Está en la página 1de 4

Hora Santa Misionera

Octubre Misionero
“Ustedes son la luz del mundo y sal de la tierra.”
Mt 5, 13-16

- Exposición al Santísimo
Canto: Cantemos al Amor de los Amores (de rodillas).

- Canto: Dios está aquí


Tan cierto como el aire que respiro
Tan cierto como en la mañana se levanta el sol
Tan cierto como yo le hablo y me puede oír.

- Espíritu Santo (de pie):


Señor Jesús, en esta noche tu nos convocas, estamos aquí como Iglesia de América, como Iglesia
misionera, queremos adorarte, queremos permanecer en tu presencia, queremos escucharte. Dios mío,
me has llamado a la santidad, envía al Espíritu Santo sobre mí, sobre mis hermanos aquí presentes.
Espíritu Santo, ilumina mi mente y mi corazón en esta oración para descubrir donde se encuentra la
verdadera felicidad, solo esto quiero desear y no las burdas imitaciones que me ofrece el mundo. Ven
Espíritu Santo, quédate con nosotros, ayúdanos a saber discernir el mensaje que hoy Jesús tiene para
nosotros, ven Espíritu Santo…

- Canto: El Espíritu de Dios


Llena mi vida, llena mi alma
Llena mi ser (x2)
Lléname, lléname (con tu presencia)
Lléname, lléname (con tu poder)
Lléname, lléname (con tu bondad)

- Contrición: nos ponemos de rodillas .


Para admirar y reconocer la grandeza del Señor, es necesario primero reconocer mi pequeñez y
reconciliarme con El, por eso hoy vamos a decir.
Todos: Perdon Señor, perdón.

~ Por no haberte buscado en medio de las dificultades de la vida presente y por haber construido mi
vida fuera de ti.
Todos: Perdon Señor, perdón.

~ Por no sufrir con paciencia y amor.


Todos: Perdon Señor, perdón.

~ Por las veces que e renegado de mi enfermedad.


Todos: Perdon Señor, perdón.

~Por no haber encontrado tiempo para orar, por haber rezado únicamente por costumbre, solo con la
boca y no con el corazón.
Todos: Perdon Señor, perdón.

Con mi mano en el corazón y arrepentidate digo…Señor mio Jesucristo, Dios y hombre verdadero….
- Canto: Tu señor.

Nos ponemos de pie en actitud de escucha.


- Palabra de Dios: Mt 5, 13-16
“Ustedes son la sal de la tierra y la luz del mundo”

- Meditación:
Ustedes son la sal de la tierra y la luz del mundo, ¿A quién van dirigidas estas palabras? Pudiéramos
pensar que a los apóstoles, ¿Sera solo a ellos? O ¿Quizá también nos este hablando a cada uno de
nosotros?

o Si Cristo mirara hoy nuestra ciudad, ¿Qué pensaría?


o Ahora, si Cristo viera nuestra familia, nuestro hogar, ¿Qué pensaría?
(Dejar un momento de silencio)

Con esta cita, Jesús nos dice: <<Ustedes son la sal que da sabor, la luz que debe alumbrar estas
tinieblas, en nuestro hogar, en la calle, en el trabajo, ahí es donde debemos irradiar a Cristo, con los
pobres que nos rodean, en el trato con los jóvenes, con los niños, en el cine, en el baile, en el deporte.
Son sal y luz de Cristo, es una vida entera de donación, una transformación en Cristo.>>

Cristo hoy te pregunta ¿Quieres colaborar conmigo?


Que difícil resulta para muchos decir “Si señor, si quiero”, a muchos nos cuesta dejar los placeres, el
materialismo, el egoísmo; Cambiar de vida, consagrarla para la salvación de las almas no se puede, no
se quiere…
A esta pregunta ¿Quieres colaborar conmigo? ¿Qué respondes tu? ¿Cuál es tu respuesta a Jesús?

- Canto: Hoy en oración

- Peticiones

Señor, te pedimos que dejes entrar tu luz a mi conciencia para ser sal y luz, iluminar y dar sabor a la
vida de los demás, a cada petición vamos a contestar

“Señor, ayúdame a ser luz para el mundo” – Repetimos

o Por el continente europeo, para que aumentes en numero y santidad las vocaciones
sacerdotales, religiosas y misioneras, así mismo te pedimos que en las familias acrecientes el
amor a la vida y la capacidad de gozar de ella. Oremos.

o Por el continente africano, para que cada uno de los cristianos viva con autenticidad, buscando
siempre el servicio, haciendo de África la familia de Dios. Oremos.

