Está en la página 1de 6

CON FALSA CONSIGNACIÓN “COMPRAN” COMPUTADOR Y ESTAFAN A LA

DUEÑA

El dinero le apareció reflejado en su cuenta y 3 horas después desapareció.Con


una nueva e ingeniosa modalidad, una ciudadana resultó víctima de una estafa
luego de ofertar un computador a través de OLX, un portal de compra y venta
virtual de toda clase de elementos.En ese portal, la dueña ofreció un computador
MacBook Air y de inmediato le apareció un cliente.
“Cuando lo publiqué me contactó una persona, con acento de Bogotá, me dijo que
estaba interesado y me pidió las especificaciones técnicas. Me dijo que no se
encontraba en Santa Marta (donde reside la afectada), pero que su hija sí”, relató
la víctima.

Esta persona se le identificó como Víctor Manuel Villarraga Villarraga. Enseguida


fue acordada una cita con la hija del interesado, que se identificó como Laura
Valentina Villarraga, de aproximadamente 25 años de edad. Para ello, por razones
de seguridad, la propietaria del PC escogió un lugar público, a las 3:30 e la tarde
del pasado martes 14 de febrero. Fue exactamente frente a una veterinaria, en la
ciudad de Santa Marta. A renglón seguido, la dueña del computador requirió la
firma de un contrato de compra - venta, pero al no encontrar el respectivo formato,
decidieron redactarlo a mano. Afirma que procedió de esa manera porque las
personas le dieron una buena impresión.

Seguidamente, en su cuenta se vio reflejada una consignación por $1.800.000,


valor acordado por la compra del computador. Ante ello, procedió a entregar el
equipo. Sin embargo, a las 3 horas, “no apareció la consignación, me salió
cancelada. Y decía ‘consignación en agilizador errada. Luego, me salía una nueva
consignación por agilizador por menor valor pendiente y al rato ya tampoco
aparecía. Nunca supe como sucedió”. Ante esta situación se dirigió al Banco
Bogotá, donde no le dan ninguna explicación a lo sucedido. “Según el Banco, en el
agilizador no se puede hacer reversas en las consignaciones”, recalcó. No
obstante, presentará una derecho de petición al Banco para que explique la
situación. Como complemento, los “clientes” apagaron sus celulares y los datos
consignados en el contrato de compra - venta, son falsos. “En pocas palabras
regalé el computador”, lamentó la afectada.
Su propósito de hacer visible su caso, es para alertar a la ciudadanía y tener
mucha precaución al momento de realizar este tipo de negocios.