Está en la página 1de 114

UNIVERSIDAD PRIVADA ANTENOR ORREGO

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS


ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

INFORME DE EXPEDIENTE CIVIL N. º 01259-2013

DEMANDA POR VIOLENCIA FAMILIAR

Integrantes : REYES PALACIOS, Yennyfer

RODRIGUEZ GUTIERREZ, Becxy Gianella

VALLEJOS ARMAS, Ytalo

Profesor : MAURICIO JUÁREZ, Francisco

Trujillo-Perú

2019
1
Agradecimiento

A Dios porque gracias a él recibí el


gran don de la vida la cual disfruto
todos los días.

A nuestros padres, por su amor


infinito..

2
Dedicatoria

A nuestros padres por su apoyo incondicional,

A Dios por darnos salud y vida,

A nuestro profesor por brindarnos la orientación


necesaria para desarrollar este informe.

3
Presentación

SEÑORES MIEMBROS DEL JURADO:

En cumplimiento de las normas establecidas por el Reglamento de Grados y Títulos de la Facultad


de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Privada Antenor Orrego de Trujillo y con la
finalidad de optar el Título de Abogado, ponemos a vuestra consideración el presente informe,
referido al Expediente Civil signado con el número 01259 – 2013, seguido por CARLOS ALFREDO
VASQUEZ RIVERO contra CARLOS ALFREDO VASQUEZ PONCE DE LEON sobre demanda
por violencia familiar, tramitado por ante el Quinto Juzgado de Familia de Trujillo.

El presente trabajo consta de cuatro capítulos: el primero referente al Planteamiento del Problema; el
segundo al Desarrollo Procesal y Procedimental, el tercero, referente a las Etapas del Proceso; y el
cuarto finalmente referido a las Apreciaciones Finales del mismo.

Se ha tratado en lo posible desarrollar el informe de manera clara y sencilla, amparados en la


legislación y doctrina pertinentes, con las limitaciones propias de un graduado, las cuales espero sean
dispensadas..

El grupo

4
Tabla de Contenido
Agradecimiento ................................................................................................................................... 2
Dedicatoria .......................................................................................................................................... 3
Presentación ........................................................................................................................................ 4
Tabla de Contenido ........................................................................................................................... 5
Capítulo I: Planteamiento del problema .............................................................................................. 9
1. Referencia de la situación planteada ....................................................................................... 9
2. Determinación del objeto del proceso ................................................................................... 10
3. Calificación jurídica del objeto del proceso .......................................................................... 11
3.1. A la luz de la legislación vigente ................................................................................. 11
A. Normas sustantivas ........................................................................................................ 11
B. Normas adjetivas ........................................................................................................... 12
3.2 A la luz de la doctrina ....................................................................................................... 12
A. El divorcio: definición ....................................................................................................... 12
B. Clases de Divorcio ............................................................. Error! Bookmark not defined.
Divorcio como sanción.......................................................................................................... 13
Divorcio como remedio ......................................................................................................... 13
C. Causales de divorcio.......................................................................................................... 14
El adulterio ............................................................................................................................ 14
Violencia física o psicológica ............................................................................................... 15
El abandono injustificado de hogar ....................................................................................... 15
La enfermedad grave de transmisión sexual ......................................................................... 15
La homosexualidad sobreviniente al matrimonio ................................................................. 15
La condena por delito doloso a pena privativa de libertad mayor de dos años ..................... 16
La imposibilidad de hacer vida en común ............................................................................. 16
La separación de hecho de los cónyuges durante un periodo ininterrumpido de dos años ... 16
La separación convencional .................................................................................................. 16
D. La causal de separación de hecho...................................................................................... 17
Definición .............................................................................................................................. 17
Naturaleza Jurídica ................................................................................................................ 17
Elementos constitutivos......................................................................................................... 17
Elemento material ................................................................................................................. 17
Elemento psicológico ............................................................................................................ 18

5
Elemento temporal ................................................................................................................ 18
Efectos legales ....................................................................................................................... 18
Análisis de la causal de la separación de hecho en el presente informe ................................ 19
4. Metodología de la investigación ........................................................................................... 20
Capítulo II: Desarrollo procesal y Procedimental ............................................................................. 20
1. El Proceso.............................................................................................................................. 20
1.1 Definición Genérica de Proceso .................................................................................... 20
1.2 Definición Jurídica de Proceso ...................................................................................... 20
1.3 Finalidad del proceso .................................................................................................... 21
1.4 Principios del Proceso Civil .......................................................................................... 21
A. Iniciativa de parte .......................................................................................................... 21
B. Tutela jurisdiccional efectiva ........................................................................................ 22
C. Impulso del proceso ...................................................................................................... 22
D. Inmediación ................................................................................................................... 22
E. Iura Novit Curia ............................................................................................................ 22
2. Sujetos de la Relación Procesal ............................................................................................. 23
2.1. Órgano jurisdiccional .................................................................................................... 23
2.2. El Juez Civil .................................................................................................................. 23
2.3. Sala Civil Superior ........................................................................................................ 23
2.4. Sala Civil de la Corte Suprema ..................................................................................... 24
2.5. El Ministerio Público .................................................................................................... 24
2.6. Las Partes ...................................................................................................................... 25
2.6.1 Sujeto activo o Demandante ......................................................................................... 25
2.6.1 Sujeto pasivo o Demandado ......................................................................................... 25
2.6.1 Sujetos secundarios ...................................................................................................... 26
A. El Secretario .................................................................................................................. 26
3. El litigio ................................................................................................................................. 26
4. El procedimiento ................................................................................................................... 27
5. El juicio ................................................................................................................................. 27
Capítulo III: Etapas del Proceso ........................................................................................................ 29
1. Etapa Postulatoria.................................................................................................................. 29
1.1 La Demanda .................................................................................................................. 30
A. FUNDAMENTOS DE HECHO .................................................................................... 30

6
B. FUNDAMENTOS JURÍDICOS ................................................................................... 34
C. MEDIOS PROBATORIOS ........................................................................................... 35
1.2 Resolución admisoria .................................................................................................... 36
1.3 De la Contestación de Demanda ................................................................................... 36
A. Pronunciamiento sobre cada uno de los hechos expuestos en la demanda ................... 36
B. Medios Probatorios ....................................................................................................... 39
Documentos........................................................................................................................... 39
C. RECONVENCIÓN ....................................................................................................... 40
1.4 Saneamiento Procesal .................................................................................................... 42
1.5 Fijación de puntos controvertidos ................................................................................. 43
Admisión de los Medios Probatorios ........................................................................................ 44
DE LA PARTE DEMANDANTE ........................................................................................ 44
DE LA PARTE DEMANDADA .......................................................................................... 44
DE LA RECONVENCION ................................................................................................... 44
2. Etapa Probatoria .................................................................................................................... 45
Actuación de Medios Probatorios ............................................................................................. 45
3. Etapa Decisoria ..................................................................................................................... 46
A. Parte Expositiva................................................................................................................. 46
Fundamentos de hecho .......................................................................................................... 46
Admisorio a trámite ............................................................................................................... 47
Contestación de demanda ...................................................................................................... 48
Trámite Procesal.................................................................................................................... 48
DE LA RECONVENCIÓN ....................................................................................................... 48
Fundamentos de Hecho ......................................................................................................... 49
CONTESTACIÓN DE LA RECONVENCIÓN POR PARTE DEL RECONVENIDO- ......... 49
Fundamentos de hecho de la Contestación de la reconvención ................................................ 50
B. Parte Considerativa ........................................................................................................... 50
C. Parte Resolutiva................................................................................................................. 67
4. Etapa Impugnatoria ............................................................................................................... 68
4.1 Apelación ............................................................................................................................ 69
ERROR DE HECHO Y DE DERECHO INCURRIDO: .......................................................... 69
NATURALEZA DEL AGRAVIO ............................................................................................ 70
ERROR DE HECHO Y DE DERECHO INCURRIDO: .......................................................... 70

7
4.2 Sentencia de vista ................................................................................................................ 71
4.3 Recurso Extraordinario de Casación ................................................................................... 93
Capítulo IV: Apreciaciones Finales ................................................................................................ 112
1. Apreciación global del proceso ........................................................................................... 113
1.1 De las partes intervinientes en el proceso ................................................................... 113
La parte demandante: .......................................................................................................... 113
Del Ministerio Público ........................................................................................................ 113
De la parte demandada ........................................................................................................ 113
1.2 Del juez de la causa ..................................................................................................... 113
1.3 De auxiliares jurisdiccionales ...................................................................................... 113
1.4 De la secretaria de juzgado en primera instancia ........................................................ 113
1.5 De la secretaria de la Sala civil Superior ..................................................................... 113
1.6 De la Sala Civil Superior de la Corte Superior de La Libertad ......................................... 113
1.7 De la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema ............................................................ 114
Bibliografía ..................................................................................................................................... 114

8
Capítulo I: Planteamiento del problema

1. Referencia de la situación planteada

El Ministerio Público demanda violencia familiar en contra de CARLOS ALFREDO


VASQUEZ PONCE DE LEÓN (demandado) debido a que el día 30 de enero de 2013
aproximadamente a las 23:00 horas CARLOS ALFREDO VASQUEZ RIVERO
(denunciante) fue agredido por el demandado en circunstancias que este se acercó a la
oficina del denunciante con el fin de invitarle a comer para hablar del tema de la herencia
de la madre del denunciado y esposa del denunciante; el denunciado estaba obsesionado
por la propiedad total de un predio de 400 metros cuadrados más lo de la abuela del
denunciado, un predio de 300 metros cuadrados. De un momento a otro el demandado
golpeó al denunciante con un puñete en la boca y otro en el corazón; el denunciante cayó
al suelo de espaldas y su cabeza rebotó en el piso.

CARLOS ALFREDO VASQUEZ RIVERO denunció los hechos en la Comisaria de


Ayacucho – Trujillo el mismo día de ocurrido tales. El relato del denunciante quedó
plasmado en el Informe Policial N° 77-13 y en el Acta de Denuncia Verbal N° 26-13. Así
mismo se le practicó una pericia en la cual se emitió el Certificado Médico Legal N°
001378-VFL en el cual se concluyó lesiones traumáticas de origen contuso al
denunciante, requiriendo un día de atención facultativa y tres días de incapacidad médico
legal.

Se emite una citación policial al denunciado CARLOS ALFREDO VASQUEZ


PONCE DE LEÓN.

El Ministerio Público emite una disposición fiscal en la cual se promueve la


investigación de violencia familiar por los hechos y partes ya descritas; cita a CARLOS
ALFREDO VASQUEZ PONCE DE LEÓN.

CARLOS ALFREDO VASQUEZ PONCE DE LEÓN brinda su declaración ante el


Ministerio Público y se ordena la realización de una pericia psicológica al denunciado y
denunciante.

9
La Quinta Fiscalía Provincial de Familia, evaluando los medios probatorios, dicta
medidas de protección inmediatas consistentes en: el denunciado debe abstenerse de
agredir física y psicológicamente al denunciante y abstenerse de tomar represalia alguna.

La Quinta Fiscalía Provincial de Familia demanda violencia familiar por maltrato


físico ante el Quinto Juzgado Especializado de Familia de Trujillo.

El Quinto Juzgado Especializado de Familia de Trujillo admite la demanda y confiere


traslado de la demanda a la parte demandada (CARLOS ALFREDO VASQUEZ PONCE
DE LEÓN) para que en un plazo de cinco días conteste la demanda, bajo apercibimiento
de declararlo rebelde

2. Determinación del objeto del proceso

El proceso de demanda por violencia familiar tiene por objeto señalar si la parte
denunciada realmente ha realizado actos que constituyan violencia familiar ya sea por
agresiones físicas o psicológicas infringidas en contra del denunciante.

El presente proceso, en el expediente analizado, se lleva a cabo mediante la Ley


N° 26260.

El objeto del proceso se establece por política de Estado y de la sociedad frente a


los actos de violencia familiar que son constantes en nuestro país. Como primer objetivo
se tiene la imposición de medidas de protección; como segundo, la interposición de una
demanda por violencia familiar para que el Juez de Familia se pronuncie si los hechos
denunciados constituyen violencia familiar; y tercero, si los hechos que constituyen
violencia familiar son calificados como delito con el propósito de remitir el proceso al
Juez Penal para que analice e imponga la pena correspondiente.

Se busca prevenir, sancionar y erradicar actos que constituyan violencia familiar.

La Policía Nacional recibe la denuncia del agraviado por hechos de violencia


familiar y realiza las investigaciones preliminares correspondientes. La denuncia se
puede realizar de manera verbal o escrita. Al final de la investigación la PNP emite un

10
parte o atestado que contiene los resultados de la investigación. Estos documentos son
remitidos al Juez de Paz o Fiscal Provincial en lo Pena, según corresponda, y al Fiscal de
Familia. El Fiscal de Familia, según el caso, dicta las medidas de protección inmediatas
dentro de las cuales se encuentran: el retiro del agresor del domicilio, impedimento de
acoso a la víctima, suspensión temporal de visitas, inventarios sobre sus bienes y otras
medidas de protección inmediata que garanticen su integridad física, psíquica y moral. El
Fiscal de Familia pone en conocimiento al Juez de Familia de las medidas de protección
adoptadas. Ante la Fiscalía de Familia las partes pueden llegar a una conciliación, sin
embargo, son nulos los acuerdos que legitimen los actos de violencia y aquellos referentes
a la renuncia de los derechos de la víctima. Si la conciliación no se realiza o se ve
frustrada, la Fiscalía de Familia interpondrá demanda por violencia familiar ante el Juez
de Familia. El Juez de Familia, mediante la sentencia, determinará si ha existido violencia
familiar o no; los actos que constituyan delito se remiten al Juez Penal.

3. Calificación jurídica del objeto del proceso

3.1. A la luz de la legislación vigente


A. Normas sustantivas

 CÓDIGO CIVIL

Se sustenta sobre la siguiente base normativa:

 Decreto Legislativo 052 – Ley Orgánica del Ministerio Público


 T.U.O. de la Ley N° 26260
 Ley N° 27982 que modifica la Ley N° 26260
 Constitución Política incisos 1 y 24 apartado h) de los arts. 1° y 2°
 D.S. N° 002-98-JUS (Reglamento de la Ley N° 26260)
 Declaración de la Conferencia Mundial de los Derechos Humanos de Viena
 Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la
violencia contra la mujer – “Convención de Belém do Pará”.

11
B. Normas adjetivas
 Código Procesal Civil, artículos 424° y 425°.

3.2 A la luz de la doctrina


A. La Violencia Familiar: definición
 La violencia familiar es un problema el cual afecta de manera dramática a
la actual sociedad peruana. La Ley de Protección frente a la Violencia
Familiar (Ley N° 26260) conceptúa a la violencia familiar como:
"cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato
sin lesión, inclusive amenaza o coacción graves y/ o reiteradas, así como
violencia sexual, que se produzca entre: cónyuges, ex cónyuges,
convivientes, ex convivientes, ascendientes, descendientes, parientes
colaterales hasta cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad;
quienes habitan en el mismo hogar, siempre que no medien relaciones
contractuales o laborales; quienes hayan procreado hijos en común,
independientemente que convivan o no al momento de producirse la
violencia.
 En el estudio de la OMS (1988) "Ruta crítica de las mujeres”, define como
violencia familiar a: "toda acción u omisión cometida por algún miembro
de la familia en relación de poder, sin importar el espacio físico donde
ocurra, que perjudique el bienestar, la integridad física y psicológica o la
libertad y el derecho pleno desarrollo de otro miembro de la familia”.
 La socióloga Rosa de la Asunción (p. 13) nos habla acerca de la violencia
en el seno de la familia la cual muestra como las mujeres son víctimas de
malos tratos y de una violencia continuada en todos los países del mundo,
en todos los grupos étnicos, en todos los niveles de educación y en todos
los niveles socioeconómicos. La violencia se manifiesta bajo diferentes
formas: golpes y heridas, violaciones, agresiones verbales, amenazas y
crueldad del agresor que en muchos casos derivan en suicidio de la Mujer.
Se ha podido constatar que, en el momento actual, en gran medida, la
violencia contra las Mujeres se encuentra insertada en un proceso
psicosocial complejo que tiene su raíz, en buena parte, en las tensiones
existentes en nuestra sociedad. Las consecuencias físicas y psíquicas de la
violencia están extremadamente relacionadas, los gritos, las broncas y los

12
insultos tienen después repercusiones en el equilibrio de la Mujer y de los
hijos, ya que son las víctimas. Los niños son con frecuencia testigos de
violencia en el seno de las casas y son maltratados a su vez, siendo, por
tanto, víctimas que en un futuro pueden repetir conductas violentas. Las
consecuencias y los aspectos negativos de la violencia afectan cada día más
a la familia y a la sociedad. Debe hacerse una reflexión profunda de la
situación desde el punto de vista social, jurídico y penal. Ello también es
un problema que enfrentan los miembros del grupo familiar.

B. La Violencia
La doctrina contempla diversas clasificaciones del divorcio, siendo la clasificación
tradicional aquella que diferencia el divorcio “absoluto” del divorcio “relativo”, según
quede o no subsistente el vínculo matrimonial.

Sin embargo, para el caso concreto nos centraremos en aquella clasificación que toma
como parámetro para su determinación al elemento subjetivo (la existencia o no de culpa)
y al elemento objetivo. Así tenemos que el divorcio puede ser de dos clases:

Divorcio como sanción


Es aquél que considera sólo a uno de los cónyuges o a ambos como
responsable de la disolución del vínculo matrimonial por incumplimiento de algunos
de los deberes matrimoniales que impone la ley o por la conducta que el Juez valora
como grave por ser moralmente negativa, y que trae como consecuencia la sanción
del culpable que se proyecta en diversos aspectos, como son la pérdida de los
derechos hereditarios, de los derechos alimentarios, de la patria potestad, entre otros.

Según, (Quispe Salsavilca, 2002) “la causal culposa constituye un hecho


voluntario consistente en el incumplimiento de alguno de los deberes matrimoniales
a la que la legislación directamente o a través de la facultad de apreciación del hecho
por el Juez califica negativamente y de grave. (…) Del establecimiento de la
culpabilidad o inocencia de uno de los cónyuges se obtiene determinados beneficios
o perjuicios, que sería distintos al caso en que los dos fueran calificados de
culpables.”

Divorcio como remedio


Es aquél en el que el juzgador se limita a verificar la separación de los
cónyuges sin necesidad de que sean tipificadas conductas culpables imputables a

13
alguno de ellos. Aquí, el divorcio no importa ni trae consigo una sanción a las partes,
sino la solución a los casos en los que la relación conyugal se ha quebrado de forma
irrevocable y no se cumplen los fines del matrimonio. El divorcio no tiene el efecto
de frustrar la relación matrimonial ni sus fines sino que viene a declarar una situación
fáctica de frustración matrimonial que acaeció mucho antes de que se iniciara el
proceso de divorcio. En el caso concreto, la separación de hecho de los cónyuges,
probada en el proceso respectivo, confirma la quiebra del matrimonio,
independientemente de cuál de los cónyuges lo demande o cuál de ellos lo motivó.1

Al respecto, Sánchez Hernández refiere que “el simple hecho de que un


cónyuge acuda a los tribunales formulando una demanda frente a otro, revela la
ausencia de cariño o afecto marital, siendo causa suficiente para justificar la
separación judicial o el divorcio”; de allí que se ha dado a denominarla como la
tesis de la frustración de la finalidad social del instituto, que coincide con la
imposibilidad de recomponer la ruptura de la vida conyugal producido por el fracaso
razonablemente irreparable del matrimonio.”

C. Causales de divorcio
Nuestro ordenamiento regula un sistema como causales de divorcio aquellas
contempladas igualmente para la separación de cuerpos, estableciendo en su artículo 333
las causales de separación de cuerpos, entre ellas:

El adulterio
Se configura esta causal mediante el trato sexual de uno de los cónyuges con una
tercera persona, violándose así el deber de fidelidad que nace del matrimonio (Caso. El
Peruano, 02-09-2002, pg. 9133). El cónyuge ofendido deberá probar esta causal con
prueba idónea; ejemplo: la partida de nacimiento del hijo adulterino. La violencia física
o psicológica que el juez apreciará según las circunstancias.

Antiguamente, se denominaba a este hecho como sevicia pero actualmente tanto la


violencia física como el maltrato psicológico que un cónyuge puede inferir contra el otro
revestirían esta causal. La causal concurre con un hecho intencional, objetivamente

1
Respecto del divorcio remedio, la Casación N° 38-2007 Lima, publicada el 02 de setiembre del 2008, ha
establecido que cualquiera de los cónyuges puede accionar en busca de solucionar una situación conflictiva; en
estos casos “(…) se busca no un culpable, sino enfrentar una situación en que se incumplen los deberes
conyugales

14
constatable; además, la acción debe producir un daño que determine la imposibilidad de
continuar la vida en común.

Violencia física o psicológica


Son los continuos y reiterados actos de violencia física o psicológica de un esposo
contra el otro. Pueden ser por medio de golpizas o insultos. La causal pierde su efecto a
los seis meses de ocurrido el acto violento.

En esta causal lo más complicado es probar el triángulo de la violencia, es decir: el autor,


el daño y el nexo entre ambos. No bastan los famosos exámenes médicos, más aún cuando
no se puede sacar conclusión alguna de estas.

El abandono injustificado de hogar


Es la salida física del último domicilio conyugal por uno de los esposos por un
periodo mínimo de dos años. Salida que debe ser sin justificación alguna, abandono que
no solo es físico sino también económico.

Esta causal es parecida a la de separación de hecho pero es totalmente distinta, lo


complejo en esta causal es acreditar lo “injustificable” de la salida del esposo(a) que
abandono el hogar, para ello no bastan las denuncias policiales que haga el esposo (a)
abandonado.

La enfermedad grave de transmisión sexual


Cuando uno de los esposos adquiere una infección sexual necesariamente
grave que no proviene del otro pero adquirida durante la vigencia del matrimonio.

Esta causal de suyo explica y justifica la razón del divorcio. Se quiere proteger a la pareja
del contagio venéreo que supondría seguir manteniendo vida sexual con el enfermo; a la
vez, se evita traer una progenie con taras mentales. Las llamadas ETS son enfermedades
de naturaleza infecciosa o parasitaria que se transmiten por la relación sexual: ladillas,
gonorrea, sífilis, herpes genital, VIH (SIDA), chancro, etc. La prueba es básicamente
médica.

La homosexualidad sobreviniente al matrimonio


Es el acto sexual que mantiene uno de los esposos con tercera persona de su mismo
sexo, homosexualidad que debe haber operado durante la vigencia del matrimonio.

15
La atracción física entre personas del mismo sexo configura homosexualismo y el
tema se plantea de presentarse en uno de los esposos. Tal situación crearía a no dudarlo
un estado insostenible para el matrimonio, lo que ha llevado a constituirlo como causal
de divorcio.

La condena por delito doloso a pena privativa de libertad mayor de dos años
Se quiere evitar la deshonra del cónyuge inocente por hechos criminales repudiables
cometidos por el otro, liberándole de la obligación de continuar atado legalmente. La
prueba de la causal deberá recogerse del juicio penal que al efecto se ha de instaurar
contra el cónyuge culpable.

La imposibilidad de hacer vida en común


Esta causal consiste en diversas conductas que perjudican al otro esposo(a)
las que deben ser continuas y durante un tiempo prolongado.

Quizás sea esta la única causal abierta en donde pueden entrar hechos o motivos que
no encuadran en las otras previstas por la ley. En realidad, es una salida que se ha querido
brindar a la pareja para poner fin a sus conflictos. Por ejemplo, violencia familiar probada
en un proceso de alimentos; o los actos reiterados de abandono de familia. Las otras dos
causales restantes ya han sido explicadas al inicio.

La separación de hecho de los cónyuges durante un periodo ininterrumpido de dos años


Es la constatación fehaciente que debe hacer el juzgador a fin de acreditar que los
cónyuges han optado en los hechos por apartarse el uno del otro, dejando de lado el deber
marital de la convivencia y de la vida en común. Esta causal se explicará posteriormente
título aparte.

La separación convencional
La Separación Convencional, se podría entender como aquella referida a una de las
causales previstas en el artículo 333º del Código Civil que permite a los cónyuges, de
manera conjunta, solicitar la Separación de Cuerpos debido a que existe mutuo
consentimiento, lo que evitaría la inculpación recíproca de los cónyuges para obtener la
sentencia final, pero para solicitarla la ley prevé un plazo mínimo de duración del
matrimonio, es decir, que exista entre los cónyuges la Separación Convencional después
de haber transcurrido dos años de la celebración del matrimonio.

16
D. La causal de separación de hecho
La causal de divorcio (y de separación de cuerpos) por separación de hecho es
incorporada a nuestro sistema civil a través de la Ley 27495, publicada el 07 de julio del
2001, luego de haberse trabajado varios anteproyectos de ley y de los debates
correspondientes. La separación de hecho es el estado en que se encuentran los cónyuges
quienes sin previa decisión judicial definitiva quiebran el deber de cohabitación en forma
permanente, sin que una necesidad jurídica la imponga ya sea por voluntad expresa o
tácita de uno o ambos esposos.

Definición
La Corte Suprema de Justicia ha definido esta causal: en reiterada jurisprudencia, ha
definido a esta causal como: “(…) la interrupción de la vida en común de los cónyuges,
que se produce por voluntad de uno de ellos o de ambos”.

