Está en la página 1de 9

Modos de precipitación de evaporitas:

a) Precipitación subacuática: a partir de un cuerpo de agua somero o profundo, que


puede ocurrir a pequeña escala como en un lago o a gran escala como en una cuenca
intracratónica o de rift. La precipitación subacuática es un proceso de evaporación
simple de un volumen de agua en donde se forman las evaporitas cerca de la interfase
agua-aire y también nucleando en la superficie del sedimento

b) Precipitación subaérea: la cual tiene lugar dentro de los sedimentos. Se generan en


Sebkhas: llanuras intermareales altas y supramareales de zonas áridas o en llanuras
salinas poco profundas o desecadas

EVAPORITAS DE MEDIOS DESÉRTICOS

En los grandes desiertos la meteorización química actúa generando sales solubles que
quedan durante largos periodos de tiempo sobre las rocas a partir de las cuales se forman.
Al caer las lluvias, escasas pero frecuentes en ciertos periodos, se produce la lixiviación
de estas sales, las que al circular por el terreno quedan entrampadas en cuencas y al cesar
las lluvias se evaporan rápidamente, produciéndose la concentración de estas sales. En
estas condiciones se forman concentraciones salinas de composición muy variable en
función de la naturaleza de las rocas existentes en la zona.

Formación de sales

Ejemplos conocidos

Salar de Atacama, Chile, en el que se produce la concentración de halita


enriquecida en elementos como Mg, K, Li y B.
Valle de la Muerte, Desierto de Mojave (SE de California, EE.UU.), en el
que el mineral concentrado es el bórax.
Zonas desérticas de alta montaña (Himalaya) de Cachemira (India), en la
que también se depositan lagos ricos en depósitos de bórax.
Además de otros salares de no menos importancia como el Salar de
Surire, Salar de Pintados, etc. Todos ubicados en la zona norte de Chile.
El salar de Hombre Muerto en Argentina o el de Uyuni en Bolivia,
también son un ejemplo de este tipo.

CLASIFICACION DE LA HALITA

La halita se encuentra dentro de los HALUROS, los cuales Están formados por la
combinación del cloro, flúor, bromo o yodo con metales, dando cloruros, fluoruros,
bromuros y yoduros, respectivamente. Todos ellos poseen una estructura cristalina con
enlaces iónicos puros, tienen una dureza y un peso específico bajo y sus conductividades
eléctrica y térmica son reducidas.
El punto de fusión varía desde moderado a elevado. Presentan un brillo vítreo o
nacarado poco intenso, son en su mayoría incoloros y muchos se solubilizan en agua.

UTILIZACION
 En la cocina: la Halita (NaCI), que comúnmente le llamamos sal y la empleamos
a diario en alimentación.

 En las Cuencas petroleras con yacimientos en secuencias evaporíticas.


En México, las cuencas petroleras que cuentan con yacimientos asociados a
secuencias evaporíticas que están siendo explotadas o bien que cuentan con un
gran potencial de reservas por explorar son:

La Cuenca Salina del Istmo, con una extensión de alrededor de 15,300 km2, se
compone de una gruesa secuencia de sedimentos clásticos intrusionados por sal.
Los yacimientos producen aceite ligero principalmente a partir de plays que sobre
yacen, terminan o subyacen contra la sal.

La Cuenca Salina en el Golfo de México Profundo, cuenta con una columna


sedimentaria Mesozoica y Cenozoica que se encuentra fuertemente afectada por
la presencia de grandes canopies de sal, domos e intrusiones salinas con raíz
profunda, que dan origen a la deformación y en algunos casos al rompimiento de
las secuencias mesozoicas, lo que influyó activamente en la sedimentación, dando
lugar a la formación de mini-cuencas por evacuación de sal. En varios sectores de
la cuenca, existen numerosas evidencias de la presencia de aceite, el cual está
siendo expulsado a la superficie del fondo marino a través de un sistema de fallas.
Con estas evidencias, se espera que
Evaluación Petrolera y Métodos de Explotación de Yacimientos Asociados a
Secuenciasel hidrocarburo principal entrampado en el subsuelo de este sector, sea
aceite ligero (Pemex 2011).

