Está en la página 1de 1

DATOS DE INVESTIGACIÓN

Los datos de investigación son aquellos materiales generados o recolectados durante el transcurso
de la realización de una investigación. Un informe financiado por el Higher Education Funding
Council for England (HEFCE 2008) establece que “Los datos de investigación son la base de la
evidencia sobre la que los investigadores académicos construyen su trabajo”.

Los datos de la investigación son hechos, observaciones o experiencias en que se basa el


argumento, la teoría o la prueba. Los datos pueden ser numéricos, descriptivos o visuales. Los
datos pueden ser en estado bruto o analizado, pueden ser experimentales u observacionales. Los
datos incluyen: cuadernos de laboratorio, cuadernos de campo, datos de investigación primaria
(incluidos los datos en papel o en soporte informático), cuestionarios, cintas de audio, videos,
desarrollo de modelos, fotografías, películas, y las comprobaciones y las respuestas de la prueba.
Las colecciones datos para la investigación pueden incluir diapositivas; diseños y muestras. En la
información sobre la procedencia de los datos también se podría incluir: el cómo, cuándo, dónde
se recogió y con qué (por ejemplo, instrumentos). El código de software utilizado para generar,
comentar o analizar los datos también pueden ser considerados datos. Esta definición de datos de
investigación proviene de la Universidad de Melbourne y está recogida en el documento de la
FECYT (2012).

La gestión de los datos de manera eficaz a través de su ciclo de vida es muy importante para el
éxito del proyecto de investigación. Una gestión de datos adecuada proporciona un mayor
impacto de la investigación optimizando la visibilidad de los datos producidos, mejor accesibilidad
a los datos, asegurando la calidad e integridad de los mismos durante su ciclo de vida, más
transparencia para la validación de los resultados de la investigación reflejados en las
publicaciones, la reutilización de los datos sin necesidad de reproducir la investigación y el retorno
de la inversión pública cumpliendo con los requerimientos de los organismos financiadores de la
investigación