Naturaleza Jurídica
La naturaleza jurídica de la causal, prima facie, es la de ser una causal objetiva, es
decir, que se configura con la sola comprobación del hecho de la ruptura de la vida en
común en forma permanente, por el tiempo establecido en la norma jurídica. Sin
embargo, la Tercera Disposición Complementaria y Transitoria de la Ley 27495, admite
implícitamente el análisis de las causas que dieron lugar a esa separación, al regular que
no puede considerarse como cese de la cohabitación aquella que se justifique en razones
laborales. De igual modo, el artículo 345-A del Código Civil alude a la indemnización de
daños, incluyendo el daño personal, o la adjudicación preferente de bienes de la sociedad
conyugal a favor del cónyuge más perjudicado con la separación; en tal situación, el Juez
debe establecer los hechos que dieron lugar a esa separación, pasando a analizar aspectos
subjetivos inculpatorios únicamente con la finalidad de determinar la procedencia de
aquella indemnización y el monto a resarcir.

Elementos constitutivos
Son tres los elementos que distinguen a esta causal en particular, y que se derivan de la
atenta lectura de su texto, en concordancia con la Tercera Disposición Complementaria
y Transitoria de la Ley 27495. Los elementos son: material, psicológico y temporal.

Elemento material
Está configurado por el hecho mismo de la separación corporal de los cónyuges (corpus
separationis), es decir, por el cese de la cohabitación física, de la vida en común. Sin
embargo, puede ocurrir que por diversas razones, básicamente económicas, los cónyuges

17
se ven obligados a habitar el mismo inmueble no obstante su renuencia a concretar su
vida en común (ocupan habitaciones distintas, manejan horarios distintos, y su único nexo
de comunicación suelen ser los hijos). En este caso, la separación de hecho no puede ser
interpretada como “no habitar bajo un mismo techo, sino como abdicación total y
absoluta de los deberes matrimoniales, tal como lo afirma (Zannoni, s.f.)

Elemento psicológico
Se presenta este elemento cuando no existe voluntad alguna en los cónyuges, sea de
ambos o de uno de ellos, para reanudar la comunidad de vida (animus separationis). Por
tanto, no puede alegarse la separación de hecho como causal de divorcio cuando ésta se
produzca, por ejemplo, por cuestiones laborales, o por una situación impuesta que jurídica
o tácticamente sea imposible eludir, como el caso de la detención judicial; o en el
supuesto en que el cónyuge viaja al extranjero para ser intervenido quirúrgicamente o por
razones de estudio. Sin embargo, cesada cualquiera de estas circunstancias justificatorias,
el consorte está obligado de retornar físicamente al hogar conyugal, y en el supuesto de
no hacerlo, se configurará la causal de separación de hecho.

Elemento temporal
Está configurado por la acreditación de un periodo mínimo de separación entre los
cónyuges: dos años si no existen hijos menores de edad, y cuatro años si los hubiere.

La norma no señala que pueda sumarse plazos independientes en caso que se configure
solución de continuidad en el transcurso del tiempo, pero tratándose de un estado en el
que se quiebra la cohabitación de forma permanente y definitiva, es lógico que se entienda
que se trata de un plazo corrido y sin solución de continuidad computable a la fecha de
interposición de la demanda.

La invocación de esta causal no opera plazo de caducidad alguno, de conformidad con lo


dispuesto en el artículo 339 del Código Civil, encontrándose la acción expedita mientras
subsistan los hechos que la motivan.

Efectos legales
El primer efecto o consecuencia, común a todas las causales es el de la disolución o
rompimiento del vínculo matrimonial y, con ello, el término de los deberes morales que
derivan del matrimonio, como son: cohabitación, fidelidad y asistencia mutua. Se incluye
además el cese del derecho de la mujer a llevar el apellido del marido agregado al suyo
(artículo 24 del Código Civil).

18
Sin embargo, tratándose de la causal de separación de hecho, el artículo 345- A del
Código Civil ha regulado consecuencias específicas, en tanto que no estamos ante una
causal inculpatoria que conlleve consecuencias gravosas o sancionadoras para el cónyuge
culpable. Ello no quiere decir que exista perdón total para quien promovió o dio lugar a
la separación, “(…) por cuanto de no ser así se incitaría a quien quiere obtener el divorcio
a incurrir en culpa para lograrlo. La solución contraria obligaría al otro consorte al
divorcio, permitiéndose al cónyuge culpable obtener por vías legales la liberación de la
mayoría de sus obligaciones conyugales y familiares”.

Análisis de la causal de la separación de hecho en el presente informe


LA SEPARACIÓN DE HECHO DE LOS CÓNYUGES DURANTE UN PERÍODO
ININTERRUMPIDO DE DOS AÑOS. DICHO PLAZO SERÁ DE CUATRO SI LOS
CÓNYUGES TUVIESEN HIJOS MENORES DE EDAD. EN ESTOS CASOS NO
SERÁ DE APLICACIÓN LO DISPUESTO EN EL ARTÍCULO 335.

La separación de hecho es el estado en que se encuentran los cónyuges quienes sin


previa decisión judicial definitiva quiebran el deber de cohabitación en forma
permanente, sin que una necesidad jurídica la imponga ya sea por voluntad expresa o
tácita de uno o ambos esposos.

Existen dos términos que hay que tener en cuenta cuando hablamos sobre separación
conyugal. Tenemos la separación judicial y la separación de hecho. Sin embargo, ambas
tienen un único objetivo, poner fin a la vida conyugal de una forma definitiva.

La Separación de hecho en Perú también se rige bajo estas normas. En la separación


de hecho los cónyuges pueden evitar la intervención de un juez si es que ambos se ponen
de acuerdo en todos los términos.

Esto significa llegar a un acuerdo en la separación de bienes así como también de los
hijos en caso los hubiera.

En la Separación de Hecho en Perú cualquiera de las partes o incluso ambos pueden


solicitarla. En el Perú la situación que más se repite para llegar a la separación de hecho
es el abandono del hogar. Hay que tener en cuenta que la separación de hecho es un
motivo válido para solicitar la separación judicial, e incluso el divorcio. Uno de los
conceptos más apropiados para definir la separación de hecho es la siguiente: La
Separación de Hecho en Perú es aquella que se realiza sin observar los trámites

19
establecidos legalmente. Como toda ley siempre existe un vacío legal que no se puede
controlar y que puede interpretarse en forma errónea.

La parte negativa de la separación de hecho radica en que este tipo de separaciones,


por diversos motivos, en ellas no se suele liquidar el régimen de ganancia salarial dando
pie a muchos problemas que se reflejaran en la posterioridad. Tenemos un ejemplo
bastante claro, si alguna de las parte contrae una deuda, ésta puede afectar la división
salarial o incluso la división de inmuebles.

4. Metodología de la investigación

La metodología para la exposición del presente informe se desarrollará en forma precisa y


secuencial, analizando los aspectos más resaltantes, tratando en lo posible de verificar si sus
etapas han sido desarrolladas conforme a nuestra normatividad y en concordancia con la
doctrina.
De igual modo se analizará la actuación de las partes y del órgano jurisdiccional,
culminando con una apreciación crítica sobre el proceso materia de estudio. Se hará un relato
del tema, teniendo en cuenta el trámite seguido y lo actuado en él hasta su culminación
resaltando las principales piezas procesales que lo componen.

Queda a debate las apreciaciones finales, que contiene el presente informe a la luz del criterio
evaluativo, que el Jurado se digne en enunciar.

Capítulo II: Desarrollo procesal y Procedimental

1. El Proceso
1.1 Definición Genérica de Proceso
 Progreso, acción de ir hacia adelante, al transcurso del tiempo, al conjunto de las fases
sucesivas de un fenómeno natural o de una operación artificial.
 Se denomina proceso al conjunto de acciones o actividades sistematizadas que se
realizan o tienen lugar con un fin.

1.2 Definición Jurídica de Proceso


(García, 2012) Ha señalado que: “la palabra proceso viene del latín Procesus que se deriva
del latín Procedere, que significa avanzar, camino a recorrer, trayectoria a seguir en un
sentido o hacia un destino o fin determinado. En materia jurídica se define al proceso, como

20
una serie de actividades que se deben llevar a cabo, para llegar a obtener la protección
jurisdiccional, pero recordando que el nacimiento del proceso en materia civil no es
espontáneo ni instantáneo, sino que se lo promueve en atención al principio dispositivo.” A
partir de esta definición podemos concluir que, es un conjunto de pasos, etapas, o acciones
cuyo objetivo es la actuación del derecho para resolver un conflicto de intereses o
incertidumbre jurídica.

1.3 Finalidad del proceso


La finalidad concreta del proceso es resolver un conflicto de intereses o eliminar una
incertidumbre, ambas con relevancia jurídica, haciendo efectivos los derechos sustanciales,
y que su finalidad abstracta es lograr la paz social en justicia. Es fundamental en una
democracia, pues sin el procedimiento reinaría la arbitrariedad y el desconcierto en las
relaciones sociales y en las de los particulares. El fin del proceso es la solución pacífica de
los conflictos de los interesados sometidos a la decisión de los órganos que ejercen
jurisdicción, con el objetivo de mantener y alcanzar la paz social, que en doctrina también se
llama la paz jurídica.

1.4 Principios del Proceso Civil


Son directrices u orientaciones generales en las que se inspira cada ordenamiento Jurídico
procesal. Es por ello que, (Rioja Bermudez, 2009) refiere “El desarrollo del proceso permite
observar un conjunto de principios que estructuran las denominadas reglas adjetivas del
procedimiento. Es el ritual propiamente dicho. El reflejo de como se hace un proceso a partir
de la orientación que fundamenta cada sistema jurídico procesal.”

A. Iniciativa de parte
Del artículo IV del Título Preliminar del Código Procesal Civil, se hace mención de
este principio, el cual toma mayor relevancia y necesidad de aplicación en los actos
procesales; citándose también a los artículos 196° del mismo ordenamiento; que se refiere a
la carga de la prueba, este sería el ejemplo más claro de este principio, ya que todo hecho que
se argumenta debe acreditarse y le corresponde a quien lo alega; es decir a iniciativa de parte;
facultad de toda persona que interpone algún proceso ante el órgano jurisdiccional; y que son
las partes procesales y deben motivar a la actuación de los actos procesales, tal y como lo cita
(Montero Roca, 1994) “ Se basa en el reconocimiento de la autonomía de la voluntad y de
los derechos subjetivos privados, y lleva a que la tutela jurisdiccional de los mismos solo
puede actuarse, mediante la aplicación del Derecho objetivo, precisamente cuando alguien
inste. Si el derecho objetivo existe o no, y si la obligación correlativa existe o no, es algo que

21
solo podrá saberse al final del proceso; pero, de entrada, el proceso solo tendrá sentido si el
que lo insta afirma su titularidad del derecho e imputa la titularidad de la obligación al
demandado.”

B. Tutela jurisdiccional efectiva


El Artículo I del Título Preliminar del código Procesal Civil; ampara y otorga a toda
persona el derecho de ejercicio su defensa siempre que tenga legitimidad e interés para obrar
a través de sus órganos jurisdiccionales.2

C. Impulso del proceso


El cual se encuentra prescrito en el art. II del Título Preliminar del Código Procesal Civil; de
la cual se desprende que el juez es quien ejerce la dirección del proceso, exceptuando el
impulso de oficio en casos a que se refiere el código; pudiendo dar un ejemplo en el caso de
solicitar la declaración de rebeldía. Así también este conduce automáticamente el proceso sin
necesidad de la intervención de las partes generando en él, la consecución del proceso, es por
ello que sería según afirma (Hinostroza, 2001) “La actividad requerida por el juez al órgano
jurisdiccional para que una vez puesto en marcha el proceso mediante la interposición de la
demanda, aquel pueda superar mediante los distintos periodos de que se compone,
situaciones que lo aletarguen o retrasen, permitiendo de manera oportuna expedir la
decisión final. Este principio, está presente a lo largo del proceso desde la postulación del
mismo y los correspondientes actos procesales que realizan las partes en su desarrollo,
encontrándose impedido de realizarlo en determinadas situaciones establecidas en la norma
correspondiente.”

D. Inmediación
Prescrito en el Artículo V del Título Preliminar, se puede entender, que el juez es quien
resuelve, el proceso teniendo en cuenta los elementos subjetivos (intervinientes) y los
objetivos (documentos) que conforman todo litigio; es decir según (Rioja Bermudez,
2009)“El deber de los jueces de asistir a las audiencias de pruebas. Las audiencias de
posiciones serán tomadas personalmente por el juez, bajo sanción de Nulidad. Es decir la
necesidad de contacto entre el juez, las partes y las pruebas exige una proximidad material”.

E. Iura Novit Curia


Del Art. VII T.P. Código Procesal Civil se refiere; el juez debe aplicar conforme a la situación
jurídica invocada. Así pues dentro del proceso civil existen principios procesales distintos,

2
Artículo I Título Preliminar. Editorial Jurista Editores. Edición 2008- Lima

22
los cuales son aplicables a los casos en concreto, se ha creído conveniente mencionar solo
algunos y de los cuales vamos a comentar, estos en su gran mayoría están amparados en
nuestra Constitución artículo 139; y los demás se deslindan de estos como lo es, el Principio
de Congruencia que sería la especie, siendo el género el principio IURA NOVIT CURIA, el
juez deberá emitir sentencia que identifique la pretensión invocada y lo resuelto, es decir
debidamente motivada.

2. Sujetos de la Relación Procesal


2.1. Órgano jurisdiccional
El órgano jurisdiccional posee un derecho en cuanto la ley le concede facultad o
capacidad para aplicar la ley al caso concreto. No se debe tomar derecho como
potestad, sino como facultad legal. La jurisdicción de un órgano jurisdiccional está
limitada a la capacidad de cada órgano.

2.2. El Juez Civil


Es el órgano encargado de administrar justicia mediante la aplicación del derecho,
interpretando la ley, o ejerciendo su arbitrio en el conflicto de intereses o
incertidumbre jurídica.

En el presente proceso materia de informe actúa como Juez Titular del Tercer
Juzgado Especializado de Familia de Trujillo, el Dr. Carlos Alberto Anticona Luján,
quien con Resolución N. º 01 admite la demanda en vía de proceso único, cumpliendo
la misma con todos los requisitos de admisibilidad. Posteriormente, se avoca al
proceso el Dr. Erick Hamilton Castillo Saavedra.

2.3. Sala Civil Superior


Es el órgano jurisdiccional conformado por tres vocales (Art.38º inc.2 de la Ley
Orgánica del Poder Judicial) de conformidad con lo prescrito por el Art.40º de la
antes citada ley. Las Salas Civiles conocen de los recursos de apelación de su
competencia conforme a ley.

En el presente informe del expediente estuvo a cargo de la Tercera Sala Civil Superior
conformada por los señores vocales Dr. Mariano Salazar Lizárraga, María Elena
Alcántara Ramírez y Julia Beatriz Lozano Broca. (Jueza Superior supernumeraria).

23
2.4. Sala Civil de la Corte Suprema
Es el órgano jurisdiccional colegiado formado por cinco Vocales cada una, presidida
por los que designe el Presidente de la Corte Suprema (Art.30º de la Ley Orgánica
del Poder Judicial).

De conformidad con lo prescrito por el Art.32º de la citada ley, la Corte Suprema


conoce de los recursos de casación.

En el expediente en análisis la Sala Civil Permanente conformada por los señores


vocales Dr. Tello Gilardi, Del Carpio Rodríguez, Rodríguez Chávez, Calderón
Puertas, De la Barra Barrera.

2.5. El Ministerio Público


El Ministerio Público es un organismo autónomo del Estado y tiene como funciones
principales la defensa de la legalidad, de los derechos ciudadanos y de los intereses
públicos; la representación de la sociedad en juicio, para los efectos de defender a la
familia, a los menores e incapaces y el interés social, así como para velar por la moral
pública; la persecución del delito y la reparación civil.

También vela por la prevención del delito dentro de las limitaciones que resultan de
la ley y por la independencia de los órganos judiciales y la recta administración de
justicia y las demás que le señalan la Constitución Política del Perú y el ordenamiento
jurídico de la Nación.

El Ministerio Público es el titular de la acción penal pública, la que ejercita de oficio,


a instancia de la parte agraviada o por acción popular, si se trata de delito de comisión
inmediata o de aquéllos contra los cuales la ley la concede expresamente.

El Ministerio Público puede participar en un proceso de la siguiente forma:

 Como parte.- En los procesos que establezca la Ley. Ejm. Temas de Familia.
 Como tercero con interés, cuando la Ley dispone que sea citado.
 Como dictaminador.

En el presente informe intervino la Quinta Fiscalía Provincial de Familia.

24
2.6. Las Partes
Para Rosenberg: “Partes en el proceso civil son aquellas personas que solicitan y
contra las que se solicita, en nombre propio, la tutela estatal, en particular la
sentencia y la ejecución forzosa”.
Chiovenda define a las partes como: “Es parte el que demanda en nombre propio (o
en cuyo nombre es demandada) una actuación de la Ley, y aquel frente al cual esta
es demandada.”

El proceso es una relación jurídica que surge de la fusión de dos relaciones jurídicas
distintas: la que media entre el actor y el Estado (relación jurídica de acción) y la que
existe entre el demandado y el Estado (relación jurídica de contradicción). De ahí que
los sujetos de la relación jurídica procesal sean el Estado, el demandante y el
demandado. En este sentido, las partes se constituyen por: Demandante, demandado
y terceros intervinientes.

2.6.1 Sujeto activo o Demandante


El demandante es aquella persona física o jurídica que interpone la demanda,
ejercitando el derecho de acción y motivando el inicio del proceso. En toda pretensión
hay una afirmación del demandante de que entre él y el demandado existe una
determinada relación o estado jurídico, que el demandante afirma ha sido violado o
amenazado o en estado de incertidumbre por lo que el solicita que el juez dicte una
resolución que reconozca la consecuencia jurídica que según el actor, le concede la
ley en relación a los hechos y circunstancias afirmadas, esta resolución que pide el
demandante es la sentencia.

En el presente proceso materia de informe el demandante es don JOSE


FELIPE ALVA RODRIGUEZ, quien acude al órgano jurisdiccional solicitando que
se declare disuelto el vínculo matrimonial.

2.6.1 Sujeto pasivo o Demandado


Demandado es aquella persona física o jurídica frente a la que se dirige la
demanda y, por tanto, la acción contenida en la misma. El demandado, por tanto, es
una parte en el proceso frente a la que la otra parte, el actor o demandante, ejercita la
acción y plantea la litis.

En el proceso materia de análisis la pretensión se dirige contra la señora Julia


Irene Chávez Sánchez.

25
2.6.1 Sujetos secundarios
Son aquellas personas que intervienen en el proceso en forma subsidiaria que
coadyuvan o colaboran para el mejor desenvolvimiento de la administración de
justicia.

Estos órganos son según L.O.P.J.: los Secretarios de Juzgado, los Secretarios
de Sala Civil Superior, de la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia;
los Auxiliares de Justicia; y los Órganos de Auxilio Judicial, como Peritos, los
Depositarios Judiciales, los Martilleros Públicos.

A. El Secretario
Los Secretarios judiciales son aquellas personas adscritas al Ministerio de
Justicia, que presta sus servicios en los juzgados y tribunales. Ellos son los que
desempeñan funciones de dirección y control del proceso (penal, civil, contencioso-
administrativo y laboral), además de ser el colaborador inmediato de jueces y
magistrados, a los que asiste mediante el informe técnico o dictando resoluciones,
tienen carácter de autoridad y ejercen con autonomía e independencia la fe pública
judicial, además realizan la función de dirección de la oficina judicial y la ordenación
de los procesos.

Actúa como secretaria del Quinto Juzgado de Familia la Dra. Adriana


Paredes Gómez.

3. El litigio
Proviene la palabra litigio del término latino litis, que a su vez deriva de lis, o
contienda judicial, que queda trabada en un proceso judicial con la demanda y su
contestación. El litigio es un conflicto de intereses, donde existe la pretensión por una parte
y la resistencia por otra. Para que un conflicto sea verdaderamente un litigio, es necesario que
una de las partes exija que la otra sacrifique sus intereses al de ella, y la segunda oponga
resistencia a la pretensión del primero. En el litigio existen dos partes y un bien jurídicamente
determinado respecto al cual se da el conflicto de intereses.

El litigio es un conflicto de intereses, mientras que el proceso es sólo un medio de


solución o de composición del litigio. De esta manera, para que exista un proceso se necesita
como antecedente un litigio, porque el litigio es el contenido y el antecedente de un proceso.

Aparecen dos conceptos, el continente y el contenido. En el plano del contenido están


el litigio y la pretensión. En el plano del continente están el proceso y la acción.
26
En el presente proceso materia de análisis se presenta el litigio cuando el
demandante don Jose Felipe Alva Rodríguez interpone demanda de divorcio por causal
por separación de hecho contra la señora Julia Irene Chávez Sánchez.

4. El procedimiento
Es la sucesión de actos jurídicos procesales, es la parte dinámica del proceso el camino a
través del cual se orienta el Juez y las Partes para la sustentación del proceso, desde la
interposición de la demanda hasta la ejecución de la sentencia que permite que se realice cada
uno de estos estadios.

Para Jorge Urquizo, el “procedimiento” cobra una singular importancia en la administración


de Justicia por una serie de razones especialmente por sus plazos cortos en cuanto a las
diligencias judiciales, la concentración de los actos procesales y sobretodo porque
proporcionan una justicia rápida inmediata y con participación directa de los afectados.

En el presente informe materia de análisis, el proceso se tramita conforme las normas


seguidas en el Proceso de Conocimiento regulado por los artículos 475º al 485ºdel Código
Procesal Civil.

5. El juicio
Para Alcala-Alzamora: “La sentencia es la declaración de la voluntad del juzgador
acerca del problema de fondo controvertido u objeto del proceso.” Es decir, la sentencia es
una pieza escrita, emanada del tribunal, que contiene el texto de la decisión emitida.

En el presente expediente materia de informe, el Juicio está dado por la Sentencia de


Primera Instancia que declara FUNDADA la demanda interpuesta por José Felipe Alva
Rodríguez contra Julia Irene Chavez Sanchez y el Ministerio Público, sobre Divorcio por
causal de Separación de hecho, en consecuencia DECLARA DISUELTO EL VÍNCULO
MATRIMONIAL contraído entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de julio de mil
novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad de Ascope; en cuanto al Régimen
Patrimonial: DECLARESE FENECIDO EL REGIMEN DE SOCIEDAD DE
GANANCIALES, careciendo de objeto emitir pronunciamiento sobre la liquidación de la
sociedad de gananciales; y asimismo se señala que carece de objeto emitir pronunciamiento
sobre la patria potestad, tenencia, régimen de visita, respecto de las hijas Jessica Isabel Alva

27
Chavez y Dennis Fiorella Alva Chávez, por ser las mismas mayores de edad. FIJESE la suma
de CINCO MIL SOLES como monto indemnizatorio que deberá pagar el demandante a favor
de la demandada, a tenor de lo dispuesto en el considerando décimo de la presente resolución;
y asimismo se declara INFUNDADA la pretensión postulada por el demandante José Felipe
Alva Rodríguez sobre cese de la obligación alimenticia a favor de la demandada Julia Irene
Chávez Sánchez. De otro lado, se declara FUNDADA la reconvención formulada por Julia
Irene Chávez Sánchez contra José Felipe Alva Rodríguez contra José Felipe Alva Rodríguez
sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal y asimismo se
DECLARA DISUELTO EL VÍNCULO MATRIMONIAL contraído entre los cónyuges
mencionados el día veintisiete de julio de mil novecientos setenta y nueve, por ante la
Municipalidad de Ascope, Departamento de La Libertad, a que se contrae el acta de página
cinco. De no ser apelada la presente resolución, ELEVESE en consulta a la Superior Sala
Civil con la debida nota de atención; y ejecutoriada que sea, CURSESE los partes
correspondientes a la Municipalidad Provincial de Ascope, Departamento de La Libertad para
la anotación correspondiente, y REMITASE los partes correspondientes al Registro Personal
de la Oficina Registral de La Libertad. Intervenido la secretaria que da fe por disposición
superior. Notifíquese en el modo y forma de ley a quienes corresponde. Así como por la
Sentencia de Vista de la Primera Sala Civil, la cual APRUEBA la sentencia contenida en la
Resolución veintiséis de fecha 06 de noviembre del año 2012, en el extremo consultado que
declara FUNDADA la demanda sobre divorcio por la causal de separación de hecho
interpuesta por José Felipe Alva Rodríguez contra Julia Irene Chávez Sánchez y el Ministerio
Público; en consecuencia DECLARA disuelto el vínculo matrimonial entre los cónyuges,
contraído el 27 de julio de 1979, por ante la Municipalidad Provincial de Ascope.
CONFIRMA la misma sentencia en el extremo que se fija la suma de S/. 5,000.00 soles
como monto indemnizatorio por cónyuge perjudicado que deberá pagar el demandante a
favor de la demandada; REVOCAR la misma sentencia en el extremo que declara
INFUNDADA la pretensión postulada por el demandante sobre el cese de la pensión
alimenticia a favor de la demandada y reformándola la declaran FUNDADA; en
consecuencia, declaran el cese de la obligación alimentaria del demandante a favor de la
demandada; CONFIRMAR la misma sentencia en el extremo que declara FUNDADA la
reconvención formulada por Julia Irene Chávez Sánchez contra José Felipe Alva Rodríguez
sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal; en consecuencia,
producido el divorcio también por esta causal. Regístrese, notifíquese y devuélvase al juzgado
de origen; además que ante esta, la parte demandada interpone RECURSO

28
EXTRAORDINARIO de CASACIÓN y la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema de
Justicia declara PROCEDENTE el Recurso Extraordinario de Casación, por infracción
normativa de orden procesal del artículo 139 incisos 3 y 5 de la Constitución Política del
Estado; en consecuencia, señálese fecha para la vista de la causa oportunamente; en los
seguidos por José Felipe Alva Rodríguez con la recurrente sobre divorcio por causal de
separación de hecho y otro. Interviene como ponente el señor Juez Supremo Almenara
Bryson. Asimismo, declara Fundado el Recurso de Casación; en consecuencia NULA la
sentencia de vista del once de junio de dos mil trece, expedida por la Primera Sala Civil de la
Corte Superior de Justicia de La Libertad. Y ORDENARON el reenvío del expediente a la
Primera Sala Civil de La Libertad, a fin que emita nueva resolución con arreglo a ley.
DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial “El Peruano”
bajo responsabilidad; en los seguidos por José Felipe Alva Rodríguez con Julia Irene Chávez
Sánchez, sobre divorcio por causal de separación de hecho; y los devolvieron. Interviene
como ponente la Jueza Suprema señora Tello Gilardi.