- En el Cinturón Plegado de Perdido, se tiene una importante secuencia de sal,


que al movilizarse formó un cinturón plegado y fallado originado por
emplazamiento de sal y deslizamiento gravitacional sobre la cima de la sal
jurásica; esta deformación involucra a la secuencia cretácica y cenozoica. Las
estructuras están nucleadas por sal, siendo alargadas, apretadas, muy grandes (de
más de 40 kilómetros). Este cinturón de deformación se encuentra en tirantes de
agua de entre 2,000 y 3,500 metros.
En la figura se muestra la localización de provincias petroleras en México con
contenido de formaciones salinas, que están en proceso de exploración y/o
explotación.
BORAX
Los boratos: típicamente se encuentran en los depósitos de áridos-sal-lago abundantes
en el suroeste de EE.UU.. Un borato común es bórax, que se ha utilizado en jabones
como un agente tensioactivo.

YACIMIENTOS DE AZUFRE
 El azufre nativo a menudo se encuentra asociado a los yacimientos de yeso
evaporítico, como consecuencia de la acción de bacterias sulforreductoras, que
transforman el sulfato en sulfuro, que se reduce a su vez para dar azufre nativo.
Se forman así concentraciones masivas de azufre sedimentario, que junto con las
de origen volcánico constituyen los principales tipos de yacimientos de este
elemento. No se puede considerar, por tanto, yacimientos químicos en sentido
estricto, sino bioquímico, aunque aparecen asociados a los yacimientos químicos
de evaporitas.
 Es interesante describir brevemente el método de explotación utilizado para este
elemento: el denominado “método frasch”, consistente en la inyección de agua
sobrecalentada o de vapor de agua en las formación que contienen este elemento
debido a que se funde a 112°C, y a 160°C constituye un líquido de viscosidad muy
baja, que fluye con gran facilidad y puede ser bombeado hasta la superficie.

Proceso de formación de yacimientos de azufre


EVAPORITAS Y HALOCINESIS O DIAPIRISMO
Los yacimientos de evaporitas diapirismo se generan por el movimiento de las masas
salinas a lo largo de series sedimentarias para originar diapiros. Se relaciona a baja
densidad y su comportamiento mecánico, de carácter viscoso.

Cuando una capa potente intercalada entre capas más densas sufre una deformación
tectónica, implica la formación de un bucle, se produce una cierta migración de material
hacia la zona del bucle lo cual incrementa el espesor de la capa.
Llegando a producir un desencadenamiento de un proceso de ascenso de los materiales,
formado el diapiro.
Un carácter común en los yacimientos de evaporitas, que afecta a su morfología respecto
a las series sedimentarias que los albergan, es que pueden haber sufrido los efectos del
proceso denominado diapirismo o halocinesis, es decir, el movimiento de las masas
salinas a lo largo de series sedimentaria para dar origen a los denominados diapiros.
DIAPIROS

Un diapiro (Fig. 1.6) es un cuerpo de roca que se ha movido hacia arriba atravesando
y desplazando las rocas suprayacentes.
La palabra deriva del vocablo griego diaperein, que significa perforar. Son estructuras
geológicas intrusivas, formadas por masas de evaporitas (sales, anhidrita y yeso) que,
procedentes de niveles estratigráficos muy plásticos, sometidos a gran presión,
ascienden por las capas sedimentarias de la corteza terrestre, atravesándolas y
deformándolas, en un lento proceso medible en millones de años que se conoce como
diapirismo. Adquieren forma de cilindro, seta o gota y suelen ser de gran tamaño (de
cientos de metros a 3 km de diámetro en sección horizontal).

La formación de diapiros salinos y, en general, todo lo relacionado con los movimientos


de rocas salinas, las estructuras a que dan lugar y sus implicaciones estratigráficas, se
engloban dentro del proceso denominado halocinesis, (palabra derivada del griego que
significa movimiento de la sal).
TEORÍAS DE FORMACIÓN DE LOS DOMOS Y DIAPIROS SALINOS
(TECTÓNICA SALINA)

Los diapiros se generan por lo que se llama una inversión de densidades, es decir, la
existencia de capas de baja densidad debajo de otras más densas. La densidad de la Halita
(NaCl), la más abundante de las sales, es de 2.16 gr/c.c., una a cinco décimas menor que
la del resto de las rocas sedimentarias, por lo que su existencia en profundidad origina
una inestabilidad gravitatoria. Por otra parte, la sal se comporta como un líquido muy
viscoso, pero su viscosidad es baja si se compara con la de otras rocas sedimentarias,
exceptuando las arcillas.