o Por el continente asiático, para que a través del dialogo, la Iglesia enfrente el reto de la
evangelización en medio del mundo contemporáneo. Oremos.
o Por el continente de Oceanía, para que vea compensada con dones y carismas la generosa
ayuda donada a través de sus discípulos y misioneros, más allá de sus fronteras. Oremos.

o Por nuestro continente americano, para que avives en nosotros la conciencia misionera, y llenos
del Espíritu Santo sepamos leer los signos de los tiempos, manifestando a cada uno de nuestros
hermanos la ternura de tu amor a través de gestos, sentimientos y actitudes verdaderamente
humanos. Oremos.

o Por nuestra Iglesia, para que dóciles a la acción del Espíritu, aprendamos a vivir en la fidelidad
a Ti Señor Jesús y a la humanidad, en estado permanente de misión. Oremos.

- Adoración – Canto: Vive Jesús –


- Si Jesus, Tu vives, vives en cada minuto de mi vida, te siento en cada latir de mi corazón, vives en mis
tropiezos y caídas, vives en mis alegrias… y si me agobia una pena, Tu Jesus estas conmigo.
- Mi Dios, infinita es tu bondad, todo poder y Gloria a Ti te pertenecen, tus relámpagos iluminan el mundo,
las montañas se estremecen en tu presencia, y los cielos proclaman tu Victoria,
- Que brame el mar, que se desborden los ríos, pues tu solo eres eterno, Jesus hoy Glorifico tu nombre.
Si Jesus, tu has convertido el desierto de mi vida en manantial de agua viva. Honor y Gloria a Ti que has
vencido la muerte. Si Jesus, vives en mi vida y Tu eres mi fuerza por siempre reinaras en mi corazón.

Canto… Reina Jesus el Señor.

- Compromiso

- Enseñanos Jesus a no pasar de largo, indiferentes, sin detenernos al lado del hermano que esta en
necesidad. A comprender y sufrir con el que sufre; a alegrarnos con el que se alegra; a llorar con el que
llora.

Lector: Jesús, no tienes manos.


Todos: Aquí están mis manos Jesús para construir una ciudad donde habite la justicia.
Lector: Jesús, no tiene pies.
Todos: Tienes solo nuestros pies, para poner en marcha la libertad y el amor en medio de nuestras
calles.
Lector: Jesús, no tiene labios.
Todos: Pero tienes mis labios Jesús para anunciar a cada hombre y mujer la buena nueva.
Lector: Jesús, no tiene medios.
Todos: Tienes solo nuestra acción para lograr que todos los hombres sean hermanos.
Lector: Jesús, nosotros somos tu evangelio, el único evangelio que la gente puede leer, si nuestras
vidas son obras y palabras eficaces.
Todos: Jesús, danos tu fortaleza para desarrollar nuestros talentos personales, y hacer bien nuestra
tarea misionera.

Todos: Enseñanos Jesus a tener un corazón bueno, compasivo y misericordioso, capaz de enternecerse
ante el sufrimiento del otro, y ayúdame Señor a hacer algo eficaz para remediarel dolor. AMEN.

CANTO… Alma misionera.

La Iglesia nos invita a que en este tiempo de misión nos pongamos en presencia del Señor Jesús que
nos convoca y envía para anunciar su Evangelio.
- Canto: Pescador de Hombres.

- Acción de Gracias
Decimos todos: “Gracias Señor”

o Jesús Eucaristía. Pan Partido para dar vida al mundo, gracias porque nos has llamado a seguirte,
porque nos invitas constantemente a escucharte, a permanecer a tu lado, a compartir la vida
contigo. Oremos.
o Jesús Eucaristía. Pan Partido para dar vida al mundo, gracias porque nos llamas a la conversión,
dándonos la fuerza para dejarlo todo e ir tras de Ti, cambiando nuestra forma de pensar y de
vivir, aceptando la cruz de cada día, que es tu misma cruz; en la conciencia de que morir el
alcanzar la vida. Oremos.
o Jesús Eucaristía, Pan Partido para dar vida al mundo, gracias porque nos llamas a conocerte,
amarte y servirte; porque nos acompañas a través de la vida sacramental fortaleciendo nuestra
conversión inicial. Oremos.
o Jesús eucaristía, Pan Partido para dar vida al mundo, gracias porque nos llamas a vivir en
comunidad, participando de la vida de la Iglesia, en el encuentro con los hermanos, en una vida
fraterna y solidaria. Oremos.
o Jesús eucaristía, Pan Partido para dar vida al mundo, gracias porque nos llamas a compartir con
otros, la alegría de ser enviados, gracias porque compartiendo tu misma misión nos haces
constructores del Reino.