Capítulo III: Etapas del Proceso

1. Etapa Postulatoria
Desde una perspectiva teórica y, sobre todo, didáctica, el proceso judicial transcurre
a lo largo de cinco etapas. La primera, llamada postulatoria, es aquella en la que los
contendientes presentan al órgano jurisdiccional los temas que van a ser materia de
argumentación, prueba y persuasión durante el proceso, sea porque se busca su rechazo a
través de la defensa.

29
1.1 La Demanda
Devis Echeandía señala que la Demanda: ”es un acto de declaración de voluntad,
introductivo y de postulación, que sirve de instrumento para el ejercicio de la acción y la
afirmación de la pretensión, con el fin de obtener la aplicación de la voluntad concreta de la
Ley, por una sentencia favorable y mediante un juicio, en un caso determinado”

Por su parte, (Ledesma, 2015) indica que: “la demanda es toda petición formulada por
las partes al juez. Es un acto de iniciación procesal, no implica necesariamente el
planteamiento de un conflicto suscitado entre dos partes y el consiguiente reclamo de una
sentencia de fondo que lo dirima, sino que se configura, con motivo de la petición formulada
ante el órgano judicial, por una persona distinta a este, a fin de que se disponga la apertura
y el ulterior trámite de un determinado proceso.”

A partir de lo expresado por estos autores, podemos concluir que la demanda es el


documento formal, a través del cual se materializa y ejercita el derecho de acción y la
pretensión; dando inicio al trámite del proceso, con la finalidad de obtener una decisión
favorable del Juez.

En el presente proceso, la demanda es interpuesta por doña SONIA MARGARITA


SAJAMI ROSAS contra don ROBERTO CARLOS RODRÍGUEZ GONZALES sobre
Tenencia y Custodia de menor, en el expediente signado con el número 0009-2014, seguido
por ante el Quinto Juzgado de Familia de la Corte Superior de Justicia de La Libertad,
fundamentando su pretensión en los fundamentos de hecho y derecho que a continuación se
pasan a describir:

A. FUNDAMENTOS DE HECHO
El demandante interpone demanda de divorcio por causal de Separación
de hecho contra Julia Irene Chávez Sánchez y el Ministerio Público,
acumulando las pretensiones exigida por el Art. 483 del CPC, por las
cuales solicita el cese de la obligación alimenticia entre los cónyuges, no
se pronunciará nada respecto a la pensión alimenticia, patria potestad,
tenencia y custodia y régimen de visitas y declarará que no procede el
señalamiento de pago de daños y perjuicios incluido daño personal a
favor de los cónyuges.

El demandante sustenta su pedido respecto a la pretensión principal de


divorcio por separación de hecho bajo el argumento que con la

30
demandada doña Julia Irene Chávez Sánchez contrajo matrimonio civil
el 27 de julio del año 1979, por ante la Municipalidad del Distrito y
Provincia de Ascope, acto que quedó inscrito en la Partida 82 del año
1979. Conforme, acredita con la respectiva acta matrimonial.

Que, dentro de aquella unión matrimonial han procreado a sus dos hijas
de nombres Jessica Isabel y Dennis Fiorella Alva Chávez. Refiere que su
relación matrimonial al inicio fue de comprensión y armonía, sin
embargo, por conducta imputable a la demandada cuyos detalles no
requieren ser mencionados; dicha relación se fue quebrantando y
perdiendo su solidez, lo que motivó para que en el mes de julio del año
1981, se produjera su separación de hecho.

Que, desde aquella fecha julio de 1981, hasta la actualidad se


encontraron separados de hecho con la demandada, sin ninguna
intención de rehacer la vida en común por el contrario mutuamente han
renunciado a todos los deberes originados por el matrimonio, además
durante todo ese tiempo han sostenido una serie de procesos judiciales
como de alimentos, aumento de alimentos, exoneración de alimentos,
incluso una de divorcio que interpuso por la misma causal, pero quedó
archivado por inconcurrencia de las partes a la audiencia de pruebas.
Procesos en los cuales ha quedado demostrado de forma fehaciente que
su separación data efectivamente desde mediados del año 1981; en
especial en este proceso de divorcio cuando la propia demandada, en el
numeral 2.1.3 de su escrito de contestación afuera que la separación data
desde que ella se encontraba de 08 meses de gestación de su segunda hija
Dennis, quien efectivamente nació el mes siguiente, esto es el 10 de agosto
de 1981.

Que, en consecuencia desde ese mes hasta la actualidad, han


transcurrido más de 29 años consecutivos de su separación de hecho, por
lo que resulta suficiente para pretender esta acción de divorcio por la
causal de separación de hecho, por lo que resulta suficiente para
pretender esta acción de divorcio por la causal de separación de hecho,
al estar facultado por el art. 333 inc. 12 del Código Civil, que establece
como causal de divorcio “la separación de hecho de los cónyuges durante
31
un periodo ininterrumpido de dos años. Dicho plazo será de cuatro años
si los cónyuges tuviesen hijos menores de edad.” En este caso sus dos
hijas ya son mayores de edad de 30 y 28 años de edad, conforme se
advierte de sus respectivas partidas de nacimiento.

Refiere que los hechos expuestos hacen concluir que la separación de


hecho reúne los tres presupuestos legales para amparar la pretensión.

Hace de conocimiento que su último domicilio conyugal estuvo fijado en


la calle Daniel Alcides Carrión 43 de Pacasmayo, como también la
demandante actualmente se encuentra residiendo en la localidad de Casa
Grande, de modo que de conformidad con lo dispuesto por el art. 24 inc.
2 y art. 14 del CPC, territorialmente los jueces competentes para conocer
esta pretensión sería el de San Pedro de Lloc y el de Ascope; sin embargo,
tal competencia es prorrogable en virtud del art. 25 del CPC, es decir debe
estarse a la decisión de las partes, como lo fue en anterior ocasión cuando
la demandada prorrogándola tácitamente tal competencia compareció al
proceso de divorcio tramitado por ante Segundo Juzgado de Familia con
el expediente N.º 2674-2005. Estas son las razones por las cuales ejercito
esta demanda por ante su Juzgado, que a su vez no puede rechazar la
demanda ni inhibirse mientras las partes no cuestionen su competencia
territorial.

Respecto al fenecimiento del Régimen de Sociedad de gananciales y


separación de patrimonios

Que por mandato de la norma sustantiva civil, el divorcio lleva consigo el


fenecimiento del régimen de sociedad de gananciales, de manera que se
dispondrá en la sentencia el fenecimiento del régimen de sociedad de
gananciales; pero no se pronunciará nada respecto a la separación de
patrimonios teniendo en consideración que dentro del matrimonio no han
adquirido ninguna propiedad de tal naturaleza.

Respecto a la pensión alimenticia a favor de la esposa

Refiere que conforme es de advertirse del Exp. 1880-99, tramitado por


ante el Segundo Juzgado de Paz Letrado, la demandada Julia Irene

32
Chávez Sánchez y sus dos hijas, le interpusieron demanda sobre aumento
de alimentos, y por sentencia de revisiones de fecha 11 de abril del año
2001 se le obligó acudir pensión alimenticia de S/. 50.00 soles mensuales
a favor de la emplazada, pensión que refiere estar al día en su pago,
conforme acredita con la Resolución 61, mediante la cual se dispone se
curse oficio a su centro de trabajo para que deje sin efecto las retenciones
por haber cubierto las pensiones devengadas y las pensiones mensuales
se viene ejecutando puntualmente mes tras mes vía retención judicial.

Señala que, la misma norma sustantiva civil, como uno de los efectos del
divorcio incide al derecho alimentario que tienen los cónyuges por el
vínculo matrimonial, estableciendo como regla general explicita el cese
de ese derecho, salvo excepciones que prescribe la misma norma; esto es,
cuando estuvieren imposibilitados de trabajar o de subvenir a sus
necesidades por otro medio; es decir por encontrarse en estado de
necesidad por causas de incapacidad física o mental.

Refiere que la demandada no se encuentra en tal excepción; es decir, no


se encuentra imposibilitad de trabajar pues no tiene ningún impedimento
físico ni mental, por el contrario es una persona menor que el suscrito y
está llena de vida, por lo que se encuentra en plena capacidad de cubrir
ella misma sus necesidades; y prueba de ello es que en la fecha y desde
hace mucho tiempo atrás se dedica a la costura, teniendo instalado su
taller de alta costura en su propio domicilio. Razón por la cual resulta
procedente disponer en la sentencia el cese de la obligación alimentaria.

Respecto a la pensión alimenticia, patria potestad, tenencia y custodia y


régimen de visitas para las hijas matrimoniales

Refiere que sus hijas matrimoniales Jessica Isabel y Dennis Fiorella Alva
Chavez, ya son mayores de edad por lo que en la fecha ya no reciben ni
requieren alimentos. Que si bien es verdad que anteriormente estuvo
obligado judicialmente a acudir los alimentos para aquellas, sin embargo
tal obligación referente a Jessica Isabel Alva Chávez, ya ha quedado sin
efecto con la sentencia de revisiones de fecha 11 de abril del año 2001,
recaída en el ya citado proceso N.º 1880-99, por la que declaró

33
IMPROCEDENTE la demanda de aumento de alimentos, por no haberse
acreditado estar cursando estudios de una profesión u oficio en forma
exitosa; y con relación a Dennis Fiorella Alva Chavez, ha quedado
exonerado por sentencia de fecha 10 de abril del año 2006, consentida
por resolución N.º 10 de fecha 08 de mayo del 2006 recaídas en el Exp.
1749-05, que sobre exoneración ha seguido contra su citada hija, por ante
el Segundo Juzgado de Paz Letrado. Sec. Dra. Yolanda Guevara,
conforme lo acredita con las copias de dichas resoluciones.

En relación al ejercicio de patria potestad, tenencia y custodia y régimen


de visitas de sus hijas tampoco se pronunciará por su mayoría de edad
que tienen las mismas.

Respecto a dejar sin lugar el señalamiento de pago de daños y perjuicios


incluido daño personal a favor de los cónyuges.

Que la norma sustantiva obliga al juzgador a velar por estabilidad


económica del cónyuge que resulte perjudicado con la separación de
hecho y de ser necesario señalar una indemnización por daños y
perjuicios, incluido daño personal u ordenar la adjudicación preferente
de bienes de la sociedad.

Refiere que, durante la vigencia de la vida en común con la demandada


por simples motivos en forma permanente sostenían conflictos de pareja,
razón por la cual y a fin de evitar más maltratos psicológicos mutuos y
también a su hija mayor que en ocasiones presenciaba dichos conflictos,
tuvo que decidir por terminar la relación en común por lo tanto la
separación fue la mejor solución para ambos cónyuges, de modo que ese
hecho les ha causado daño alguno, por lo contrario fue la mejor solución
para ambos cónyuges, consecuentemente tal separación no ha generado
daño alguno para ninguno de los otros.

B. FUNDAMENTOS JURÍDICOS
Constituyen los fundamentos de derecho, son las Leyes o Reglamentos que
amparan la pretensión o pretensiones sobre las que debe pronunciarse el

34
Juez.

CÓDIGO CIVIL
 Art. 289, que establece que es deber de ambos cónyuges hacer vida
en común en el domicilio conyugar, el incumplimiento de este deber lleva
necesariamente a la disolución de dicha unión por separación de hecho.
 Art. 349, concordante con el Art. 348 del citado cuerpo normativo
 Art. 318, respecto a la sociedad de gananciales fenece por divorcio.
 Art. 462, que trata sobre la pérdida de la patria potestad.
 Art. 481 y 342, que trata sobre alimentos, obligando al juez señalar
dicha pensión de forma equitativa.
CÓDIGO PROCESAL CIVIL

 Art. 480 y 483 que prevé el trámite de la acción de divorcio y la


obligación de acumular otras acciones.
 Art. 14, 24 inc. 2 y 26, que tratan sobre la competencia para
conocer la demanda.
VÍA PROCEDIMENTAL
 Art. 480 del C. Procesal Civil, se tramitará en la vía de proceso
conocimiento.

C. MEDIOS PROBATORIOS
Los medios probatorios tienen por finalidad acreditar los hechos
expuestos por las partes, producir certeza en el Juez respecto de los puntos
controvertidos y fundamentar sus decisiones.

En esta demanda, la accionante presentó los siguientes medios


probatorios:

 Partida de matrimonio
 Dos partidas de nacimiento de sus hijas matrimoniales
 Boleta de pago de haberes para demostrar que la pensión
alimenticia a favor de la demandada se viene ejecutando vía
retención judicial.
 Cédula original de la Resolución N. º 61, sobre aumento de
alimentos.
 El mérito del exp. 2674- 2005 sobre divorcio por separación de
hecho.
 El mérito del expediente 1880 – 1999, sobre aumento de alimentos.

35
 El mérito del expediente 749- 2005, sobre exoneración de
alimentos.

1.2 Resolución admisoria


El señor Juez luego de analizar y verificar que se hayan cumplido los requisitos de
fondo y de forma de la demanda, hará una calificación; declarándola ADMISIBLE si reúne
todos los requisitos de forma y de fondo, INADMISIBLE si adolece de un requisito que sea
subsanable; o IMPROCEDENTE si adolece de algunas causales de improcedencia previstas
en la Ley.

En el presente proceso, luego de calificar la demanda, el magistrado ADMITE la


demanda interpuesta por don José Felipe Alva Rodríguez; TRAMÍTESE en la vía del
PROCESO DE CONOCIMIENTO; TÉNGASE por ofrecidos los medios probatorios
presentados por esta parte; TRASLADO de la demanda a doña JULIA IRENE CHÁVEZ
SÁNCHEZ y a la representante del MINISTERIO PÚBLICO por el plazo de TREINTA
DÍAS de notificados con la presente resolución, en forma personal y por cédula en sus
domicilios real y legal respectivamente, señalados en autos, bajo APERCIBIMIENTO de
declarárseles REBELDE.- LIBRESE EXHORTO al señor Juez de Paz de Casa Grande, a fin
de notificar a la demandada con la presente resolución, demanda y anexos, con las
formalidades de ley.

1.3 De la Contestación de Demanda


La demandada Julia Irene Chávez Sánchez, contesta la demanda mediante escrito n. º 01 de
fecha 10 de Octubre de 2010, no habiendo deducido excepciones ni defensas previas,
fundamenta en los siguientes términos:

A. Pronunciamiento sobre cada uno de los hechos expuestos en la demanda


Respecto a la pretensión principal del divorcio por separación de hecho:
Con respecto al ítem primero de la demanda ES CIERTO.
Con respecto al ítem segundo de la demanda ES CIERTO, en parte, toda
vez que su hija se llama Isabel y no Isable, como se ha consignado.
Respecto al ítem tercero de la demanda, ES FALSO, miente, ya que el
rompimiento de su matrimonio el único culpable de ello fue el
demandante, ya que fue el quien hizo el abandono malicioso del hogar,
cuando se encontraba embarazada de su segunda hija Dennis Fiorella de

36
08 meses de gestación y con su hija Jessica Isabel de 1 año y medio de
edad, como lo acredita con la copia de la certificación policial que
adjunta.
Respecto al ítem cuarto, ES CIERTO en parte, pero aclarando que la
demanda de alimentos lo hizo al cabo de algunos años.
Que, respecto al ítem quinto, ES CIERTO, pero sí están separados es
porque el hizo el abandono de hogar, aquel fue el culpable de la
separación de hecho, y ahora dolosamente pretender aparecer como la
víctima. El demandante tiene una hija: Elsa Karina Alva Vílchez, de la
misma edad que su última hija, lo cual acredita que fue el culpable de esa
separación que invoca cínicamente
Con relación al ítem sexto de la demanda no es discutible por no ser
cuestión de hecho
Respecto al ítem sétimo, no es discutible por no ser una cuestión de hecho
de la causal de separación de hecho
Hechos en los que sustenta su pedido
Es cierto que se fijó la misera suma de S/. 50.00 a favor de la Respecto al
cese de la obligación alimentaria de la cónyuge
absolvente y de S/. 100 soles a favor de una de sus hijas Dennis Fiorella,
pero se hizo porque el hoy demandante ocultó muy bien sus ingresos
económicos: la única pensión que están siendo literalmente arrancada a
las malas a aquel es en su calidad de cónyuge, ya que la pensión de su
hija fue exonerada y solamente la ridícula suma de S/. 50.00, motivo por
el cual está solicitando el aumento de pensión, por ante el Juzgado de Paz
Letrado de Chocope, encontrándose en apelación en el Primer Juzgado
Civil de Ascope.
Este proceso, no es el correcto para solicitar el cese de su obligación
alimentaria, como lo señala reiteradas ejecutoriadas y jurisprudencia,
pero en el supuesto negado que se tuviera otro criterio, SOLICITA que
su derecho alimentario se mantenga vigente. Por cuanto es una persona
de 51 años que se encuentra delicada de salud, como lo acredita y que no
tiene trabajo, el que tuvo, lo perdió por culpa del demandante, ya que en
el proceso de alimentos que refiere, fue a su centro de labores y sustrajo

37
un documento, y que a su ex empleador no le pareció correcto y no le
renovó el contrato como lo acredita más adelante.
Respecto a los alimentos, la tenencia, patria potestad de sus hijas
No hay problema, ya que en la práctica NUNCA HA EJERCIDO la patria
potestad, por su irresponsabilidad. Respecto a los alimentos de su hija
mayor Jessica Isabel, desde que la abandonó de un año, nunca ha
recibido pensión de alimentos, ya que cuando demandaron en conjunto,
se le declaró improcedente por ser mayor de edad, y todavía no ingresaba
a la universidad, lo cual concluyó sin su ayuda, con respecto a los
alimentos de su hija Dennis Fiorella, cumplió en parte, ya que valiéndose
de argucias legales y tinterilladas, como ocultar su verdadero domicilio,
en los procesos penales que por omisión le seguía, lograba archivarlo por
prescripción, de tal manera que pagaba una parte en forma irrita y
fraccionada, lo cual constituía un perjuicio para ellas.
Respecto a los daños y perjuicios, incluido daño personal
Refiere que el CINISMO que tiene el demandante excede limites
grotescos al señalar que no la ha perjudicado, ni generado daños, para
nada su separación, como aquel señala, cuando ha sido todo lo contrario,
el ABANDONO DE HOGAR, y el consiguiente incumplimiento de sus
otras obligaciones de padre y cónyuge, HA CAUSADO UN GRAN
PERJUICIO A SU VIDA, y por qué no decirlo a la de sus hijas, quienes
se han criado sin el apoyo moral, económico y sobre todo de cariño y
amor de un padre; y que en la caso de ella, le frustró una expectativa de
vida, de un matrimonio sólido, de un hogar bien conformado con hijos;
de hecho refiere que se casó muy enamorada y el hoy demandante lo ha
frustrado causándole un gran daño personal, de tal manera que a la
fecha no se ha hecho de nuevo compromiso, mientras que el sí tiene un
nuevo compromiso, con dos hijas, a quienes sí ha apoyado para que sean
profesionales, en una universidad particular, mientras que sus hijas en
una universidad Nacional, pero por apoyo de su familia y su persona, han
sacado adelante a sus hijas hasta hacerlas profesionales y personas de
bien, lo cual ahora no puede hacer porque se encuentra mal de salud y
por la edad. De ahí que sostiene firmemente que el causante de dicha
separación matrimonial fue el demandante y lo alegado por el, respecto

38
a los problemas o discusiones, es absurdo, ya que en la fecha que vivían
juntos su hija tenía 01 año de edad y no se daba cuenta de nada, y ya se
encontraba embarazada de su otra hija cuando el las abandonó en un
sitio lejano.

B. Medios Probatorios
Documentos
 Partida de matrimonio civil y de nacimientos, presentado por el
demandante, los cuales hace suyos por el principio de adquisición
procesal, con el cual acreditan el interés y legitimidad para obrar, así
como el vínculo de matrimonio que desea disolver.
 Liquidación de pensiones alimenticias e intereses y resolución de
requerimiento de pago, realizada por el Segundo Juzgado de Paz
Letrado, la misma que se encuentra en ejecución.
 Certificación Policial del 18-09-81, sobre la denuncia por abandono
de familia y en estado de gravidez, realizada por la absolvente, ante
la Comisaría PNP de Pacasmayo.
 Reporte on line – Resumen General, al 03-03-2010, CERTICON
emitido por la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad, a
fin de acreditar los ingresos económicos del demandante.
 Sentencia de aumento de pensión de alimentos, exp. 070-09, con el
fin de acreditar que no se encuentra al día en sus pensiones
alimenticias.
 Memorandum N.º 042-MSAC-2006, carta de Descargo, Carta
Notarial y Declaración Jurada de Melchorita SAC, con el fin de
acreditar que cuando estuvo trabajando en la mencionada empresa
creyeron que fue ella la que lo sustrajo y la acusó de infidencia, por
lo que tuvo que hacer sus descargos, y por ello, el Gerente, le envió
una carta notarial al hoy demandante.
 Certificado médico, electro cardiograma, examen clínicos a fin de
acreditar que sufre de hipertrofia ventricular izquierda, bonartrosis
bilateral y de lipomas en el muslo, que a la absolvente imposibilita
físicamente para poder realizar trabajos.

39
 Exp. 2083-2009, seguido por Elsa Karina y Luis Felipe Alva Vilchez,
sobre alimentos, a fin de acreditar lo simulado del proceso y la
personalidad del demandante, quien tiene una facilidad para mentir
y evitar sus obligaciones.

C. RECONVENCIÓN
Invocando legitimidad para obrar y conforme a lo prescrito en el inciso 5) del art. 491 del
Código Procesal Civil, formula RECONVENCIÓN POR LA CAUSAL DE ABANDONO
DE HOGAR, FENECIMIENTO DE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES,
CONTINUACIÓN DE PENSIÓN ALIMENTICIA, y en su oportunidad la declare
FUNDADA en todos sus extremos, con costas y costos del proceso, de acuerdo a los
siguientes fundamentos:

Fundamentos de hecho:

 Refiere que con el demandado contrajeron matrimonio por ante la


Municipalidad Distrital de Ascope, hoy Provincial de Ascope con fecha 27
de julio de 1979, bajo el régimen de sociedad de gananciales.
 Que producto de sus relaciones matrimoniales han tenido dos hijas: Jessica
Isabel y Dennis Fiorella Alva Chávez, actualmente mayores de edad.
 Que, al casarse fijaron su domicilio conyugal en la calle Daniel Sanchez
Carrión 43 de la ciudad de Pacasmayo.
 Que, en el mes de mayo de 1981, cuando después de haber estado casados y
decidieron vivir con el hoy demandado, José Felipe Alva Rodríguez, en la
dirección antes mencionada, y encontrándose en estado de gestación de su
hija menor y con su hija JESSICA ISABEL de año y medio, el referido bajo
el pretexto de trabajo, empezó a alejarse de su hogar en forma sistemática,
por dos a tres días, hasta que en el mes de Agosto se alejó definitivamente,
dejándola en completo estado de abandono, a punto de dar a luz a su hija, y
con la responsabilidad de su niña mayor de 01 año y medio, sin ningún
familiar a su lado, ya que es natural de Casa Grande, y tuvo que ver solita su
parto, como pudo, ya que la dejó sin ningún apoyo económico.
 Refiere que, el hoy demandado José Felipe Alva Rodríguez fue quien hizo el
abandono de hogar en forma dolosa e injustificada de nuestro hogar, ya que
lo hizo sistemáticamente, alejándose por unos días hasta que lo hizo
definitivamente, todo ello era porque ya venía teniendo relaciones

40
adulterinas con ELSA VILCHEZ CABRERA (con quien convive
ilegalmente actualmente), quien incluso, ya estaba embarazada cuando aquel
las abandonó, ya que tiene una hija de la edad de su hija Dennis Fiorella, de
nombre Elsa Karina Alva Vlichez, además un hijo de nombre Luis Felipe
Alva Rodriguez, cn quienes simuló un proceso de alimentos, toda vez que
conciliaron un 60% de su remuneración mensual a pesar que ya existía un
proceso de alimentos incoado por su persona.
 Que todo ello significa que el abandono de hogar, por más de 31 años se deba
por causa única y exclusivamente por el hoy demandado y no por su persona,
al resquebrajarse los deberes impuestos por su matrimonio, como son: el
deber de fidelidad, cohabitación y asistencia alimentaria. De ahí es que, es la
recurrente la que solicita el divorcio por la causal de abandono, con el
demandado Jose Felipe Alva Rodriguez, como lo acredito con la certificación
expedida por la Comisaría PNP de Pacasmayo; por lo que siendo su deseo de
sanear su situación familiar y personal debido a que ya le inspira nada estar
unida a una persona que la ha maltratado moral y psicológicamente, en donde
se perdió todo afecto; de ahí que sea indispensable disolver el vínculo
matrimonial con su cónyuge, el cual se encuentra resquebrajado de hace más
de 31 años, superando el requisito establecido en el Art. 333 inc. 12 del
Código Civil, y merituados que sean los medios probatorios y los hechos
alegados, sírvase, señor juez, declarar FUNDADA la presente demanda, en
su oportunidad y declarar DISUELTO EL VÍNCULO MATRIMONIAL, en
ejecución de sentencia ordenar se cursen los partes a las entidades
pertinentes.
 Refiere que, siendo cónyuge alimentista, y no demandada por alimentos,
solicita se declare el cese del derecho alimentario del demandado, por parte
de su persona y muy por el contrario, debiéndose quedar vigente la pensión
alimenticia a su favor.
 Finalmente, que como lo acredita con la certificación policial de abandono
de hogar y como quiera que es el demandado el culpable de ello, solicita que
se le indemnice por el daño moral irrogado a su persona hasta por el monto
de S/. 100,000.00 (cien mil soles).

Medios probatorios de reconvención

41
DOCUMENTOS
 Partida de matrimonio civil, presentado por el demandante, la cual hace suya por
el principio de adquisición procesal.
 Copia de certificación de denuncia policial.
 Declaración de parte

Fundamentación jurídica

CÓDIGO CIVIL

 Art. 333 inc. 5


 Art. 339
 Art. 352

CÓDIGO PROCESAL CIVIL

 Art. 424, 425, 475, 480 y 481

Por resolución número CUATRO de fecha dieciocho de octubre de dos mil diez, de folios
ciento siete se ADMITE la demanda de RECONVENCIÓN interpuesta por la demandada Julia Irene
Chavez Sanchez sobre reconvención por divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar
conyugal, fenecimiento de la sociedad de gananciales y continuación de pensión de alimentos;
TENGASE por ofrecido los medios probatorios presentados por esta parte en el escrito que se provee;
TRASLADO DE LA RECONVENCIÓN a la parte demandante Don José Felipe Alva Rodríguez,
por el plazo de 30 días; POR OFRECIDOS los MEDIOS PROBATORIOS, bajo apercibimiento de
seguirse la reconvención en su rebeldía.- Concedase auxilio judicial a Julia Irene Chavez Sánchez en
el presente proceso, de conformidad con el art. 562 del CPC. Notifíquese

Por escrito N. º 03, el demandante José Felipe Alva Rodríguez, se pronuncia sobre contestación de
demanda y absuelve reconvención, la misma que mediante Resolución seis de fecha 14 de diciembre
de 2010, considera y de conformidad con el artículo glosado se tiene por contestada la Contestación
de demanda y la reconvención por parte de don José Felipe Alva Rodríguez, en los términos que lo
formula.

1.4 Saneamiento Procesal


Así como las etapas de la postulación, la probatoria y la resolutiva son trascendentales en
el proceso, la de saneamiento no lo es menos. Por el contrario, luego de postulado aquel,
resulta imprescindible que el juzgador fije su mira y atención, sobre lo que deberá tratar.

42
Según (Salas Villalobos, 2013) “Es un principio procesal, también denominado de
expurgación, a través del cual se confiere al juzgador una serie de facultades y deberes
a fin de que sean resueltas in limine, todas las cuestiones que pudieran entorpecer el
pronunciamiento sobre el fondo de la causa, o cuya dilucidación en determinado sentido,
puede provocar la inmediata finalización del proceso.”

La finalidad del saneamiento procesal, además de curar el proceso en plena marcha del
mismo, también lo es de prevenir futuras enfermedades que lo invaliden, de manera que
lo que no se objetó en el estadio oportuno, simplemente precluye y no hay posibilidad
tratarlo posteriormente. Es decir, es el filtro por medio del cual el Juez revisa por segunda
vez la validez de la relación procesal.

En nuestro ordenamiento procesal civil en el art.465º del código adjetivo establece que
el Juez de oficio y aun cuando el emplazado haya sido declarado rebelde expedirá
resolución. Es el período donde el juzgador examina los requisitos de inadmisibilidad y
procedibilidad de la demanda y contestación de la misma, cuando resuelvan las defensas
de forma, a través de las excepciones, cuando de oficio reexamine, el cumplimiento de
tales requisitos con la finalidad de declarar válido o inválida la relación jurídica procesal.
Significa una evaluación de los presupuestos procesales y de las condiciones de la acción

El Juez expide auto de saneamiento, de oficio o a petición de parte en el cual declara la


existencia de una relación jurídica válida o la nulidad y consiguiente conclusión del
proceso por invalidez insubsanable de la relación procesal; o concediendo un plazo si los
defectos fuesen subsanables.

El Señor Juez, Carlos Anticona Luján, mediante Resolución OCHO de fecha trece de
enero de dos mil once DECLARA la existencia de una relación jurídica procesal válida;
en consecuencia SANEADO el proceso.

1.5 Fijación de puntos controvertidos


Surgen de los argumentos de hecho y de derecho de la demanda y de la contestación y
reconvención, respecto de los cuales existe controversia entre las partes.

En esta etapa del proceso el Dr. Carlos Anticona Luján, fijó como puntos controvertidos
los siguientes:

A. Determinar si corresponde declarar el divorcio entre el demandante y la demandada,


sustentada en la causal de separación de hecho, mayor a los 2 años ininterrumpidos.

43
B. Determinar si corresponde declarar el divorcio entre el demandante y demandada,
sustentada en la causal de abandono del hogar.
C. Determinar si corresponde declarar el fenecimiento de la sociedad de gananciales.
D. Determinar si corresponde declarar el cese de la obligación alimentaria o continuar
con dicha obligación.
E. Determinar si existe cónyuge perjudicado y si por ende corresponde indemnizarlo.

Todo ello por Resolución TRECE, en la cual fija los puntos controvertidos, admite los
medios probatorios de las partes intervinientes.

Admisión de los Medios Probatorios


En esta etapa, el Juez realiza un análisis de la procedencia y pertinencia de los medios
probatorios que han sido ofrecidos por las partes a efectos de determinar si los admite al
proceso o no.

En este caso, también por la misma Resolución TRECE, admite los medios probatorios
ofrecidos en la demanda como en la contestación. En el presente se admitió:

DE LA PARTE DEMANDANTE
 Documentales: Acta de matrimonio, dos actas de nacimiento, contrato de
folios ocho, cargo de resolución de folios nueve y diez y documentos de fojas
cincuenta, cincuenta y uno y cincuenta y tres.
 Respecto a los medios probatorios extemporáneos, ofrecidos por esta parte
han sido admitidos los pertinentes mediante resolución doce, que son el
informe pericial de fojas 71, certificado de fojas 72, informe crediticio de
fojas 73 a 78, copias certificadas de certificado médico de fojas 86 a 88.
 Expediente 70-2009 y 2083-2009.
 No se admite los documentales de fojas 79 a 80 y 90 a 94 por obrar en copia
simple.

DE LA PARTE DEMANDADA
 Documentales: Se admite acta de matrimonio de fs. 5, copia certificada de
denuncia policial de fs. 72
 Declaración de parte: Que deberá absolver el demandante conforme al pliego
interrogatorio de fs. 95.

DE LA RECONVENCION
 Copia certificada de carta de fs. 116

44
 Copia certificada de fs. 117 y 118

2. Etapa Probatoria
El procesalista Couture lo define como “acción y efecto de escuchar el Juez o Tribunal a las
partes, testigos, peritos, etc.

Para (Rioja Bermudez, 2009): “La prueba está constituida por la actividad procesal de las
partes y del propio juez o tribunal encaminada a la determinación de la veracidad o no de
las afirmaciones que sobre los hechos efectúan las partes, y cuya finalidad no es otra que la
de conducir al órgano judicial sentenciador a la convicción psicológica acerca de la
existencia o inexistencia de dichos hechos, siendo necesario añadir que esta actividad ha de
desarrollarse a través de los cauces legalmente establecidos y de acuerdo con los principios
que rigen en este ámbito.”

Asimismo, es entendida como la oportunidad dada a un litigante para hacer valer sus razones,
ya sea verbal o por escrito, por último se considera como la reunión, junta o actuación en
la cual las Partes, los abogados o los testigos exponen sus derechos o prestan su declaración.
En esta etapa, se actúan las pruebas admitidas sobre los hechos expuestos por las Partes, la
actividad del Juez está dirigida a probar los hechos, la verdad o falsedad de alegaciones de
las Partes y Derecho que le asiste.

Los medios probatorios están referidos en nuestro ordenamiento procesal civil, los
documentos, declaración de parte, testimoniales, etc. La prueba es un elemento esencial para
el proceso, es una condición esencial, para que una sentencia se declare fundada o infundada.

Actuación de Medios Probatorios


En la audiencia de pruebas de fecha 05 de diciembre de 2011, se actúan las
documentales admitidas mediante resolución número TRECE y QUINCE, las mismas que
serán merituadas al momento de expedir sentencia.

 Por parte del demandante, se actúan los expedientes ofrecidos en este acto, se dispone
se curse oficio al Segundo Juzgado de Familia y al Segundo Juzgado de Paz Letrado,
a fin que remitan los expedientes ofrecidos.
 El informe que deberá emitir Essalud de los certificados médicos y recetas indicadas
en el quinto considerando de la Res. QUINCE.

45
 Por parte de la demandada, se actúan los expedientes ofrecidos en este acto, se
dispone se curse oficio al Juzgado de Paz Letrado de Chocope y al Sexto Juzgado de
Paz Letrado de Trujillo, a fin que remitan los expedientes ofrecidos.
 De la reconvención se actúa la declaración de parte de Don José Felipe Alva
Rodrñiguez, conforme al pliego de posiciones obrante a folios 95, el que se abre,
rubrica y se manda agregar a los autos, y se obtiene el siguiente resultado: Se deja
constancia que no se puede actuar este medio probatorio debido a la inconcurrencia
del demandante en forma personal, debiendo tomarse su conducta procesal al
resolver.
 Del Ministerio Público, no se admite medio probatorio por no haberse ofrecido.

3. Etapa Decisoria
Es el acto por el cual el Juzgador opta por una de las proposiciones que han sido
fundamentadas y comprobadas durante el desarrollo del proceso, se materializa mediante una
sentencia la misma que pone fin a la relación procesal, o mediante la expedición de un auto
que pone fin al proceso. Es decir, es aquélla etapa en la que el Juez, compulsando el resultado
de las dos primeras etapas emite su decisión dirimiendo la controversia, sea declarando la
demanda fundada o infundada u optando por alguna otra clase de pronunciamiento que afecte
de una u otra manera la acción.

A. Parte Expositiva

DE LA DEMANDA
Demanda: Obrante de páginas treinta y dos a cuarenta y tres.
Demandante: José Felipe Alva Rodríguez, a quien en adelante denominaremos el
demandante.
Demandados: Julia Irene Chávez Sánchez, a quien en adelante denominaremos la
demandada, y con participación del Ministerio Público.
Petitorio: La pretensión de la demanda es la de Divorcio por Causal de Separación de
Hecho, el cese la obligación alimenticia y pretensiones accesorias.
Fundamentos de hecho
Los fundamentos de hecho de la demanda, entre otros, son los siguientes:

 El demandante señala que con la demandada contrajo matrimonio civil el 27 de Julio


de 1979, por ante la Municipalidad del Distrito y Provincia de Ascope, y que dentro
de su unión matrimonial han procreado a sus dos hijas de nombres Jessica Isabel y
dennos Fiorella Alva Chávez.

46
 El demandante manifiesta que su relación matrimonial al inicio fue de comprensión
y armonía, sin embargo, añade, por conducta imputable a la demandada, dicha
relación se fue quebrantando y perdiendo su solidez, lo que motivo, agrega, que en
el mes de Julio del año 1981, se produjera su separación de hecho, agregando que
desde aquella fecha hasta la actualidad se encuentran separados de hecho con la
demandada, sin ninguna intención de rehacer la vida en común, añadiendo que por el
contrario mutuamente han renunciado a todos los deberes originados por el
matrimonio.
 El demandante expresa respecto al cese de la pensión alimenticia, que conforme es
de advertirse del Expediente N° 1880-99, tramitado por ante el Segundo Juzgado de
Paz Letrado, por sentencia de revisiones de fecha 11 de Abril del 2001, se le obligó
acudir con una pensión alimenticia de S/. 50.00 mensuales a favor de la demandada,
pensión que está al día en su pago; añadiendo que uno de los efectos del divorcio es
el cese del derecho alimentario que tienen los cónyuges por el vínculo matrimonial,
salvo excepciones que prescribe la misma norma, esto es, cuando estuvieren
imposibilitados de trabajar o de subvenir a sus necesidades por otro medio, es decir
encontrarse en estado de necesidad, añadiendo que la demandada no se encuentra en
tal excepción, es decir, agrega, que no se encuentra imposibilitada de trabajar, pues
no tiene ningún impedimento físico ni mental, y por el contrario es una persona
menor que el demandante y está llena de vida.

D).- El demandante refiere que durante la vigencia de la vida en común con la


demandada, por simples motivos, en forma permanente sostenían conflictos de
pareja, razón por la cual, añade, y a fin de evitar más maltratos psicológicos mutuos
y también a su hija mayor que en ocasiones presenciaba dichos conflictos, añade, que
tuvo que decidir por terminar la relación en común, agregando que por lo tanto la
separación fue la mejor solución para ambos cónyuges, de modo que ese hecho no
les ha causado daño alguno, agregando que por el contrario, fue la mejor solución
para ambas partes, por lo que agrega que tal separación no ha generado daño alguno
para ninguno de las partes.

Admisorio a trámite
Por resolución número dos, obrante en la página cincuenta y seis, se admite la demanda,
dándose por ofrecidos los medios probatorios que se mencionan en la demanda, tramitándose el

47
proceso en la vía de proceso de Conocimiento, confiriéndose traslado al Ministerio Público y a la
demandada.
Contestación de demanda - Se fundamenta, entre otros fundamentos, en lo siguiente:

A).- La demandada manifiesta que del rompimiento de su matrimonio el único responsable


fue el demandante, ya que, agrega, fue él quien hizo abandono malicioso del hogar cuando se
encontraba embarazada de su segunda hija: Dennis Fiorella, de ocho meses de gestación y
con su hija Jessica Isabel de un año y medio de edad, agregando que si están separados es
porque el demandante hizo abandono de hogar y fue aquel el culpable de la separación de
hecho, añadiendo que el demandante tiene una hija : Elsa Karina Alva Vilchez, de la misma
edad de su última hija, lo cual, añade, acredita que fue el culpable de esa separación.

B).- La demandada expresa que es cierto que se fijó la suma de S/. 50.00 a su favor, y solicita
que se mantenga su derecho alimentario, por cuanto, añade, que es una persona de cincuenta
y un años de edad, que se encuentra delicada de salud y que no tiene trabajo, pues agrega que
el que tuvo lo perdió por culpa del demandante.

C).- La demandada señala que el abandono del hogar y el consiguiente incumplimiento de


sus otras obligaciones de padre y cónyuge, ha causado un gran perjuicio a su vida y de sus
hijas, quienes se han criado sin el apoyo moral, económico y sobro todo de cariño y amor de
un padre, añadiendo que en el caso suyo se frustró una expectativa de vida, de un matrimonio
sólido, de un hogar bien conformado con hijos, causándole un gran daño personal, de tal
manera que hasta la fecha no se ha hecho de nuevo compromiso, mientras que el demandante
si tiene un nuevo compromiso con dos hijas a quienes si las ha apoyado para que sean
profesionales, agregando que sus hijas han estudiado en una universidad nacional contando
con el poyo de su familia y de su persona que cuando estaba joven trabajaba fuertemente
cociendo para particulares, privándose de muchas cosas para sacar a sus hijas adelante.

Trámite Procesal
A través de Resolución número cuatro, obrante de página ciento siete, se tiene por
absuelta la demanda por de la demandada

DE LA RECONVENCIÓN
Reconvención: Obrante de páginas ciento dos a ciento seis.

Reconviniente: Julia Irene Chávez Sánchez, a quien en adelante denominaremos la


reconviniente.

48
Reconvenido: José Felipe Alva Rodríguez, a quien en adelante denominaremos el
reconvenido, y con participación del Ministerio Público.

Petitorio: La pretensión de la reconvención es la de divorcio por la causal de abandono de


hogar, fenecimiento de la sociedad de gananciales y continuación de pensión alimenticia.

Fundamentos de Hecho.- Los fundamentos de hecho de la reconvención, entre otros, son los
siguientes:

A).- La reconviniente señala que con el demandado contrajeron matrimonio por ante la
Municipalidad Distrital de Ascope con fecha 27 de Julio de 1979, bajo el régimen de sociedad
de gananciales y que producto de sus relaciones matrimoniales han tenido dos hijas Jessica
Isabel y dennos Fiorella Alva Chávez, actualmente mayores de edad.

B).- La reconvincente expresa que en el mes de Mayo de 1981, cuando estando casados
decidieron vivir con el demandado en la calle Daniel A. Sánchez Carrión N° 43 de la ciudad
de Pacasmayo, y encontrándose en estado de gestación de su hija menor Dennis Fiorella y
con su hija mayor Jessica Isabel Chávez Sánchez de años y medio, el demandado so pretexto
de trabajo, empezó a alejarse de su hogar conyugal en forma sistemática por dos o tres días,
hasta que en el mes de Agosto se alejó definitivamente , dejándola en completo estado de
abandono, a puntote dar a luz a su hija y con la responsabilidad de su hija mayor de un año y
medio, agregando que fue el demandante quien hizo abandono de hogar en forma dolosa e
injustificada, y que todo ello era porque ya venía teniendo relaciones adulterinas con Elsa
Vilchez Cabrera; añadiendo que todo ello significa que el abandono del hogar por mas de
treinta y un años se debe por causa única y exclusiva del demandante .

C).- La reconviniente manifiesta que siendo cónyuge alimentista y no demandada por


alimentos, solicita se declare el cese del derecho alimentario del demandante por parte de su
persona y muy por el contrario, que debe quedar vigente la pensión alimenticia a su favor.

Resolución Admisoria a Trámite: Por resolución número cuatro, obrante en la página ciento
siete se tiene por formulada la reconvención confiriéndose traslado al Ministerio Público y al
reconvenido.

CONTESTACIÓN DE LA RECONVENCIÓN POR PARTE DEL RECONVENIDO-


Obrante de páginas ciento siete a ciento diez.

49
Fundamentos de hecho de la Contestación de la reconvención.- La contestación de la
reconvención se fundamenta, entre otros fundamentos, en lo siguiente:

A).- El reconvenido señala que no es verdad que haya abandonado el hogar conyugal,
agregando que su separación fue concertada dada la imposibilidad de hacer vida en común
por la incompatibilidad de caracteres surgida posterior a su matrimonio, agregando que ante
ello, la mejor alternativa de solución para no seguir agraviándose fue la separación de hecho,
tanto mas, añade, que si la reconvincente ya sabía de la relación con la madre de sus hijos
Elsa Vilchez Cabrera y de su estado de embarazo de esta; precisando luego que nunca
abandonó la casa conyugal, y lo que sucedido fue que se vino a esta ciudad de Trujillo, por
razones de traslado de trabajo.

B).- El reconvenido expresa que la demandada no se encuentra impedida para valerse por sí
misma, no adolece de incapacidad física ni mental, que la edad que tiene, no le impide para
proveerse sus alimentos y que para seguir gozando de una pensión alimenticia debe acreditar
encontrarse en la excepción a que se refiere el Artículo 350° del código Civil.

Trámite Procesal: A través de Resolución número seis, obrante de página ciento veintiséis,
se tiene por absuelta la reconvención por parte de José Felipe Alva Rodríguez y asimismo
mediante resolución número once, se declara la existencia de una relación jurídico procesal
válida y Saneado el Proceso; y además mediante resolución numero trece obrante de páginas
doscientos uno a doscientos dos se fijan los puntos controvertidos, admiten los medios
probatorios y a través de resolución número quince se señala fecha para la realización de la
Audiencia de Pruebas, la misma que se realizo con la concurrencia del apoderado del
demandante y de la demandada, de acuerdo a los términos del Acta que obra de paginas
doscientos ochenta y uno a doscientos ochenta y tres.

B. Parte Considerativa
PRIMERO: Que, la finalidad del proceso es resolver un conflicto de intereses o eliminar una
incertidumbre jurídica, ambas con relevancia jurídica, a tenor de lo previsto en el artículo III
del Título Preliminar del Código Procesal Civil, y dentro de un debido proceso, como una
garantía constitucional; debiendo resaltar que toda persona tiene derecho a requerir tutela
jurisdiccional efectiva, pidiendo la solución a un conflicto de intereses intersubjetivos o a una
incertidumbre jurídica, constituyendo esta facultad su derecho de acción, derecho de acción
que se ejercita con la demanda, acto de iniciación procesal, por el cual el actor solicita la

50
protección, la declaración o la constitución de una situación jurídica, integrando la misma la
pretensión objeto del proceso.

SEGUNDO: Que, en el caso de autos, la acción interpuesta por el demandante, tiene por
objeto que se declare el divorcio absoluto entre el demandante José Felipe Alva Rodríguez y
doña Julia Irene Chávez Sánchez, sustentada en la causal de separación de hecho de los
cónyuges por un periodo ininterrumpido de más de dos años y el cese de la obligación
alimentaria entre los cónyuges; mientras que la reconvención formulada tiene por pretensión
que se declare el divorcio absoluto entre José Felipe Alva Rodríguez y doña Julia Irene
Chávez Sánchez, sustentada en la causal de abandono injustificado del hogar conyugal, el
fenecimiento de la sociedad de gananciales y la continuación de la pensión alimenticia .

Al respecto cabe señalar que a través de la Resolución número trece, se fijaron como puntos
controvertidos los siguientes:

1.- Determinar si corresponde declarar el divorcio entre el demandante y demandada,


sustentada en la causal de separación de hecho mayor a los dos años ininterrumpidos.

2.- Determinar si corresponde declarar el divorcio entre el demandante y demandada,


sustentada en la causal de abandono del hogar.

3.- Determinar si corresponde declarar el fenecimiento de la sociedad de gananciales.

4.- Determinar si corresponde declarar el cese de la obligación alimentaria o continuar con


dicha obligación alimentaria.

5.- Determinar si existen cónyuge perjudicado y si por ende corresponde indemnizarlo.

PRONUNCIAMIENTO RESPECTO DE LAS PRETENSIONES CONTENIDAS EN LA


DEMANDA

LA SEPARACIÓN DE HECHO COMO CAUSAL DE DIVORCIO.

TERCERO: Que, el artículo trescientos cuarenta y nueve concordante con el inciso doce del
artículo trescientos treinta y tres del Código Civil, contempla la separación de hecho, como
causal de divorcio absoluto, estableciendo que dicha causal requerirá un periodo

51
ininterrumpido de dos años de separación cuando no tuviesen hijos menores de edad y de
cuatro años ininterrumpidos de separación si los cónyuges tuviesen hijos menores de edad,
agregando que en ambos casos no será de aplicación lo dispuesto en el artículo 335° del
Código Civil.

Dentro de la doctrina, se señala que: “La separación de hecho es el estado en que se


encuentran los cónyuges, quienes sin previa decisión judicial definitiva, quiebran el deber de
cohabitación en forma permanente, sin que una necesidad jurídica lo imponga, ya sea por
voluntad expresa o tácita de uno o de ambos esposos.” (Alex Plácido Vilcachagua: “Divorcio,
El Régimen de decaimiento y disolución del matrimonio después de la vigencia de la Ley N°
27495”; Primera Edición; 2001, Gaceta Jurídica; Pág. 98)

Como se podrá apreciar, la separación de hecho es la interrupción de la vida en común de los


cónyuges, que se produce por voluntad de uno de ellos o de ambos. La naturaleza de esta
causal no se sustenta en la existencia de un cónyuge culpable y de un cónyuge perjudicado,
dado que es posible que a través de esta causal es posible que el accionante funde su
pretensión en hechos propios.

Además, resulta evidente que una separación esporádica, eventual o transitoria de los
cónyuges no configura la causal. Por ello se exige como elemento temporal el transcurso
ininterrumpido de dos años, si los cónyuges no tuviesen hijos menores de edad y de cuatro
años, si los tienen.

De otro lado, por regla general - apréciese el Artículo 335° del Código Civil - , se sostiene
que no cualquier cónyuge puede invocar este estado patológico a fin de que produzca efectos,
sino que es menester que quien lo alega no sea el culpable del rompimiento de la convivencia.
Ello en razón a que la culpabilidad es un elemento a computarse en la separación de cuerpos
o en el divorcio; más aún, cuando ninguno de los cónyuges puede fundar la demanda en hecho
propio.

Sin embargo, la permanencia en el tiempo de una separación de hecho es la demostración de


una definitiva ruptura de la vida en común y un fracaso del matrimonio que queda
evidenciado de manera objetiva.

