  salario-­‐trabajo  (que  
se  hizo  más  dependiente  de  las  fluctuaciones  del  mercado).    La  descripción  de  los  regímenes  
de  acumulación  presume  un  estudio  cuidadoso  de  la  competencia  por  calidad  o  por  velocidad  
de  reacción  a  circunstancias  no  previstas  e  innovaciones.  
 
c. Transformaciones   del   régimen   internacional:   la   globalización   estimuló   la   investigación  
histórica-­‐conceptual.    La  interdependencia  de  las  formas  institucionales  se  analiza,  dentro  de  
un   nuevo   marco   de   incertidumbres.     Un   sucesor   para   Bretton   Woods   se   hace   necesario.     Se  
incluye  también  la  incapacidad  para  negociar  (cooperativamente  la  relación  salario-­‐trabajo)  
en  sociedades  de  No-­‐confianza.  

El  modo  de  desarrollo  se  entiende  como  la  forma  en  que  un  régimen  de  acumulación  y  un  tipo  de  
regulación   se   estabilizan   en   el   largo   plazo   y   como   están   en   crisis   y   se   renuevan.   Se   establece   un  
conjunto   de   procedimientos   y   patrones   de   comportamiento   individual   y   colectivo   que  
simultáneamente   deben   reproducir   relaciones   sociales   a   través   de   formas   institucionales  
conjuntas   que   son   determinadas   históricamente   y   apoyadas   por   el   régimen   de   acumulación  
prevaleciente.   Se   involucra   la   esfera   económica   en   un   campo   más   amplio   evitando   la  
indeterminación  que  la  lógica  económica  pura  genera.  

17  
17
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 17
GLOSARIO  DE  TÉRMINOS  

Consenso de Washington: Conjunto de fórmulas propuestas por Jhon Williamson para


los países en desarrollo que se encontraban en crisis de deuda externa y apara
establecer la trasparencia y estabilidad económica.

Instituciones: Son las bases de estudio de la teoría neoinstituccionalistas entendidas


estas como espacios donde los diferentes actores sociales establecen relaciones
políticas, económicas y sociales. Estas se regulan por normas explicitas como la
constitución, leyes, decretos o están las implícitas características del comportamiento
humano.

Monetarismo: Doctrina económica que postula que los movimientos monetarios


desempeñan una función determinante en el desempeño de la economía.

Política comercial: Medidas que toman los gobiernos para regular los flujos comerciales
con los demás países. Estas medidas determinan el grado de contacto de productores y
consumidores nacionales con los precios de las economías mundiales

Privatizaciones: Proceso económico mediante el cual las empresas públicas pasan a


mano de las organizaciones privadas.

reforma tributaria, alternativa a la reducción de gastos del Gobierno, no es tenida en


cuenta como remedio fiscal, sin embargo, el método más deseable consiste en un base
tributaria amplia e integral, a la vez que se mantengan los impuestos marginales en un
nivel moderado

18 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO
REFERENCIAS  

Referencias  bibliográficas  

Aglietta,  M.  (1987).  Regulación  de  los  modos  de  producción  capitalista  en  el  largo  plazo.  México:  
Siglo  XXI  editores.  

Aglietta,  M.  (1987).  El  fin  de  la  divisa  clave.  Ensayos  sobre  la  moneda  internacional.  México:  
Siglo  XXI  editores.  

Aglietta,  M.  y  Cartelier,  J.  (2002)  “Orden  monetario  de  las  economías  de  mercado”.  En:  
Cuadernos  de  Economía  N.0  36.  Bogotá:  Universidad  Nacional  de  Colombia.  

Amaya,  P.    (2002).  (Dir.).  Colombia  un  país  por  construir.  Bogotá:  Universidad  Nacional  de  
Colombia    

Arzuaga,  J.  “Apuntes  para  leer  el  neoliberalismo”.  En:  En:  Convergencia.  México:  N.0  3,  Junio,  
1993.    

Bejarano,  J.  (2000)  ¿Qué  es  el  neoliberalismo?  Su  significado  en  la  historia  de  las  ideas  y  en  la  
economía.  Bogotá.  

Betancourt,  M.  (2002)  Teorías  y  enfoques  del  desarrollo.  Bogotá:  Escuela  Superior  de  
Administración  Pública.  

Casilda,  R.  (2004).América  Latina  y  el  Consenso  de  Washington.  En  Boletín  económico  ICE  N.0  
2803.  

Corredor,  C.  (2003).  “El  problema  del  desarrollo”.  En:  La  falacia  neoliberal.  Críticas  y  
alternativas.  Universidad  Nacional  de  Colombia,  Bogotá.    

Cuevas,  H.  (1996)  Introducción  a  la  economía.  Universidad  Externado  de  Colombia.  

Estrada,  J.  (1992).  “Dimensiones  básicas  del  neoliberalismo  económico”.  En:  Rompiendo  la  
corriente.  Un  debate  al  Neoliberalismo.  Bogotá:  Centro  de  Estudios  Investigaciones  Sociales.  

Giraldo,  C.  (1994).Estado  y  Hacienda  Pública  en  Colombia,  1934-­‐1990.  Contraloría  General  de  la  
República.    

Giraldo,  C.  (2003).  “Rescate  de  lo  público”.  En:  Rescate  de  lo  Público.  Poder  financiero  y  derechos  
sociales.  CESDE.  Bogotá:  Ediciones  desde  abajo.  

19  
19
TEORÍAS Y ENFOQUES DEL DESARROLLO 19
Giraldo,  C.  (2005).  “Financiación:  un  nuevo  orden  social  y  político”.  En:  Investigaciones  en  curso  
N.0  19,  Facultad  de  Ciencias  Económicas,  Universidad  Nacional  de  Colombia,  Bogotá.  

González,  J.  (2003).  “No  hay  falacia  neoliberal”.  En:  La  falacia  neoliberal.  Críticas  y  alternativas.  
Bogotá:  Universidad  Nacional  de  Colombia,  2003  

Restrepo,  D.  (2003).  “De  la  falacia  neoliberal  a  la  nueva  política”.  En:  La  falacia  neoliberal.  
Críticas  y  alternativas.  Universidad  Nacional  de  Colombia,  Bogotá.  

20 POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO