Está en la página 1de 1

¿El docente Bethlemita, en calidad de formador de los niños, las niñas y los

adolescentes, qué responsabilidad y compromiso tiene frente a la prevención del


consumo de SPA?
Por su parte, un formador Bethlemita debe desempeñar un papel clave al velar por que los
niños niñas y adolescentes, adquieran los conocimientos, capacidades y comportamientos
necesarios para acompañar los procesos de consumo de sustancias psicoactivas, a través
de:
 Sensibilizar a los estudiantes antes de que comiencen a consumir sustancias
psicoactivas y durante la etapa crítica de la adolescencia.

 Establecer y aplicar políticas con miras a crear un entorno que proteja a los jóvenes
del peligro que acarrean tanto las sustancias psicoactivas como su consumo, y que
estimule una visión amplia de un modo de vida sano.

 Un formador Bethlemita pueden impartir cursos secuenciales y continuos de


pedagogía preventiva en materia de consumo de sustancias psicoactivas para que
los educandos adquieran los conocimientos, las capacidades y los comportamientos
necesarios para ser capaces de rechazar estas sustancias.

 Los docentes y los restantes miembros del personal escolar pueden servir de
ejemplo como adultos positivos y también como tutores.

 Sensibilizar a los padres de familia sobre las cuestiones vinculadas con las
sustancias psicoactivas y apoyarlos en los esfuerzos que realizan para mantener a
sus hijos apartados de estas sustancias.

 Los docentes, puede aprender a detectar los signos de un consumo eventual de


sustancias psicoactivas e intervenir rápidamente para ayudar a los estudiantes a
recibir tratamiento y asistencia.

 Activar la ruta de atención integral y continuar con el acompañamiento efectivo para


evitar recaídas y malos tratos por los demás pares académicos.

Iván Rodrigo Benavides García.


02 de agosto de 2019