En tal sentido, resulta éticamente permitido que cualquiera de los cónyuges – y, por tanto
también el culpable – alegue la separación de hecho cuando no quiere permanecer vinculado,
lo que constituye la clara exteriorización de que ello es definitivo y desvanece cualquier

52
esperanza de reanudación de la vida conyugal. Por lo demás, esta es característica del sistema
de divorcio remedio al que pertenece esta causal.

Por ello se ha precisado la inaplicación de lo dispuesto en el artículo 335° del Código Civil,
con lo cual cualquiera de los cónyuges puede invocar esta causal.

La inclusión en la normativa sustantiva de la causal de divorcio por la separación de hecho e


imposibilidad de hacer vida en común, por su naturaleza resuelven un conflicto y no
sancionan al culpable de este; en tal sentido, debe tenerse presente que la separación de hecho
no implica necesariamente que haya habido abandono voluntario, malicioso ( o injustificado)
de parte de uno de los cónyuges; por el contrario, se trata de una situación fáctica que tanto
puede resultar del abandono unilateral como de mutuo acuerdo de los esposos para vivir
separados.

Al respecto, se señala que “La finalidad es resolver un problema social, el cual consiste en
dejar de mantener la ficción de una relación conyugal existente, la cual produce daños a las
partes, quienes tendrán la posibilidad de rehacer sentimentalmente, su vida o formalizar sus
nuevas relaciones de pareja. El fin último de los legisladores al desarrollar la causal fue el
procurar resolver el problema social surgido entre dos personas que, a pesar del tiempo de
separación, no tenían posibilidad legal de separarse y divorciarse, bajo las estrictas causales
de divorcio, propias de un sistema jurídico absolutamente protector del matrimonio” (
Enrique Varsi Rospigliosi:”Divorcio y Separación de Cuerpos”; Editora Jurídica Grijley,
Primera Edición, 2004; Pág. 84)

En ese sentido, la jurisprudencia ha afirmado que “la causal de divorcio por la separación de
hecho e imposibilidad de hacer vida en común, por su naturaleza resuelven un conflicto y no
sancionan al culpable de este“(Casación N° 2190-2003-SANTA, publicada en el Diario El
Peruano con fecha 01/06/2004).

CUARTO: Que, de otro lado, cabe precisar que la separación de hecho como causal de
divorcio, requiere el cumplimiento ineludible de los siguientes elementos:

a).- El elemento objetivo o material.- Que consiste en la evidencia del quebrantamiento


permanente y definitivo, sin solución de continuidad, de la convivencia, lo que sucede con el
alejamiento físico de uno de los esposos de la casa u hogar conyugal.

53
Respecto de este elemento, cabe señalar que “Se concreta a través de la suspensión de la
convivencia mediante el retiro del hogar conyugal, o por la quiebra de ese deber de parte de
ambos esposos que continúan viviendo en el mismo inmueble, pero sin cohabitar o sin
compartir el lecho nupcial” (Mariano Montoya Calle: “Matrimonio y separación de hecho”,
Editorial San Marcos, Primera Edición; 2006; Lima; Pág. 249).

b).- El elemento subjetivo o psíquico.- Que es la falta de voluntad de unirse, esto es, la
intención cierta de uno o ambos cónyuges de no continuar conviviendo, poniendo fin a la
vida en común por más que algún deber se cumpla, ello supone que la separación de hecho
debe haberse producido por razones que no constituyen verdaderos casos de estado de
necesidad o fuerza mayor, esto es, sin que una necesidad jurídico lo imponga.

Es decir, la separación de hecho no involucra los casos que los cónyuges viven temporalmente
separados por circunstancias que se imponen a su voluntad. Sin embargo, siempre se
configurará la causal si, no obstante haberse iniciado la interrupción de la cohabitación por
causas no imputables a los cónyuges, después se evidencia la intención manifiesta de uno de
ellos o de ambos de sustraerse al cumplimiento de sus obligaciones familiares y continuar sus
vidas por separado.

c) El elemento temporal.- Resulta evidente que una separación esporádica, eventual o


transitoria de los cónyuges no configura la causal. Por ello, se exige el transcurso
ininterrumpido de dos años, si los cónyuges no tuviesen hijos menores de edad; y, de cuatro
años, si los tienen. La permanencia en el tiempo de una separación de hecho es la
demostración de una ruptura definitiva de la vida en común y un fracaso del matrimonio que
queda evidenciado de manera de objetiva. Entonces, la fijación de un plazo legal tiene por
objeto descartar la transitoriedad y otorgar un carácter definitivo a la separación de hecho.

QUINTO: Ahora bien, antes de analizar si en el presente caso se verifica la existencia de los
elementos que configuran la existencia de la separación de hecho como causal de divorcio,
corresponde analizar una vez más, no obstante el auto de admisión de la demanda, si en el
presente caso se cumple el requisito legal de admisibilidad de la demanda a que se refiere el
Artículo 345-A, introducido por el Artículo 4 de la Ley N° 27495, la misma que dispone que
“para invocar el supuesto del inciso 12° del Artículo 333° el demandante deberá acreditar que
se encuentra al día en el pago de sus obligaciones alimentarías u otras que hayan sido pactadas
por los cónyuges de mutuo acuerdo”.

54
Que, en el presente caso, cabe mencionar que según se aprecia de las copias certificadas del
Expediente acompañado N° 01880-99, seguido por Julia Irene Chávez Sánchez contra José
Felipe Alva Rodríguez sobre aumento de alimentos, por ante el Segundo Juzgado de Paz
Letrado de Trujillo, en el mismo a través de sentencia de vista contenida en la resolución
número veintidós, de fecha once de Abril del dos mil uno, obrante de páginas ciento
diecinueve a ciento veinte de dicho expediente, la misma confirmó la sentencia que declaró
fundada en parte la demanda de aumento de alimentos interpuesta por doña Julia Irene Chávez
Sánchez y otra, contra don José Felipe Alva Rodríguez, reformándola sólo en cuanto al monto
de la pensión alimenticia, señalando que el obligado alimentario acuda a la referida cónyuge
demandante con la suma de cincuenta nuevos soles; debiendo agregar que a la fecha de la
interposición de la demanda, esta sentencia era la que tenía la calidad de sentencia firme,
siendo que con los oficios obrantes de páginas cincuenta a cincuenta y dos, se verifica que al
demandante le venían descontando mensualmente la citada pensión fijada en sentencia; con
lo cual se verifica el cumplimiento del requisito de admisibilidad antes señalado .

SEXTO: Que, probado el cumplimiento del requisito de admisibilidad antes analizado,


corresponde determinar si en el presente caso se verifica el cumplimiento de los elementos a
que se ha hecho referencia en el cuarto considerando de la presente resolución a fin de
determinar la existencia de la separación de hecho como causal de divorcio.

Respecto del elemento objetivo, cabe señalar que para su verificación, corresponde que se
acredite: a) La constitución del domicilio conyugal, y, b) El alejamiento físico del domicilio
conyugal.

Con respecto a este requisito, cabe señalar que conforme se aprecia del acta de matrimonio
obrante de página cinco, se verifica que el señor José Felipe Alva Rodríguez contrajo
matrimonio civil con la demandada Julia Irene Chávez Sánchez, con fecha veintisiete de Julio
de mil novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad Provincial de Ascope, debiendo
agregar que según se señala en la demanda, y que no ha sido negado por la demandada, se
manifiesta que el último domicilio conyugal lo establecieron el demandante y la demandada
en la calle Daniel A. Carrión N° 43, de Pacasmayo.

De otro lado, se aprecia que mientras el demandante señala en su escrito de demanda, que
desde el mes de Julio de 1981 se encuentra separado de hecho con la demandada, esta última
señala en su escrito de contestación y reconvención, que el demandante en el mes de Agosto
de 1981, se alejó definitivamente del hogar conyugal; debiendo agregar que si tenemos en

55
cuenta lo señalado por la demandada en su fundamento 2.1.3 del item “Respecto a la
pretensión principal de divorcio por separación de hecho”, sobre que el demandante hizo
abandono malicioso del hogar cuando se encontraba embarazada de su segunda hija Dennis
Fiorella Alva Chávez y con ocho meses de gestación; y si tenemos en cuenta que la referida
hija nació el 10 de Agosto de 1981 – apréciese partida de nacimiento obrante en la página
siete -, de ello se infiere que el demandante y la demandada se encuentran separados desde
el mes de Julio de 1981; a lo que cabe añadir que para los fines del presente proceso, si bien
respecto de esta causal no interesa saber quien fue el culpable de dicha separación; sin
embargo es preciso destacar lo señalado por el demandante en el fundamento 2.5.2 de su
escrito de demanda, cuando señala en forma textual lo siguiente : “ durante la vigencia de la
vida en común, con la demandada, por simples motivos en forma permanente sosteníamos
conflictos de pareja, razón por la cual y a fin de evitar más maltratos psicológicos mutuos y
también a mi hija mayor que en ocasiones presenciaba dichos conflictos, tuve que decidir por
terminar la relación en común, por lo tanto la separación fue la mejor solución para ambos
cónyuges (…)”; todo lo cual nos permite apreciar que desde el mes de Julio de 1981, el
demandante y la demandada ya no vivían juntos, es decir que ya no cohabitaban bajo el
mismo techo, lo que se reafirma incluso con la misma partida de nacimiento de Dennis
Fiorella Alva Chávez, obrante en la página siete, en el cual se verifica que al declarar el
demandante el nacimiento de su hija – declaración, efectuada el 24 de Agosto de 1981 -,
señalaba como su domicilio la localidad de Chocope, mientras que el mismo señala que la
demandada tenía su domicilio en Casagrande, es decir, que de acuerdo a ello se corrobora
que a dicha fecha el demandante residía en un lugar distinto de la residencia de la demandada,
es decir que se encontraba alejado del hogar conyugal, no verificándose que desde la fecha
antes señalada haya retornado a su hogar conyugal.

Siendo ello así, de lo antes señalado, se verifica el cumplimiento del elemento objetivo
constitutivo de la separación de hecho como causal de divorcio.

Que, en relación al elemento subjetivo, esto es, la falta de voluntad de unirse o la intención
cierta de uno o ambos cónyuges de no continuar conviviendo; cabe señalar que la misma se
verifica con lo señalado por el demandante en su escrito de demanda, cuando refiere que
desde que se produjo el hecho de la separación, se encuentra separado de hecho de la
demandada y que no tiene ninguna intención de rehacer su vida en común, lo que nos permite
advertir que se ha producido una ruptura continuada de la cohabitación, la misma que viene
manteniéndose en el tiempo, de lo que se verifica que tanto el demandante como la

56
demandada, la misma que tampoco ha señalado expresamente su intención de reanudar su
relación matrimonial, no tienen la intención de continuar conviviendo, de todo lo cual se
verifica la existencia del elemento subjetivo materia de análisis.

De otro lado, en relación al elemento temporal, cabe señalar que de acuerdo a lo antes
analizado, el hecho de la separación se ha producido en el mes de Julio de 1981; verificándose
también de la demanda que tanto el demandante como la demandada durante la vigencia del
matrimonio han procreado dos hijas : Jessica Isabel Alva Chávez, nacida el 28 de Enero de
1980 y Dennis Fiorella Alva Chávez, nacida el 10 de Agosto de 1981 – apréciese partidas de
nacimiento obrantes de páginas seis a siete -, con lo que se verifica que las mismas son
mayores de edad, por lo que siendo ello así, corresponde determinar si en el presente caso se
ha verificado el alejamiento del hogar conyugal por un plazo ininterrumpido mínimo de dos
años; debiendo agregar que tal como se ha analizado anteriormente, el alejamiento del hogar
conyugal se ha producido aproximadamente en el mes de Julio de 1981, por lo que siendo
ello así, se verifica que a la fecha de la interposición de la demanda efectuada el 04 de Mayo
del 2010, la demandante y el demandado se encontraban separados por más de dos años, con
lo cual se determina el cumplimiento del elemento temporal antes señalado.

Siendo ello así, se llega a la conclusión, que en el presente caso se verifica la existencia de
los tres elementos que determinan la separación de hecho como causal de divorcio, por lo que
la pretensión postulada por la demandante en este sentido debe ser amparado, disponiéndose
la disolución del vínculo conyugal existente entre la demandante y el demandado.

RÉGIMEN PATRIMONIAL DE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES

SÉTIMO.- Que, en cuanto a lo concerniente al régimen Patrimonial de la sociedad de


gananciales, corresponde declarar el fenecimiento del mismo, pues tal como lo prevé el
artículo 318, inciso 3 del Código Civil, por el divorcio fenece la sociedad de gananciales,
debiendo agregar que carece de objeto emitir pronunciamiento solo sobre la liquidación de
los bienes, pues tal como lo señala el demandante en su escrito de demanda, durante la
vigencia de su matrimonio no han adquirido bien alguno, hecho que no ha sido negado ni
contradicho por la demandada, por lo que siendo ello así carece de objeto emitir un
pronunciamiento al respecto.

La particularidad introducida por la ley N° 27495, se sustenta en la cesación de la vida en


común que fundamenta el régimen de sociedad de gananciales, evidenciando la supresión de

57
la comunidad de interés entre los cónyuges que constituye su basamento, por lo que siendo
ello así, se verifica que al haberse determinado la existencia de la separación de hecho como
causal de divorcio y por consiguiente la disolución del vínculo matrimonial, por lo tanto
corresponde declarar el fenecimiento de la sociedad de gananciales existente entre el
demandante y la demandada.

SOBRE LA PATRIA POTESTAD, LA TENENCIA, EL RÉGIMEN DE VISITAS Y


ALIMENTOS

OCTAVO.-Que, en cuanto a la patria potestad, la tenencia y el régimen de visitas y los


Alimentos de los hijos matrimoniales

Debe indicarse al respecto que, en cuanto a estos extremos, carece de objeto pronunciarse
dado que como se puede apreciar de las actas de nacimiento obrantes en las página seis a
siete, el demandante y la demandada, han procreado a dos hijas : Jessica Isabel Alva Chávez,
nacida el 28 de Enero de 1980 y Dennis Fiorella Alva Chávez, nacida el 10 de Agosto de
1981, por lo que siendo ello así, se verifica que las mismos a la fecha de la interposición de
la demanda tenía la condición de mayores de edad.

EN CUANTO AL CESE DE LA OBLIGACIÓN ALIMENTARIA

NOVENO : Que, en cuanto al cese de la obligación alimentaria solicitada por el demandante


en relación con la demandada, cabe señalar que si bien en aplicación de lo previsto por el
artículo 350 del Código Civil, por el divorcio, debe cesar la obligación alimentaria entre el
demandante y la demandada, sin embargo cabe señalar que la misma norma permite que si se
declara el divorcio por culpa de uno de los cónyuges, la obligación alimentaria continúe
incluso después de fenecido la sociedad conyugal, en el caso se verifique que uno de los
cónyuges careciere de bienes propios o de gananciales suficientes o estuviere imposibilitado
de trabajar o de subvenir a sus necesidades por otro medio, en cuyo caso el juez le asignará
una pensión alimenticia no mayor de la tercera parte de la renta de aquél; debiendo agregar
que el fundamento ético que permite que la obligación alimentaria continúe incluso después
del divorcio, lo constituye el deber de asistencia y solidaridad para la conservación de la
persona, siendo por tanto dicha obligación alimentaria una prolongación en el tiempo del
deber de asistencia que se debieron los cónyuges como consecuencia del matrimonio, deber
previsto y regulado en el Artículo 288 del Código Civil.

58
Siendo ello así, queda claro que la demandada al ya no tener la situación jurídica de cónyuge
del demandante, por lo tanto, en principio debería cesar la obligación alimentaria que tenia el
demandante a favor de la misma, sin embargo considerando como antecedente el deber de
asistencia que se tenían los cónyuges cuando estaban casados, por dicho motivo se permite
que dicha obligación alimentaria pueda continuar después de dispuesto el divorcio, pero sólo
en el caso que se demuestre el estado de necesidad de la demandada.

Al respecto, queda claro que para que la ex cónyuge pueda tener derecho a una pensión de
alimentos, de conformidad con lo estipulado en el Artículo 350° del Código Civil, es
necesario que acredite su estado de necesidad, y las posibilidades de su ex cónyuge; debiendo
precisar al respecto que el estado de necesidad se traduce en una indigencia o insolvencia que
impide la satisfacción de los requerimientos alimentarios, debiendo agregar que en el caso de
la ex cónyuge, es necesario que se justifique en forma alguna las razones o circunstancias que
le han impedido adquirir los medios de subsistencia.

En este orden de ideas, cabe señalar que si bien el divorcio por la causal de separación de
hecho, no se enmarca dentro de los supuestos del divorcio como sanción, sino dentro del
divorcio como remedio, sin embargo ello no nos puede llevar a no tener en cuenta la conducta
de los cónyuges en relación a los hechos que han dado lugar a la ruptura del vínculo conyugal.

En tal sentido, de una correcta valoración de los hechos señalados y probados en autos, se
verifica que si bien es cierto el demandante refiere que se encuentra separado de la demandada
desde el mes de Julio de 1981, sin embargo cabe señalar que tal como lo hemos manifestado
anteriormente, el demandante en el fundamento 2.5.2 de su demanda señala que fue su
persona la que tuvo que decidir el dar por terminada la relación en común, porque ello era la
mejor solución para ambos cónyuges, debiendo agregar que el mismo ha señalado en el
fundamento 2.1.4. de la demanda, que no tiene ninguna intención de rehacer la vida en común,
siendo que por ello ha optado por interponer la presente acción de divorcio, lo que por ser
así, nos lleva a la lógica consecuencia de que fue el demandante quien propició que el vínculo
conyugal que lo unía con la demandada, desapareciere al retirarse del hogar conyugal para
luego esperar que transcurran los años, y así poder interponer la presente acción de divorcio.

De otro lado, en cuanto al estado de necesidad de la demandada, cabe señalar que a pesar que
el demandante refiere que la demandada no se encuentra impedida ni física ni mentalmente
para trabajar y que desde hace mucho tiempo a tras se dedica a la costura, teniendo instalado
un taller de alta costura en su propio domicilio, sin embargo cabe señalar que no ha aportado

59
al proceso medio de prueba alguno que nos lleve al convencimiento de que efectivamente y
en la realidad de los hechos, la demandada se dedique a dicha labor, siendo que por el
contrario, según se aprecia de las partidas de nacimiento de las hijas habidas en el matrimonio,
obrantes de páginas seis a siete, se verifica que el demandante declara que la demandada tiene
por ocupación “su casa” , lo que incluso ha sido señalado por la misma demandada en la
audiencia de pruebas al preguntársele por su ocupación; a todo lo cual cabe agregar que si
bien el demandante señala que la demandada no está impedida físicamente ni mentalmente
para trabajar, sin embargo, según se aprecia de los documentos obrantes de páginas cinco a
doce del expediente acompañado N° 0070-2009-0-1612-JP-FC-01, seguido por Julia Irene
Chávez Sánchez contra José Felipe Alva Rodríguez, sobre aumento de alimentos, por ante el
Juzgado de Paz Letrado de Chocope, y se corrobora con el certificado médico obrante en la
página cuarenta y tres del referido expediente, la demandada tiene problemas de salud que
limitan su capacidad para el trabajo, entre ellos una hipertrofia ventricular izquierda,
bonartrosis bilateral y lipomas en muslo, debiendo agregar que incluso en base a dichos
documentos, en la sentencia expedida en dicho expediente, la cual data del 15 de Marzo del
2010, fecha que por cierto es casi coetánea a la de la interposición de la presente demanda –
apréciese la sentencia contenida en la resolución número diecisiete, obrante de páginas
cuatrocientos a cuatrocientos cuatro del expediente acompañado N° 0070-2009-0-1612-JP-
FC-01 - , se llega a establecer que la ahora demandada se encuentra delicada de salud, y que
las necesidades de la demandante en dicho proceso, habían aumentado, por lo cual declaran
fundada en parte la demanda de aumento de alimentos interpuesta por Julia Irene Chávez
Sánchez y le fijan una pensión equivalente al quince por ciento de la remuneración mensual
del demandante, sentencia que por cierto no fue apelada por el demandante, lo que importa
que el mismo ha expresado su asentimiento sobre que efectivamente las necesidades de la
demandada han aumentado, es decir que lejos de desparecer su estado de necesidad, el mismo
aumentado, siendo ello contrario a lo expresado por el demandante en la presente demanda;
todo lo cual debidamente valorado nos lleva a señalar que la demandada se encuentra limitada
para desarrollar una actividad económica que le permita solventar sus alimentos, no habiendo
probado el demandante a través de medio de prueba directo o generado indicio razonable y
suficiente en este juzgador sobre que la demandada se dedique a una actividad económica o
perciba rentas que le permitan solventar sus propias necesidades; con lo cual se verifica que
no ha desaparecido el estado de necesidad que motivó que se le otorgue a favor de la
demandada una pensión alimenticia a través de sentencia.

60
De otro, lado y en relación a las posibilidades económicas del demandante, cabe señalar que
según los oficios obrantes de páginas cincuenta a cincuenta y dos, se verifica que el
demandado percibe una retribución mensual por parte del Proyecto Especial Chavimochic,
lo que nos lleva a señalar que el demandante está en posibilidades de poder seguir
contribuyendo al sostenimiento de las necesidades de la demandada.

En este orden de ideas, cabe concluir señalando que al no haberse probado los fundamentos
de la pretensión de cese de los alimentos a favor de la demandada, dicha pretensión debe ser
desestimada.

PROTECCIÓN ECONÓMICA DEL CÓNYUGE QUE RESULTE PERRJUDICADO

DÉCIMO.- Que, en cuanto a la existencia o no de cónyuge perjudicado, debe indicarse al


respecto que, todo decaimiento del vínculo matrimonial implica perjuicio para ambos
cónyuges, que no lograron consolidar una familia estable, de modo tal que, en los proceso
de divorcio por separación de hecho debe existir pronunciamiento necesario aunque no se
hubiese solicitado, sobre la existencia o no de un cónyuge perjudicado con la separación, a
través de la valoración de los medios probatorios que para el caso concreto amerite (
Apréciese lo señalado en el Tercer Pleno Casatorio Civil de la Corte Suprema de Justicia)

Al respecto cabe señalar, que tal como lo precisa el segundo párrafo del Artículo 345-A, del
código Civil, el Juez velará por la estabilidad económica del cónyuge perjudicado por la
separación de hecho, así como la de sus hijos, agregando la referida norma que deberá señalar
una indemnización por daños, incluyendo el daño personal u ordenando la adjudicación
preferente de bienes de la sociedad conyugal, independientemente de la pensión de alimentos
que le pudiera corresponder.

Ahora bien, de una interpretación correcta de la norma antes señalada, se aprecia que para
que proceda fijar una indemnización a uno de los cónyuges, es necesario que se verifique la
presencia de dos presupuesto:

a).- Que la separación de hecho se haya producido por un acto atribuible a uno de los
cónyuges.

b).- Que dicha separación de hecho haya ocasionado un perjuicio a uno de los cónyuges,
materializado en los daños producidos al mismo.

61
En este orden de ideas, y en relación al primer presupuesto, cabe reiterar lo antes señalado,
sobre que fue el demandante quien sin justificación alguna se retiró del hogar conyugal, lo
cual ha sido reconocido por el mismo demandante al señalar en su fundamento 2.5.2 de la
demanda, que a fin de evitar más maltratos psicológicos mutuos y para su hija mayor, tuvo
que decidir por terminar la relación en común, debiendo agregar que con dicha actitud logró
que su matrimonio no cumpla la finalidad para la cual fue celebrado, a lo que cabe añadir que
conforme se aprecia del fundamento 2.1.4 de la demanda, el demandante precisa que no tiene
ninguna intención de rehacer la vida en común con la demandada, siendo claro que la
finalidad de la demanda interpuesta, es que el matrimonio se disuelva.

En cuanto al segundo presupuesto, cabe señalar que con la conducta expresada por el
demandante, queda claro que se afectó a la demandada y a su entorno familiar, ello debido a
que toda separación implica una angustia y un padecimiento psíquico, más cuando el que se
retira del hogar conyugal es el padre, por ser la persona que sostiene el hogar, debiendo
agregar que incluso en el presente caso se verifica que el retiro que efectuó el demandante
del hogar conyugal se produjo cuando la demandada se encontraba embarazada de su hija
Dennis Fiorella Alva Chávez – apréciese que como lo señala el demandante, el hecho de la
separación se produjo en el mes de Julio de 1981 y su referida hija, según la partida de
nacimiento obrante en la página siete, nació el 10 de Agosto de 1981 - , lo cual evidentemente
produjo un padecimiento y desequilibrio emocional a la demandada por cuanto no contó con
el apoyo y asistencia del demandante al momento del nacimiento de su hija, pese a que era
su obligación como esposo; a lo que cabe añadir que tal como lo señala el propio demandante
en su escrito obrante de páginas ciento veinte a ciento veinticinco, el mismo refiere que al
momento de producirse la separación, la demandada ya sabía de su relación con la madre de
sus hijos Elsa Vilchez Cabrera y del estado de embarazo de esta, lo que evidentemente
incremento dicho padecimiento y angustia psicológica que le produjo a la demandada el
hecho de la separación; a todo lo cual, se debe agregar que de la apreciación de los medios
probatorios aportados al proceso, se verifica que el demandante tiene un proyecto de vida
estable pues trabaja para el Proyecto Especial Chavimochic, lo que le permitirá forjarse un
mejor porvenir, lo que no sucede en parte con la demandada, la misma que como
consecuencia de la separación, ha visto truncado el proyecto matrimonial que se forjó al
casarse con el demandante, todo lo cual nos permite verificar la existencia de un daño moral,
evidenciado por la aflicción de los sentimientos, así como el daño al proyecto de vida
matrimonial de la demandante; de todo lo cual se concluye que es la demandada quien resultó
perjudicada con dicha separación, motivo por el cual debe fijarse a favor de la demandada

62
un monto indemnizatorio razonable a su favor, que le permita poder resarcir el daño personal
que le causo la separación de hecho motivada por el demandante.