Además, la viscosidad disminuye con la profundidad, debido al aumento de temperatura.


Una baja viscosidad está relacionada con una velocidad de deformación alta y, así,
la sal puede fluir rápidamente incluso cuando los esfuerzos a los que está sometida
son pequeños.
La existencia de una inversión de densidades no basta para el ascenso de la sal puesto que
los esfuerzos se reparten. Es preciso algún factor que inicie el proceso haciendo fluir la
sal en una determinada dirección y concentrándola en una zona, para que el primer diapiro
se forme. Ese factor puede ser la existencia de alguna irregularidad en la capa salina o en
la topografía: un mayor espesor de los sedimentos por encima en un determinado punto
genera una carga mayor, que puede hacer que el nivel salino se adelgace justo por debajo
de ella. (Fig. 1.7)
Cuando la capa salina está cerca de la superficie, es decir, a baja temperatura, su propia
resistencia interna le impide fluir. En cambio, la sal es muy móvil cuando está caliente,
pero para aumentar su temperatura tiene que ganar profundidad y eso implica que
kilómetros de sedimentos deben depositarse encima.

Existen varias teorías acerca de la formación de la sal así como de las estructuras salinas,
una teoría, propuesta por Donald C. Barton (1933-1936) explica la mecánica de la
formación de los domos salinos de la costa del Golfo de México.
Esta teoría sostiene que la sal se deposita originalmente en estratos horizontales, pero
después, por efecto de ligeros esfuerzos tangenciales por erosión, se forman pequeñas
elevaciones que serán el punto de partida del domo. La cuenca de depositación comienza
a hundirse más aprisa que cuando se precipita la sal y de la misma manera recibe
sedimentos siliciclásticos que van cubriéndola; la acumulación de dichos sedimentos es
un poco más notoria en los flancos, pues la sal tiende a sostenerse alto como si flotase;
sucesivamente la sal se mueve alimentando al domo por abajo con movimiento
preferentemente horizontal, en tanto que los sedimentos van aumentando la diferencia de
la carga sobre el domo y sus alrededores por hundimiento del basamento.
La alimentación del domo termina cuando el espesor del lecho madre se aproxima a cero
en los flancos del domo, cuando alcanza el equilibrio isostático entre la columna de la sal
y la de sedimentos o bien cuando cesa el hundimiento de la cuenca.
Para que se inicie el movimiento de la sal es necesario un volumen considerable de rocas
evaporíticas (Halita, Yeso y Anhidrita).

La segunda teoría propuesta fue por L.L Nettleton en (1934-1936), está sujeta a
análisis experimentales por numerosos investigadores. Esta teoría sostiene que la fuerza
creadora de los domos se deriva de la diferencia de densidad entre la sal y los sedimentos,
la cual impulsa a la primera capa a plegarse e intrusiona los sedimentos que la cubren,
elevándose sobre el lecho madre después que éste alcanza una profundidad suficiente para
que dicha fuerza pueda vencer la resistencia que le opone la cubierta sedimentaria.
Es necesario también que la superficie original del lecho madre presente algunas
elevaciones. La forma final del domo dependerá de la configuración inicial de la sal, del
espesor del lecho madre, de la resistencia de las rocas suprayacentes y de la viscosidad
de la sal. (Fig. 1.8)
1. Ondulaciones de la sal 1. Montículos
2. Anticlinal salino 2. Domos
3. Pared de la sal 3. Diapiros
4. Lengüetas de sal 4. Bloque de sal alóctona

Play: Es una unidad estratigráfica que puede contener hidrocarburos. Un play es una
familia de yacimientos y/o prospectos los cuales tienen en común el mismo sistema
petrolero (roca madre, roca almacén, roca sello y migración), y la misma historia
de generación de hidrocarburos.