Está en la página 1de 2

La política salarial es el conjunto de orientaciones que tienen como finalidad

distribuir equitativamente las cantidades asignadas para retribuir al personal,


haciendo hincapié en la habilidad, responsabilidad, méritos, eficacia y educación
requerida para el desarrollo eficiente de las tareas que exige un puesto de trabajo
en la organización.

Es decir, que es la estructura organizacional que determina el pago y los


beneficios que recibirá cada empleado de acuerdo a la función que desempeñen
dentro de tu empresa.

El objetivo principal de contar con un política salarial es ofrecer una remuneración


equilibrada y constante a los empleados, y estimular a que realicen mucho mejor
su trabajo

Captar a las personas más calificadas disponibles con el objeto de lograr la misión
de la Institución.

Proporcionar una remuneración equitativa y constante a los empleados de


acuerdo con sus obligaciones y responsabilidades asignadas.

Motivar y estimular a los empleados para que logren mejorar su nivel de


rendimiento.

Alentar la contratación del personal calificado y una mayor productividad del


mismo.

Para comenzar a definir tu política de compensaciones debes fijar primero las


escalas de salario base, siendo este el que se fija por tiempo determinado,
normalmente cada mes, o por la realización de algún trabajo especial, cuando se
contrata por obra.

Es importante también que sepas que la compensación de tus empleados puede


ser de índole salarial y otras constituyen ingresos no vinculados con el salario
como pueden ser premios por productividad, viáticos o dietas.

No debes olvidar definir las horas extras, que incluye horas adicionales de trabajo
a la jornadas de trabajo normal que realizan los colaboradores de manera
voluntaria. El valor monetario de esta lo pueden determinan el trabajador y el
empleador de modo conjunto.

Algunas empresas también incluyen dentro de su política de compensación a las


pagas extraordinarias o bonos, estos se refieren a los beneficios que se les otorga
a los empleados, especialmente en Navidad o al término de un nuevo año de
trabajo, y los salarios en especie son remuneraciones no monetarias
(normalmente se asigna a los empleados una cuota o descuento en los productos
o servicios que ofreces en tu empresa).

Toda la información vinculada a tu política de compensación o beneficios es


importante registrarla en una tabla o planilla electrónica para poder ver la relación
entre cada puesto de trabajo, realizar actualizaciones y monitorear la aplicación de
la política implementada.

Muy importante es que no olvides la estrecha conexión entre retribución y


motivación. Por tanto se hace necesario fomentar un ambiente laboral sano,
promoviendo una actitud positiva, participación y colaboración para que cada
empleado utilice el total de sus habilidades al máximo.

También podría gustarte