PRONUNCIAMIENTO RESPECTO DE LA RECONVENCIÓN FORMULADA

EL ABANDONO INJUSTIFICADO DE LA CASA CONYUGAL COMO CAUSAL DE


DIVORCIO.

UNDÉCIMO: Que, el artículo trescientos cuarenta y nueve concordante con el inciso quinto
del artículo trescientos treinta y tres del Código Civil, contempla al Abandono injustificado
de la casa conyugal, como causal de divorcio absoluto, estableciendo que dicha causal
requerirá un periodo continuo por más de dos años o cuando la duración sumada de los
periodos de abandono excedan a este plazo.

Dentro de la doctrina, se señala que: “El abandono, es la dejación, abjuración o deserción


unilateral de uno de los cónyuges del hogar conyugal sin motivo justificado. Entonces viene
a ser otra causa que genera el divorcio que consiste en el alejamiento de la casa conyugal o
en el rehusamiento de retornar a ella por uno de los cónyuges en forma injustificada y con el
propósito de sustraerse al cumplimiento de sus deberes conyugales y paterno-filiales, por el
tiempo establecido en la ley. Se trata de otra causa directa, inculpatoria y perentoria que
ocasiona el divorcio.” (Javier Rolando Peralta Andía: “Derecho de Familia en el Código
Civil”; Cuarta Edición; Lima-Perú, 2008, IDEMSA; Pág. 359)

Como se podrá apreciar, el abandono de la casa conyugal es la interrupción de la vida en


común de los cónyuges, que se produce por voluntad de uno de ellos de sustraerse del lugar
donde se desarrolla la vida en común con la intención de sustraerse al cumplimiento de sus
deberes conyugales y familiares, violándose los deberes de cohabitación y de asistencia
recíproca.

Además, resulta evidente que una separación esporádica, eventual o transitoria de uno de los
cónyuges no configura la causal. Por ello se exige como elemento temporal el transcurso
continuo de dos años, o cuando sea interrumpida que la suma de los periodos de abandono
exceda este plazo.

De otro lado, cabe señalar que a nivel jurisprudencial se ha afirmado lo siguiente : “A


diferencia de lo que sucedía con el Código Civil de 1936, de la redacción del Código Civil
vigente no cabe interpretar que se puede incurrir en la causal de abandono injustificado del

63
hogar cuando se dejan de cumplir todos o la mayor parte de los deberes conyugales, sino que
con esta última norma dicho abandono debe tener como base insoslayable el alejamiento del
cónyuge de la casa conyugal, del recinto fijado para la vida común, lo que conlleva – desde
luego – al incumplimiento de las demás obligaciones conyugales “ ( Casación N°528-99-
LIMA, publicada en el Diario El Peruano con fecha 19/10/1999 ).

DÉCIMO SEGUNDO: Que, de otro lado, cabe precisar que para que se configure esta causa
de divorcio se requiere el cumplimiento ineludible de los siguientes elementos:

a).- El elemento objetivo o material.- Que está constituido por el apartamiento físico del
cónyuge abandonante del domicilio común, manifestado en el abandono de la casa conyugal
(alejamiento) y el rehusamiento de retornar a ella (negativa).

b).- El elemento subjetivo o psíquico.- Que se expresa en la intención deliberada de uno de


los cónyuges para poner fin a la comunidad de vida, de tal modo que el abandono deberá ser
voluntario por lo que no incurre en esta causa el consorte que es arrojado de la casa común,
porque el abandono debe ser contrario a la voluntad del inocente; se entiende que el
abandonante al desertar de la casa conyugal lo hace también con el propósito de eximirse del
cumplimiento de sus obligaciones conyugales y de las paterno-filiales.

c) El elemento temporal.- Determinado por el transcurso de dos años continuos o cuando la


duración sumada de los períodos de abandono exceda de este plazo.

DÉCIMO TERCERO: Teniendo en cuenta lo antes expresado, se llega a establecer que los
requisitos para intentar la acción de divorcio por causal de abandono injustificado de la casa
conyugal son :

a) Que uno de los cónyuges haya abandonado unilateralmente la casa conyugal y rehúse
retornar a ella .

b) Que el alejamiento de la casa conyugal sea en forma injustificada rompiendo la


comunidad de vida o destruyendo la unidad conyugal.

c) Que el abandono o rehusamiento se prolongue por más de dos años continuos o


cuando la duración sumada de los períodos de abandono excedan a este plazo.

64
d) Que exista intención de sustraerse al cumplimiento de sus obligaciones conyugales y
paterno-filiales.

Ahora bien, cabe precisar que el simple hecho del alejamiento, la ausencia o separación no
basta para constituir el abandono como causal de divorcio, pues se requiere además que el
ofensor se sustraiga a los deberes que la ley le impone a los cónyuges para asegurar los fines
del matrimonio y que transcurra el periodo determinado de tiempo.

DÉCIMO CUARTO: Que, en este orden de ideas, corresponde determinar si en el presente


caso se verifica el cumplimiento de los elementos a que se ha hecho referencia en el
considerando anterior de la presente resolución a fin de determinar la existencia del abandono
injustificado de la casa conyugal como causal de divorcio.

Respecto del elemento objetivo, cabe señalar que para su verificación, corresponde que se
acredite: a) La existencia del domicilio conyugal constituido, y, b) El alejamiento físico
unilateral del domicilio conyugal constituido por un periodo mayor a dos años continuos o
alternados.

Con respecto a este requisito, cabe señalar que conforme se ha señalado anteriormente, según
se aprecia del acta de matrimonio obrante de página cinco, se verifica que el señor José Felipe
Alva Rodríguez contrajo matrimonio civil con la demandada Julia Irene Chávez Sánchez, con
fecha veintisiete de Julio de mil novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad
Provincial de Ascope, debiendo agregar que según se señala en la demanda, y que no ha sido
negado por la demandada, se manifiesta que el último domicilio conyugal lo establecieron el
demandante y la demandada en la calle Daniel A. Carrión N° 43, de Pacasmayo.

En cuanto al alejamiento físico unilateral del hogar conyugal imputado al demandante, cabe
señalar que tal como se ha referido al analizar los hechos vinculados a la causal de separación
de hecho como causal de divorcio propuesta por el demandante, el alejamiento físico del
hogar conyugal fue efectuado por el demandado en el mes de Julio de 1981, tal como el
mismo lo señala en su demanda, debiendo agregar que tal como el mismo demandante lo
señala en el fundamento 2.5.2 de su demanda, fue su persona la que tuvo que decidir el dar
por terminada su relación conyugal, bajo el argumento de que ello era la mejor solución para
ambas partes a fin de evitar maltratos psicológicos mutuos; de todo lo cual se verifica el
alejamiento del demandante del domicilio conyugal.

65
Siendo ello así, de lo antes señalado, se verifica el cumplimiento del elemento objetivo
constitutivo del abandono de la casa conyugal como causal de divorcio, pues resulta evidente
que al haber abandonado el demandante el hogar conyugal, lo ha hecho con la finalidad de
no cumplir con su deber de cohabitación surgido del matrimonio, siendo que dicha salida del
hogar conyugal implica necesariamente el abandono del hogar, más si se verifica que el
demandante refiere al contestar la reconvención formulada que al producirse el alejamiento
del hogar conyugal la demandada ya sabía de su relación con la madre de sus hijos Elsa
Vilchez Cabrera con quien ha procreado dos hijos; de todo lo cual se verifica que se ha
comprobado al alejamiento físico que ha efectuado el demandante del hogar conyugal.

Que, en relación al elemento subjetivo, esto es, que el abandono del hogar conyugal se ha
producido en forma injustificada rompiendo la comunidad de vida o destruyendo la unidad
conyugal; cabe señalar que a pesar que el demandante pretende justificar su retiro del hogar
conyugal, señalando que su separación fue concertada dada la imposibilidad de hacer vida en
común por la incompatibilidad de caracteres surgidos posterior al matrimonio; sin embargo
cabe señalar que ello no resulta lógico ni razonable de sostener, y ello en principio, por el
hecho de que como se ha señalado anteriormente el retiro del hogar conyugal lo efectuó el
demandante cuando la demandada se encontraba embarazada y a portas de dar a luz a su
segunda hija matrimonial, debiendo agregar que en dichas circunstancias no resulta razonable
sostener que su retiro fue concertado, pues resulta evidente que era en ese momento en que
la demandada necesitaba más del apoyo y asistencia del demandante, mas si los dos vivían
en la localidad de Pacasmayo que no era su tierra natal de ninguno de ellos; lo que nos lleva
a señalar que ha existido otro hecho imputable al demandado, que motivó su retiro del hogar
conyugal, debiendo agregar que dicho hecho lo encontramos en lo señalado por el mismo
demandante al contestar la reconvención formulada, cuando señala que al producirse la
separación, la demandada ya sabía de su relación con la madre de sus hijos, Elsa Vilchez
Cabrera y de su estado de embarazo de ésta, siendo evidente que dicho hecho desencadenó
en la decisión del demandante de retirarse del hogar conyugal, debiendo agregar que dichos
hechos tornan en injustificado el retiro que efectuó el demandante del hogar conyugal, pues
el mismo lo efectuó cuando su cónyuge se encontraba embarazada y lo efectuó porque ya
sostenía una relación con una tercera persona que no era su cónyuge y que incluso estaba
embarazada, de tal manera que todo ello analizado en su real contexto nos lleva a señalar que
nada justificaba el retiro del hogar conyugal que efectuó el demandante, siendo evidente que

66
con dicho retiro el demandante eludió sus obligaciones que como cónyuge tenía con su esposa
que se encontraba embarazada y además evidencia que eludió sus obligaciones que tenía con
su hija que estaba por nacer, a tal punto que tuvo que ser demandado por alimentos para que
recién cumpliera con su obligación alimentaria que tenía en relación a la demandante como
cónyuge y a favor de sus hijas; a todo lo cual cabe agregar que el mismo ha manifestado que
no tiene la intención de continuar conviviendo con la demandada, de todo lo cual se verifica
la existencia del elemento subjetivo materia de análisis.

De otro lado, en relación al elemento temporal, cabe señalar que tal como se señala en la
demanda y se ha sostenido en la presente resolución, el demandante se retiró del hogar
conyugal en el mes de Julio de 1981, es decir hace mas de veinte años; por lo que siendo ello
así, se verifica que a la fecha de la interposición de la demanda efectuada con fecha 04 de
Mayo de 2010, el demandante se encontraba alejado del hogar conyugal por más de dos años,
con lo cual se determina el cumplimiento del elemento temporal antes señalado.

Siendo ello así, se llega a la conclusión, que en el presente caso se verifica la existencia de
los elementos que determinan al abandono de la casa conyugal como causal de divorcio, por
lo que la pretensión postulada en la reconvención debe ser amparada, disponiéndose la
disolución del vínculo conyugal existente entre el demandante y la demandada.

EN CUANTO AL FENECIMIENTO DE LA SOCIEDAD DE GANANCIALES Y LA


CONTINUACIÓN DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA

DÉCIMO QUINTO.- Que, en relación a estas pretensiones contenidas en forma expresa en


la reconvención formulada, cabe señalar que al haberse emitido pronunciamiento vinculado
a estas pretensiones, las cuales están contenidas en el fundamento sétimo y noveno de la
presente resolución, por tanto nos remitimos a los mismos y a lo resuelto en la presente
resolución; debiendo precisar finalmente que no se emite pronunciamiento alguno en torno a
la indemnización a que hace referencia la demandante en el octavo fundamento de su
reconvención formulada, toda vez que la misma no está contenida como pretensión en la
reconvención formulada por la demandada.

C. Parte Resolutiva
Por las consideraciones expuestas y, valorando los medios probatorios de conformidad con lo
previsto por los artículos ciento noventa y cuatro y ciento noventa y seis del Código Procesal Civil;
así como teniendo en cuenta los artículos trescientos cuarenta y ocho y cuatrocientos setenta y

67
cinco del Código Civil, artículos doce y cincuenta y tres del Texto Único Ordenado de la Ley
Orgánica del Poder Judicial, y con arreglo a lo dispuesto por el artículo ciento treinta y nueve,
incisos tercero y quinto de la Constitución Política del Estado, y administrando justicia a Nombre
de la Nación:
FALLO: Declarando FUNDADA la demanda interpuesta por JOSÉ FELIPE ALVA
RODRIGUEZ contra JULIA IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ y el Ministerio Público, sobre
Divorcio por la causal de Separación de Hecho, en consecuencia, DECLARO DISUELTO EL
VÍNCULO MATRIMONIAL contraído entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de
Julio de mil novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad Provincia de Ascope,
Departamento de La Libertad, a que se contrae el acta de página cinco; en cuanto al Régimen
Patrimonial : DECLARASE FENECIDO EL REGIMEN DE SOCIEDAD DE
GANACIALES, careciendo de objeto emitir pronunciamiento sobre la liquidación de la sociedad
de gananciales; y asimismo se señala que carece de objeto emitir pronunciamiento sobre la patria
potestad, tenencia, régimen de visitas, respecto de las hijas Jessica Isabel Alva Chávez y Dennis
Fiorella Alva Chávez, por ser las mismas mayores de edad. FIJESE la suma de CINCO MIL
NUEVOS SOLES como monto indemnizatorio que deberá pagar el demandante a favor de la
demandada, a tenor de lo dispuesto en el Considerando décimo de la presente resolución; y
asimismo se declara INFUNDADA la pretensión postulada por el demandante JOSÉ FELIPE
ALVA RODRIGUEZ sobre cese de la obligación alimenticia a favor de la demandada JULIA
IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ. De otro lado se declara FUNDADA la reconvención formulada
por JULIA IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ contra JOSÉ FELIPE ALVA RODRIGUEZ sobre
divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal y asimismo se DECLARA
DISUELTO EL VÍNCULO MATRIMONIAL contraído entre los cónyuges mencionados el día
veintisiete de Julio de mil novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad Provincia de
Ascope, Departamento de La Libertad, a que se contrae el acta de página cinco. De no ser apelada
la presente resolución, ELÉVESE en consulta a la Superior Sala Civil con la debida nota de
atención; y ejecutoriada que sea, CÚRSESE los partes correspondientes a la Municipalidad
Provincial de Ascope, Departamento de La Libertad para la anotación correspondiente; y
REMÍTASE los partes correspondientes al Registro Personal de la Oficina Registral Regional de
La Libertad. Interviniendo la secretaria que da fe por disposición superior. Notifíquese en el modo
y forma de ley a quienes corresponde.-

4. Etapa Impugnatoria
Etapa que se sustenta en el hecho que la etapa decisoria o de Juzgamiento es un acto humano,
susceptible de error, siendo así, las partes están en el Derecho de pedir un nuevo examen
sobre la decisión obtenida, si consideran que esta adolece de algún vicio o error y además
produce agravio. Es decir, resulta una etapa facultativa en tanto que depende de la voluntad
expresa del protagonista procesal que se sienta afectado por la decisión del Juez. Se abre
mediante la presentación de los recursos respectivos y conduce a la confirmación o
revocación de lo decidido por parte de las instancias superiores. Puede también producirse la
invalidación del proceso por razones de naturaleza procesal declarándose la nulidad de lo

68
actuado y la subsanación de los defectos en que se hubiese incurrido, en la medida que ello
fuera posible.

4.1 Apelación
La apelación tiene por objeto que el Órgano Jurisdiccional examine a solicitud de
parte o del tercero legitimado la resolución que produzca agravio con el propósito que sea
anulado o revocado, total o parcialmente (364º del CPC).

Este recurso es ordinario y vertical, en razón de que las partes solicitan a un tribunal de
segunda instancia un nuevo examen sobre la resolución dictada por un juez de primera
instancia, con el objeto de que aquél modifique, revoque o confirme.

La apelación es un instrumento normal de impugnación de sentencias definitivas; en virtud


de ella, se inicia una segunda instancia. La palabra apelar proviene del latín “appellare”, que
significa pedir auxilio, de conformidad con esto, apelar vendría siendo la petición que de hace
al juez de grado superior para que repare los defectos, vicios y errores de una resolución
dictada por el inferior.

En este proceso la parte demandada interpone recurso de Apelación contra la sentencia


expedida con resolución número veintiséis con los siguientes fundamentos de hecho y de
derecho:

ERROR DE HECHO Y DE DERECHO INCURRIDO:


A. Señala que, el A-quo si bien al expedir la Resolución impugnada ha realizado y
establecido puntual, lógico y jurídicamente los fundamentos para establecer la
procedencia de la demanda de divorcio, por causal de separación de hecho, así como la
reconvención por la causal de abandono injustificado del hogar, la misma que se ha
traducido en declarar fundada ambas pretensiones, no se ha tenido similar criterio al
momento de establecer el monto indemnizatorio que no se condice con el análisis correcto
de los elementos constitutivos de la causal de separación de hecho, señalados en el
considerando décimo, ya que constituye un monto diminuto a la suma fijada, como es el
de S/. 5,000.00 monto que no es razonable ni indemniza en forma justa la separación de
hecho alegada por el demandante. Así como el proyecto matrimonial que me forjé con
aquel, daño moral y daño al proyecto de vida.
B. Dicho monto no se condice con lo resuelto por la Segunda Sala Superior de Trujillo en
casos similares, como en el expediente 2935-08 ASCOPE en el caso Walter Terrones
Medina vs Santos Echevarría Gastañadui, cuya copia adjunta, razón por lo cual el

69
Superior deberá reformar el monto señalado hasta un monto no mayor de S/. 50,000.00,
tomando en cuenta que fue trabajador de Hidrandina S.A y actualmente trabaja en el
PECH.
C. Que, el A-quo en su décimo quinto considerando, en su parte in fine ha señalado
erróneamente que “no se emite pronunciamiento alguno en torno a la indemnización que
hace referencia la demandante en el octavo fundamento de su reconvención formulada,
toda vez de que la misma no está contenida como pretensión en la reconvención
formulada por la demandada.” Toda vez que, la indemnización es parte accesoria de la
pretensión, como es los fundamentos de hecho de la demanda, es decir, estos forman
parte del pettitum, como lo han señalado los plenos jurisdiccionales y por ende, el
Juzgador, al advertir ello y declarar fundada la reconvención por abandono de hogar
como muy bien lo ha realizado, debió de establecer en base a criterios razonables y justos,
un monto acorde con los cuatro considerandos de la impugnada y de acuerdo a su
pretensión de cien mil soles.
D. Que, el A-quo en la impugnada ha omitido pronunciarse sobre las costas y costas del
proceso de la reconvención, la misma que al declarar fundada, debió señalar el pago de
aquellas, por ser la parte vencida algo que no sucede con la demanda de divorcio por
causal de separación de hecho, por ser un divorcio remedio.

NATURALEZA DEL AGRAVIO


El agravio es de naturaleza económica y moral, toda vez que dicha resolución se esta
conculcando las normas del debido proceso, al no resolverse con objetividad e imparcialidad,
trasgrediendo la congruencia lógica de las resoluciones, lo cual le acarrea un daño no solo económico,
sino también moral.

Asimismo, la parte demandante también interpone recurso de Apelación contra la sentencia expedida
con resolución número veintiséis con los siguientes fundamentos de hecho y de derecho:

ERROR DE HECHO Y DE DERECHO INCURRIDO:


A. La sentencia causa agravio patrimonial a su patrocinad porque se le obliga a pagar S/. 5,000
soles por indemnización a favor de la demandada, sin que ella haya demostrado con relación
de causalidad el perjuicio sufrido con la separación de hecho, además se le obliga a continuar
asistiendo con una pensión alimenticia, no obstante estar demostrado que ella no solamente
está en condiciones de atender sus necesidades por si misma, sino que también está asistida
por su actual conviviente ROBERTO CARLOS CARDENAS ARTEAGA.

70
B. Asimismo, la impugnada atenta al derecho al debido proceso, porque al declararse el divorcio,
tanto por separación de hecho, como por abandono injustificado del hogar conyugal, se ha
incurrido en una implicancia, es decir, en una contradicción lógica, conforme lo demostrará
más adelante.
C. Por las razones expuestas, debe declararse FUNDADA el cese de la obligación alimentaria.

Con resolución número VEINTISIETE se Resuelve: CONCÉDASE EL RECURSO DE


APELACIÓN CON EFECTO SUSPENSIVO interpuesto por la demandada JULIA IRENE
CHAVEZ SANCHEZ y por el demandante JOSE FELIPE ALVA RODRIGUEZ, y
ELEVESE los autos al superior jerárquico, notifíquese con arreglo a ley.-

4.2 Sentencia de vista

Por Resolución CUARENTA de fecha 01 de octubre del dos mil quince, la Tercera
Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, reunida en audiencia para vista de
la causa, con asistencia de los señores magistrados, doctor Salazar Lizárraga – Presidente-,
doctora Alcántara Ramírez – vocal ponente – y doctora Lozano Broca; actuando como
secretario el doctor Adelmo Gerónimo Hernández, se pronuncia la siguiente sentencia que
resuelve:

VISTOS.- En Trujillo, a los ocho días del mes de junio del dos mil dieciséis, la Primera Sala
Civil de la Corte Superior de Justicia de la Libertad, reunida para resolver, actuando como
Secretaria la doctora Patricia Zevallos Echeverría, pronuncia la siguiente Sentencia de Vista:

I. MATERIA DE LA APELACIÓN Y CONSULTA

1.1. La Demandada – Reconviniente Julia Irene Chávez Sánchez, mediante escrito de folios
406-408, interpone recurso de apelación contra la Resolución Número VEINTISEIS, de fecha
6 de diciembre de 2012 (folios 390-399), en el extremo que establece el monto
indemnizatorio de S/ 5, 000.00 nuevos soles, así como, en el extremo que no fija
indemnización por abandono injustificado ni establece las costas y costos del proceso.

1.2. El Demandante – reconvenido, José Felipe Alva Rodríguez, mediante escrito de folios
421-433, interpone recurso de apelación, contra la Resolución Número VEINTISEIS, de
fecha 6 de diciembre de 2012 (folios 390-399), en los siguientes extremos: a) Que establece

71
el monto indemnizatorio de S/ 5, 000.00 nuevos soles. b) Que declara infundada la demanda
acumulada de cese de la obligación alimentaria. c) Que declara fundada la reconvención de
la pretensión de divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal.

1.3. Asimismo, viene en consulta el extremo de la Resolución Número VEINTISEIS, de fecha


6 de diciembre de 2012 (folios 390-399), que ha resuelto declarar fundada la demanda
interpuesta por José Felipe Alva Rodríguez contra Julia Irene Chávez Sánchez y el Ministerio
Público, sobre divorcio por la causal de separación de hecho, atendiendo a que de
conformidad con el artículo 359, del Código Civil, que establece que si no se apela la
sentencia que declara el divorcio ésta será consultada y teniendo en consideración lo
determinado en la sesión de fecha 21 de noviembre de 2014, por los señores Jueces Superiores
Civiles de esta Corte Superior de Justicia.

II. FUNDAMENTOS Y AGRAVIOS DE LOS RECURSOS DE APELACIÓN

3.1. La Demandada – Reconviniente Julia Irene Chávez Sánchez en su recurso de apelación


(folios 406-408), solicita que se revoque el extremo de la sentencia que establece el monto
indemnizatorio de S/ 5, 000.00 nuevos soles y reformándola se fije un monto hasta por la
suma de S/ 50,000.00 nuevos soles, así como, el extremo que no fija indemnización por
abandono injustificado ni establece las costas y costos del proceso, siendo sus fundamentos
esencialmente los siguientes:

a)“1 (…) El monto fijado no indemniza en forma justa la separación de hecho alegada por el
demandante, así como el proyecto matrimonial que me forjé con aquel, el daño moral y daño
a su proyecto de vida (…)”.

b)“2. (…) La indemnización es parte accesoria de la pretensión, como es, los fundamentos de
hecho de la demanda, es decir forman parte del petitum, como lo ha señalado los plenos
jurisdiccionales, y por ende, el Juzgador al advertir ello y declarar fundada la reconvención
sobre abandono de hogar, debió establecer en base a criterios razonables y justos un monto
acorde con el cuarto considerando de la impugnada y de acuerdo a nuestra pretensión de S/
100,000.00 nuevos soles.

c)“3. EL A quo ha omitido pronunciarse sobre las costas y costos del proceso de la
reconvención, la misma que al declarase fundada debió señalar el pago de aquellas, por ser la

72
parte vencida, algo que no sucede con la demanda de divorcio por la causal de separación de
hecho, por ser divorcio remedio”.

d)“4. La resolución está conculcando las normas del debido proceso, al no resolver con
objetividad e imparcialidad, transgrediendo la congruencia lógica-jurídica”.

3.2. El Demandante – reconvenido, José Felipe Alva Rodríguez, en su recurso de apelación


(folios 421-433) solicita que se revoque los siguientes extremos: a) Que establece el monto
indemnizatorio de S/ 5, 000.00 nuevos soles. b) Que declara infundada la demanda acumulada
de cese de la obligación alimentaria. c) Que declara fundada la reconvención de la pretensión
de divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal, siendo sus
fundamentos esencialmente los siguientes:

a)“2.1. Respecto a la fijación de indemnización de S/ 5,000.00 nuevos soles.-2.1.2 (…) La


demandada no ha probado con relación de causa y efecto haber sido la más perjudicada con
la separación, resultando insuficiente los hechos descritos en el último párrafo del décimo
considerando de la impugnada (…)”.

b) “2.2. Respecto al extremo que se declara infundada el cese de la obligación alimentaria a


favor de la demandada.-2.2.5. (…)No existe prueba suficiente que sus necesidades
alimentarias son cubiertas por el citado conviviente, y no sería nada justo que la misma
continúe recibiendo alimentos de su ex cónyuge, de hacerlo devendría en un enriquecimiento
ilícito, tanto mas si con el divorcio dicha convivencia llega a obtener las prerrogativas de un
verdadero matrimonio, en atención a lo dispuesto por el artículo 326 del Código Civil. 2.2.6.
A lo expuesto debe agregarse que la demandada no solo tiene estudios de Auxiliar de
Nutrición sino además en Computación.

c) 2.3. Respecto a que se declare fundada la reconvención sobre divorcio por abandono
injustificado del hogar conyugal. 2.3.2. Si bien es verdad el demandante ha afirmado que ha
abandonado el hogar conyugal, como también ha aceptado haberse retirado voluntariamente
de la casa conyugal, sin embargo, no existe medio probatorio alguno que acredite que dicho
abandono haya sido injustificado (…)”.

73
d) “2.3.1 (…) El fallo contiene una contradicción lógica; es decir, constituye una implicancia
declarar por una parte fundada el divorcio remedio por separación de hecho y por otra declarar
fundada el divorcio sanción por abandono injustificado del hogar conyugal.

III. ANTECEDENTES DEL PROCESO

De la revisión del presente expediente en el cual se ha materializado el presente proceso se


han realizado los siguientes actos procesales:

a) Mediante escrito con fecha de recepción 4 de mayo de 2010 (folio 32-43),


subsanada a folio 54 a 55, el señor José Felipe Alva Rodríguez (en adelante el demandante),
interpone demanda de divorcio por la causal de separación de hecho, y acumulativamente, el
cese de la obligación alimentaria, dirigida contra la señora Julia Irene Chávez Sánchez (en
adelante la demandada) y el Ministerio Público.

b) Mediante Resolución número DOS, de fecha 26 de mayo de 2010 (folio 56), el Juez
declara: ADMITIR la demanda interpuesta por José Felipe Alva Rodríguez contra Julia Irene
Chávez Sánchez y el Ministerio Público, sobre divorcio por causal de separación de hecho,
tramitándola en la vía del proceso de conocimiento; asimismo, tiene por ofrecidos los medios
probatorios, y corre traslado de la demanda a los demandados.

c) Mediante escrito recepcionado el 11 de octubre de 2010 (folio 96-106), la demandada


contesta la demanda y formula reconvención por la causal de abandono injustificado del
hogar conyugal, y acumulativamente, fenecimiento de la sociedad de gananciales,
continuación de la pensión alimentaria, indemnización por daño moral, con costas y costos
del proceso; y mediante Resolución Número CUATRO, de fecha 18 de octubre de 2010 (folio
107), el Juez declara: a) Tener por contestada la demanda por parte de Julia Irene Chávez
Sánchez, y por ofrecidos los medios probatorios. b) ADMITIR la demanda de reconvención
interpuesta por la demandada Julia Irene Chávez Sánchez, sobre divorcio por la causal de
abandono injustificado del hogar conyugal, fenecimiento de la sociedad de gananciales y
continuación de pensión de alimentos; por ofrecidos los medios probatorios, y corre traslado
de la reconvención al demandante José Felipe Alva Rodríguez.

74
d) Mediante escrito recepcionado con fecha 6 de diciembre de 2010 (folio 120-125), el
demandante se pronuncia sobre la contestación de demanda y absuelve la reconvención sobre
divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal.

e) Mediante Resolución Número SEIS, de fecha 14 de diciembre de 2010 (folio 126), el Juez,
resuelve: Tener por contestada la reconvención por parte del demandante José Felipe Alva
Rodríguez, y por ofrecidos sus medios probatorios.

f) Mediante escrito recepcionado el 24 de agosto de 2011 (folio 179-187), el Abogado


Defensor del demandante ofrece medios probatorios extemporáneos, y por Resolución
Número ONCE, de fecha 26 de agosto de 2011 (folio 188) el Juez declara: Correr traslado de
los medios probatorios extemporáneos, saneado el proceso, y notifica a las partes para que
propongan sus puntos controvertidos.

g) Mediante Resolución Número TRECE, de fecha 14 de setiembre de 2011 (folio 201-202),


el Juez fija puntos controvertidos, y admite medios probatorios del demandante reconvenido
y demandada reconviniente.

h) Mediante Resolución Número QUINCE, de fecha 11 de octubre de 2011 (folio 219-220),


el Juez admite como medio probatorio extemporáneo el informe que deberá emitir Essalud,
los certificados médicos y cinco recetas.

i) Con fecha 5 de diciembre de 2011 (folio 281-283), el Juez ACTÚA las documentales
admitidas mediante resolución trece y quince, así como, dispone que se remitan los
Expedientes N° 2674-2005, 1880-1999, 1749-2005 (ofrecidos por el demandante) y
Expedientes N° 70-2009 y 2083-2009 (ofrecidos por la demandada). En el caso de la
declaración de parte ofrecido por la reconviniente - demandada no se actúa debido a la
inconcurrencia del demandante.

j) Mediante escrito con fecha de recepción 2 de diciembre de 2011 (folios 294 a 296), la
demandada ofrece medios probatorios extemporáneos obrantes de folio 286-293, y por
Resolución Número DIECIOCHO (folio 327-328) el Juez tiene por ADMITIDO como
medios probatorios los documentos obrantes de folio 286, 291-293.

Sentencia inicial del Juez de Primera Instancia

k) Mediante Resolución Número VEINTISÉIS, de fecha 6 de diciembre de 2012 (folios 390-


399), el Juez, declara fundada la demanda interpuesta por José Felipe Alva Rodríguez contra

75
Julia Irene Chávez Sánchez y el Ministerio Público, sobre divorcio por la causal de separación
de hecho. Fija la suma de cinco mil nuevos soles como monto indemnizatorio que deberá
pagar el demandante a favor de la demandada, y asimismo se declara infundada la pretensión
postulada por el demandante José Felipe Alva Rodríguez sobre cese de la obligación
alimenticia a favor de la demandada Julia Irene Chávez Sánchez. De otro lado, se declara
fundada la reconvención formulada por Julia Irene Chávez Sánchez contra José Felipe Alva
Rodríguez sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal y
asimismo se declara disuelto el vínculo matrimonial contraído entre los cónyuges
mencionados el día veintisiete de julio de mil novecientos setenta y nueve, por ante la
Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento de La Libertad, a que se contrae el acta
de página cinco.

Sentencia inicial de Segunda Instancia

l) Mediante Resolución Número Treinta y Tres, de fecha 11 de junio de 2013 (folio


476-490), el Colegiado que integró la Primera Sala Civil, resuelve: “Aprobar la sentencia
consultada contenida en la Resolución Numero Veintiséis, en el extremo consultado que
declara fundada la demanda sobre divorcio por la causal de separación de hecho, interpuesta
por José Felipe Alva Rodríguez contra Julia Irene Chávez Sánchez y el Ministerio Público,
en consecuencia, declaro disuelto el vínculo matrimonial entre los cónyuges, contraído el día
27 de Julio de 1979, por ante la Municipalidad Provincia de Ascope. Confirmar la misma
sentencia en el extremo que fija la suma de S/ 5000.00 nuevos soles, como monto
indemnizatorio por cónyuge perjudicado que deberá pagar el demandante a favor de la
demandada. Revocar la misma sentencia en el extremo que declara infundada la pretensión
postulada por el demandante sobre cese de la obligación alimenticia a favor de la demandada,
y reformándola declara fundada; en consecuencia, declara el cese de la obligación del
demandante a favor de la demandada. Confirmar la misma sentencia en el extremo que
declara fundada la reconvención formulada por Julia Irene Chávez Sánchez contra José Felipe
Alva Rodríguez, sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal;
en consecuencia, producido el divorcio también por esta causal”.

Ejecutoria Suprema

76
m) La Sala Civil Permanente de la Corte Suprema de la República, ha emitido la
Ejecutoria Suprema - CASACIÓN N° 4162-2013-La Libertad (folio 438-455), su fecha 19
de agosto de 2014, declarando: “6.1. FUNDADO el recurso de casación – excepcional-
interpuesto por la demandada Julia Irene Chávez Sánchez; en consecuencia, NULA la
sentencia de vista de fecha 11 de junio de 2013, expedida por la Primera Sala Civil de la Corte
Superior de Justicia de La Libertad. 6.2. ORDENARON el reenvío del expediente a fin de
que se emita nueva resolución con arreglo a ley”.

IV. FUNDAMENTOS DE LA SENTENCIA DE VISTA.

3.1. Delimitación del problema jurídico

Del escrito de demanda y reconvención se advierte que en el presente proceso se han


interpuesto dos pretensiones: a) Por parte del demandante, divorcio por causal de separación
de hecho y acumulativamente el cese de la obligación alimentaria. b) Por parte de la
demandada – reconviniente, divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar
conyugal y acumulativamente el fenecimiento de la sociedad de gananciales, continuación de
la pensión alimentaria, indemnización por daño moral, hasta por la suma de S/ 100,000.00
nuevos soles, con costas y costos del proceso.

Antes de emitir un pronunciamiento es necesario precisar que la reconvención de divorcio


por abandono injustificado del hogar conyugal guarda conexión con la pretensión de divorcio
por causal de separación de hecho, conforme lo exige el tercer párrafo, del artículo 445, del
Código Procesal Civil, por cuanto el divorcio por separación de hecho y abandono
injustificado del hogar conyugal tienen por objeto la disolución del vínculo matrimonial. Sin
embargo, el divorcio por separación de hecho, conocido también como “divorcio remedio”,
se caracteriza porque la interrupción de la cohabitación se ha producido por voluntad de uno
de los cónyuges o de ambos, sin alegación de culpa imputable a ninguna de las partes. En
cambio en el divorcio por abandono injustificado del hogar conyugal, que es un supuesto del
“divorcio sanción, la fractura del vínculo se declara a consecuencia de la constatación de un
actuar doloso o culposo del otro cónyuge, por tanto, entra en análisis la causa que lo
motivaron, aquí las causas son inculpatorias y, por tanto, debe establecerse el factor de
atribución que corresponda . Por consiguiente, en cumplimiento de lo establecido por la Corte

77
Suprema de Justicia de La República, en la Ejecutoria Suprema – Casación N° 4161-2013-
La Libertad, habiéndose demandado divorcio por separación de hecho y reconvenido divorcio
por causal de abandono injustificado del hogar conyugal, ambas no pueden ser fundadas,
dado su naturaleza y consecuencias disímiles.

En ese sentido, primero debe resolverse la causal de divorcio “sanción”, a la cual atañe una
determinación de responsabilidad, y solo si no fuera probada, y por tanto infundada, se pasará
a resolver la causal de divorcio “remedio”, en la que se trata de declarar una situación de
hecho objetiva existente.

3.2. Sobre el divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal

Para resolver el divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal, debe
analizarse el artículo 349, concordante con el inciso 5), del artículo 333, del Código Civil,
que establece que dicha causal requerirá un periodo continuo por más de dos años o cuando
la duración sumada de los periodos de abandono excedan a este plazo.

La jurisprudencia explica que dicha causal está referida al alejamiento material e intencional
de uno de los cónyuges del hogar conyugal, con el claro propósito de sustraerse al
cumplimiento de sus obligaciones familiares, básicamente previstas en los artículos
287,288,289 y 290, del Código Civil, relativos a los alimentos, asistencia y fidelidad mutuas,
apoyo, compañía, participar en el gobierno del hogar.

Para que se configure esta causa de divorcio se requiere el cumplimiento ineludible de los
siguientes elementos:

a) El elemento objetivo o material: Que está constituido por el apartamiento físico del
cónyuge abandonante del domicilio común, manifestado en el abandono de la casa conyugal
(alejamiento) y el rehusamiento de retornar a ella (negativa).

b) El elemento subjetivo o psíquico: Que se expresa en la intención deliberada de uno de los


cónyuges para poner fin a la comunidad de vida, de tal modo que el abandono deberá ser
voluntario por lo que no incurre en esta causa el consorte que es arrojado de la casa común,
porque el abandono debe ser contrario a la voluntad del inocente; se entiende que el
abandonante al desertar de la casa conyugal lo hace también con el propósito de eximirse del
cumplimiento de sus obligaciones conyugales y de las paterno-filiales.

78
c) El elemento temporal: Determinado por el transcurso de dos años continuos o cuando la
duración sumada de los períodos de abandono exceda de este plazo.

Por otro lado, el Profesor Cornejo Chávez, señala que no existiendo ninguna de las
circunstancias (acuerdo de los cónyuges, por razones atendibles y que haya sido autorizada
por el Juez, si el presunto culpable no tuvo la intención de romper el vínculo matrimonial o
si el abandono no duró al menos dos años; sino más bien las opuestas (como el adulterio, el
concubinato, el olvido y deliberado incumplimiento de las obligaciones relativas al otro
cónyuge o a los hijos, la manifestación expresa de aversión a la vida matrimonial, etc) el juez
declara fundada la acción .

Debiéndose precisar además que con relación a la carga de la prueba, a la demandante le


corresponde probar la existencia del domicilio conyugal, el alejamiento del demandado, por
un período mayor de dos años, continuos o alternados; y por su parte, el demandado corre
con la carga de probar las causas que justiquen su alejamiento .

3.3. Valoración de los medios probatorios

Con relación a la reconvención de divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar
conyugal, mediante resolución número trece (folio 201-202), se admiten los siguientes
medios probatorios: De la demandada reconviniente: Acta de Matrimonio (folio 5), copia
certificada de denuncia policial (folio 72) y declaración del demandante. Del demandante
reconvenido: Copia certificada de carta (folio 116) y copia certificada de folio 117 y 118. La
declaración de parte no pudo actuarse debido a la inconcurrencia del demandante a la
audiencia de pruebas (folio 281-283).

Reconstruyendo las premisas fácticas del divorcio por abandono injustificado del hogar
conyugal se tiene que: a) Con el acta de matrimonio (folio 5) se prueba que con fecha 27 julio
de 1979, los señores Julia Irene Chávez Sánchez y José Felipe Alva Rodríguez contrajeron
matrimonio ante la Municipalidad Distrital de Ascope. b) Con la copia certificada de la
denuncia policial (folió 72), se acredita que con fecha 17 de setiembre de 1981, la señora
Julia Irene Chávez Sánchez, de 22 años de edad, domiciliada en la Calle Daniel Alcides
Carrión N° 43, Distrito y Provincia de Pacasmayo, se presentó ante la Comisaría de

79
Pacasmayo a denunciar abandono por parte de su esposo José Felipe Alva Rodríguez,
señalando la denunciante que en el mes de mayo su esposo se alejó de su hogar en forma
continua por 2 o 3 días, abandonándola hace 45 días con su hija de 1 año y medio y dejándola
en estado de gestación de 8 meses, sin recursos económicos, por lo que se retira a la casa de
sus padres ubicada en la localidad de Casa Grande. c) Con la copia certificada de la Carta
GA-PE-6825-80/CPR (folio 116), se prueba que mediante Resolución de Gerencial General
Nº 469-80/GA-PE/GG del 15 de diciembre de 1980, expedida por la Empresa Pública de
Electricidad del Perú - Electro Perú, se aprobó el contrato a plazo indeterminado del señor
José Alva Rodríguez, bajo el Régimen Laboral de la Ley N° 4916, para que ocupe el cargo
de Electricista en los Servicios Eléctricos de Pacasmayo de la Zona de Trujillo. d) Con la
copia certificada de la Carta N° 1025-81 (folio 117), se acredita que el Ingeniero Héctor
Terrores Vigil, de la ENC-Jefatura Zonal Trujillo solicita al Jefe DC Región Norte Medio la
prosecución del trámite de la solicitud de traslado a la ciudad de Trujillo presentado por el
señor José Alva Rodríguez, por razones de superación personal. e) Con la copia certificada
de la Resolución de Presidencia Ejecutiva Nª 433-82/GPE-GG (Folio 118), expedida por el
Gerente General de Electro Perú, se aprobó a partir del 19 de julio de 1982, la transferencia
del señor José Alva Rodríguez para que preste servicios como Auxiliar Administrativo de
Personal de la Zona Trujillo de la Unidad de Distribución y Comercialización Región Norte
Medio – Electro Perú. Por otro lado, son hechos admitidos por ambas partes que el domicilio
conyugal estuvo fijado en la Calle Daniel Alcides Carrión Nº 43, de la ciudad de Pacasmayo,
lo cual corrobora la dirección domiciliaria declarada en la denuncia policial, y según el escrito
de absolución de reconvención (folio 120-125) constituye un hecho reconocido por el
reconvenido que mantuvo una relación con la madre de sus hijos Elsa Vílchez Cabrera, y que
la demandante sabía de esto y de su estado de embarazo.

De la valoración de los medios probatorios antes citados se extrae que está probado que el
demandante reconvenido se alejó del hogar conyugal en el mes de julio de 1981. Asimismo,
si bien ha probado el hecho de su traslado a la ciudad de Trujillo, también lo es que la
aprobación de dicho traslado se encontraba en trámite cuando se produjo el alejamiento del
hogar conyugal, formalizándose recién en julio del siguiente año (1982). Asimismo, no
resulta creíble que la verdadera causa de su alejamiento del hogar, haya sido su traslado a la
ciudad de Trujillo, por cuanto ha aceptado que mantenía una relación con la madre de sus
hijos Elsa Vílchez Cabrera, quien incluso se encontraba embarazada. Por tanto, la declaración
de que la separación se produjo de común acuerdo no tiene respaldo probatorio y no resulta
lógico ni razonable, por el hecho que el retiro del hogar lo realizó cuando la demandada

80
reconviniente se encontraba embarazada y a pocos meses de dar a luz a su segunda hija,
siendo evidente que en ese momento más necesitaba de su apoyo y asistencia, sobre todo si
en la localidad de Pacasmayo la reconveniente no tenía familiares ya que es natural de Casa
Grande. Por el contrario, genera mayor grado de convicción que la causa que desencadenó el
abandono se debió a las relaciones extramatrimoniales que el demandante reconviniente
mantuvo con la señora Elsa Vílchez Cabrera, tal como lo ha reconocido en su absolución a la
reconvención, lo cual a todas luces no constituye una causa justificada.

Por lo que, estando probado que el demandante se alejó físicamente del hogar conyugal sin
causa justificada, incumpliendo sus deberes matrimoniales, y que el retiro del hogar se
produjo en el año 1981, es decir, hace más de 20 años, se verifica la existencia del elemento
objetivo o material, subjetivo o psíquico, y temporal que determinan el abandono de la casa
conyugal, previsto en el artículo 333, inciso 5, del Código Civil. Por tanto, la decisión de
declarar fundada la reconvención sobre divorcio por abandono injustificado del hogar
conyugal debe confirmarse.

3.4. Sobre la indemnización por daño moral

Habiéndose llegado a determinar que la reconviniente ha sido la víctima y el reconvenido el


culpable del abandono del hogar conyugal, corresponde emitir pronunciamiento sobre el
monto indemnizatorio solicitado por la reconviniente, por concepto de daño moral.

La doctrina es unánime en sostener que este tipo de responsabilidad civil por daño moral se
ubica en el ámbito de la responsabilidad civil extracontractual, en el cual se ha sostenido que
el daño moral comprende a toda lesión en los sentimientos, por el sufrimiento o dolor que
alguien padece.

Sobre la indemnización por daño moral en el divorcio, Fernández Sessarego explica lo


siguiente: “la indemnización por daño moral tiene el exclusivo propósito de que le sea útil
para encontrar cierto tipo de satisfacción espiritual, un gozo o un placer, algunas sensaciones
agradables, placenteras, relajantes (…). Es evidente que existirán casos de dolor profundo
donde no se obtendrá ninguno de los resultados propuestos. En estas situaciones, el dinero
servirá al menos como sanción para el agresor. No es imaginable ni justo que el agente de un
daño patrimonial sufra una merma económica mientras que el que genera un daño moral
quede impune , pues debe tenerse en cuenta que el matrimonio es una institución regulada

81
por el Estado, así los cónyuges tienen una serie de deberes impuestos por ley (tales como el
deber de fidelidad, deber de cohabitación, deber de asistencia, etc.). En consecuencia, la
inobservancia de alguno de estos deberes legales a cargo del cónyuge culpable, causante del
divorcio, que llegan a determinar la presentación de alguna(s) causal(es) para que sea
declarado el divorcio judicialmente y que haya afectado de modo grave el legítimo interés
personal del cónyuge inocente, habrá producido un daño moral indemnizable que puede ser
solicitado por el cónyuge inocente.

Por otro lado, para la estimación del daño moral en el divorcio debe tenerse en cuenta el
artículo 351 de nuestro Código Civil, esto es: “sí los hechos que han determinado el divorcio
han comprometido gravemente el interés personal de la cónyuge inocente”. Esto significa que
importa la conducta del cónyuge declarado culpable en dicho proceso, y que haya perjudicado
de forma directa el interés personal del cónyuge inocente, como por ejemplo, en el adulterio
se lesiona el derecho a la fidelidad; en el abandono voluntario del hogar, el derecho a la
cohabitación y la asistencia mutua; en la injuria grave, el derecho al honor , resultando por
tanto evidente en tales casos que se produce un daño moral a la cónyuge inocente, no
requiriendo por tanto ser probado el daño moral, conforme lo ha explicitado la Corte
Interamericana de Derechos Humanos en el caso Panel Blanca (Paniagua, Morales y otros)
Vs. Guatemala (fundamento 106).

Valoración de los medios probatorios

En el caso recurrido, conforme se acredita con el Acta de Nacimiento de folio 7, la segunda


hija de la demandada reconviniente, Dennis Fiorella Alva Chávez, nació el 10 de agosto de
1981 y si el retiro del hogar conyugal se produjo en julio de 1981 se encuentra probado que
el reconvenido abandonó a la reconviniente cuando ésta se encontraba embarazada, es decir,
cuando su cónyuge y sus dos hijas (Jéssica Isabel y Dennis Fiorella Alva Chávez por nacer),
necesitaban más su apoyo y asistencia. Asimismo, se ha determinado que la separación no
fue concertado sino que se debió a que el demandante reconvenido mantenía una relación con
una tercera persona que no era su cónyuge y que incluso también estaba embarazada en el
momento del retiro del hogar conyugal, por lo que no le ha importado su cónyuge y sus hijas
sino sus propios intereses personales, lo cual denota un comportamiento contrario a los
deberes del matrimonio que aunado al hecho de que tuvo que ser demandado para que recién
cumpliera con una pensión alimenticia a favor de la ahora demandante y sus entonces

82
menores hijas, evidencia que no solo abandonó el hogar conyugal sino que se sustrajo el
cumplimiento de los demás deberes elementales de sustento para la cónyuge y sus menores
hijas. De modo que, al haber sido abandonada la reconviniente en estado de gestación, con
otra hija pequeña en ese entonces, en un lugar donde no se encontraba su familia, y sin apoyo
económico, resulta evidente que sufrió daño moral, el mismo que tuvo su causa en el
abandono injustificado del demandante reconvenido, cumpliéndose además los presupuestos
de la responsabilidad civil exigidos por el artículo 1969, del Código Civil: daño y causalidad.

Por consiguiente, teniendo en cuenta que el artículo 1984 del Código Civil prescribe: “el daño
moral es indemnizado considerando su magnitud y el menoscabo producido a la víctima o a
su familia; quedando librado a la prudencia judicial la cantidad de dinero que debe pagarse
como indemnización por esos daños, el Colegiado con criterio de equidad y teniendo en
cuenta los medios probatorios admitidos y actuados en el proceso, las circunstancias del caso,
considera que la suma que se debe estimarse a favor de la demandada reconviniente, por
concepto de daño moral sea de S/ 5,000.00 nuevos soles.

3.5. Sobre la pensión alimentaria a favor de la demandada reconviniente

El artículo 350, del Código Civil prescribe: “Por el divorcio cesa la obligación alimenticia
entre marido y mujer. Si se declara el divorcio por culpa de uno de los cónyuges y el otro
careciere de bienes propios o de gananciales suficientes o estuviere imposibilitado de trabajar
o de subvenir a sus necesidades por otro medio, el juez le asignará una pensión alimenticia
no mayor de la tercera parte de la renta de aquél (…)”. Ello implica que la consecuencia
inmediata y regla general del divorcio es el cese de la obligación alimenticia entre los
cónyuges, y la excepción se constituye cuando uno de ellos se encuentra en estado de
necesidad (indigencia o insolvencia), ya sea porque no tiene bienes propios, los gananciales
son insuficientes o estuviere imposibilitado de trabajar.

En el caso que nos ocupa, la demandada reconviniente ha postulado como pretensión


acumulada que se mantenga vigente la obligación alimentaria entre los cónyuges, aduciendo
que es una persona que se encuentra delicada de salud y que no tiene trabajo que perdió por
culpa del demandante. Al respecto, cabe señalar que con las documentales de folio 286-293,
admitidos mediante resolución dieciocho (folio 327-328), la demandante acredita que padece

83
de una E.P.I crónica leve. Sin embargo, mediante Carta N° 001-OALALIBERTAD-SGS-
GPS-GCAS-ESSALUD-2012 (folio 317), el Jefe de la Oficina de Aseguramiento de Essalud
- La Libertad informa al Juez que el señor Roberto Carlos Cárdenas Arteaga tiene registrado
como su derecho habientes a Julia Irene Chávez Sánchez (concubina) y Karla Berenise
Cárdenas Urquiza (hija) Situación que conlleva a determinar que la pretensión de la
reconviniente no se encuadra dentro de la excepción que describe la norma en el artículo 350,
del Código Civil, por cuanto, existe de por medio una persona que coadyuva en el
sostenimiento de la demandada. Asimismo, debe tener presente que el solo hecho de tener
una persona con quien se hace vida en común, hace desaparecer el estado de necesidad de la
demandada. Por esta razón es que encontramos que no existe justificación material ni legal
para mantener la pensión alimenticia que el demandante provee a la demandada
reconviniente, la cual debe extinguirse, como consecuencia inmediata y directa del divorcio
declarado, y a tenor de lo previsto por el antes citado artículo 350, del Código Civil.

3.6. Sobre las costas y costos del proceso

En cuanto a las costas y los costos, no corresponde fijarlos, por cuanto lejos de coadyuvar a
la extinción normal del matrimonio y con mínimos costos para ambos cónyuges, su fijación
no haría sino producir efectos contraproducentes a dicha finalidad.

3.7. Sobre el divorcio por la causal de separación de hecho materia de consulta

En base a las razones expuestas en el fundamento 3.2 y 3.3, este Colegiado ha estimado que
es fundada la reconvención sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar
conyugal, por tanto, carece de objeto resolver la causal de divorcio “remedio”, por la causal
de separación de hecho, dado su naturaleza y consecuencias disímiles conforme se ha
señalado en el fundamento 3.1.

IV. DECISIÓN

Por los fundamentos expuestos y la normatividad glosada en los considerandos precedentes,


la Superior Sala Civil, dispone:

84
4.1. REVOCAR la RESOLUCIÓN NÚMERO VEINTISÉIS, de fecha 6 de diciembre de
2012 (folios 390-399), que resuelve: “Declarar fundada la demanda interpuesta por José
Felipe Alva Rodríguez contra Julia Irene Chávez Sánchez y el Ministerio Público, sobre
divorcio por la causal de separación de hecho, en consecuencia, declaro disuelto el vínculo
matrimonial contraído entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de julio de mil
novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento
de la Libertad, a que se contrae el acta de página cinco; en cuanto al régimen patrimonial:
declarase fenecido el régimen de sociedad de gananciales, careciendo de objeto emitir
pronunciamiento sobre la liquidación de la sociedad de gananciales; y asimismo se señala
que carece de objeto emitir pronunciamiento sobre la patria potestad, tenencia, régimen de
visitas, respecto de las hijas Jessica Isabel Alva Chávez y Dennis Fiorella Alva Chávez, por
ser las mismas mayores de edad. Fíjese la suma de cinco mil nuevos soles como monto
indemnizatorio que deberá pagar el demandante a favor de la demandada, a tenor de lo
dispuesto en el considerando décimo de la presente resolución; y asimismo se declara
infundada la pretensión postulada por el demandante José Felipe Alva Rodríguez sobre cese
de la obligación alimenticia a favor de la demandada Julia Irene Chávez Sánchez. De otro
lado, se declara fundada la reconvención formulada por Julia Irene Chávez Sánchez contra
José Felipe Alva Rodríguez sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar
conyugal y asimismo se declara disuelto el vínculo matrimonial contraído entre los cónyuges
mencionados el día veintisiete de julio de mil novecientos setenta y nueve, por ante la
Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento de La Libertad, a que se contrae el acta
de página cinco”

4.2. REFORMÁNDOLA declarar FUNDADA la RECONVENCIÓN formulada por la


señora JULIA IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ contra JOSÉ FELIPE ALVA RODRÍGUEZ,
sobre DIVORCIO por la causal de ABANDONO INJUSTIFICADO DEL HOGAR
CONYUGAL; por consiguiente, DISUELTO el vínculo matrimonial contraído entre los
cónyuges mencionados el día 27 de julio de 1979, por ante la Municipalidad Provincial de
Ascope, Departamento de La Libertad, a que se contrae el acta de matrimonio de página
cinco. INFUNDADA la pretensión postulada por la demandada para que se mantenga vigente
la pensión alimenticia a su favor; en consecuencia, se DECLARA el CESE DE LA
OBLIGACIÓN ALIMENTARIA a favor de la demandada reconviniente. FIJAR la suma de
S/ 5,000.00 nuevos soles, a favor de la demandada – reconviniente, por concepto de

85
INDEMNIZACIÓN POR DAÑO MORAL, monto indemnizatorio que deberá pagar el
demandante reconvenido.

4.3. CARECE DE OBJETO pronunciarse sobre la consulta de la sentencia en relación al


extremo del divorcio por la causal de separación de hecho, por la razón expuesta en el
fundamento 3.7. de la presente resolución.

HÁGASE saber a los justiciables y DEVUELVASE al Juzgado de Origen con la debida nota
de atención.-

S.S.

RUIDÍAS FARFÁN, A.

ACOSTA SÁNCHEZ, R.

VEGA RODRIGUEZ, L.

Juzgado: Quinto Juzgado Especializado de Familia de Trujillo

Juez: Carlos Alberto Anticona Luján

Secretaria: Adriana Z. Paredes Gómez

MIRIAM PATRICIA ZEVALLOS ECHEVERRIA, SECRETARIA DE LA


PRIMERA SALA CIVIL DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA LIBERTAD,
CERTIFICA: QUE, EL VOTO EN DISCORDIA DEL SEÑOR JUEZ SUPERIOR
TITULAR JUAN VIRGILIO CHUNGA BERNAL, AL CUAL SE ADHIERE EL SEÑOR
JUEZ SUPERIOR TITULAR JORGE HUMBERTO COLMENARES CAVERO, ES
COMO SIGUE:

VOTO EN DISCORDIA DEL DR. JUAN CHUNGA BERNAL.

86
El suscrito, Magistrado Titular de esta Sala Civil, con el debido respeto que se merece el
señor Juez Superior Ponente, expreso mi discordia con los fundamentos y el fallo de su
ponencia; ante lo cual emito mi voto sustentado en las siguientes razones:

I.- ASUNTO

1.1. Recurso de apelación interpuesto por José Felipe Alva Rodríguez (fs. 421/433) contra
la sentencia contenida en la resolución número VEINTISÉIS, de fecha 06 de diciembre del
año 2012 [fs. 390/399], en el extremo que resuelve: “(…) FIJESE la suma de CINCO MIL
NUEVOS SOLES como monto indemnizatorio que deberá pagar el demandante a favor de
la demandada, a tenor de lo dispuesto en el Considerando décimo de la presente resolución;
y asimismo se declara INFUNDADA la pretensión postulada por el demandante JOSÉ
FELIPE ALVA RODRIGUEZ sobre cese de la obligación alimenticia a favor de la
demandada JULIA IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ. De otro lado se declara FUNDADA la
reconvención formulada por JULIA IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ contra JOSÉ FELIPE
ALVA RODRIGUEZ sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar
conyugal y asimismo se DECLARA DISUELTO EL VÍNCULO MATRIMONIAL contraído
entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de Julio de mil novecientos setenta y nueve,
por ante la Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento de La Libertad, a que se
contrae el acta de página cinco. (…).”.

1.2. Recurso de apelación interpuesto por Julia Irene Chávez Sánchez (fs. 406/408) contra
la sentencia contenida en la resolución número veintiséis, de fecha 06 de diciembre del año
2012 [fs. 390/399], en el extremo que resuelve: “(…) FIJESE la suma de CINCO MIL
NUEVOS SOLES como monto indemnizatorio que deberá pagar el demandante a favor de
la demandada, a tenor de lo dispuesto en el Considerando décimo de la presente resolución”.
Así como el extremo que no fija indemnización por el abandono injustificado del hogar ni
establece costas y costos del proceso

1.3. Es materia de consulta la sentencia contenida en la resolución número veintiséis, de


fecha 06 de diciembre del año 2012 [fs. 390/399], en el extremo que resuelve: “FUNDADA
la demanda interpuesta por JOSÉ FELIPE ALVA RODRIGUEZ contra JULIA IRENE
CHÁVEZ SÁNCHEZ y el Ministerio Público, sobre Divorcio por la causal de Separación de
Hecho”.

II.- CUESTIÓN PREVIA

87
En el caso que nos ocupa, esta Superior Sala Civil, conformada por otro colegiado, emitió
sentencia de vista contenida en la resolución número treinta y tres de fecha 11 de junio del
2013 (fs. 476/490), resolviendo las cuestiones mencionadas en el asunto de la presente
resolución. Sin embargo, al ser objeto de recurso de casación (fs. 424/429), fue declarada
nula por la Corte Suprema mediante Casación N° 4161-2013 (fs. 449/455), invocando como
fundamentos: “DÉCIMO TERCERO.- Que, en tal contexto, y en el presente caso, cuando se
demanda divorcio por separación de hecho, que corresponde al régimen de divorcio
“remedio” y se reconviene por causal de abandono injustificado del hogar conyugal, que
concierne al divorcio “sanción”, ambas no pueden ser fundadas, dada su naturaleza y
consecuencias disímiles, por lo que se evidencia incongruencia en la sentencia recurrida.
DÉCIMO CUARTO.- Que, ello es así, porque primero debe resolverse la causal de divorcio
“sanción”, a la cual atañe una determinación de responsabilidad, y sólo si no fuera probada,
y por lo tanto infundada, se pasará a resolver la causal de divorcio “remedio”, en la que se
trata de declarar una situación de hecho objetiva existente”. Entonces, en cumplimiento al
mandato de la Corte Suprema, corresponde verificar si la Sentencia apelada cumple con las
reglas precitadas.

III.- ARGUMENTOS DEL VOTO

Cuestiones previas.

3.1. Don José Felipe Alva Rodríguez (fs. 32/43, subsanado a folios 54/55) interpone
demanda contra Julia Irene Chávez Sánchez, sobre divorcio por causal de separación de hecho
y cese de la obligación alimenticia entre los cónyuges. Es decir, en la demanda se plantea la
pretensión de divorcio remedio.

3.2. Por su parte, doña Julia Irene Chávez Sánchez (fs. 96/106), contesta la demanda y
formula reconvención por divorcio por la causal de abandono injustificado del Hogar. Es
decir, en la reconvención se plantea la pretensión de divorcio sanción.

3.3. El juez de instancia emite la sentencia contenida en la resolución número veintiséis


de fecha 06 de diciembre del 2012 (fs. 390/399), declarando: i) FUNDADA la demanda
interpuesta por José Felipe Alva Rodríguez contra Julia Irene Chávez Sánchez y el Ministerio
Público, sobre Divorcio por la causal de Separación de Hecho, en consecuencia, disuelto el
vínculo matrimonial contraído entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de Julio de
mil novecientos setenta y nueve, ante la Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento

88
de La Libertad; fenecido el régimen de sociedad de gananciales, careciendo de objeto emitir
pronunciamiento sobre la liquidación de la sociedad de gananciales; y asimismo se señala
que carece de objeto emitir pronunciamiento sobre la patria potestad, tenencia, régimen de
visitas, respecto de las hijas Jessica Isabel Alva Chávez y Dennis Fiorella Alva Chávez, por
ser las mismas mayores de edad. Fíjese la suma de cinco mil nuevos soles como monto
indemnizatorio que deberá pagar el demandante a favor de la demandada; infundada la
pretensión postulada por el demandante José Felipe Alva Rodríguez sobre cese de la
obligación alimenticia a favor de la demandada Julia Irene Chávez Sánchez. ii) FUNDADA
la reconvención formulada por Julia Irene Chávez Sánchez contra José Felipe Alva Rodríguez
sobre divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar conyugal, disuelto el vínculo
matrimonial contraído entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de Julio de mil
novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento
de La Libertad.

Análisis de la consulta y de los recursos de apelación

3.4. Si bien el extremo que declara fundada la demanda interpuesta por José Felipe Alva
Rodríguez sobre divorcio por la causal de separación de hecho no ha sido apelada; sin
embargo, este Tribunal de Alzada por mandato del artículo del artículo 359 del Código Civil
concordante con el inciso 4° del artículo 408° del Código Procesal Civil procede absolver la
consulta de este extremo no apelado.

3.5. Si tenemos que el Juez estimó la pretensión de divorcio por la causal de separación
de hecho y la pretensión de divorcio por la causal de abandono injustificado del hogar;
entonces, siguiendo la ratio decidendi de la Casación expedida por la Corte Suprema de
Justicia, la sentencia en los extremo precitados, devienen en incongruentes debido a que se
declara fundadas ambas pretensiones, tanto el divorcio remedio (por causal de separación de
hecho) como el divorcio sanción (por causal de abandono injustificado del hogar), a pesar de
que su naturaleza y consecuencias son disímiles; pues, primero se debió resolver el divorcio
sanción y después el divorcio remedio.

3.6. Acreditada la vulneración al derecho a una debida motivación y, por ende, al debido
proceso, prescritos en el artículo 139° incisos 3 y 5° de la Constitución Política del Estado
concordante con el inciso 3° del artículo 122° del Código Procesal Civil, corresponde ejercitar
la facultad nulificante contenida en el artículo 176 del Código Procesal Civil que señala “Los
jueces sólo declararán de oficio las nulidades insubsanables, mediante resolución motivada,

89
reponiendo el proceso al estado que corresponde”, concordante con el artículo 171 del
acotado código.

3.7. En consecuencia, no es posible absolver los agravios respecto al fondo del asunto
porque se ha detectado un vicio de nulidad insalvable que determina declarar la nulidad de la
sentencia apelada a fin de que el Juez de instancia emita nueva sentencia conforme a los
fundamentos vertidos por la Corte Suprema mediante la Casación N° 4161-2013 (fs. 449/455)
y los expresados en la presente resolución de vista.

IV VOTO:

Por estas consideraciones, NUESTRO VOTO ES POR:

3.8. DECLARAR LA NULIDAD de la sentencia contenida en la resolución número


VEINTISÉIS, de fecha 06 de diciembre del año 2012 [fs. 390/399], que declara:
“FUNDADA la demanda interpuesta por JOSÉ FELIPE ALVA RODRIGUEZ contra JULIA
IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ y el Ministerio Público, sobre Divorcio por la causal de
Separación de Hecho, en consecuencia, DECLARO DISUELTO EL VÍNCULO
MATRIMONIAL contraído entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de Julio de mil
novecientos setenta y nueve, por ante la Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento
de La Libertad, a que se contrae el acta de página cinco; en cuanto al Régimen Patrimonial :
DECLARASE FENECIDO EL REGIMEN DE SOCIEDAD DE GANACIALES,
careciendo de objeto emitir pronunciamiento sobre la liquidación de la sociedad de
gananciales; y asimismo se señala que carece de objeto emitir pronunciamiento sobre la patria
potestad, tenencia, régimen de visitas, respecto de las hijas Jessica Isabel Alva Chávez y
Dennis Fiorella Alva Chávez, por ser las mismas mayores de edad. FIJESE la suma de
CINCO MIL NUEVOS SOLES como monto indemnizatorio que deberá pagar el
demandante a favor de la demandada, a tenor de lo dispuesto en el Considerando décimo de
la presente resolución; y asimismo se declara INFUNDADA la pretensión postulada por el
demandante JOSÉ FELIPE ALVA RODRIGUEZ sobre cese de la obligación alimenticia a
favor de la demandada JULIA IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ. De otro lado se declara
FUNDADA la reconvención formulada por JULIA IRENE CHÁVEZ SÁNCHEZ contra
JOSÉ FELIPE ALVA RODRIGUEZ sobre divorcio por la causal de abandono injustificado
del hogar conyugal y asimismo se DECLARA DISUELTO EL VÍNCULO MATRIMONIAL
contraído entre los cónyuges mencionados el día veintisiete de Julio de mil novecientos

90
setenta y nueve, por ante la Municipalidad Provincia de Ascope, Departamento de La
Libertad, a que se contrae el acta de página cinco”.

3.9. ORDENAMOS al juez de instancia emita nueva sentencia teniendo en cuenta los
fundamentos de la Casación N° 4161-2013 (fs. 449/455) y los expresados en la presente
resolución de vista.

S.S.

CHUNGA BERNAL, J.

COLMENARES CAVERO, J.

MIRIAM PATRICIA ZEVALLOS ECHEVERRIA, SECRETARIA DE LA


PRIMERA SALA CIVIL DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LA LIBERTAD,
CERTIFICA: QUE, EL VOTO SINGULAR DEL SEÑOR JUEZ SUPERIOR TITULAR
JORGE HUMBERTO COLMENARES CAVERO, ES COMO SIGUE:

VOTO SINGULAR DEL DR. JORGE COLMENARES CAVERO.

Con el debido respeto que merece el voto propuesto por el Magistrado ponente, Dr. Juan
Virgilio Chunga Bernal EN DISCORDIA, me aúno a su voto y procedo a emitir el presente
voto Singular, por las consideraciones siguientes:

I. ASUNTO:

Es materia del recurso de apelación interpuesto por José Felipe Alva Rodríguez (fs. 421/433)
contra la sentencia contenida en la resolución judicial número VEINTISÉIS de fecha 06 de
diciembre del año 2012 de fojas 390 a 399.

II. FUNDAMENTOS:

91
ME AUNO A LA PONENCIA DEL MAGISTRADO ANTES REFERIDO EN SU
TOTALIDAD AÑADIENDO COMO VOTO SINGULAR LO SIGUIENTE:

Se Ordena al Juez de Primera Instancia emitir nueva sentencia, virtud a la pluralidad de


instancia conforme al artículo 139.6 de la Constitución Política del Perú, concordado con la
doble conformidad de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Mohamed
versus Argentina, cuyo desarrollo en la parte pertinente paso a exponer:

A) TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DEL PERÚ EXP. N.° 00121-2012-PA/TC LIMA


Caso: ALICIA AURORA RÍOS VERAMATUS DE CASTAÑEDA. “(…) El Tribunal
Constitucional tiene expuesto, en uniforme y reiterada jurisprudencia, que el derecho de
acceso a un recurso o a recurrir las resoluciones judiciales, es una manifestación implícita del
derecho fundamental a la pluralidad de la instancia, reconocido en el artículo 139º, inciso 6
de la Constitución el cual, a su vez, forma parte del derecho fundamental al debido proceso,
reconocido en el artículo 139º, inciso 3, de la Norma Fundamental [Cfr. STC 01243-2008-
PHC/TC y STC 04235-2010-PHC/TC, ente otras]. Con relación al contenido del derecho a
la pluralidad de la instancia, este Colegiado tiene establecido que se trata de un derecho
fundamental que “tiene por objeto garantizar que las personas, naturales o jurídicas, que
participen en un proceso judicial tengan la oportunidad de que lo resuelto por un órgano
jurisdiccional sea revisado por un órgano superior de la misma naturaleza, siempre que se
haya hecho uso de los medios impugnatorios pertinentes, formulados dentro del plazo legal”
[Cfr. RTC 03261-2005-PA/TC, RTC 05108-2008-PA/TC y STC 00607-2009-PA/TC,
fundamento 51]. En esa medida, el derecho a la pluralidad de la instancia guarda también
conexión estrecha con el derecho fundamental a la defensa, reconocido en el artículo 139º,
inciso 14, de la Constitución. Desde luego, cuál sea la denominación del medio
jurídicamente previsto para el acceso al órgano de segunda instancia, es un asunto
constitucionalmente irrelevante. Sea que se lo denomine recurso de apelación, recurso de
nulidad, recurso de revisión, o llanamente medio impugnatorio, lo importante
constitucionalmente es que permita un control efectivo de la resolución judicial primigenia
(…)”

B) LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS CASO MOHAMED


VS. ARGENTINA SENTENCIA DE 23 DE NOVIEMBRE DE 2012
(EXCEPCIÓNPRELIMINAR, FONDO, REPARACIONES Y COSTAS) “(…) El Tribunal
ha señalado que el derecho de recurrir del fallo es una garantía primordial que se debe respetar
en el marco del debido proceso legal, en aras de permitir que una sentencia adversa pueda ser
92
revisada por un juez o tribunal distinto y de superior jerarquía orgánica La doble conformidad
judicial, expresada mediante el acceso a un recurso que otorgue la posibilidad de una revisión
íntegra del fallo condenatorio, confirma el fundamento y otorga mayor credibilidad al acto
jurisdiccional del Estado, y al mismo tiempo brinda mayor seguridad y tutela a los derechos
del condenado. Asimismo, la Corte ha indicado que, lo importante es que el recurso garantice
la posibilidad de un examen integral de la decisión recurrida. El derecho de impugnar el fallo
busca proteger el derecho de defensa, en la medida en que otorga la posibilidad de interponer
un recurso para evitar que quede firme una decisión adoptada en un procedimiento viciado y
que contiene errores que ocasionarán un perjuicio indebido a los intereses de una persona
(…)”.

S.S.

COLMENARES CAVERO, J.

4.3 Recurso Extraordinario de Casación


En nuestro ordenamiento procesal, la casación está regulada por el artículo 384º al
400º del Código Procesal Civil. Al respecto el artículo 384º del código adjetivo establece: “El
recurso de Casación tiene por fines esenciales la correcta aplicación e interpretación del
derecho objetivo y la unificación de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de
Justicia”.

El término Casación deriva del latín “Quassare”, que significa romper o sacudir
violentamente. En el derecho procesal es una de las instituciones más debatidas, consagrada
la facultad de casación. El efecto querido por ley cuando implanta la institución de la
casación, radica esencialmente en la unificación de la jurisprudencia.

En el proceso materia de informe, notificadas las Partes por la Sentencia de Vista que resuelve
la Sala Civil Superior, la demandada Esmeralda Saldaña Aguilar de Gonzáles interpone
Recurso de Casación contra dicha resolución, fundamentando lo siguiente:

93
94
95
96
97
98
99
100
101
102
103
104
105
106
107
108
109
110
111
Capítulo IV: Apreciaciones Finales

112
1. Apreciación global del proceso
El desarrollo del presente proceso cumple con todos los requisitos de forma y de fondo
que prescribe nuestro ordenamiento jurídico procesal civil en todas las etapas del proceso
desde la presentación de demanda hasta la emisión de sentencia.

1.1 De las partes intervinientes en el proceso


La parte demandante:
La demandante desde el inicio de la investigación hasta el final ejerce su
derecho de acción frente al Juzgado y la Sala. Se respetaron todos sus derechos, así
como todas las garantías constitucionales y procesales en su defensa.

Del Ministerio Público


Ha tenido durante el desarrollo del proceso una actuación pasiva, no
cumple con su función de buscar la verdad de los hechos, al no contestar la demanda de
divorcio.

De la parte demandada
La demandada por su parte, cumple con contestar la demanda, dentro de los
términos de ley, además que hace un adecuado uso de su derecho de defensa al formular
reconvención.

1.2 Del juez de la causa


El señor Juez durante todo el proceso otorgó las garantías necesarias a las partes
procesales para que tenga conocimiento de sus derechos; Así mismo, evaluó de manera
correcta y precisa todos los medios probatorios pertinentes.

1.3 De auxiliares jurisdiccionales


Los Auxiliares judiciales han actuado conforme a ley, respetando plazos.

1.4 De la secretaria de juzgado en primera instancia


La secretaria en primera instancia ha cumplido con proveer los escritos presentados
conforme a ley de manera imparcial.

1.5 De la secretaria de la Sala civil Superior


La Secretaria de la Sala Civil Superior ha cumplido con proveer los escritos presentados
conforme a ley, y haciendo la debida fundamentación jurídica.

1.6 De la Sala Civil Superior de la Corte Superior de La Libertad


La Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de la Libertad ha actuado diligentemente
valorando correctamente las pruebas para emitir la sentencia correspondiente, asimismo

113
considera que están debidamente probado el daño al proyecto de vida y daño moral por
el cual considera el pago de la indemnización.

1.7 De la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema


La Sala Civil Permanente de la Corte Suprema Justicia de la Republica emite sentencia
haciendo un minucioso análisis de los elementos de prueba además de corregir la
infracción normativa en la incurrió La Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de la
Libertad.

Bibliografía
Cabanellas, G. (s.f.). Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual.

Comisión de Justicia. (2006). Proyecto de Ley N°199/2006-CR. Lima.

García, J. (2012). La Jurisdicción y el Proceso. Ecuador.

Hinostroza, A. (2001). Manual de Consulta Rápida del Proceso Civil. Lima: Gaceta Jurídica.

Ledesma, M. (2015). Comentarios al Código Procesal Civil . Lima: Gaceta Jurídica.

Montero Roca, J. (1994). La Legitimación en el Código Procesal Civil. Lima: Revista de la


Universidad de Lima.

Muro Rojo, M. (2003). Concepto de Divorcio. Lima: Gaceta Jurídica.

Quispe Salsavilca, D. (2002). El nuevo régimen familiar peruano. Lima: Cultural, Cuzco.

Rioja Bermudez, A. (2009). El Proceso Civil. Arequipa: Adrus SRL.

Salas Villalobos, S. (2013). Saneamiento Procesal y Fijación de puntos controvertidos. Lima: Ius et
veritas.

114